MENUMENU

● MANUAL DE ORACIÓN 2ª PARTE: IMPORTANCIA DE LA ORACIÓN

Por: Lucia M.Cadavid

No existe en el mundo un poder más grande que reemplace el poder de LA ORACIÓN, ni el dinero, ni la fama, ni los talentos o capacidades para controlar situaciones o personas. Tampoco existen palabras que logren describir la importancia de La Oración, es tan importante que el SEÑOR, nuestro Salvador, oraba:  «cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levanto, salió y fue a un lugar solitario, donde se puso a orar» Marcos 1: 35.  «Estando él orando en un cierto lugar, cuando terminó, le habló uno de sus discípulos» Lucas 11: 1 «Se pasó la noche en oración a Dios» Lucas 6: 12  «Así habló Jesús, y alzando los ojos al cielo dijo: Padre, ha llegado la hora; glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique a ti» Jn. 17:1.  

El propósito de este mensaje es aprender de una manera sencilla y práctica a entender la importancia de la oración, sin ella el creyente es estéril se seca y muere espiritualmente, sin ella el creyente será como arbusto en el desierto, Y no verá cuando llegue el bien; Habitará en sequedales en el desierto, Una tierra salada y sin habitantes. Jeremías 17:5  Por lo que es necesario acudir a la ayuda y fortaleza   del Espíritu Santo de Dios, quien mora por la fe en cada creyente, quien habita en nuestro interior y hace de cada corazón Su santo templo, produce así el querer como el hacer y provoca, enciende y aviva la chispa en cada corazón del  anhelo por la búsqueda incesante de la presencia del SEÑOR en oración, en otras palabras, el Sumo Sacerdote, Cristo, ora con nosotros y en nosotros por Su Santo Espíritu, por lo cual, el creyente puede clamar con el Salmista: Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivoSalmo 42:2   Cuando el creyente es sincero, El SEÑOR ora con él participa y se alía con el  en lo que pide: «Pues nosotros no sabemos pedir como conviene, mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles» (Rom. 8, 26). Es por la Oración que veremos  el poder de Dios en acción y Su Palabra y promesas cumplidas en nuestras vidas y familias. Es mediante la Oración que Su Santo Espíritu fluirá como ríos de agua en el altar interior del corazón, allí busca al SEÑOR como el ciervo sediento por las aguas donde es  completamente saciado de la abundancia de Su casa y  le da a beber del río de sus delicias. Salmo 36:8.  En oración el creyente es  Bienaventurado(dichoso, feliz) el que TU escoges y atraes a Ti para que habite en tus atrios, seremos saciados del bien de tu casa y de la santidad de tu Templo. Salmo 65:4   Y desde ese altar interior dedicado al SEÑOR, con toda seguridad puede unirse el cristiano con el Salmista y decir:Ciertamente el Bien y la Misericordia me seguirán Todos los días de mi vida; y en la casa del SEÑOR moraré por largos días. Salmo 23:6 Y el BIEN, no solo se refiere a cosas materiales, ese BIEN, es la Paz que sobrepasa todo entendimiento, es el gozo de la Salvación, los frutos del Espíritu, y en general todo lo referente a las riquezas en gloria espirituales en Cristo. La Oración eleva al creyente que ora de las cosas terrenales, visibles y vanas, a las celestiales, invisibles y eternas. Para obtener todos los beneficios de la Oración es absolutamente necesario dejar de pedir cosas efímeras, pasajeras  y materiales, porque el SEÑOR ya sabe que tenemos necesidad de estas cosas, pero debemos buscar primero el Reino de Dios y Su Justicia, que es Cristo, Nuestro Salvador, para que nuestras oraciones no sean estériles, sino agradables, aceptas, y olor grato delante de Dios«Buscad lo grande; las cosas pequeñas os vendrán por añadidura. Buscad las cosas del cielo, las de la tierra os vendrán por Añadidura». Cualquier símbolo o tipo de comparación con relación a lo verdadero y espiritual es «pequeño» y «terreno». El Verbo de Dios nos exhorta a que imitemos las oraciones de los santos y pidamos la verdad de lo que ellos conseguían en figura. Esto es: que pidamos las «celestiales» y «grandes» cosas indicadas por las terrenas y pequeñas. La frase quiere decir: «Vosotros, que deseáis ser espirituales, buscad por vuestras oraciones las cosas celestiales y grandes, para que obteniéndolas como celestiales heredéis el reino de los cielos y siendo grandes disfrutéis grandemente de las cosas buenas. En cuanto a las cosas que necesita vuestra vida corporal el Padre os las concederá a medida que las necesitéis, porque EL sabe de que cosas tenemos necesidad antes que las pidamos.» Marco Orígenes  Si así oramos, veremos huir  y caer derrotados a nuestros adversarios espirituales, porque la Oración es una arma poderosa contra nuestros perseguidores, tenderemos respuestas como Ester y Mardoqueo que con su oración y ayuno, vieron caer a Amán, quien con sus intrigas quería destruirlos a ellos y al pueblo de Israel. Por la oración Jonás fue salvado de la muerte inminente en el vientre de la ballena. Jonás 2:12 Por la Oración de Daniel Dios envío un ángel y fue librado de la boca de los leones y no sufrió daño alguno. Daniel 6:22 La mujer cananea rogó al SEÑOR por la liberación de su hija endemoniada y fue escuchada. Marcos 7:24-30

Por todo esto, hablar sobre la Oración es una labor tan sublime y celestial, que sin la ayuda y gracia del SEÑOR y de Su Espíritu Santo sería una labor imposible, por lo cual  me identifico plenamente con las palabras de Marco Orígenes: ” Hacer un tratado sobre la ORACIÓN es una tarea tan noble que requiere  luces del Padre, que nos enseñe  Su Hijo Primogénito y que el Espíritu Santo nos capacite para entender y hablar con rectitud sobre un tema tan elevado. Por eso yo, mero hombre, que no me precio de particulares luces sobre la Oración, pienso que es justo invocar al Espíritu Santo antes de comenzar este tratado sobre LA ORACIÓN, a fin de que me sea dado pleno entendimiento y  comprenda con claridad las oraciones contenidas en los Evangelios.”

¿COMO DEBEMOS ORAR? El Maestro de maestros, Teólogo de teólogos, Jesucristo Nuestro Salvador, nos dejo instrucciones de como debemos hacerlo en una oración modelo, la cual empezó diciendo: “Ustedes oraran así: Padre Nuestro que estás en el cielo!… Santificado sea Tu nombre. Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad, Así en la tierra como en el cielo. Danos hoy el pan nuestro de cada día. Y perdónanos nuestras deudas (ofensas, pecados), como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores (los que nos ofenden, nos hacen mal).Y no nos metas (no nos dejes caer) en tentación, sino líbranos del mal (del maligno). Porque Tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén.” Mateo 6:9-15   Esta oración aunque sencilla y de pocas palabras, contiene una profundidad espiritual inmensa en cada frase sobre todo aquello que debemos saber sobre la Oración. De hecho, es el compendio de toda teología y doctrina celestial sobre la Oración, encierra abundantes riquezas celestiales, las cuales son reveladas a quienes las piden, porque dijo Jesús: Pidan y se le dará. Porque Todo aquel que pide, recibe. Lucas 11:9-10 

.- LA ORACIÓN ES COMUNICACIÓN CON EL SEÑOR. Dijo Jesús: Mis ovejas OYEN MI VOZ. Juan 10:27 LA ORACIÓN es la forma como podemos comunicarnos con Dios y hablar con EL. El medio mas importante de mantener una relación interpersonal es la comunicación, sin comunicación cualquier relación fracasa. En cualquier tipo de relación ya sea laboral, de amistad o de pareja necesitamos comunicarnos, de hecho, muchos matrimonios han fracasado no por infidelidad, sino por falta de comunicación. Así mismo es nuestra relación con Dios, no es un monologo, es una intercomunicación en la que nosotros le hablamos constantemente de nuestras angustias, dudas, fracasos y éxitos, y El nos responde, nos consuela y nos guía por medio de Su Poderosa Palabra. Sino es así, cada día estaremos mas distantes y apartados de ÉL, porque el siempre esta cerca y con sus brazos extendidos esperando que nos acerquemos a ÉL para poder hablarnos. Una de las cosas que más me impresionó cuando conocí el camino verdadero del Señor y lo acepte en mi corazón, que aún hoy afecta mi vida fue el reconocer la voz de Jesucristo: Mi guía o consejera espiritual me enseñó que debía orar y ayunar, comencé hacerlo porque me sentía impactada por Jesucristo por su amor y porque había sentido su presencia tan real en mi vida, que tenía muchos deseos de conocer más de Él. Lo que descubrí al orar es que Jesucristo empezó a hablarme, reconocía su voz y me sentía en las nubes, era algo tan grande para mí, pues pensaba que la voz del SEÑOR era exclusiva de los líderes religiosos, me sentía importante y orgullosa y hasta santa, por escuchar la voz de Jesús, los más incrédulos e ignorantes de la Palabra de Dios, piensan que estamos locos cuando nos expresamos y decimos: “¡Dios me habló!”. Poco después de esta experiencia, el SEÑOR me dijo: “Lee el Libro de Juan”. Comencé a leerlo y que a propósito es como leer la biografía de Jesucristo. Cuando llegue al capitulo 10:3-5 Donde habla de Jesús como el buen pastor.A éste abre el portero y LAS OVEJAS OYEN SU VOZ y a sus ovejas llama por nombre y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las ovejas propias va delante de ellas, y las ovejas le siguen, PORQUE CONOCEN SU VOZ. Quedé impactada al leer estos versos, dije: ¿¿Qué?? Según estos versos la voz de Jesús es para TODAS SUS OVEJAS y EL las tiene identificadas por su nombre, entonces no tengo que ser una persona súper especial, hacer sacrificios o cosas fuera de lo común, estudios de teología, saber la Biblia de memoria o tener un liderazgo ¡¡para poder escuchar la voz de Jesucristo!! ¡¡Esto es algo maravilloso!! Descubrí que todos los que somos parte de su rebaño, es decir los que hemos creído en Cristo por la Fe, tenemos acceso a la voz de EL y sentí que una venda cayo de mis ojos, deje de sentirme orgullosa y santa, sentí que el SEÑOR me decía: “Baja de esa nube, Lucy, no te creas tan especial, ni santa, simplemente eres mi oveja y mis ovejas oyen mi voz”. Entendí que el me había hecho una ovejita, un corderito de Su manada,  de Su redil y que por lo tanto reconocía su voz. Desde ese tiempo y hasta hoy escucho su voz en oración primero y de manera especial por Su Bendita y gloriosa Palabra,  y me confirma de las tantas maneras que ÉL utiliza la TV , la radio, la Internet , un mensaje en la iglesia, un mensaje escrito. Y la voz de Jesucristo esta disponible también para ti, ¿no te parece muy grande y poderoso esto? Puedes acudir al Profeta de profetas para que te hable EL primero. 

Si no estas escuchando la voz de Dios puede ser por varias razones: .- Puede ser que aún no eres oveja de Cristo, o si eres oveja de Cristo y te descarriaste es tiempo de reconciliarte con Jesucristo, es tiempo de tener un encuentro con tu SEÑOR y SALVADOR, por lo que te ánimo a que te acerques a ÉL de todo corazón, con arrepentimiento sincero y le aceptes como tu único Salvador personal, humillado, reconoce como el publicano que eres pecador, de lo profundo de tu corazón clama diciendo: “SEÑOR, ten compasión de mi que soy pecador.” Lucas 18:13 Y el SEÑOR no tardará en responderte, porque el habló de este publicano que se humilló así: “Les  digo que éste descendió a su casa justificado” Lucas 18:14  Por una simple y sencilla oración puedes ser restaurado y reconciliado con tu Salvador. El SEÑOR no quiere ni le impresionan las muchas palabras, el mira la intención y sinceridad del corazón.  Y al ORAR, no usen ustedes repeticiones sin sentido, como los Gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no se hagan semejantes a ellos; porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes que ustedes lo pidan.Mateo 6:7-8 “La Oración sin palabras pero con el fervor y afecto de un corazón sincero, es mucho mas sonora para el SEÑOR, tiene mas eco y efecto en el cielo, que las muchas palabras y vanas repeticiones.” D.A. 

. – Otra Razón puede ser porque eres su oveja, pero te has salido del redil, estas en desobediencia o rebelión, es el caso del Rey Saúl: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha apartado de mi y no me responde más, ni por medio de profetas, ni por sueños. 1Samuel 27:15  Dios se apartó de Saúl porque estaba en orgullo, en rebeldía, se lleno de envidia cuando supo que fue desechado por Dios y quiso matar a David. La presencia del SEÑOR se apartó de él por todas estas cosas que lo separaron de la comunión con Dios, él no podía escuchar la voz de Dios. Así que se desespero al no tener respuesta de Dios, como hacen muchos cristianos hoy día al no tener respuesta inmediata, después del primer ayuno y oración claudican, se desesperan se llenan de ansiedad, se quejan, murmuran, y no entienden que están siendo moldeados por el SEÑOR, terminan consultando hechiceros y adivinos, ellos en su propia opinión elijen el camino “fácil” terminan confundidos y sin la bendición, porque estamos enseñados a que todo tiene que ser ya, y con Dios así no funcionan las cosas, es en Su tiempo. Algunas veces obtenemos respuestas inmediatas, pero por lo general no. Las consecuencias para Saúl fueron terribles perdió la bendición, en el libro de 1Crónicas 10:13 describe lo que pasó: Así murió Saúl a causa de su maldad, pues pecó al no obedecer las órdenes del Señor y al consultar a una adivina. No necesitamos consultar a ningún adivino para saber nuestro futuro, basta con rendirnos con fe y un corazón sincero al SEÑOR y ÉL nos hablará, Jesucristo es el profeta de profetas y lo sabe todo. Cuando mi esposo quedó sin empleo y estábamos en crisis económica, las posibilidades eran nulas, todo estaba en contra, ofrecí ayuno de un día y pedí a Dios que me hablará, cuando abrí mi Biblia salió el Salmo 146:9 DIOS GUARDA A LOS EXTRANJEROS. Estas cinco palabras penetraron en mi ser profundamente, parecía que no habían mas palabras en esas páginas, solo se destacaban estas en mi corazón, y oí la dulce pero potente  voz de Jesús, diciendo: “Serán extranjeros y los voy a bendecir. Dile a tu esposo lo que te he hablado para que crea, él sabrá que yo estoy contigo y mi palabra está en tu boca.”  ¡Gloria sea a mi SEÑOR por siempre! Mi esposo era uno de los que me decía: ¡Estas loca! ¿Cómo puedes decirme que Dios te habló y mucho menos que vamos a ser extranjeros? Cuatro meses después, esta palabra se cumplió y mi esposo comenzó a creer. Hoy sigo bendecida. Todo por una oración. ¡Honor gloria y alabanzas a mi SEÑOR y Salvador, Esposo Celestial! Si tu no estas escuchando la voz de Dios, aún siendo oveja del Señor, incluso puedes estar liderando un ministerio y no estar escuchando su voz, y estas leyendo este mensaje, es hora que examines tu corazón tengas un arrepentimiento sincero y te apartes de toda desobediencia, (la cual no necesariamente tiene que ser el haber consultado un adivino, Orgullo, arrogancia, autosuficiencia, hipocresía, resentimiento, falta de perdón, inmoralidad sexual, mentiras, idolatría etc. ), todo esto nos aparta de Dios y cierra nuestros oídos espirituales, pero si te reconcilias con el Señor, entonces vas a escuchar la maravillosa y dulce voz de Jesucristo que te guía, que consuela y alienta cada día, y que estará restaurando tu vida y ministerio.

. – Otra razón son las ataduras por parte del enemigo que impiden la comunicación con Dios, no puedes orar por que hay ataduras de hechicería, de idolatría, de pereza, de adicción al sexo o cualquier adicción, tus sentidos están vendados, el Señor vino a libertar a los cautivos. En estos casos las personas necesitan ser ministradas y liberadas. Ninguna persona poseída puede orar, el endemoniado gadareno Jesucristo lo busco y lo libero y por el muchacho lunático, el papá oró por él, en ambos casos ellos no podían orar sólo hasta que Jesucristo llegó a ellos y los liberó.

 

ALGUNAS CAUSAS POR LAS QUE NO ORAMOS

.- NO ORAMOS PORQUE ESTAMOS EN PECADO Luego Jesús salió y, según su costumbre, se fue al monte de los Olivos y los discípulos lo siguieron, al llegar al lugar les dijo: “Oren para que no caigan en tentación.” Lucas 22:39-40. El pecado es uno de los principales obstáculos para orar, el ser muy dados a las cosas de la carne. El enemigo usa el pecado y la culpabilidad para impedir que el cristiano se acerque al SEÑOR, y coloca pensamientos como: “Estoy en pecado, el SEÑOR no me escuchará, mejor no oro.” Es todo lo contrario, es justamente por el clamor del pecador que el SEÑOR espera, fue por el pecador a quien Jesús amo tanto por quien murió y dio su vida, para darle vida eterna Juan 3:16 El pecador al pie de la cruz de Jesús, en agonía, oro así: SEÑOR, acuérdate de mi cuando vengas en tu Reino. y el SEÑOR respondió sin demoras: “Hoy estarás conmigo en el paraíso.” Lucas 23:42   ¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento? Romanos 2:4 El pecador justificado por la Fe en la sangre Preciosa de Cristo, que  lo purifica y santifica por Su maravillosa gracia y amor, sin importar cuán horribles y oscuros sean sus pecados, puede acercarse confiadamente al trono de la Gracia, sabiendo que hallará gracia para el oportuno socorro, con la certeza que sus oraciones serán escuchadas, podrá clamar:  Ciertamente me Escuchó Dios; atendió a la Voz de mi súplica. ¡Bendito sea Dios, que no echó de sí mi Oración ni de mí su misericordia! Salmo 66:19-20

” Uno de los mayores impedimentos que el hombre tiene es la mala inclinación de su corazón, y la dificultad y pesadumbre que tiene para actuar bien; Por lo cual dijo el Apóstol: Mas veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi espíritu, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.Rom.7:23 Ésta es, pues, la causa más universal que hay de todo nuestro mal. Y para quitar esta pesadumbre y dificultad y facilitar esta causa, una de las cosas que más aprovechan ES LA ORACIÓN, la cual desarraiga de nuestra alma toda esa dificultad y pesadumbre que nos hace prontos y ligeros para todo bien. Porque LA ORACIÓN es un refrigerio espiritual, un refresco y rocío del cielo, un soplo y aliento del Espíritu Santo y un afecto sobrenatural; la cual, de tal manera endereza, esfuerza y transforma el corazón del hombre, que le pone nuevo gusto y aliento para las cosas espirituales, y nuevo disgusto y aborrecimiento de las sensuales. Porque al tiempo que una persona espiritual sale de alguna profunda y devota ORACIÓN, le son renovados todos los buenos propósitos y determinaciones de obrar bien. En la Oración es renovado el deseo de agradar y amar al SEÑOR tan bueno y dulce como allí se le ha revelado, en la Oración es fortalecido el espíritu para soportar los sufrimientos; y, finalmente, LA ORACIÓN reverdece y renueva toda la frescura de nuestra alma.” Tomas de Kempis  
Pero los que esperan en el SEÑOR Renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31 

 

.– NO ORAMOS PORQUE NO TENEMOS LA NECESIDAD: Cuando todo va bien nuestra tendencia es darle la espalda a Dios, nos olvidamos de ÉL. La tendencia del ser humano es buscar a Dios cuando existen situaciones críticas y Dios lo sabe,  por eso permite las tribulaciones.  Muchos de nosotros hemos conocido el camino de la salvación y del Señor cuando hemos estado en dificultades, entonces decidimos acercarnos a Dios de todo corazón. De hecho la mayoría de personas que piden oración al Ministerio, es porque están angustiados, buscan a Dios porque ya han tocado fondo, lo han probado todo y nada les ha funcionado. Dios usa las necesidades apremiantes para que le busquemos de corazón.  Me buscarán y me encontrarán, porque me buscarán de todo corazón.Jeremias 29:13  PTristemente muchos creyentes aún estando en situaciones difíciles no  buscan al SEÑOR en oración, prefieren primero acudir a los hombres, a los profetas, en lugar de acudir primeramente al Profeta de profetas. En la Biblia podemos ver como Dios uso las pruebas para manifestar su poder y que sus siervos acudieran a EL en oración: Jacob busco al SEÑOR y levanto altar cuando salió huyendo de Esaú su hermano por temor a morir. diciendo: Si Dios me asiste y me guarda en este camino que recorro, y me da pan que comer y ropa con que vestirme, y vuelvo sano y salvo a casa de mis padres, entonces el SEÑOR será mi Dios y esta piedra que he erigido como señal será casa de Dios. De todo lo que me dieres te pagaré el diezmo» Genesis 28: 20-22  Ana buscó al SEÑOR en Oración por su esterilidad y dio a luz a Samuel. 1Samuel 1:10-17 Ezequias  cuando Isaías le anunció que iba a morir clamo con lágrimas al SEÑOR . 2Reyes 20:1-3  y su oración fue respondida: Yo he oído tu Oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano.2Reyes 20:6
 
 
. – OTRAS CAUSAS  POR LAS QUE NO ORAMOS: No oramos porque  Nos da pereza, nos parece tedioso y aburridor, No sabemos como pedir  a los dos minutos ya no tenemos nada que decir y  nos da sueño, lo mismo que los discípulos a quienes el SEÑOR exhorto porque no pudieron orar ni una hora, vino y los hallo durmiendo y les dijo:  el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil. Mateo 26:40-41 Pasa porque nos distraemos y pensamos en nuestros problemas y como resolverlos, en lo próximo que tengo que hacer, en lo que he dejado de hacer y finalmente terminamos por no orar.   Dios es el que produce así el querer como el hacer en nosotros, por su buena voluntad. Filipenses 2:13 Pidamos al SEÑOR el anhelo por estar en su presencia, el deseo por estar a sus pies escuchando su voz, fui enseñada a pedirle a Dios un espíritu de oración y ayuno todos los días, aún hoy lo hago, le digo: “Señor dame un espíritu de oración y ayuno, para que pueda estar en tu presencia todos los días, pues tu sabes cuanto me cuesta ayunar y disciplinar este cuerpo y mi mente para orar”. Y el Señor responde, siento que no puedo pasar un solo día sin que haya orado, el me inquieta y no estoy tranquila hasta que oro. Haz también esta oración y vas a obtener respuesta. Debemos tener en cuenta que la oración es una disciplina; Los musulmanes nos dan un gran ejemplo a los cristianos, la vida de ellos está marcada por las oraciones desde que nacen hasta que mueren, la oración y el ayuno son pilares de esta religión, ellos sin falta y como algo sagrado deben orar cinco veces al día: Al amanecer, al mediodía, a media tarde, al ocaso, por la noche, en diferentes posiciones de pie, inclinados, de rodillas, postrados, pueden durar horas. Ellos son un verdadero ejemplo de disciplina para nosotros y pienso que tienen mucho que enseñar a los cristianos sobre el tema, de cómo adquirir la disciplina para orar a nuestro Dios todopoderoso, perdonador, amoroso, libertador, sanador, al Dios que nos bendice y que nos ha salvado de la muerte eterna a través de su Hijo Jesucristo, quien lo merece todo. Necesitamos con urgencia que el Espíirtu Santo coloque en nosotros ese querer y hacer de orar. El salmista David describe de manera muy poética el deseo por estar en la presencia del Señor, en el Salmo 84:1-3: Cuán hermoso es tu santuario, Señor Todopoderoso, Anhela mi alma y aún ardientemente desea los atrios de tu templo, mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. Aún el gorrión halla casa, y la golondrina nido para si donde ponga sus polluelos oh Señor Todopoderoso rey mío y Dios mío, verso 10-11 Porque mejor es estar un día en tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios que habitar en las moradas de maldad. ¡Que bellas y hermosas palabras refiriéndose al templo del SEÑOR! Recordemos que nosotros somos su templo y su morada, esta bien que asistamos a la iglesia es una bendición para nosotros compartir con nuestros hermanos, alabando al Señor, escuchando la Palabra de Dios, todo eso está muy bien, pero, al templo que debemos prestar especial atención y cuidar es nuestro espíritu alma y cuerpo, que es el templo del Señor, debe estar limpio, ordenado y la única manera de presentarnos así es a través de la Sangre de Cristo que nos justifica.Justificados, pues, por la fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo Romanos 5:1.El SEÑOR por medio del profeta Hageo hablo a Zorobabel sobre el descuido de la casa de Dios diciendo:  “¡Consideren bien sus caminos!  Siembran mucho, pero recogen poco; comen, pero no hay suficiente para que se sacien; beben, pero no hay suficiente para que se embriaguen; se visten, pero nadie se calienta; y el que recibe salario, recibe salario en bolsa rota.” “¿Por qué?” declara el SEÑOR de los ejércitos. “Por causa de Mi casa que está desolada, mientras cada uno de ustedes corre a su casa.Hageo 1:5-6 y 9 Que el SEÑOR a través de su Espíritu Santo, nos de una nueva mentalidad acerca de la oración, nos revele los secretos y el poder que son desatados cuando oramos con fervor, unja y cubra a cada uno con un manto y un espíritu de oración y ayuno, que nos ayude a descubrir el lado que no conocemos los secretos muy guardados y los tesoros escondidos de la Oración,  y así seamos inspirados a orar siempre, sin desmayar. Lucas 18:1 Existen seminarios, talleres, manuales, libros, estudios publicados en la Internet , incluyendo este mensaje, sobre el poder de la oración, muy lindos por cierto y de gran ayuda, gloria a Dios por eso, pero, personalmente pienso que no existe un método mejor que el de simplemente arrodillarse o en cualquier posición, y con todo nuestra alma y corazón decirle a Dios lo que sentimos y pedirle al Espíritu Santo de Dios que nos ayude a orar como conviene y el lo hará. Romanos 8:26.    
     

COMO INICIAR UNA VIDA DE ORACIÓN

. – EL Primero y más importante paso es CREER: Tener Fe y la certeza que si busco a Dios le encontraré y hallaré respuestas. Pero sin FE es imposible agradar a Dios sin, porque para acercarse a Dios uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que le buscan. Hebreos 11-6 ¿Cómo obtengo la Fe ? Jesucristo es el autor y consumador de la Fe , es decir que si Jesucristo está en tu corazón tu comienzas a tener FE, porque ÉL crea y produce en ti LA FE, en la medida que le busques y te acerques a ÉL esta Fe crecerá y se hará grande, como la parábola del grano de mostaza, para un milagro grande, una semilla pequeña de fe basta, dicen los que conocen esta semilla que es tan grande como la cabeza de un alfiler, si sientes que tu fe es muy pequeña, hay  buenas noticias; esa fe pequeñita puede hacer cosas muy grandes. Dijo Jesús Lucas 17:6 Si tuvieras fe como un grano de mostaza, podrías decir a este monte: Desarráigate y plántate en el mar y te obedecería. Las raíces de nuestra FE se arraigan, crecen y dan fruto en los atrios del SEÑOR: El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano. Plantados(sembrados) en la casa del SEÑOR, En los atrios de nuestro Dios florecerán. Salmo 92:12-13 Cuando la biblia habla de atrios, casa, altar se refiere a la Oración, sembrados en oración, florecerá la Fe, daremos frutos del Espíritu abundante de Fe, de amor, gozo, paz, paciencia,  benignidad, bondad, mansedumbre, templanza. Galatas 5:22 Jesús dijo a sus discípulos cuando éstos no pudieron echar fuera un espíritu malo de un muchacho, le preguntaron a Jesús: ¿Porqué no pudimos sacarlo? Y el Señor les dijo Mateo 17:20-21 Por su poca Fe….. Pero este género solo sale con oración y ayuno.

– Dedicar Tiempo para la oración : Ofrecer a Dios un tiempo de calidad a solas con ÉL. Se que la oración de dos o mas de acuerdo tiene mucho poder, pero necesitamos sacar tiempo para estar a solas con el SEÑOR. Hagamos un alto en nuestro andar y trajinar diario, siempre estamos demasiados ocupados, afanados, estresados, sobre todo los cristianos necesitamos tener un tiempo especial con Dios. Asocio la relación con el Señor Jesucristo a la relación de pareja, cuando tú amas a tu pareja, anhelas fervientemente sacar un tiempo para compartir juntos, dialogar, cenar. Así mismo es con el SEÑOR, Esposo Celestial, podemos empezar orando tiempos cortos de quince (15) minutos, al levantarnos, al mediodía, al anochecer, al final del día. Ese tiempo que dedicamos al SEÑOR, será retribuido en bendiciones, gozo y paz permanentes. En tu presencia hay plenitud gozo, delicias a tu diestra para siempre. Salmo 16:11 Tenemos tiempo para comer, ir de compras, trabajar, ver televisión, estar en la internet y las redes sociales, ver una película, para todo esto tenemos tiempo ¿porqué no podemos sacar ese corto tiempo para estar con Jesucristo, nuestro Amado Salvador? Ese cuarto de hora que dediquemos al SEÑOR, ÉL se encargará de ampliarlo, Jesús nos lleva de poder en poder, es decir de nivel en nivel, vamos creciendo, El camino de los justos es como  la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto. Esos 15 minutos el SEÑOR los  convertirá en una, dos, tres horas o más en la presencia del SEÑOR, lo importante es empezar. Existe en la Biblia un pasaje que me ha inspirado para orar, espero que a ti también, está en Lucas 10:38-4: Jesús siguió su camino y llegó a una aldea, donde una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Marta tenía una hermana llamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús para escuchar lo que él decía. Pero Marta, que estaba atareada con sus muchos quehaceres, se acerco a Jesús y le dijo: Señor, ¿no te preocupa nada que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude. Pero Jesús le contestó: Marta, Marta, estás preocupada y afligida CON MUCHAS COSAS, PERO SOLO UNA COSA ES NECESARIA. MARÍA HA ESCOGIDO LA MEJOR PARTE Y NADIE SE LA VA A QUITAR. ¡¡¡Hermoso pasaje!!! Marta representa a todos quienes viven muy ocupados, sin tiempo para estar con el SEÑOR, con muchos quehaceres, expresiones como: Tengo mucho trabajo, demasiadas cosas que hacer en mi hogar, muchas actividades y responsabilidades que me demanda el ministerio, porque tristemente muchos líderes y creyentes están “tan ocupados en el servicio al Señor” que terminan por darle la espalda al que los llamó: a Jesucristo. Que contradicción y que ironía, algunos cristianos, ministros y líderes cristianos entre más trabajan para el “Señor”, mas se alejan de ÉL. Es decir están como Marta, preocupados y afanados con muchas cosas, para estar cerca de Jesucristo. Guárdame por favor SEÑOR de caer en esta trampa del enemigo. Leí al respecto en Meditaciones diarias sobre la Oración de David Wilkerson sobre las consecuencias de descuidar la Oración: “EL Filósofo Soren Kierkegaard se refirió a la ocupación de los cristianos como un narcótico. Observó que los lleva a tener doble pensamiento, según las personas caen en tareas más profundas, su amor por la verdad se les escapa más y más hacia el olvido. Entonces, con el estímulo masivo de sus actividades y las demandas de su tiempo que van en crecimiento, se les hace imposible que ellos entiendan el peligro en el cual se encuentran. Ellos tienen el espejo de la Palabra de Dios pero no pueden estarse quietos lo suficiente para ver lo que ella refleja. Creo que una persona ocupada que No ora, raras veces tiene una condición peor que una que tiene una enfermedad Terminal. ¿Cómo? Poco a poco se va acostumbrando a su condición. Y según pasa el tiempo ora menos y se hace menos consciente de Dios. Poco a Poco sus convicciones se deterioran hasta que las pierde completamente ”. ¡SEÑOR ten misericordia de nosotros y ayúdanos, no permitas que descuidemos la Oración! Envía a tu Santo Espíritu que nos ayuda en nuestra debilidad, para que la llama de la oración en el altar permanezca encendida siempre. Tremendas palabras que me estremecen y le pido a Dios que me guarde, que no permita que las muchas actividades del ministerio me aparten de estar en su presencia, que el crecimiento del ministerio no implique el alejarme de ÉL. Muchos ministros de Dios comienzan bien y terminan mal, cuando Dios les abre puertas económicas y espirituales se llenan de auto suficiencia y de orgullo, deslumbrados por el público, las multitudes que los aclaman, la fama y el dinero, se olvidan que Jesucristo es quien les ha dado la bendición, olvidan que los dones son dados por Dios para bendecir a su pueblo y que la única estrella que debe brillar es Jesucristo, olvidan que empezaron de rodillas y están terminando enaltecidos, llenos de soberbia y arrogancia. Bien dice el SEÑOR que volvamos a las sendas antiguas a través del profeta en Jeremías 6:16. La fama y la popularidad nunca deslumbraron a Jesucristo, Él con humildad no hacía alarde de persuadir las multitudes mientras estas lo seguían, se retiraba a un lugar apartado a orar, no firmaba, ni daba autógrafos por sus palabras exclusivas y sabias, no trataba de llamar la atención, Él ORABA. Pero su fama se extendía más y más y se reunía mucha gente para escucharlo y para que les sanase de sus enfermedades. Mas ÉL SE APARTABA A LUGARES DESIERTOS Y ORABA.  Lucas 4:15-16 

UNA SOLA COSA ES NECESARIA: Quiere decir, cuando todo está en contra, cuando la angustia nos agobia, cuando todos los esfuerzos por alcanzar nuestros deseos y sueños fallan, cuando la depresión se apodera de nosotros, cuando la noche es más oscura y la prueba se hace insoportable, cuando no vemos salida al final del túnel, cuando el dolor, la soledad y la tristeza se apoderan de nosotros, cuando nada te sale bien, una sola cosa es necesaria: Estar como Maria a los pies de Jesús, estar en la presencia del SEÑOR en oración escuchando sus palabras, esta es la mejor parte, porque en su presencia encontramos todo, respuestas, descanso, reposo, refugio, paz y bendición. Jesucristo le dijo a Marta: María escogió la mejor parte, la cual no le será quitada. He resuelto y es mi oración al igual que María elegir y quedarme con la buena parte, disfrutar en la presencia Señor, sin importar cuanto crezca el ministerio y el trabajo que este demande, sin importar las críticas, persecuciones que se levanten contra mí o cuantas pruebas vengan. Solo se que en la presencia de Dios, es decir en ayuno y oración, he obtenido las respuestas y bendiciones en todas las áreas de mi vida y las seguiré recibiendo. Sólo en su presencia obtenemos la manera más eficaz de transmitir a los demás la Palabra de Dios y testificar de las maravillas que ÉL ha hecho en mi vida, ya que separados de Jesucristo nada podemos hacer. Todo lo demás que intentemos fuera de su presencia no pasará de ser esfuerzos humanos, buenas intenciones y activismo sin fruto.

También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de ORAR Siempre y No desmayar. Lucas 18:1 

” Si quieres sufrir con paciencia las adversidades y miserias de esta vida, ORA. 
Si quieres alcanzar el poder y  la fortaleza para vencer las tentaciones del enemigo, ORA. 
Si quieres mortificar tu propia voluntad con todas sus deseos y apetitos, ORA. 
Si quieres conocer las astucias de Satanás, y defenderte de sus engaños, ORA. 
Si quieres vivir alegremente y caminar con suavidad por el camino de la piedad, ORA. 
Si quieres alejar de tu alma las moscas importunas de los vanos pensamientos y cuidados, ORA. 
Si quieres sustentar tu alma con la adoración y tenerla siempre llena de buenos pensamientos y deseos, ORA. 
Si quieres fortalecer y confirmar tu corazón en el camino de Dios, ORA. 
Si quieres desarraigar de tu alma Todos los pecados y plantar en su lugar las virtudes, ORA.  Porque en LA ORACIÓN se recibe la unción y gracia del Espíritu Santo, el cual enseña todas las cosas. Y además de esto, si quieres subir a la altura de la meditación y gozar de los dulces abrazos del Esposo, practica LA ORACIÓN, porque éste es el camino por donde sube el alma a la consideración y al gusto de las cosas Celestiales. ¿Ves, cuán poderosa y beneficiosa ES LA ORACIÓN? Y para prueba de todo lo dicho, además del testimonio de las Escrituras Divinas, cada día vemos y escuchamos el testimonio de muchas personas simples que han alcanzado todas estas cosas dichas y otras mayores mediante la práctica de LA ORACIÓN, la cual es un tesoro lleno de riquezas. ¡Grandes son las excelencias de LA ORACIÓN! ¡Grandes son sus privilegios! A ella están abiertos los Cielos. A ella se descubren los secretos, y a ella están siempre atentos los oídos de Dios.” Juan de Fidenza

Estas son algunas recomendaciones que nos facilitarán la Oración.

.– CITAR LA PALABRA DE DIOS mientras oramos: No existe un poder mas grande que impacte el mundo espiritual como citar la Palabra de Dios al orar. Es tal el poder de la Palabra que el SEÑOR nos dejo como ejemplo cuando fue tentado las palabras que le recordó a satanás diciendo: “ESCRITO ESTA”. Buscar en la Biblia temas alusivos a la situación que estamos viviendo y leerlos en voz alta, es mas efectivo que nuestras propias palabras, personalmente creo que esta clave ha cambiado mi vida de oración. Descubrir el poder que tiene la palabra de Dios, veras a tus enemigos espirituales y fuerzas del mal caer, verás como el infierno tiembla cuando un cristiano ora con la Palabra. Por ejemplo: Crisis económica: Orar el Salmo 23 El Señor es mi pastor y nada me faltará…. En lugares delicados me hará descansar….. Para Protección divina: El Salmo 27:4 El ángel del Señor acampa alrededor de los que le temen y los defiende y el Salmo 91: El que habita al abrigo del altísimo morará bajo la sombra del omnipotente el me librará del lazo del cazador, de la peste destructora con sus plumas me cubrirá y debajo de sus alas estaré seguro, escudo y adarga es su verdad no temeré el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Aflicción y angustia: Salmo 138:7 Su anduviere yo en medio de la angustia tu me vivificarás. Salmo 119:75 Conozco Señor que tus juicios son justos y que conforme a tu fidelidad me afligiste. Cuando se levantan enemigos: Salmo 37:12 Máquina el impío contra el justo, y cruje contra el sus dientes, El Señor se reirá de él porque ve que viene su día. Una situación injusta: Salmo 37:6 Exhibirá tu justicia como la luz y tu derecho como el mediodía. Temor Salmo 27: 1 El Señor es mi luz y mi salvación ¿de quien temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida ¿de quien he de atemorizarme? Para ser librados de los mentirosos y engañadores: Salmo 101:7 No habitará dentro de mi casa el que hace fraude. El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos. Quisiera nombrar muchas mas situaciones pero tendría que copiar la Biblia. Lo más importante es que el Espíritu Santo te guíe, el te va a llevar a buscar estos versos claves que estas necesitando de acuerdo a tu situación. Al ministerio llegan correos de quienes han estado orando y leen la Biblia y el Señor les habla justo lo que necesitan, lo más importante es que entiendas lo esencial que orar la Palabra de Dios tiene poder y el apropiarte de las promesas de Dios, creerlas y reclamarlas en oración abre los cielos. También puedes hacerlo a través de la concordancia por temas y buscar por palabra según sea tu situación (Angustia, temor, soledad, prueba, tristeza, esterilidad, enfermedad, provisión).

En el nombre de Jesucristo, que sea renovado en ti y en mi cada día, el deseo por escudriñar la Palabra de Dios y digas: “Voy a meditar día y noche en la Palabra de Dios, la obedeceré y llenaré mi mente de sus promesas, NUNCA(en ningún momento,ni por un segundo) jamás se apartara de tu boca este libro de la ley(la palabra de Dios, La Biblia),  sino que de dia y de noche meditaras en el, para que guardes y hagas conforme a Todo lo que en el esta escrito, PORQUE ENTONCES (Como consecuencia) HARAS PROSPERAR TU CAMINO Y TODO TE SALDRA BIEN. Josue 1:8 Di: “SEÑOR, con la ayuda de Tu Espíritu Santo, meditaré en tu Palabra sin detenerme, incluso en mis sueños  voy a proclamar proclamar tus promesas.” Esta es la clave de la bendición, esta es la llave que Jesucristo nos dio para vencer al enemigo. Llevarlo a cabo es una gran lucha a la que tienes que enfrentarte, vendrán voces a tu mente, que te dirán: “No hagas caso, no es cierto, no puede ser que la Biblia contenga tantas bendiciones”, y esas voces querrán dominarte, o te harán torcer la palabra y acomodarla a tus caprichos, a tus deseos, a tu voluntad y no a la de Dios. Piensa, cuanto tiempo dedicas diario en la Internet, leyendo artículos llenos de trivialidades, vanidades, lascivia y lujuria, contenidos pornográficos, que entretienen, deleitan tus sentidos y te dan placer solo por un momento, pero entenebrecen tus sentidos espirituales y te hunden mas en la desolación que da el vivir en pecado y la culpabilidad. Pero, si dedicas ese tiempo y lees la Palabra de Dios y meditas en ella, ella te dará liberación y pureza: Dijo Jesús: Ustedes ya han sido podados y purificados por LA PALABRA que les he hablado. Juan 15:3 Meditar en la Palabra te dará descanso indescriptible y deleite permanente en el SEÑOR.  Levántate en el Nombre de Jesucristo, comienza leyendo los Salmos en voz alta,  repite, una y otra vez las promesas que el SEÑOR te ha dado, de acuerdo a la situación que estas viviendo. Lee la Palabra de Dios a diario, y antes de hacerlo pide la guía del Maestro de maestros, Cristo, y pide que te hable directo y al corazón y El lo hará.  Si haces esto, serás mas que vencedor en Cristo y el enemigo huirá de ti, ya no tendrá poder sobre tu mente, porque tendrás la mente de Cristo 1Cor.2:16  y serás un solo espiritu con EL.1Cor.6:17 Tu corazón se llenara de Paz, y estarás alejado de las tentaciones, porque Mucha Paz hay para los que aman Tu ley y NO hay para ellos tropiezo. Salmo 119:165.  Tendrás seguridad y confianza, los temores y la ansiedad se secarán como la hojarasca, quedaran sin poder en tu vida, podrás descubrir y conocer a Cristo en espíritu y verdad y meditar día y noche en su infinito amor, en su perdón y justificación  de todos tus pecados, en su gracia, en lo que hizo por ti y por mi en la Cruz del Calvario, y tu vida será renovada con el  gozo de Su Salvación. En el Nombre glorioso de Cristo, ya No le des lugar al enemigo con tu meditación constante en tus problemas, en temores, y malos pensamientos, que te deprimen. Que tu mente y corazón estén llenos de Su bendita Palabra de día y de noche. Ama a Cristo y descubre por medio de la lectura espiritual de Su Palabra, Su carácter, todos SUS atributos, Sus beneficios; abre su mano y colma de bendiciones a Todo ser viviente. Salmo 145:16 Llegarás a conocerle y amarle tanto, que podrás  expresarte de Cristo, tu Salvador y mi Salvador, así: “Mi Amado es blanco y rubio señalado entre diez mil, mi Amado es único, inigualable, con hermosura celestial, coronado de gloria y honor, temible por sus prodigios y maravillas, majestuoso e invencible, pero a la vez afable, tierno y amoroso. Cristo, fuente de Salvación y Vida eterna.” Bernardo de Claraval 

. – EL AYUNO: La oración libera el poder de Dios y el ayuno intensifica y facilita nuestra eficacia en la oración, ofreciendo nuestros cuerpos como sacrificio vivo y agradable a El, entregando nuestro deseo de comer como una ofrenda especial a Dios, llenando nuestras vidas del alimento espiritual que permanece, que no perece, que es eterno, con la Palabra de Dios que es nuestro pan espiritual. El ayuno es una manera de oración silenciosa y de decirle a Dios cuán importante es mi petición delante de Él. En el libro el Ayuno Escogido por Dios de Arthur Wallis dice: “Dado que el ayuno es delante de Dios una prueba práctica de que lo que pedimos es para nosotros algo de sumo interés y apremio y puesto que en grado sumo FORTALECE LA INTENSIDAD Y EL PODER DE LA ORACIÓN y llega a ser la expresión práctica incesante de una oración sin palabras, puedo creer que será eficaz. Me fue posible hablar con más sosiego y decisión. No me era necesario pasar tanto tiempo junto a la persona atormentada y sentí que podía ejercer influencia sobre otros aun sin encontrarme presente. El cielo está presto a inclinar su oído al que ora con ayuno”. Gloria a Dios. El ayuno y la oración tienen poder.

“El AYUNO infunde una gran sabiduría, hace de los hombres ángeles y es capaz de luchar con las potencias espirituales; mas todo eso no por sí mismo Es necesaria la ORACIÓN. Miren, sino, cuántos bienes se siguen de uno y otro. El que Ora como debe y Ayuna, no necesita de muchas cosas; el que no necesita de muchas cosas, no se dejará llevar del amor al dinero; el que no se deja llevar del amor al dinero, está mejor dispuesto para dar. El que Ayuna se siente ligero y con alas, ora más vigilante, apaga las malas concupiscencias, se hace a Dios propicio y humilla al alma orgullosa. De ahí que los apóstoles ayunaban. El que une a LA ORACIÓN EL  AYUNO siente que se duplican las alas de su alma, y  que las alas son más ligeras que los mismos vientos.  No bosteza, no se estira, no se siente entorpecido en la Oración, como les pasa a muchos, sino que siente ardor más vehemente que el del fuego y se levanta por encima de la tierra.” Crisostomo

.– ORAR EN EL ESPIRITU: Orando en todo tiempo con toda ORACIÓN y Súplica en EL ESPÍRITU y perseverando en ello… Efesios 6:18 Esta es una clave muy importante, puesto que la oración no se hace con tus palabras o tus fuerzas, al pedir al Espíritu Santo que nos ayude a orar o a interceder por mi situación o por la de los demás. ÉL viene en nuestra ayuda y las palabras de oración comienzan a fluir sobre lo que determinada situación requiere, ÉL revela la condición de las personas y va dirigiendo la oración, no con nuestras propias palabras, sino con las palabras que el Espíritu Santo coloca, porque Él conoce la situación y los detalles y nos indica y revela los blancos exactos a los que debemos dirigir nuestra oración para atacar las fuerzas del mal que estén impidiendo la respuesta. Orar en el Espíritu se adquiere con la práctica diaria en oración, es una experiencia maravillosa y celestial cuando tú intercedes y el Señor te revela como debes hacerlo Romanos 8:26 De igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »