MENUMENU

• La Verdadera SANIDAD DEL ALMA Y LIBERACIÓN, EN CRISTO: Introducción

Mas EL(CRISTO) FUE HERIDO por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y POR SUS HERIDAS hemos sido SANADOS. Isaias 53:5   “Yo dije: SEÑOR, ten misericordia de mí; SANA MI ALMA, porque contra ti he pecado.” Salmo 41:4

Ciertamente Yo les traeré SALUD y SANIDAD; LOS SANARÉ y les Revelaré abundancia de paz y de verdad. Isaias 33: 6

Por: A. Lucía M. Cadavid

INTRODUCCIÓN: Según la Biblia, Dios creo al hombre a Su imagen y semejanza, con espíritu, alma y cuerpo: Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.1 Tes.5:23 El alma es el lugar donde se encuentran las emociones, los sentimientos, voluntad y mente. Dios nos dio un espíritu con el fin  que sea posible comunicarnos con EL, para ser capacitados para  entender y discernir las cosas del Espíritu, y para que le adoremos en Espíritu y verdad:  Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.Juan 4:24 . Al convertirnos a Cristo, nuestro Salvador, el Espíritu de Dios entra y mora en el cristiano así: “El que se une con el SEÑOR, un espíritu es con EL 1Corint. 6:17”.

 Las heridas del alma pueden compararse a las heridas Físicas, si a una herida no se le da tratamiento oportuno y adecuado, esta se puede abrir, lastimar,causa mucho dolor, además se puede infectar, contaminar, y producir estados febriles que afectan la salud de todo el cuerpo. Así mismo, ocurre cuando no le damos tratamiento a las heridas del alma, se puede enfermar tanto mental, emocional y físicamente. Y Cristo, nuestro Salvador,  Médico de médicos, Doctor de las almas, no solo vino a sanar a los enfermos físicos, sino que además y especialmente, EL  SEÑOR vino a sanar las enfermedades de nuestra naturaleza pecaminosa y carnal, que hieren y enferman el alma, porque La Sanidad que EL vino a dar es Eterna, es la Salvación Eterna.

.- La Sanidad del Alma tiene enemigos y opositores:  Dijo Jesús, Médico de médicos y Doctor de las almas: Yo he venido para que tengan Vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10 “Y esta vida en abundancia” de la que el SEÑOR habló, no se refiere a abundancia de fama, riquezas y prosperidad material, que son cosas temporales, que  acaban, y perecen,   no está por demás decir, que además,  son la añadidura de Dios, para los que le buscan y le aman.  NO, la vida en abundancia a la cual el SEÑOR se refirió, es para darnos vida eterna, una vida de abundancia de  paz, de verdad, de reposo pese a las adversidades, mientras somos peregrinos en esta tierra, y aún después de dejar este mundo,  por eso dice:  Preguntad por los senderos antiguos cuál es el buen camino(Y el buen Camino es CRISTO), y andad por él; y hallaréis descanso para vuestras almas. Pero dijeron: No andaremos en él. Jeremias 6:16

Esta Salud sobrenatural que el SEÑOR, Médico Divino da al alma, esta vida en abundancia que EL SEÑOR vino a darnos, se obtiene y se entiende por revelación, así lo dijo por medio del profeta Jeremías:  He aquí, yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les Revelaré abundancia de paz y de verdad(no abundancia de fama, riquezas y cosas materiales que perecen). Jeremias 33:6 Esta salud se refiere a la salud espiritual que permanece para siempre, porque la salud física aunque también la da a sus hijos, la reparte como El quiere, conforme y es Su voluntad, como sea es temporal. Y es que, Negar la Sanidad del Alma es negar el Ministerio de Cristo. Con tristeza tengo que decirlo: Hay dos grupos que atacan este tema: El de los siervos verdaderos de Dios, quienes para proteger el rebaño de los lobos rapaces falsos maestros, se aseguran de manera preventiva y no permiten que se predique este tema y hacen muy bien. Y está el otro grupo  de los falsos maestros, aquellos que están dominados por un espíritu de religiosidad, de falsa piedad, a quienes el enemigo de las almas les ha puesto vendas que les impiden ver la verdad de Cristo. Y en este grupo, también están los profetas del falso evangelio de la prosperidad, quienes predican a cambio de grandes sumas de dinero, algunos de ellos los he escuchado censurar y reprobar este tema.  Hacen un énfasis exagerado en la sanidad física y descuidan por completo la salud espiritual, no predican al Dios de nuestra Salud, de nuestra Salvación ¡Cuidado esto es predicar un Evangelio incompleto! Y otros de estos profetas de la prosperidad, decidieron que es un buen tema para sacar provecho para sí mismos, porque para ellos representa un negocio multimillonario. Organizan conferencias y escriben del perdón, del rechazo, la baja estima, del poder de  las palabras y la confesión Positiva confundiendo éstas con la verdadera Fe en Cristo, publican libros, audios, vídeos, sobre estos temas y sobre  la liberación, según ellos, con la última revelación al respecto,  y hacen de la liberación y expulsar demonios un espectáculo grotesco.  Y  todo esto, para obtener a cambio lo que mas les motiva, les gusta y aman: El dinero, que es la raíz de Todos los males, el cual por codiciarlo algunos, se extraviaron de la fe y fueron traspasados con muchos dolores.1Timoteo 6:10.  Esto ha hecho, que la verdad de CRISTO, nuestro Salvador y Médico Divino,  quien  vino a dar Sanidad al Alma y Salvación, se haya visto velada y desprestigiada, el enemigo de la salud de las almas, ha usado todo esto, para traer mucha confusión sobre este tema al pueblo de Dios. Además de buscar su propio beneficio, y mas grave aún, los falsos maestros han mezclado versos bíblicos de este esencial tema, que  acomodan o tuercen con hipnotismo, ocultismo, metafísica, regresiones para recordar un supuesto pasado, con razón algunos siervos de Dios verdaderos están en contra, porque esto No es sanidad del Alma, en Cristo, es brujería, es parapsicología. Obras de la carne que el SEÑOR rechaza en Su palabra.   Por eso el siervo verdadero de Dios, debe orar y pedir discernimiento y dirección al SEÑOR cuando invita a alguien a predicar en el púlpito que ha sido consagrado al SEÑOR, para Su gloria.

Por todo lo dicho antes, en el Nombre de Cristo puedo decir de un verdadero siervo-a comprometido-a con la verdad y consagrado a Dios, lo siguiente: Bienaventurado el que da de gracia, porque recibió de gracia. Bienaventurado el que sirve al SEÑOR, sin ningún interés propio, porque sabe que el SEÑOR lo sustenta, sabe que su recompensa viene del SEÑOR porque es Fiel quien lo llamo: Y TODO lo que hagan, háganlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibirán la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor sirven.Col. 3:23-24  Sabe que el SEÑOR no le dejará en vergüenza y suplirá Todo lo que falta conforme a sus riquezas en Gloria.  Bienaventurado el que se ha despojado de todo amor por las cosas de este mundo, para seguir y amar solo a Cristo, porque sabe que dejándolo Todo por Cristo, lo posee Todo; porque Todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.1Cor.3:22-23.   Como pobre(según el mundo), pero según Dios enriqueciendo a Muchos(Con sus oraciones secretas, con sus acciones, con sus frutos, con el amor de Cristo). 2Cor.6:10  Este siervo en verdad posee las verdades del cielo y de la tierra, y  está listo y preparado para el día final en esta tierra   no tendrá ningún temor, no siente nostalgia de dejar la tierra porque no tiene ningún apego, ha aprendido a morir cada día, ya que busca solo la gloria de Dios en esta vida y en la futura espera disfrutar siempre con Cristo, Su Esposo, al que ama con toda su alma, su mente y sus fuerzas. Quien así sirve y sigue al SEÑOR, es quien tiene más Luz de Cristo, la verdad de Cristo alumbra,  está y habita en él con mayor claridad, porque vacío de sí mismo y del amor a lo temporal, está lleno de Cristo y de Su Santo Espíritu. Esta clase de servicio aunque no sea vistoso en la tierra, es visto y reconocido en el cielo. Este  en verdad, es un servicio con efectos de vida eterna, porque su vista está puesta No en las cosas Visibles que son temporales y perecen, sino en  las Invisibles que permanecen y  son eternas.2Cor.4:18  Un servicio de esta naturaleza al SEÑOR, trascenderá y será prolongado en el tiempo, y  en las generaciones futuras. Mi SEÑOR y Salvador Nuestro, Profeta de profetas, Maestro de maestros, tiene reservado un remanente de siervos-as con esta clase de servicio, que incluye aquellos que oran en el secreto de Dios, aunque no sean predicadores, y ministros, pero son siervos-as de Dios consagrados al SEÑOR, comprometidos para que se predique la verdad del Evangelio en las naciones, para alabanza de Su gloria por los siglos de los siglos. No lo dudo, EL SEÑOR tiene Su remanente y sanará, Salvará a Su pueblo, porque mi  SEÑOR, Esposo Divino es fiel y es el mas interesado en que Su esposa, la iglesia, tu y yo, sea Sanada de toda ceguera, sordera y cojera espiritual: Entonces se abrirán los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se destaparán. El cojo entonces saltará como un ciervo, y la lengua del mudo gritará de júbilo. Isaias 35:5-6 ¡¡AMEN!!

Habla SEÑOR que tu siervo (tu hijo-a, tu iglesia) escucha.1Samuel 3:9  “Bienaventurada el alma que oye al SEÑOR,  y de Su boca recibe palabra de consolación. Bienaventurados los oídos que perciben lo sutil de las inspiraciones divinas, y no tienen cuidado de las murmuraciones mundanas. Bienaventurados los oídos que no escuchan la voz que oyen de fuera, sino la verdad que habla y enseña adentro. Bienaventurados los ojos que están cerrados a las cosas exteriores, y están muy atentos a las interiores.  Bienaventurados los que penetran las cosas interiores, y estudian con la disciplina de oración constante el atender cada día más y más a recibir los secretos celestiales. Bienaventurados los que se alegran de entregarse a Dios, y se desembarazan de Todo impedimento del mundo.  ¡Oh alma mía, mira muy bien esto, y cierra las puertas de tu sensualidad para que puedas oír lo que el SEÑOR Dios tuyo habla en Ti.  Tú Amado dice: Yo soy tu Salvación, tu paz y tu vida: consérvate cerca de mí, y hallaras descanso para tu alma.” Deja las cosas transitorias, y busca las eternas. ¿Que es todo lo temporal sino engañoso? ¿Que te ayudaran todas las criaturas, si fueres desamparado del Creador? Por eso dejadas Todas las cosas, te debes dar a tu Creador apacible y Fiel, para que puedas alcanzar la verdadera bienaventuranza.” Tomas de Kempis

.- LO QUE DICE LA BIBLIA SOBRE SANIDAD DEL ALMA: Muchos  pasajes en la Palabra de Dios, hacen referencia a la Salud y a la Sanidad espiritual, y hasta utilizan lenguaje médico. Y con razón, algunas versiones hablan “del Dios de mi Salud(Salvación),” queriendo decir: El Dios que Sana mi pecado y me Salva. La Palabra de Dios es alimento y medicina para el alma. Los siguientes pasajes bíblicos, nos darán una visión amplia y clara, de lo que la Biblia habla sobre sanidad del alma: Dijo el Médico Divino, especialista en Salud espiritual: El Espíritu del SEÑOR está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres(espirituales principalmente); Me ha enviado a SANAR a los quebrantados de corazón(por el pecado); A pregonar Libertad a los cautivosY vista a los ciegos;  A poner en libertad a los oprimidos. Lucas 4:18  El Salmista David clamó por su sanidad espiritual por causa del pecado así:  “Yo dije: SEÑOR, ten misericordia de mí; SANA MI ALMA, porque contra ti he pecado. Salmo 41:4 . Di a mi Alma: Yo soy tu salud(Salvación). Salmo 35:3 Por nombrar algunos, porque hay muchos versos: Encamíname en tu Verdad, y enséñame; Porque tú eres el Dios de mi Salud. Salmo 25:5 EL SEÑOR es salud para el necesitado: Yo afligido y dolorido, Tu Salud, oh Dios, me defenderá. Salmo 69:29 EL SEÑOR es Salud para quienes claman a EL: Oh SEÑOR, Dios de mi Salud, Día y noche clamo delante de ti. Salmo 88:1 Te alabaré porque me has oído, Y me fuiste por Salud. Salmo 118:21  EL SEÑOR es Salud para los que esperan en Su amor y compasión: Muéstranos, oh SEÑOR, tu misericordia, Y danos tu Salud. Salmo 85:7    EL SEÑOR, Pastor de pastores, compara a la oveja oprimida por el pecado, con la que tiene un problema físico: Salvaré a la que cojea, y recogeré la descarriada Sofonias 3:19 Vendaré(Sanare) la perniquebrada, y fortaleceré la débil(la enferma) Ezequiel 34:16  La parábola del buen samaritano, es otro pasaje que refleja, cuanta compasión tiene el SEÑOR por el pecador enfermo:  Acercándose, le vendó sus heridas, derramando aceite y vino sobre ellas; y poniéndolo sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un mesón y lo cuidó. Lucas 10:34 El SEÑOR, cuida del pecador hasta que este completamente restablecida su salud, y lo hace derramando sobre las heridas EL ACEITE de Su Espiritu Santo, que es el bálsamo celestial, es el aceite de la santa unción, ungüento superior. Exodo 20:35.  Este Ungüento Divino, alivia los dolores del alma, esta unción de Su Santo Espíritu,  transforma,  cambia,  erradica los pecados y  maldades que producen enfermedades en el alma . Y EL VINO,  que representa la Sangre del Cordero de Dios, que quita el Pecado del mundo. La Sangre de Cristo, limpia las llagas, lava, purifica y evita  que la epidemia de la inmoralidad sexual y la lujuria, destruyan el alma de sus hijos, de sus escogidos. Evita la inflamación  sobretodo de la úlcera de la soberbia, que desencadena el absceso de la ambición personal y la codicia y  de todos los demás pecados.  Y Jesús, Doctor de las almas,  no solo se preocupa por cuidar del pecador herido, sino que paga bien a quien deja a cargo de su cuidado y lo hace  sin interés, y EL no paga  como el mundo lo hace movido por la avaricia y la mezquindad.  No, EL SEÑOR paga con generosidad  y liberalidad, EL paga el doble y mas, a  quien  cuida del enfermo pecador: Al día siguiente, sacando dos denarios (salario de dos días) se los dio al mesonero, y dijo: ‘Cuídelo, y Todo lo demás que gaste, cuando yo regrese se lo pagaré.’ Lucas 10:35 Y en otro pasaje Cristo, va mas allá y dice que pagara cien(100) veces mas, a quien le siga, se despoje de todo  y le sirva por causa  del Evangelio En verdad os digo: No hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos o tierras por causa de mí y por causa del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna. Marcos 10:29-30   Y en el pasaje de las aguas salutíferas,  EL SEÑOR, llevo al  profeta Ezequiel a la puerta del Templo de Dios, y le dio la visión, del Río de Dios, que trae sanidad y medicina :  Y será que toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchos peces en gran manera por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este arroyo. Ezequiel 47:9 Esta visión se refiere a lo que el SEÑOR hará y dará a la iglesia por medio del derramamiento de Su Santo Espíritu, el que cree en mi como dice la Escritura de su interior brotarán Rios de agua viva. Todos los que entren en esas aguas saludables del Río de Dios, serán lavados de todos sus pecados, si tu pecados fueren como la grana como la nieve serán emblanquecidos; y si fueren rojos como el carmesí, serán como blanca lana. Isaias 1:18 Sumergidos en el Río de Dios, justificados y santificados por Su gracia maravillosa, nos postramos ante EL, orando: ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar TODOS nuestros pecados. Miqueas 7:18-19  AMEN.  También Ezequiel vio  “muchísímos árboles” a cada lado de la ribera del Río, y Todo lo que tuviere contacto con este Rio, recibio vida y sanidad( especialmente espiritual)Ezequiel 47:7-8 ¡Estos “muchísimos árboles”, somos nosotros, Su iglesia!  Y serán llamados árboles de justicia, plantío de Dios, para gloria suya. Isaias 61:3  Me llena de gozo el saber que seremos Muchos, pues   El SEÑOR No quiere que ninguno se pierda, sino que Todos procedan al arrepentimiento.  Y estos muchos árboles, recibieron vida del fluir de las aguas, es decir, del fluir del Espíritu Santo, el que se sumerja en el Río Dios, dará mucho fruto, allí crecerá todo árbol de fruto comestible; su hoja nunca caerá, ni faltará su fruto  y su fruto será para alimento, y su hoja para Medicina.Ezequiel 47:12 Será como árbol plantado junto a las aguas, que extiende sus raíces junto a la corriente; no temerá cuando venga el calor, y sus hojas estarán verdes; en año de sequía no se angustiará ni cesará de dar fruto. Jeremías 17:8

.- EL PECADO, EL MUNDO Y LA CARNE ENFERMAN EL ALMA: Básicamente el pecado, las obras de la carne y el amor al mundo, enferman el alma, y llevan a la muerte espiritual, Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Romanos 8:6 El Salmista David, así lo entendió cuando dijo: EL que perdona Todas mis iniquidades.  Y no es casualidad, ni coincidencia, que justo después, y guiado por el Espíritu Santo, añadió: EL que SANA todas mis enfermedades, Salmo 103:3 Otra version dice: EL que Sana todas mis dolencias. Es como si dijera: El SEÑOR, Doctor de las almas, perdona todos mis pecados que me producen enfermedades en el Alma. EL SEÑOR vino a salvar al pecador, porque, EL es quien perdona TODAS nuestras maldades.  Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, EL SEÑOR, SOY TU SANADOR. Exodo 15:26 Espiritualmente hablando, Egipto, representa el sistema del mundo, la carne y el pecado. Por consiguiente, las enfermedades de los egipcios son todo lo relacionado con:  Lo mundano: No amen el mundo ni las cosas que están en el mundo. El que ama al mundo el amor del Padre No está en él, 1Juan 2:15  Con Las obras de la carne: El apóstol Pablo nos da una lista de obras de la carne, que enferman gravemente el alma: Anden en el Espíritu, y no satisfagan los deseos de la carne…Manifiestas son las obras de la carne: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatrías, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Gálatas 5: 19-20 y  con lo pecaminoso, es la inclinación del hombre hacer el mal, porque nacimos en pecado y este lleva a la muerte: Así que ya no soy yo el que lo hace, sino el pecado que habita en mí. Porque yo sé que en mí, es decir, en mi carne, no habita nada bueno; porque el querer está presente en mí, pero el hacer el bien, no.Y si lo que no quiero hacer, eso hago, ya no soy yo el que lo hace, sino el pecado que habita en mí…. ¡Miserable de mí! ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte?  Gracias a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que yo mismo, por un lado, con la mente sirvo a la ley de Dios, pero por el otro, con mi cuerpo, a la ley del pecado. Romanos 7:17-18 -24-25 Gracias a Dios, por Jesucristo, porque solo EL por su Santo Espíritu morando en nosotros, nos capacita para alejarnos de las obras del pecado, de la carne y del mundo, para que le obedezcamos, le busquemos, le amemos y le adoremos solo a EL.

.- RELACIÓN ENTRE LA SANIDAD FISICA Y LA SANIDAD ESPIRITUAL: La enfermedad física y la enfermedad espiritual producidas por  el pecado están relacionadas. Teme al Señor y apártate del mal. Será medicina para tu cuerpo y refrigerio para tus huesos. Prov.3:8  El salmista David hablando de su pecado oculto y sin confesar, dijo: Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió Con mi gemir durante todo el día. Porque día y noche Tu mano pesaba sobre mí; Mi vitalidad se desvanecía con el calor del verano. Te manifesté mi pecado, Y no encubrí mi iniquidad. Dije: “Confesaré mis transgresiones al Señor;” Y Tú perdonaste la culpa de mi pecado. Sal.32:3-5 La condición de Dios para toda bendición espiritual ES LA OBEDIENCIA y en el caso especifico de las enfermedades tanto físicas como del alma, el  tratamiento preventivo  y la condición es la misma: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el Señor, soy tu sanador. Exodo 15:26 y Deut.28 nos da idea de las enfermedades que podemos sufrir por LA DESOBEDIENCIA a la voz de Dios, por medio de sus mandamientos y preceptos:  Pero acontecerá, si no oyeres la voz del SEÑOR tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti…: Te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación y de ardor, v.21-22  con la úlcera de Egipto, con tumores, con sarna, y con comezón de que no puedas ser curado.v.27-28 Te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu(enfermedades mentales) v.35 Asimismo toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta ley, El SEÑOR la enviará sobre ti, hasta que seas destruido. v.61 

.- LA SANIDAD FÍSICA: Notemos que el SEÑOR NO dijo: ” Si obedeces, No te enviare ninguna enfermedad.” Tampoco dijo: “Si obedeces, Nunca sufrirás de ninguna enfermedad, y gozarás siempre de salud en esta tierra”. Pero, esto es lo que predican los profetas de la prosperidad, que hacen énfasis exagerado en los milagros  físicos, y  no estoy diciendo, que mi SEÑOR no hace milagros, claro que si los hace y maravillosos, pero, debemos entender que la sanidad física al igual que los dones el SEÑOR la reparte como El quiere. Quiero decir, que su énfasis debería estar enfocado principalmente en lo invisible y eterno, en la salud espiritual obtenida en la Cruz por medio del sacrificio de Cristo, esta sanidad permanece para siempre, produce Salvación eterna y es la que mas le interesa al SEÑOR, Maestro de maestros. Enseñan así, porque no les ha sido revelada la verdadera Sanidad en Cristo. Esta clase de predicación trae confusión, porque debemos tener en cuenta siempre, que aparte de la Desobediencia que trae enfermedad, también podemos enfermar porque el SEÑOR esta probando nuestra fe, porque nos quiere enseñar humildad y dependencia en EL, porque es Su voluntad y  quiere mostrar su poder y su gloria a través de un milagro, otra razón que no ha sido comprendida por muchos: La enfermedad es el medio que Dios escogió para sacarnos de este mundo. Todos sin excepción al final de nuestros días moriremos de alguna enfermedad o deterioro del cuerpo  y esta puede venir de manera  lenta o repentina. Es decir, que en algún momento de nuestra vida, cuando el SEÑOR así lo disponga, nos fallara algún órgano vital, luego  seguirá una falla multiórganica como dicen los médicos y vendrá la muerte. Incluso si ésta se da por  un accidente trágico, esto es inevitable. Aquellos que predican que siempre el cristiano debe tener y disfrutar de salud, ellos mismos sufren o sufrirán de alguna enfermedad durante su vida, o  al final de sus días eso es seguro. El Salmista David fue consciente de esto, sintiéndose muy débil se lo hizo saber a su hijo Salomón: «Estoy por morir, como es el destino que le espera a Todo el mundo. 1Reyes 2:2   Además de lo dicho respecto a la salud física es bueno tener presente siempre, que cuando alguna enfermedad nos ataque acudamos primero al Médico Divino, que EL sabrá que medio usará para darnos la salud. No sea que nos pase como al rey de Judá: Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad NO BUSCÓ AL SEÑOR AL SEÑOR, sino a los médicos. Y murió…2Reyes 16:12-13  .- SANIDAD DEL ALMA O ESPIRITUAL Las enfermedades de los egipcios espiritualmente hablando son las relacionadas con el mundo, la carne y el pecado. Y ese “porque Yo soy Tu sanador”quiere decir, que necesitamos del Médico Divino. EL Doctor de las almas, porque bien sabe el SEÑOR, Doctor de las almas, que la sanidad espiritual, necesita de Su tratamiento Divino, que no estamos exentos de sufrir alguna enfermedad durante nuestra vida, y de pasar por tentaciones, pero debemos tener la seguridad en EL, que nos defenderá y el enemigo no nos  podrá tocar, porque Sabemos que Todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios(Cristo) le guarda, y el maligno no le toca. Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. 1Juan 5:18  Solo EL SEÑOR, tiene la cura mas potente para restablecer la salud del pecador: Porque yo te devolveré la salud, y te sanaré de tus heridas–declara el SEÑOR– Jeremias 30:17  Y esa Sanidad Divina, se logra por medio de la Sangre preciosa de su hijo Jesucristo, derramada en la Cruz. Dijo Jesús, Médico de médicos: Los sanos NO tienen necesidad de médico, sino los que están enfermosNo he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.Lucas 5:31-32  Quiso decir EL SEÑOR, que de igual manera que un profesional de la salud formula el tratamiento para sanar a los enfermos físico, EL es el Médico de médicos que tiene la capacidad de sanar el cáncer del pecado y dar la Salud eterna, la Salvación a los que crean en EL. Tengamos presente que la salud física puede venir sin que alguien crea en Cristo, muchos enfermos graves en el mundo han recibido sanidad y son incrédulos. Pero, nadie en el mundo puede recibir LA SALVACIÓN SIN CRISTO. cuando alguna enfermedad física nos ataque acudamos primero al Médico Divino, que EL sabrá cual medio usará para darnos la salud. No sea que nos pase como al rey de Judá: Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó al SEÑOR, sino a los médicos. Y murió…2Reyes 16:12-13 Así mismo, el SEÑOR Médico y Doctor de las almas, es el tratamiento completo y la medicina para los desahuciados espirituales, para los condenados a muerte por el pecado, y esto sin importar cuantos o cuán bajos sean los pecados que se hayan cometido, EL SEÑOR vino a salvar al pecador. Así, como el médico no podría practicar su profesión si no hay enfermos, tampoco el Médico Divino, Jesucristo, podría sanar y salvar al pecador si no hubieran pecadores, por eso dijo: No he venido a llamar a justos, sino a pecadores(a quienes llama, enfermos) al arrepentimiento. Y fue por causa del pecador que  EL dio su vida en la Cruz. Ningún pecador que haya sido tocado por Su poder volverá a ser el mismo, ningún pecador que haya contemplado en espíritu y en verdad a Cristo en la Cruz, que haya creído en El como dice la Escritura,  quedará sin recibir el toque sanador del Doctor de las almas, Cristo. Por eso dice:  El Espíritu del SEÑOR Dios está sobre mí, porque me ha ungido el SEÑOR para traer buenas nuevas a los afligidos; me ha enviado para Sanar(vendar) a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros. Isaias 61:1 

.- CRISTO, DOCTOR DIVINO, ES TU SANADOR: Nuestro Amado Salvador y Médico Divino, es especialista en sanar las enfermedades del alma y  todas las heridas, que producen dolor, tristeza y amargura en el alma,  causadas por el pecado y la desobediencia. De hecho, Dios el Padre Celestial, le hizo partícipe de las enfermedades propias de nuestra naturaleza carnal inclinada a lo malo, por eso, nos dice por medio del profeta: Mas EL(CRISTO) fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido Sanados. Isaias 53:5  Que lindo es Nuestro SEÑOR, ¡Fue Herido y Molido! para librarnos y sanarnos de todos nuestros pecados, el llevó nuestra maldad sobre EL, murió en nuestro lugar para darnos vida eterna.  MOLIDO del Hebreo: Daká  Da la idea de desmenuzar o triturar hasta quedar como polvo; lastimar; oprimir con violencia. Se hizo polvo, como nosotros por Su infinito amor y misericordia y el salmista, porque se acuerda que somos Polvo:  Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece el SEÑOR  de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. Salmo 103:13-14  El Doctor Divino y maravilloso de las almas, CRISTO, es el remedio y es el antídoto contra el pecado:  y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.   y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la Cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.1Pedro 2:24  Si, EL SEÑOR, Salvador Nuestro, es el Médico, es la medicina y el bálsamo para el alma enferma y dolida, por eso dice:  Dios SANA a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. Salmo 147:13

Observemos con atención lo que hizo nuestro médico Divino en la Cruz por nosotros y como lo describren estos siervos de Dios:

“Quédate quieto y contempla a Jesús, en la Cruz, y azotado cruelmente. Escucha los terribles azotes del látigo, nota las heridas sangrientas, y  míralo su cuerpo bendito hecho una masa de dolor. Luego fíjate como también fue flagelada y azotada su alma. He aquí los golpes caen sobre su espíritu, hasta lo más profundo de su ser es herido con torturas, todo insoportable, lo que él sufre por nosotros. Medita en este tema solemne sin pensar en otra cosa, y  oro para que que tú y yo podamos pensar juntos en el sufrimiento incomparable de Jesús, hasta que nuestros corazones se derritan dentro de nosotros con un amor agradecido hacia EL…. Seguramente tuvimos parte en sus dolores. Oh, que de igual modo estuviéramos seguros de que “por su llaga fuimos nosotros Sanados.” Tú lo azotaste, querido amigo, le heriste, por lo tanto, no descanses hasta que puedas decir: “por su llaga yo soy Sanado.” Debemos tener un conocimiento personal del que sufrió, Cristo, si hemos de ser curados del pecado por su llaga. Debemos echar mano sobre este gran sacrificio, y aceptarlo ya que fue hecho por nosotros; porque sería terrible saber que Cristo fue azotado, mas no saber que “por su llaga fuimos nosotros Sanados.” No habría razón de hablar de curar el pecado si Dios no lo hubiera considerado una enfermedad…. “por su llaga fuimos nosotros Sanados.” Este no es un remedio temporal, es medicina que trae en ella la Salud que hará que tu alma este perfectamente bien, para que al fin, entre los santos ante el trono de Dios en el Cielo, cantemos con muchos otros: “Por su llaga fuimos nosotros curados.” ¡Gloria sea al Cristo que sangra! Todo honor y majestad y dominio y alabanza sean a él por los siglos de los siglos. Y que todos aquellos que son curados del pecado digan: “Amen y Amen…” Charles Spurgeon

EL NOMBRE DE JESÚS ES MEDICINA. Porque unge y alivia cuando se le invoca. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados. Isaias 53:5 En el sufrimiento, en la culpa por los pecados cometidos, en la rebelión, en los peligros, en el temor, en el desespero y cuando se está a punto de desfallecer. Estas y otras son las enfermedades y padecimientos del alma; pero he aquí su gran Medicina. Si necesitas demostraciones, te dice: Invocame el día de la angustia; yo te libraré y tú me darás gloria. Salmo 50:15  Nada, ni nadie como JESUS, reprimirá la violencia de la ira, sosegará la pasión de la soberbia, curará la llaga de la Envidia, reducirá el furor de la Lujuria, extinguirá el fuego de la sensualidad, apagará la sed de la Avaricia, eliminará el ansia de todo apetito vergonzoso…. Cuando pronuncio el NOMBRE DE JESUS, evoco aun hombre sencillo, humilde, santo, amoroso, misericordioso. Evoco al mismo Dios Todopoderoso, que me convierte con su ejemplo y me da fuerzas con su ayuda. Todo esto revive en mí, cuando escucho el NOMBRE DE JESUS. De su humanidad extraigo un testimonio de vida para mí; de su poder, fuerzas. Lo primero es un jugo medicinal; lo segundo es como un aliciente al extraerlo. Y con ambos me preparo una formula medicinal  que ningún médico podrá superar…Aquí tienes, alma mía, tu lista resumida, en la esencia de este NOMBRE, JESUS,  SALVADOR de verdad, que nunca falló en cualquier epidemia. Llévalo siempre en tu corazón. Tenlo siempre en tu mente, para que todos tus sentimientos y acciones te  lleven a JESUS, NOMBRE SIN IGUAL…” Bernardo de Claraval

.- OTRAS CAUSAS DE LAS HERIDAS DEL ALMA:  Como el gorrión en su vagar y la golondrina en su vuelo así la maldición no viene sin causa. Prov.26:2  Son causas de las heridas del Alma, aparte del pecado y la desobediencia a Dios, que ya mencione en esta introducción. Ya que que el Pecado desencadena todas las demás heridas del Alma. El SEÑOR me guió a dividir  por temas este pequeño Manual así:  FACTORES QUE CAUSAN EL SUFRIMIENTO, MALDICIONES GENERACIONALES, LA FALTA DE PERDÓN, LA DEPRESIÓN, EL OCULTISMO Y SU INCIDENCIA EN EL ALMA, MALTRATO, BAJA AUTOESTIMA, RECHAZO Y CULPABILIDAD, EL TEMOR, LAS PALABRAS Y SU INCIDENCIA EN EL ALMA, Y LA SEXUALIDAD HUMANA.   Este Manual está a disposición del pueblo del SEÑOR, sin ningún costo: Porque lo que recibieron gratis denlo gratis, otra versión dice: Lo que de gracia recibieron denlo de gracia.  Sobre todo, y de manera específica fue escrito  para ayudar a  aquellos cautivos que están como yo estuve, en el pozo de la desesperación y que necesitan una guía, una luz en Cristo, para ser totalmente libres, así podrán crecer en Cristo y ser prosperados en Todas las cosas(principalmente las espirituales), que tengan Salud(espiritual especialmente) así como prospera su Alma. 3Juan2. NO olvidemos nunca y tengamos presente siempre que las cosas materiales(las cosas visibles, las necesidades físicas), son la añadidura de Dios, para los que buscan PRIMERO EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA(CRISTO).Mateo 6:33  

Unámonos con todo el corazón al clamor de este siervo de Dios, a quien le fue revelado, que el SEÑOR, es el Dios de nuestra Salud espiritual:

ORACIÓN PIDIENDO SALUD PARA EL  ALMA:  “Oh Excelso JESUS, Luz del mundo, Salud de tu pueblo, vida, misericordia, y gloria nuestra, mira favorable mi debilidad y destierra todo afecto malo de mi corazón, alumbra mis ojos interiormente, para que vean la luz del Cielo, Abre los oídos de mi inteligencia, para que oiga, Dios mio, lo que dentro de mi hablares. Lévantame del lecho de la pereza, para que camine de virtud en virtud. Endereza mis pasos para que camine en Tus Mandatos; y fortalece mis infructuosas manos, para que con diligencia trabajen. Límpiame de la lepra de la carne, Sáname del furor de la Ira, oprime la inflamación de la Soberbia; Líbrame del aguijón de la Envidia, defiéndeme del desorden de la Gula, Repele la peste de la Avaricia, y destruye los tumores de la Lujuria. Porque estas son las gravísimas pasiones de un alma enferma, y ocultas instigaciones de los demonios, que por Ti SEÑOR Mio, JESUS, se han de Sanar y expeler con tu Palabra. Nadie puede curar estas heridas en el espíritu, ni obrar estos Milagros interiores de santidad, sino solo Tu Dios Omnipotente, que Tu decir es hacer, ordenas y sin tardanza se cumple Tu Palabra. Di pues a mi alma: Límpiate, y quedara limpia, di al espíritu malo, que tantas veces me tienta, y molesta: Deja a este hombre y no entres mas en el”. Di a mi alma en todas las tribulaciones: No Temas, que yo soy el Dios de tu Salud. Di tan solamente, una palabra, y quedará Sana mi almaAmen” Por: Tomas de Kempis

Y estaba en la sinagoga un hombre poseído por un demonio o espíritu impuro, y gritó a gran voz: Déjanos ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres: el Santo de Dios. Jesús entonces lo reprendió, diciendo: ¡Cállate y sal de él! Y después que el demonio lo derribó en medio de ellos, salió de él sin hacerle ningún daño.Y todos se quedaron asombrados, y discutían entre sí, diciendo: ¿Qué mensaje es éste? Porque con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos y salen. Y se hablaba de Jesus por todos los lugares de la region. Lucas 4:31-37

ORACIÓN: SEÑOR, y Salvador Nuestro, Esposo que cuidas tu iglesia,  te ruego que uses cada letra, cada palabra y frase, que me permitiste escribir en este Manual de la verdadera Sanidad del Alma y Liberación en Ti SEÑOR, que eres el Doctor del alma,  mientras es leído tu Espíritu Santo fluya. Te ruego que lo uses como una luz, para abrir los ojos de los ciegos y los oídos de los sordos,  de tu pueblo cautivo, necesitado y afligido y confío  mi SEÑOR, y Salvador, Médico Celestial, Esposo de la iglesia,  que como sacaste mi vida del pozo de la desesperación y del lodo cenagoso, al sanar mi alma , me diste vida eterna por la Fe, lo hagas con muchos de tus hijos que accedan a este material que colocas a disposición de Tu pueblo, para gloria y alabanza de tu Santo y Glorioso Nombre, por siempre….Gracias SEÑOR, por tu respuesta a esta oración. AMEN

 

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »