MENUMENU

•No nos dejes caer en tentación 2a.Parte: Avaricia por Vanagloria

• Por: Lucia M. Cadavid
3.- TERCERA TENTACIÓN A JESÚS LA AVARICIA. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos. Mateo 4:8 El SEÑOR me ha guiado a dividir esta tentación de la Avaricia en dos grandes aspectos: AVARICIA POR VANAGLORIA O EGOLATRÍA. Y AVARICIA POR RIQUEZAS O ADORACIÓN A MAMMÓN, en ellos se originan y compilan toda clase de codicias a las que el hombre puede estar inclinado y ser seducido, llevándole a otros males. El apóstol Juan resumió así:Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.1Juan 2:16. Durante la lectura de este tema el SEÑOR irá revelando a cada uno Sus verdades eternas. Por eso oramos: No nos dejes caer en la tentación de la Avaricia y líbranos de este mal. Amen
             
De la Avarícia por Vanagloria, se desprenden los siguientes temas:
             
  QUE ES LA VANAGLORIA O EGOLATRÍA.  
             
– LA VANAGLORIA EN LA IGLESIA GENERA ENVIDIAS Y DIVISIONES – LA VANAGLORIA Y  LA CONTRADICCIÓN DE CORÉ
             
– LIBRES DE LA VANAGLORIA ASÍ:   – EL SECRETO O ANONIMATO EN DIOS – HABITANDO EN EL SECRETO  – Y LOS FRUTOS INVISIBLES ETERNOS DEL SECRETO EN DIOS
             
AVARICIA POR VANAGLORIA O EGOLATRÍA   INTRODUCCIÓN. Y avaricia que es idolatría. Col.3:3  Esta  forma de avaricia es concebida en el orgullo. Puede decirse que el orgullo es el padre de la vanagloria. Es tal su parentesco, que al hablar de orgullo no se puede dejar de hablar de la Vanagloria.  El orgullo sustenta y alimenta la Vanagloria. Esta forma de avaricia, sustituye la adoración a Dios para rendir culto a los deseos de la carne, al amor propio, al “yo.”   Según el diccionario: Son sinónimos de Vanagloria: Vanidad, jactancia, presunción. Del latin “vanus”, que puede traducirse como “vacío” “vano”, “trivial”, “efímero” y del sustantivo “gloria”, que es equivalente a “fama”, “honor”  “esplendor”.  Vanagloria es la jactancia de las cualidades que uno tiene o se atribuye, y el opuesto a la Vanagloria es la humildad. El diablo, le mostró los reinos del mundo y la gloria de ellos. Te daré todo esto, si te arrodillas y me adoras. En otras palabras: Todo esto te daré si haces un dios de ti mismo. La Vanagloria o egolatría hace que el hombre se aparte de Dios y ponga toda su confianza en si mismo, en sus propias fuerzas para hacer su propia voluntad.  Vanagloria es una forma de idolatría o avaricia, que consiste en el deseo desordenado de buscar fama, aplausos y adulación para alimentar el ego. En otras palabras, la vanagloria sustituye el culto a Dios, quien debe ser el único fin de nuestro amor y de nuestras aspiraciones, de nuestros deseos, de nuestra alabanza, por la adoración al YO. Si alguien  cree ser algo, no siendo nada, se engaña a si mismo: Galatas 6:3   Vanagloria es el grave error de atribuir méritos, talentos y cualidades a sus propias fuerzas, esto es auto alabanza.  No te jactes de ti mismo;que sean otros los que te alaben. Proverbios 27:2
             
Vanagloria es tener un concepto mas alto de sí mismo del que se debe tener Rom.12:3.  Vanagloria es desconocer que la sabiduría, el poder, gloria, magnificencia, majestad, amor y todo lo que poseemos vienen de Dios, esto se da, porque son tan Sublimes y portentosos los atributos de Dios, que Nuestra inteligencia finita no tiene la capacidad para comprender tanta maravilla: “Que el sabio no se gloríe de su sabiduría que el fuerte no se gloríe de su fuerza que el rico no se gloríe de su riqueza. El que se gloría, que se gloríe en el SEÑOR” 2Cor.11: 17   ¿Qué tienen que Dios no les haya dado? Y si todo lo que tienen proviene de Dios, ¿por qué se jactan como si no fuera un regalo?1Cor.4:7    “Vanagloria es  desear honras y ensalzarse vanamente. Vanagloria es seguir el apetito de la carne. Es buscar riquezas perecederas y esperar en ellas. Vanagloria es desear larga vida, y no procurar que sea buena. Vanagloria es pensar solamente en esta presente vida, y no proveer para la venidera. Vanagloria es amar lo que tan pronto pasa, y no apresurarse adonde está el gozo perdurable:” Tomas de Kempis No te jactes del día de mañana; porque no sabes qué dará de sí el día” Proverbios 27:1.  
             
¿QUE ES LA VANAGLORIA O EGOLATRIA? Es la inclinación humana de querer ser como dios, y esta es la forma máxima de expresión del amor propio o narcisismo: Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré semejante al Altísimo. Isaias 14:14 Es la misma por la que en el Huerto del Edén, la serpiente, el diablo, hizo claudicar a Adan y a Eva, diciendo: “Serán como Dios.”   Este fue el mismo mal del Rey de Tiro, quien alimentado por el orgullo se creyó un dios. “En tu gran arrogancia afirmaste: ” ¡Soy un dios! Estoy sentado en un trono divino, en el corazón del mar; pero eres solo un hombre y no un dios, aunque te jactes de ser un dios.” Ezeq.28:1 En realidad detrás de esta jactancia está operando el diablo, el príncipe de la potestad del aire, o el líder de los poderes del mundo invisible—, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios.Efesios 2:2  El rey de Tiro no reconoció la soberanía y gloria de Dios, atribuyó sus logros a su propia sabiduría y fuerza, por lo cual pereció.  El enemigo de las almas nunca da nada gratis, contrario a Jesús, Rey de reyes y Salvador Nuestro, que nos da vida eterna. El rey de Tiro cedió a la ambición de ser admirado. Hizo pacto con el diablo por Vanagloria, hizo un dios de si mismo, obtuvo poder, fama  y riquezas, pero, esto  le condujo al fracaso, destrucción y muerte. El SEÑOR envió al profeta Ezequiel, con esta advertencia: ” Porque igualaste tu corazón con el corazón de Dios….en alta mar sufrirás una muerte violenta. Y aun así, en presencia de tus asesinos, ¿te atreverás a decir: ¡Soy un dios!? ¡Pues en manos de tus asesinos no serás un dios sino un simple mortal! Por eso hice salir de ti un fuego que te devorara. A la vista de todos los que te admiran te eché por tierra y te reduje a cenizas. Al verte, han quedado espantadas todas las naciones que te conocen. Has llegado a un final terrible, y ya no volverás a existir.” Ezeq. 28:6-8-9-18-19  Herodes, fue otro rey divinizado que sufrió los efectos de no darle la gloria a Dios y permitir que el pueblo lo alabara como a un dios:  Un ángel del SEÑOR le hirió con una enfermedad, porque él aceptó la adoración de la gente en lugar de darle la Gloria a Dios. Así que murió carcomido por gusanos. Hechos 12:23  Aman, jefe de gobierno en tiempos del rey Asuero, fue tal su sed y ansia de ser venerado y admirado, que tuvo en poco su fortuna y poder, se lleno de odio y amargura contra Mardoqueo porque este no quiso hacerle venia ni rendirle pleitesía al punto que quiso matarlo. Preparó una horca en la que de manera Providencial el SEÑOR creo circunstancias para que el rey ordenara que fuera colgado Amán en ella. Toda la gloria y honores del hombre terminan reducidas a polvo y cenizas cuando se deja esta tierra, la egolatría hace perder de vista esta realidad, que se cumple como la ley de la física que todo lo que sube cae, según la Palabra de Dios es: Antes de la caída es la soberbia. Prov.16:18:  El SEÑOR dice a todos los que se auto exaltan como el rey de Tiro: A la vista de Todos los que te admiran te eché por tierra y te reduje a cenizas.   Y el libro de Job dice algo similar: Una cosa sé, y es, que desde el principio, desde que el hombre fué puesto sobre la tierra, la gloria de los impíos dura poco, y el gozo de los hipócritas no es mas que un momento. Job 20:4-5 Charles Spurgeon, conocido como el Príncipe de los predicadores, dependió totalmente del SEÑOR, sus palabras deben ser tenidas muy en cuenta, sobre los que se auto glorifican y se hacen como dioses, por lo que ellos creen son “sus logros” en el ministerio : ” He visto muchos prodigios, pero no he visto todavía a un hombre que se atribuyera el honor de su obra para sí, a quien Dios no dejara solo tarde o temprano. Nabucodonosor dijo: “¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué?” Contemplen aquel pobre lunático cuyo pelo creció como plumas de águila y sus uñas como las de las aves: Ese es Nabucodonosor. Y eso habrán de ser ustedes, y eso habré de ser yo, cada uno a su manera, a menos que nos contentemos con darle Toda la gloria a Dios, seremos una pestilencia en la nariz del Altísimo, algo ofensivo, algo incluso como carroña delante del SEÑOR de los Ejércitos, si nos atribuimos cualquier honor. ¿Para qué envía Dios a sus santos? ¿Para que sean semidioses? ¿Hizo Dios fuertes a los hombres para que se auto exaltaran hasta llegar a Su trono? ¿ Acaso el Rey de reyes te corona con misericordias para que tú pretendas tener señorío sobre Él? ¿Acaso te dignifica para que usurpes las prerrogativas de Su trono? NO; tienes que venir con todos los favores y honores que Dios ha puesto en ti, y arrastrarte hasta el pie de Su trono y decir: “¿Quién soy yo, y qué es la casa de mi padre para que te hayas acordado de mí?”
             
Cuando el diablo venga con la tentación de la vanagloria, recordemos y tengamos presentes estas palabras, porque Escrito esta:  El hombre es semejante a la vanidad; sus días son como la sombra que pasa. Salmo 144:23 El convierte en Nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana.  Como si nunca hubieran sido plantados, como si nunca hubieran sido sembrados, como si nunca su tronco hubiera tenido raíz en la tierra; tan pronto como sopla en ellos se secan, y el torbellino los lleva como hojarasca.Isaias 40:23-24 Adoramos y damos gloria a Dios cuando reconocemos que EL merece toda la gloria porque es nuestro creador: Sus manos me hicieron y me formaron.Me hiciste y me formaste en el vientre de mi madre. Salmo 139:13 Todos los llamados de mi nombre; para Gloria mía los he creado, los formé y los hice. Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará. Isaías 43:7-21 Adoramos y damos gloria a Dios cuando reconocemos que su grandeza, magnificencia, poder y Majestad sobrepasan de manera infinita todo lo creado y lo que hay en el cielo y en la tierra: Grande es el SEÑOR y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable. Salmo 145:3 2 Como nada son todas las naciones delante de él; y en su comparación serán estimadas en menos que nada, y que lo que no es. El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar. Isaías 40:17-22
             
“Dios pasa más allá del infinito, no sólo de todo lo que existe y de todas las cualidades y perfecciones, sino de todas las cosas posibles y creadas : Pasa, no un grado, ni ciento, ni un millón, mas allá de todo, sino infinitamente más que todo cálculo. Observen cuánto les sea dado de sabiduría,  poder,  bondad,  hermosura, riquezas, etc… Imaginen estas perfecciones llevadas al infinito, y sepan que cuando hayan llegado a este punto, todos los pensamientos y los cálculos de todos los hombres y de todos los ángeles, No han dado un paso para acercarse a las infinitas perfecciones de Dios; deben saber que no han alcanzado el Ser de Dios, sino que se hallan todavía a una distancia infinita. ¡Que todos los espíritus, que todas las lenguas, todas las inteligencias, todas las voces de los serafines y de los querubines callen, y cubran sus rostros con respeto, y se anonaden porque todos los ángeles reunidos, con todas sus llamas de amor, no pueden, o Dios mío, comprender ni concebir el menor grado de Tu Gloria!. Cornelio
             
Respondamos a esta tentación, siguiendo el ejemplo de Cristo.  Escrito está: “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo.” 1Cor.15:10  Reconozcamos con toda humildad en cada paso que demos en nuestra vida y nunca perdamos de vista que solo somos polvo y ceniza, porque Escrito está: “Polvo eres y en polvo te convertirás.”  Reconozcamos que somos simples y frágiles vasos de barro, porque Escrito está: “Separados de mi(Cristo) Nada pueden Hacer.”  Escrito está: Humíllense pues bajo la poderosa mano de Dios, para que el SEÑOR los exalte cuando fuere tiempo. 1Pedro 5:6   Será muy sensato y sabio de nuestra parte, recordar cada día y escuchar la orden del SEÑOR dada al profeta Isaías;  unirnos con el y alzar nuestras voces como trompetas y pregonar en todas partes y por todos los medios  a nuestro alcance: «Que todo hombre es hierba y toda su Gloria como la flor del campo. La hierba se seca y la flor se marchita, porque el viento del SEÑOR sopla en ella. ¡Ciertamente como hierba es el pueblo! La hierba se seca y se marchita la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.» Isaias 40:6-8
             
.- ¿QUE ES LA VANAGLORIA EN LA IGLESIA? Es el deseo, anhelo o avaricia de ser reconocidos y vistos por las buenas obras en medio de la congregación. Nos advirtió el SEÑOR, Maestro de maestros, diciendo: ¡Tengan cuidado! No hagan sus buenas acciones en público para que los demás los admiren, porque perderán la recompensa de su Padre, que está en el cielo. Mateo 6:1 Esta tentación esta dirigida por el diablo, a los que son creyentes que han aceptado a Cristo como su Salvador y están consagrados a EL, y el medio que usa son las buenas acciones como: La oración, el ayuno, el dar a otros, predicar, evangelizar, ministrar, tener bonita voz o tocar un instrumento, incluso el creerse humilde, en general el servicio a Dios es lo que usa el diablo para hacer caer al creyente en el encantador lazo de la Vanagloria, egolatría o amor propio, por medio de la publicidad y auto promoción,  “en apariencia” para la gloria de Dios. Una vez  lo logra, hace  que las buenas obras sean estériles, sin fruto, y sin recompensa, porque el interés de ser vistos de los hombres, no solo opaca sino que anula el propósito espiritual y celestial de las buenas obras. “La Vanagloria corta, y aparta de los cielos, y clava en la tierra los miserables corazones que ya tiene cautivos, sin dejarles ver la luz verdadera.”  Agustin
             
Al practicar cualquiera de las buenas obras, es muy difícil evitar el deseo de ser reconocidos en público, o evitar el sentir satisfacción por la alabanza de los hombres, cuando el SEÑOR nos usa como canales para transmitir un mensaje o ministrar “Sus dones”.  Tanto es así, que el diablo tentó a Jesús justo después de haber orado y ayunado por 40 días; Le mostró los reinos del mundo y la gloria de ellos. Te daré todo esto, si te arrodillas y me adoras. En otras palabras, aplicando esta forma de avaricia o deseo de auto exaltación: “Yo, y nadie más.” Isaias 47:8 Así hablan los habitantes de Babilonia, símbolo de oposición a Dios, pecado y confusión.  Sabe bien el enemigo de las almas, que nuestra tendencia es querer recibir admiración y atribuirnos todo el mérito; Si ayunamos varios días, si oramos por mucho tiempo, si dimos o ayudamos a alguien, si tuvimos una visión o un sueño, si el SEÑOR nos usa cuando evangelizamos o predicamos. Nunca debemos olvidar que todo lo que hacemos es por la Gracia de Dios, que toda buena dádiva y don perfecto vienen de Dios, el Creador del universo. Nuestro  lenguaje debe ser el de Pablo: “Por la gracia de Dios soy lo que soy.” Aún si todo esto se ha hecho en secreto, pero, si en el fondo de nuestro corazón, queremos que sea publicado para recibir admiración, nos dice el SEÑOR: “Perderán la Recompensa de Su Padre que está en el cielo.” El fariseo,  se auto exalto en la oración diciendo: “Te doy gracias SEÑOR, que no soy como los demás pecadores….Ayuno y Doy….” Lucas 18:11-12  La vanagloria impidió que su oración fuera escuchada, lo mismo que impide la efectividad del ayuno y de todas las demás buenas obras, incluyendo la predicación, pues aunque esta sea publica, Dios examina, juzga y conoce las verdaderas intenciones del corazón: Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? «Lo conozco yo, el SEÑOR, que escudriño la mente y pongo a prueba el corazón; que pago a cada uno según su conducta y según el resultado de sus obras.» Jeremias 17:9-10  Solo el SEÑOR sabe si obramos por amor a El, con el deseo de hacer Su Voluntad, de ayudar en la edificación de los demás, o si nuestra motivación es el deseo de protagonismo, de sacar provecho y recibir alabanza de los hombres.  «Vanagloria espiritual es la ambición de cualquier miembro de la iglesia por ganar posición, a fin de conseguir partidarios y ministrar para su vanidad personal.» F. Davidson   No buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.Filipenses 2:4  
             
” Nuestro Señor Jesucristo , cuya vida y ejemplo es para nuestra doctrina, cuando sanó al leproso le ordenó que no dijese a nadie el milagro, para enseñarnos el desprecio de la Vanagloria. Lo mismo hizo cuando sanó al sordomudo y cuando resucitó a la hija de Jairo. A un hombre de quien el Señor había sacado una legión de demonios, dijo: “Vete, y di cuán grandes cosas ha hecho Dios contigo.” No le dijo que contase a los otros lo que EL había hecho, sino que contara el beneficio de Dios con el; para enseñarnos a huir de nuestras propias alabanzas. El humilde huye de la alabanza a quien sigue la alabanza como a digno de ella. Aunque huyó el Redentor de sus propios loores, y no quiso que nadie supiera cuando pasaba por las regiones de Tiro y Sidon, pero no pudo pasar inadvertido; porque la gloria y la fama sigue al que huye de ella, salió de la presencia de Cristo aquella mujer cananea publicando quien era EL. Y aunque el Redentor se escondía en el desierto, muchas gentes lo buscaban. Busca la alabanza al humilde que huye de ella; y huye del soberbio que la busca. ¿Que puedes ganar de todos los loores humanos , sino un poco de viento y humo que pasan ? Si quieres ser de los hombres alabado, desprecia sus alabanzas. Quita de tí los vanos y locos pensamientos de la jactancia y alabanza humana. ” Diego de Estella
             
Nos hará mucho bien tener en cuenta lo que dijo el pastor conocido como el príncipe de los Predicadores: ” Yo los exhorto delante del Altísimo que no dependan nunca de mi ministerio. ¿Qué soy yo? ¿Qué hay en mí? Yo hablo, y cuando Dios habla por medio de mi,  hablo con un poder desconocido para los hombres en quienes no mora el Espíritu; pero si Él me deja, no sólo soy tan débil como otros hombres, sino más débil que ellos, pues no tengo la sabiduría que dan los años, no tengo el conocimiento humano, no he recibido ningún título en la universidad, y no tengo el reconocimiento de doctos honores. Si Dios habla por medio de mi, Él debe recibir toda la Gloria; si Él salva almas por medio de un ser tan frágil, Él debe recibir Toda la gloria. ‘Dad al SEÑOR la gloria y el poder’;  No pueden suponer que algo tan grande como la conversión de los pecadores o el avivamiento de una Iglesia puedan ser jamás la obra de un hombre.  “Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre…. a EL sea gloria.”  Charles Spurgeon
             
“Si  hacemos alguna cosa buena que sea digna de alabanza, no la debemos ensalzar ni pregonar, para esperar por ella el favor del pueblo; al contrario, tenemos un deber de encubrirla con humildad.”  Agustin
             
“Armémonos contra la tentación  de las alabanzas humanas que se nutre de los méritos. De lo contrario nos herirá “la saeta que vuela de día”, de La Vanagloria. Porque la fama vuela y “de día” porque nace de la obras de la luz. Con ella ha herido el enemigo a algunos en la iglesia, surgiendo dentro de ella hombres vacíos y ambiciosos de gloria que quisieron hacerse famosos con diversas y perversas doctrinas, diciendo ser ministros de Cristo, pero en realidad sirven al Anticristo, a quien el SEÑOR matará con el Espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida. 2Tes.2:8 ” Bernardo de Claraval   SEÑOR, no nos dejes caer en la tentación de la vanagloria y líbranos de este mal.
             
-. LA VANAGLORIA GENERA ENVIDIAS Y DIVISIONES EN LA IGLESIA: La tendencia humana es la insatisfacción al considerar que le falta algo que le parece mejor que lo que tiene, como el dicho: El jardín del vecino es mas verde y mejor que el nuestro.” Por eso, quien tiene esposa hermosa, busca una mas hermosa o le parece que la esposa del otro es mejor, Como el rey David pudiendo tener todas las mujeres que quisiera, codició tener la esposa de Urías.  El que tiene vestidos lujosos, desea otros que le parecen mas lujosos, el rico envidia a otro mas rico, los que tienen poder buscan con avidez  puestos mas altos.
             
El orgullo sustenta la vanagloria, esta le  incita y hace creer que es mejor y mas espiritual que todos los demás, hace creer que se tiene la verdad y sabiduría absoluta. Muchas sectas y divisiones doctrinales en la iglesia surgen de líderes con esta vanagloria. Pero, podemos  fácilmente discernir entre el error y la verdad: Si en lugar de glorificar y exaltar a Cristo por sobretodo, se auto exaltan, se auto glorifican, intimidan, utilizan como el diablo versos para amenazar y hacer sentir culpabilidad, en lugar de dar libertad esclavizan, imponen cargar pesadas que el SEÑOR no ha puesto, viven en continúa competencia, y convencen que son los únicos poseedores de la verdad, a estos se refirió Pablo como Hombres  amadores de sí mismos, avaros, jactanciosos (vanagloriosos), soberbios, blasfemos,envanecidos, amadores de los placeres en vez de amadores de Dios.  Podemos decir que éstos están en el error y suplantan a Cristo, que es  la Verdad, el Camino, y la Vida Eterna. La vanagloria lleva a pensar que puedes hacer todo mucho mejor que los demás, por eso mereces no solo ha aspirar sino ocupar un lugar mas alto donde seas mas vistoso y reconocido. Esta tentación genera  competencias, envidias, contiendas y divisiones dentro de la iglesia. Nada hagan por contienda o por Vanagloria; antes bien en humildad, considerándose inferiores(No superiores) los unos a los otros. Filipenses 2:3  Es el caso de Coré, sacerdote levita llamado por el SEÑOR a servir en el tabernáculo, enseñar y ministrar a delante de la congregación. Deut.33:10 Pero, inconforme con la posición de privilegio que Dios le había dado, deseo elevarse a sí mismo, aspiro a una posición de gobierno con mas poder sobre los demás y con mas privilegios como la de Moisés, esta comparación le produjo celos por los dones dados a Moisés siervo escogido por Dios,  para liberar al pueblo de Israel de la esclavitud. La envidia es carcoma de los huesos Prov. 14:30 La envidia hace sentir que esta siendo menospreciado, no tenido en cuenta, genera tristeza, ira, frustración por la bendición y dones del otro. La envidia genera odio, impaciencia, deseos de venganza, divide familias: Los hermanos de José  sintieron envidia porque Jacob lo amaba mas que a ellos, en sus corazones nació el odio, la ira y la venganza. Por envidia separaron a Jose de su Padre. Gen.37 La envidia enferma y debilita el cuerpo porque es carcoma de los huesos Prov. 14:30 La envidia es dura como la muerte, atormenta y quema como el fuego. Inflexibles como el sepulcro son los celos. ¡Candentes brasas son, candente fuego! Cantares 8:6 Por la envidia nacida de la Vanagloria, Coré perdió el enfoque del llamado de Dios, No se rebeló contra Moisés, sino contra  Dios, cayó en el error, se desvió de la Fe, de la verdad, y del camino eterno de la salvación. “La envidia es el veneno más poderoso del amor propio(del Yo); éste veneno empieza por consumir al que lo arroja sobre los demás, y le lleva a los más negros atentados. El orgullo es naturalmente emprendedor, y quiere brillar; pero la envidia es hipócrita, se oculta bajo toda clase de pretextos, y se place en los más secretos y negros manejos.” Bernardo de Claraval      
             
Coré, para obtener un lugar mas elevado, se auto proclamo líder, incitando y aliándose con 250 levitas influyentes dentro de la congregación. Según dice la Biblia: Todos ellos eran personas de renombre y líderes que la comunidad misma había escogido. Num.16:2 Entendió que una rebelión en contra de la autoridad establecida por Dios, requiere de seguidores con liderazgo.  De la abundancia del corazón habla la boca. Así, de la intención  del corazón de Coré y sus seguidores, y de su propia vanagloria, hablaron acusando a Moisés de creerse mas santo, de querer dominar y controlar al pueblo de Dios:  Se reunieron para oponerse a Moisés y a Aarón, y les dijeron: ¡Basta ya de ustedes! Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y el SEÑOR está en medio de ellos. ¿Por qué, entonces, ustedes se levantan por encima de la asamblea del SEÑOR?  Num.16:3  Coré, de manera muy conveniente con el pretexto que usan todos los que se rebelan en desobediencia a Dios, cuando quieren tomar por la fuerza un liderazgo establecido por Dios dicen  “Preocuparse del bienestar, libertad y derechos del pueblo.” Pero, en el fondo solo buscan su propio interés. Puedo imaginar a Coré usando versos bíblicos acomodados para justificar su rebelión, “su doctrina”, tal como lo hacen muchos hoy. En realidad su verdadero propósito fue usurpar la posición de Moisés, verdadero llamado de Dios, para obtener desde allí todos los privilegios de poder, beneficios y honores que tanto anhelaba.
             
-. LA VANAGLORIA Y LA CONTRADICCIÓN DE CORÉ: Judas, para describir la apostasía de los últimos días, hizo mención a la contradicción Coré: ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron en  el error de Balaam por lucro (o amor al dinero) y perecieron en la contradicción de Coré.Judas 1:11. Los falsos  maestros y profetas lo mismo que sus seguidores  como Coré, han convertido el llamado de Dios, en una rebelión y desobediencia a Dios y a Su bendita Palabra, han seguido el camino de Caín, cuyas obras eran malas 1Juan 3:12. Se han lanzado en el error de Balaam por amor al dinero, y en la contradicción de Core, dicen obrar de acuerdo a la verdad de Dios pero con su obrar lo niegan, causan división, arrastran a muchos líderes con influencia al error y con estos a muchos del pueblo de Dios, por lo que no sobra recordar las palabras del SEÑOR, Maestro de maestros: ” Y se levantarán falsos profetas y a Muchos engañarán y de ser posible aún a sus escogidos.”Mateo 24:11-24   Esta es la contradicción de la cual habla Judas sobre Coré, habiendo sido llamado por Dios para ser levita, servir desde el tabernáculo, enseñar y ministrar a la congregación.Deut.33:10 Se rebeló contra ese llamado por vanagloria y dividió la congregación. En la iglesia hay muchos Corés, fueron llamados por el SEÑOR a un ministerio, pero siempre están inconformes, codician ocupar otras posiciones de mas prestigio al parecer de ellos, se creen superiores y que pueden hacerlo mejor. Muchos en la iglesia quieren ser profetas y apóstoles y muy pocos quieren servir como levitas, ministrar y enseñar desde el tabernáculo, no quieren estar detrás de la autoridad puesta por Dios,  no quieren estar Escondidos con Cristo en Dios, desean elevarse a sí mismos, ser vistos y recibir honores. No aceptan ni se rinden a la Voluntad de Dios con toda sumisión y humildad. Lo mismo pasa con los que se auto proclaman profetas y apóstoles sin ser llamados por Dios, ellos también están en la contradicción de Coré. Dicen amar a Dios y servirle, aseguran que su propósito es que el pueblo de Dios sea bendecido y prosperado,  pero con sus acciones o frutos se contradicen, pues, buscan solo su propio bienestar y ser adulados y aplaudidos por los hombres. Estos como Coré han usurpado y distorsionado el verdadero llamado Divino, han torcido la sana doctrina de Cristo y los dones dados por el Espíritu Santo para la edificación del pueblo de Dios. Solo desean ser elevados y honrados por los hombres, han caído  en la adoración al diablo:  Todo esto te daré los reinos del mundo y la gloria de ellos si me adoras.  No han comprendido que el deseo del verdadero sacerdote y siervo de Dios, es amar al SEÑOR, hacer Su Voluntad, seguir Su ejemplo, enseñar Su saludable y salvadora doctrina, no desear nada para sí mismos, y dar todo honor y gloria a EL y solo a EL. El siervo verdadero reconoce siempre que sin el SEÑOR no es nada. Dios no necesita de nosotros, nosotros necesitamos de EL y si alguno se cree necesario debe saber que el SEÑOR, siempre se suple de alguien para cumplir sus propósitos, desecho a Saúl por rebelión y lo reemplazo por David. Por lo tanto, es deber del verdadero cristiano que ama al SEÑOR con toda su alma, con todas su mente y con  todas sus fuerzas, y desea mantenerse fielmente en Su camino, apartarse, alejarse, y huir  con determinación de todo lo que falsamente se llame así mismo verdadero, verdadera doctrina y no lo es. Huyan de los lobos rapaces vestidos de cordero ordeno el SEÑOR.  Escapar, huir, apartarse aunque vaya contracorriente y no sea tan popular, aunque este expuesto a toda clase de críticas y ataques, incluso a ser calificado de rebelde. Un escape así  no puede desagradar a Dios,  porque es necesario diferenciar entre los rebeldes o independientes, vanagloriosos, y envidiosos como Coré, que son los que abandonan la sana doctrina de Cristo, el Verbo hecho carne, la Palabra Viva, para seguir sus propios caminos e intereses arrastrando a otros. Son los que apostatan de la Fe, para escuchar espíritus engañadores y doctrinas de demonios. Le dan la espalda a Cristo Maestro de maestros, y buscan  maestros conforme a sus propios deseos y caprichos, apartan el oído de la verdad(Cristo) y se vuelven a mitos. Esas enseñanzas provienen de mentirosos hipócritas, que tienen la conciencia encallecida.2Tim.4:1-3  Pero, los cristianos verdaderos  deciden con toda firmeza seguir y amar a Cristo, y a Su Evangelio, y determinan apartarse, alejarse, huir del camino del error por donde van muchos y seguir el camino angosto de la Salvación por donde van pocos, por lo cual dice: ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: HABITARE EN ELLOS, Y ANDARE ENTRE ELLOS; Y SERE SU DIOS, Y ELLOS SERAN MI PUEBLO. Por tanto, SALGAN DE EN MEDIO DE ELLOS Y APÁRTENSE, dice el SEÑOR; Y NO TOQUEN LO INMUNDO, y yo los recibiré.2Cor.6:16-17
             
Los verdaderos cristianos no deberían ser acusados de rebelión, cuando se apartan y huyen de los lobos rapaces vestidos de cordero, cuando evitan a los que tienen apariencia de piedad, pero niegan la eficacia de ella. Pues, se apartan motivados No por celos diabólicos, ni vanagloria, sino animados por un celo Divino, inspirado por el Espíritu Santo, que arde en su interior por amor al SEÑOR, a Su verdad, a la santidad y la obediencia a Su Palabra. Elías, huyo de  Jezabel, apartándose en una cueva sintió este celo santo abrasador,  dijo al SEÑOR: Ardo de Celo por ti, ¡Oh Señor Dios de los ejércitos!, porque los hijos de Israel han abandonado tu pacto, han destruido tus altares, han pasado a cuchillo tus profetas; he quedado yo solo, y me buscan para quitarme la vida.1Reyes 19:10  Algunos por este celo a lo consagrado a Dios quedan solos por  un tiempo como Elías. David lo expresó así: Mi Celo me ha consumido, Porque mis adversarios se olvidaron de Tus palabras.Salmo 119:139  Y Jesús, Profeta de profetas y Maestro de maestros, sintiendo este celo Divino por el templo consagrado a Dios, se indigno  y echo fuera a todos los que habían hecho de la casa de Dios una casa de comercio, entonces, sus discípulos entendieron su accionar recordando que estaba escrito de EL: El Celo por tu casa me consume.Juan 2:17   El SEÑOR, glorioso Salvador, por este celo, predico la verdad confrontando sin temor y con autoridad del cielo a los sacerdotes y fariseos, quienes sintiendo amenazados sus intereses, le acusaron injustamente de sedicioso. Así, que si eres perseguido, criticado y acusado de rebelde e independiente, por haber propuesto en tu corazón abandonar las filas del  error y de toda falsa doctrina para seguir la Verdad, que es Cristo, Profeta de profetas, debes regocijarte porque estas siendo semejante a Cristo y estas participando de Sus aflicciones, por lo cual tendrás la inmensa alegría de ver Su gloria cuando sea revelada a todo el mundo.1Pedro 4:13 El SEÑOR tiene reservada una corona y honores a sus siervos celosos y fieles, EL les recompensará cuando fuere tiempo.  Porque Dios no es injusto para olvidar la obra de ustedes y el amor que han demostrado por Su Nombre…-Hebreos 6:10 No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos. Gálatas 6:9 
             
.- Dios Juzgará a los que actúan como Core: No nos desalentemos por  todo lo que ocurre en la iglesia, porque  está bajo el control de Dios, aunque “parezca” que no, todo debemos dejarlo en Sus manos, porque los pretensiosos y envidiosos como Coré, en el tiempo de Dios, serán juzgados y solo quedará todo lo que es de Dios y para Dios.  Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a Todos sus bienes. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al abismo, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación. Numeros 16:32  Siento temor y temblor mientras escribo, teniendo presente las palabras del SEÑOR por medio de Pablo: “El que cree estar firme mire que no caiga.”  SEÑOR, guardanos en el hueco de tu mano y en tus caminos. ¡Tremenda cosa es caer en manos del Dios Vivo!  Dios no puede ser burlado, Todo lo que el hombre siembra es lo mismo que cosechará. Sembraron división y la tierra se partió y los devoró, sembraron entre sus seguidores amor por lo terrenal y perecedero y la tierra consumió toda su fama, títulos y todas sus propiedades, no quedo nada ni de ellos ni de sus bienes. ¡Que ceguera es aspirar a ser mucho siendo nada!  Es estar totalmente fuera de la realidad, es un grave error perder de vista que solo somos polvo y ceniza.  Tarde o temprano, nos guste o no, seremos confrontados con esta verdad. Abraham, padre de la fe, amigo de Dios, cuya descendencia sería tan numerosa como las estrellas, con plena humildad se reconoció polvo y ceniza diciendo: Ahora me he atrevido a hablar al SEÑOR, yo que soy polvo y ceniza. Gen.18:27 Y nosotros debemos orar siempre como nos enseño el Maestro de maestros, postrados y humillados ante Su presencia diciendo: SEÑOR, no nos dejes caer en la tentación de la Vanagloria y líbranos de este mal. Amen. Bueno es escuchar el consejo de este siervo de Dios, para los inconformes como Coré, con la posición que Dios les ha dado y que aspiran a unas mas importantes, según sus criterios terrenales: “Lo mejor para cada uno es ser hallado ocupando el puesto señalado por Dios y trabajando en Su obra, pues cuanto mas humilde, sosegada y sencillamente se haga mucho mas valdrá…. He aquí nuestro modelo como cristianos, en EL también el antídoto contra el orgullo y la ambición de los hombres de este mundo. Nada mas triste que ver un espíritu presuntuoso, vano, e impaciente en los que hacen la profesión de seguir a Aquel que era manso y humilde de corazón. Examinarse cada cual en Presencia de Dios, luego estar habitualmente a solas con EL SEÑOR, es el gran remedio contra la soberbia y la satisfacción de sí mismo. ¡Que podamos conocer la realidad de ello, en el Secreto de nuestras almas! Que el SEÑOR en su bondad nos haga realmente humildes en todos nuestros caminos y nos haga, y nos conceda apoyarnos con sencillez en EL mismo y considerarnos como Nada a nuestros ojos.” Charles Mackintosh”   Nada hagan por contienda o por Vanagloria; antes bien en humildad, considerándose inferiores (NO superiores) los unos a los otros. Filipenses 2:3 SEÑOR no nos dejes caer en la tentación de la Vanagloria y líbranos de este mal.

             

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »