• CONSEJERÍA CASO No. 7: EL LIBRE ALBEDRÍO DE MI ESPOS@

Hola : Tengo una duda, yo he orado mucho a mi Dios por la restauración de mi matrimonio, he hecho como ustedes hablan en su ministerio, ayuno y oración, me he postrado ante el padre celestial, me he humillado.Pero sin embargo, hoy escuche en una emisora de Radio de mi país, que estaba un pastor dando una palabra de aliento a una radio a una oyente con relación a su matrimonio y le dijo también que Dios todo lo puede, pero esta el libre albedrío del esposo y si el toma la decisión de no regresar pues hay que aceptarlo.  Entonces pregunto , ¿Si yo viendo las circunstancia con mi esposo, que a duras penas tenemos comunicación, que tiene una altivez y un orgullo tan grande encima, que le comento a mi hijo que aunque el asista a la iglesia, nada va a cambiar. Tu crees que yo deba seguir aferrándome a que volverá? ¿O debo aceptar que todo acabo  y que tengo que aceptar que  su nueva vida es estar  con la otra mujer?
             
RESPUESTA
             
Por: Lucy M.Cadavid
             
En todos los temas bíblicos que impliquen controversias nos advierte el SEÑOR por su Santo Espíritu: Pero evita controversias necias, genealogías, contiendas y discusiones acerca de la ley, porque son sin provecho y sin valor. Tito 3:9 Recuérdales esto, encargándoles solemnemente en la presencia de Dios, que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha y lleva a los oyentes a la ruina. 2 Timoteo 2:14 Evita las palabrerías vacías y profanas, porque los dados a ellas, conducirán más y más a la impiedad, 2Timoteo 2:16  Además de estos versos, uno que nunca debemos olvidar y siempre debemos tener siempre presente, son las palabras del SEÑOR Jesucristo, Maestro de maestros, Teólogo de teólogos, Pastor de pastores: “En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos. Mateo 18:3 El SEÑOR de señores nos instruye a volvernos como niños en pureza y además en cuanto a la Fe, un niño tiene una fe sencilla y simple, un niño cree lo que dice el SEÑOR y recibe sus palabras sin razonamientos humanos. Debemos seguir el consejo del sabio Salomón cuando dijo: Entonces me dije a mí mismo: «Aquí me tienen, hecho un gran personaje, más sabio que todos los que antes de mí reinaron en Jerusalén; entregado por completo a profundizar en la sabiduría y el conocimiento, y también en la estupidez y la necedad, tan sólo para darme cuenta de que también esto es querer atrapar el viento.» En realidad, a mayor sabiduría, mayores molestias; cuanto más se sabe, más se sufre. Eclesiastes 1:17-18 DHH
             
Y el apóstol Pablo dijo: ….El conocimiento envanece, pero el amor edifica.1Corintios 8:1 TENIENDO  EN MENTE ESTOS VERSOS. RESPONDO A ESTA INQUIETUD CON LA PALABRA DE DIOS: – SI DIOS ES DIOS DE LOS IMPOSIBLES, Y SI LA PALABRA DE DIOS DICE QUE AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE.ENTONCES, EN LAS PALABRAS CREE Y TODO ESTA LA RESPUESTA, NO EN LO QUE DICEN LOS HOMBRES. ES LO QUE DIOS DICE, Y EN LA PALABRA TODO, NO VEO A JESUCRISTO DICIENDO: “PERO…SI EL HOMBRE TIENE LIBRE ALBEDRÍO ENTONCES, ES UN ASUNTO IMPOSIBLE DE RESOLVER.  O PERO, SI NO QUIERE DEJAR LA ADULTERA, NO ES POSIBLE. PERO SI TU ESPOSO NO QUIERE CAMBIAR, ENTONCES NO ES POSIBLE. NO EXISTE NINGUNA CONDICIÓN EN LAS PALABRAS DE CRISTO. SI ASÍ, FUERA JESUCRISTO QUE ES PASTOR DE pastores, PREDICADOR DE predicadores,  MAESTRO DE maestros, HUBIERA CONTEMPLADO ESAS CONDICIONES, ÉL SIMPLEMENTE DIJO: SI PUEDES CREER(ES LA UNICA CONDICIÓN) PARA EL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE.MARCOS 9:23 ENTONCES, CREE A DIOS DIGAN, LO QUE DIGAN Y VEAS LO QUE VEAS, OIGAS LO QUE OIGAS. MI ESPOSO DECÍA: “YA SABES COMO SOY Y NUNCA VOY A CAMBIAR”, ES DECIR, HE SIDO INFIEL Y VOY A SEGUIR ASÍ, “ME HAN GUSTADO LAS DISCOTECAS Y LOS SITIOS NOCTURNOS DE SEXO Y LOS SEGUIRÉ VISITANDO,TE VOY A DEJAR, NOS VAMOS A DIVORCIAR EN TAL FECHA, etc…” TODAS ESAS PALABRAS, EL SEÑOR LAS ANULO Y LAS CANCELO Y DIOS OBRO EN EL DE MANERA SOBRENATURAL. PORQUE CREÍ EN EL SEÑOR Y EN LO QUE DICE SU PALABRA. MIENTRAS MI ESPOSO HABLABA CON SOBERBIA Y PREPOTENCIA, YO CONFESABA LA PALABRA DE DIOS Y LE CREÍA A DIOS, LA FE VIENE CUANDO ORAMOS Y CONFESAMOS LA PALABRA DE DIOS.LA FE VIENE POR EL OÍR Y EL OÍR LA PALABRA DE DIOS.  LO MAS DÍFICIL ES ESPERAR, YO TUVE QUE HACERLO POR TRES AÑOS. DIOS ACTÚA EN CADA CASO COMO EL QUIERE, NO SE CUANTO TIEMPO EL SEÑOR HA DISPUESTO PARA TI.  PERO, TE DIGO QUE SI LE CREES EL LO HARÁ Y TU TESTIFICARÁS PARA QUE SU NOMBRE SEA GLORIFICADO EN LAS NACIONES. CONOZCO EL CASO DE DOS MUJERES CUYOS ESPOSOS DECÍAN SER CRISTIANOS Y TERMINARON EN DIVORCIO EN AMBOS CASOS TUVIERON UN HIJO EN EL NUEVO MATRIMONIO. ELLAS DECIDIERON  CREERLE A DIOS, A PESAR QUE TODO PARECÍA TERMINADO Y SIN ESPERANZAS, PERO  DESPUES DE CINCO AÑOS EN UN CASO Y SIETE EN EL OTRO, LOS ESPOSOS DESEAN VOLVER Y ESTÁN EN TRAMITES DE DIVORCIO DE LA OTRA MUJER,  “TODO ES POSIBLE PARA DIOS, TODO ES POSIBLE “AL QUE CREE”.
             
Sobre el libre albedrío este siervo, teólogo y predicador, dijo al respecto: “¿Habrá alguno que todavía objete y diga que no es posible reconciliar las dos cosas: la impotencia del hombre y la responsabilidad del hombre? El tal tenga en cuenta que no nos incumbe reconciliarlas. Dios lo ha hecho al incluir ambas verdades una al lado de la otra en su eterna Palabra. Nos corresponde SUJETARNOS Y CREER, NO RAZONAR,  . Si atendemos a las conclusiones y deducciones de nuestras mentes, o a los dogmas de las antagónicas escuelas de teología, caeremos en un embrollo y estaremos siempre perplejos y confusos. Pero si simplemente nos inclinamos ante las Escrituras, conoceremos la verdad. Los hombres pueden razonar y rebelarse contra Dios; pero la cuestión es si el hombre ha de juzgar a Dios o Dios ha de juzgar al hombre. ¿Es Dios soberano o no? Si el hombre ha de colocarse como juez de Dios, entonces Dios no es más Dios. “Oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios?” (Romanos 9:20)…..  Ésta es la cuestión fundamental. ¿Podemos responder a ella? El hecho claro es que esta “dificultad” referente a la cuestión de poder y responsabilidad es un completo error que surge de la ignorancia de nuestra verdadera condición y de nuestra falta de absoluta sumisión a Dios. Toda alma que se halla en una buena condición moral, reconocerá libremente su responsabilidad, su culpa, su completa impotencia, su merecimiento del justo juicio de Dios, y que si no fuera por la soberana gracia de Dios en Cristo, ella sería inevitablemente condenada. Todos aquellos que no reconocen esto, desde lo profundo de su alma, se ignoran a sí mismos, y se colocan virtualmente en juicio contra Dios” Charles H. Mackintosh.
             
Para complementar esta consejería, comparto este mensaje sobre el mismo tema:
             
ÉL VUELVE EL CORAZÓN   Por:  Erin Thiele,
             
“¿ Todos le han dicho que su esposo tiene su propia voluntad; por lo tanto él puede “escoger” no regresar a usted? Mientras intenta restaurar su matrimonio usted será bombardeada,como otras mujeres han sido, por el ataque violento de aquellos que le dirán que es la elección de su esposo y que él tiene voluntad propia para escoger dejarle a usted o estar con otra mujer. Yo me enfrenté a la misma respuesta, especialmente por parte de pastores. Pero, ¡¡gloria a Dios, Él me enseñó la verdad!! La clave es no su voluntad, sino la voluntad de Dios. Y mientras yo buscaba la voluntad de Dios, Él me enseñó que era Su voluntad el volver el corazón de mi esposo hacia mí, su esposa, porque es lo que Él unió. ¡Gloria a Dios!
             
Déjeme mostrarle lo que Él me mostró a mí: ¡¡NO es la voluntad del hombre sino la voluntad de Dios!!
             
“Dios hace lo que quiere…” Daniel 4:35 “…que el Altísimo es el soberano de todos los reinos del mundo, y que se los entrega a quien él quiere” Daniel 4:25.“… Dios… puede librarnos… ” Daniel 3:17.
             
Considere a Nabucodonosor. Después de que su orgullo le causara el arrastrarse como un animal, él dijo de Dios “Dios hace lo que quiere con los poderes celestiales y con los pueblos de la tierra. No hay quien se oponga a su poder ni quien le pida cuentas de sus actos” Daniel 4:35. ¿No es éste el mismo Dios que aún hace las cosas de acuerdo con Su voluntad? ¿Es su esposo mayor que el Rey Nabucodonosor?
             
Considere también a Jonás.  Jonás no estaba dispuesto a hacer lo que Dios quería que él hiciera, pero Dios lo hizo estar dispuesto. “El Señor, por su parte, dispuso un enorme pez para que se tragara a Jonás, quien pasó tres días y tres noches en su vientre” Jonás. 1:17. ¡¡Dios ES INFINITAMENTE CAPAZ de hacer que su esposo esté dispuesto!!
             
Finalmente, considere a Pablo. “Mientras tanto, Saulo, respirando aún amenazas de muerte contra los discípulos del Señor… una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor… Saulo se levantó del suelo, pero cuando abrió los ojos no podía ver…el Señor Jesús… me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo. Al instante, cayó de los ojos de Saulo algo como escamas, y recobró la vista. Se levantó y fue bautizado” Hechos 9:1–18. ¡¡Dios es INFINITAMENTE CAPAZ de cambiar a su esposo en un instante!! ¡Lo he visto infinitas veces, con mi propio esposo y con muchos otros esposos! Si usted dice “Pero usted no conoce a mi esposo” Yo le diría— ¡ Usted no conoce a Dios!
             
Volviendo el corazón Usted oirá a pastores y a otros cristianos que dicen que es la voluntad de su esposo el abandonarle, divorciarse de usted, o estar con otra mujer. Pero nosotros acabamos de aprender en la Escritura que no es la voluntad del hombre sino la de Dios. Puede ser la voluntad de su esposo el abandonarle, divorciarse de usted, o estar con alguien más. Sin embargo, ¡Dios puede cambiar su corazón! No necesitamos preocuparnos por su voluntad. En lugar de eso necesitamos orar por el corazón de nuestros esposos para que sean cambiados. “En las manos del Señor el corazón del rey es como un río: sigue el curso que el Señor le ha trazado” Proverbios 21:1.
             
¡Ore que Dios le dé a su esposo un nuevo corazón y reemplace su corazón de piedra por uno de carne! “Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne” Ezequiel 36:26.
             
El primer paso para cambiar el corazón de su esposo es encontrar las promesas de Dios, Sus verdades, y luego cumplir con las condiciones para esas promesas. Estos son los versículos que yo memoricé y usé para volver el corazón de Dan hacia mí de nuevo.
             
“Cuando el Señor aprueba la conducta de un hombre, hasta con sus enemigos lo reconcilia” Proverbios 16:7.
             
• “Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón” Salmo 37:4.
             
• “Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará” Salmo 37:5.
             
“Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas” Mateo 6:33. Cuando usted pone a Dios en primer lugar en su vida, ÉL empezará a volver el corazón de su esposo hacia usted de nuevo. Usted necesita renovar su mente con los versículos en este capítulo y buscar a Dios para que le quebrante y le cambie si usted espera alguna vez que su esposo se preocupe por usted de nuevo. Veamos las Escrituras que nos dicen  cómo Dios cambió los corazones de hombres y aún de reyes:
             
“Dios… que puso en el corazón del rey… “ Esdrás 7:27.
             
“Yo voy a endurecer el corazón de los egipcios… ” Éxodo 14:17.
             
• “El Señor endureció el corazón del faraón… ” Éxodo 10:27.
             
• “En las manos del Señor el corazón del rey es como un río: sigue el curso que el Señor le ha trazado” Proverbios 21:1
             
En el libro de Proverbios aprendemos sabiduría. Proverbios 1 versículo 2 al 7 listan los beneficios de los Proverbios.
             
• Para adquirir sabiduría.
             
• Para discernir palabras de inteligencia.
             
• Para recibir la corrección que da la prudencia, la rectitud, la justicia y la equidad.
             
• Para infundir sagacidad en los inexpertos.
             
• Para infundir conocimiento y discreción en los jóvenes.
             
¡Lea Proverbios todos los días para obtener sabiduría! Dios es INFINITAMENTE CAPAZ de volver el corazón de su esposo hacia usted de nuevo, pero si usted sigue siendo contenciosa, si la amabilidad no está en su boda, si usted no muestra un espíritu suave y apacible, entonces una vez que su corazón regrese hacia usted, ¡la VIEJA natualeza causará que él le abandone de nuevo!  ¡Usted debe ser una nueva mujer para que su esposo se quede con usted! Recuerde, la razón por la que su esposo le ha dejado o ha sido cautivado en adulterio, es que su hogar no estaba edificado sobre LA ROCA. Estaba dividido; estaba destruido por sus palabras y su actitud– en otras palabras, porque usted era una mujer contenciosa. Veamos en Proverbios y en algunas otras Escrituras del Nuevo Testamento:
             
• Sus propias manos. “La mujer sabia edifica su casa; mas la necia, con sus manos la destruye” Proverbios 14:1.
             
• Casa del malvado. “La casa del malvado será destruida” Proverbios 14:11.
             
• Casa dividida contra sí misma. “Todo reino dividido contra sí mismo quedará asolado, y toda ciudad o familia dividida contra sí misma No se mantendrá en pie” Mateo 12:25.
             
• Pero no se derrumbó. “Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica, es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca” Mateo 7:24–25.
             
• Edificados juntamente. “…siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular. En él todo el edificio, bien armado, se va levantando para llegar a ser un templo santo en el Señor. En él también ustedes son edificados juntamente para ser morada de Dios por su Espíritu” Efesios 2:20–22.
             
• No lo separe el hombre. “¿No han leído–replicó Jesús– que en el principio el Creador `los hizo hombre y mujer’, y dijo: `por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo’? Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” Mateo 19:4–6. Dios ha prometido restaurar a su esposo y su hogar. “La codicia de mi pueblo es irritable, por perversa, en mi enojo, lo he castigado; le he dado la espalda, pero él prefirió seguir sus obstinados caminos. He visto sus caminos, pero lo sanaré; lo guiaré y lo colmaré de consuelo. Y a los que lloran por él les haré proclamar esta alabanza: ¡Paz a los que están lejos, y paz a los que están cerca! Yo los sanaré–dice el Señor” Isaías 57:17–19.
             
“Tal vez por eso Onésimo se alejó de ti por algún tiempo, para que ahora lo recibas para siempre, ya no como esclavo, sino como algo mejor: como a un hermano querido, muy especial para mí, pero mucho más para ti, como persona y como hermano en el Señor” Filipenses. 15–16. ¡NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS! ¡EL SEÑOR VUELVE EL CORAZÓN HACIA DONDE ÉL DESEA!”

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »