MENUMENU

● MANUAL DE ORACIÓN 3ª PARTE: ORAR SIN DESMAYAR

Por: Lucia M. Cadavid

Lucas 18:1 También les refirió Jesús una parábola sobre la NECESIDAD DE ORAR SIEMPRE Y NO DESMAYAR.

Romanos 12:12 Gozosos en la esperanza, sufridos en la tribulación, CONSTANTES EN LA ORACIÓN.

PERSERVERAR del Griego Proskartereo que significa atender constantemente, continuar sin desvíos, adherirse firmemente, agarrarse bien.

Definición de CONSTANCIA o PERSEVERANCIA: Es la virtud, la fuerza y el vigor que nos dirige a hacer lo necesario para alcanzar una meta u objetivo, pese a las dificultades internas o externas o a la disminución de la motivación por el tiempo transcurrido. Es una forma de disciplina que incluye la continuidad, la convicción, el sacrificio por una meta y el NO RENDIRSE JAMAS.

Algunos sinónimos de PERSERVERAR: Constancia, entereza, persistencia, insistencia, tesón, testarudez, invariabilidad, asiduidad, paciencia, aplicación, fidelidad, inflexibilidad, continuidad, FE.

La perseverancia es básica e indispensable para obtener resultados en la oración. En la actualidad en difícil ser constantes en cualquier actividad porque es un concepto que va en contra de la mentalidad de hoy que busca y promueve el cambio, logros fáciles y de manera inmediata sin que sea necesario un esfuerzo, es lo que conocemos como aplicar la ley del menor esfuerzo, esto dificulta aún mas el que seamos constantes en la oración y el ayuno. Debemos entender que todo tiene un precio, por ejemplo en el mundo de los negocios todo tiene un costo y esto nos parece normal, pero al aplicar este concepto al mundo espiritual nos cuesta entenderlo, aún Jesucristo siendo el hijo de Dios tuvo que pagar un precio, dando su vida por nuestra salvación, también es difícil entender el mundo espiritual talvez porque pensamos: “Bueno Dios es Todopoderoso que de la orden y ya. Para que complicarnos la vida con oración y ayuno”. Dios es Todopoderoso claro que si, pero así no funciona el reino de Dios, ÉL nos ha dejado principios en su palabra que debemos seguir antes de obtener victorias y uno de esos principios o fundamentos está en la Regla de Oro de la Oración : Pidan, Busquen y Llamen  “Pidan, y se les dará, busquen, y encontrarán, llamen y se les abrirá, Porque todo el que pide, recibe, el busca, encuentra, y al que llama se le abrirá.Mateo 7:7-8 Es necesario pedir con insistencia, buscar sin desmayar y llamar sin rendirse para obtener lo que deseamos en el camino del SEÑOR. Porque para obtener las cosas mas preciosas y grandes en el SEÑOR, requieren que seamo esforzados y valientes. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas.»Josue 1:9

“El que te redimió y el que quiso crearte, fue quien lo dijo. No quiere que cesen tus oraciones; quiere que medites los beneficios cuando pides y quiere que por la oración recibas lo que su bondad quiere concederte. Nunca niega sus beneficios a quien los pide y por su piedad excita a los que oran a que no se cansen de orar. Admite, pues, con gusto las exhortaciones del Señor: debes querer lo que manda y debes no querer lo que el mismo Señor prohibe. Considera, finalmente, cuánta es la gracia que se te concede: tratar con Dios por la oración y pedir todo lo que deseas. Y aunque el Señor calla en cuanto a la palabra, responde con los beneficios. No desdeña lo que le pides, no se hastía sino cuando callas.” Crisostomo
 
” Orar y Nunca desmayar, es el lema que Cristo nos da para nuestra vida de Oración, es la prueba para nuestra Fe, y cuanto mas severa sea ésta y larga la espera, mas gloriosos serán los resultados. El desmayo del corazón, la impaciencia y timidez son actitudes fatales para nuestras oraciones. La Oración persistente nunca desmaya ni se debilita, no se desanima, ni se rinde a la cobardía, sino que es sostenida por una clase de esperanza que no conoce la desesperación y una Fe que se aferra fuertemente a la  promesa. Tiene paciencia para esperar y fortaleza para continuar y se rehúsa desistir de la Oración hasta recibir la respuesta. Hemos de estar preparados y saber que habrá demoras, negativas y fracasos aparentes a la Oración, de tal manera, que no nos hagan debilitar ni cesar en nuestra oración persistente y constante. Como un soldado valiente, que exhibe su valor a medida que el conflicto y la batalla aumentan, el cristiano que ORA debe aumentar su ferviente petición sin desmayar aunque parezca que la demora y la negativa son obstáculos infranqueables.” Edward M. Bounds

Amado Padre Celestial con todo mi corazón pido en el nombre de tu hijo Jesucristo y por el Poder del Espíritu Santo que esta reflexión toque corazones, de convicción de la importancia de perseverar y no desmayar por difícil que parezca cualquiera sea la situación por la que están pasando, ministra un espíritu de constancia férrea e inquebrantable en ti y en tu palabra mientras este mensaje es leído. Amen.

PRINCIPALES ENEMIGOS DE LA PERSEVERANCIA :

1. EL PENSAR QUE DIOS NO ESCUCHA: ¿SEÑOR, PORQUE NO ME ESCUCHAS? Es una de las preguntas que hacemos al SEÑOR muchos cristianos, al enfrentarnos a su silencio y no ver respuestas a nuestro clamor. Este es uno de los principales enemigos de la perseverancia y una de las causas principales, por las cuales muchos cristianos desisten de seguir orando, al claudicar no reciben respuesta, y se convierten en cristianos derrotados. Pero nosotros los que creemos NO SOMOS DE LOS QUE RETROCEDEN PARA PERDICIÓN, SINO DE LOS QUE TIENEN FE PARA PRESERVACIÓN DEL ALMA. Hebreos 10:39 La Perseverancia y La Fe son como dos hermanas gemelas, la una va con la otra, la constancia se da por causa de la Fe, primero creemos lo que Dios nos promete y luego persistimos basados en las promesas que hemos recibido por la Fe, la cual viene por el oír y el oír la Palabra de Dios. Debes estar totalmente convencido que Dios te oye, si no es así, puede pasarte lo que al pueblo de Israel que por su incredulidad y duro corazón no vieron la tierra prometida, solo Josué y Caleb creyeron lo que Dios había dicho y no miraron las circunstancias y se mantuvieron firmes esperando el cumplimiento de la promesa. Con frecuencia pasamos por alto las maravillosas promesas que aparecen en la Biblia, ellas representan el compromiso de Dios con nosotros de responder a nuestras oraciones, son el sello del Espíritu Santo que da la convicción y aseguran que Dios SI ESCUCHA, representan el pacto de Dios con nosotros cuando a través del Profeta Isaías dijo: “Cielo y tierra pasarán pero mis palabras no pasarán”. Si aparece la sombra de la duda en tu corazón acude a estas promesas, ora con ellas, repítelas en voz alta una y otra vez, sentirás que el espíritu de incredulidad se aleja y llenarán tu corazón de certeza,consuelo y esperanza:

“Los ojos del SEÑOR están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos.” “Claman los justos, y el SEÑOR los OYE; los libra de TODAS sus angustias.” Salmo 34:15-17. (Los justos son los que han sido redimidos de todo pecado por la sangre de Cristo). “Esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad,ÉL NOS OYE. Y si sabemos que ÉL NOS OYE en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” I Jn. 5:14-15 “… La oración eficaz del justo puede mucho.” Stgo. 5:16 “Todo lo que pidan en oración, creyendo, lo recibirán.” Mt. 21:22 “… Mas la oración de los rectos es su gozo.” Prov. 15:8 “…Dios… OYE LA ORACIÓN de los justos.” Prov. 15:29 “Habrá considerado la Oración de los desvalidos, y no habrá desechado el ruego de ellos.” (Salmo 102:17) David estaba tan seguro que Dios le escuchaba cuando dijo: “El día que clamé, ME RESPONDISTE; mucho valor infundiste a mi alma.” Salmo 138:3. “¡Te he probado! En todas mis pruebas, no busqué a nadie más que a ti. ¡Te busqué sólo a ti! Tú me escuchaste, me contestaste, y me diste fortaleza para la batalla que estoy enfrentando! “En la calamidad clamaste, y yo te libré; TE RESPONDÍ…” Salmo 81:7.

Mientras escribo estos Maravillosos pasajes Bíblicos, viene a mi memoria un día en el que estaba muy angustiada por mi esposo, puesto que llevaba varias semanas en que había aumentado el consumo de licor y se quedaba fuera de la casa, lo que nunca había hecho, ya que él acostumbraba llegar a altas horas de la noche, pero nunca dormía en otro lugar fuera de casa. Recuerdo que fue un sábado, eran las ocho o nueve de la mañana y yo estaba muy afligida porque las cosas estaban empeorando en lugar de mejorar, a pesar que yo estaba orando y ayunando mas que de costumbre y esto me desánimo mucho, estaba tan, tan angustiada, que las únicas palabras de oración que salían de mi boca eran: “SEÑOR, tu no me escuchas la oración ¿¿Por qué??”, lloraba….. . y lloraba…. y gemía…y le preguntaba: ¿Porque no me escuchas….? A veces la oración es solo llanto, como la oración de Ana, este era mi caso, el dolor era tan grande que solo lloraba y preguntaba: ¿SEÑOR, porque no me escuchas? Así dure un largo rato tal vez una hora o más. De repente, sentí el deseo de leer la Biblia, simplemente la abrí en medio de mi tristeza y dolor, esta quedo abierta en el Salmo 65 mis ojos se dirigieron al verso 2, como si no existieran mas letras en esa página, dice: TÚ OYES LA ORACIÓN. No podía creer que el SEÑOR me estaba contestando, quede estremecida e impactada por tanto amor y misericordia del Señor, pues en realidad era una queja lo que tenía ante Él. Con esta respuesta me sentí ¡fortalecida y tan consolada! Sentí la presencia del Señor tan real y su amor eterno diciéndome: “Lucy, Yo si te escucho, te voy a responder, es solo que tengo un trato contigo y no te he respondido, pero vas a ver mi gloria y mi poder”. Seguí creyendo al Señor, aunque para ese entonces veía todo perdido, todo parecía empeorar en lugar de mejorar. Hoy entiendo que mi Fe estaba siendo probada, estaba pasando por el horno de fuego y además calentado siete veces, pero Cristo estaba alli conmigo y no permitió que ni un solo cabello se quemará como lo hizo con Daniel y sus amigos. Si tu estas en una situación similar a la que acabo de mencionar, o tienes problemas de salud, financieros, ten ánimo, porque esta palabra también es para ti hoy: ÉL OYE TU ORACIÓN. NO TEMAS. EL Salmo 65:5 Tiene una promesa poderosa sobre la seguridad de la respuesta a nuestra oración y es para ti y para mi hoy: “Con tremendas cosas nos responderás tu en tu justicia, oh Dios de nuestra Salvación”. Amen.

“Sobre la demora del Salvador en contestar la petición de la mujer sirofenicia se nos dice “que No le contestó de manera inmediata”, pero no se nos dice que: ” no oyó ni una palabra”. Cristo escucha, aunque con frecuencia no de una respuesta rápida. El que guarde silencio, es una respuesta, y nos dice: “Sigue orando, sigue y clama, porque el SEÑOR mantiene la puerta cerrada, no para que te quedes fuera, sino para que llames, y llames y entonces se te abrirá….Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá….Mateo 7:7-8” Samuel Ruhtherford

“Tu lo has visto, Señor, no calles;Señor, no estés lejos de mí. Despierta y levántate para mi defensa y para mi causa, Dios mío y Señor mío. Salmo 35:22-23 El silencio de Dios es excelente, nos ayuda a refinar nuestro carácter y a entender las bendiciones de su voluntad, plan y propósito para nuestras vidas. Su distancia aparente se convertirá en nuestra oportunidad para buscarlo con más intensidad. Si logramos relación estrecha con Dios, llegaremos a tener la mente de Cristo, conoceremos su amor, y su voluntad para nuestra vida. En este punto del camino, habremos aprendido a entender que su silencio tiene como propósito bendecirnos en la intimidad con Él.” Charles Stanley

2. EL DESÁNIMO O DESALIENTO: El desánimo es causado por un tiempo prolongado de espera, el no ver los resultados o respuestas a las oraciones, nos trae desánimo y un sentimiento de desesperanza, nuestra fe se debilita y los deseos de seguir adelante se agotan. Cuando he pasado por el desierto de la dificultad, por los collados de los problemas, por la noche oscura, por el valle de la angustia, por la tormenta de una crisis, me he sentido desanimada y triste, entonces de repente recuerdo las maravillas que Dios ha hecho conmigo, entonces me levanto en el nombre de Jesucristo y Oro, reclamo las promesas de la Palabra de Dios y a recuerdo los hombres y mujeres que me inspiran como José, Abraham, Daniel, Ana, Job y vuelvo a tener Fe y fuerzas para seguir adelante, el problema no es desanimarse por momentos, el problema es que el desánimo se vuelva permanente, eso es claudicar. Es el caso de Abraham conocido como el padre de la fe, tuvo que esperar para ver su mayor anhelo cumplido, un hijo que Dios le había prometido, no tenía hijos, porque Sara su esposa era estéril, sin embargo pasaron veinticinco (25) años, y esa promesa no llegaba, entonces Abraham perdió la esperanza, pues ya tenía casi cien (100) años y Sara su esposa noventa (90) años, la Palabra de Dios dice que después de haber perdido la esperanza le creyó a Dios y volvió a tener esperanza. Es llamado el Padre de la Fe , porque según la lógica humana a esa edad solo se espera la muerte, no un hijo, sin embargo el se levantó a creerle a Dios y su fe se fortaleció. Romanos 4:18-19 Versión DHH Cuando ya no había esperanza, Abraham CREYÓ, y tuvo esperanza, y así vino a ser “Padre de muchas naciones” conforme a los que Dios le había dicho. La Fe de Abraham no se debilitó, aunque ya tenía casi cien años de edad y se daba cuenta que tanto el como Sara morirían pronto, y que eran demasiados viejos para tener hijos. No dudo ni desconfió de la promesa de Dios, sino que tuvo MAS FE Y CONFIANZA. Este pasaje Bíblico siempre me ha inspirado para orar cuando estoy desanimada, lo recuerdo y digo: “Hoy me levanto como Abraham quien perdió esperanza, así me siento como él, pero igual que él, pongo esperanza contra esperanza y vuelvo a tener fe para seguir adelante”.

3. TENER UNA MENTALIDAD FACILISTA: Puede ser causada por la pereza, sentimientos de frustración o por la estructura mental que nos ha inculcado la sociedad y el mundo actual de obtener resultados de manera fácil, rápida y con el menor esfuerzo, esto va en contra de lo que dice Dios en su palabra: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, no temas ni desmayes, porque Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9. Dios prometió a Josué entregarle la tierra prometida pero las condiciones para obtenerla la promesa fueron muy claras Esfuerzo y Obediencia a la Palabra : Verso 7 Esfuérzate y se muy valiente, para cuidar de hacer conforme a ley que mi siervo Moisés te mandó. No Te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Es decir, para que tengas éxito en todas las áreas de tu vida, para que tengas una vida de victoria, debes pagar un precio, esfuérzate para lograr lo que quieres.

Es por esta razón que muchos para salir de los problemas económicos prefieren dedicarse a actividades ilícitas, como traficar con drogas, con prostitución, que les prometen mucho dinero, de manera inmediata. Otros acuden a la hechicería en su afán de obtener resultados “rápidos”. Supe el caso de un hombre que en su afán y angustia de obtener resultados respecto a su esposa, que estaba cada día más alejada de él, consulto una bruja, siguió sus instrucciones, comenta él que los tres primeros meses ella cedió, pero pasado ese tiempo las cosas fueron peor hasta que tuvo que acudir a Jesucristo al que todo lo puede a través de la oración y pagar el precio. Quienes eligen el camino fácil, no entienden que a la postre esta clase de pensamiento traerá consecuencias como la cárcel, violencia, la muerte o perdida total del hogar. Esta mentalidad también nos afecta como cristianos que estamos esperando y buscando una respuesta en Dios, queremos respuestas inmediatas sin tener que esforzarnos, sin pasar adversidades o sufrimientos. Las cosas que se obtienen con facilidad son las más efímeras y temporales, las cosas que nos han costado son las que perduran, nos dan madurez, fuerza y valor y moldean nuestro carácter.

Talvez uno de los motivos por los cuales estas pasando una situación difícil como tu hogar arruinado, quebrantos de salud, problemas financieros es por tu carácter, por tu ego, soberbia, Dios quiere cambiarte, transformar esa impaciencia, e ira en paciencia y amor y solo Él sabe que al permitirnos pasar por el crisol del sufrimiento somos moldeados a su imagen. Jesucristo nos invita a tomar el camino Difícil: Mateo 7:13 Entren por la puerta angosta, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición y muchos son los que entran por ella. Como lo explique en el estudio de “Teniendo un Espíritu Diferente”, este camino es de Pocos, porque es un camino que implica obstáculos y adversidad, y aún así debemos seguir creyendo aunque todo a nuestro alrededor nos diga que nada va a pasar. Si somos constantes y le creemos a Dios, Él hará que algo pase a nuestro favor. En algunos casos los resultados no serán como han imaginado, Dios tiene miles de maneras para obrar, pero lo que si es seguro es que ÉL quiere lo mejor para sus hijos y solo lo mejor nos proporcionará como respuesta.

3. LA DEPRESIÓN: Por una situación muy complicada y desde el punto de vista humano imposible de solucionar, porque el problema se recrudece o se intensifica la prueba, cuando esto ocurre, nuestra capacidad de soportar es afectada, sentimos que estamos al límite, tenemos la tendencia a bajar los brazos, a dejar la oración o dejar de ayunar, por que perdemos la motivación, nos deprimimos y hasta deseamos morir. Esto lo digo por mi, porque he pasado por situaciones difíciles y cuando estas no han cambiado me he sentido así, me deprimí y por más de dos años estuve en tratamiento, pero siempre oraba, a veces no podía hacerlo, estuve tan mal que casi no podía ni leer la Biblia , sin embargo decía: “Señor sácame del abismo en que he caído” le creí a Dios que el me sacaría de ese pozo de la desesperación y del lodo cenagoso. Es el caso del profeta Elías cuando fue perseguido por la esposa del rey Acab, Jezabel, quien lo mando matar, Elías huyó al desierto y estando allí deseo morir y dijo: ¡Basta ya Señor! Quítame la vida, pues no soy mejor que mis padres. 1ª Reyes 19:4. Elías deseaba morir antes que seguir viviendo en una cueva, huyendo de sus enemigos. George Whitefield evangelista inglés y también reconocido hombre de oración, expresó así la situación de Elias y de muchos de quienes hemos estado en el pozo de la depresión: “La depresión se apoderó de Elías. Había sido exaltado a la cumbre de Pisga; ahora se hallaba en el valle. Mientras estaba bajo la inspiración del Todopoderoso, había soportado la prueba más severa de su fe; pero en el momento de desaliento, mientras repercutía en sus oídos la amenaza de Jezabel y Satanás prevalecía aparentemente en las maquinaciones de esa mujer impía, perdió su confianza en Dios. Había sido exaltado en forma desmedida, y la reacción fue tremenda. Olvidándose de Dios, Elías huyó hasta hallarse solo en un desierto deprimente. Completamente agotado, se sentó a descansar bajo un enebro. Sentado allí, rogó que se le dejase morir. Dijo: “Baste ya, oh Jehová, quita mi alma; que no soy yo mejor que mis padres.”Fugitivo, alejado de las moradas de los hombres, con el ánimo abrumado por una amarga desilusión, deseaba no volver a ver rostro humano alguno. Por fin, completamente agotado, se durmió. A todos nos tocan a veces momentos de intensa desilusión y profundo desaliento, días en que nos embarga la tristeza y es difícil creer que Dios sigue siendo el bondadoso benefactor de sus hijos terrenales; días en que las dificultades acosan al alma, en que la muerte parece preferible a la vida. Entonces es cuando MUCHOS pierden su confianza en Dios y caen en la esclavitud de la duda y la servidumbre de la incredulidad . Si en tales momentos pudiésemos discernir con percepción espiritual el significado de las providencias de Dios, veríamos ángeles que procuran salvarnos de nosotros mismos y luchan para asentar nuestros pies en un fundamento más firme que las colinas eternas; y nuestro ser se compenetraría de una nueva fe y una nueva vida”.

Dios envió un ángel a Elías, justo en el momento más bajo de la crisis cuando pensó que moriría el ángel lo alimento y le ánimo a levantarse y seguir adelante. Hoy Dios tiene un ángel para cada uno de nosotros cuando estamos a punto de desmayar. Dios no nos dejará perecer, no permitirá que nuestra barca se hunda en medio de la tormenta, el aquietará los vientos, nos enviara una palabra de aliento, un mensaje en la televisión o en la radio y porque no decirlo en la Internet , que describe justo nuestra situación y nos sentimos reconfortados, motivados y con nuevas fuerzas para continuar.

4.- FALTA MORIR AL YO Y A LO TERRENAL. .   Así que hagan morir las cosas pecaminosas y terrenales que acechan dentro de ustedes. No tengan nada que ver con la inmoralidad sexual, la impureza, las bajas pasiones y los malos deseos. No sean avaros, pues la persona avara es idólatra porque adora las cosas de este mundo.Colosenses 3:5  La falta de despojo a lo terrenal, de morir al ego, al Yo, la falta de despojo a lo terrenal, son los principales opositores de la Oración perseverante, y por las cuales el cristiano desmaya fácilmente. Cuando el Yo no ha muerto,lo primero que pensamos al saber que tenemos que esperar determinado tiempo es: “Yo no sirvo para esperar, No quiero esperar.” Morir al Yo es crucificar nuestros sentidos, es decir, tener consagrados nuestros, ojos, nuestros oídos, y por la lengua, porque  si alguno no ofende de palabra, es una persona perfecta, capaz también de refrenar todo el cuerpo. Santiago 3:2 Tener consagrado también  nuestro gusto por las cosas vanas y pasajeras del mundo, como el amor al dinero y el deseo desmedido de poseer bienes materiales, consagrar nuestra mente y pensamientos a Cristo, para que en todo y por todo el SEÑOR sea quien gobierna y toma el control. Consagrar todo nuestro ser espíritu, alma y cuerpo sean guardados sin mancha para la venida del SEÑOR Jesucristo 1Tes.5:23.  Crucificados con Cristo, que anhelos, deseos, sueños, pensamientos sean de El , por EL y para EL. Sabemos esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado con Cristo, para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido, a fin de que ya No seamos esclavos del pecado. Romanos 6:6 Cuanto mas crucificados al mundo mas constantes, mas cerca y llenos de Cristo, de Sus riquezas en gloria, mas paz, mas gozo, mas calma y sosiego, mas esperanza en la tribulación.  Este despojo total, esta crucifixión en la cruz juntamente con Cristo, solamente se logra con la ayuda y revelación del Espíritu Santo, que mora en nosotros, nadie puede lograrlo por sí mismo. Es una obra sobrenatural del SEÑOR en nosotros, todo esto se logra cuando le buscamos de manera incesante en Espíritu y verdad por medio de la Oración, cuando tenemos comunión e intimidad con El, cuando nos encontramos con El como el mejor amigo que es real que vive para siempre y habita en nuestro corazón. Algo así como lo describe este siervo:  ” Es necesario encontrarse frecuentemente con Cristo, en la Palabra, en la Oración.  Cristo, Cristo resucitado, es el compañero, es el Amigo. Un compañero que sólo se deja ver en la sombra, pero cuya realidad llena toda nuestra vida y nos hace desear su compañía siempre. El Espíritu y la Esposa dicen: « ¡Ven!» Y el que oiga, diga: « ¡Ven!» Y el que tenga sed, que se acerque, y el que quiera, reciba gratis agua de la vida… Dice el que da testimonio de todo esto: «Sí, vengo pronto.» ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús! Apoc. 22:17-20. Jose Ma. Escriva

” Oren sin Cesar 1Tes.5:18  El fin del creyente y la perfección del corazón consisten en una perseverancia ininterrumpida en la oración. En la medida que es posible a la fragilidad humana, la oración incesante es un esfuerzo que conduce a la tranquilidad del alma y hacia una perfecta pureza de corazón. Esta es la razón por la que nos dedicamos a la búsqueda del auténtico arrepentimiento del corazón con una constancia incansable.Para que la oración sea todo lo ferviente y pura que conviene, es necesario ser fiel a los puntos siguientes: Ante todo, una liberación total de las inquietudes que vienen de la carne. Luego, ningún asunto, ningún interés o preocupación debe inquietar en la oración. Antes que nada, hace falta suprimir a fondo los desórdenes causados por la cólera y la tristeza. Luego hacer morir en el interior todo deseo carnal y el apego al dinero. Después de esta purificación que conduce a la pureza y la simplicidad, hay que asentar los fundamentos de la humildad profunda, capaz de sostener la torre espiritual que tiene que llegar hasta el cielo. Por fin, para que sobre este fundamento repose todo el edificio espiritual de las virtudes, conviene apartar del alma toda dispersión y divagación en pensamientos fútiles. Entonces es cuando se va elevando, poco a poco, un corazón purificado y libre, hasta la contemplación de Dios y la intuición de las realidades espirituales.” Casiano  

 

FRUTOS DE LA PERSEVERANCIA

LA PERSEVERANCIA PRODUCE: Paciencia, Humildad, Fortalece nuestro carácter, Nos enseña el amor de Dios, Aumenta la Fe. Veamos cada uno de estos frutos en detalle.

LA PACIENCIA: es un fruto del Espíritu Santo, que nos permite pasar por situaciones muy difíciles sin derrumbarnos, sin airarnos. Cuando perseveramos en Jesús y su Palabra seremos llenos de paciencia, creo que una de las razones principales por las que somos probados es porque Dios quiere desarrollar en nosotros este fruto de su Espíritu Santo y la manera de lograrlo es a través de las aflicciones, así aprenderemos a moderar los arrebatos de ira o cólera que se levanta impetuosa, cuando rechazamos los problemas y no los queremos enfrentar. El Apóstol Pablo entendió que el efecto de pasar por la aflicción es la paciencia. Romanos 4:3 Nos gloriamos en las tribulaciones sabiendo que la tribulación produce PACIENCIA.

Job es reconocido por su Paciencia, siempre me ha inspirado este personaje, cuando estuvo en sus peores momentos lo perdió todo, excepto la Fe , en medio del luto por la perdida de sus hijos, quiebra económica, perdió el apoyo de su esposa quien se volvió contra Dios y contra él y además su salud estaba afectada con sarna en la piel, no se quejo, no murmuro contra Dios, no dijo: “Dios es injusto al enviarme todas estas pruebas al tiempo”. Siempre que he pasado por el valle de aflicción me han inspirado las palabras de Job en medio de la crisis y confieso las palabras que dijo Job: “HE AQUÍ AUNQUE EL ME MATARÉ EN EL ESPERARÉ” Job 13:15.

“Yo se que mi redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo, y después de desecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios, al cual veré por mi mismo y mis ojos lo verán y no otro, AUNQUE MI CORAZÓN DESFALLECE DENTRO DE MI. AMEN. Job 19:25-26. Si estas en condiciones similares a las de Job, repite las palabras de Job en Oración verás como algo cambia en ti, has la prueba. Funciona.

LA HUMILDAD: Perseverar en la oración trae una sumisión y total dependencia de Dios, crucifica nuestro ego, nos enseña a aceptar la voluntad de Dios, y sobre todo la obediencia a Dios, el salmista David así lo expreso cuando a través de las pruebas en el Salmo 119:71 dijo: “Bueno me es haber sido humillado para que aprenda tus estatutos. Y en los versos 75-76: Conozco, oh Dios, que tus juicios son justos, y que conforme a tu fidelidad me afligiste”.

Un pasaje Bíblico que también me ha bendecido de manera especial está en Daniel 3 cuando Sadrac, Mesac y Abed Nego, fueron sentenciados a muerte en el horno de fuego, me impacta la respuesta dada a Nabucodonosor, este es un muy buen ejemplo de Perseverancia aún literalmente con la guillotina al cuello, ellos no negaron a Dios, era lo que pretendía el rey y que a cambio lo adoraran al él, ellos con firmeza le respondieron : “He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo, y de tu mano, oh rey nos librará. Y SI NO, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. Daniel 3:17-18. Me encanta ese y “SI NO”, en otras palabras, SI NO somos librados de este horno y morimos, seguiremos firmes, persistiremos hasta la muerte con respuesta o sin respuesta, amaremos a Dios hasta final, es una manera de decir: Dios no nos fallará aún después de la muerte, ¡Que Fe más grande la de estos hombres!

FORTALECE NUESTRO CARÁCTER:

La Perseverancia desarrolla un carácter fuerte, adiestrado para ganar batallas. Una vez pasamos la prueba y recibimos la victoria, nos da valor, adquirimos madurez espiritual para enfrentar las luchas de la vida, porque con Dios o sin Dios siempre habrán problemas, personalmente prefiero enfrentar las situaciones difíciles con Dios y su ayuda. Una vez pasamos la prueba y la superamos, La perseverancia nos prepara y adiestra para la siguiente batalla, da poder de liderazgo y da rangos espirituales, en la medida que ganemos mas batallas en el mundo espiritual mas poder y autoridad no es dada por Dios. Es similar a quienes están en el Ejército, entre más batallas ganadas tengan los soldados en su hoja de vida, un rango mas alto tendrán, como general, capitán, comandante, hasta ser el director de las Fuerzas Armadas de una Nación. Es el caso de Josué quien decidió creerle a Dios paso el Río Jordán en seco, tuvo que enfrentarse a los habitantes de Jericó, los venció con la ayuda de Dios y luego se enfrento a los amorreos, ferezeos, cananeos, heteos, gergeseos, heveos y jebuseos y no perdió ninguna batalla porque Dios estuvo con él. En próximos estudios ampliare este tema del Guerrero Verdadero, la Perseverancia es una de la principales características de un Guerrero.

– NOS ENSEÑA EL AMOR DE DIOS

Nos permite identificarnos con los que sufren, La Perseverancia en oración en medio de las tribulaciones nos hace crecer como seres humanos, cuando pasamos situaciones muy tormentosas y caóticas nos identificamos con el que llora, con el que padece necesidad, con el desamparado. Jesucristo se identifica con todo el que sufre, Isaías 53:3 Refiriéndose a Jesucristo dijo: Los hombres lo despreciaban y rechazaban. Era un hombre lleno de dolor, ACOSTUMBRADO AL SUFRIMIENTO Versión DHH. Jesucristo mas que nadie sabe que es el sufrimiento y se identifico tanto con nosotros que dio su vida por librarnos del sufrimiento, de toda maldición y nos dio vida eterna.

– AUMENTA NUESTRA FE

La perseverancia en Oración nos permite ensanchar nuestra Fe, cuando hemos obtenido respuesta a un milagro grande, no es más fácil creerle a Dios por otros milagros, podemos ampliar nuestra visión para orar por una nación, o interceder por otros que requieren apoyo en oración por grandes milagros de carácter físico, emocional o financiero. La perseverancia en oración nos permite tener nuestra mirada en Jesucristo y no en las dificultades. Puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la Fe. Hebreos 12:2. La fe es dada por Dios a través de su Santo Hijo Jesucristo, en la medida que perseveramos en oración en medio de los sufrimientos, somos cambiados, somos libres de opresiones y ataduras de nuestra alma, las vendas de nuestros ojos espirituales caen, el Señor nos va llevando a otro nivel, vamos creciendo en madurez, vamos siendo transformados a la imagen de Jesucristo: Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. 2ª Corintios 3:18.

¿COMO LOGRAR PERSEVERAR?

La respuesta a esta pregunta la encontramos en la Palabra de Dios, Juan 15:7 Si ustedes PERMANECEN en mi y mis palabras en ustedes, pidan todo lo que quieran y les será hecho. Permanecer en Jesús y en su Palabra es el modo de oponerse a las pruebas y de no desmayar, ÉL tiene el poder para calmar esa tormenta que a veces sentimos tan fuerte, que la vemos como un tsunami que nos quiere consumir y amenaza nuestra Fe, Jesucristo es el autor y consumador de la Fe , Hebreos 12:2.  Juan 15:5 El que PERMANECE unido a mi y unido a él, da mucho fruto, pues sin mí no pueden ustedes hacer nada. Permanecer es sinónimo de perseverancia que quiere decir mantenerse, resistir, quedarse. Permanecer con Jesús implica una vida de oración siempre, en cualquier momento, en todo tiempo, esto no quiere decir que si trabajas vas a estar de rodillas en la oficina, si lo haces perderás el empleo, quiero decir tener comunión con Jesús en nuestra mente, tenerlo presente en cada paso que demos, tener un tiempo para él de quince minutos diarios e ir ampliando ese tiempo en la medida que ÉL nos de ese espíritu de oración. Se que permanecer en oración no es fácil, he aprendido que en la medida que somos sinceros y nos acercamos al Señor, él produce en nosotros el querer y el hacer de orar, de ayunar, de leer su Palabra. Es decir que Jesucristo a través de su Espíritu Santo nos facilita y nos permite tener esa disciplina, nos permite regocijarnos cuando oramos, nos llena de paz y esto nos impulsa y motiva, nos hace anhelar sus atrios, estar en su presencia y disfrutarla. El nos lleva de su mano guiándonos y dándonos su consuelo.

Quedarse con Jesucristo aunque no veamos respuesta, o luz al final del túnel, quedarse con Jesús con respuesta o sin respuesta, estar con ÉL a pesar de las tormentas, nos traerá paz, victorias, salvación y sobre todo vida eterna. Sin embargo la tendencia generalizada es olvidar al SEÑOR, dejarlo de lado. En el evangelio según San Juan en el capítulo 6 dice que MUCHOS de los discípulos que le habían seguido lo dejaron y ya no andaban con Jesús, los versos 67-68 dicen: Jesús les pregunto a los doce discípulos: ¿También ustedes quieren irse? Simón Pedro le contestó: ¿A quien iremos? Tú tienes palabras de vida de eterna. Mi pregunta de reflexión hoy es: ¿Vas a ser parte de esos MUCHOS DISCIPULOS que solían estar con Jesús y que por no creer lo dejaron de lado? O Tomarás la decisión de creerle y permanecer en ÉL. Perseveremos, seamos fieles al SEÑOR para que al final podamos decir con el Apóstol Pablo: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la Fe. 2Timoteo 4:7

Para concluir comparto la letra de una canción cuyo autor desconozco:

Somos peregrinos de viaje en el camino angosto.y los que viajaron antes que nosotros 
están animándonos a ser fieles, Dando fuerzas a los débiles, 
sus vidas son un testamento de la gracia de Dios.
Rodeados de una gran nube de testigos, corramos la carrera No solo por el premio, 
sino de la misma manera que los que corrieron antes que nosotros,
Dejemos a los que vienen atrás la herencia de la fidelidad y de una vida piadosa.
¡OH! que todos los que vienen detrás puedan encontrar que fuimos fieles
que el fuego de nuestra devoción ilumine sus caminos,
que las huellas que han de ver los guíen a creer.
y que nuestras vidas los motiven a obedecer.
¡OH! que nos puedan recordar pues fuimos fieles, y que nuestra devoción les de valor.
Que nos puedan recordar pues fuimos fieles….Amen 
 

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »