MENUMENU

• EL DESEO Y LA VOLUNTAD DE DIOS

Por: A. Lucia M.Cadavid

Y esta es la confianza que tenemos en ÉL, que si pedimos alguna cosa conforme A SU VOLUNTAD, EL NOS OYE. Y si sabemos que ÉL NOS OYE en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. 1Juan 5:14-15

.- LOS DESEOS DE LA CARNE Y LA VOLUNTAD DE DIOS: Cuando Oremos es muy importante tener en cuenta que lo estamos haciendo conforme a la Voluntad de Dios. Muchas veces confundimos el deseo de obtener algo, con la voluntad de Dios, esta tendencia suele ocurrir, porque de hecho, el deseo y el anhelo fervientes están involucrados y deben ser parte de la Oración. El Deseo al cual me refiero, es aquel que es producto de un capricho de la carne que no viene del Espiritu Santo, la Palabra de Dios dice: Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no pueden hacer lo que desean. Galatas 5:17  Por ejemplo: Una mujer cristiana casada, se enamora de otro hombre, también casado. El pecado le coloca una venda y esta mujer se justifica diciendo que su esposo nunca la ha entendido, que es malvado, que no es el sacerdote de su hogar, y ora para que su amante se divorcie, porque a su vez la esposa de este es una mujer mala, que tampoco lo comprende. Ella concluye que esta relación ilícita, nacida de los deseos de la carne es de Dios, y ora cegada por su capricho para cumplir sus deseos, porque está convencida que ese es el camino y que esta en lo correcto, porque según ella encontró el amor de su vida, es amoroso, es tierno, es el hombre o la mujer perfecta según el caso. La persona vendada piensa que todo es de Dios y confunde su capricho y deseo nacido de su propia carne, con la voluntad de Dios. Es decir, se distorsiona e interpreta la Palabra de Dios a conveniencia personal, en esta condición hace oraciones contrarias y de manipulación guiadas No por el Espíritu Santo, sino por los deseos de la carne, para que se lleven a cabo sus propósitos equivocados. Y cuando esa relación fracasa, entra en un ciclo de infidelidad, divorcio, volver a casarse con un hombre divorciado y casado tres veces. Este es uno de los tantos casos que recibimos en el Ministerio pidiendo oración.  Así podría dar otros ejemplos, de quienes para lograr la prosperidad están dispuestos a robar, a matar, a vender a Cristo y sus saludables doctrinas como lo hizo Judas, quienes incluso oran para que sus planes salgan bien. Así, que cuando ores, examina muy bien cuidadosamente tus motivaciones, revisa tu corazón escudriñando las Escrituras que son el espejo que refleja lo que hay en lo íntimo de tu corazón,  revisa tu vida y ponte a cuentas con el SEÑOR, revisa en tu corazón si hay odio y falta de perdón, si hay codicia, idolatría, si hay pecado oculto de inmoralidad sexual, confiesa tus pecados delante del SEÑOR tu Salvador, Redentor, Profeta de profetas y Sumo Sacerdote, mira la Cruz de Cristo y acude a Su Preciosa Sangre, mira lo que hizo por ti allí para justificarte, restaurarte y santificarte, si no lo haces, estarás haciendo oraciones fuera de la Voluntad de Dios, oraciones contrarias, oraciones en la carne, oraciones de manipulación, rebelión o de hechicería: Porque como pecado de brujería es la rebelión….Por cuanto tú desechaste la Palabra del SEÑOR Dios, él también te ha desechado…. 1Samuel 15:23. Hoy el SEÑOR por medio de este mensaje te está diciendo: “Esta es la causa por la cual no has obtenido respuesta a tus oraciones.”

.- El deseo desmesurado por la respuesta a la oración puede convertirse en un IDOLO DEL CORAZÓN. De tal manera que el creyente hace oraciones fuera de la voluntad de Dios, por lo tanto; Así dice el SEÑOR DIOS: “Cualquier hombre de la casa de Israel que erija sus ídolos en su corazón, y que ponga delante de su rostro lo que lo hace caer en su iniquidad, y después venga al profeta, yo, el SEÑOR, le responderé entonces de acuerdo con la multitud de sus ídolos” Ezequiel 14:4.  Esto ocurre cuando la persona se obstina de manera obsesiva por obtener algo que quiere a como de lugar, aún si se trata de  un deseo lícito ….y como ídolos e idolatría es la obstinación. Por cuanto tú desechaste la Palabra del SEÑOR Dios, ÉL  también te ha desechado…. 1Samuel 15:23  Por ejemplo: Quien espera que su esposo-a prodigo regrese, que el hijo rebelde se convierta, recibir sanidad, quien quiere que el SEÑOR supla sus necesidades materiales, pero tiene apego obsesivo a las cosas materiales y las ama y busca con fervor  antes que a Dios, y ora motivado por la codicia. En cualquiera de estos casos, sino se recibe la respuesta  en el tiempo que  ha considerado pertinente, el creyente se llena de ansiedad, de angustia, de amargura, se deprime, aún quiere morir y se resiente con Dios, se rebela y murmura contra EL. En estos casos el objeto de la respuesta se ha convertido en un IDOLO DEL CORAZÓN, se está quebrantando el primer mandamiento de la ley de Dios que es amar a Dios con toda nuestra mente, con todo nuestro corazón y nuestra alma y sobre todas las cosas de este mundo. Lo que quiero decir, sobre los ídolos del corazón, lo expresó de manera muy clara y profunda, este siervo de Dios: “Ya que amas Todas estas cosas que son inferiores a Dios, EL CREADOR, ámalas como súbditos, como servidores, como arras del Esposo, como regalos del amigo, y favores del SEÑOR, de tal modo que recuerdes siempre que se lo debes a ÉL; y no por sí mismas, sino por Él, ni a ellas con ÉL, sino por Su causa; y por medio de ellas, y por encima de todas ellas le ames a ÉL.” Agustin de Hipona Este es uno de los tantos casos que recibimos en el ministerio que ilustra el fracaso de muchos creyentes dominados por sus propios deseos, obstinados en su propio parecer, cuyo objeto de deseo se ha convertido en ídolo del corazón, son creyentes frustrados, deprimidos, su vida espiritual es estéril y sin frutos, también hacen fracasar a sus líderes, hacen que toda consejo y oración por ellos sea infructuoso. El deseo desmesurado, o ídolo del corazón, de esta mujer por la Restauración de su hogar, la ha llevado a la depresión. Buscamos amor, aceptación, estabilidad, salud, en ídolos vacíos y puedo decir, que mientras mi esposo fue mi ídolo me sentí como esta mujer: “Asisto a una iglesia cristiana,  me reuno con mi lider, y una chica mas para leer la biblia, y orar. Asistiré a un encuentro de mujeres. Me encuentro triste.. Siento que mis oraciones no son escuchadas y menos respondidas. Me encuentro tan angustiada, vacía.. Llena de temor hacia el futuro, siento que puedo llegar a fracasar …. Me siento desbordada, frustrada, hasta pienso en suicidarme, busque por internet maneras para matarme, pero todavía no tengo el valor para hacerlo… Pero yo pienso que ya está todo terminado. Siento que mi vida se va con cada día de dolor que siento. Porque de verdad siento dolor, mucho dolor en mi alma que deseo morir, siento que no puedo mas. Me siento algunas veces perdida, sin fuerzas hasta para levantarme de la cama. Tengo gente orando por mi, Pero, ¿no se que pasa? No entiendo… No tengo paciencia, siento rechazo y mucho dolor… Me siento vacía, abandonada, fea, flaca, sola.. ¿Que hago? Me dijeron que si me suicido voy al infierno que Dios no me perdonará, que allí mi sufrimiento será peor, estoy tan triste.. Quiero hasta dejar de comer para dejarme morir.” La respuesta a este mensaje es:   Yo, el SEÑOR, le responderé entonces de acuerdo con la multitud de sus ídolos. “Esto dice el SEÑOR: Vuélvanse a mí, apártense de sus ídolos y dejen todas esas cosas detestables.” Ezequiel 14:6 Si has caído en esta trampa del enemigo, si tus oraciones están siendo controladas por un deseo obstinado de tu propia voluntad, y de tu Yo, que aún no ha muerto,  pide a Dios perdón y entrégale al SEÑOR tus anhelos obstinados de obtener la respuesta. Renuncia a toda idolatría por tu esposo-a, hijo-a, por el dinero, o cualquier otra cosa que tengas como ídolo en el nombre de Jesucristo. Lo mismo aplica para aquellos pecados sexuales, como la lujuria, que te superan y te dominan, o el deseo de comer compulsivamente, al cual se refirió el apóstol Pablo diciendo:  Cuyo dios es su apetito y cuya gloria está en su vergüenza, los cuales piensan sólo en las cosas terrenales.Filip.3:19. Has como Abraham el padre de la Fe , quien estuvo dispuesto a entregar a su único y amado hijo como sacrificio a Dios, esto, después de haberlo esperado por muchos años. Dios probo a Abraham, y cuando  confirmo que Abraham estaba dispuesto a entregarle o a renunciar a lo que mas amaba, entonces, se lo devolvió, a su único hijo, porque amó a Dios Creador de todo antes que a la criatura. Si así obras, si le entregas al SEÑOR lo que mas anhelas y esperas en Su Voluntad que es buena, agradable y perfecta, si colocas en primer lugar a Dios, entonces, EL te concederá lo que mas deseas, y como resultado: TODO lo que pidamos lo recibimos de EL, porque guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de EL.1Juan 3:22 Y si pedimos alguna cosa conforme A SU VOLUNTAD, EL NOS OYE. Y si sabemos que ÉL NOS OYE en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. 1Juan 5:14-15

¿Cómo saber Cual es la Voluntad de Dios?  En la  Oración modelo de Jesucristo, dice: “HAGASE TU VOLUNTAD…” Así nos enseño nuestro Maestro y Salvador, que debemos orar pidiendo que se haga Su Voluntad y no la nuestra. Toda Oración debe ser hecha con la Ayuda del Espiritu Santo de Dios, si es que queremos orar como conviene. El Espiritu Santo de Dios nos ayuda en nuestra debilidad y es quien conoce cual es la intención del corazón y ruega por nosotros con gemidos indecibles y conforme a la voluntad de Dios. Romanos 8:26-27. La Oración no surge con nuestras fuerzas naturales, sino que es un don que nace del Espíritu Santo, que mora en nosotros a través de Cristo, quien produce en nosotros tanto el querer como el hacer por Su santa Voluntad. Es Jesucristo morando en nosotros por su Espiritu quien nos da las palabras de Oración como conviene y a su vez coloca Sus deseos en nuestro corazón conforme y es Su Voluntad. De esta manera la Oración fluye de manera sobrenatural, y la Palabra de Dios nos será recordada porque el Espiritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, El les enseñará Todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho.Juan 14:26   Nosotros tenemos la mente de Cristo, por lo tanto, nuestros pensamientos y las palabras que nos recuerda el Espiritu Santo en la Oración, se acomodan a la VOLUNTAD DE DIOS y la mayor señal que podemos tener para saber que estamos de acuerdo a ella, es que sentiremos PAZ, que es un fruto del Espiritu Santo. Cuando no hay Paz algo anda mal, puede ser falta de fe, que a su vez es falta de Oración,  o que estamos fuera de la voluntad de Dios. Quienes oran de acuerdo a sus caprichos y deseos carnales,no tienen paz, porque hacen oraciones conforme a su propia voluntad, a sus deseos que se han convertido en ídolos del corazón, aunque sean oraciones con fervor y vehemencia, aunque citen versos biblicos, esas oraciones no serán escuchadas, no tendrán efectos en el mundo espiritual. Si tu estas orando en el Espiritu y guiado por EL, estas orando conforme a la voluntad de Dios, como resultado  tendrás fortaleza para esperar, nuevas fuerzas, consuelo, y sobretodo  LA PAZ de Dios que sobrepasa todo entendimiento que guardará tu corazón y tus pensamientos en Jesucristo.Filipenses 4:7

Hacer la VOLUNTAD DE DIOS, es hacer Todo lo que Jesucristo hizo, y nos ensenó a practicar con sus doctrinas y ejemplos: Humildad en la conversación, estabilidad en la Fé, modestia en las palabras, justicia en las obras, misericordia en nuestros hechos y deseos, moderación en las costumbres, a no injuriar a nadie, sufrir con paciencia las ofensas, tener paz con los hermanos, amar a Dios porque es Padre, temerle porque es Dios; no preferir ni anteponer nada a Cristo, porque nada antepuso a nosotros, unirnos inseparablemente a EL por el amor; estar junto a su Cruz con confianza y fortaleza, y cuando se trate de su honor y de la gloria de Su Nombre tener en la lucha constancia para confesar,  Fé entre las tribulaciones para resistir, y paciencia en la muerte para recibir la corona. Esto es, querer ser heredero de Cristo; esto es, hacer lo que enseñó e hizo Cristo; esto es, en fin, hacer y desear que se haga la Voluntad de Su Padre” Ludolph V.Sachsen

“Dios conoce lo que contribuye mejor a sus designios de misericordia. Él ordena todas las cosas según el consejo de Su Voluntad y ese consejo jamás se equivoca. Aceptemos en adoración que así sea y no deseemos que su sabia Voluntad sea modificada. Esa voluntad puede ser costosa para nosotros, pero Dios no obliga nuestras voluntades. Que nuestras mentes sean totalmente obedientes a la voluntad divina. La Voluntad de Dios quizá nos traiga privación, enfermedad y pérdida, pero aprendamos a decir: “Él es el Señor; que haga lo que mejor le parezca” 1 Samuel 3:18. No solo debemos someternos a la Voluntad divina, sino estar de acuerdo con ella hasta el punto de regocijarnos en las tribulaciones que ella pueda deparar. Este es un gran logro pero somos nosotros quienes determinamos alcanzarlo. Quien nos enseñó a orar sometiendo nuestra voluntad practicó este principio sin ninguna restricción. Cuando el sudor como sangre bañaba su rostro y todas las posibles angustias y los temores humanos lo agobiaban, no cuestionó el decreto del Padre, por el contrario, bajo su cabeza y clamó: “No se haga mi voluntad sino la tuya” (Lucas 22:42). Si la oración no hubiera sido dictada por el mismo Señor Jesús, la consideraríamos demasiado atrevida. ¿Podría ser que esta tierra, una mera gota comparativamente tan pequeña, pueda tocar el gran mar de la vida y de la luz y no perderse en él? ¿Puede convertirse en el cielo y seguir siendo la tierra? En esta tierra sujeta a vanidad, manchada por el pecado, surcada por la aflicción…. ¿Puede la santidad habitar en ella como si fuera el cielo? Nuestro divino instructor no nos pediría que oráramos por imposibilidades. Él pone en nuestra boca tales peticiones porque pueden ser oídas y respondidas. Esta oración de sumisión y sometimiento sigue siendo una gran oración matizada con lo infinito. ¿Puede la tierra estar en sintonía con las armonías celestiales? Puede y debe estarlo porque EL que nos enseñó esta oración no estaba haciendo burla de nosotros con palabras vanas. Esta es una oración valiente que solo una fe proveniente del cielo puede expresar. No es la semilla de la presunción, porque la presunción no anhela que la voluntad del SEÑOR se realice de manera perfecta. Allá arriba no se juega con las cosas sagradas; los habitantes del cielo “ejecutan la Voluntad de Dios obedeciendo a la voz de sus preceptos” Salmo 103:20. Que aquí abajo no solamente se predique y se cante acerca de la voluntad divina, sino que “se haga así en la tierra como en el cielo. Padre Celestial, cualquiera que sea el costo de Tu Voluntad para mí en el día de hoy, es muchísimo menos de lo que le costó a tu Hijo, mi Señor Jesús. Tu voluntad sea hecha en mi vida. Amén.” Charles Spurgeon

“Reflexiona profundamente estas palabras. “Padre mío, si es tu voluntad, aparta de mi esta copa; empero no como yo quiero, sino como tú,” Una negrura profunda se había introducido en el alma de nuestro SEÑOR. Medita sobre sus palabras, “Padre, si es tu Voluntad, aparta de mi esta copa, -no obstante-, no se haga mi voluntad, sino la Tuya…”-  R. S. Chadwik

ORACION: Amado Padre Celestial, en el nombre de Jesucristo, tu hijo Amado, nuestro Salvador y Redentor, te pido que  traigas revelación de tu Palabra, enséñanos a Orar por tu Espiritu Santo conforme a tu Voluntad que es buena, agradable y perfecta. Danos la capacidad para aceptar tu voluntad con paz y esperar con paciencia. Renunciamos en el nombre de Jesucristo a todo capricho o ídolo del corazón que nos trae tropiezo y nos  impide recibir la bendición. Amen.

***************************************************************

Oración pidiendo hacer la Voluntad de Dios

“Hágase tú voluntad, así en la tierra como en los cielos”. Haz SEÑOR , que sean a Tú Divina presencia tan eficaces nuestros ruegos por la unión de los méritos infinitos de Jesucristo, que por ellos nos concedas, que todos los hombres sin distinción así judíos como gentiles se sometan con el debido rendimiento a Tú Soberana autoridad.  Hágase tú Voluntad como en los justos, también en los pecadores; para que se conviertan a Ti único Dios vivo y verdadero, y todos te obedezcan, en ti crean , y de ti esperen Todo aquello que les convenga; bien sea prospero o adverso; y firmemente persuadidos de que aquella es Tu Voluntad. Hágase, tú voluntad así  en mi espíritu, como también en mi carne; porque los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Hágase Tu Voluntad para que mi carne no se rebele contra el Espíritu, sino que como el Espíritu  no te resiste, así el cuerpo no resista al espíritu, y ni uno ni otro a Ti; para que aborrezcan Todo lo que tú aborreces; y amen Todo lo que amas; y cumplan Todo lo que mandas, y hagan todo lo que te agrada y deseas. ¡Oh magnifica y muy eficaz Palabra,Cristo,Verbo de Dios! Con ella oh Padre eterno y sumo creaste todas las cosas en el principio. Dijiste, y todo quedó hecho; mandaste, y todo fue creado. Con esta misma Palabra,Cristo, Verbo de Dios, reparaste nuestra caída, cuando elegiste a María para ser Madre de tu Hijo, dijo al ángel que le enviaste:  Hágase en mi, conforme a tu Palabra. ¡Oh Palabra Saludable! ¡Oh palabra Omnipotente! ¡Oh palabra de admirable eficacia! ¡Oh Jesús mio, Verbo del Padre! Palabra de Vida y de consuelo, completa Tú mi oración, perfecciona mis palabras, dictadas y enseñadas por Ti. ¡Oh dulce amor mio! ¡Oh dulce Palabra! Hágase todo SEÑOR, según Tú Voluntad. SEÑOR, si es tu voluntad concédeme lo que te pido si ha de ser para honra tuya, que suceda. SEÑOR si ves que esto me conviene y es para mi provecho, concédemelo. Pero si ves que me hace daño y que no me ayudara para la Salvación de mi alma, quita de mi corazón este deseo. AMEN” Ludolph V. Sachsen

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »