MENUMENU

Author Archive

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

• No nos dejes caer en tentación 3a.Parte:Avaricia por riquezas

 

LA AVARICIA POR LAS RIQUEZAS O ADORACIÓN A MAMMÓN

Por: Lucia M. Cadavid

INTRODUCCIÓN: Le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Observemos el orden de las tentaciones a Jesús: Primero le tentó por el apetito o deseo de todo aquello que puede complacer al hombre, que según el Espíritu Santo por medio del Apóstol Juan describe: “Estas son las cosas que el mundo nos ofrece: Un intenso deseo por el placer físico, la ambición de tener todo lo que vemos, y el orgullo de poseer muchas riquezas. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo.” 1Juan 2.16.  Después, le incitó para que saltara de lo mas alto del templo para tentarle por orgullo o soberbia,  y por último le llevo a un monte muy alto, donde le promete los reinos y la gloria de ellos si le adora por medio de la ambición de honores o vanagloria, pues sabe bien el diablo que nada nutre tanto el apetito voraz e insaciable de riquezas como el anhelo de reconocimiento. Es decir, la soberbia origen de todos los pecados conduce a la Avaricia por vanagloria y esta a su vez lleva a la Avaricia por riquezas, las cuales están en el centro de todo deseo que no proviene de Dios descrito por Juan. La Avaricia de vanagloria se alimenta de la Avaricia por riqueza que es la misma adoración a Mammón, y nos advirtió el SEÑOR: “Ningún siervo (hijo de Dios, creyente) puede servir a dos señores, porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y a las riquezas.” Lucas 16:13.  Por eso, el diablo instiga e incita a obtener riquezas por encima de todo, logrando así que se le rinda culto y veneración a Mammón el dios de las riquezas, por eso dijo:  Todo esto te daré, si postrado me adorares. De esta manera desvía de todo lo espiritual y celestial, mata la fe, roba la paz, hasta destruir la vida del hombre, porque el vino a robar, matar y destruir. Por esto, debemos orar cada día: No nos dejes caer en tentación y líbranos del mal de la Avaricia o adoración a las riquezas que es idolatría. Amen   La Avaricia o apetito por placeres y honores fue revelada a este siervo, como una gran bestia cuya cabeza es la soberbia como controlando todo y en el centro de esta bestia depredadora, la Avaricia por riquezas como nutriendo todo el cuerpo : “Las riquezas son el cuerpo del mundo, porque sobre ellas se levanta la soberbia como cabeza. Además de esto, están en medio, como en lugar conveniente; porque tanto los placeres como los honores, necesitan el dinero, y para apoyar a uno y otro, forma el cuerpo de esta bestia: La Avaricia.” J.E. Nieremberg

“La Avaricia es la madre de la hipocresía, el principio de las llagas profundas, origen de los vicios, la que alimenta los crímenes, la polilla de la santidad, ciega al hombre, y le roba la razón. Es el manantial de las disputas, de los odios, de las guerras y de las injusticias. Es la montaña sobre la que se ha afianzado el diablo.” Bernardo de Claraval

El SEÑOR enriquece y  empobrece.1Sam. 2:7 Los bienes, riquezas y el dinero, no son en si malos, de hecho, Dios es el dueño del oro y de la plata. Lo que Dios rechaza y reprueba es la acumulación desordenada, la avidez de posesión sin límite, y el colocarlos en primer lugar. Esto conduce a la dureza del corazón, a la autosuficiencia  y presunción de no necesitar nada. Así ocurrió en el corazón de Saúl, al codiciar lo mejor del botín de los amalecitas, enemigos del pueblo de Dios, Saúl en lugar de obedecer y renunciar a todo lo relacionado con los amalecitas como Dios le había ordenado, se lo quedo, por lo que fue rechazado por el SEÑOR. En referencia al oro y la plata, un siervo despojado totalmente de lo material, que tenía en poco y nada lo material y verdadera revelación espiritual de lo que es el oro y la plata, se refirió a estos así: “No es otra cosa el Oro y la Plata, sino tierra amarilla y tierra blanca, que el engaño de los hombres hizo preciosas.”

Jesús, Nuestro Amado Salvador y Redentor, Profeta de profetas, Maestro de maestros, el hijo de Dios,  respondió a esta forma de avaricia que es idolatría, diciendo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. Nos ayudará mucho a ser cristianos mas espirituales y nos evitará demasiados problemas económicos si escuchamos la advertencia del SEÑOR, Maestro Divino:   ¡Tengan cuidado! —advirtió Jesús—. Absténganse de toda forma de Avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes». SEÑOR, no nos dejes caer en la tentación de la Avaricia por dinero y riquezas y líbranos de este mal.

” Cristo no prohíbe enriquecerse, sino hacerse esclavo de las riquezas: quiere que usemos lo necesario y que no guardemos avariciosamente.” Crisostomo

.- LA FALSA FELICIDAD DE LAS RIQUEZAS: Jesucristo, Esposo de la iglesia por la fe, Maestro de maestros y Salvador Nuestro, venció esta tentación para enseñarnos la importancia de No amar las  riquezas perecederas y temporales, y en cambio amemos y coloquemos en primer lugar las celestiales y eternas. Además de esto, El SEÑOR  considero en la parábola del sembrador el afán de las riquezas como espinas que asfixian la Palabra porque hieren con angustias, aflicciones, temores, ansiedades, tristeza, porque la obtención de riquezas y poder no es ninguna garantía de estar exentos de  problemas y dificultades, por eso, dijo Pablo que  el amor a poseer riquezas es la raíz de todos los males, desvía de la fe y traspasa de muchos dolores.1Tim. 6:10  Algunos de  estos muchos dolores son: Temor a perder, Insomnio, depresión, enojos, amarguras, contiendas y divisiones en las familias, en la iglesia, envidias, mentiras, engaños, robos, fraudes, estafas y hasta matar por obtenerlas o conservarlas. Hay un grave mal que he visto bajo el sol: Las riquezas guardadas por su dueño para su mal. Ecles.5:13  Tengamos presente siempre que las riquezas son efímeras y perecederas; desaparecen en un abrir y cerrar de ojos, porque les saldrán alas y se irán volando como las águilas. Prov.23:5  Claro está, que el hombre carnal y mundano no alcanza a entender semejante profundidad de palabras, para el, lo mas importante es tener muchas posesiones creyendo falsamente que con ello alcanza la verdadera felicidad. Puede ser que viva con muchos lujos y comodidades, pero una vez los alcanza siempre estará insatisfecho, hambriento de mas, nunca estará saciado, cuanto mas tiene mas quiere y menos feliz es. Por lo que es sabido, que algunos ricos y famosos no son felices y acuden a los vicios como el alcohol, las drogas, incluso al suicidio, por la tristeza y desilusión producidas por la frustración de  nunca alcanzar plenamente lo que anhelan. Viven para cumplir cada deseo, pero cuando lo obtienen ya no les parece tan interesante, siempre sienten que les falta y necesitan algo mas. Así, se hacen esclavos y siervos del efímero y fugaz contentamiento de las riquezas, el apóstol Pedro dijo: Todo hombre es esclavo de aquello que lo ha dominado.2Pedro 2:19  En referencia a la esclavitud de la falsa felicidad de las riquezas, Agustin dijo: “La felicidad plena sólo se hallará en aquella vida donde ya nadie será esclavo. La felicidad engañosa es la más grande desdicha.”  Y el  SEÑOR, Maestro Divino, refuerza estas verdades hablando al avaro de la iglesia de Laodicea: Tu dices: Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo. Apoc.3:17   Y el rey Salomón quien llegó a ser mas grande que todos los reyes de la tierra en riqueza y sabiduría, dijo: “El que ama el dinero, siempre quiere más; el que ama las riquezas, nunca cree tener bastante. Esto es también vana ilusión, porque mientras más se tiene, más se gasta. ¿Y qué se gana con tener, aparte de contemplar lo que se tiene? El que trabaja, coma poco o mucho, siempre duerme a gusto; al rico, en cambio, sus riquezas no lo dejan dormir. Una cosa realmente lamentable he visto en este mundo: que el amontonar riquezas va en perjuicio de su dueño, pues un mal negocio puede acabar con toda esa riqueza, y si él tiene un hijo, ya no tendrá después nada que dejarle. Y tal como vino a este mundo, así se irá: tan desnudo como cuando nació, y sin llevarse nada del fruto de su trabajo.” Eclesiastés 5:10-15 “Así como el mar nunca está sin olas, del mismo modo el avaro nunca está sin tristeza.” Climaco

” El insaciable amor de las riquezas, mucho más atormenta con el deseo, que consuela con la posesión.” Bernardo de Claraval

El que ama el dinero no se saciará de dinero, y el que ama la abundancia no se saciará de ganancias. También esto es vanidad. Eclesiastes 5:10 ” ¡ Que ironía, que rodeado uno de pasatiempos y placeres, no sienta gusto; y cercado de regalos, traiga en el corazón un infierno; y logrando un deleite a otro, esté lleno de penas!  ¡ Gran mal es el de la felicidad mundana y de todos sus goces, que no da lugar a un contentamiento verdadero! Pero, es Providencia Divina, que así como los santos que desprecian todo lo temporal, tienen grandes sufrimientos, pero tienen su alma hecha un cielo de placer y gozo, y en medio de brasas tienen en su corazón un paraíso. Así también el pecador, que solo estima y ama lo temporal, tiene en medio de sus regalos pena, y entre sus felicidades una vida de infierno anticipado.”  J. E.Nieremberg

“Poseas lo que poseas, codiciarás lo que no tienes, y siempre estarás inquieto por lo que te falta. El corazón se extravía y vuela inútilmente tras los engañosos halagos del mundo. Se cansa y no se sacia, porque todo lo devora con ansiedad, y le parece nada en comparación con lo que quiere conseguir. Se atormenta sin cesar por lo que no tiene y no disfruta con paz de lo que posee.  La fuerza misma de la ambición le impulsa a preferir lo que no posee por encima de lo que tiene y despreciar lo que posee en aras de lo que no tiene. ¡Qué camino tan escabroso y qué esfuerzo tan agotador espera a los que quieren satisfacer sus apetitos! Nunca alcanzan la meta de sus deseos. ¡Si al menos se contentaran con desearlos en su espíritu, y no querer experimentarlos! Les sería más fácil y provechoso.”  Bernardo de Claraval “Hay una especie de extraño masoquismo en la Avaricia, en cuanto lo que se considera la única fuente de felicidad en realidad hace angustiarse hasta arruinar la propia vida: “No sólo se privan los avaros de la alegría de lo que tienen y de lo que no se atreven a usar para su deleite, sino también de aquello con lo cual nunca se sacian y siempre tienen sed: ¿puede haber algo más penoso?” Crisostomo.

El rey Acab, es un buen ejemplo de la depresión por  insatisfacción que produce la insaciable Avaricia. Pese a la grandeza de su palacio y de sus muchas posesiones, ostentación y lujos, no le fue suficiente, el quería mas o lo que le pareció que no tenía. Dice la biblia que volvió a su casa triste, frustrado, iracundo y hasta perdió el apetito, porque Nabot no  quiso venderle su viña: Y vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió.1Reyes 21:4  “Acab, víctima de la cólera y de la tristeza, se abstuvo de comer porque Nabot se había resistido a su codicia. Todo falta al avaro, tanto lo que tiene, como lo que no tiene.  Acab era rey de Israel, poseía inmensas riquezas; Nabot no tenía más que un viña. Nabot no deseaba las riquezas de Acab; y aquel rey dio a entender que estaba necesitado, puesto que deseaba la viña de Nabot. “Dame tu viña.” ¿qué prueba esta petición sino la necesidad? Dame, porque yo no tengo lo que me hace falta. ¡Qué bajeza! ¡Qué penuria! He aquí al avaro.  ¡Oh rico avaro! tú no sabes cuan pobre eres, tú que dices ser rico! Cuanto más tienes, más codicias; y aunque alcances la opulencia te parece que todavía no tienes bastante. El oro alimenta la avaricia, y no la apaga. La codicia tiene innumerables grados; cuanto más alcanza, más quiere alcanzar; cuanto más sube, de más alto viene a caer. La Escritura nos enseña cuán codicioso fue Acab.” Jerónimo

.- LOS VERDADEROS RICOS Y FELICES:  En el sermón del Monte de las bienaventuranzas, el SEÑOR, Maestro Divino, como dando un lugar de preeminencia e importancia, nombra en primer lugar quienes son los verdaderos ricos y felices: “Bienaventurados(Felices, dichosos) los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.” Es la pobreza de espíritu en Cristo, la base para que se den las demás bienaventuranzas.  En otras palabras dijo Jesús: ” Bienaventurados, dichosos, felices los que se despojan, se desprenden, renuncian a todo amor, veneración, y adoración de lo terrenal, incluyendo las criaturas, pero aman y se aferran con toda su mente, con todo su corazón y con todas sus fuerzas a Cristo, quien representa todo lo divino, eterno y celestial, porque solo así podrán vivir y alcanzar las demás bienaventuranzas y la vida en abundancia a la cual fueron llamados.” Y esta es una definición simple pero muy profunda de lo que es  ser pobre de espiritu: “Bienaventurados los  pobres de espíritu, los despojados de toda codicia, que inspirados por el Espíritu Santo, aman sólo los bienes espirituales, y viven para alcanzarlos.” Bernardo de Claraval

Esta pobreza en el SEÑOR, no es aquella que el mundo menosprecia y tiene en nada, de la que nadie quiere saber ni vivir. Esta pobreza espiritual, es aquella que aunque se posean bienes materiales, no se pone la confianza en ellos ni se idolatran ni se les busca como único propósito. Esta pobreza, esta indigencia y absoluta dependencia por la Fe, es el único medio para alcanzar la salvación y vida eterna por medio de Cristo. Es aquella por la que se obtiene el reino de los cielos, a Cristo, nuestro Salvador. Y los privilegios y bendiciones de este reino Divino están preparados solo para los pobres de espíritu. Esta pobreza espiritual  es aquella por la que se entra en el gozo del SEÑOR. Es aquella que el mismo SEÑOR nos dejo con Su ejemplo, siendo el hijo de Dios, Rey de reyes, no estimo el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,sino que se despojo así mismo, se humillo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.. Fil.2:5-6-7 Y esta muerte nos dio vida eterna y salvación. Esta es nuestra herencia, nuestro Tesoro invaluable, el Reino de los cielos que es Cristo,  por el cual el hombre de la parábola,  gozoso vende todo lo que tiene y compra el campo donde esta esa mina escondida. Mateo 13:44 Es aquella pobreza espiritual por la que mando decir EL SEÑOR a Juan: A los Pobres se les anuncia el Evangelio. Lucas 7:22 Y el apóstol Pablo confirma esta pobreza y a la vez riqueza espiritual y eterna, diciendo: Porque conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que siendo rico, sin embargo por amor a ustedes se hizo pobre, para que por medio de Su pobreza ustedes llegaran a ser ricos.2 Cor. 8:9 “La pobreza de espíritu vacía a un hombre, y así lo prepara para ser llenado; expone sus heridas al aceite y al vino del buen Médico; pone al pecador culpable a la puerta de la misericordia, o entre los moribundos alrededor del estanque de Betesda a los que Jesús tiene por costumbre visitar.Cuando estamos completamente arruinados, estamos próximos a ser enriquecidos con las riquezas de la gracia. En lugar de despreciar a los pobres de espíritu, haríamos bien en considerarlos como en posesión de la aurora de la vida espiritual, el germen de todas las gracias, la iniciativa de la perfección, la evidencia de la bendición. La pobreza de espíritu abre los ojos para ver la preciosidad de las bendiciones del pacto. ” Spurgeon

” No te descontente la pobreza en Cristo, que ninguna cosa más rica podrás hallar. ¿Quieres saber cuán rica es? El cielo compra. ¿Con qué tesoros se puede  alcanzar, o por qué tesoros se puede dar, que consiga y alcance el reino de los cielos?“. Cualquiera que seas que quieras reinar con Cristo, escoge esta pobreza, para que descanses con Lázaro el mendigante. Bienaventurada pobreza, por la cual se adquiere y gana la herencia celestial. ¡Oh bienaventurado trueque, por las cosas que han de perecer, recibir las eternas y lo que es más infalible, reinar con Cristo para siempre sin fin.” Agustin

Los pobres de espíritu son felices porque andan en humildad, condición básica y esencial del carácter de un cristiano. Ellos siguen las pisadas de Cristo, no necesitan de honores, ni reconocimientos, dan toda la gloria y honra al SEÑOR. Aunque el mundo busca y admira a los que tienen poder, auto suficiencia, fama, apariencia de rey, pero en realidad los pobres de espíritu son los verdaderos reyes y sacerdotes del Reino de Dios, poseedores de toda verdadera riqueza espiritual, ellos son los que pueden decir:   “Ya sea el mundo, o la vida, o la muerte, o lo presente, o lo por venir, todo es nuestro, y nosotros de Cristo, y Cristo de Dios.1Cor.3:23 El orgullo ciega los ojos, y la humildad sincera debe abrirlos, pues, de otra manera, las bienaventuranzas de Jesús estarían ocultas de nosotros para siempre. Spurgeon

Los pobres en espíritu, los desprendidos, son dichosos porque  a pesar que poseen riquezas temporales NO ponen su fe en ellas, ni las buscan con ansiedad ni se aferran ellas, así dieron ejemplo Abraham, Isaac, Jacob. Y Job un pobre de espíritu afirmando su integridad, dijo: Si puse mi confianza en el dinero; si mi felicidad consistía en la riqueza. Job 31:24-25  El rey David, siendo rico y poderoso, se considero un pobre de espíritu, cuando dijo:  Aunque pobre y necesitado, El SEÑOR pensará en mí: Mi ayuda y mi libertador eres tú. Salmo 40:17 Los pobres de espíritu son dichosos porque viven libres de toda preocupación y ansiedad por lo material, su mayor riqueza es la de tener a Cristo y deleitarse en Su presencia, allí se hacen pobres, es decir, se desprenden de todo amor a lo terrenal, y al hacerlo acumulan tesoros espirituales, contrario a los que se acumulan en la tierra, donde la polilla destruye y los ladrones roban. Por lo que dice Proverbios 13:7 Hay quienes se hacen pobres, y tienen muchas riquezas(espirituales), y hay quienes se hacen ricos, y no tienen nada(espiritual, ni celestial).

Los pobres de espíritu son felices porque son mas inclinados a la santidad y a la búsqueda sincera del SEÑOR en oración, sin distracciones, sin obstáculos,sin afanes, pueden elevar su alma con fe como el salmista, un pobre de espíritu, y con el  son verdaderos adoradores en Espíritu y en verdad diciendo: A ti, Señor, elevo mi alma. Eres mi Dios, y en ti confío. Salmo 25:1 Y hablando el SEÑOR por medio de David de Sión lugar donde habita la presencia de Dios, dice a los pobres de espíritu que moran allí: Bendeciré abundantemente con mucha provisión, daré a sus pobres pan hasta saciarse. Salmo 132:15

Los pobres de espíritu son felices porque  viven confiados y seguros, saben que los que  temen y  honran al SEÑOR tendrán Todo lo que necesitan, porque hasta los ricos y mas fuertes pueden volverse pobres, y sufrir hambre, pero los que buscan al Señor No tendrán falta de ningún bien, Salmo 34:10-11 Saben que EL SEÑOR es su pastor y nada les faltará. Salmo 23:1

Los pobres de espíritu, son dichosos y felices porque viven libres de toda presunción, no necesitan ostentar ni demostrar a nadie que tienen muchas posesiones, no se les crea la necesidad de endeudarse para aparentar lo que no son, o para alcanzar lo que según el mundo es felicidad. Los  pobres de espíritu duermen tranquilos, sin deber a nadie no son esclavos de ningún banco ni agiotista, porque dice la Biblia: el que toma prestado es siervo del que le presta. Proverbios 22:7 Los pobres de espíritu pueden vivir sin lujos innecesarios creados por la sociedad de consumo, llevan una vida sencilla y tranquila sin ansiedad, llena de absoluta calma y paz. Los pobres de espíritu son mas ricos que los ricos según este mundo. Ellos saben que el SEÑOR suple sus necesidades esenciales para vivir,  teniendo comida, vestido y un techo donde vivir, están satisfechos y gozosos. 1Tim.6:17

Hermano-a que lees este mensaje porque así te lo permitió el SEÑOR, no digo y escribo esto por decirlo o para que suene espiritual, lo digo porque lo he experimentado, mientras viví tras las riquezas no tuve paz completa ni fui feliz, siempre que alcanzaba algo seguía necesitando y buscando adquirir algo mas, pero, cuando el SEÑOR por Su Espíritu me revelo este tesoro eterno, el significado verdadero de ser pobre de espíritu, aquel que aunque tiene posesiones está dispuesto a desprenderse, dispuesto a crucificar y morir a todos sus deseos y anhelos juntamente con Cristo. Fui libre de toda codicia y ansiedad que esta produce. Desde entonces, he sentido un gozo y una paz indescriptible, vivo mas relajada. Cristo, mi SEÑOR, puede habitar en mi corazón sin estorbos, porque de los pobres de espíritu ES, (presente), el reino de los cielos. Y el reino de los cielos es Cristo. Aunque no he logrado el desprendimiento al 100%, voy progresando con la ayuda de mi SEÑOR, como dijo Pablo:  No que lo haya alcanzado todo, ni que sea perfecto, pero sigo adelante, a fin de poder alcanzar aquello para lo cual también fui alcanzado por Cristo Jesús. Filip.3:12   El SEÑOR en Su grande amor y misericordia, me ha permitido descubrir esta llave del desapego, que abre los tesoros escondidos de la Palabra de Dios, de la oración, de los dones del Espíritu y del cielo. Vacía de mi misma y de todo deseo terrenal me he sentido mas llena del SEÑOR, veo como  el Espíritu Santo puede  fluir por mi vida como ríos de agua viva, y además noto que cuando el SEÑOR me permite ministrar a otros libre de todo estorbo terrenal, los dones del Espíritu fluyen con mas facilidad, incluso el de sabiduría, ciencia y conocimiento.  Francisco de Asis, se despojo de todo, porque entendió que ser pobre de espíritu, es el camino a la verdadera felicidad, él dijo :  “Oh alma, te conviene estar desnuda de todas las cosas del mundo, para correr bajo la guía de Cristo….Tu, alma, tienes poquísimo tiempo y el viaje que debes hacer es de aquí al cielo, el cual es casi sin final. Oh alma, piensa para comprender bien esta pobreza(desapego, renuncia) en Cristo porque si por EL serás pobre, EL con gusto estará contigo. Sin Jesús, estarás en pobreza porque en EL podemos encontrar cualquier tipo de felicidad, consolación y paz. Si tu, alma, logras perfecta pobreza(desapego, renuncia), habrás quitado los medios que no te dejaban unir y juntar perfectamente con el Sumo Maestro. Aquellos que pretenden ser sus discípulos, el SEÑOR les da esta condición: “Ninguno de ustedes, que no renuncie a Todo aquello que posee, puede ser mi discípulo”.

“A los pobres de espíritu pertenecen toda la seguridad, el honor y la felicidad que el reino evangélico da aquí en la tierra. Sin duda pueden comer bocadillos exquisitos y disfrutar sin ningún temor. De ellos son también las cosas que no son vistas todavía, reservadas para una revelación futura, de ellos es la segunda venida, de ellos es la gloria, de ellos es la quinta gran monarquía, de ellos es la resurrección, de ellos es la visión beatifica, de ellos es el éxtasis eterno, ellos son herederos de todas las cosas. ¡Feliz pobreza! ” Spurgeon

¡Ay Mi hermano-a, si tan solo pudieras entender esta verdad celestial, serías verdaderamente feliz, dichoso, bienaventurado! SEÑOR, te ruego que  reveles a muchos esta verdad del cielo, este tesoro escondido, esta mina llena de perlas, diamantes, lingotes de oro,  reservada para los humildes pobres de espíritu. Libera y quita vendas de codicia en tu pueblo escogido. Permite que tu pueblo muera y crucifique juntamente contigo  todo lo material, mundano y terrenal que hay en él, para que pueda tener una vida abundante, plena y feliz contigo.  Bienaventurado, Dichoso, feliz el hijo de Dios a quien el SEÑOR revela de manera sobrenatural, lo que es ser pobre de espíritu. Dichoso, feliz, bienaventurado el cristiano y siervo de Dios que ha muerto con Cristo a  toda forma de avaricia que es idolatría, dichoso el siervo verdadero que sirve al SEÑOR sin ningún interés, dichoso el cristiano y siervo de Dios que logra amar tanto al SEÑOR, su Salvador, que puede decir con el Apóstol Pablo:  Estimo como pérdida Todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi SEÑOR, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo. Fil.3:8

“Sin duda así como a los que son pobres de espíritu por haber renunciado por Cristo a todo, se les multiplica cien doblado Mateo 19:29. Así a los ricos, que olvidan a su Redentor, y están ocupados en adquirir mas y mas posesiones, parece que se les disminuye cien doblado, y de cien no gozan uno. Además de estar tan llenos de cuidados, peligros, temores, y perturbaciones, que no logran saber que es felicidad verdadera, corren el gran riesgo de la eterna condenación. Totalmente al contrario, sucede a los pobres de espíritu, que renunciaron a sus posesiones por Cristo: En esta vida tienen sosiego, consuelo, paz, y alegría, y en la otra tendrán el reino de los cielos. ¡Oh cuán dichosos son los que llegan a entender esto, y saben intercambiar la tierra por el Cielo! ¡ Oh con cuánta razón llamó Cristo bienaventurados a los pobres de espíritu, a los que  dejaron todo por EL, pues tendrán dos bienaventuranzas; una en esta vida presente, y otra en la futura. Aquí obtienen cien veces mas de lo que dejaron, y después la posesión de la vida eterna. ¡Dichoso el que sabe morir a las riquezas de la tierra y compra con ellas el tesoro de la gloria eterna! ¡Verdaderamente, están bien pagados los siervos de Dios, pues reciben tantos deleites celestiales por las cosas terrenas que dejaron! La particular gracia de Dios, premia con regalos del cielo, a los que repudiaron los de la tierra, y llena de riquezas espirituales a los que renunciaron a las temporales.” J.E.Nieremberg

Jesús, Nuestro Amado Salvador y Redentor, Profeta de profetas, Maestro de maestros, el hijo de Dios,  respondió a esta forma de avaricia que es idolatría, diciendo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.   ¡Tengan cuidado! —advirtió Jesús—. Absténganse de toda forma de avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes». SEÑOR, no nos dejes caer en la tentación de la Avaricia por dinero y riquezas y líbranos de este terrible mal.

CARACTERÍSTICAS DEL AVARO: Además de lo todo lo dicho antes, estas son algunas de las características  que distinguen al avaro:

.- El avaro traiciona. La avaricia de Judas hizo que traicionará a Jesús.  Uno de los doce discípulos, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a ver a los jefes de los sacerdotes 15 y les dijo:—¿Cuánto me quieren dar, y yo les entrego a Jesús?Ellos le pagaron treinta monedas de plata Mateo 26:14-15. “¿Que hizo perder a Judas? La avaricia le poseía de tal manera, que temblaba temiendo que Jesucristo se escapase de los que habían venido a prenderle; lo sentía por no perder las treinta monedas de plata que todavía no había recibido. Les había dado una señal, diciendo: “Al que yo bese, El es; Lo pueden prender.” Jerónimo

.- El avaro olvida que Dios da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos no para que hagamos ídolos de ellas. 1Timoteo 6:17 Porque Dios puede reclamar lo que nos ha dado y le pertenece en cualquier momento. Dios da y Dios quita. Job1:21

.- El avaro cree que no necesita nada ni siquiera a Dios. Cuanto mas posee el avaro mas se aleja de Dios, lo que le incapacita para  disfrutar y entender lo espiritual y celestial. El codicioso desprecia al SEÑOR. Salmo 10:3 El avaro no puede comprender que  “Toda abundancia, fuera de  Dios, es la misma pobreza,  Agustin

.- El avaro piensa que es eterno en la tierra. La ocupación y goce en las riquezas le hace olvidar de Dios y de la muerte, le dan una falsa seguridad, cegado no puede ver cuán frágil y poco duradero es. Lo mismo que el rico insensato que acumulo bienes diciendo:  Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida”. Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado?” »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios». Lucas 12:19-21 Crisóstomo, describe de manera acertada lo breve de la vida: Vanidad de vanidades todo es vanidad, Ecle. 1:2 Todo es vacío, todo es hiriente insatisfacción, todo es tedioso, todo es pasajero. Arrogante lodo, insolente polvo, hinchada ceniza, centella que al momento se apaga, llama que pronto se deshace, luz que en el aire se desvanece, borrasca que en un momento se corrompe, heno que en un instante se seca, yerba que pronto se muere, naturaleza que siempre se consume, que hoy amenaza , y mañana concluye. Está el hombre hoy en riquezas, y mañana en ataúd; hoy con corona, y mañana entre gusanos; hoy entre tesoros, y mañana debajo de la tumba; hoy es, y mañana deja de ser; hoy triunfa y mañana es llorado. Él hombre en la prosperidad tiene un fausto insolente, y en la adversidad no admite consuelo. Inquiere con curiosidad lo que es sobre sí; ignora lo presente, del futuro hace burla; por su condición mortal, y por su soberbia se juzga eterno….”

.- EL Avaro humilla y olvida al pobre. Advierte el SEÑOR a los ricos avaros que son indiferentes con los Lázaros de este mundo:  Pero, !Ay de ustedes, ricos! porque ya tienen su consuelo. ! Ay de ustedes, los que ahora están saciados! porque tendrán hambre. !Ay de ustedes, los que ahora rien porque se lamentarán y llorarán! Lucas 6:24-25

.- El avaro es ingrato, no puede dar gracias por todo, porque siempre esta ansiando lo que no tiene por eso No es agradecido con lo que tiene. Centrando su atención siempre en las espinas, vive frustrado y amargado. Si las riquezas aumentan, no pongan el corazón en ellas Salmo 62:10 Otra versión dice: ¡No vivan solo para hacerse ricos!

Que esta sea nuestra oración : No nos dejes caer en la terrible tentación de la idolatría por las riquezas y líbranos de este mal. Amen.-

LA TENTACIÓN DE LA AVARICIA Y EL SERVICIO A DIOS.

1.- La Adoración a Mammón es un Pacto condicional con el diablo: El amor y veneración al dinero y a las riquezas es adoración a Mammón, es el ídolo al cual se sacrifica todo por lograr fama y éxito material. El afán desordenado de poseer y atesorar bienes aparta del servicio al SEÑOR e impide que el servicio sea agradable verdadero y santo delante de EL. Enseño  Jesús: “Nadie puede servir a dos señores. Porque despreciará a uno y amará al otro.” Mateo 6:24 Esta muy claro, el que ama al SEÑOR se despoja y sirve al SEÑOR, el que ama a Mammón desprecia a Dios y sirve al príncipe de este mundo. Juan 12:31  Cambiar la adoración y servicio al SEÑOR por el culto a Mammón, no es otra cosa que hacer un pacto condicional con el diablo, el príncipe de este siglo. Es un pacto, porque es un acuerdo entre el diablo y el hombre, con una condición: “Si dejas a un lado al Dios verdadero y  rindes culto  al dios de las riquezas, te daré los reinos del mundo y la gloria de ellos.”  Los maestros de la teología de la prosperidad enseñan, divulgan y alientan a otros a la adoración de Mammón, bajo una hermosa, fascinante, seductora apariencia de piedad, santidad y Biblia. Lo mismo que el diablo usan versos mal interpretados, porque el diablo es especialista en mezclar la verdad con el error, logrando así que muchos se desvíen y sigan sus malas enseñanzas y su vergonzosa inmoralidad. Y, por culpa de estos maestros, el camino de la verdad es blasfemado. 2Pedro 2:2  Dicen que sirven a Dios, pero en realidad sirven a Mammón, dios  de las riquezas, motivados por la avaricia de gloria y riquezas, se arrodillan ante Mammón. Todo esto te daré, si postrado me adorares.  Hacer este pacto es vender el alma al diablo,  obtienen a cambio de sus falsas, erradas y codiciosas enseñanzas: bienes, mansiones,lujos, fama, gloria, reconocimiento, por lo que muchos confunden este “exito según el mundo” o codicia desordenada, con las promesas y bendiciones dadas por Dios interpretadas todas como prosperidad material. A los predicadores del Evangelio de la Codicia les dice Jesús: “Ustedes han convertido la casa de mi Padre en una casa de comercio”. El que tenga oídos para oír oiga lo que el SEÑOR habla a Su iglesia. Pastoreen el rebaño de Dios velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la Avaricia del dinero,sino con sincero deseo. 1Pedro 5:2 “Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas..”  No puede el ánimo del hombre libremente contemplar a Dios, si anda embelesado tras las riquezas del mundo. Los deleites espirituales huyen del corazón ocupado en los temporales, y no se podrán juntar en uno las cosas vanas con las verdaderas, las altas con las bajas, las eternas con las temporales, y las espirituales con las carnales, para que puedas juntamente gozar de las unas y de las otras. “No pueden servir a Dios y a las riquezas. ” Miremos con horror  qué cosas obligamos a decir a Cristo, hasta hacerlo comparar y poner frente a frente a Dios y el oro. Pero si esto es horrible, mucho más horrible es que de hecho, nosotros así lo hagamos y antepongamos la tiranía del oro al temor de Dios.” Crisostomo

“El que quiere poseer a Dios, debe renunciar al mundo, a fin de que Dios sea su único tesoro; el que se halla seducido por la ambición de poseer los bienes de la tierra, no ha renunciado a las cosas mundanas; en tanto que no se desprende de lo que le pertenece, es esclavo del mundo, cuyos bienes, conserva. Nadie puede servir a Dios y a la ambición a un mismo tiempo.” D.A.

.2.- El servidor codicioso cambia lo mas grande y Sublime, por lo mas pequeño. Giezi, servidor de Eliseo y hombre de Dios. 1Reyes 5:20  representa muy bien a los servidores de Dios que son cegados y alejados de la verdad, por codicia o Avaricia que es idolatría. Quiso obtener ganancia y provecho de las cosas sagradas. Se dijo a sí mismo: «Mi amo(Eliseo) no debería haber dejado ir al arameo sin aceptar ninguno de sus regalos… yo iré tras él y le sacaré algo. ¡Tan cierto como que el SEÑOR vive!».2Reyes 5:20 “Le sacaré algo”   EL servidor ambicioso se conforma con las migajas temporales, porque la avaricia sobre dimensiona y prioriza los bienes materiales y minimiza las riquezas eternas; porque todo el oro del mundo no se compara al precio de la Salvación en Cristo.

” La felicidad de los bienes temporales borra de la memoria la grandeza de los eternos; nos hace olvidar de Dios y de la otra vida; ciega al que los posee, ocupándose todo en cosas de la tierra; da facultad y tiempo para vicios; lo cual no tiene el pobre que trabaja, y sirve ahora.” J.E.Nieremberg

3.- EL Servidor codicioso habla en nombre del SEÑOR, mintiendo: Giezi, para satisfacer su codicia corrió tras Naamán, utilizando su posición habló en Nombre del SEÑOR: “Mi Señor me envía a decirte.” Lo mismo que en tiempos de Eliseo, hay muchos Giezis en la iglesia, que mienten, se atribuyen milagros para sacar ganancia pero el SEÑOR no los ha enviado: “Así dice el SEÑOR…”  pero yo no los he enviado.” Ezequiel 13:6 De su propia ambición, como en tiempos del profeta Ezequiel, dicen : “El SEÑOR me ha enviado, el SEÑOR me reveló, me mostró en visiones y sueños, que debes dar tanto y tanto para la obra de Dios, que se te va a multiplicar….etc”  Pero cuando el SEÑOR envío a los discípulos a proclamar el Reino de Dios y a sanar a los enfermos, les dijo: No tomen nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero. Lucas 9:2-3 De gracia recibieron den de Gracia. Y para confirmar su fe y que EL sustenta a a sus siervos, dijo: Cuando los envié sin bolsa, ni alforja, ni sandalias, ¿acaso les faltó algo? Y ellos contestaron: No, nada. Lucas 22:35.  En otras palabras: “Cuando los envíe vayan con lo mínimo, tengan fe que nada les faltará, yo los sustentaré, me encargaré de sus necesidades y los recompensaré cien veces más y heredarán la vida eterna.” Pero, en contraste con la orden del SEÑOR, los profetas de la prosperidad para ir a predicar exigen ser tratados como estrellas de la farándula. Ellos lo mismo que Giezi se dicen así mismos: “Obtendré ganancias de este servicio, de la predicación y de los milagros que hacemos en Nombre del SEÑOR,  ¡Tan cierto como que el SEÑOR vive!”   Así que Todos los que pregonan y siguen la doctrina de la prosperidad, buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús” Filip. 2:21. Pero el  SEÑOR, Salvador Nuestro, aunque no lo escuchen, les dice por medio del profeta Ezequiel: “Yo no los he enviado.”  Usan con vehemencia el  Nombre del SEÑOR para convencerse a sí mismos y a otros, que es cierto lo que dicen, que sus argumentos para amar e ir tras las riquezas están justificados en nombre de Dios. Deslumbrados por la ambición de su corazón, no piensan ni pueden ver las consecuencias gravisímas que vendrán sobre ellos: El hombre avaro corre tras la riqueza, y no sabe que la miseria vendrá sobre él. Prov. 28:22 Y no hay peor miseria y pobreza que la ruina espiritual, aunque se posean muchas riquezas, de eso no tengo ni las más mínima duda. Por eso dijo el SEÑOR: La vida del hombre no consiste en los bienes que posee.

4.- El servidor avaro oculta su pecado: “Giezi, luego entró en su casa y escondió los regalos”. Detrás de toda codicia hay pecados ocultos, estos se esconden, se guardan en el corazón, que es la casa del SEÑOR. Pero, a Dios nadie lo puede engañar por mas disfrazado de oveja, de santidad, de biblia, de retorica y de palabras  bonitas que este para justificarlo, porque ante el SEÑOR No hay Nada oculto que no haya de ser manifestado, ni escondido que no salga a la luz. Marcos 4:22  ¿De dónde vienes, Giezi? Y él respondió:—Tu siervo no ha ido a ninguna parte.Entonces Eliseo le dijo:—¿No estuvo allí mi corazón cuando el hombre volvió de su carro a tu encuentro? Todo lo que hacemos en lo oculto, sera manifestado. Todo lo que hay oculto en el corazón es manifestado por la Luz(Cristo). Efesios. 5:13  Dios no puede ser burlado. EL está en todas partes y nadie se puede ocultar de EL. Dios revela el pecado oculto a sus siervos que esperan y confían en EL,  y sobretodo que están libres de toda codicia. Eliseo le dijo: ¿De dónde vienes, Giezi? Y él dijo: Tu siervo no ha ido a ninguna parte. El entonces le dijo: ¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte? 2Reyes 5:25-26 Y pregunto Eliseo a Giezi: ¿Es esta la ocasión de aceptar dinero o de aceptar ropa, olivares, viñas, ovejas, vacas, siervos y siervas? En otras palabras: ¿Es tiempo de enriquecerse mediante, siembra de dinero, joyas y bienes con promesas engañosas y manipuladas de prosperidad en Nombre de Cristo? ¿Es tiempo de enriquecerse con técnicas de mercadeo según el sistema del mundo en Nombre de Cristo? ¿Es tiempo de tomar plata, oro y demás beneficios materiales por medio de pactos con dinero a cambio de un milagro con fines egoístas para gastar en sus propios placeres? La respuesta a cada pregunta es: NO.  Es tiempo de correr en pos de la verdadera riqueza eterna, Cristo, Profeta de profetas, Maravilloso Salvador, Rey de reyes. Es tiempo de verdadero arrepentimiento, es tiempo de convertirnos de corazón. Es tiempo de codiciar, desear y  amar a Cristo y Su Salvación,  con la misma o mayor intensidad, fervor y pasión con la que se predica buscando riquezas temporales. Es tiempo de  Amar al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza.  Es tiempo de predicar la verdadera doctrina del Evangelio de Cristo, libre de todo amor al dinero y sin ningún otro interés, es tiempo de  unirse al mismo sentir del apóstol Pablo con la iglesia de corintios: .…Me interesan ustedes, no su dinero. Otra versión dice: …no busco lo que es de ustedes, sino a ustedes…” 2 Corintios 12:14.   Es tiempo de renunciar a toda forma de codicia, es tiempo de andar conforme a Su Voluntad,  “para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres,  sino conforme a la Voluntad de Dios.” 1Pedro 4:2 Amen.

5.- EL Siervo verdadero confía en que el SEÑOR lo sustenta: Eliseo, siervo y profeta verdadero de Dios, rechazo el presente  de Naaman así: ¡Vive el SEÑOR, a quien sirvo, que no aceptaré nada! Eliseo, tenía muy claro a quien servía y que quien hizo toda obra y milagro fue el SEÑOR, que los milagros no se intercambian por bienes terrenales, que todo honor, adoración y gloria son del SEÑOR, porque todo es por EL, de EL  y para EL.  Y que es el mismo SEÑOR,  quien recompensa y sustenta a sus siervos que le sirven de corazón, sin necesidad de ninguna artimaña, mentira y manipulación. Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Mateo 19:29 Los profetas de la prosperidad o del Evangelio de la codicia, tal como Giezi, no solo corren tras las posesiones de sus seguidores, sino que además les  imponen cuotas y cargas económicas de por vida, los esclavizan atribuyéndose méritos que no les corresponden, roban la gloria a Dios, porque es un milagro en nombre del SEÑOR y obrado por EL, por lo que tanto ellos como sus seguidores deberían estar agradecidos eternamente con el SEÑOR y no con el hombre.  Deberían dar gratis lo que gratis o de gracia recibieron, y conformarse con el sustento y salario que ya tienen, porque el obrero es digno de su salario, porque solo así podrán decir con Eliseo: ¡Vive el SEÑOR, a quien sirvo, que no aceptaré nada!

El cristiano  y siervo verdadero mira y sigue el ejemplo de Cristo, quien se despojo de todo, siendo el hijo de Dios, nació en un pesebre, vivió de manera austera y sencilla. Para transportarse lo hizo en un asno, no escogió ni exigió un caballo especial de paso fino con pedigree o raza de la época, y para liberar al Gadareno lo hizo en una embarcación sencilla no en un yate. No digo que esta mal tener carro, lo que está mal es la insatisfacción y siempre buscar y querer mas y mas. Algunos auto proclamados apóstoles y profetas de la prosperidad, reclaman tener derecho a transportarse en carros de lujo, pero, esto no les es suficiente, entonces, dicen que necesitan “para ir predicar” avión privado, no siendo esto suficiente piden yates de lujo. Alimentados por la codicia insaciable siempre están necesitando algo mas según ellos “para la obra de Dios”. Pero, Cristo, Rey de reyes, Profeta de profetas y Sumo Sacerdote, se hizo pobre o se despojo, se desprendió, para enriquecernos principalmente con Su salvación y vida eterna. Pablo, verdadero apóstol, se despojo de todo lo temporal considerándolo  basura o estiércol como dice otra versión, con el fin de vivir para Cristo y con EL tener vida eterna. Los profetas de la prosperidad o del Evangelio de la codicia confían en sus riquezas y se jactan de sus muchos bienes,  pero nadie puede salvarse a sí mismo ni pagarle a Dios para que le salve la vida. Salmo 49:6-7 Atendamos el consejo y palabras de un verdadero apóstol: Despojénse del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, y sean renovados en el espíritu de su mente, y vístanse del nuevo hombre(Cristo), el cual, en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad. Efes. 4:22-24

” La renuncia, es indispensable para desmantelar al hombre viejo y abrir la vía para subir hacia lo alto y es un medio para escapar a los vínculos de lugar y de tiempo, es la simplificación de la vida y la condición indispensable para servirse de las cosas sin volverse esclavos.” Francisco de Asis

6.- Servir a Dios por avaricia tiene consecuencias: La lepra de la codicia cubrió el cuerpo de Giezi y el de su familia: “Por tanto, la lepra de Naamán se te pegará a ti y a tus descendientes, para siempre. Entonces salió de su presencia leproso, blanco como la nieve.”  Giezi,  se desvió del verdadero servicio al SEÑOR por ambición, esta le cegó de tal manera que no pudo ver el juicio que venía sobre su vida. Teniendo bendición y riquezas espirituales, las cambio por fracaso, enfermedad y lo peor fue desechado por el SEÑOR. Corrió tras Mammón, y la enfermedad de Naamán se le prendio a él y a su familia. El servidor avaro lo mismo que Giezi, sino se arrepiente de la lepra del pecado de la codicia, se la transmitirá a su familia y a otros en la iglesia, y será desechado por el SEÑOR, la peor de todas las consecuencias. No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; Mas la justicia(Cristo Justicia Nuestra) librará de muerte. Proverbios 11:4  He aquí estos impíos, sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas. Hasta que entrando en el santuario de Dios comprendí el fin de ellos….Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán;Tú destruirás a Todo aquel que de Ti se aparta. Salmo 73:12-17-27 ” Así el que ama riquezas, le  parece que gusta de todo, pero no sabe que dentro de ellas está el veneno mortífero. Consideren que, estando la muerte escondida entre ellas, acomete al hombre soberbio, le mata y muerto es llevado al infierno.  Así  es que nos aprovechan  las mundanas riquezas: Por ellas perdemos la vida. Por ellas nos ponen asechanzas. Por ellas somos levantados en vanidad. Por ellas somos acatados y reverenciados con falsedad. Por ellas asecha el demonio el alma soberbia, para cautivarla.” Agustin El rico avaro sufrió las consecuencias al morir estando en medio de grandes tormentos y angustias en llamas, suplico por una gota de agua, pero le respondió  Abraham:  Recibiste en vida tus bienes y Lazaro males,pero ahora este es consolado aquí y tu atormentado. Lucas 16:25 ” Recibiste en vida tus bienes” por eso en muerte le sucedieron eternos males, intercambiando las manos con el pobre Lázaro, que, padeciendo males en esta vida, gozó en la otra. Al rico que le sobraron costosos vinos, le faltó en la muerte una gota de agua ; y al pobre Lázaro, a quien faltaban aun unas migajas de pan, estuvo en muerte en tan abundante mesa, como es la de la bienaventuranza eterna….” J. E.Nieremberg

SEÑOR, NO nos dejes caer en la tentación de la Avaricia por riquezas que es idolatría y líbranos de este mal. Amen.
*****************************************************************************************

ORACIÓN: “Y no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, para que la carne no nos sumerja para siempre por los deleites con que nos tienta, para que el mundo no nos abrase por los deseos, y el demonio no nos posea por las iniquidades. Dános SEÑOR la sabiduría para que no caigamos indiscretamente en los lazos que el enemigo de nuestra salvación pone a nuestras almas. Danos valor para resistir sus asaltos, para vencerle, y ahuyentarle cuando claramente nos hace la guerra. No nos envíes aflicciones y calamidades mas de las que podemos soportar, y que sean para nosotros ocasión de espantosas caídas; que puedan causar en nuestras almas el olvido de tu Majestad y de nuestras obligaciones. No permitas que nos veamos reducidos a una necesidad tan extrema, que nos provoque el murmurar de tu bondad , que nos incite a la desesperación , y  nos haga perder la fe. Y ya que te complaces en poner a prueba nuestra Fe por medio de la tentación nunca permitas que seamos vencidos por ella. Y líbranos del mal. Es tal y tan grande nuestra debilidad y miseria que sin Ti, oh Dios omnipotente, nada podemos; sucumbimos vergonzosamente cada día y cada instante bajo el peso de nuestra propia debilidad , y por todas partes nos amenazan muchos males: Líbranos Señor de todos ellos. De los de este mundo, en cuanto sea necesario para nuestra salvación; y de los del infierno donde ejercita su poder el príncipe de las tinieblas, y donde no habrá jamás remisión para el pecado, ni consuelo para el pecador. Líbranos del mundo, del demonio , y de la carne; del hambre , de la peste y de la guerra; y de todos los azotes bien sean temporales, bien sean espirituales, que una y mil veces hemos merecido por el abuso que hacemos de tus misericordias y beneficios. Líbranos de toda culpabilidad, porque ella es el peor de todos los males; líbranos de toda pena; de todo mal visible e invisible: libranos de todo mal pasado , esto es, merecido por las culpas pasadas; y de todo mal presente, para no incurrir en la pena futura, que es el mal futuro del que también deseamos que nos libres. Amen.” Ludolphus

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »