MENUMENU

● UNA ORACIÓN APROPIADA

Por: Charles Spurgeon

“Acuérdate de mí, oh Dios, según tu benevolencia para con tu pueblo; visítame con tu salvación.” Salmo 106:4

Vamos a considerar este Texto bajo dos aspectos: Como una oración apropiada para las almas angustiadas, y como un clamor conveniente para un pecador que necesita la salvación:

1.- UNA ORACION APROPIADA PARA LAS ALMAS ANGUSTIADAS: Amados, el favor de Dios acaba en salvación, y esa palabra: “Salvación”es un término muy amplio. Si leen el Salmo, verán que el Salmista lo usa evidentemente, primero, en el sentido de liberación. Los hijos de Israel llegaron al Mar Rojo y tenían miedo de ser destruidos allí, pero Dios los condujo a través de las profundidades como a través del desierto. Bien, entonces, cuando yo elevo esta oración: “Acuérdate de mí, oh Jehová, según tu benevolencia para con tu pueblo,” Quiero decir esto: “Cuando me encuentre en cualquier angustia, te pido que me ayudes a atravesarla. Así como Tú abriste un camino a través del mar para Tu pueblo, en tiempos antiguos, así abre un camino para mí.” ¡Oh, cuán a menudo hace eso Dios por nosotros! Cuando pareciera que los obstáculos son casi infranqueables— cuando pareciera que nuestro juicio nos falla y no podemos hacer nada más—hemos estado prestos a decir: “¡Ay, Señor!, ¿qué haremos?” Entonces nuestra condición extrema ha sido la divina oportunidad, y a través de las profundidades del mar, Él ha conducido a Su regocijado pueblo. Entonces, la palabra ‘salvación’, en el Salmo, incluye evidentemente en su significado, el perdón de los pecados, pues, cuando leímos el Salmo,ustedes recordarán de qué modo son mencionados los pecados de Israel una y otra vez. Pero se agrega: “Con todo, él miraba cuando estaban en angustia, y oía su clamor.” Entonces, si uso esta oración, he de querer decir precisamente esto: “Señor, Tú estás acostumbrado a perdonar a Tu pueblo. Perdóname. Tú deshaces como una nube sus pecados. Borra los míos. Además, Tú ayudas a Tus hijos a vencer sus pecados. Ayúdame; santifica mi espíritu, mi alma y mi cuerpo. Tú preservas a Tu pueblo en la tentación, y lo sacas de ella. Benevolente Pastor, guárdame como a uno de Tu rebaño. Tú salvas a Tus hijos en la hora del gran peligro, y por eso como su día será su fuerza. ¡Oh!, infinito preservador de Tus amados, cúbreme con Tus plumas, y bajo Tus alas permíteme confiar. ¡QueTu verdad sea mi escudo y mi adarga! Visítame con Tu salvación cuando estoy en mi lecho dando vueltas de un lado a otro, y haz que me levante, si es Tu voluntad. Visítame cuando soy calumniado,y cuando mi nombre es desechado como malo, y anima el corazón de Tu siervo. Visítame cuando estoy en aguas profundas y los abismos me cubren, y cuando me hundo en el profundo lodazal donde no hay ningún apoyo. Ven y demuestra Tu poder salvador. Visítame a la hora de mi muerte. Cuando las gélidas corrientes del último río me rodeen, visítame con Tu salvación. Trata conmigo entonces como has tratado con Tus santos siempre que han atravesado el valle de la sombra de muerte. Que Tu vara y Tu cayado me consuelen. Visítame con Tu salvación.”

2.- ESTE ES UN CLAMOR CONVENIENTE PARA UN PECADOR:Deben notar en esta oración, aquello que es digno de ser especialmente observado: Quien ruega en este caso, pide bendiciones sobre la misma base que el resto de los santos. Pueden observar que es sobre la base de la gracia. Pide poder recibir el favor que Dios concede a Su pueblo. “Favor.”o “Benevolencia”. Si hay alguien que es salvado pero ha sido un gran ofensor en contra de la ley de Dios, y ha sido inmoral, corrompido y depravado, tiene que ser salvado por un favor. No existe ninguna otra manera en que pudieras ser salvado. Es también una Oracion sentida, ¡Oh, querido corazón!, si tú necesitas un Salvador, búscalo con denuedo. Si puedes aceptar un “no” como respuesta, recibirás un “no” como respuesta, pero si la única opción fuera esta: “¡Dame a Cristo,o muero! Tengo que recibir la misericordia,” la tendrás. Cuando quieras recibirla, habrás de recibirla. Cuando Dios te conduzca a agonizar ansiando una bendición, la bendición no se demorará. Esta es una Oracion dirigida de la manera correcta, únicamente a Dios, “Acuérdate de mí, oh Dios. Visítame, oh Dios, con tu salvación.” Ningun hombre puede ayudar ¡Vana es la ayuda de los hombres! Vuelvan sus ojos únicamente a Dios, a la cruz donde Cristo sufrió. Miren allí, y únicamente allí, y que ésta sea su oración: “¡Señor, acuérdate de mí!” Cuando el ladrón estaba agonizando, no dijo: “Juan, ora por mí.” Juan estaba allí. El ladrón no miró a la madre de Cristo diciendo: “Virgen santa,ora por mí.” Podría haberlo dicho. Él no se dirigió a ninguno de los apóstoles ni a los santos acompañantes que estaban en torno a la cruz. Él sabía adónde mirar, y, volviendo sus ojos agonizantes hacia Aquel que sufría en la cruz central, no dijo otra oración que ésta:

“Señor, acuérdate de mí.” Es todo lo que necesitas. Ora pidiéndole a Dios, y sólo a Dios,pues sólo de Él debe venirte la misericordia. Yo quisiera poner esta oración en tu boca, quienquiera que seas, “Señor, yo he sido hoy un quebrantador de tus mandamientos. He pasado toda su parte inicial, de una manera inadecuada; pero, Señor, acuérdate de mí.” “Oh Dios, yo he sido un borracho. He quebrantado todas las leyes de la sobriedad, e incluso he blasfemado Tu nombre; pero, Señor, acuérdate de mí.” ¿Hay alguna mujer que haya pecado?“Señor, me presento temblando ante ti, pues soy una mujer pecadora. Señor, acuérdate de mí. Visítame con el favor que otorgas a Tu pueblo. Así como miraste a la mujer samaritana, mírame así a mí.” ¿Hay alguien que haya sido un ladrón, casi avergonzado de oír mencionar esa palabra, porque los que estan cerca podrían mirarle? Bien, ésta es especialmente la oración del ladrón: “Señor, acuérdate de mí.” ¡Cómo desearía recorrer todos los lugares en donde quiera que esten! No sabría quiénes son ustedes, pero, ¡Oh!, si pudiera, pondría ésto directamente en su corazón: “Señor, acuérdate de mí.”

A través del Salvador de los pecadores espero encontrar un pasaje al cielo de los pecadores, donde los pecadores que fueron blanqueados por la sangre de Cristo moran para siempre…. Además, yo le recomiendo esta oración al pecador que ha despertado, porque es una oración para un alma indefensa, pues dice: “¡Oh!, visítame con tu salvación.” Hay pacientes en Londres que estarían muy felices deser recibidos en un hospital. Estarían felices si pudieran ser llevados mañana por la mañana a algunas de esas nobles instituciones, para sercuidados allá. Pero hay personas que están peor que ellos, pues hay algunos que no podrían ser transportados a un hospital, ya que podrían morir en el camino. Si han de ser sanados del todo alguna vez, están en una condición tan mala, que el doctor tiene que visitarlos. ¡Oh!, y ése es también el caso de algún pecador, y algunos lo sienten, y por esto tenemos la oración: “Visítame con tu salvación.” “Aquí, Señor, me postro delante de Ti, tan arruinado por el pecado que escasamente puedo volver mis ojos a la cruz; estoy muy ciego. Es cierto que Tu gracia puede salvar, pero mi mano está paralizada, y no puedo asir Tu gracia. Es verdad queTu amor puede penetrar mi corazón, pero, ¡ah!, mi corazón se siente tan duro; entonces, ¿cómo puede entrar allí Tu amor? Oh, Salvador, Tú tienes que hacerlo todo por mí, pues mi caso es desesperado.” Cristo ama tales casos. Él vino a buscar y a salvar, no a los medio perdidos, sino a los perdidos. Deposita tu caso desesperado en Sus manos, ya que Él ha salvado a pecadores desesperados miles de veces, y los seguirá salvando todavía. Yo pido que antes de que descanses esta noche, antes de que te retires a tu cama, y te atrevas a cerrar tus ojos, que ésta sea la oraciónde tu corazón: “Acuérdate de mí, oh Jehová, según tu benevolencia para con tu pueblo; visítame con tu salvación.”

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »