MENUMENU

. CRISTO, LA ROCA

Por:A.Lucia M.Cadavid 

Meditar en este Glorioso y poderoso NOMBRE DE CRISTO, COMO LA ROCA, hace arder el corazón y  enciende el fuego dentro de mí. Salmo 39:3. Es tan especial, tan divino y eterno,  es como descubrir un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, ¡y se goza por ello!…Es como el hombre que busca perlas finas !y halla una de gran precio !… Mateo 13:44-46A este conocimiento del Nombre de Cristo, el oro no se le igualará, ni el diamante, Ni se cambiará por alhajas de oro fino… !Porque es mejor que las piedras preciosas! Job 28:18  Este tesoro superior, Cristo, hace resplandecer el entendimiento, y da una mayor comprensión de EL y de sus atributos, COMO LA ROCA, lo cual nos permite conocerle y amarle más, porque EL ES LA ROCA, cuya obra es perfecta….Deut.32:4.   Confiemos en el SEÑOR para siempre, porque en DIOS EL SEÑOR, tenemos una ROCA eterna. Isaias 26:3Y Todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la ROCA espiritual que los seguía, y LA ROCA ERA CRISTO. 1Corintios 10:3-4

SEÑOR Salvador y Redentor nuestro,  por tu gracia y gran misericordia, te ruego a Ti que eres la Luz, ilumines la mente y el corazón de tu hijos,  mientras es leído este mensaje de CRISTO, LA ROCA, y el mensaje: HABITANDO EN LA ROCA, CRISTO,POR LA ORACIÓN: http://ministeriorestitucion.org/?p=2999, que Tu revelación este como Cristo, LA ROCA en cada letra, en cada palabra,en cada frase, para gloria y alabanza de tu Santo y Poderoso Nombre, en las naciones de la tierra por todos los siglos… Amen.

El SEÑOR  me ha guiado a compartir algunos pensamientos de siervos de Dios, los cuales me han bendecido de manera especial:

.- CRISTO, LA ROCA DE SALVACIÓN He aquí que yo estaré delante de ti allí sobre LA ROCA en Horeb; y golpearás LA ROCA, y saldrán de ella aguas, y beberá el pueblo. Exodo 17:6 ” La ROCA no daría agua hasta ser golpeada, y por ello el Salvador no da Salvación hasta que es inmolado(golpeado, herido).  Cristo que es mi Salvación no lo será, a no ser que añada Su Cruz; es Cristo en el Calvario quien redime mi alma. De Cristo golpeado, mana agua para todas las almas sedientas, dando suficiente para cada hijo de Israel. De Cristo golpeado mana una corriente que no es que fluya hoy, o mañana, sino para siempre; y así como esta corriente sirvió para los israelitas a donde fuesen, así Jesucristo, en virtud de su expiación y su gracia, sigue a sus hijos allí donde peregrinan. Si son llevados al desierto de Sin, o a las regiones de Cades, Cristo les seguirá; la eficacia de su sangre, la luz de su gracia, el poder de su evangelio, les acompañará en todas sus decenas de millares de peregrinaciones, por muy difíciles que sean sus caminos por los que les lleve el pilar de nube…. ¡Oh, bendito Jesús!, tú eres ciertamente un dulce tipo de la ROCA. Un día mi sedienta alma clamaba por alguna cosa para satisfacer sus necesidades; estaba hambriento y sediento de justicia; miré a los cielos, pero eran como de bronce, porque un Dios airado parecía mirarme con  ceño fruncido; miré a la tierra, pero era árida arena, y mis buenas obras me habían fallado. No tenía justicia propia; todos mis pozos estaban cegados, y cuando los legisladores cavaron el pozo con su varas y cantaron, «Sube pozo», no salía agua, con todo. Pero bien recordaré cuando mi alma desmayaba dentro de mí, y Dios dijo: «Ven aquí, pecador, te mostraré dónde puedes beber», y me mostró a CRISTO, LA ROCA, en su Cruz, con su costado traspasado y sus manos clavadas. Pensé que oía el grito al expirar en la muerte: «Consumado es.» Y cuando lo oí, ¡mira!, vi una corriente de agua, en la que apagué mi ardiente sed. Y aquí estoy. Pero esto sé: Si nunca hubiese visto la fuente abierta, nunca habría vivido; si no hubiese contemplado aquella poderosa corriente manando allí, nunca habría apagado mi sed. Y ahora aquella agua siempre atrae mi alma, y cuando quiero calmar mi renovada sed, de nuevo me precipito a aquella fuente, como el ciervo sediento. Al Dios encarnado huyo: aquí puedo apagar mi ardiente sed y nunca morir. ¡Oh pecadores!, ¿queréis el agua de vida? Cristo os la da. ¡Oh maravilla de maravillas!, aquel que dijo: «tengo sed», dice también: «Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.» Aquel que no tuvo ni una gota de agua para humedecer sus labios, dijo sin embargo: «El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.» Juan 7:38. Venid a Cristo, almas sedientas; venid a Jesús, los sedientos, porque escrito está: «A todos los sedientos: Venid a las aguas; y a los que no tienen dinero: Venid, comprad y comed. Sí, venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche…»”  Charles Spurgeon

EL SOLAMENTE ES MI ROCA Y MI SALVACIÓN Salmo 62:2   “La imagen que presenta es la de uno que ha sido sorprendido por la marea, y que se apresura por llegar a un punto más alto, y, no obstante, a cada paso ve que las olas se le están acercando; oye su rugido, y la arena se hunde bajo sus pies, unos minutos mas y las olas le habrán alcanzado; la desesperación se apodera de su corazón; cuando en la misma profundidad de su agonía ve una Roca por encima de las olas. ´Oh, si pudiera alcanzar esta ROCA estaría a salvo! Entonces viene el clamor, agonizante, a Aquel que puede salvarle“Llevame a la ROCA que es mas alta que yo” . Es el clamor del pecador a CRISTO, LA ROCA de su Salvación.” Barton Couchier

Cambio la peña en estanque de aguas, y en fuente de aguas la ROCA. Salmo 114:8 “Si la peña cambió en estanque de aguas y en manantial de aguas la roca, ¿no se humedecerán por lo menos nuestros ojos, si no brota de ellos una fuente de lágrimas, al considerar nuestra propia miseria y las misericordias inefables de Dios al librarnos del mal?  Oh SEÑOR, toca Tú los montes y que humeen; toca nuestros labios con una brasa de tu altar, y de nuestra boca brotará tu alabanza. Golpea, SEÑOR, nuestros corazones duros como pedernal, con el martillo de tu Palabra, y ablandalos con las gotas de tu misericordia y el rocío de tu EspÌritu; hazlos humildes, tiernos, de carne, circuncidados, blandos, obedientes, nuevos, limpios, quebrantados, y entonces, a un corazón contrito y humillado no despreciarás Tú, oh Dios.” John Boys

Cree en Jesucristo, (La ROCA) y serás salvo….” En ningún otro hay Salvación, Porque no hay otro Nombre dado a los hombres en que podamos ser Salvos. Hechos 4: 12  ” Los méritos suficientes de Cristo no tienen valor para ti a menos que sea tu Salvador. El mundo falla, la carne falla, el diablo mata. Sólo el SEÑOR Salva. La Salvación, Algo especial; todo hombre la desea. “Te daré un señorio dijo Dios a Esau.” “Te daré un reino, dijo Dios a Saúl.” “Te daré un apostolado dijo Dios a Judas.” Pero, “Seré tu salvación …”  lo dice a David, y sólo a los que Creen.  “Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis en la Fe; probaos a vosotros mismos. O no os conocéis bien a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros?A menos que no paséis la prueba. 2 Corintios 13:5. Por tanto, podemos saber si Cristo está en nosotros. Si Cristo, LA ROCA, está en nosotros, nosotros estamos en Cristo; si estamos en Cristo, no podemos ser condenados, pues leemos en Romanos 8:1: “Ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.” Thomas Adams

«Paloma mía que estas en los agujeros de LA PEÑA(LA ROCA)» Cantares 2:14 “Alguien asimiló estos “agujeros” a las llagas de Cristo. Con toda propiedad, porque la ROCA ES CRISTO. Me horadaron las manos y los pies. Salmo 22:16. No hay duda alguna que en seguida conseguirán su salvación y salud las almas heridas que allí permanezcan. ¿Hay algo tan eficaz para curar las heridas de la conciencia y para purificar la agudeza del alma, como la meditación frecuente en las llagas de Cristo? Agujerearon sus manos y pies, atravesaron su costado con una lanza. Y a través de esas hendiduras(heridas), puedo gustar y ver qué bueno es el SEÑOR, LA ROCA DE SALVACIÓN. Buenos son esos agujeros si afianzan la Fe en la resurrección y la divinidad de Cristo. ¡Señor mío y Dios mío!, dijo Tomás. ¿Dónde se inspira esta exclamación sino en los agujeros de la ROCA?…Cristo es LA ROCA sobre la que debemos edificar nuestra vida, si es que escuchamos la Palabra de Jesucristo y somos, como Él dice, prudentes. Para que de nuestro interior fluyan ríos de agua viva tienen que emanar de la ROCA. De ÉL fluyó agua para el pueblo cuando Moisés le golpeó dos veces, en el simbolismo de la PEÑA, LA ROCA,  Números 20:11, porque no tuvieron Fe en el Señor, mas tengamos Fe nosotros para quienes se escribió. Así también fue golpeado Cristo por la Ley, por la vara de Moisés al llevar nuestro pecado, la cual Le crucificó en nuestro lugar.” Bernardo de Claraval

Y de todo lo que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en éste es justificado TODO aquel que creyere. Hechos 13:39

-. CRISTO LA ROCA EN LA TENTACIÓN Y EN  LAS AFLICCIONES:   Enseguida Moisés levantó su mano y golpeó LA ROCA dos veces con la vara y el agua brotó a chorros. Numeros 20:11   ” En la Escritura la palabra «Cristo» denota a menudo la iglesia de Cristo, Cristo la cabeza, y la iglesia el cuerpo de Cristo, miembros del cuerpo de Cristo. Efesios 1:22-23 Y 1Cor.12:27.  Así como Dios ordeno a Moisés golpear la Roca dos veces, de igual manera, para nosotros como miembros del cuerpo de Cristo, Dios ha decretado que seamos golpeados, para que tengamos alguna utilidad para los demás. El higo no madura sino es golpeado. Y tú no habrías madurado si no hubieses sentido la vara. Las fuentes de lo profundo de la tierra nunca enviarían sus aguas excepto que se horadase hasta el mismo fondo. Igualmente el cristiano ha de ser horadado con aflicciones para que pueda dar agua de vida. Se dice que la ostra no tendrá perlas a no ser que sufra una herida. De la misma manera es cierto que el cristiano no tendrá perla alguna si no tiene algunas pruebas y aflicciones. La Roca ha de ser golpeada; y si recibe un golpe doble, no tengáis miedo, porque la ROCA fue golpeada dos veces, y brotaron las aguas.” Charles Spurgeon

Cuando mi corazón desmayare, Llévame a LA ROCA que es mas alta que yo… Salmo 61:2 “ El hombre sensato edifica su casa sobre LA ROCA, y no teme las embestidas de los vientos o de las inundaciones. ¿Qué no me reportará la ROCA? En LA ROCA me afianzo, en LA ROCA me siento seguro, en LA ROCA me mantengo firme. Seguro ante el enemigo y firme ante la caída, porque me ha levantado sobre la tierra. Todo es incierto y caduco, todo es terrenal. Nosotros somos del cielo y no tememos ni caemos ni que nos derriben. La ROCA está en el cielo y en ella encontramos firmeza y seguridad. ¿Dónde podrá encontrar nuestra debilidad un descanso seguro y tranquilo, sino en las llagas del Salvador?  En ellas habito con plena seguridad, porque sé que él puede salvarme. Grita el mundo, me oprime el cuerpo, el diablo me tiende asechanzas; pero yo no caigo, porque estoy cimentado sobre LA ROCA. Si cometo un gran pecado me remorderá mi conciencia, pero no perderé la paz al acordándome de las llagas del Salvador. EL, en efecto, fue traspasado por nuestras rebeliones. ¿Qué hay tan mortífero que no haya sido destruido por la muerte de Cristo? Por esto, si me acuerdo de este remedio tan poderoso y eficaz, ya no me atemoriza ninguna dolencia por maligna que sea.

El cristiano probado se yergue rebosante de alegría y triunfante…. ¿Dónde está su alma en ese momento? En un lugar seguro, en LA ROCA, en las entrañas de Jesús, en sus llagas abiertas para que entre. Si estuviera en sus propias fuerzas sentiría el dolor de la espada que le atraviesa. No soportaría su dolor y sucumbiría renegando. Pero si habita en LA ROCA, ¿nos extrañará que se endurezca como la piedra? Tampoco eso puede asombrarnos: no siente dolor  porque está muerto a la carne. Lo cual no se debe al letargo de los sentidos, sino al amor…. Por tanto, la fortaleza del cristiano surge de LA ROCA, y la habilita plenamente para beber el cáliz del SEÑOR. ¡Y qué excelente es este cáliz embriagador! Excelente y satisfactorio para el soldado victorioso y mucho mas para el Rey de reyes. Porque el gozo del SEÑOR es nuestra fortaleza. ¿Cómo no le alegrará el grito de tan valiente confesión?” Bernardo de Claraval

Temas relacionados: HABITANDO EN LA ROCA, CRISTO, POR LA ORACIÓN y LOS MARAVILLOSOS NOMBRES DE CRISTO https://ministeriorestitucion.org/?p=238

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »