• BIENAVENTURADOS LOS POBRES “DE ESPÍRITU”

Por: A.Lucia M.Cadavid
             
Bienaventurados(Felices) LOS POBRES DE ESPÍRITU,  porque de ellos es el Reino de los cielos. Mateo 5:3   Esta es la primera de las bienaventuranzas pronunciada por el SEÑOR en el sermón del Monte. Es la primera para enseñarnos nuestro Maestro y Teólogo Divino, que está en la cima de todas las demás, para destacar su relevancia, porque la vivencia de ésta, es el requisito para que se den y apliquen el resto de bienaventuranzas.  Un verso como este  ¡Es una absoluta rareza!  Sobretodo en esta época de materialismo y de consumismo en la que estamos a un click de casi todo lo que se nos antoja obtener. Pero, todo lo raro es peculiar, excepcional, especial, único, conquista y marca una diferencia. Todo esto esto, es el efecto que produce este verso en todo nuestro ser, cuando por el Espíritu Santo de Dios ha sido entendido y revelado no según el mundo sino según el SEÑOR, entonces, se convierte en un verdadero manantial del cielo que lleva a Cristo y salta para vida eterna. Se convierte en una llave que nos eleva de los lugares bajos de lo terrenal,   al poder y amor de lo celestial, que transforma y encamina a una vida unida a Cristo, una vida que sigue las pisadas y el ejemplo de Cristo.  Se convierte en una llave que abre la Fuente inagotable de bendiciones celestiales en Cristo, proporcionando un Descanso y una Paz indescriptibles, acercándonos  al Reino de Dios, el cual consiste en justicia, gozo y paz  “en el Espiritu”. Por todo esto y mucho, mucho mas dijo Jesús: Bienaventurados, muy felices,  los pobres de “espíritu”, en el SEÑOR, porque  de ellos ES (tiempo presente) el Reino de los cielos.
             
.-  ¿QUIENES SON LOS POBRES DE ESPÍRITU?  La palabra “Pobre” del griego “ptojo”, se refiere a alguien  que vive en la total indigencia y depende totalmente de la caridad de otra persona para subsistir. Persona que no tiene absolutamente Nada; que no posee recursos propios.  Notemos, que No dijo el SEÑOR: “Bienaventurados los que carecen de bienes materiales.” De ser así, hubiera excluido a quienes los poseen, y bien sabemos que el SEÑOR no hace acepción de personas. El SEÑOR,  Nuestro Maestro Divino, No se refirió  a una condición social o económica, sino  a una condición espiritual.  Se refirió al Pobre “Espiritual”, No Material.  Por eso dijo: Bienaventurados LOS POBRES “DE ESPÍRITU”. Haciendo énfasis a la importancia que tiene para EL y Su Reino lo débil, lo vil y menospreciado del mundo, lo rechazado, lo humillado, lo sufrido, lo necesitado. Por esto, al leer la Biblia y meditar en ella, tengamos siempre presente que: Lo que es muy importante y esencial para el mundo, para EL SEÑOR es insignificante. Mas aún, dijo el SEÑOR: Mi Reino NO es de este mundo. Juan 18:36 El Reino del SEÑOR tiene que ver con todo lo divino, celestial y eterno.  Por eso dijo:  El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna. Juan 12:25  Esta “pobreza espiritual”, es la que trataremos de esbozar y discernir en éste mensaje, siempre con la ayuda de Nuestro Teólogo de teólogos y Maestro de maestros, Cristo.
             
1- ” LOS POBRES DE ESPIRITU”, reconocen su “necesidad y dependencia espiritual”. Son los que reconocen que No poseen ningún recurso, ní capacidades para dejar el pecado, ni para salvarse así mismos. Son los que se rinden totalmente a la gracia de Dios. Dependen del  poder santificador, redentor y Salvador de la preciosa Sangre de Cristo. Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios;no por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9  El que es Pobre de espíritu es un admirador de Cristo; tiene elevados conceptos de Cristo, y da un gran valor y aprecio a Cristo; se oculta en las heridas de Cristo; se baña en Su Sangre; se envuelve en Su manto; ve una carencia espiritual y una hambruna en casa, pero busca a Cristo y clama: “SEÑOR, muéstrate a mí, y eso me basta.” A.D
             
2.- “LOS POBRES DE ESPÍRITU”, reconocen que tienen una necesidad extrema de alimentarse de la Palabra de Dios, del Verbo hecho carne, del Pan de vida,  a tal punto, que si prescinden de EL morirán:  Yo soy el Pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este Pan, vivirá para siempre. Juan 6.51  La pobreza de espíritu vacía a un hombre, y así lo prepara para ser llenado; expone sus heridas al aceite y al vino del buen Médico; pone al pecador culpable a la puerta de la misericordia, o entre los moribundos alrededor del estanque de Betesda a los que Jesús tiene por costumbre visitar. Un hombre así abre su boca, y el SEÑOR la llena; tiene hambre, y el SEÑOR lo satisface con los mejores alimentos.” Charles Spurgeon
             
3.- “LOS POBRES DE ESPÍRITU”, aman la Cruz de Cristo, no murmuran ni reniegan de ella. Reconocen su impotencia ante cualquier situación, porque saben que Todo proviene de la mano de Dios. Los pobres de espíritu Se niegan así mismos, mueren cada día a sus deseos, Toman su cruz cada día y siguen a Cristo.  No dijo el SEÑOR: “Si alguno viene en pos de mi, no se niegue a ninguno de sus propios deseos, disfrute de ellos, acumule riquezas y tenga muchos lujos. Deje  su cruz a  un lado y sígame.” Dijo el SEÑOR, Maestro de maestros: Si alguno viene en pos de mí, Nieguese a si mismo, Tome su Cruz  cada día y sigame.    “Dios no te transforma en medio de un colchón de luz, vida, y gracia. Su transformación se hace en la Cruz, en oscuridad, pobreza, y muerte. Dios te prepara una Cruz que debes abrazar. Nada te acercará mas al SEÑOR que abrazar la Cruz. La Cruz duele. Acepta la Cruz y hallarás paz aún en medio del bullicio. Deja que te advierta que si empujas la Cruz a un lado tus circunstancias serán el doble de difíciles de sobrellevar. A largo plazo, es mucho más duro vivir el dolor de resistir a la Cruz que la propia Cruz. Dios te da la gracia de sobrellevar la cruz en tu vida igual que provee tu pan diario. ¡Nunca te fallará! Todo lo que hay en ti que ya no forme parte del reino establecido de Dios necesita la Cruz. Cuando aceptas la Cruz en amor, Su reino empieza a vivir dentro de ti.” Fenelon
             
4.-  “LOS POBRES DE ESPÍRITU”. Son   los que a pesar de poseer bienes materiales, son Humildes, porque hay pobres que son soberbios y no aman ni reconocen a Dios, y viven en amargura. Los pobres de espíritu siguen las pisadas y el ejemplo del Maestro de maestros, aprenden de EL que es Manso y Humilde de corazón. Son los que tienen ausencia total de orgullo, codicia y confianza en sí mismos. Son los que reconocen que  sin el SEÑOR, son polvo y ceniza, esto significa que  absolutamente nada pueden hacer por su cuenta, se abandonan al SEÑOR y a Su Palabra. Pero miraré a aquel que es Pobre y Humilde “de espíritu”, y que tiembla a mi Palabra. Isaías 66:2. “ Jesús dice, bienaventurados los pobres en espíritu. Mantente sencillo y humilde ante Dios y Él te traerá paz, ternura, paciencia, y contentamiento aún en tu tribulación.” Fenelon
             
5.- “LOS POBRES DE ESPÍRITU”, Dan siempre gracias a Dios por todo, poseen un espíritu de gratitud. Ellos no ponderan mas el sufrimiento que las bendiciones. Ellos están agradecidos incluso por las cosas mas pequeñas. Den gracias en Todo, porque esta es la voluntad de Dios para con nosotros en Cristo Jesus. 1Tesa.5:18  ” Decir con Jacob “Tengo suficiente” (Génesis 33:11) parece radicalmente contrario a la naturaleza humana. Decir “Quiero más” se parece más a la lengua materna de todo hijo de Adán. Nuestros niños, los que viven a nuestro alrededor en casa, son ilustraciones cotidianas de la verdad que acabo de afirmar. Aprenden a pedir más mucho antes que a estar satisfechos. Están mucho más dispuestos a llorar por lo que quieren que a decir “gracias” cuando lo han recibido. Lo que tienes no parece tan bueno como lo que no tienes. Si sólo pudieras tener esto o aquello, te imaginas que serías más feliz. Escucha ahora el poder que el mandato del Señor por boca de Pablo, debería tener en nuestras conciencias: “Estad contentos con lo que tenéis ahora”. No con las cosas que teníais antes, no con las cosas que esperan tener, sino con las cosas que tienes ahora. Con tales cosas, sean las que sean, debemos estar contentos: Con esa casa, con esa posición social, con esa salud, con ese salario, con ese trabajo, con esas circunstancias en las que nos hallamos debemos estar contentos.”  J.C.Ryle
             
  6.- “LOS POBRES DE ESPÍRITU”, son los que No dependen de su posición financiera. Ellos poseen una disposición interior dada por la Gracia de Dios, la cual, es una obra sobrenatural del SEÑOR por medio de Su Santo Espíritu. Han muerto al mundo, y han crucificado su carne con sus deseos y pasiones. Se han despojado y apartado de todo deseo temporal, incluyendo todo apego desordenado por las personas.  El que ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama al hijo o a la hija más que a mí, no es digno de mí. Mateo 10:37  Abraham por ejemplo, fue un pobre de espíritu, ya que por disposición Divina poseía riquezas, sin embargo, su fe, amor y obediencia a Dios, lo llevaron a dejar todo:  Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Genesis 12:1 Algunos piensan que estar contento es ser rico y acomodado. Pero la felicidad cristiana proviene no del hecho de obtener “más”, sino de desear menos. El rico es aquel hombre que no desea nada más ni pide nada más. No me refiero a cuánto ascienden sus ingresos. Un hombre puede ser rico en una choza y pobre en un palacio.  En pocas palabras, la felicidad verdadera no es el resultado de lo que poseemos, sino del tipo de persona que somos en Cristo.”Jeremiah Burroughs
             
  7.- “LOS POBRES DE ESPÍRITU”, Se rinden totalmente a los designios de la Providencia, sea cual sea Su decisión y dicen de corazón y no solo de labios: Hágase TU Voluntad así en la tierra como en el cielo. Aceptan la voluntad de Dios Buena Agradable y Perfecta. “Si  quieres ser verdaderamente feliz – ¿y quién no lo querría? -, busca la felicidad donde únicamente puede ser hallada. No la busques en el Dinero. No la busques en el Placer, en los Amigos o en el Conocimiento. Búscala en tener una Voluntad en perfecta armonía con la Voluntad de Dios.” J.C.Ryle Comparto las revelaciones que han bendecido mi vida, de estos siervos pobres de espíritu, y espero en el SEÑOR que ayudarán a discernir aún mas el significado de este verso:  
             
LOS POBRES DE ESPÍRITU que poseen el Reino de los cielos, son aquellos que han repudiado Todo lo externo, y han desarraigado del corazón todo deseo de poseer cosas. Estos son los verdaderos “pobres en espíritu.‘ En su vida interior han llegado a ser semejantes a los mendigos que deambulaban por las calles de Jerusalén. Ese es el significado de la palabra “pobre” en labios de Cristo. Esos bienaventurados pobres han dejado de ser esclavos de la tiranía de las cosas. Han roto el yugo del opresor, hallando la liberación, no por medio de luchas, sino por medio de la rendición. No teniendo deseos de poseer Nada, ‘llegan a poseerlo todo”. Porque de ellos es el reino de los cielos.” ‘ A.W.Tozer  
             
“POBRES DE ESPIRITU “; las palabras suenan como si describiesen a los dueños de Nada, y sin embargo describen a los herederos de Todas las cosas. ¡Feliz pobreza! Los millonarios se hunden en la insignificancia, los tesoros se evaporan en humo, mientras el pobre de espíritu permanece en un reino ilimitado, sin fin, sin fallas, que lo vuelve bienaventurado en la estima de Aquel que es Dios sobre todo, bendito para siempre.” Charles Spurgeon
             
  Bienaventurados los Pobres de espíritu. No los pobres que siéndolo de bienes miran con envidia feroz la riqueza de los ricos, y codician en su corazón cuanto ellos poseen. No los que miran la pobreza como un azote o una desgracia insoportable, y acusan por ello a Dios de injusto. No los que tienen la pobreza cómo la carga más aflictiva y pesada la arrojan de si con dolor, la detestan y blasfeman. Sino, Los Pobres de espíritu; esto es, aquellos que lo son de voluntad y corazón. Son los que siendo pobres no anhelan por las riquezas ni las conveniencias de la vida, en perjuicio de su alma; porque conocen, como lo conocieron también hasta los mismos gentiles, que en esta Pobreza consiste la verdadera felicidad de la vida temporal; porque en verdad, nadie es feliz en este mundo, ni goza de dicha, ni de paz interior en su corazón, sino el verdadero pobre de espiritu, el que está contento con su suerte, el que Nada ambiciona ni apetece. ¿Porque, de qué le sirven al hombre grandes bienes, riquezas inmensas , muchas posesiones , hermosas heredades y millones de tesoros, si cada día, cada instante y momento es agitado y conmovido su espíritu con miles de olas de ambición, de avaricia, de insaciables deseos de tener y poseer mas y mas,  y de enriquecerse sin medida ? Al contrario el pobre de espíritu, nada apetece, y lleno de riquezas vive tan separado de ellas como si nada poseyera: La desgracia no le irrita, y la opulencia no le ensoberbece. Nada ambiciona ni desea, solo Dios es su gozo; Dios es el único deseo de su corazón.” Ludolphus
             
.-    “DEJANDOLO TODO”  ES EL CAMINO DE LOS POBRES DE ESPÍRITU:  Los discípulos  de Cristo, verdaderos pobres de espíritu, transitaron este camino: Ellos “DEJANDÓLO TODO”, le siguieron. Lucas 5:11   ¿Pero, qué es lo que dice éste verso?  ¡DEJANDOLO TODO!  Creo, que estas palabras son el compendio de lo que significa ser  “POBRE DE ESPÍRITU”.  ¡Esta si que es absoluta indigencia y a la vez absoluta dependencia en Dios y solo de Dios!  ¡Esta si que es verdadera Fe!  Esta es verdadera Pobreza  en el SEÑOR, y a la vez verdadera y Total Riqueza espiritual, en CRISTO. Esta es una bancarrota total de espíritu; quedarse sin nada de sí mismo, de pasiones, de deseos,  de pecado, para que Cristo venga al rescate y nos enriquezca con Su reino, con Su Soberanía, con Sus riquezas en Gloria.  ¡Dejandolo Todo!  !Un momento!  Este alimento debe ser degustado muy, pero muy despacio, palabras demasiado profundas para ser asimiladas facilmente. Este verso, es alimento espiritual puro, No adulterado, sin engaño, que ayuda al crecimiento espiritual, nos hace conforme a la imagen de Cristo,  lleva por el camino de la salvación.  Este verso contiene un grande y maravilloso Tesoro Escondido espiritual, el cual debe ser explorado, meditado, revelado, discernido, enseñado, y ministrado, por Cristo, nuestro Maestro de maestros, Profeta de profetas, Teólogo de teólogos y Pastor de pastores.  El verso bien podría decir: Bienaventurados, dichosos, los desprendidos, los despojados de todo interés temporal, porque de ellos ES el Reino de los cielos. ¿Y qué es ser despojado o desprendido de espíritu? Es amar a Dios SOBRE TODAS LAS COSAS  de este mundo. Es amar al SEÑOR con toda la mente, con todo el corazón y todas las fuerzas. Solo quien ama a Dios así, estará dispuesto a Dejarlo Todo.  “El abandono o despojo es entregar tanto las cosas internas como externas, tus preocupaciones egoístas, tu pasado, y olvidarte de ti mismo con el objeto de ponerte a la disposición Divina. El despojo es el medio que Dios utiliza para revelarnos sus misterios.” Madame Guyon   Me dirás: Quiero ser profesional, necesito trabajar para sustentar mi familia, ¿debo dejarlo todo? La respuesta es No. El dejar todo en el SEÑOR, es decir, el ser pobre de espiritu, implica estar en el mundo, pero guardarse del mal. El despojo nos hace valorar lo que es importante y hace que tu prioridad sea amar al SEÑOR sobre TODO,  con todas tus fuerzas,con toda tu mente y tu corazón, cumpliendo el primer mandamiento podrás con los demás. Por eso, cuando el SEÑOR oro por sus discipulos dijo: No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. Juan 17:15.  Abraham, demostró estar dispuesto a despojarse de su amado y  único  hijo, Isaac, a entregarlo como ofrenda al SEÑOR en el altar, justo antes de ser sacrificado apareció el ángel diciendo: “No extiendas tu mano contra el muchacho, ni le hagas nada. Porque ahora sé que temes (reverencias, amas) a Dios, ya que no Me has rehusado tu hijo, tu único.” Génesis 22:12  Y Jesús dijo: El que ama al padre o a la madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama al hijo o a la hija más que a mí, no es digno de mí. Mateo 10:37  
             
.- ¿PARA QUIENES ES EL CAMINO DEL “DEJÁNDOLO TODO” El SEÑOR quiere que todos avancemos por este camino  y alcancemos este nivel, pero no todos estamos dispuestos a subirlo. Si aún tenemos apegos terrenales nos gustaría borrar este verso, o que no existiera, esto era lo que yo hacía, pensamos que no es para nosotros, que no es posible cumplirlo, que   solo aplica a los apóstoles que siguieron a Cristo cuando estuvo en la tierra. Pero, si no fuera posible “DEJARLO TODO” por la Gracia de Dios, éste pasaje y otros similares no habrían quedado registrados en la Biblia. Para el que cree TODO le es posible. El camino de los pobres de espíritu no es para los creyentes que están claudicando entre dos pensamientos, que están claudicando entre el mundo y lo que Dios quiere.  El camino de los pobres de espíritu, del Dejandólo Todo, del despojo, es para quienes la luz de Cristo ha penetrado en su ceguera espiritual, para los que han crucificado juntamente con Cristo la carne y sus deseos, es para los andan en el Espíritu de Dios. Es para los que dejando los rudimentos de la doctrina de Cristo, van adelante a la perfección.  Es para los maduros en Cristo que tienen necesidad de alimento sólido.  El hombre que No es espiritual no puede recibir, percibir, ni entender las cosas que proceden del Espiritu Santo de Dios, porque para el son locura. Como la luz con las tinieblas no tiene comunión, así la sabiduría que viene del cielo, que no es de este siglo, y la sabiduría de este mundo, no tienen Nada que ver. Lo mismo aplica al  Espíritu de la verdad de Cristo,  el cual, Nunca tendrá nada en común con lo vacío, terrenal, pasajero  y vano del mundo. Por lo que dijo, el SEÑOR: “NO son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.” Juan 17:16  Viven en el mundo, pero no buscan las cosas temporales como su prioridad, sino las eternas. Esta revelación está escondida para los sabios de este mundo, pero es dada a conocer a los pobres de espíritu que son como niños. Los logros más grandes en el SEÑOR, incluyendo los de la Oración, están reservados para los despojados, para los mas simples, para los que No ostentan nada, para los que se rinden y esperan solo en Dios: Te alabo SEÑOR, porque has escondido estas cosas de los sabios e instruidos, se las has revelado a los que son como niños. Lucas 10:21 
             
  .- LA RECOMPENSA DE DEJARLO TODO: Entonces Pedro Le respondió: “Mira, nosotros lo hemos dejado todo y Te hemos seguido; ¿qué, pues, recibiremos?” Jesús les dijo: “En verdad les digo que ustedes que Me han seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de Su gloria, ustedes se sentarán también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.  Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por Mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna. Mateo 19:27-29  ” El premio que tendrán los que todo lo dejan por seguir a Cristo, será la superabundancia del que recibirán en comparación de lo pequeño de todo lo que dejaron; porque recibirán el ciento por uno; esto es, el ciento de los consuelos espirituales, y la abundancia de bendiciones, de dones, y de gracias, que tienen un valor centuplicado, o cien mil veces mayor que todos los deleites y riquezas de la tierra que pudieron dejar. Renunciaron a una casa en el mundo, y alcanzarán un palacio eterno en la gloria. Dejaron un padre terreno, y adquirirán otro celestial y divino. Se apartaron de los hermanos carnales y terrenos, y tendrán por hermano a Cristo, y a todos los Ángeles y Santos en el Cielo; cuyas cosas comparadas, tendrán las que reciban una ventaja tanto mayor, cuanto es la de ciento por uno. Considera pues bien esta retribución, y gózate; y dá gracias a Dios que pensó el hacer un negocio tan ventajoso, que ganes aquí en la tierra el ciento por uno, y que sin embargo, te proporcione después la vida eterna. Entra con frecuencia en esta consideración santa, por la que puedes entrar fácilmente por medio de la Oracion. Avergüenzate de que haya en ti tanta estupidez y locura, que te atrevas a dejar ciento por uno, y la vida eterna por la vida temporal; y procurando hacerte semejante en todo a los Apóstoles, abandona Todo lo que posees por seguir a Cristo. No te olvides que los cristianos de la primitiva Iglesia, vendían cuanto tenían para abrazar la ley del Crucificado, y ponían su oro y su plata a los pies de los mismos Apóstoles; y en esta sola acción contempla otras dos: Porque los primeros fieles aborrecieron el oro y la plata, los ponen a los pies de los Apóstoles; y porque estos igualmente lo desprecian no lo reciben ni tocan con su mano: Lo reciben si, pero para repartirlo entre los pobres del Señor. Eres mayordomo de Cristo: Reparte con generosidad y alegría a los pobres, y merecerás la vida eterna.” Ludolphus
             
  .- SIGUIENDO LAS PISADAS DE CRISTO:  Nuestro Salvador, Profeta de profetas, es el mejor ejemplo a seguir, porque EL anduvo por el camino de “dejarlo Todo” . Siendo el dueño del oro y la plata, siendo el hijo de Dios se despojó así mismo tomando forma de siervo, dejó su trono de gloria. Porque ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a ustedes SE HIZO POBRE, siendo rico, para que  ustedes con Su Pobreza fueran enriquecidos.” 2 Corintios 8:9.  Para que con su pobreza fuéramos enriquecidos, con Toda bendición Espiritual(No material) en los lugares Celestiales(No terrenales) en Cristo…Para que fuéramos  santos y sin mancha delante de EL . Efesios 1:3-4   La pobreza de Cristo nos enriquece, para ser santificados en EL. Porque de El por El y para EL son todas las cosas. EL es la Cabeza, la Vid verdadera, la Verdad Soberana y plena, el principio y el fin de Todo, EL es la resurrección y la vida eterna, EL es el camino,  El es el Dios de Nuestra Salvación. Esto y muchos más es lo que abarcan las palabras: “DEJANDOLO TODO, le siguieron.”  Así, en absoluta bancarrota de espíritu, vacios del Yo, pero, llenos de Cristo, enriquecidos con Su Verdad, con Su luz, con Su resplandor y con Su Gloria, decir: ¡Alma mía, Levántate, resplandece, porque ha llegado tu Luz(Cristo) y la Gloria del SEÑOR ha amanecido sobre ti! Isaias 60:1 
             
  Cristo, Nuestro Esposo Celestial, se hizo pobre en posesiones, al nacer en un pesebre: “Hallaréis al niño envuelto en pañales, y acostado en un pesebre” Lucas 2: 12   Se hizo pobre siendo hijo de un carpintero. Se hizo pobre al ejercer su ministerio, siempre anduvo con sencillez y humildad, no busco notoriedad. Siendo hijo de Dios, no busco ni ostento lujos, hizo el bien, sano a los enfermos, libero a los cautivos, resucito muertos, ministró al pueblo de Dios, y no por esto busco ser famoso, sino que huyendo  de las multitudes se apartaba como Profeta de profetas, buscando la soledad para Orar. Cristo, se hizo pobre en cuanto amistades y popularidad, fue traicionado, perseguido y dejado solo, a tal punto que exclamó: Padre ¿porque me has desamparado? Se hizo pobre por amor a nosotros, cuando sufrió menosprecios, humillaciones, rechazos, golpes, latigazos, heridas, hasta morir en la Cruz para enriquecernos con su salvación y vida eterna.
             
  Dice la Biblia: Con el Rico fue en Su muerte. Isaías 53:9  Nuestro Salvador, fue sepultado por Jose de Arimatea, hombre rico y también discípulo de Cristo. ¿Por qué solo en su muerte fue con el rico? Para instruirnos el SEÑOR, que debemos morir al deseo desmedido de adquirir cosas materiales mientras estamos en la tierra: Hagan pues morir lo terrenal (lo material, lo temporal) en ustedes. Col.3:5  Quien ha muerto a su vieja naturaleza no siente, no ve, ni le importa nada, aunque esté rodeado de lujos, o de una multitud. Nos enseña el SEÑOR con su ejemplo que Desnudos vinimos a este mundo y desnudos saldremos de él. Nos instruye el SEÑOR Maestro Divino, con su muerte la poca importancia que deben tener para nosotros las riquezas, que son inciertas y acaban. Por lo cual, El SEÑOR, no dependió, ni se preocupo, ni busco bienes materiales, diciéndonos que esto es lo que busca el mundo, y por eso las cosas esenciales para el sustento de los “pobres de espíritu”, son Su Añadidura en esta tierra, y de ella son provistos porque  buscan primero el Reino de Dios y Su justicia. José de Arimatea, miembro prominente del concilio, poseía riquezas y era discípulo de Cristo, una vez mas nos confirma el SEÑOR, Nuestro Salvador Divino, que la pobreza de espiritu, no tiene nada que ver con las posesiones económicas, sino con la actitud interior dada por la gracia del SEÑOR, tiene que ver con la humildad, con la renuncia interior. Pero, a los ricos codiciosos, egoístas y  avaros, se les podrá decir lo mismo que al rico que fue cruel con Lazaro : “Recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía.” Lucas 16:25  “Tenga cuidado cualquiera de ustedes que sea rico en este mundo, y no permita que la liberalidad de Dios sea una causa de deslealtad para con Él. Cuídate del orgullo de la vida, de los deseos de alcanzar un rango social, del deseo de acumular, pues cualquiera de esas cosas pudiera impedir el servicio a tu SEÑOR. Las riquezas inflan a la gente y les impide agacharse para encontrar la perla de gran precio.” Charles Spurgeon 
             
  .- LOS POBRES DE ESPÍRITU, Y EL MATERIALISMO. Me es imposible hablar del camino del “DEJANDOLO TODO” y no hablar de los profetas de la prosperidad. Porque estas palabras ” DEJANDOLO TODO” van contra la corriente del sistema del mundo y la sociedad consumista, que de manera compulsiva acumula bienes. Y son totalmente opuestas a lo que dice la teología de la prosperidad, enseñada por  los autodenominados “apóstoles”,  quienes están muy, pero muy lejos, de seguir el ejemplo de los verdaderos apóstoles de Cristo. Ellos han cambiado éste verso por: “Adquiriéndolo Todo, le siguieron”. Siempre están hablando de su última adquisición, o de la próxima. Su principal objetivo es ir en pos de todo lo material y acaparar bienes materiales que pasan y perecen. Ellos ostentan lujos y comodidades extremas, su énfasis está en las cosas exteriores y en ellos mismos, en sus logros, impidiendo  tanto a ellos cómo a sus seguidores tener una vida interior y profunda en Cristo. Es que, el camino de la renuncia, de la pobreza de espíritu, no es para los que están llenos de sí mismos, de vanidad, materialismo, superficialidad,  e idolatría. Ellos no pueden meditar, enseñar y mucho menos vivir estas palabras tan sublimes de una vida espiritual insondable en Cristo.  Esta riqueza está reservada solo para los que en verdad, Cristo, es su Tesoro, su Todo en Todo. Los seguidores del evangelio de la prosperidad o el materialismo, no pueden entender, ni discernir un verso de tanto alcance espiritual, ni uno como este que es similar: “El que  NO  RENUNCIA A TODO LO QUE POSEE No Puede ser mi discípulo.” Lucas 14:33   Hace referencia a la renuncia a toda posesión, que incluye personas y cosas materiales. El que no está dispuesto a dejar todo ídolo del corazón, toda codicia, todo deseo mundano y pecaminoso que lo domina y esclaviza, NO PUEDE ser discípulo, ni profeta, ni apóstol, ni representar a Cristo.  Los verdaderos apóstoles de Cristo fueron imitadores de Cristo, como Pablo deberían poder decir: Sean imitadores de mi, como yo de Cristo”. Los verdaderos apóstoles dejaron Todo, su medio de trabajo, las redes, la barca para pescar, familiares, para adquirir “toda bendición espiritual en Cristo”.  Para los profetas del Evangelio del materialismo, los discípulos de Cristo, despojados de toda ambición personal y material, son considerados ignorantes, fánaticos, sin aspiraciones, a ellos no les ha sido revelado que en esa pobreza poseen mas que todos los ricos del mundo y son bienaventurados.  Los apóstoles de Cristo, No predicaron, ni usaron como pretexto que eran hijos de un Rey, para sacar provecho y obtener los lujos y riquezas de ese Rey y de Su Reino: Mi Reino NO es de este mundo- dijo Jesús-  Todos deberíamos tener presentes estas palabras. Quien se autodenomina apóstol y no deja Todo por Cristo;  PUEDE  manipular, controlar, dominar e influir sobre la conducta de otros, puede obtener así seguidores, notoriedad y ganancia financiera. PUEDE  repetir lo que dice la Biblia y hasta recitarla de memoria. Puede imitar las palabras proféticas. PUEDE aparentar una fachada de profeta y apóstol. PUEDE hacer largas oraciones. Podrá hacer todo esto, pero mientras no vaya por el camino de la pobreza espiritual, mientras no sea un despojado de espíritu ante los ojos del SEÑOR, NO PUEDE SER verdadero discípulo, ni profeta, ni apóstol de Cristo. Solo lo será realmente hasta que, “Dejandólo Todo, siga a Cristo”.  Pese a todo esto, para mi es un motivo de gran  gozo y doy Gloria a Dios, porque el SEÑOR, Profeta de pofetas, tiene un remanente de discípulos, de siervos y siervas verdaderos en las naciones, en cada ciudad, en cada provincia, en cada pueblo, en cada región inhóspita y mas recóndita de la tierra, que están en el secreto de Dios,  Escondidos(No exhibidos) con Cristo en Dios. Siervos y siervas que predican, aman la obra del SEÑOR, cuyas motivación e intereses son los correctos. Siervos-as como los misioneros y muchos mas en todo el mundo, que transitan por el camino de los pobres de espíritu, por el camino de la Verdad, Cristo. Siervos-as quienes, Dejandolo Todo, siguen y  sirven al SEÑOR, su Amado y su único anhelo.  Alabo al SEÑOR por esto. Solamente, cuando logremos estar muertos al mundo, muertos a nuestros deseos y anhelos, pero vivos para Cristo, y rendidos en esa indigencia espiritual, dispuestos hacer y aceptar la Voluntad de Dios, seremos los verdaderos pobres de espiritu del SEÑOR. Estaremos sentados en lugares celestiales con Cristo, y podremos sumergirnos en las profundidades espirituales de la inmensidad del Río de Dios. Ya no estaremos dispuestos a conformarnos con la tibieza, ni la mediocridad espiritual, ni haremos que al SEÑOR le den náuseas, porque a los tibios  vomitará de Su boca. Los pobres de espíritu, son los que llevan mucho fruto, porque han muerto al mundo, si el grano de trigo no muere, queda solo, pero si muere produce mucho fruto. Este mucho fruto según Dios, es fruto espiritual, no visible, ni temporal. Este fruto invisible, es producido de manera sobrenatural, es fruto que permanece para siempre, que produce vida eterna. 2Cor.4:18.
             
  Los pobres de espíritu, poseen el liderazgo y sacerdocio de Cristo, Profeta de profetas, y no el sacerdocio del profeta Elí, quien no estorbo el pecado de sus hijos por fornicar con mujeres en el templo y por quedarse con lo mejor de las ofrendas. Por lo cual, los juicios de Dios estuvieron sobre su casa e hijos. Y murió Elí desnucado, es decir, descabezado, sin liderazgo que agradara a Dios. Al que mucho se le dio mucho se le demandará, y al que mucho se le ha confiado mucho se le exigirá.  Los siervos de Dios pobres de espíritu, son los que mejor usan los dones del Espíritu porque tienen mayor influencia, para la edificación y bendición del pueblo de Dios. Los líderes pobres de espíritu no viven en los lugares bajos del empoderamiento terrenal. Ellos viven en los niveles altos del poder de lo espiritual y lo sobrenatural.  Para los líderes pobres de espíritu, la Palabra de Dios, la Palabra profética mas segura, cobrará un significado especial y el Espíritu de Dios en ella fluirá como nunca antes en ellos y a través de ellos.    Mientras estemos claudicando entre el mundo y Dios, no podremos llenarnos completamente de las cosas del cielo, no podremos disfrutar ni poseer las verdades bíblicas, tendremos la tendencia a interpretarlas según el sistema del mundo y conforme a nuestros propios deseos, estaremos entre la verdad y el error, estaremos yendo por  el camino fácil y  falso, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error. Efesios 4:14.   Iglesia, esposa de Cristo, vale recordar una vez mas lo que dice un siervo de Dios, un verdadero discípulo de Cristo, un bienaventurado pobre de espíritu: Nada pienses fuera de tu salvación, y cuida solamente de las cosas de Dios. Conviértete a Dios de todo corazón, y deja este miserable mundo, y hallará tu alma reposo. Aprende a menospreciar las cosas exteriores y a darte a las interiores, y verás que viene a tí el Reino de Dios. Pues el reino de Dios es Paz y Gozo en el Espíritu Santo, que no se da a los malos. Da pues lugar a Cristo, y a todo lo demás cierra la puerta. Si a Cristo tuvieres, serás rico y  te bastará. El será tu fiel procurador, y te proveerá de todo, de manera que no tendrás necesidad de esperar en los hombres. Porque los hombres se mudan fácilmente, y desfallecen en breve, pero Jesucristo permanece para siempre, y está firme hasta el fin.” Tomas de Kempis    .-  EL CAMINO DE “LOS POBRES DE ESPÍRITU” ES UNA LLAVE AL CIELO:  El camino de la renuncia a Todo lo que se posee, al Yo,  a todo deseo de la carne y pasiones, no es fácil, es un camino muy angosto, es una puerta estrecha por la que entran Pocos. Hemos escuchado a los predicadores del materialismo decir: “Tengo la llave para que seas rico.” “ ¡Dios no quiere que seas pobre!” “¡Arrebata las riquezas del reino!”  Pero, el SEÑOR, Maestro de maestros y Profeta de profetas, dijo: “Bienaventurados, dichosos, los pobres de espíritu, los despojados, los desprendidos.”  Es la indigencia y pobreza de espíritu, la que te asegura los verdaderos tesoros en el cielo y la que cubrirá todas las necesidades en esta vida y en la futura dará vida eterna. Dijo Jesús: Haganse tesoros en el cielo y no en la tierra.  El camino del despojo, es una llave que abre la puerta a todo lo espiritual y celestial. Por este  camino del “DEJANDOLO TODO”, si ó si, quieras ó no, te guste ó no, tendrás que transitar al dejar esta tierra. Serás despojado de todo lo visible y temporal, así que es mejor que te prepares y empieces a recorrerlo desde ahora. Por eso David, como pobre de espíritu, dijo: Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría. Otra version lo dice mas claro: Haznos entender que la vida es corta, para así vivirla con sabiduría.Salmo 90:12    “ Muere en el interior y también en el exterior. Deja que muera TODO lo que No es nacido de Dios dentro de ti.  Si mueres un poquito cada día de tu vida, no tendrás mucho de que preocuparte al final de tus días. El amor propio con lleva muchísima ansiedad. No me extraña que te preocupes tanto del futuro. Estas muertes diarias destruirán el poder de tu última muerte. Entonces tu muerte corporal no será más que un dormirse. ¡Qué felices son los que duermen éste sueño de paz! “ Fenelon   
             
  Los pobres de espíritu son colmados del SEÑOR y de Su Santo Espíritu, pero vacíos del mundo. Están muertos al yo, a las pasiones desordenadas, a la vanagloria de esta vida, han muerto al mundo por la Gracia de Dios, y viven para Cristo.  Esto es vivir en la Luz  que alumbra como lámpara en lugar oscuro hasta que amanezca Cristo en los corazones. Los que transitan el camino de la pobreza de espíritu, tienen la llave para entrar en la Presencia de Dios y habitar en el lugar Santo, puesto que , ellos No han elevado su corazón a cosas vanas. Salmo 24:3-4   Es por éste camino, que el SEÑOR halla los verdaderos adoradores que le adoran en Espíritu y Verdad, para colmarles de Sus bendiciones. Por éste camino, se experimenta la verdadera riqueza en Gloria en Cristo. Las oraciones suben a la presencia del SEÑOR, y son escuchadas conforme a la Voluntad de Dios. Cada pobre de espíritu con toda seguridad puede decir: Mi Dios, pues, suplirá Toda necesidad conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Filipenses 4:19   Mi Dios pues suplirá Todo lo que le falta a mis hijos, a mi esposo, a mi hogar. Mi Dios pues, suplirá Todo lo que me falta como hijo-a y siervo-a de Dios, conforme a sus riquezas en Gloria en Cristo. Llenos del SEÑOR, los temores, tristezas y angustias se disipan porque sabemos que todas las demas cosas necesarias para la vida presente, vienen por añadidura. Con esta llave abrirá el SEÑOR Su buen Tesoro el cielo para bendecir toda obra de nuestras manos. Este es el camino que pese a las adversidades da paz, calma, sosiego, seguridad y confianza plena en el SEÑOR: Este Pobre clamo al SEÑOR y le libro de TODAS sus angustias. Salmo 34:6  Solo los pobres de espíritu viven en verdadera Paz, porque han sido verdaderamente libres de toda ansiedad y preocupación mundanas. Los frutos del Espíritu  Amor, gozo y paz,  y todos los demas frutos, crecerán de manera sobrenatural en cada uno y se extenderán a las vidas de otros, esto es es ensanchar el sitio de tu tienda, es extender las cortinas de tu morada, es extenderte a tu derecha y a tu izquierda, es habitar en lugar espacioso.  ¡Que belleza de camino!  !Esta es una vida de verdadera libertad, de Gloria y Plenitud, de calma, de libertad, de Luz y de gozo en Cristo!   ¡Bienaventurados, Dichosos los que recorren este camino! El hombre que descubrió el Tesoro Escondido, a CRISTO, Su Salvador, del gozo,  vendió Todo lo que tenia para adquirir el Tesoro Escondido que descubrió en el campo. O el mercader que buscaba perlas finas, riquezas terrenales, pero al encontrar  la Perla de Gran Precio(Cristo), vendió todo lo que tenia para adquirir esa Perla.   Esto es ser pobre de espíritu; a cambio de tanta riqueza eterna, con alegría despojarse de todo lo mundano. !Que paradoja Divina! ¡Que Pobreza tan rica!  ¡Que pobreza tan llena de tesoros Celestiales!  Que el SEÑOR, por su amor infinito nos conceda tomados de Su mano, descubrir y ser dirigidos por éste tan maravilloso camino del desprendimiento, y no desviarnos de él ni a derecha ni a izquierda. Este es el camino por el que ya sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir; TODO nos pertenece; 1Corintios 3:22. Por todo esto, y todo aquello tan sublime que no se puede decir ni describir con palabras, sino vivirlo en Cristo:  Bienaventurados, dichosos los que viven en este mundo, como No teniendo Nada, pero poseyéndolo Todo (en  Cristo y con Cristo). 2Corintios 6:10  Porque de ellos ES el Reino de los Cielos. “ Qué feliz habrás de ser alma mía, cuando no poseas Nada tuyo y te ofrezcas a tu SEÑOR por completo. Desposada de Cristo, cuán preciosa eres cuando ya no posees Nada propio, sino que buscas solamente Su belleza. Entonces serás el deleite de tu Novio, ¡ Y ÉL será toda tu belleza! Te amará sin límites. Depositará Su propia vida en ti.” Francois Fenelon
             
  El camino angosto de la pobreza de espíritu:  Dijo un siervo de Dios, al referirse a este camino: ” El desprendimiento  es la puerta angosta y el camino estrecho, inclinado, y difícil de la vida, que pocos hallan;  es la  puerta que acerca al Reino de Dios y a la vida eterna.” Anónimo   Este camino angosto, del despojo, de la pobreza de espíritu, también fue recorrido por los santos de la Biblia, para después obtener todo de Dios. Lo recorrió José, cuando fue vendido como esclavo y fue encarcelado, para llegar a ser gobernador de Egipto y una vez allí, siguió siendo pobre de espíritu. Por este mismo camino anduvo Moises cuando vivió en el desierto por 40 años. Por éste camino anduvo David, cuando huía de Saúl, estando en el desierto y en la Cueva de Adulam, Job cuando lo perdió todo, incluyendo su salud, le fue devuelto todo al doble y a un estado mucho mejor que antes. Elías en el arroyo de Querit, Juan en el desierto. Y todos ellos después de ser restaurados siguieron siendo pobres de espíritu, porque ni los logros, ni los bienes materiales cambian el corazón de los pobres de espíritu del SEÑOR.  Recorre tu también este camino angosto y estrecho, pide al SEÑOR que te lo revele, para que seas enriquecido con la Pobreza de Cristo. Porque estas muy lleno de mundo y de tus deseos,  por eso no puedes oír la voz de Dios, no puedes vivir la vida triunfante en Cristo a la cual has sido llamado. Experimenta y transita también este camino, tu que tienes idolatría y apego excesivo por personas, tu que estas deprimido, tu que no puedes dormir por temor a perder, por la angustia de las deudas y por la ansiedad de poseer, vacíate de tu yo, de tus deseos, anhelos y del mundo, es decir, se pobre de espíritu. Transita por este camino y tendrás las mas grandes victorias que jamas hayas experimentado en tu vida Cristiana, aun en medio de las mayores aflicciones podrás decir de corazón: Estoy atribulado  en Todo mas No angustiado; en apuros, mas no desesperado; perseguido, mas no desamparado; derribado, pero no destruido. 2Corintios 4:8-9 Por esto el SEÑOR, Maestro de maestros, tu Salvador, dice: Bienaventurados, Felices, dichosos, LOS POBRES DE ESPÍRITU, porque de ellos ES(hoy y ahora) el Reino de los cielos.
             
  “ Tenemos que ser sencillos, pobres,  sin los placeres de este mundo; y también humildes y mansos. Es esta combinación de cualidades que constituye esta clase bendita de creyentes, los verdaderos POBRES DE ESPÍRITU del SEÑOR. Esta es la senda de la perfección, por la   cual Jesús invitó al joven rico, decidiéndole: “Si quieres ser perfecto, anda vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme” Mateo 19:21. Todos los que buscan la perfección deben escogerla, cuanto puedan; cuanto más, tanto mejor, tanto más perfección hallarán, tanto más se unirán con su amante Divino, Cristo. Esta es la senda de los que aborrecen y pierden su vida en este mundo, es decir, en la opinión de las personas mundanas. Pero ellos son los que hallan su vida verdaderamente y conocen más abundantemente el amor de Dios. “  El que hallare su vida, la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí, la hallará. Mateo 10:39  Perdamos, pues, nuestra vida por Cristo, dejándolo todo por EL, todo placer innecesario de este mundo, y entonces encontraremos un gran tesoro. El tesoro es el amor de Dios. Este tesoro se obtiene sólo al precio de todo lo demás, como Jesús nos enseña: “Así, pues, cualquiera de ustedes que no renuncia A TODO lo que posee, no puede ser mi discípulo”  Lucas 14,:33. ¡Qué profundidad de verdad hay en éste versículo! Esto es ser discípulo de verdad, en el sentido más pleno y en la experiencia más rica. Por eso, profetizó  María, que también fue una “pobre  de espíritu”: El SEÑOR “esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones. Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos.”  Lucas1:51-53 Su magnificat es un himno de los “pobres del Señor”. Los que quieran tener este mundo y sus bienes perderán todo, quedarán vacíos; mientras que los pobres y humildes del SEÑOR que han renunciado a todo por amor de Dios serán exaltados, enaltecidos, y glorificados. Los soberbios de este mundo, hundidos en sus placeres, serán esparcidos. Los fuertes de este mundo, disfrutando de todos sus placeres, sus vidas llenas de comodidades, no entrarán en este misterio de los “pobres del SEÑOR”, de los bienaventurados que tienen gozo sólo en Dios.” Steven Scherrer

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »