MENUMENU

● EN QUIETUD SERÁ TU FUERZA

“Y apareció el Señor a(Coloca tu nombre) Isaac aquella noche.” Génesis 26:24 Por:George Matheson

Ocurrio la misma noche en que Isaac fue a Beer-Seba. ¿Crees que esta revelación fue una casualidad? ¿Crees que el tiempo en que ocurrió también lo fue? ¿Crees que podría haber acontecido en otra cualquier noche lo mismo que en ésta? Sí, es así, estarias seriamente equivocado. ¿Porqué le aconteció a Isaac en la noche en que llegó a Beer-Seba? Porque ésa fue la noche en que llego a su descanso. En su antigua localidad había estado atormentado. Hubo una serie de riñas pequeñas sobre la posesión de ciertos pozos insignificantes.

No hay molestias tan grandes como los pequeños problemas, especialmente si existe una acumulación de ellos. Isaac se dio cuenta de esto. Aún después de haber pasado la contienda, el lugar dejó un recuerdo desagradable para Isaac. Por lo tanto, estaba resuelto a partir con el fin de buscar otros horizontes. Levanto su tienda lejos del lugar de sus anteriores luchas. Aquella misma noche llego la revelación. Dios le habló cuando ya no quedaban tormentas en su interior. Isaac no escucharia con una mente turbada. La voz de Dios requiere el silencio del alma. Sólo en la quietud de espíritu Isaac pudo oír el susurro de la voz de Dios. Su noche quieta fue su noche estrellada.

Alma mía, ¿Has meditado en estas palabras? “Está quieto y conoce que yo soy Dios?” En la hora de la angustia no puedes oír la respuesta a tus oraciones. ¡Con cuanta frecuencia pareciera que la respuesta llega mucho después! El corazón no oia ninguna respuesta en los momentos en que lloraba, solo oia sus truenos, sus terremotos y sus incendios. Pero una vez que cesan las lagrimas, una vez que se restableció la calma, una vez que tu mano dejo de llamar a la puerta de hierro, una vez que tu interés por las vidas de otros supera la tragedia de tu propia vida, solo entonces aparece la largamente esperada respuesta.

Debes descansar, oh alma mia,para obtener lo que tu corazon anhela. Reduce los latidos del corazon que son provocados por la preocupacion por ti mismo. Coloca la tormenta de tus problemas personales en el altar divino de las pruebas diarias, y esa misma noche se te aparecera el Señor. Su arco iris abarcara todo el diluvio en retroceso, y en tu inquietud oiras la musica inmortal…

“Las lecciones mas grandes de la vida son las que aprendemos, no en los colegios ni en las universidades, sino en la quietud del alma, en la presencia del Señor…” A.D.

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »