MENUMENU

Poemas sobre la Oración

  • 
    
    
    
    
    
    ORA 
    Por: Juan de Fidenza
    Orando en Todo tiempo, con toda ORACIÓN y súplica en el Espíritu,
    y velando en ello con toda perseverancia....Efesios 6:18
    También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de ORAR
    Siempre y No desmayar. Lucas 18:1
    
    " Si quieres sufrir con paciencia las adversidades
    y miserias de esta vida, ORA. 
    Si quieres alcanzar el poder y  la fortaleza
    para vencer las tentaciones del enemigo, ORA. 
    Si quieres mortificar tu propia voluntad
    con todas sus deseos y apetitos, ORA. 
    Si quieres conocer las astucias de Satanás,
    y defenderte de sus engaños, ORA. 
    Si quieres vivir alegremente y
    caminar con suavidad por el camino de la piedad, ORA. 
    Si quieres alejar de tu alma las moscas importunas
    de los vanos pensamientos y cuidados, ORA. 
    Si quieres sustentar tu alma con la adoración y tenerla
    siempre llena de buenos pensamientos y deseos, ORA. 
    Si quieres fortalecer y confirmar tu corazón
    en el camino de Dios, ORA. 
    Si quieres desarraigar de tu alma Todos los pecados
    y plantar en su lugar las virtudes, ORA.  
    Porque en LA ORACIÓN se recibe la unción
    y gracia del Espíritu Santo, el cual enseña todas las cosas. 
    Y además, si quieres subir a la altura de la meditación
    y gozar de los dulces abrazos del Esposo(Cristo),
    practica LA ORACIÓN, porque éste es el camino
    por donde sube el alma a la consideración
    y al gusto de las cosas Celestiales.
    ¿Ves, cuán poderosa y beneficiosa es la Oración?
    Y para prueba de todo lo dicho,
    además del testimonio de las Escrituras Divinas, 
    cada día vemos y escuchamos el testimonio de muchas personas simples
    que han alcanzado todas estas cosas dichas
    y otras mayores mediante la práctica de LA ORACIÓN,
    la cual es un tesoro lleno de riquezas. 
    ¡Grandes son las excelencias de LA ORACIÓN!
    ¡Grandes son sus privilegios!
     A ella están abiertos los Cielos.
    A ella se descubren los secretos,
    y a ella están siempre atentos los oídos de Dios."
    
    
    ¿HAS, OÍDO, SEÑOR MIS ORACIONES?
    Por:Santiago Stevenson 
    
    ¿Has oído, SEÑOR, mis oraciones? ¿Por ventura has oído mi clamor?
    Pues derrama tus ricas bendiciones; dame fe y alegría, oh SEÑOR.
    No pretendo riquezas con polilla cual los bienes terrenos que se van;
    Quiero, sí, que me des sabiduría, así como le diste a San Juan. 
    
    No pretendo, SEÑOR, cosas terrenas;No pretendo, mi Dios, más que tu amor; 
    Que me enseñes las cosas que son buenas,  Que edifican, dan vida y dan valor.
    Yo no dudo, Señor, que tú has oído mis humildes querellas, mi oración;
    No lo dudo, Señor, porque he creído Que me has dado tu amor y tu perdón.
    
    Yo ya sé que tú quieres corazones humillados, sin sombras de maldad;
    Tú no quieres orgullos ni pasiones; quieres fe, mansedumbre, paz, bondad.
    ¡Oh, Señor! tu piedad es infinita; la he sentido latir dentro mi ser;
    Aquí estoy a tus pies, Padre bendito, no permitas que vuelva yo a caer.
    
    Yo no quiero seguir la vieja historia y caer, pues me has dado tu perdón,
    Y espero estar contigo en gloria, disfrutando de eterno galardón.
    Si contestas, mi Dios, mis peticiones, no caeré otra vez dentro del mal;
    Y yo sé que allá en las mansiones me veré en tu reino celestial.
     
    
    
    
    
    SIGUE ORANDO
    Desconozco Autor
    
    DE PESAR ESTAS RODEADO?
    TIENES PRUEBAS EN VERDAD?
    DE SUFRIR ESTAS CANSADO,
    VES QUE VIENE TEMPESTAD?
    
    SIGUE ORANDO, SIGUE ORANDO
    AUNQUE RUJA TEMPESTAD:
    EL SEñOR ESTA VELANDO,
    TE DARA TRANQUILIDAD.
    
    EN LAS PENAS, EN EL DUELO
    QUE TU ALMA SUFRIRA,
    EN JESUS TENDRAS CONSUELO,
    EL TUS PENAS CALMARA.
    
    AL SEÑOR TU VOZ ELEVA,
    VE A DIOS CON GRAN FERVOR,
    EL DE PENAS TE RELEVA
    Y MITIGA TU DOLOR.
    
    TARDA DIOS EN CONTESTARTE?
    SIGUE ORANDO SIN CESAR;
    PRONTO AYUDA PUEDE DARTE
    TU ORACION AL CONTESTAR.
    
    
    
    DE MAÑANA OIRAS MI VOZ
    Desconozco el Autor
    
    Oh SEÑOR, de mañana oirás mi voz; de mañana presentaré mi Oración a Ti, y con ansias esperaré. Salmo 5:3
    
    ¿Has encontrado a tu SEÑOR esta mañana,
    Antes de ver otra cara humana?
    ¿Has mirado su belleza,
    Por su gracia sobre abundante?
    
    ¿Te inclinaste en Oración ante Él
    Antes de irte en tu camino?
    ¿Has pedido poder llevar
    Todas las cargas del día?
    
    ¿Has visto su voluntad al leer
    Algo de Su Santa Palabra, y tomaste
    De Sus promesas una porción
    Bendita con Su amor, por Su Nombre?
    
    Oh, tan débiles e indignos somos,
    Y nuestros espíritus tiemblan adentro.
    Si no buscamos a nuestro Maestro,
    Antes de empezar la senda.
    
    ¡Cómo espera por derramar Su bendición
    Sobre nuestras vidas al otro día!
    Cristiano, nunca empieces sin ÉL;
    Debes hablarle y luego, obedecer.
    
    "Hay algo inexplicable tocante a la fuerza que se vierte en un hombre o una mujer que conserva el velar matutino, 
    no solamente apartando apuradamente unos veinte minutos, 
    sino gozando de quietas horas calmadamente, mientras el día está sin mancha, fresco y quieto."  Juan Wesley
    
    
    

     

    OH, SEÑOR, HÁBLAME EN LAS MAÑANAS 
    Por: Marianne Farningham
    
    ¡Un tiempo de peligro es la mañana!
    No hay nada que temer por la noche;
    Con calma se cierran los ojos,
    Cansados de la luz urgente;
    El cuerpo se sana al dormir,
    Cesan la labor y trabajo,
    El alma está segura en el cuidado de Dios,
    El corazón está en paz perfecta.
    Pero, ¿Quién puede predecir
    Cuán feroces las pruebas serán?
    ¿Cuáles sendas difíciles habrá?
    ¿Cuáles penas me compasarán?
    Brilla el sol para todo el mundo;
    Pero no veo lo que pasará,
    Cuáles peligros o penas extrañas
    En el futuro me rodearán.
    Oh, háblame en las mañanas,
    ¡Señor, en cada uno de mis días!
    Tú eres mi gran Director
    Mientras paso las sendas escondidas;
    Si escucho tu voz en la mañana,
    Abro el día con canción,
    A vencerlo voy,
    Tu presencia me fortalece. Amen
    
    
     
    Por: J. Charles Stern
    "En la quietud del alba, quiero estar a solas con mi Amado;
    La calma de Su presencia trae perfume de arriba;
    Endulza todas las horas del naciente día ocupado;
    Su fragancia calma mi inquietud, y ahuyenta mi temor.
    Encuentro fuerza maravillosa para el deber, mientras miro a su faz.
    Y entiendo que hay poder, conseguido en ese lugar secreto."
    
    
    
    
    ¡OH QUE AMIGO NOS ES CRISTO!
     Por: Joseph Scriven
     Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios
     en toda oración y ruego, con acción de gracias. " Filipenses 4: 6
    
    El llevó nuestro dolor,
     Y nos manda que llevemos
     Todo a Dios en Oración.
     ¿Vive el hombre desprovisto
     De paz, gozo y santo amor?
     Esto es porque no llevamos
     Todo a Dios en Oración.
    
    ¿Vives débil y cargado
     De cuidados y temor?
     A Jesús, refugio eterno,
     Dile todo en Oración.
     ¿Te desprecian tus amigos?
     Cuéntaselo en oración;
     En sus brazos de amor tierno
     Paz tendrá tu corazón.
    
    Jesucristo es nuestro amigo,
     De esto prueba nos mostró,
     Pues sufrió el cruel castigo
     Que el culpable mereció.
     El castigo de su pueblo
     En su muerte El sufrió;
     Cristo es un amigo eterno,
     ¡Sólo en El confío yo
    
    
    
    
    
    LA ORACIÓN ES...
    
    Por: James Montgomery
    
    Antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. Isaías 65:24 ...
      Clamaron a Dios... y les fue favorable, porque esperaron en EL. 1 Crónicas 5:20
    
    La oración es voz del alma,
      Ya palabras lleve ó nó,
      De una llama que arde oculta
      Generosa vibración.
    
    Un suspiro que se exhala,
      Una lágrima de amor,
      La mirada que elevamos
      Cuando vemos solo á Dios.
    
    De la fe vital aliento,
      Familiar inspiración;
      Lo primero, lo más dulce
      Que el infante balbució.
    
    Salvaguardia del que deja
      Este valle de dolor;
      Llave de oro que le abre
      Serenísima región.
    
    El clamor regocijado
      Del que al vicio dijo adiós;
      El incienso que en sus alas
      Lleva el ángel al Señor.
    
    En palabras, mente y obras
      Los que ruegan úno son,
      y en su gremio los iguala
      El divino Redentor.
    
    Y no es sólo de la tierra
      La virtud de la oración;
      Quien nos ama desde el cielo
      Intercede allá por nós.
    
    ¡Oh Verdad, Camino y Vida,
      Ejemplar de perfección!
      ¡Buen Jesús! á orar enseña
      Al contrito pecador.
    
    Cual rodando van los ríos
      Hacia el mar, así veloz
      Huye el tiempo, y yace el hombre
      En letárgico sopor;
    
    Yace el hombre, hasta que suene
      La final trompeta, y ¡oh!
      ¡Cuál será el crujir del orbe!
      ¡Cuál la horrenda convulsión!
      ¡Guarda, guárdame, Dios mío,
      Mientras pasa tu furor,
      y á mis súplicas concede
      La esperanza del perdón!
    
    
    
    LA ORACIÓN DEL ALMA ES
    Por: James Montgomery
    
    
    Jesús les contó una parábola para enseñarles que ellos debían orar en todo tiempo, y no desfallecer:  
    “Había en cierta ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a hombre alguno. 3 También había en aquella ciudad una viuda, 
    la cual venía a él constantemente, diciendo: ‘Hágame usted justicia de mi adversario. Por algún tiempo el juez no quiso, pero después dijo para sí: 
    ‘Aunque ni temo a Dios, ni respeto a hombre alguno, sin embargo, porque esta viuda me molesta, le haré justicia; 
    no sea que por venir continuamente me agote la paciencia.’” El Señor dijo: “Escuchen lo que dijo el juez injusto. 
    ¿Y no hará Dios justicia a Sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? 
    Les digo que pronto les hará justicia. No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?”
    
    La oración del alma es,
    el medio de solaz
    que surge en el corazón
    y da eterna paz.
    
    La oración suspiro es,
    y mansa humildad,
    de quien confía en su Dios
    en horas de soledad.
    
    La oración sencilla es
    de boca infantil,
    sublime coro en unión
    de todo el redil.
    
    La oración la vida es
    para el hombre fiel.
    Al cielo entra al morir
    orando siempre él.
    
    Es voz, también, del pecador
    que deja de pecar,
    y ángeles proclamarán:
    “Miradle, pues, orar.”
    
    Al inclinarse en oración,
    los santos uno son,
    y con el Padre y Jesús
    encuentran comunión.
    
    No sólo en la tierra, pues,
    se hace Oración:
    Jesús suplica ante Dios,
    buscándonos perdón.
    
    La senda de la Oración
    has recorrido ya;
    Oh Cristo, nuestro Salvador,
    enséñanos a orar....
    
     
     
     
    ¡NO DEJES DE ESTAR CON DIOS!
      Autor: Javier R. Cinacchi
    
    Podría menguar la salud, es posible;
      algún tiempo no se posea dinero;
      que el sueño se rompa, se derrumbe…
      ¡Pero no dejes de estar con Dios!
    
    Podría ocurrir, lo anhelado y conseguido,
      de ser dejara y no se vea retornos;
      incluso haber silencio en el cielo…
      ¡Pero no dejes de estar con Dios!
    
    Podría ocurrir el sentirse triste,
      puede pasar, no me contradigo;
      y que tesoros terrenales no estén...
      ¡Pero no dejes de estar con Dios!
    
    Porque sólo con Él es posible,
      elevar la vista y volver a soñar;
      ser lleno de amor y estar alegre…
      Aún cuando la alegría deje de estar.
    
    
    
    
    
    A LOS PIES DE JESUCRISTO
      Desconozco el Autor
    
    A los pies de Jesucristo es el sitio aquí mejor,
      Escuchando cual María las palabras de su amor.
      A los pies de Jesucristo gozare su comunión,
      Pues su mano fiel y tierna me ha provisto protección.
    
    A los pies de Jesucristo hallo tierna compasión,
      EL quito ya mis afanes y me dio su bendición,
      Puedo yo decirle a Cristo mis cuidados y temor,
      Y con el tendrá mi alma gozo, paz, eterno amor.
    
    A los pies de Jesucristo yo tendré su bendición,
      En sus ojos hay dulzura y en su seno protección.
      ¡Que feliz es el momento que yo paso junto a Ti!
      Ya anhelo el encuentro cuando vengas tu por mi.
    
    ...María sentándose a los pies de Jesús,
      oía su palabra... Respondiendo Jesús dijo:
      Marta, Marta, afanada y turbada estas con muchas cosas.
      Pero UNA SOLA COSA ES NECESARIA, y María
      HA ESCOGIDO LA BUENA PARTE,
      LA CUAL NO LE SERA QUITADA. Lucas 10:39-41-42
    
    
    
    
    
    LA ORACIÓN COLMA DE BENDICIÓN
      Autor Anónimo
    
    Si te encuentras en la incertidumbre,
      la tristeza y el dolor te confunden
      echale mano a la espada poderosa
      que lleva como epígrafe ORACIÓN.
    
    Con ella muchos han obtenido la victoria,
      hoy se encuentran descansando en la gloria
      cual hijos de Dios soberano
      que extendió su santa mano.
    
    La oración es el bálsamo que da calma,
      e infunde aliento a cada alma
      que se acerca a Dios en comunión
      abriendo de par en par su corazón.
    
    La oración es hablar con Dios de tu a tu
      expresándole con amor esa inquietud
      que nos agobia en momento de dolor
      y nos ayuda a buscarle con fervor.
    
    ¡Por eso busca a Dios en ORACIÓN
    
    por medio de ella hallaras
    
    gozo, sosiego, paz,
    
    gran unción y revelación
    
    y su poderosa BENDICIÓN!
    
    1era. TESALONICENSE 5:17 "OREN SIN CESAR"
    
    
    
    
    
    
    LA ORACIÓN
      Autor: Desconocido
    
    La Oración, amigos,
      es encontrar la delicada fuente de poder,
      es el dar al fin con el Secreto
      que nos ayuda a perfeccionar el ser.
    
    Es recobrar la llave oculta que tuvo Elías,
      para hacer los cielos llover,
      es disciplinar los músculos del alma
      para poder al Eterno obedecer.
    
    Es levantarse de las rodillas
      sabiendo que Dios lo podrá hacer;
      es respirar la victoria al dejar
      nuestras cargas a sus pies,
    
    Es pedir perdón con toda el alma
      y fuerzas para no volver a caer,
      es pedir victoria hoy
      y olvidar los fracasos de ayer;
    
    Es actuar como Aarón y Hur
      al levantar los brazos de Moisés,
      es perdonar las deudas y borrarlas
      para siempre del haber,
    
    La Oración amigo,
      es comenzar con la alabanza,
      es hallar dentro de nosotros mismos,
      un acto de sumisión del alma.
    
    Es ponerse de acuerdo con Dios,
      es un trato de admisión declarada,
      es sumergirse en las
    
    promesas de la Biblia,
      hasta que esté nuestra vida saturada.
    
    Es velar contra el enemigo
      que, intenta destruir nuestra eficacia.
      Es interceder por otros,
      nombre por nombre,
      hasta que Dios derrame su Gracia.
    
    Es pedir por nosotros mismos
      y disfrutar su vida en abundancia.
      Es concentrarse en la Fidelidad de Dios
      y rendirle accion de Gracias,
      es elevar cánticos espirituales
      y destruir las emboscadas.
    
    Es meditar profundamente
      en la conversación del
    
    corazón y la palabra.
    
    Es encontrar la victoria diaria
      y del Espíritu Santo la llamada.
      Es concluir como empezamos,
      porque con la alabanza esta sellada.
    
    La oración amigos, es adueñarse
      de las bendiciones de Dios.
      Es saber hacer un diagnostico correcto
      y no confiar en nuestra condición.
    
    Es admitir que nuestra fuerza es nada,
      y ampararse en la ley de la expiación.
      Es acercarse en los méritos de Cristo,
      que conquisto para nosotros.
      Es mantener con Dios y con el prójimo,
      por encima de todo, buena relación.
      Es saber en donde el Padre trabaja,
      y unirnos a El, en la labor.
    
    Es vencer al desanimo
      con su efecto paralizador.
      Es dominar la pereza,
      el cansancio y la distracción.
      Es comprender perfectamente,
      que hay garantías de contestación.
    
    Clama a mí y yo te respondere
    
    dijo el Señor.
      La oración amigos, es traspasar
      tiempo y espacio con holgura,
      es atravesar la luz del dia,
      y al mismo tiempo penetrar
    
    la noche oscura.
    
    Es viajar a la cárcel y romper
      las cadenas de amargura.
      Es entrar al hospital y
      llevarle al enfermo la dulzura.
    
    Es ser huésped en la casa Presidencial,
      sin cambiarnos nuestra vestidura.
      Es penetrar hasta lo profundo de la tierra,
      y ganar la batalla en las alturas.
      y, es, ademas amigos mios,estar confiados,
      que de Rodillas La Victoria esta segura.
    
    
    
    
    
    
    
    ELEVA TU MIRADA AL CIELO
    
    Autor: Anónimo
    
    Cuando sientas
      que tu mundo se derrumba,
      que tus esperanzas están perdidas;
      recurre a la Oración profunda...
    
    Dios nos habla
      directo al corazón.
      El nos da la fortaleza
      que tanto necesitamos.
      Nos ayuda a comprender
      lo incomprensible...
    
    Nos alienta a tener fe.
      Nos enseña que todo es posible;
      que nada hay tan grande,
      ni tan pequeño...
    
    Que todo lo podemos,
      si nos lo proponemos.
      Que la muerte es solamente,
      una prolongación de la vida
      y no es su fin...
    
    Cuando sientas
      que tu mundo se reduce,
      que tus fuerzas no te alcanzan;
      ¡eleva tu mirada al cielo
      y pide con fe...!
    
    Las oraciones
      que se hacen con el corazón,
      siempre son escuchadas y contestadas;
      espera con paciencia esas respuestas...!
    
    Cuando pienses
      que ya no te quedan fuerzas,
      saca tu último respiro
      y sigue adelante;
      ¡tu gran esfuerzo será premiado...!
    
    Cuando creas
      que todo te da la espalda,
      que vives por vivir;
      que mueres sin morir;
      levántate, toma tu cruz
      y sigue el camino de la luz... !
    
    Allí, más allá del fin,
      El te estará esperando
      para brindarte su consuelo
      y cargarte en sus brazos,
      para que puedas descansar
      y dejarlo todo en sus manos...
    
    
    
    
    
    
    LA HORA DE LA ORACIÓN
    
    Por: RICHARD TRENCH
    
    ¿Señor que gran cambio producirá en nosotros
    
    El pasar una hora en tu Presencia!
    
    ¡Que cargas tan pesadas nos quitará del pecho!
    
    ¡Qué refrigerio, cual lluvia en verano!
    
    Nos arrodillamos y alrededor todo baja,
    
    Y nosotros subimos, y todo, cerca y lejos,
    
    Se destaca en el nítido horizonte,
    
    ¡Débiles al caer de rodillas, fuertes al levantarnos!
    
    ¿Porqué, pues, caminamos con los hombros caídos
    
    Abrumados de cuitas y problemas cuando sería fácil
    
    Obtener el remedio?
    
    ¿Porqué hemos de ser débiles o fríos,
    
    Angustiados, ansiosos, cuando ORANDO,
    
    Tendremos Paz en ti, Gozo, Fuerza y Valor?
    
    
    
    
    
    ¿PODRÍAS APRESURARTE UN POCO?
    
    Por: Ruth Harms Calkin
    
    Señor, se que son incontables las veces
    
    que debo esperar con paciencia por ti.
    
    La espera desarrolla paciencia.
    
    Ella fortalece mi Fe
    
    y hace mayor mi dependencia de ti.
    
    Sé que eres un Dios Soberano,
    
    no un muchacho para hacer mandados
    
    que acude cuando chasqueo mi dedos.
    
    Sé que tu tiempo está hermosamente empacado
    
    en tu sabiduría incomparable.
    
    Pero, Señor
    
    ¡Tu has mandado la Oración
    
    para obtener respuestas!
    
    Aun David el Salmista clamó
    
    con confiada osadía:
    
    "Es ya tiempo, Señor, de que tú actúes"
    
    Dios, en esta silenciosa mañana sin sol,
    
    cuando por todos lados me rodean problemas,
    
    yo también clamo osadamente.
    
    Tú eres mi Padre, y yo soy tu hija.
    
    Siendo así, Señor, ¿Podrías apresurarte un poco?
    
    Los que ESPERAN en mí no serán avergonzados Isaías 49:23
    
    Ciertamente ninguno de cuantos ESPERAN en ti será confundido Salmo 25:3.
    
    ESPERA en Dios. Esfuérzate y aliéntese tu corazón. ¡Si ESPERA en Dios! Salmo 27:14
    
    Los que ESPERAN en Dios, tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31
    
    
    
    
    
    DESAHOGO
    
    Por: Yolanda Román
    
    Señor, vengo a ti con esta pesada carga permitida
      para mantener mi mirada a tu misericordia,
      siento que se encorva a más no poder mi espalda
      y siento que sola quedan mis huellas en este caminar
      que lágrimas me arranca.
    
    Te pido, Creador del universo
      que me des fuerzas para hacer lo que debo,
      y que des templanza para combatir
      lo que me hiera.
    
    Señor, mis lágrimas en tu altar dejo.
      Socórreme en esta angustia que llena
      de hambre mi espíritu y mis ojos
      por estar nublados, no ven tu rostro
      pero mi alma sabe que tú con bondad
      haces de sombra en este desierto
      que quita la paz de mis horas.
    
    ¡Te amo Señor, e inclino mi rostro ante ti!
      ¡Te necesito, ayúdame a sobrevivir!
      En ti confío aunque se trituren
      en desahogo mis huesos.
    
     
    
    
    NO TE AFLOJES NUNCA
    No Te Aflojes Nunca Llevando carga tan pesada, Mi espíritu se desmayaba; Se puso a ondular mi fe, En el camino me fluctué. Con tierna voz en dulce amor Me vino hablando el Salvador: " ¿Qué significa esto, amado? ¿Por qué tú andas aflojado? " ¿Qué me pasaba realmente? No supe yo, primeramente. Por la Palabra fui labrado; ¿Por qué anduve aflojado? Mi corazón lo escudriñe, También el modo en que gasté El tiempo; y hallé en descuido Mi devoción a lo divino. El lunes ocupado andaba; El tiempo no me alcanzaba; Ni tiempo para orar hallé; Un día de carreras fue. El martes mucho me dormí, Entonces apurado fui, Fue hora de la cita ya; No tuve tiempo para orar. Pasé con prisa el miércoles, Para asistir el culto, pues, El tiempo para orar faltó; Así mi Dios se entristeció. Y en el culto, cuando oraba, Mi mente siempre divagaba, Con planes para el otro día; La voz de Dios no la oía. Me desperté el viernes con La mente en una confusión Pues Satanás me enredaba; Mi Padre no se arrimaba. Así, habiendo él preguntado, " ¿Por qué andas aflojado? " Con gran dolor reconocí Que realmente fue así. Entonces me arrodillé Con lágrimas, y confesé Mis culpas y mi omisión, Después, obtuve Su perdón. Le prometí que fiel sería, Sin flojarme, ni por un día. No quiero tanto atarearme Que a Dios no pueda dedicarme. A unos el perdón pedí, Pues en mi prisa les ofendí. Me amaban, mas ya hecho fue El daño que yo les causé. Por mi descuido y caída Mis amados Padecían Dios, quiero ser fiel y veraz, Sin aflojarme yo jamás   VIENDO SU ROSTRO Autor Desconocido Preciosa ES LA ORACIÓN , dulce y sabrosa, Inclinarse ante el trono de gracia Y allí depositar todas las cargas. Obtener nuevo aliento en la carrera, Vestirse la armadura de la fe, Y depender tan solo del Señor. Cuando la carga abruma la conciencia, Oír, suave, un murmullo de amor Que aleja toda nube de temor, Y nos indica la Sangre de Cristo. Cuán grato y tierno es el recordarnos Que Su justicia está envuelta en su gracia. ¡Pero, oh, el ver el rostro de Jesús! El verme libre de pecado y pena. Sentir mi rostro reclinado en su pecho ¡Esto es Más dulce aún, y Mucho más! Toda felicidad aquí en la tierra ¡Es como nada comparada a esto!   CUANDO EN LAS HORAS DE LA NOCHE Por: Aleah Cuando en las horas de la noche negra Me sentí triste y sin saber porque Doblegue mis rodillas y fervoroso La Oración a los cielos elevé. Cuando en triste momento de la vida El pesar mi existencia acongojó, abrió mi corazón Y honda herida reinó. aliviarme la dulce Oración. Y cuando, cual después de la tormenta Sintiera yo la calma renacer Alce mi vista al Dios que me sustenta Y una Oración de Gloria elevé. ¡Oh Salvador del mundo! ¡Oh Padre mío! ¡Guiad siempre mis pasos oh Señor! No dejéis que un instante de desvío Aleje de mis labios la Oración.
    LOS BRAZOS ETERNOS
     Por: Ann Luna
     Yo clamaba,
     Señor, tengo tanto miedo esta noche.
     No hay descanso para mi alma.
     Asediada por la preocupación, el temor y el dolor,
     Daba vueltas y vueltas y vueltas.
     Yo oraba,
     Señor, envía tu ángel,
     Alguien que sostenga mi mano,
     Alguien que toque mi corazón herido
     Y que diga, “Te entiendo”.
     Yo oraba,
     Señor envía una luz
     Para alumbrar esta oscura, larga noche,
     Una llama para calentarme y animarme,
     Que le haga bien a mi alma.
     Yo oraba,
     Señor, envía……
     Entonces eso fue todo.
     Pues lo que ÉL me envió
     Fue Paz.
     Sus brazos eternos
     Me hicieron dormir.

     

    Read more

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »