● DEMASIADO AMABLE

Por: Alba Lucia Martinez

Una señal inequívoca de inseguridad personal es querer caerle bien a todo el mundo, permanecer neutral para que nadie se ofenda, la paz a cualquier precio. Si pasamos nuestra vida tratando de complacer a los hombres no podemos ser creyentes fieles a Jesucristo, así lo comprendió el Apóstol Pablo cuando dijo: ” ¿Busco ahora el favor de los hombres o el de Dios?   ¿O trato de Agradar a los hombres? Pues si todavía Agradara a los hombres no sería siervo de Cristo”. Galatas 1:10

Dios nunca ha sido tolerante con el pecado. Admiro el carácter de Jesucristo. Cuando confrontó el pecado y la hipocresía de los fariseos, que representan a los  religiosos de estos tiempos con apariencia de piedad, pero con sus actitudes y frutos niegan la eficacia de ella, aquellos lobos rapaces vestidos de cordero, que están dentro de la iglesia del Señor,  que no entran de corazón sincero al Camino de Jesucristo, e impiden que otros entren,  son piedras de tropiezo y estorban la obra de Dios, con su doble estilo de vida, aparentan ser santos públicamente, incluso hasta predican la Palabra de Dios, pero en la intimidad, cuando creen que nadie les mira practican el pecado, y toda clase de inmoralidades sexuales, hechicerías, idolatrías, codicias, mentiras y engaños en lo oculto. De estos Jesús dijo: “Todo pámpano que en mi no lleva fruto, lo quitará….” Juan 14:2. Juan dice: “También el hacha está puesta a la raíz de los árboles, por tanto todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa al fuego”. Lucas 3:9.

Jesucristo no tuvo temor de perder adeptos, tampoco temió a las represalias contra ÉL. Al hablar la verdad, no  busco palabras sofisticadas, o metáforas, hablo claro, directo y sin rodeos,  y no por esto dejo de ser el hijo de Dios amoroso, o justo,  demostró tener mucho carácter, ser radical y no transigir o ser tolerante con el pecado, cuando se dirigió a los Fariseos sus palabras no fueron nada amables al decirles: “¡Serpientes, Generación de víboras! ¿Cómo escapareis de la condenación del infierno?”. Mateo 23:33.

Jesucristo, cuando limpio el  templo convertido por los fariseos en un centro de transacciones comerciales, no actuó con amabilidad,  actuó con indignación contra la codicia, la ambición y la avaricia,  volcó  las mesas y esparció el dinero, esto no lo hizo intolerante, ni falto de amor  dijo: “No hagan de la Casa de mi Padre casa de mercado” Juan 2:16. Esta claro, que Jesucristo actuó así porque no está dispuesto aún hoy, a ser amable con el pecado, ni con quienes lo practican que dicen ser líderes, teologos, que predican su Palabra dentro de su iglesia.

No dudo que Jesucristo, está limpiando la Casa de Dios también hoy, de toda codicia, en estos tiempos de crisis económica mundial y está llamando a su pueblo a un arrepentimiento genuino, a bucar primero el Reino de Dios y su justicia,  que lo busquemos de todo corazón. Y así se cumpla su Palabra de Isaias 56:7 “MI CASA SERÁ LLAMADA CASA DE ORACIÓN PARA TODOS LOS PUEBLOS”.

El espíritu religioso se viste de buenas intenciones y amabilidad, para encubrir el pecado y no confrontarlo. Pero al no confrontar el pecado nos estamos haciendo partícipes y cómplices.  La ley humana está en concordancia con la Palabra de Dios, según las leyes que rigen el derecho Civil quienes encubren al acusado de cualquier delito, son tenidos como cómplices y culpables de este y deberán pagar por su actitud.  “No participen de las obras infructuosas de las tinieblas, sino mas bien repréndanlas”. Efesios 4:11. La versión DHH dice: Procuren hacer lo que agrada al Señor. NO TOMEN PARTE EN LAS COSAS INUTILES QUE HACEN LOS QUE SON DE LA OSCURIDAD , MAS BIEN SAQUENLAS A LA LUZ. Efesios 4:10-11..  El verdadero amor de Dios, advierte sobre el peligro y las consecuencias que conlleva el permanecer en pecado. Confrontar el pecado  cuando existen pruebas evidentes, no debe ser confundido con falta de amor, el temor de juzgar o intolerancia. Encontré un escrito referente a este tema de autor Anónimo que refuerza e interpreta lo que quiero decir: “Pero los creyentes No deben transigir en la obediencia a la Palabra de Dios sólo para ser amables. Un juez de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos dijo: «En un esfuerzo por demostrar su civismo en la conducta, muchos que saben cómo deben actuar diluyen [sus] firmes opiniones para evitar parecer que están juzgando. Refrenan la lengua, no sólo en forma sino también en contenido. . . . Eso no es civismo, es cobardía. O a lo sumo, un autoengaño bien intencionado”.

En Mateo 9:4 Jesús no estaba preocupado por ser amable. Miró a los maestros judíos de la ley a los ojos y dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones?». Tampoco estaba preocupado por ser cívico cuando llamó a los fariseos «sepulcros blanqueados . . . llenos de huesos de muertos» Mateo (23:27). Los confrontó valientemente y reveló su pecado. A veces ser demasiado amable no es bueno. Ser demasiado Amable puede ser un disfraz para la cobardía”.

Padre Celestial acudo a tus muchas e infinitas misericordias y te pido que nos ayudes en nuestras debilidades, que quites todo temor, que nos de el carácter y el valor de tu hijo Jesucristo, para obedecer tu palabra y no ceder bajo ninguna circunstancia al pecado o a encubrirlo por temor y así hacernos partícipes de él, en el nombre de Jesucristo te lo pido. Amen.

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »