MENUMENU

• EL CLAMOR DE LA MUJER CANANEA

Por: Ludolf  Von Sachsen

Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón.22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. 24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: !!Señor, socórreme! 26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. 27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora. Mateo 15:21-28

.– PARA HALLAR A JESUS ES NECESARIO SALIR DEL PECADO: Saliendo Jesús de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón. Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella regiónComo sale JESUS de una tierra para ir otra, tambien sale la mujer cananea de los confines de las tierras gentiles pecadoras, para ir en busca de la Majestad Divina, lo que significa, que el alma pecadora ha de salir de los confines de los pecados por el camino del arrepentimiento para encontrar al Salvador; porque no basta al hombre apartarse de los pecados, si no sale de los confines de ellos, para no tener ocasión de caer en la tentación.  Esta madre angustiada había oído la fama de los milagros que obraba Jesús, creía con firmeza que podría liberar a su hija. ¿Podría dejar de atenderla el que con infinita bondad iba a salir al encuentro de los que no le buscaban, El que sin ser rogado se introducía en la región de los gentiles para traerlos de las tinieblas a la luz, llenarlos de todos sus dones? Para buscar a Jesús salió la mujer extranjera de los confines de su país para hallarle. Asimismo, debemos recordar como extranjeros y residentes temporales de este mundo, No dar lugar a los deseos carnales que luchan contra el alma. 1Pedro2:11 El corazón humano debe despojarse de los afectos terrenos, y apartarse de todo aquello que le impide acercarse, y creer en Jesús.Entender que la sabiduría de los que alcanzan la Salvación no se halla entre los regalos y placeres de la tierra. El que cree en el Hijo, tiene vida eterna; mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. Juan 3:36  Abraham tuvo que salir de su país natal para merecer la bendición de Dios. Lot salió de Sodoma para no perecer en medio del fuego, los mismos hijos de Israel nunca hubieran entrado en la tierra de Prometida si no hubieran salido de Egipto. No es extraño pues, que esta mujer saliera de los limites de Sidón para encontrar a Cristo

.- LOS OBSTÁCULOS ANTES DE LA RESPUESTA: Una vez le halló, clamó a EL diciendo: !!Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí!! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio. Se opusieron  los discípulos del Salvador para que no se acercase a El, mas este no fue sino como el preludio de otros muchos obstáculos, que había de encontrar para conseguir lo que tan confiadamente suplicaba, de modo que puede asegurarse, que hasta entonces, no había hecho el SEÑOR desear tanto tiempo a nadie sus misericordias y sus gracias. No pudiendo acercarse a Jesús la fervorosa mujer levantaba mas la voz,  esta madre llena de dolor viendo su hija poseída del demonio clamaba con mas fuerza para ser escuchada: “¡¡ SEÑOR, Hijo de David, tened piedad de mi !! mi hija es cruelmente atormentada por el demonio” ¡¡ SEÑOR, imploro tu ayuda!!.  Pero el SEÑOR no le respondió ni siquiera una palabra, porque quería evitar  la calumnia del pueblo si le veian predicar a los gentiles. Al mismo tiempo quiso que con su disimulo resplandeciese mas la fé de la suplicante. En la dureza aparente con que muchas veces suele tratarnos Dios está escondida la verdadera misericordia con la que también nos prepara sus dones. Dichoso aquel que en estas pruebas no desmaya ni se debilita, sino que aviva mas su fé con nuevos gemidos, mostrándose agradecido de los saludables rigores de la bondad Divina.

JESÚS no daba muestras de rendirse a las súplicas de la Cananea, ni aun volvía sus ojos hacia ella. Mas ella redoblaba sus súplicas; tanto que fatigados los Apóstoles movidos de su constante perseverancia en clamar y llorar, se acercaron a  Jesús y dijeron:  Despídela, pues da voces tras nosotros. A lo que respondió el SEÑOR: Yo no soy enviado sino las ovejas perdidas de la casa de Israel. Áspera y dura sobremanera parecía la respuesta de Jesús, nada prometía favorable a la mujer de Canaan. Nada al parecer detuvo al SEÑOR, sino que acelerando su paso entró en la casa donde quería mantenerse oculto hasta la mañana siguiente. Pero, la mujer constante en su FE, animada por la esperanza, siguió a Jesús, se arrojó a sus pies, le adoró diciendo: “¡¡SEÑOR, Socórreme!!”  Le suplicaba que echara fuera de su hija el demonio. Claramente, se aprecia en esta ocasión cuánto quiere Dios que se le pida con fervorosa solicitud, ardiente FE,  humildad profunda, confiada esperanza, aún tratándose de aquello mismo que EL desea dar.   Cerradas, pues “parece” que estaban las puertas de la benignidad divina para esta mujer gentil. Mas como la FE hace hijos de Abraham los que no descienden de él segun la carne, la Cananea, fue hecha fiel por el don de Cristo, no estaba excluida de la Salvación que trajo al mundo. Así fue, que en aclamación de esta misma FE, tan pronto como le fue posible se acercó al SEÑOR, se postró, y le adoró. Así, a la oración desatendida añadió LA ADORACIÓN. La FE la acercó a Dios, la humildad la postró en su presencia, la confianza le dió aliento para perseverar. Al fervor del espíritu nadie le puede robar la confianza, por tanto, no hay cosa que estorbe en él, la oración. Pero Jesús, que todavía deseaba acrisolar mas y mas la FE de la atribulada madre, le respondió: No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perros. Misteriosa, mas que dura, aparece esta respuesta de Jesus. Ella es como la piedra de toque con que se descubren  los quilates del mas precioso de los metales, porque con ella se descubren también todos los quilates de la FE de esta mujer singular. No se queja de la afrenta con que la trató Jesucristo, antes bien se vale de ella misma para dar mas brillo y fuerza a su ruego. Este es el ingenio de la humildad esta es la elocuencia de la FE, abatirse y humillarse mas, cuando el Salvador mas la reprocha. No se quejó, no se ofendió, ni dijo a Jesús: ¿porque me tratas de perra? Reconoció que no era merecedora de los dones de Dios. Respondió: SEÑOR, bien sabes que también los perros comen de las migajas que caen de la mesa de sus señores. El pecador que de veras busca a Dios y desea salvarse, no se extraña que le traten con severidad santa. Hijo mio no te desanimes al ser reprendido por ELPorque el SEÑOR al que ama Disciplina y Azota a todo aquel que recibe por hijo.Hebreos 12:5-6  Entendiendo esto, todo le parece dulce y llevadero, acordándose que merecía el infierno. Reconociendo que amor bajó del Cielo murió en Cruz para salvarle.  Permitió Jesús tan reiteradas súplicas para que resplandeciese mas la FE admirable de la mujer, para que se viese también brillar a la par, la liberalidad con que El recompensa los actos del amor. Quedó totalmente libre la hija, porque en nada dudó la madre que por ella suplicaba. Marchó corriendo a su casa, encontró efectivamente libre a su hija para siempre de las impresiones de su perseguidor. ¡Oh mujer siendo sin embargo despreciada sonrojada por Jesús, no te retiraste sino que perseveraste pidiendo, porque ha sido tan grande tu FE, por esto ha sido también copiosa la gracia que sobre ti se ha derramado, levántate consolada porque está ya sana tu hija!

Roguemos pues con mucho fervor a Dios nuestro SEÑOR, para que libre y sane nuestras almas y la de nuestros seres queridos de los pecados, y por los que son atormentados del demonio. Clamemos al SEÑOR con humildad y perseverancia diciéndole con la mujer de Canaan: ¡¡JESUS, hijo de David ten compasión de mi y ayúdame!!. Mi ser querido está muy atormentado por el adversario, porque no cesa de pecar, si  te conviertes bien y  esperas en la misericordia del SEÑOR. JESUS dirá:  “Hágase como deseas” y quedará sana y salva en aquella hora, porque en cualquiera hora que el pecador se convierte y llora sus culpas y pecados, vivirá no morirá. No desesperes pues, ni dejes de pedir, porque si pidieres con corazón puro y fiel, perseverando en la oracion la presencia del SEÑOR, y te humillares, reconociéndote por indigno de su beneficio, cree firmemente que obtendrás cualquiera cosa que pidieres.

ORACIÓN: SEÑOR mio Jesucristo, yo miserable pecador, humillado en tu divina Presencia, te ruego y suplico que me ayudes en todas mis necesidades, tentaciones, tribulaciones y afrentas, con los que me veo continuamente tentado y atribulado. Si en tu presencia, SEÑOR, soy como un perro vil , y como tal indigno de recibir de Ti un pan entero, esto es, la multitud y grandeza de tus dones; no me niegues algunas pequeñas migajas de los consuelos de tu Gracia, porque sin este alimento reparador santo, mi alma es siempre muy malamente atormentada del poder del demonio; pero con ella pronto se verá libre de tan feroz dominador, cualquiera que sea la mínima parte que me concedas. Bien sé que no dilatas tus dones para negarmelos, sino para aumentar en mi con la tardanza el deseo; con el deseo la esperanza; con la esperanza la fervorosa oración; y con la oración la humildad, a  quien está prometida la gracia. Aun que huyas de mi, Dios mio, yo te seguiré; aunque calles, te invocaré; aunque me deseches , no desistiré; humillado por TI, confiaré en TI , y avivaré en mi corazón el amor al que nunca resistes. Y si me dices: “No es para los perros el pan de los hijos”, te volveré a pedir que me conviertas en hijo tuyo; porgue existiendo tu gracia en mi alma, serán borrados todos sus pecados, y así mi alma quedará hija adoptiva Tuya, y entonces brillarán en ella tu misericordia y tu gracia por los siglos de los siglos…. Amen.

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »