MENUMENU

• SANIDAD DEL ALMA, EN CRISTO:LAS PALABRAS Y SU INCIDENCIA EN EL ALMA

 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh SEÑOR, Roca mía, y redentor mío. Salmo 19:14

Pon guarda en mi boca, oh SEÑOR. Vigila la puerta de mis labios. Salmo 141:3

 Lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Mateo 15:18 

Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo,  Santiago 3:6 “La lengua es el instrumento principal en la causa de Dios pero también es la máquina central del diablo; dásela, y no pide nada más; no hay maldad que no sea cometida por ella. Un hombre nunca debería usar este lenguaje sin la convicción de que está en peligro de transgresión. Y si David se daba cuenta de que podía errar, ¿vamos nosotros a presumir de que estamos seguros? Nuestro peligro resulta de la corrupción de nuestra naturaleza. «Engañoso es el corazón sobre todas las cosas, y perverso»; y ¿quién puede sacar algo limpio de lo sucio? Nuestro peligro resulta del contagio del ejemplo. No hay nada de que sea más culpable la humanidad, en conjunto, que de desórdenes en el hablar. Con todo, estamos rodeados de ellos constantemente; y acostumbrados a ellos desde la infancia, la edad más frágil. Estamos en peligro por la frecuencia con que hablamos. «En la multitud de palabras no falta pecado.» Por necesidad hemos de hablar con bastante frecuencia; pero muchas veces hablamos sin necesidad. El deber nos llama a mezclarnos con nuestros prójimos; pero estamos demasiado poco en el aposento alto y demasiado entre la muchedumbre, y cuando estamos en compañía olvidamos la advertencia: «Sed prontos en el oír, y lentos en el hablar.» Charles Spurgeon

 “¿De veras nos interesa conservar la Salud física? Si es así, debemos reconocer que la Salud espiritual es muchísimo más importante porque es eterna. Para tener esa Salud espiritual basta con que acatemos las palabras de San Pablo, que dijo: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.» Romanos 10:9 Es sólo cuestión de reconocer a Jesucristo como Señor de nuestra vida. Una vez que hayamos empleado la lengua para tomar esa decisión sin igual, vamos a querer emplearla, como señala Santiago, para bendecir a nuestro SEÑOR. Entonces nos esforzaremos por llevar a la práctica el proverbio de Salomón que dice: «El charlatán hiere con la lengua como con una espada, pero la lengua del sabio brinda alivio.» Proverbios 12:18 Así, como nos recuerda el dicho:«el cuidado de nuestra boca será nuestra salud». ” Carlos Rey

“Que haya un sello en la lengua para las palabras que no se deban decir. Es mejor guardar las palabras que la riqueza.” Luciano

******************************************************

Por: A.Lucia M.Cadavid

– HABLAMOS LO QUE HAY EN NUESTRA MENTE Y CORAZÓN. Lucas 6:45 El hombre bueno, DICE cosas buenas porque el bien esta en su corazón, y el hombre malo DICE cosas malas porque el mal esta en su corazón. Pues de la abundancia del corazón HABLA LA BOCA. Las PALABRAS se originan en nuestro cerebro, constantemente se envía información a este, la información genera en nosotros pensamientos y sentimientos que pueden ser buenos o malos, estos se transforman en palabras y estas a su vez en acciones. Es decir que nuestras palabras pueden determinar nuestras actitudes. En otras palabras,  Jesús  dijo: De lo que está lleno el corazón habla la boca. Las personas que todo lo critican, nada les gusta, deducimos que hay en ese corazón mucha amargura. Hay quienes desde que se levantan la primera frase que pronuncian es: “Estoy de mal humor” asimismo serán sus actitudes agresivas con su familia, compañeros de trabajo y vecinos. El salmista David entendió que las palabras y pensamientos van juntos, pidió a Dios que lo guardara de lo que decía. Salmo 19:14 Sean agradables a tus ojos MIS PALABRAS Y MIS PENSAMIENTOS, oh Señor, refugio y libertador mío. Dijo Jesús, Maestro Divino: “Lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. Mateo 15:11 lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre.” Mateo 15:18 Significado de Contaminar: Contagiar, Profanar, ensuciar, volver inmundo, amancillar, pervertir,corromper. Lo que sale de nuestra boca contagia, ensucia,enferma, no solo a mi sino a lo demás. Que responsabilidad tan grande tenemos al hablar.  Y para tener salud espiritual debemos cuidar las palabras que salen de nuestra boca,  pedir al SEÑOR que guarde la puerta de nuestros labios, que coloque un cerrojo, un seguro en nuestra boca, para no pecar con nuestra boca, para no enfermar nuestro corazón con palabras mal dichas. Clamar a nuestro Salvador y Médico Divino,  como el salmista: Pon guarda en mi boca, oh SEÑOR. Vigila la puerta de mis labios. Salmo 141:3 SEÑOR, abre mis labios y publicará mi boca tu alabanza. Salmo 51:15  Te haz enlazado con las PALABRAS DE TU BOCA, y has quedado preso en los dichos de tus labios. Proverbios 6:3  Las palabras de nuestra boca Nos enlazan o atan y a otros también, las palabras nos hacen pecar y quedar cautivos. Lo mismo aplica cuando hablamos Palabras de Vida, es decir, las Palabras de Cristo, desatan y liberan con Su Poder. Renueva tu modo de hablar, con la Palabra de Dios, debes citarla en oración. Y al hacerlo, debemos cerciorarnos que estamos en Obediencia, que es la condición de Dios para que la Bendición venga a nuestras vidas, y familias, y no se trata de limitarse a repetir los versos como robots, oraciones así son oraciones hipócritas, son las que se hacen como dijo el SEÑOR: “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí.”Mateo 15:7-8 Debemos citar la Palabra de Dios, guiados por el Poder Espíritu Santo, y esto solo se logra estando en comunión con el SEÑOR, es decir, justificados por la Preciosa Sangre de Cristo, que nos  hace justos ante el Padre, que nos santifica, que nos guía y dirige, solo así nuestras palabras en oración tendrán efectos en el mundo espiritual y podremos profetizar la Poderosa Palabra de Dios, que es la Palabra profética mas segura, que alumbra como una antorcha en lugar oscuro, y si somos guiados siempre por el SEÑOR, JESUCRISTO, Profeta de profetas, estaremos seguros que las palabras que EL coloca en nuestra boca son vida y  son bendición para nuestras vidas y para las vidas de los que nos rodean. Tengamos en cuenta el no hablar vana palabrería, porque de toda palabra  ociosa o vana, tendremos que dar cuenta en el día del juicio. Mateo 12:36.

 “El QUE GUARDA SU BOCA GUARDA SU ALMA; Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad. Prov.13:3  “El cuidado de la boca es la Salud del cristiano.” AD

SEÑOR, abre mis labios; Y publicará mi boca tu alabanza. Salmo 51:15 “La naturaleza hizo los labios para que fueran una puerta para mis palabras; que la gracia guarde esta puerta; que no permita que salga ninguna palabra que pueda tender al deshonor de Dios; a causar daño a otros.” Matthew Henry

– LAS PALABRAS TIENEN PODER PARA MALDECIR O BENDECIR. La palabra “Maldición” significa: “Decir o hablar, mal de alguien”.  “Bendición” significa: “Decir o hablar bien de alguien” Maldecir, no se refiere solo a proferir maldiciones, o decir la palabra: “Maldito esto y esto..” o ” Maldigo esto y esto…”  y que no agradan a Dios, hablar mal de alguien, instigar, o seducir, convencer o  dominar o manipular con palabras a otros para que hagan lo malo, para que que hagan cosas que no se deben, o que no están según los mandatos de Dios. Con la lengua pecamos, porque de la abundancia del corazón habla la boca.  Con la lengua podemos: “Bendecir o maldecir”.  Cristo, nuestro Salvador, maldijo la higuera que se seco desde la raíz: Maestro, mira, la higuera que maldijiste se ha secado.Marcos 11:20-21 Nuestro Médico Divino, Cristo, maldijo la higuera porque no daba fruto, solo tenía como adorno las hojas verdes, lo mismo ocurre con los cristianos cuyas hojas verdes son la apariencia de piedad, pero niegan la eficacia de ella, sus palabras no son congruentes con los hechos, son los que dicen y no hacen, aquellos que les preocupa su apariencia exterior, vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Estos, son los que no dan fruto que sirva de alimento,  como la higuera y serán cortados y echados al fuego, de éstos dijo el SEÑOR :  Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; Juan15:2  Y Juan el Bautista dijo: Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego. Mateo 3:10   Que el SEÑOR, Doctor de las almas, y Nuestro Salvador,  nos conceda dar frutos dignos de verdadero arrepentimiento y no solo ser hojas verdes de apariencia exterior, para que merezcamos Sus bendiciones. Recordemos que el verdadero éxito para alcanzar la bendiciones que Dios tiene para sus hijos, ESTA EN LA OBEDIENCIA.

Santiago hablando de la lengua del uso que le damos, dice: Con la lengua, lo mismo bendecimos a nuestro Señor y Padre, que maldecimos a los hombres creados por Dios a su propia imagen. Hermanos míos, esto no debe ser así. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce. Santiago 3:9-12  Con la lengua podemos dar vida o muerte. Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. La muerte y la vida están en poder de la lengua; y el que la ama comerá de sus frutos. Prov.18:21,  porque la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. Santiago 3:5  La lengua mentirosa, llena de intrigas, perversa, chismosa, ha llevado a la muerte física y espiritual de muchos. Dijo el Salmista hablando de los malos: Su boca está llena de maldiciones, mentiras y amenazastienen maldad y violencia en la punta de la lengua. Salmo 10:7  Con la lengua podemos: Edificar y Restaurar o Arruinar o Destruir. Sanar o Enfermar, Herir profundamente. Apagar o Encender un fuego. La lengua cuando se usa para el mal tiene tanto poder y efecto, como cuando se usa para el bien sobretodo en Cristo. Quiera el SEÑOR concedernos usar nuestra boca para bien, para bendición y servicio de otros, primeramente los de nuestra casa.   Dice Santiago:  He aquí, !!cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!!  Y la lengua es un fuego. Si es el SEÑOR, quien controla nuestra lengua, el coloca el fuego de Su Espíritu Santo, que arde, actúa como un desinfectante quemando toda impureza de ella, al profeta Isaías le coloco un carbón encendido con él que tocó su boca, y dijo:  He aquí, esto ha tocado tus labios, es quitada tu culpa y limpio tu pecado. Isaías 6:6 Que el SEÑOR queme nuestra boca como lo hizo con Isaías, y nos purifique y santifique todo nuestro ser.  La lengua, es un mundo de maldad puesto en nuestro cuerpo, que contamina a toda la persona. Está encendida por el infierno mismo, y a su vez hace arder todo el curso de la vida. Santiago 3:6  Esta es la descripción de la lengua enferma e infectada del pecador:   La lengua es un fuego, es un mundo de maldad y es encendida por el mismo infierno. Cuando la lengua se usa para mal,  es el mismo satanás impulsa y usa a las personas para hablar y  maldecir, porque satanás vino a matar, robar y a destruir,  y  nuestra lucha no es contra sangre y carne, no es contra personas, es contra principados, contra huestes de maldad, contra gobernadores de las tinieblas. Efesios 6:12 De igual manera, cuando usamos la lengua para el bien, quien la usa es Dios, que nos ha dado poder y autoridad para hollar serpientes y escorpiones y sobre toda fuerza del mal y nada nos dañará. Lucas 10:19 Cuando Cristo, Médico Divino entra a nuestro corazón y se apodera de el, nos saca del pecado y nos da vida nueva con El, entonces, el Espíritu Santo toma el control de nuestra boca para que no digamos, ni hagamos lo que queremos. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis. Galatas 5:17  Y  el Salmo 81:10, quiere decir lo mismo con otras palabras:   Yo, el SEÑOR, soy tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto( de la tierra del pecado, del sistema del mundo, del lenguaje de Egipto); abre tu boca y la llenaré. 

” Pon guarda en mi boca, oh SEÑOR. Vigila la puerta de mis labios. Salmo 141:3 Un hombre nunca debería usar este lenguaje sin estar convencido de su incapacidad de preservarse a sí mismo. La Biblia nos enseña esta verdad, no sólo doctrinalmente, sino también históricamente. Los ejemplos de hombres buenos, y hombres eminentes en piedad, confirman esto. Moisés, el más manso de todos los hombres, «habló con poco juicio con sus labios. Habéis oído de la paciencia de Job, pero Job «maldijo el día en que había nacido»; y Jeremías, el profeta del Señor, hizo lo mismo. Pedro dijo: «Aunque todos se escandalicen a causa de Ti, yo nunca me escandalizaré; aunque tenga que morir por Ti, yo no te negaré.» Pero ¿qué uso hizo de la lengua unas pocas horas después? Entonces «empezó a maldecir y a jurar, diciendo: ¡No conozco a este hombre!» Wm. Jay.

La bendición de los padres tiene poder: 1. Porque la bendición de Dios es irrevocable:   He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla. Números 23:20  Mas no quiso el SEÑOR tu Dios oír a Balaam; y el SEÑOR tu Dios te convirtió la maldición en bendición, porque el SEÑOR tu Dios te amaba. Deuteronomio 23:5  2. Porque los padres tienen Autoridad Delegada por Dios: “Sométase toda persona a las autoridades superiores porque no hay autoridad sino de parte de Dios. Y las que hay por Dios han sido establecidas… Autoridad  del griego “exoucia”, que significa: derecho de ejercer el poder. Como padres tenemos la autoridad y el poder de Dios para bendecir. Isaac bendijo a su hijo Jacob: Dios te dé, pues, del rocío del cielo, y de la grosura de la tierra, y abundancia de grano y de mosto. Te sirvan pueblos, y se postren ante ti naciones; sé señor de tus hermanos, e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Malditos los que te maldigan, y benditos los que te bendigan. Genesis 27:28-29

La maldición de los padres: Detrás de la maldición o de las palabras mal dichas, como ya lo dije, esta el enemigo de las almas que vino a robar a matar y a destruir Juan 10:10. Antes de empezar a leer la Biblia, de convertirme a Cristo y andar en Sus caminos, viví en mi casa el poder de las palabras, pero no comprendí el alcance de estas,  hasta que leí este pasaje bíblico: Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios.La muerte y la vida están en poder de la lengua; y el que la ama comerá de sus frutos. Prov.18:21, el cual ha impactado mi vida de una manera sobrenatural. Mi abuela era una mujer malhumorada, fría, poco cariñosa, de hecho maltrataba a mi mamá física, verbal y sicológicamente como lo narre cuando hable del Maltrato, supe que durante algunos de esos maltratos, mi abuela, profirió las siguientes palabras a mi mamá: “He de verte sufriendo toda tu vida.” Estas palabras fueron ¡proféticas de maldición!, toda la vida mi abuela vio sufrir a mi mamá, hasta el día de su muerte. Mi mamá repitió el patrón de comportamiento que recibió de niña, no la juzgo, la entiendo. Así que el trato para sus hijos fue de insultos, palabras de maltrato, golpes, pero, de todos los maltratos el mas peligroso después del físico, es el verbal, porque son palabras que se cumplen, son sentencias sobre el niño y futuro adulto. De niña escuche mucho : “No sirves para nada.” Estas palabras me hirieron profundamente, marcaron mi comportamiento, crecí con autoestima baja, sentimiento de incapacidad y temores. Así que siempre traté de hacer las cosas perfectas para ser aceptada. Es increíble, pero cuando me case mi esposo, ¡¡me repetía las mismas palabras!! ¡SEÑOR, ayúdame! era mi clamor. Es decir, esas palabras me trajeron maldición y me ataron, no me permitieron avanzar durante mucho tiempo, siempre que tenía retos, pensaba, ¿podré hacerlo? ¿Como? Sentía que era incapaz, esto hasta que conocí a Cristo y me liberó. Mi Esposo Celestial y Salvador, hizo que la oración y deseo del Apóstol Juan para el hermano Gayo, se cumpliera en mi vida:  Que así como te va bien espiritualmente, te vaya bien en todo y tengas buena salud. 3 Juan 3:1-2 ¡¡AMEN!!   Ahora que he sido libre de todo esto, Dios me ha permitido conocer y aconsejar mujeres heridas en general por diferentes circunstancias, y en particular por palabras de maldición proferidas durante su niñez especialmente por sus madres, que marcaron sus vidas como a mí. Una de esas mujeres me comentó que desde niña fue maltratada verbalmente por su mamá con palabras como: “Eres una inútil, eres fea, aun mas, eres repugnante”. Palabras que la hirieron profundamente y determinaron su comportamiento. Ella se casó con un hombre que no era del agrado de su mamá, odiaba que su hija quedara embarazada de el, al séptimo mes de embarazo de su tercer hijo, dijo: ¡Ojalá se muera ese bebe, no lo quiero! ¡¡Palabras Proféticas de maldición!! A los dos meses el bebe murió en su vientre antes de nacer. Otro caso que me Ha impactado es el de una madre que luchaba mucho con uno de sus hijos, este era rebelde, consumía droga, se tornaba violento, robaba, y un día esta madre por el desespero y sin medir las consecuencias de sus palabras dijo: “Maldigo el día en que naciste” meses después, el muchacho murió en medio de un tiroteo. En estos ejemplos vemos como estas personas sin el conocimiento de La Palabra de Dios, han comido del fruto de sus palabras. Se cumple lo que dice la Palabra en Santiago: Es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Es un mundo de maldad puesto en nuestro cuerpo, que contamina toda la persona. Santiago 3:6 Solo a través de Cristo y de ser llenos de los frutos de Su Santo Espíritu, podemos ser libres de toda maldición, porque El se hizo maldición para bendecirnos, ahora, ninguna maldición proferida contra nosotros tiene efecto o poder, porque Cristo, es nuestra bendición, nuestro Todo en todo. El SEÑOR  nos da el dominio propio para controlar nuestras palabras y que nuestros dichos sean agradables delante de ELTengamos presente siempre que el Verbo, la Palabra, Cristo, es Justicia Nuestra, es vida nueva, es vida en abundancia, es transformación, es liberación, es Restauración, es salud a nuestra boca y a nuestra alma,  es Bendición, y sobretodo es Salvación y es Vida eterna. ¿SEÑOR, a quien iremos? Solo tu tienes Palabras de Vida Eterna. Juan 6:68

«Hay un dicho que dice: La salud entra por la boca, y hay otro que dice: el cuidado de la boca es la salud del cristiano, que viene a decir lo mismo de otra manera. Esos dichos quieren decir muchas cosas…: que se debe comer bien, sin robarle la comida a nadie, pero sin hartarse; que no se debe comer lo que se sabe que hace daño; que no se debe comer lo que uno no conoce sin hacer antes una prueba con un poquito, por si acaso etc…»  Si hacemos caso a estos dichos con mayor razón debemos hacerle caso al sabio Salomón en cuanto a este importantísimo tema. Uno de sus proverbios más sustanciosos dice así: «Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo.» Proverbios 16:24 Si bien «La salud del cristiano entra por la boca», Salomón nos da a entender que es por allí mismo que sale. De modo que debemos tener mucho cuidado con las palabras que salgan de nuestra boca. Si son amables y oportunas, surten el efecto de un panal de miel, pero multiplicado por dos: endulzan la vida y dan salud al cuerpo tanto del que las pronuncia como del que las recibe. Por eso también escribe el incomparable proverbista: «Como naranjas de oro con incrustaciones de plata son las palabras dichas a tiempoProverbios 25:11. A la inversa, las palabras malas y dañinas son igualmente perjudiciales. Sobre este poder de las palabras se pronuncia de manera tajante el apóstol Santiago. Por una parte juzga que la lengua es un mundo de maldad que contamina todo el cuerpo, un fuego que a su vez incendia todo el curso de la vida, un mal irrefrenable, lleno de veneno mortal. Pero por la otra concluye que, así como con la lengua maldecimos a las personas, creadas a imagen de Dios, también con ella bendecimos a nuestro Señor. Santiago 3:6-8-9   ¿De veras nos interesa conservar la salud física? Si es así, debemos reconocer que la salud espiritual es muchísimo más importante porque es eterna. Para tener esa salud espiritual basta con que acatemos las palabras de San Pablo, que dijo: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.» Romanos 10:9 Es sólo cuestión de reconocer a Jesucristo como Señor de nuestra vida. Una vez que hayamos empleado la lengua para tomar esa decisión sin igual, vamos a querer emplearla, como señala Santiago, para bendecir a nuestro Señor. Entonces nos esforzaremos por llevar a la práctica el proverbio de Salomón que dice: «El charlatán hiere con la lengua como con una espada, pero la lengua del sabio brinda alivio.» Proverbios 12:18 Así, como nos recuerda el dicho:«el cuidado de nuestra boca será nuestra salud». ”  Carlos Rey

.- PALABRAS PROFÉTICAS FALSAS Y LAS VERDADERAS: Este poder que tiene la lengua y sus efectos, lo reconocen los hechiceros, y adivinos por medio de conjuros y rezos profieren maldiciones o maleficios contra otros. Ellos casi siempre hablan de cosas malas que van a suceder hacia el futuro: accidentes, divorcios, lutos, pérdidas, etc. Los incautos reciben esas palabras y como ignoran este tema y no conocen el poder de la Sangre de Cristo, reciben el mal. Mirad que nadie os haga cautivos por medio de su filosofía y vanas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los principios[l]elementales del mundo y no según Cristo.  Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en El,  y habéis sido hechos completos en El, que es la cabeza sobre todo poder y autoridad; Y cuando estabais muertos en  vuestros delitos y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con El, habiéndonos perdonado todos los delitos, habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la Cruz.  Y habiendo despojado a los poderes y autoridades, hizo de ellos un espectáculo público, triunfando sobre ellos por medio de El. Colosenses 3:8-10 y 13-15 Con respecto a las palabras de maldición que profieren los adivinos y falsos profetas, es necesario aclarar que los verdaderos profetas como Jeremías, Isaías, Daniel, Jonás, no siempre profetizaron palabras bonitas, ellos también profetizaron juicios que venían como consecuencia del pecado y la maldad, ellos estaban guiados por el Espíritu Santo de Dios, y  el SEÑOR confirma por su Espíritu y da discernimiento a sus hijos para distinguir las palabras falsas de la verdaderas. Puede ser que el SEÑOR use algún siervo-a o hijo-a de Dios, Porque Todos podéis profetizar uno por uno, para que todos aprendan y todos sean exhortados.1Corintios  14:31, para advertir de un  mal que viene para ti o para tu familia, o para una ciudad o  país, si esto ocurre, debes orar y pedir al SEÑOR que te confirme y el SEÑOR no tardará en responderte. Nuestra inclinación es querer recibir palabras bonitas, que nos digan todo va a estar bien, solo queremos escuchar palabras proféticas de éxito, de prosperidad y fama y no se quiere escuchar, que si está en pecado vendrán las consecuencias de la desobediencia Deut. 28:15-68. En tiempos de Noé, solo unos Pocos se salvaron del diluvio al subir al arca, porque la mayoría no quiso escuchar las advertencias, lo mismo paso con Sodoma y Gomorra. Y lo mismo pasa ahora, con las señales que estamos viendo que fueron profetizadas por Jesucristo, per, muy pocos las quieren escuchar. Porque el SEÑOR es misericordioso y  envía palabras de advertencia a través de sus siervos anticipadamente: Porque no oyeron mis palabras, dice el SEÑOR, que les envié por mis siervos los profetas, madrugando en enviarlos; y no habéis escuchado, dice el SEÑOR. Jere. 29:19 Otra versión dice: porque no han escuchado mis palabras” —declara el Señor— “que les envié repetidas veces por medio de mis siervos los profetas; pero no escuchasteis” —declara el Señor. Debemos saber que: Las palabras profética falsas, y la Falsa doctrina o del error, destruyen y hieren vidas, familias completas, dividen la iglesia y desvían al pueblo de Dios, para aquellos que siguen ciegamente las palabras falsas y las enseñanzas falsas, les espera destrucción repentina y ruina, porque dice el SEÑOR ; Maldito el hombre que confía en el hombre. Jeremias 17: La palabra profética falsa trae confusión, y desvía al pueblo de Dios de lo celestial y espiritual,  a lo vano y temporal, así dijo el SEÑOR, hablando de los profetas falsos :  No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan. Ellos os conducen hacia lo vano;os cuentan la visión de su propia fantasía,no de la boca del Señor. Jeremias 23:16  En falso profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad, y engaño de su corazón os profetizan. Jeremías 14:14 La palabra profética falsa coloca vendas mágicas y velos al pueblo de Dios, que no les dejan ver la verdad, ni mucho menos degustar la Sana Doctrina de Cristo:¡Ay de las que cosen cintas mágicas para todas las coyunturas de la mano y hacen velos para las cabezas de personas de toda talla con el fin de cazar vidas! ¿Cazarán las vidas de Mi pueblo y preservarán sus vidas?   La Palabra profética verdadera advierte de las consecuencias  que vendrán sobre aquellos que están en desobediencia para que se vuelvan de sus malos caminos. Así habló el SEÑOR a través del Profeta Jeremías:  Dicen de continuo a los que me desprecian: “El Señor ha dicho: ‘Tendréis paz’”; y a todo el que anda en la terquedad de su corazón dicen: “No vendrá calamidad sobre vosotros.” Jeremias 23:17  La palabra profética verdadera es para consolar, edificar y exhortar. 1Corintios 14:3 La Palabra profética verdadera hace volver del mal camino, restaura, trae arrepentimiento genuinoYo no envié a esos profetas, pero ellos corrieron; no les hablé, mas ellos profetizaron.  Pero si ellos hubieran estado en mi consejo(por medio de la oración y el ayuno), habrían hecho oír mis palabras a mi pueblo,y les habrían hecho volver de su mal camino y de la maldad de sus obras. Jeremias  23:21-22 La Palabra profética verdadera, hace volver el corazón del creyente a lo Divino y Eterno, hace volver y revela  la CRUZ DE CRISTO. Porque el siervo de Dios verdadero como el Apóstol Pablo, se compromete y dice:  Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. 1Corin. 2:2 EL SEÑOR, dice a los profetas falsos que hablan engaño y mentiras de su propio corazón y deseo : Por tanto, así dijo el SEÑOR sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Espada ni hambre no habrá en esta tierra. Con espada y con hambre serán consumidos los tales profetas. Jeremias 14:15  Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías de perdición, y negarán al SEÑOR que los rescató, atrayendo sobre sí mismos perdición acelerada. 2Pedro 2:1 Para los que no escuchan las advertencias de parte de Dios y lo que dice Su Palabra, y se obstinan en seguir en el camino de pecado, y solo quieren escuchar palabras engañosas, que todo será prosperidad y éxito, dice el SEÑOR:  he aquí, yo traigo una calamidad sobre este pueblo, el fruto de sus planes, porque no han escuchado mis palabras, y han desechado mi ley. Jeremías 6:19

“Pero temo que haya, por el contrario, alguno cuya boca abre el diablo. Pues el que habla mentira, es seguro que el diablo abre su boca para que diga mentira. El que da falso testimonio, los que profieren con su boca falsos testimonios, calumnias y cosas semejantes, Mat. 15:19, el diablo abre su boca. Temo que sea también el diablo quien abre la boca de los chismosos, maldicentes, calumniadores, insolentes. Romanos 1:29-30, de los que profieren palabras ociosas de las que deberán dar cuenta en el día del juicio . Mt 12:36 Pues ¿quién duda que es el diablo quien abre la boca de los que altivamente pregonan iniquidad Sal 73: 8., de los que niegan que mi Señor Jesucristo ha venido en carne 1Juan 4:3 , o que blasfeman contra el Espíritu Santo ., a quienes no se perdonará ni en el siglo presente, ni en el futuro Mat 12: 32, Luc 12, 10.? ¿Quieres que te muestre con la Escritura de qué modo el diablo abre la boca de estos hombres que hablan contra Cristo? Mira lo que está escrito de Judas, cómo se dice que entró en él Satanás y que el diablo metió en su corazón el entregarlo Jn 13:27 y Jn 13:2 El mismo le abrió la boca cuando habló con los príncipes y los fariseos de la manera de entregarlo habiendo aceptado el dinero. Luc 22: 4.” Marco Origenes

.- LAS PALABRAS TIENEN PODER PARA HERIR Por medio de la difamación EL CHISME y la calumnia, la hipocresía, La mentira y el engaño, podemos dañar y mas aun marcar la vida de alguien con el chisme o las mentiras. Ahora es muy común mentir en el amor, en el trabajo para obtener un ascenso o en cualquier situación, pero lo que no medimos es el daño que podemos hacer a otros con las mentiras. Todo esto sale de la boca. Bien dijo Jesús a los fariseos cuando estos criticaron a sus discípulos por no lavarse las manos. El respondió ( Mateo 15:11): No lo que entra en la boca(el alimento) contamina al hombre, mas lo que sale de la boca ( Las palabras), esto contamina al hombre. Se puede perjudicar o deteriorar la imagen de alguien por lo que decimos. Los Medios de Comunicación tienen un poder enorme, pueden conmocionar al mundo si quieren con una noticia, también pueden un día colocar en la cúspide de la fama a un actor o cantante y otro día lo pueden bajar y decir lo contrario y acabar con su carrera. En el medio laboral se maneja El chisme con frecuencia, de tal manera que si jefes y altos ejecutivos toman decisiones basados o influenciados por especulaciones, o en lo que otros dice, estas decisiones serán equivocadas, se deben tomar decisiones basados en criterio moral, ético y profesional, así sus decisiones serán justas, equitativas y acertadas. El siervo de Dios tomará decisiones guiado por la Palabra de Dios: Y le hará entender diligente en el temor del SEÑOR. No juzgará según la vista de sus ojos, ni arguirá por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará con justicia a los pobres, y arguirá con equidad…Isias 11:3-4 La inclinación humana es el gusto por los chismes, cuando no conocía a Cristo, ni  este tema, me encantaba saber chismes, decía: “No hay cosa mas buena que enterarse de un chisme”. Y los medios de comuncación  que venden entretenimiento lo saben muy bien, por eso buscan con avidez conseguir, noticias, chivas o chismes de los famosos. Ellos se justifican al igual que yo me justificaba diciendo: “No soy chismosa. Estoy transmitiendo un mensaje, que es algo muy diferente.”    Los chismes  causan malos entendidos, que generan contiendas, divisiones en la iglesia, incluso  pueden ¡generar guerras! entre  familias, en las ciudades, entre países ¡Cuidado con la lengua! por eso nos dice el SEÑOR : He aquí, !!cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Por tanto cuando nos veamos en una situación de pleito con el esposo, familiar, vecino, compañero de trabajo, o hermanos de la iglesia,  apliquemos estos  proverbios que nos evitaran muchos problemas:  Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego, y sin chismes se acaba el pleito. Proverbios 26:28 La lengua falsa atormenta al que ha lastimado. Proverbios 19:5 El que habla mentiras no escapará.

Y en Santiago 3:1-12  Este pasaje bíblico es un compendio, es un tratado  completo sobre la lengua, sobre las palabras, y cuanto daño pueden causar a nuestra vida y a la de otros, cuando no la usamos bien, cuando nos dejamos llevar por las obras de la carne :  Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación. Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo. Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere.Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, !!cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.

– LA PALABRA DE DIOS COMO FUENTE DE VIDA Y CONSOLACIÓN. En nuestra boca, las Escrituras están colmadas de promesas que podemos confesar y que tienen Poder para sanar principalmente nuestras almas, consolar, liberar, restaurar, bendecir. Ama la Palabra de Dios, leéla y medita en ella a diario, pide al SEÑOR que te revele los tesoros que hay en ella.  Transcribo algunos versos que te serán de bendición y además de ánimo para leer la Palabra de Dios. Palabra de Dios para la Salud espiritual: Proverbios 3:7-8 No seas sabios en tu propia opinión, teme a Dios y apártate del mal, porque será MEDICINA a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos. PALABRAS DE VIDA ETERNA: cuando Lázaro murió Jesús dijo a Marta y antes de resucitar a Lázaro : Juan 11:25 Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mi, aunque este muerto vivirá. Que poderosas palabras de Vida. Esta palabra se puede aplicar a cualquier situación que parece insalvable o que a nuestros ojos naturales “parece” que no hay nada que hacer. Una enfermedad grave o terminal, una bancarrota económica, un divorcio que parece inminente, un hijo rebelde, etc. Palabras para las crisis económicas Salmo 23:1 El Señor es mi pastor y NADA ME FALTARA. Filipenses 4:19 Mi Dios pues suplirá todo lo que nos falte conforme a sus riquezas en gloria. PALABRAS DE CONSUELO: Juan 16:33 En el mundo tendrán aflicción pero confíen Yo he vencido el mundo.

” La Biblia es la Palabra de Dios, y cuando la veo, me parece oír una voz subir de ella, que me dice: “Soy el libro de Dios; hombre, léeme. Soy el escrito de Dios; abre mis páginas, pues fui escrita por Dios; léelas, porque EL es mi autor, y lo verás visible y manifiesto por doquier.” “Le escribí las grandezas de mi ley” (Oseas 8:12)…..  “ESCUDRIÑA TU BIBLIA ES MÁS PRECIOSA QUE EL ORO.  Sabes más de tu libro de lecciones que de tu Biblia; sabes más de tus libros cotidianos que de lo que Dios ha escrito; muchos de ustedes leerán una novela de principio a fin, ¿y qué obtendrán de ello? Una bocanada de espuma cuando hayan terminado. Pero no pueden leer la Biblia; esta sólida comida, duradera, sustancial, y que satisface, permanece sin ser consumida, encerrada en el armario de los negligentes; en tanto que cualquier cosa escrita por los hombres, la pesca de un día, es ávidamente devorada….Es mejor tener dos luces que una. La luz de la creación es una luz brillante. Dios es visto en las estrellas; su nombre está escrito en brillantes letras sobre la frente de la noche; descubres su gloria en las olas del océano, sí, y en los árboles del campo; pero es mejor leerlo en dos libros que en uno. Aquí lo encontrarás revelado más claramente; pues él mismo escribió este libro, y te ha dado la clave para entenderlo, si es que tienes al Espíritu Santo. Ah, amado, agradezcamos a Dios por esta Biblia; amémosla; escudríñemosla como si fuera más preciosa que el mucho oro afinado...” Charles Spurgeon

– CONTROL O DOMINIO DE LA LENGUA. El libro de los proverbios y el libro de Santiago contienen versos que hablan sobre las palabras y su incidencia en nuestra vida, quiero destacar algunos versos que nos servirán de inspiración, que desde mi punto de vista, superan las mejores conferencias y consejos del mundo, sobre como comunicarnos de manera eficaz, son como un Manual Cristiano de la Comunicación, porque son sencillos, prácticos, pero contienen una gran profundidad, y si los aplicamos nos evitaremos muchísimos problemas:

– APRENDAMOS A ESCUCHAR: Apliquemos el sabio consejo de Santiago, que da la clave para ser un buen comunicador : Recuerden esto, queridos hermanos: Todos ustedes deben estar LISTOS para ESCUCHAR, en cambio deben ser LENTOS PARA HABLAR. Santiago 1:19

.- APRENDAMOS A  GUARDAR SILENCIO:  Todo tiene su tiempo. Tempo de hablar y tiempo de callar. Eclesiastes 3:7  Las palabras del Sabio Salomón, para aprender  a tener equilibrio para hablar  con el respaldo de Dios,  para la edificación de los oyentes, no para destrucción y para tener la  prudencia de saber cuando  debemos callar. Amós 5:13 Por tanto, el prudente en tal tiempo CALLA, porque el tiempo es malo. Hay un Proverbio que siempre me ha impresionado cuando lo leo, espero que Dios lo escriba en nuestras mentes y corazones hoy Proverbios 17:28 Aún el necio cuando calla es contado por SABIO, el que cierra sus labios es entendido. Necio significa: Insensato, desatinado, ligero, desenfrenado, imprudente, irrazonable. Con todos estos calificativos el necio es tenido por SABIO cuando CALLA, es decir actúa con sensatez, con prudencia.  También Job consideró el silencio como una manera de ser sabio cuando sus amigos lo juzgaron Job 13:4-5 Versión DHH Ustedes cubren la verdad con sus mentiras , son médicos que a nadie curan. ¡Si al menos guardaran ustedes SILENCIO, podrían pasar por personas SABIAS. Para lograr esa sabiduría y la madurez que requiere el guardar silencio debemos seguir el consejo de la epístola de Santiago 1:19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea PRONTO PARA OIR,  Y TARDO PARA HABLAR, tardo para airarse.  Que el Señor nos ayude para aprender a escuchar con prontitud y atención, a refrenar nuestra lengua para hablar.  .- El SILENCIO ES UNA DECISIÓN: Jesucristo decidió callar, siendo el hijo de Dios, no se defendió, cuando estuvo ante el sacerdote Caifás guardó silencio. Marcos 14:60-61  Entonces el sumo sacerdote, levantándose en medio, preguntó a Jesús, diciendo: ¿No respondes nada? ¿Qué testificas estos contra ti? Más Jesús CALLABA y NADA RESPONDÍA. Para guardar silencio necesitamos tener dominio propio,el dominio de Cristo. En ocasiones Dios permite pruebas e impone yugos para que aprendamos a Callar. Lamentaciones 3:25-28 Bueno es el Señor a los que en él esperan, al alma que le busca. Bueno es esperar en SILENCIO, la salvación del Señor. Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud. Que se siente solo y CALLE, porque es Dios quien se lo impuso. – EL SILENCIO ES UNA MANIFESTACIÓN DE FE: Quien guarda silencio ante la adversidad y las peores circunstancias, no está viendo el presente, está viendo el futuro en Dios, esta viendo las respuestas de Dios para el futuro, y al igual que Job podrá decir en medio de las peores situaciones en el luto, en la quiebra financiera, con su esposa en contra y con sarna en su piel: “Yo se que mi redentor vive , y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios, al cual veré por mi mismo y mi ojos lo verán y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mi”. Job 3:25-27. – EL SILENCIO ES UNA PREPARACIÓN PARA RECIBIR VICTORIAS: Josué hizo guardar silencio al pueblo por seis días, porque el día séptimo gritaron a gran voz y los muros de Jericó fueron derribados. Josué 6:10 Y Josué mando al pueblo diciendo: Ustedes no gritarán, ni se oirá su voz, ni saldrá palabra de sus bocas, hasta el día que yo les diga: ¡Griten!  Dios está preparando tu vida por un lapso de tiempo, para que puedas dar el Grito de Victoria y los muros que te impiden la bendición caigan. También Jesucristo cuando fue acusado y sentenciado a muerte, guardo silencio preparándose para vencer la muerte en la Cruz del Calvario y darnos salvación y vida eterna.

– APRENDAMOS A NO HABLAR DEMASIADO: En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente. Prov.10:19 Proverbios 10:19 El que MUCHO HABLA, MUCHO YERRA, callar a tiempo es de sabios. Proverbios 13:3 Cuidar las Palabras es cuidarse uno mismo, el que habla MUCHO se arruina solo.

 “La referencia común dice que «las palabras son viento»; pero son un viento que puede soplar para llevar el alma a un cielo de reposo si son santas, salutíferas, espirituales y edificantes, o bien puede llevarla al mar Muerto de la miseria eterna si son profanas, necias y sin provecho.” Edward Reyner

– APRENDAMOS A HABLAR DE MANERA CONVENIENTE: Proverbios 25:11 Manzana de oro con figuras de plata es la PALABRA dicha como conviene.  La blanda respuesta quita la ira, mas la palabra áspera hace subir el furor. Prov. 15:1

– APRENDAMOS A HABLAR CON SABIDURÍA: Proverbios 12:18 Mas la lengua del sabio es Medicina. Proverbios 15:4-7 La lengua apacible es árbol de vida. La boca de los sabios esparce sabiduría. Hablar con sabiduría se refiere a conocer la voluntad de Dios y actuar de acuerdo a las directrices divinas, no se refiere al saber humano o científico.

 Y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra( y sanaré sus bocas, sanaré las heridas del alma que causaron las palabras mal dichas y con las cuales pecamos).2Cronicas 7:14 AMEN.

ORACIÓN: “Pero, SEÑOR, que son mis palabras?, ¿Qué son mis pensamientos? Unos y otros son malos; mi corazón, una fuente de corrupción, y mi lengua, una corriente contaminada;  voy a presentar un sacrificio así a Dios? El animal cojo, el ciego, por más que en otros aspectos fueran limpios, eran sacrificios abominables a Dios; cuanto más si nosotros ofrecemos animales que son inmundos? Y, con todo, SEÑOR, mi sacrificio no es mejor: palabras vacilantes, pensamientos erráticos; ni unos ni otros son presentables a Ti; cuanto menos los pensamientos malos, ¡las palabras ociosas! Con todo, esto es lo mejor que tengo. ¿Hay remedio? Si es que existe, está en Ti, oh SEÑOR, es en Ti que debo buscarlo y por ello lo estoy buscando en Ti. Tú solo, oh SEÑOR, puedes santificar mi lengua; santifica mi corazón para que mi lengua pueda decir, y mi corazón pensar, lo que es aceptable delante de Ti, sí, lo que pueda agradarte, lo que pueda causarte deleite.” Amen. Arthur Lake en Meditaciones Divinas

**********************************************************

ORACIÓN: SEÑOR, PON GUARDA A MI BOCA Por: A.Lucia M.Cadavid Pon guarda a mi boca;vigila la puerta de mis labios. Salmo 141:3

Amado Padre Celestial, por medio de tu Hijo Jesucristo, Rey de Reyes y Señor de Señores, Pastor de pastores, Profeta de profetas, Sumo Sacerdote, Principio y fin de todo cuanto existe, mi único y eterno Salvador, mi Redentor, mi Libertador, mi Roca de refugio, mi esperanza y fortaleza en la tribulación, mi Esposo Divino, mi amor eterno, mi bien, mi paz, mi Todo. Ante Ti presento esta oración, Tu que vives eternamente para interceder por todos aquellos que por medio de Ti se acercan a Dios, intercede a través de ella, y manifiesta Tu divina presencia en cada palabra, en cada frase y letra que la compone, que produzca verdaderos cambios a todos cuantos la lean y la hagan con corazón sincero para tu gloria y honra. Tu oyes la Oración de los que te buscan y con tremendas cosas nos responderás. Presento esta Oración  por las palabras que salgan de mi boca, que esta oración llegue al trono de la gracia, para hallar misericordia y oportuno socorro en este día. SEÑOR, Médico Divino y Sanador de mi alma y de mi boca,  tu palabra dice que si alguno puede refrenar su lengua es varón perfecto y capaz también de refrenar todo su cuerpo Santiago 3:2. Señor, permite que con mi lengua confiese bendición, que bendiga a los que me hieren y ofenden, que utilice mi lengua para confesar y declarar tu palabra para dar bien y no mal,  vida y no muerte. Proverbios 18:21 Te ruego Padre en el Nombre de Jesucristo guardes mi lengua del mal y mis labios de hablar engaño, para amar la vida y ver días buenos. Salmo 34:13 1Pedro 3:10 Coloca un carbón encendido en mi boca, y así será de mis labios quitada la culpa y destruidos los pecados cometidos con mi boca. SEÑOR, pon un sello en mi boca y vigila mi lengua, para no pecar con mis palabras contra Ti, ni contra mi esposo-a, hijos y todos los que me rodean. Salmo 141:3 Saca la hipocresía de mi corazón para que mis acciones sean congruentes con mis palabras.  Que no sea como la higuera vestida con hojas verdes de falsa de piedad, pero que no da fruto buenos, que permitan saciar el hambre de muchos.  Pon freno en mi boca, de las palabras precipitadas y de vana palabrería guarda mi boca, que este pronto para escuchar y sea tardo para hablar. Santiago 1:19  Oh Señor, concédeme prudencia para hablar ya que en las muchas palabras no falta pecado, mas el que refrena sus labios es prudente.Prov.10:19 Te ruego Señor, por tus misericordias eternas e infinitas, que tomes control de los dichos de mi boca y que mis pensamientos sean agradables delante de ti Roca mía y Redentor Mio. Salmo 19:14 Concédeme que ninguna Palabra corrompida, ofensiva,sarcástica, irritante, venenosa, de critica, de maldición, salga de mi boca, sino las palabras que sean necesarias para edificar, bendecir,  dar animo y consuelo a fin de dar gracia a  los oyentes. Efesios 4:29  Te ruego por tu infinito amor y misericordias, que  en tu Presencia y en tus atrios, me des tu protección contra toda lengua engañosa, burladora, y mentirosa que se levante contra mí para hacerme daño.  En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre; Los pondrás en un tabernáculo a cubierto de contención de lenguas. Salmo 31:20 Amado SEÑOR, y glorioso Salvador,  te suplico que tomes el control de mi lengua, para que mis palabras no sean como espadas que hieren y golpean a mis hijos,esposo-a, a mis padres, familia y a los que me rodean, sino que  cuando sea tiempo de hablar, mis palabras sean dichas con autoridad Divina, justicia, prudencia y  llenas de sabiduría divina y sirvan de Medicina a quienes las escuchen. Proverbios 12:18  Cuando sea tiempo de callar, guarde silencio. Enséñame Maestro de maestros, a guardar silencio cuando soy ofendida(o), cuando me siento agredida(o),herida(o) creyendo de manera equívoca que con gritos, altanería, soberbia y contiendas, que son obras de la carne, lograre defenderme y que se me haga  justicia. Enséñame a esperar en silencio, Tu justicia porque dijiste: Mía es la venganza yo pagare. Romanos 12:19  Y Bueno es esperar en silencio la salvación del SEÑOR. Lam.3:26  Sella mis labios con el Poder de tu Santo Espíritu. Hazme a tu imagen, dame tu carácter. Enséñame Maestro Divino,  a seguir tu ejemplo, dame Tu fortaleza, para que pueda estar ante mis acusadores y agresores, como tu estuviste ante Pilato y fuiste acusado injustamente, expuesto a grandes insultos, burlas, golpes y maltratos,  guardaste la calma, estuviste en silencio, como dijo de Ti el profeta Isaías: No gritara, ni alzara su voz…Por medio de la verdad hará justicia Isaías 42:2-3   Y Siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos nada respondiste. No proferiste Ni una palabra, de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho de tu actitud.  Mateo 27:12-14 Que mis palabras sean dichas como conviene, que sean como Manzanas de oro adornadas con figuras de plata.Proverbios 25:11  

Guarda mi lengua SEÑOR, para no involucrarme en problemas por causa de los chismes. Tu palabra dice: ¡Cuan grande bosque enciende un pequeño fuego Santiago 3:5. ¡Cuanto daño hace una palabra de intriga, de maldad, de chisme! Porque  Donde NO hay chismoso cesan las contiendas Proverbios 26:20. SEÑOR, llena mi mente y  mi corazón de TI, apóderate y toma el control de todo mi ser, así hablare tu lenguaje, mis palabras serán tus palabras, serán como un manantial que fluye para vida eterna, porque de la abundancia del corazón habla la boca.Lucas 6:45.  Mi Médico de médicos, Sanador y Salvador, que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón sean agradables delante de Ti, Roca mía y castillo mío, que  mi boca pronuncie alabanzas, adoración, cántico nuevo para Ti, que utilices mis labios para elevar una oración a Ti, en favor de mi esposo(a), hijos, familiares y amigos, y que uses mi boca en favor de todos aquellos que necesiten una Oración, una palabra de consuelo, para tu gloria y honra, que así sea SEÑOR. Gracias por dar respuesta a esta oración, mis labios, mi boca, mis pensamientos y todo mi ser son tuyos, están consagrados a Ti, para ser usados para tu gloria, honra y alabanza de Tu Santo Nombre…. Amen ***************************************************************

“LA ORACIÓN es luz del alma, verdadero conocimiento de Dios, mediadora entre Dios y los hombres. Por ella nuestro espíritu, elevado hasta el cielo, abraza a Dios con abrazos inefables; por ella nuestro espíritu espera el cumplimiento de sus propios anhelos y recibe bienes que superan todo lo natural y visible“.  Juan Crisostomo

*************************************************************

 

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »