● MI TESTIMONIO

Mi nombre es A.Lucía M. Cadavid, soy casada de nacionalidad colombiana, y EL SEÑOR me concedió tener dos hermosos hijos. Deseo compartir mi testimonio, para que muchos que estén pasando por una situación similar a la mía, o cualquier otra, sean inspirados a buscar en Dios la solución a sus problemas, entiendan y comprendan que hay una salida y que se llama Jesucristo.

Nací en un hogar conformado por un padre adúltero, mi abuela paterna le fue infiel a mi abuelo y este a su vez a ella, además de maltratarla físicamente. No dudo que por esta razón mi papá también fue un hombre infiel y violento. Respecto a mi madre, fue maltratada de todas las formas posibles, física, verbal, y sexualmente, me enteré que mi abuela fue rechazada y maltratada también, mi bisabuela materna se casó con un hombre humilde y de baja condición económica por lo que mis tatarabuelos rechazaron ese matrimonio. Menciono todo esto, porque ahora he comprendido que las Maldiciones Generacionales se cumplen. Proverbios 26:2 Así la Maldición nunca vendrá sin causa. Sólo Jesucristo con el poder de su sangre las puede romper, cuando entendemos el porque de tantas cosas malas que nos pasan sin explicación, cuando el SEÑOR que es LA VERDAD nos permite que conocer la raíz y el origen de la situación, somos libres Juan 8:32 Conocerán la verdad y la verdad los hará libres. Una vez detectadas estas raíces ocultas que son reveladas por la Luz que es Cristo, se deben arrancar en el nombre de Jesucristo, para que no retoñen nunca más.   Tal como Jesucristo maldijo la higuera y esta se secó y nunca más dio fruto, así deben ser secadas, las raíces de la higuera de las Maldiciones Generacionales de nuestras vidas. Marcos 11:14 Nunca más coma nadie fruto de ti. De esta manera, mientras narro mi testimonio, podrás empezar a entender tu situación también. La Maldición por Maltrato y Rechazo produjo en mi mamá complejos, agresividad, soberbia, inestabilidad emocional, dificultad para demostrar afecto, egoísmo, conflictos y obviamente maltrato sicológico. Crecí viendo muchos conflictos, gritos, peleas, violencia física en mi hogar, me enteraba de las infidelidades de mi papá y vi sufrir a mi mamá por esta razón. Las secuelas que dejaron estas escenas en mi mente y corazón fueron indecibles e indescriptibles, me llene de temores y fobias a los insectos, a las alturas, a los rayos, a los hombres etc. Sufrí de abandono emocional porque mi padre fue un excelente papá proveedor, pero en el área emocional tuve muchas carencias, lo que me produjo inseguridad y baja autoestima, también sufrí maltrato verbal por parte de mi mamá, con palabras como: “No sirves para nada”. Lo que ahondo mas aun mi baja autoestima. No culpo a mi mamá por esto, ella lo único que hizo fue repetir y transmitir lo que recibió en su casa. Finalmente, en mi adolescencia mi padre y madre se separaron, decisión que también afecto mi vida profundamente. Me casé joven, cuando aún estaba estudiando en la universidad, llena de ilusiones, soñando con tener un hogar armonioso y mucho mejor que en el que había crecido y con la idea firme de no divorciarme bajo ninguna circunstancia, pues había sufrido por la separación de mis padres y no quería pasar por lo mismo una segunda vez. Sin embargo, desde los primeros ocho (8) días de casada, mi esposo se desapareció por tres días. Ese fue el inicio de una vida esclavizada y flagelada por la infidelidad, cada semana y durante dieciocho (18) años, esperé a mi esposo hasta altas horas de la noche, siempre tenía una disculpa: “Tuve una despedida” “Un cumpleaños de un compañero”, “Estaba con mi amigo fulano de tal”. Mi situación la describe muy bien la canción del grupo español Mocedades, “Tómame o Déjame” que dice: “Tómame o déjame, pero no me pidas que te crea mas, cuando llegas tarde a casa, No tienes porque inventar, pues tu ropa huele a leña de otro hogar, tómame o déjame, sino estoy despierta déjame soñar, no me beses en la frente, sabes que te oí llegar y tu beso sabe a culpabilidad” . Además de la infidelidad, mi esposo era bebedor, y no es extraño pues su papá y abuelo eran alcohólicos, y puedo asegurar que su bisabuelo también lo era, está adicción es una Maldición Generacional. Me enteré que el papá de mi esposo fue un hombre infiel también. Es decir tenía maldición de infidelidad por parte de mi esposo y de mi padre. Me sentía devastada, defraudada, desilusionada, en un callejón sin salida. No pasaba un solo día, sin pensar en separarme, divorciarme, o ser infiel a mi esposo, pensaba que otro hombre podría ayudarme a lidiar con todo esto sin separarme, tuve tentaciones, pero fueron solo eso, hoy creo que Jesucristo me guardó de caer en semejante trampa, lo cual hubiera complicado muchísimo más mi vida. Desistía, porque había prometido no separarme y además porque no quería que mis hijos pasaran por una separación dolorosa. Pensaba como huir de semejante situación, vivía de reclamo en reclamo sin obtener ningún resultado, al contrario mis reproches continuos empeoraban la situación y alejaban cada vez más a mi esposo, una vida de contiendas e incomprensión y soledad, un esposo que me pedía pruebas de que él me era infiel y yo no las tenía, pues no contaba con los medios para contratar un detective privado. Lo único que sabía era que me sentía sola, abandonada emocionalmente, rechazada, menospreciada como mujer y como esposa. Lloraba mucho, solamente quienes han pasado por esto pueden entender y saber de lo que estoy hablando. Alzaba mis ojos al cielo y decía: “Señor, hasta cuando tendré que soportar esta situación en la que yo misma me metí. Por favor perdóname por no haberte tenido en cuenta, para tomar la decisión de casarme y ayúdame a salir de esta situación tan terrible.”

Finalmente, un día paso lo MAS EXTRAORDINARIO, LO MEJOR, LO MAS LINDO que me ha pasado en toda mi existencia, en toda mi vida. ¡¡Conocí a Jesucristo!! y lo acepté en mi corazón como mi salvador personal. ¡¡Que gran día ese!! Nunca lo olvidaré mientras viva. Mi vida quedó marcada en dos, como la Historia de la Humanidad , Antes de Cristo y Después de Cristo. Con Jesucristo en mi corazón encontré consuelo y refugio y la paz que no había tenido nunca…. Sin embargo, las cosas no cambiaban con mi esposo. Pero yo si cambie de actitudes, deje la rencilla, los reproches que por catorce (14) años de nada me habían servido. Comencé a asistir a la iglesia y a un grupo de oración, en este grupo aprendí a buscar a Dios en oración en ayuno y cada día me sentía mas fuerte para soportar las largas noches de espera de cada fin de semana. Ahora, tenia a Jesucristo conmigo, la Biblia , que me consolaba, para esperar a mi esposo hasta tarde, y eso me daba gran tranquilidad, leía los Salmos, oraba y sentía mucha paz y una grande confianza que las cosas cambiarían. Después de dieciocho (18) años de un matrimonio frustrado, se evidenció la infidelidad de mi esposo, las oraciones tuvieron efecto y salió a la luz lo oculto ya no era un presentimiento, mi sospecha finalmente tuvo cuerpo de mujer, nombre y apellido de mujer. Descubrí quien era la amante de mi esposo, que por lo menos llevaban doce (12) años, era una compañera de trabajo, mi esposo llevaba doble vida. Entendí que trabajé para apoyar a mi esposo, pero también entendí muy a mi pesar, que para ayudar a sostener a mi rival y para que pudieran tener apartamento. Sentí que dieciocho años de engaños, hipocresía y mentiras eran demasiado para mi. Me sentí como en la Película “Durmiendo con el Enemigo”. Estuve durmiendo con mi enemigo, ¡¡ sin saberlo!! Sentía que todos esos años me había dado el beso de Judas Iscariote, al despedirse de mi cada mañana o en la intimidad, cuando la teníamos….No podía asimilar como puede alguien engañar y mentirle a otro y no sentir remordimientos o actuar como si nada estuviera pasando, que gran actor era mi esposo.  Darme cuenta que mi rival tenía todo lo que me pertenecía era insoportable. Joyas, invitaciones a la Zona Rosa de Bogotá, lo mejores restaurantes y Bufetes, los besos, las caricias, el amor y la comprensión de mi esposo para ella, era devastador, muy doloroso para mi, tanto que las palabras no alcanzan a describirlo, me identifico con las palabras de Winston Churchill, quien sufrió de depresión, la cual le causó un profundo dolor, trató de expresarlo así: “Si se reuniera todo el dolor que hay en el mundo, No alcanzaría a ser igual al que yo siento”. Era tanto mi dolor que pensaba que nadie sufría ¡¡tanto como yo!! Sentí que mi matrimonio y lo que había vivido con él durante todo ese tiempo, eran una mentira, pensaba que había perdido y entregado mis mejores años en un matrimonio infeliz y frustrado y que ya no había esperanza para mí. Entre en depresión clínica, solo quería morir, lloraba muchísimo, creo que dos horas por la mañana y dos por la noche, perdí el apetito, baje de peso y sufría de insomnio. Necesité tratamiento con antidepresivos y pastillas para la ansiedad, pues el divorcio parecía inminente, sufrí de Trastornos de Pánico y Trastorno Obsesivo Compulsivo. Mi hogar estaba totalmente en ruinas, tenía mucha incertidumbre y temor por el futuro. Mis hijos psicológicamente afectados. Además de todo esto, Dios me reveló en oración y a través de sus siervos confirmo cuando éstos oraron por mi, que mi rival me había hecho hechicería para matarme o enloquecerme. En medio de este panorama oscuro y sin salida, lo único que podía hacer era esperar en las promesas de la Palabra de Dios,  orar y ayunar. Un día le pedí a Cristo que me hablara y cuando abrí mi Biblia leí Lucas 13: 10- 11. Hablaba de una mujer que tenía dieciocho (18) años de estar encorvada y que de ninguna manera se podía enderezar, hasta que Jesucristo la miró, la liberó y la sanó: ¡¡Esa mujer era yo!! La infidelidad de mi esposo durante dieciocho (18) años, me tenia encorvada al igual que a aquella mujer y ¡durante el mismo tiempo!, esto me llamó mucho la atención. La infidelidad me tenía encorvada por: Baja autoestima, pues me sentía fea, poco atractiva e inútil, Rechazo, Maltrato emocional por parte de mi esposo, culpabilidad, soledad, abandono, afrenta, humillación, rencor, amargura, angustia, celos, ansiedad, depresión, y de ninguna manera me podía enderezar. Pero el Señor me miró como la miró a ella y me hizo ¡¡ libre !! ¡¡Totalmente Libre!! Mi esposo ha cambiado ¡¡tanto!! Que siento que estoy viviendo con otro hombre, del hombre con el que me casé no queda nada. Ahora él es un hombre cariñoso, tierno, me apoya, me ama, me comprende, me aprecia, respeta y me da todos los gustos que he podido imaginar. El Señor restauró y restituyó mi vida sexual, mi hogar, las invitaciones a los mejores sitios y bufetes, todo me ha sido restituido. ¡¡Que maravilloso es Jesucristo!! Verdaderamente Joel 2:25-26 se cumplió en mi vida tal como yo le oraba al Señor que me restituyera y me hiciera justicia. El Señor devolvió y recompensó los años que comió la oruga el saltón, el revoltón y la langosta por la infidelidad.

COMO LOGRE LA RESTAURACIÓN DE MI HOGAR: 1. LA PALABRA DE DIOS: Me apropie de la Palabra que Dios me había dado. Creí que Jesús me iba a liberar del flagelo de infidelidad, como lo hizo con la mujer encorvada. Lucas 13:10-11. Y me aferré a esta promesa de la Palabra de Dios con todo mi corazón. Además de esta promesa reclamé otras promesas de la Palabra de Dios en oración. Las cuales estaré compartiendo en oraciones por mi hogar, por mi esposo, por mi rival, guerra espiritual.

2. LA ORACIÓN Y EL AYUNO: Por el CAMBIO de mi esposo y su SALVACIÓN, por la RESTAURACIÓN de mi hogar que estaba en ruinas todas las columnas (El amor, la comunicación, la intimidad, y las finanzas) Y LA RESTITUCIÓN de todo lo que el enemigo me robo a través del adulterio (tiempo, dinero, días de soledad, mi paz, mi felicidad, mi vida sexual, besos, caricias y la pasión de mi esposo). Porque el adulterio es una plaga que acaba con todo, Jesucristo me liberó de esa plaga y me restituyó o devolvió todo como lo mencioné antes. Para ampliar este tema puedes visitar la Pagina de Oración y Ayuno de este sitio, donde encontrarás los mensajes que el SEÑOR me ha dado sobre estos temas.

3. EL PERDÓN. Produjo en mi vida un cambio radical, el dedo acusador que yo tenía hacia mi esposo se volvió hacia mí. Reconocí que yo tenía mucho que ver en que mi esposo buscara en la calle, lo que no encontraba en su casa conmigo. El resentimiento me impedía amarlo o demostrarle el amor. Empezó Jesucristo la Sanidad de mi corazón, por resentimiento, y falta de perdón. Creo que después de mi salvación es lo mas grande que me ha pasado EL PERDÓN para mis enemigos, para quienes me han dañado. Tanto para mi esposo como para mi rival. Se acabaron las contiendas, los reproches y la mujer iracunda. Cualquier rencor hacia mi mamá, papá, hermanos, esposo, rival. El QUE ABORRECE A SU HERMANO SE HACE HOMICIDA. 1ª. JUAN 3:15. AMAR, BENDECIR Y ORAR POR NUESTROS ENEMIGOS PARA QUE SEAMOS HIJOS Mateo 5:44-45. Fueron Palabras que impactaron mi vida de manera especial y pedí a Dios que me ayudara a aplicarlas y a vivirlas, quería ser su hija y partícipe de toda su herencia que son las promesas de su Palabra. Además no deseaba ser una homicida por guardar rencor en mi corazón y aborrecer a los que me dañaron y causaron heridas profundas en mi corazón. Hebreos 12:15 Podemos dejar de alcanzar la gracia de Dios por causa de las raíces de amargura. Además se ha comprobado científicamente que la falta de perdón causa enfermedades. El perdón lleno de paz mi corazón y sano mi alma. Ver el tema Sanidad del Alma El Poder del Perdón. Ver mas sobre este tema: http://ministeriorestitucion.org/?p=178

4. ROMPIENDO MALDICIONES GENERACIONALES: El Señor me permitió entender que sobre mi vida había MALDICIONES GENERACIONALES que debía romper y arrancar como ya lo dije al principio de este testimonio: por Maltrato, abuso, Rechazo, Abandono, Adulterio, Hechicería, aborto. Esto tenia mis cielos cerrados. EL poder de la Sangre de Cristo y el poder de su palabra y la renuncia a esas Maldiciones me hicieron libre. Hay predicadores que no creen en esto y no lo enseñan, no los culpo, ni los critico, porque la mayoría no han tenido que vivir o pasar situaciones similares a la mía. Además ellos sostienen que cuando uno recibe a Cristo las Maldiciones se van y que no es necesario saberlas. Sin embargo después de cuatro años de haber aceptado a Jesucristo yo todavía estaba bajo la Maldición Generacional de la Infidelidad , el Rechazo, el Maltrato, el Abandono, la Hechicería. Se de muchos cristianos que tienen treinta años y mas de conocer a Jesucristo que están bajo Maldiciones Generacionales, porque no han comprendido e ignoran este tema. Yo tuve que entenderlo en oración y ayuno, preguntándole al Señor: ¿Porque todo está en mi contra, porque todo me sale mal? ¿porque Jesús? ¿Por qué si yo te acepté y te tengo en mi corazón no soy libre? ¿Por qué estoy pasando por esto si yo NO he sido infiel? Él me respondió: “Porque hay Maldiciones ancestrales sobre ti que tienes que conocer, arrancar y romper con mi Poder”. Bien dice el Señor en su Palabra en Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento. Yo lo tuve que entender en medio de una gran depresión. Tu tienes la oportunidad de comprender esto hoy, Dios te va a guiar a estudiar tus ancestros y darte cuenta cuales Maldiciones Generacionales están atormentando tu vida y una vez identificadas arrancarlas y renunciar a ellas en oración. He encontrado páginas en la Internet que están en contra de este tema. A pesar de todo esto, doy testimonio que las Maldiciones Ancestrales son una realidad Bíblica y se cumplen, no solo en mi vida, sino en la de otros. El enemigo hará todo lo posible para que no entendamos esto, para que no seamos libres. EL SEÑOR en su infinita misericordia y ayuda por es Su Santo Espíritu me permitió escribir sobre este tema basado en la maravillosa Palabra de Dios, el cual  puedes ampliar visitando: SANIDAD DEL ALMA EN CRISTO MALDICIONES ANCESTRALES http://ministeriorestitucion.org/?p=175

Algunos predicadores la clase de maldición que predican es la que aparece en Malaquias 3:9-10, aclaro que debemos dar para la obra del Señor, ¡Claro que si! Incluso mucho mas allá de nuestras fuerzas, como lo hizo la iglesia de Macedonia; Que en grande prueba de tribulación y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio que con agrado han dado conforme a sus fuerzas y aun mas allá de sus fuerzas. 2Corintios 8:2- 3 Lo que no esta bien es que se utilice un verso de la Palabra de Dios con astucia, para enviar maldiciones, manipular, intimidar, hacer sentir culpabilidad, y sacar provecho de los mas débiles en la fe. El dar para la obra de Dios debe ser considerado un gozo y un privilegio, Nunca una Obligación por temor, asi lo entendio la iglesia de Macedonia y así lo manifestó el Apóstol Pablo: Pidiéndonos con Muchos ruegos que les concediésemos el Privilegio de participar en el sostenimiento de los santos 2Corintios 8:4 LBLA.

Otros predicadores envían maldiciones terribles contra los que quieren irse de la iglesia por alguna razón, también manipulan e intimidan a las ovejitas haciendolas sentir culpables y condenadas. Estos, son los que habló Jesucristo que imponen cargas a las ovejitas que ni ellos mismos ni pueden, ni quieren llevar. Porque atan cargas pesadas y dificiles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres, pero ellos mismos ni con un dedo pueden moverlas Mateo 23:4 ¡Iglesia abre tus ojos! Jesucristo ya pago con su sangre preciosa y nos hizo libres de toda culpabilidad y condenación, pues NINGUNA CONDENACION hay para los que están en Cristo Jesus. Romanos 8:1. NO serán condenados cuantos en EL Confían.Salmo 34:22 Eres libre de toda carga y de toda maldición impuesta por los hombres en el Nombre de Jesucristo, nombre que es sobre todo nombre, rechaza esas maldiciones impuestas por los hombres porque el Señor te bendice y te hace bien. Si estas en una iglesia donde no te sientes alimentado con la Palabra de Dios, donde te sientes culpable, condenado, cargado, oprimido, controlado, manipulado, atemorizado e intimidado, debes saber y creer que Jesucristo ya pago el precio por tu libertad, debes salir de ese lugar. Si el hijo te libertare seras verdadermanente Libre. Simplemente dale a conocer tus razones a tu líder o encargado, eso si, en el nombre de Jesucristo te digo: No des un solo paso antes de orar y pedir la direccion al Señor, pide que te guie al lugar donde EL quiere que estés y donde tu puedas servir, el Señor lo hará, EL es pastor de pastores, rey de reyes y Señor de Señores. Ten presente que Cristo viene por una iglesia sin mancha y sin arruga, la iglesia de Cristo, su esposa, no tiene denominación, Jesucristo murió por todos sin distinciones de raza, lengua o nación. Y para otros la clase de Maldición que predican es que si tu denuncias el pecado de un líder religioso quedas bajo Maldición, en realidad pienso que es todo lo contrario, que si tu te quedas callado y no denuncias el pecado de un líder, eres un encubridor y estas llevando el pecado de ese líder o de esa persona. Si las leyes humanas castigan a quienes encubren y no denuncian las fechorías de otros porque son considerados cómplices, cuanto mas Dios, El que cubre la falta busca amistad; Mas el que la divulga, aparta al amigo. Proverbios17:9 Ver mas sobre este tema. http://ministeriorestitucion.org/?p=215

5. LA PERSEVERANCIA: Son sinónimos de perseverancia: Constancia, persistir, insistir, no desistir. Perseveré en oración y ayuno que rompe todo yugo, toda cadena. (Ver el estudio el Poder del Ayuno). Sin desmayar no importa cuales sean las circunstancias, no importa cuán difícil o imposible de resolver, desde el punto de vista humano parezca la situación por la que estamos pasando. Si tu analizas mi caso, yo hubiera podido pensar: “Mi esposo no tiene remedio.” “Está muy enamorado de su amante” “Lleva doce años con ella, no la va a dejar” “Nació así y así se queda.” En Dios ese dicho popular, árbol que nace torcido, no se endereza. No es cierto, no aplica. Para Dios no hay nada difícil. Génesis 18:14 ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Lucas 1:37 Porque NADA hay imposible para Dios . La perseverancia en oración es clave para obtener la victoria, en cualquier situación hay quienes enseñan, que no es necesario decirle a Dios lo mismo todos los días, que con una sola vez basta, pero Jesucristo les enseñó a sus discípulos a través de una parábola en Lucas 18:1 ……Sobre la necesidad de ORAR SIEMPRE Y NO DESMAYAR. En esta parábola la viuda importunaba todos los días al juez injusto, para que le hiciera justicia, de día y de noche, para que tomara la decisión a favor de ella. Por la insistencia de la viuda el juez injusto le hizo justicia. Cuanto mas Dios que es nuestro Padre nos responderá y hará justicia si le insistimos. Le insistí a Dios en oración durante casi tres años, sin cesar, todos los días. Poco a poco fui viendo como el Señor despejaba mi camino, iba liberando a mi esposo de las ataduras del adulterio y de la hechicería y venían las respuestas para mi hogar, finalmente el Señor puso distancia entre al amante y mi esposo y esa relación murió. Recuerda que la Palabra de Dios dice: Deuteronomio 7: 22 DHH Poco a Poco el Señor irá expulsando a estas naciones, (nuestros enemigos), ustedes no podrán acabar con ellas de una sola vez. Dios lo hizo por mí, lo hará también por ti, si perseveras en oración y ayuno y no desmayas.

6. LA FE : Hebreos 11:6 Pero sin FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS . Tuve mi mirada puesta en Jesús y no el problema, porque Jesucristo es el autor y consumador de la FE. (Hebreos 12:2). El Señor me llenó de Fe para creer a una situación imposible de resolver al ojo humano. Confíe en Dios a pesar de las circunstancias en contra. Aunque halla quienes te digan: “Ese caso es un caso perdido” “Ya no luches mas” o como en mi caso, mi hijo me dijo: “Mamá ya no quiero verte sufrir mas al lado de mi papá, sepárate.” Otros, incluyendo líderes de la iglesia me dijeron: “Tu esposo está acostumbrado a tener dos mujeres y no va a cambiar, vete de la casa, déjalo, no le soportes mas.” No escuche esas voces, sólo escuche la voz de Jesús y de sus promesas en su Poderosa Palabra. Un día en oración, me habló a través de Juan 11:39 Cuando Marta la hermana de Lázaro le dijo: Señor Hiede ya porque es de cuatro días y Jesús le respondió : “¿No te he dicho que si crees, verás la Gloria de Dios?. Le dije Jesucristo: “Tu resucitaste a Lázaro de los muertos a pesar que ese muerto ya hedía después de cuatro días de estar enterrado, y nadie en este mundo creía que podía salir caminando de la tumba. Así haz con mi hogar, resucita este muerto, que es mi hogar en ruinas, cambia a mi esposo, sálvalo.” Marcos 9:23 PARA EL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE . Jesucristo me liberó del adulterio, restauró mi hogar en ruinas, restauró el amor, la sexualidad, la comunicación, todo, porque yo decidí creer lo que dice el SEÑOR. LOS QUE ESPERAMOS EN EL SEÑOR NUNCA SEREMOS AVERGONZADOS. ISAÍAS 49:23. «Todo aquel que en él cree, no será defraudado» Rom.10:11

 

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »