MENUMENU

Oración y Ayuno

Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades. Pero con frecuencia EL(Jesús) se apartaba a lugares desiertos PARA ORAR. Lucas 5:15-16

ADVERTENCIA: Eres libre de utilizar este material porque dice el SEÑOR: “De gracia recibisteis dad de Gracia”. Pero estas comprometido a: No comercializar con este material, a respetar los Derechos de Autor, y a no modificar el texto en parte o en su conjunto".

Enlace relacionado: ministerio-oracion.webnode.es

● LA ORACIÓN ESTIMULO A LA FE

Por:Charles Spurgeon “Clama a mí y te responderé y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Jeremias 33:3

Si en oración espera a Dios, recibirá una liberación mucho mayor que lo que pudiera haber soñado: “Cosas grandes y poderosas que tú no conoces.” Este es el testimonio de Jeremías: “Te acercaste el día que te invoqué; dijiste:’ No temas.” Abogaste, Señor, la causa de mi alma; redimiste me vida.” Y el de David es el mismo:”Desde la angustia invoqué aL Señor, y me respondió el Señor poniéndome en lugar espacioso… Te alabaré porque me has oído, y me fuiste por Salvación.” Y también: “Clamaron a Jehová en su angustia y él los libró de sus aflicciones. Los dirigió por camino derecho para que viniesen aciudad habitable.” “Mi marido ha muerto,” dijo la pobre mujer, “y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.” Ella esperaba que Elíseo posiblemente dijera: “¿Cuánto debes?Yo pagaré.” En lugar de hacer eso, él multiplicó el aceite hasta que pudo decirle: “Paga a tus acreedores, y” — ¿para qué era el “y”? “tú y tus hijos vivid de lo que quede.” Con mucha frecuencia ocurrirá que Dios no solamente ayudará a su pueblo a cruzar los lugares cenagosos del camino llevará a salvo a través de todo el viaje. Fue un milagro realmente notable.

Cuando en medio de la tormenta Jesucristo vino caminado sobre el mar, los discípulos lo recibieron en la barca, y no sólo se calmó el mar, sino que está escrito: “La barca, llegó en seguida a la tierra adonde iban.” Esa fue una misericordia superior a lo que habían pedido. A veces les escucho orar usando una cita que no está en la Biblia: Es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que podemos pedir o entender.” No dice así en la Biblia. Yo no sé lo que podemos pedir o lo que podemos entender. Pero dice: “Es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos.” Entonces, queridos amigos,cuando estemos en gran tribulación digamos solamente: “Ahora estoy en prisión; cual Jeremías,oraré como él lo hizo, porque tengo el mandamiento de Dios de Hacerlo; y esperaré, como él lo hizo, cosas hasta ahora por mí desconocidas.

El no solamente va a conducir a su pueblo a través de la batalla, protegiendo sus cabezas en ella, sino que los llevará adelante con los estandartes ondeando,para repartir despojos con los poderosos, y reclamar su porción con los fuertes. Esperen grandes cosas de un Dios que les da promesas tan grandes como éstas.Además, aquí hay estímulo para el obrero. Mis queridos amigos, esperad mucho de Dios en oración, pues tenéis la promesa de que El hará por ti casas mayores que las que conoces. …..”Haz lo mejor de tu parte; trabaja como si todo dependiera de tu labor; como si tu propio brazo pudiera traerte salvación”; “y cuando hayas hecho todo bien, reposa sobre aquel sin el cual es en vano levantarse temprano, retirarse tarde y comer el pan de afanosa labor. Y si él te da un camino expedito dale las gracias. Quiero destacar que esta promesa debe probar su utilidad para consolar a los que interceden en favor de otros. Ustedes, que están clamando a Dios para que salve a sus hijos, que bendiga a sus vecinos, que se acuerde de sus esposos o de sus esposas en su misericordia, pueden recibir consuelo de esto: “Te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Un célebre ministro del siglo pasado, el Sr. Bailey, era hijo de una madre piadosa. Esta madre casi había cesado de orar por su marido, que era hombre muy impío, y un perseguidor amargo. La madre oraba por su hijo, y cuando tenía unos once o doce años, la eterna misericordiale halló. Tan dulcemente instruido fue el niño en las cosas de Dios, que la madre le pidió -y poralgún tiempo él siempre lo hizo- que dirigiera el devocional familiar en la casa. Mañana y tarde este pequeño abría la Biblia; y aunque el padre no se dignaba a quedarse para la oración familiar,en una oportunidad tuvo curiosidad por saber “qué salida le daría al asunto el niño,” de modo quese detuvo fuera de la puerta, y Dios bendijo la oración de su hijo, menor de trece años, dándole laconversión.

La madre bien podría haber leído mi texto con ojos llenos de lágrimas, y decir: “Sí,Señor, tú me has mostrado cosas grandes y poderosos que yo no conocía; no solamente has salvado a mi hijo, sino también, por medio de mi hijo has llevado a mi marido hasta la verdad.” No puedes imaginar la gran bendición con que Dios te bendecirá. Si sólo llegas y te paras a Su puerta, no puedes decir qué es lo que tiene reservado. Si no le ruegas, nada recibirás. Pero si le ruegas, no te va a dar los huesos y los restos de carne, sino que dirá al que sirve su mesa: “Toma esa carne primorosamente servida y ponla ante ese pobre hombre. “Rut fue a espigar; esperaba tener unas pocas espigas; pero Booz le dijo: “Que recoja también espigas entre las gavillas, y no laavergoncéis,” y además le dijo, a la hora de la comida: “Ven aquí, y come del pan, y moja tu bocado, en vinagre.” ¡Ella encontró un marido donde sólo esperaba encontrar un puñado de cebada! Así cuando oramos por los demás, Dios puede darnos tales misericordias que nos quedamos asombrados ante ellas puesto que esperábamos solo un poco. Acuérdate de lo que se dice de Job ,aprended su lección: “El Señor dijo …: Mi siervo Job orará por vosotros: porque de cierto a él atenderé para no trataros afrentosamente, por cuanto no habéis hablado de mí con rectitud como misiervo Job.” Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.”

Ahora, esta palabra para terminar. Algunos de ustedes están buscando su propia conversión.Dios ha vivificado tu interés por orar por tus propias almas. No les alegra el ir al infierno.Quieren el cielo. Quieres lavarte en la sangre preciosa. Quieres la vida eterna. Queridos amigos, les ruego que se apropien de este texto- Dios mismo lo ha dicho:- “Clama a mí y te responderé y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Tomadle inmediatamente la palabra a Dios. Regresa a casa, entra en tu cuarto, cierra la puerta y pruebenlo. Jóvenes,pruébenle, y vean si él es fiel o no. Si Dios es veraz, no puedes buscar misericordia en sus manos por medio de Cristo y recibir una repuesta negativa. Puesto que su propia promesa y su carácter lo obligan, él debe abrirte las puertas de la misericordia cuando llamas de todo corazón. Dios te ayude, creyendo en Cristo Jesús, a clamar en voz alta a Dios y su repuesta de paz está ya en camino para encontrarse contigo. Le oirás decir: ‘Tus pecados, que son muchos, han sido perdonados.”¡Que Dios te bendiga a causa de su amor! Amén.***

…. Según la medida en que la Palabra de Cristo mora en nosotros en «abundancia» (Colosenses 3:16), o escasamente,o más o menos, estarán nuestras peticiones en armonía con la mente del Espíritu, porque «de la abundancia del corazón habla la boca» (Mateo 12:34). En la medida en que atesoramos la Palabra de Dios en nuestro corazón, y ésta limpia, moldea y gobierna nuestro hombre interior, serán nuestras oraciones aceptables a la vista de Dios. Entonces podemos decir, como dijo David en otro sentido: «Todo es tuyo y de lo recibido de tu mano te damos» (1ª Crónicas 29:14). Arthur.W. PInk

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »