MENUMENU

● MUCHO SE LE PERDONÓ, MUCHO AMÓ

Por: Lucia M. Cadavid

Lucas 7:36-50 Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa.  37  Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora (De mala vida, dice otra versión), al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume;  38  y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume.; 39  Cuando vio esto el fariseo que le había convidado, dijo para sí: Este, si fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le toca, que es pecadora.  40  Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: Di, Maestro.  41  Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta;  42  y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Di, pues, ¿cuál de ellos le amará más?  43  Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.  44  Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos.  45  No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.  46  No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies.  47  Por lo cual te digo que  sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho ; mas aquel a quien   se le perdona poco, poco ama.  48  Y a ella le dijo: Tus pecados te son perdonados.  49  Y los que estaban juntamente sentados a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que también perdona pecados?  50  Pero él dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz.

Este pasaje Bíblico refleja la gracia y el poder perdonador de nuestro Señor Jesucristo, no importa cuantos errores, cuantos pecados o cuán bajo hayas caído, El Señor pagará tu deuda. Esta mujer experimentó el gran amor de Jesucristo y su perdón, y    como una muestra de su gratitud adoró y lavo los pies de Jesús con sus lágrimas y los enjugo con su cabello, este acto no fue motivado por el morbo sexual o algún sentimiento pasional como se ha insinuado por el Codigo Da Vinci, y por algunos otros blasfemos e incrédulos con mentes depravadas, que no han experimentado lo que es recibir el perdón de Jesús y su salvación eterna por gracia, sin ningún precio.Ellos hablan y piensan así porque No han experimentado lo que es estar en la presencia del Señor y querer permanecer en ella siempre, no han experimentado la paz y el regocijo que es sentirse perdonado y aceptado por Jesucristo, el entregarse por completo al ÉL y amarlo sobre todas las cosas de este mundo, porque  nos rescato y nos dio un nuevo comienzo y una nueva oportunidad y convirtió la maldición en bendición. Esta es una experiencia sobrenatural, divina y celestial que está al alcance de todos los que creen en ÉL. “TU FE TE HA SALVADO, VE EN PAZ”, dijo Jesús a quien fuera una mujer de mala reputación, trabajadora sexual o prostituta. Las lágrimas de esta mujer, no fueron lágrimas de tristeza por alguna decepción o traición amorosa de alguno de sus amantes, o porque estuviera en depresión y pasando por algún problema terrible económico o de salud sin salida.    Sus lágrimas fueron de genuino arrepentimiento, de dolor por haber pecado, fueron lágrimas que brotaron de lo profundo del corazón por gratitud al sentirse perdonada, y santificada por la gracia maravillosa del Salvador, al recibir ese don inmerecido, misericordia y compasión del Redentor quien no la miro para ser utilizada y luego rechazada y despreciada como algo que ya no sirve como los    demás hombres lo habían hecho. Sus lágrimas      brotaron de lo profundo del corazón al reconocer sus muchos pecados y el saber que ya no debía NADA, que estaba libre de toda culpa, que fue santificada en su presencia. Sus demostraciones de amor a Jesús fueron porque experimento la Paz que sobrepasa todo entendimiento que confiere el perdón Celestial.   “AL QUE MAS SE LE PERDONO MAS AMÓ”,   dijo Jesús al Fariseo, quien sentía que no debía nada, por tanto no tuvo ninguna demostración de gratitud al Señor y vio con malos ojos y malicia mundana y pecaminosa, la adoración que esta mujer prodigo a Jesucristo. Y  como el fariseo, hay quienes miran con malicia e interpretan con doble sentido, las demostraciones de amor que se le prodiga al Señor por quienes le amamos de verdad.

La Verdadera Razón   del amor profundo de esta mujer hacia Jesús, sus abundantes lágrimas, su tierno afecto, su veneración en público sin importarle las criticas o el que diría la sociedad de la época, la acción de ungir los pies del Señor con perfume costoso, todo tuvo una misma causa: SE LE HABÍA PERDONADO MUCHO…

En mi caso diría: “Quien fue perdonada y sanada de sus muchas y profundas heridas, liberada, sacada del pozo de la desesperación y del lodo cenagoso, restaurada y por sobre todo salvada, Más amo…

 Te pregunto: ¿Y a ti de donde te ha sacado el Señor? ¿Cuanto amor puedes prodigarle hoy, cuanta adoración,    le puedes ofrendar? Hoy, puedes ofrendarle tu vida ser esa vasija con perfume para ofrecerte en adoración y como la canción decir a Jesús: “GRATO PERFUME YO QUIERO SER SEÑOR”.

Para ampliar este mensaje, comparto estos conceptos de siervos de Dios, que son tesoros espirituales  que el SEÑOR puso en mis manos por Su misericordia:

María tomó una libra de perfume de nardo puro, muy caro, y ungió  los pies de Jesús, y los enjugó con su cabellera; y toda la casa se llenó del olor  del perfume. Juan 12:3  

El perfume de nardo puro derramado a los pies del SEÑOR, es la adoración, la gratitud y honra que María debía al SEÑOR, por haber sido perdonada de todos sus pecados y la salvación tan grande recibida no merecida, tanto para ella como para los de su casa, este perfume estaba lleno de fe, de amor y preciosos sentimientos, olor grato para el  SEÑOR, por lo que habló a su favor diciendo: “Buena obra ha hecho conmigo.” Marc.14:6 Esta adoración  pura y sincera hace que regrese a ella el olor de la fragancia de Cristo, por eso mismo puede decir: Somos buen olor de Cristo para Dios.  Por esta verdadera adoración en espíritu, María recibe y recupera para sí el perfume, porque ahora está impregnada de la unción y virtud del  cuerpo de Cristo; al atraer hacia ella, el  olor del mismo Verbo de Dios, gracias a sus propios cabellos con los que le enjugaba los  pies del Maestro, es decir, debido a la  humillación y reconocimiento que nadie en el mundo y solo EL por Su gran amor y gracia, pudo limpiarla de todos sus pecados y darle vida eterna,  recibió sobre su cabeza la fragancia de Cristo: “Has ungido con Perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.” Salmo 23:5  “Y Toda la casa se lleno del perfume.” Indica que el olor de la doctrina que procede  de Cristo y la fragancia del Espíritu Santo, llenaron toda la casa del alma de María y de de todo aquel que toma parte en el  olor de Cristo, ofreciendo primero el don de su fe, como perfume de nardo, y luego  recibiendo por esto la gracia del Espíritu Santo y la fragancia de la doctrina espiritual.

” La esposa en el cantar dice: ” Mientras el Rey estaba a la mesa. Mi Perfume(Nardo) esparció su fragancia.” Cantares 1:12.  María, representa la esposa de Cristo, la iglesia, esto es, todo aquel que cree y ha sido redimido por la Sangre de Cristo, éste puede decir con toda seguridad que Cristo es suyo, que le pertenece, que ha sido comprado con la Sangre del Cordero de Dios. Porque somos Su pueblo, Su exclusiva posesión. Deut.26:18  Y en otra parte dice: Cristo, se dio a sí mismo por nosotros, para Redimirnos de TODA INIQUIDAD y Purificar para SI UN PUEBLO PARA POSESIÓN SUYA. Tito 2:14. Así, la esposa perdonada de todos sus pecados, expresa con toda libertad: ” Mi Perfume, mi Nardo(Cristo) exhalo su fragancia.”  Porque, Cristo por medio de nosotros, manifiesta en todo lugar la fragancia de Su conocimiento. 2Cor.2:15  La Majestad y Gloria de Cristo es manifestada en todas partes.  EL es manantial y de ÉL fluyen ríos de agua viva, Juan 7:38  EL es Pan que da vida  eterna, Juan 6:35.  Así también EL es Perfume que esparce Su fragancia. Su nombre Cristo, significa “Ungido”, es perfume que hace cristianos a los que  unge con EL, como dice Juan: Pero ustedes tienen la Unción (son ungidos) del Santo. 1Juan 2:20  Y según lo que dijo el Apóstol Pablo, en quienes tienen los sentidos ejercitados en discernir el bien y del mal Heb.5:14, Asi, Cristo  se convierte en objeto total y singular para cada uno de los sentidos del alma. Por lo cual, se llama: Luz Verdadera que alumbra. 1Juan 2:8, para que los ojos del alma tengan con qué ser iluminados. Se llama: El Verbo(Palabra) Juan 1:1, para que los oídos espirituales escuchen. Pan de vida Juan 6:48, para que el alma crezca, y desarrolle el gusto por EL. Y se llama asimismo ” Perfume o Nardo”; para que el olfato del alma tenga la fragancia de Cristo. Y por lo mismo se dice también que se le puede palpar con la Fe, porque es el Verbo hecho carne Juan 1:14.  Todas estas cosas  vienen a ser el único y mismo Verbo de Dios,Cristo, quien infundido en cada una de ellas por los efectos de la Oración, no deja un solo sentido del alma privado de Su gracia. Así, El SEÑOR, se presenta a cada alma en la forma que sabe que es la más apta, para que esa alma saque el máximo  provecho.” Origenes

 *****************************************************************

  ” María preparó una libra de Perfume  de Nardo, el mas precioso y de mas valor que se conocía. Luego que el Salvador se sentó a la mesa, se acercó a su Majestad, se arrojó a sus pies, los roció con el perfume,  los limpió con sus cabellos. ¡Qué ejemplo tan altísimo, y digno del examen y atención de todos los hombres! Esta unción es la viva imagen del celo por la adoración y el culto a Dios.  Derramó el bálsamo a los pies de Cristo, pero para derramarlo rompió el vaso de alabastro, y después los limpió con sus cabellos. ¿Por qué no derramas tú los afectos de tu corazón á los pies de tu Redentor? ¿Por qué no tienes valor para quebrar tu corazón? ¿Por qué no te determinas a romper las duras y viles cadenas que lo tienen aprisionado? ¿ Por qué no te presentas para llorar a sus pies con la mayor amargura, y enjugar después tus lágrimas con los afectos del mas ardiente amor por EL? María se acercó a Cristo, como necesitada a la fuente de la misericordia para lavar sus culpas y pecados y la encontró derramando sobre ella raudales en abundancia. Rompió el vaso de alabastro, porque había roto ya la dureza de su corazón, y Toda la casa se llenó de la fragancia del perfume, como el corazón se llena también del aroma de la gracia cuando el SEÑOR derrama sobre él la misericordia. Buen olor derrama por todas partes el alma del cristiano cuando es santa en sus costumbres, modesta en sus acciones, prudente en sus palabras, y se presenta en todas partes como un modelo de edificación. Así pudo muy bien decir Pablo de si mismo: Que era en todas partes buen olor de Cristo. 2Cor.2:15  Pues por su predicación  y ejemplo se esparcía la fragancia de la noticia de la Salvación de Cristo por todo el mundo. Con la obediencia y actuando bien unges los pies de Cristo siguiendo sus huellas.” Ludolph V.Sachsen  

  ORACIÓN: Señor mio Jesucristo Hijo del Dios vivo, que habiendo de padecer por todo el mundo viniste a morar en Bethania, esto es, en la casa de la obediencia; y quisiste cenar allí, permitiendo que tus pies fuesen ungidos con un Perfume precioso; dame fe, para que perseverando en la verdadera obediencia, entienda los misterios y ejemplos admirables que se encerraron en aquella cena. Sepa yo, SEÑOR, honrarle en el tiempo de tu humillación; sepa emplear los bienes que recibo como dones de tu generosidad, como gratitud a Tí en ayuda, servicio y alivio de tu pueblo; No sacrificando mas algo de estos, de ahora en adelante en servicio de mis pasiones, sino en el amor que te debo a Ti y al prójimo. No permitas que haga caso de los juicios y pareceres del mundo cuando se trata de servirte y amarte a Tí, sino que enteramente me dedique al cumplimiento de tus Palabras, sin apartarme jamás de lo que Tú has enseñado; para que obedeciéndote en todo , y siguiendo en todo tus máximas y preceptos, llegue por su cumplimiento te adore y te posea por toda la eternidad en la gloria. Amen.   Ludolph V.Sachsen  

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »