MENUMENU

● SANIDAD DEL ALMA, EN CRISTO: EL TEMOR

Por: A. Lucía M. Cadavid  EL SEÑOR es mi luz y mi salvación, ¿A quien TEMERE? EL SEÑOR es el baluarte de mi vida; ¿Quién podrá atemorizarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos lo que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, NO TEMERA mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.Salmo 27:1-3 He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y NO TEMERÉ; porque mi fortaleza y mi canción es el SEÑOR Dios, quien ha sido salvación para mí. Isaias 12:2

La palabra temor Del Latín “Metus” que significa perturbación angustia del ánimo por un riesgo real o imaginario. Del Hebreo  jârad,  que significa “asustar, espantar”, “ocasionar temblor, estremecimiento, miedo”. Hacer que algo o alguien se asuste y huya, o corra hacia cierto sitio… Del griego fobéc, que significa “temer”, con el sustantivo derivado  de fóbos, Temor. (Tomado del diccionario-biblico).  Según los expertos del comportamiento humano, EL TEMOR O MIEDO es una emoción promovida por la proximidad de un peligro, que puede ser real o imaginario, y que está acompañada por un vivo deseo de evitarlo y de escapar de la amenaza. Es un instinto común a todos los seres humanos y que todos hemos experimentado. Nuestras actitudes están condicionadas en gran medida por el TEMOR. Existen diferentes grados o niveles de temor que van desde la simple timidez, la alarma, el miedo, hasta el pánico y el terror. Al hablar de Miedo debemos hablar de La Fobia, termino sicológico que nos es familiar porque ya lo hemos escuchado, que se define como miedo o temor muy intenso, con alta dosis de angustia, ante un estimulo particular. Muchas personas lo sufren: Zoofobia, que es el temor a los animales, insectos, ratones, culebras, gatos etc. Miedo a la soledad, a las multitudes, a los aviones, a las alturas, a las tormentas, a los espacios cerrados se le llama claustrofobia, como ascensores, o túneles, a la oscuridad, miedo a morir, miedo a fracasar, al rechazo, a no ser recompensados, inclusive se habla de homo- fobia, que es el rechazo a los homosexuales.

CAUSAS O RAÍCES  DE LA HIGUERA DEL TEMOR:  El temor es como la higuera que no sirve y su fruto envenena el alma. Así como Cristo maldijo la higuera y se seco desde la raíz, así el SEÑOR permitirá que mientras lees este mensaje, las vendas de tus ojos van a caer y la higuera del temor el SEÑOR la estará secando desde la raíz para que sea libre. Cuando nos es revelada la raíz de una atadura, es como dar luz algo que estaba escondido, oculto, en la oscuridad, y  una vez se hace evidente pierde poder, se puede atrapar, tal como ordena el Esposo(Cristo) a la esposa(la iglesia) en el Cantar: Cacen las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas; Cantares 2:15 Las zorras del temor hay que atraparlas, sacarlas de las cuevas y de los escondrijos del alma, porque están destruyendo la viña del SEÑOR, están arruinando la semilla de la Palabra de Dios y la Fe. Por todo esto  es muy  importante conocer sus causas o raíces:

.- EL TEMOR es originado desde la infancia, si se lastima o hiere a un niño mediante el rechazo, abandono, maltrato físico, violencia, insultos, abuso sexual. Será un adulto que crea barreras de protección y una resistencia para no ser lastimado nuevamente. Dice la Palabra de Dios en el Salmo 27:10 Aunque Padre y madre me abandonen el SEÑOR me recibirá en sus brazos.

.- EL TEMOR es provocado por la recepción de información negativa, ya sea en los medios de comunicación, o cualquier otro medio. Como la posibilidad de una guerra, un terremoto, un huracán, vivir en ambientes de violencia en donde es permanente la amenaza de sufrir atracos, robos, asaltos, miedo a quedar desempleado, por informes de cambios internos en las empresas. Salmo 27:3 Aun cuando un ejercito me asedie, NO TEMERA mi corazón, aun cuando una guerra estalle contra mí yo mantendré la confianza. Para quienes temen perder el empleo una Palabra de Provisión que no falla: Salmo 23 EL SEÑOR es mi pastor nada me faltará. Salmo 34:10 Los Leoncillos se debilitan y tienen hambre, pero a los que buscan al SEÑOR nada les falta. Y en cualquier circunstancia en que el temor nos asedie, en estos tiempos en que se anuncia el fin y que incluso los científicos coinciden en que se aproxima por todas las cosas que están ocurriendo en el mundo, que esta promesa este presente siempre: No temas, que yo estoy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaias 41:10 Y el día en que temo, yo en ti confío.

– EL TEMOR se produce por involucrarse con la hechicería y el ocultismo. Muchas personas buscan refugio en el ocultismo, para sobrellevar sus temores y no saben que estas prácticas solo terminan por esclavizarlas en lugar de liberarlas. Mis padres practicaron la hechicería mediante la magia, pactos y consultar adivinos para obtener lo que querían, porque ignoraban la Palabra de Dios, y que esto es abominación delante de Dios. Deuteronomio 18:10 Nadie entre los tuyos deberá practicar adivinación, brujería o hechicería; ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos. Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor. Mis padres, hermanas, y yo que era solo una niña de cuatro años de edad, empezamos a tener pesadillas en las noches, sentíamos presencias extrañas, pasos, ruidos, sombras, y no estoy narrando una película de misterio, fue real! Personalmente comencé a tener temor y muchas noches no podía dormir. Esas pesadillas y sensación que me querían ahorcar o pesadez en el pecho que me paralizaba, me acompañaron hasta hace nueve años que conocí a Jesucristo y supe del Poder de la sangre que el derramo en la Cruz del Calvario, EL me liberó de esa maldición. Y nunca mas hasta hoy he vuelto a tener pesadillas ni temor, al igual que mis padres y hermanas. ¡Gracias a Dios! por su hijo, Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Recordemos siempre esta promesa: Los videntes(hechiceros, brujos, falsos profetas) serán avergonzados, y confundidos los adivinos. Todos ellos se cubrirán la boca porque no hay respuesta de Dios. Miqueas 3:7  Y la oración que hizo David contra los que conspiraban contra él, la podemos hacer nuestra también contra aquellos que hacen rezos y conjuros contra los siervos de Dios: Alguien dio aviso a David, diciendo: Ahitofel está entre los conspiradores con Absalón. Y David dijo: Oh SEÑOR, te ruego, haz necio el consejo de Ahitofel. 2Samuel 15:31

– EL TEMOR se produce en las personas con muchas responsabilidades preocupadas solo por la productividad, como ejecutivos, supervisores, gerentes que temen constantemente perder sus posiciones, ante la posibilidad de no cumplir con las metas, objetivos o logros del mes, del trimestre, del año. Que maravilloso fuera si todos las personas que manejan la ansiedad que produce el temor a perder algo, aplicaran esta Palabra a sus vidas, y lograran confiar totalmente en el SEÑOR, simplemente no tendrían temor de nada!. 1ª. De Pedro 5:7 Echando toda nuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de nosotros.

– QUIEN POSEE TEME: El miedo surge en la medida que se adquieren bienes, poder, y en personas que tienen obsesión con la fama y el éxito que dejan de lado la vida, la constante preocupación de velar por la seguridad de estos y el miedo a perder, les convierten en víctimas de la ansiedad y de la ambición. Atendamos la advertencia de CRISTO, Nuestro Salvador al respecto: Estad atentos y guardaos de toda forma de avaricia; porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes. Lucas 12:15  ¡Cuidado con el amor al dinero!, “el amor” no el dinero, que en si es un medio para obtener bienes, es un medio que Dios provee a sus hijos para su sustento, el peligro está en hacer el dinero la única meta, el único y supremo objetivo en este mundo, es decir hacer del dinero un ídolo, un dios( el dios mammon, el dios de las riquezas). Porque raíz de TODOS los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores 1Tim6:10.

El afán de las riquezas estimula los corazones de los hombres como los bueyes perpetuamente aran el suelo. Cuanto mas profundamente son sembradas las riquezas en el corazón por el amor a ellas, mas profundamente se verá este atravesado por la pena.”  Thomas Le Blanc

FRUTOS MALOS DE LA HIGUERA DEL TEMOR. El temor es como la higuera que tiene raíces y no da frutos buenos, porque el temor no es bueno ni saludable, no es adecuado justificarlo, pues este únicamente nos daña, pidamos al SEÑOR que como maldijo y seco la higuera desde la raíz y nunca mas dio fruto, así mismo, haga con la higuera del  temor. Estos son algunos frutos malos del temor que envenenan el alma :

–  EL temor produce Baja autoestima,  Incredulidad y Rebelión. EL temor cuando es permanente hace perder la confianza en si mismo y en el SEÑOR. Sobre todo produce incredulidad, y afecta nuestra Fe. Por eso, debemos llevar todos nuestras debilidades, inseguridades, defectos y errores que son ataduras que nos mantienen cautivos, a la Cruz del Calvario,  para ser totalmente libres y  obtener la seguridad y confianza que necesitamos debemos tener Puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la Fe. Hebreos 12:2.   El temor paraliza e impide que tomemos decisiones, ante el riesgo a situaciones desconocidas. El temor es para la mente, lo que la parálisis para el cuerpo, nos impide hacer muchas cosas.Esto fue lo que ocurrió con los diez espías incrédulos, temerosos, que fueron a reconocer la tierra:  Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. Numeros 13:31 El espíritu de temor que produce baja autoestima, incapacita, porque hace ver de manera exagerada la situación que lleva al temor, los espías con baja autoestima, consideraron que no podían ir a la batalla, diciendo; porque es más fuerte que nosotros.  El temor lleva a la incredulidad y contamina a los que nos rodean. El pueblo de Israel al escucharles decir “No podremos”, porque el temor nos desenfoca del poder de Dios y de lo que EL puede hacer por nosotros, y nos hace centrar en nuestras propias capacidades, que son mínimas, ante los gigantes que debemos enfrentar en nuestra vida. El reporte de estos diez hombres, que confiaban en sus capacidades, en lo que ellos podían hacer y no el SEÑOR, que todo lo puede. Esto lleno a todo el pueblo de sentimientos de impotencia, angustia, y sentimientos de derrota:  Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Numeros 14:1 Como consecuencia de la incredulidad  o fruto malo del temor viene la rebelión y la murmuración contra Dios:  Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: !Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto!; o en este desierto ¡ ojalá muriéramos! Números 14:1-2  Y la consecuencia de la rebelión es la muerte espiritual, porque es una obra de la carne.  Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Romanos 8:6  Pero quien está firme y confía en el SEÑOR, y le da el control en todo cuanto hace, y dice, tiene un lenguaje de Fe, de seguridad, de confianza, no teme el futuro y habla como Caleb: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos. Numeros 13:30  Quien en verdad espera en el SEÑOR, y esta libre de todo temor, ante la montaña de la dificultad y ante los imposibles dice como Josué:  La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si el SEÑOR se agradare de nosotros, EL nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel. Por tanto, no seáis rebeldes contra EL SEÑOR, ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está el SEÑOR ; no los temáis. Numeros 14:7-9  ¡Que Fe la de Josué,  en quien TODO LO PUEDE!  “nosotros los comeremos como pan”  Pero, los incrédulos, intimidados por el espíritu de temor, odian a los que hablan así, porque piensan que están locos, que si los escuchan morirán en el intento y quieren destruirlos, pero el SEÑOR no se los permitirá: Entonces toda la multitud habló de apedrearlos. Pero la gloria del SEÑOR se mostró en el tabernáculo de reunión a todos los hijos de Israel, Numeros 14:10

 Otro fruto malo del temor, además de producir ansiedad, angustia, preocupación, pánico, desencadena el ESTRÉS,  y una persona esta sometida a estrés prolongado, genera un disminución en las defensas del cuerpo, lo que conlleva a sufrir enfermedades, del corazón, dolores de espalda, problemas gastrointestinales, se elevan los niveles de colesterol, presión alta, migrañas, problemas de tiroides. Creed en el SEÑOR vuestro Dios, y estaréis seguros..2Crónicas 20:20 Solamente temed al SEÑOR y servidle en verdad con todo vuestro corazón; pues habéis visto cuán grandes cosas ha hecho por vosotros. 1 Samuel 12:24

 En ocasiones puede producir INSOMNIO, por el temor al futuro,  es la angustia de pensar en la incertidumbre de lo que vendrá o pasará, preocupación por situaciones por peligros que pueden ser imaginarios, sin embargo, las personas que lo sufren no pueden evitar el pensar y pensar y no logran conciliar el sueño. La mejor manera de combatir el insomnio es buscando al SEÑOR en oración, citando la palabra de Dios:  Yo me acosté y me dormí; desperté, pues el SEÑOR me sostiene. Salmo 3:5  La esposa del Cantar de los cantares, tenía tal comunión con el Esposo(Cristo esposo de la iglesia), que dijo: Mientras dormía mi corazón velaba. Cantares 5:2 Muchas veces cuando estaba sufriendo de depresión y trastorno de pánico, el SEÑOR me despertaba para que orara, aprendí a citar la Palabra de Dios y a meditar en ella tanto en el día como en la noche, mientras vigilaba, oraba un rato y después podía dormir como un bebé. Que sea tal la comunión que tenemos con el SEÑOR, que  tu y yo podamos como la esposa decir a nuestro Esposo Celestial, CRISTO: Mientras dormía mi corazón velaba. Cantares 5:2

COMO VENCER EL TEMOR Nuestra reacción ante una situación que nos produce temor puede ser: Huyendo, atacando o quedando paralizados. Para vencer el Miedo los sicólogos dan calmantes, tranquilizantes que pueden ser útiles temporalmente y algunos consejos que son buenos para enfrentar el temor, sin embargo siguen siendo soluciones temporales. Sufrí de Trastornos de Pánico y es una experiencia terrible, por la que no deseo volver a pasar nunca. Gracias a Dios y por todo lo que pase, puedo compartir algunas de las salidas en Cristo y su Bendita Palabra que para mi fueron lampara a mis pies y lumbrera a mi camino en medio del temor:

1.- Guardando nuestros pensamientos en Cristo, mediante la paz que Dios da a través de su hijo, aceptándolo en nuestro corazón y permitiendo que El sea quien tome control de todo lo que hacemos, decimos y esperamos ser. Filipenses 4:6 Y LA PAZ DE DIOS, QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO CUIDARA SUS CORAZONES Y SUS PENSAMIENTOS EN CRISTO JESUS.

2.- Meditando y pensando en la Palabra de Dios, llenar nuestra mente de pensamientos buenos, limpiar nuestra con la Palabra de Dios, cambiar los pensamientos negativos por versículos de la Biblia. Enumero sólo algunos que me han ayudado y librado del temor a mí, se que a ti también, es importante repetirlos una y otra vez, en voz alta, hasta que sientas paz :Salmo 23 Aunque ande en valle de sombra y muerte no TEMERE mal alguno porque tu estarás conmigo. Salmo 91:2-4 Di al Señor: Tu eres mi refugio, mi castillo. ¡ Mi Dios en quien confío! Sólo él puede librarte de trampas ocultas y plagas mortales, pues te cubrirá con sus alas, y bajo ellas estarás seguro. En todo lo bueno es en lo que debemos pensar, así lo ordeno el Señor a través del Apóstol Pablo: Filipenses 4:8 PIENSEN EN TODO LO VERDADERO, TODO LO RESPETABLE, TODO LO DIGNO DE ADMIRACIÓN, TODO LO QUE SEA EXCELENTE O MEREZCA ELOGIO.

 “El deleite en la Palabra de Dios es el antídoto contra la ruina y destrucción del santo afligido. La Palabra de Dios es ungüento para el creyente enfermo, consuelo y esperanza para el creyente en agonía, medicina preciosa para evitar que el pueblo de Dios perezca en tiempo de aflicción.” Edmund Calamy

3- EL TEMOR A DIOS no es el que paraliza, perturba y desespera, este es un temor que nos mueve a renunciar al pecado, renunciar a ofenderle, y recurrir a Dios, mediante el arrepentimiento sincero. En los evangelios están presentes siempre las palabras de Jesús: NO TENGAS MIEDO o NO TEMAS. Jesucristo dijo a sus discípulos a quien se debe temer: Mateo 10:28 NO TEMAN a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma. TEMAN más bien al que puede destruir alma y cuerpo en el infierno. Cuando el amor de Dios ha sido perfeccionado en nosotros no tenemos temor de malas noticias, y andamos totalmente confiados, que nada malo pasará y si algo llegara a pasar será porque Dios lo ha permitido para un bien, porque dice su palabra: Romanos 8.28 Ahora bien sabemos que Dios dispone TODAS las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. 1ª Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.

4.- LA FE VENCE EL TEMOR Y entrando él en un barco, sus discípulos le siguieron. Y he aquí, fue hecho en el mar un gran movimiento, que el barco se cubría de las ondas; mas él dormía.Y acercándose sus discípulos, le despertaron, diciendo: Señor, sálvanos, que perecemos. Y él les dice: ¿Por qué temen, hombres de poca FE? Entonces, despierto, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.  Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen? Mateo 8:23-27  ” EL Temor es una señal de  poca de Fe. Cuán dignos son de veneración y respeto los juicios de Dios! De todo se vale la bondad del Señor para alentar al hombre en me dio de los trabajos , animándole á que deposite enteramente en El toda su confianza. A la vista de Jesús sufren los Apóstoles una tormenta que pone a prueba su Fe, y se nos descubre el grande recurso que tenemos en Jesucristo en los trabajos y males de la vida; avisándonos con esto, que aun por ser parte de su cuerpo como iglesia, No estamos exentos de sufrirlos ; y que aun cuando se escondan a la vista del cuerpo, la Fe siempre debe proveerlos y prevenirlos contra ellos. Los peligros de la vida , y la contradicción de las pasiones que se levantan en nuestro corazón , figurados en tan horrible tempestad, no deben debilitar la Fe de nuestra alma; porque si como los Apóstoles acudimos oportunamente a Cristo, no hay duda que nos salvará. En la nave se hallaban, y esta se veía tan combatida y expuesta, que le pasaban las olas por encima , y la cubrían, los Apóstoles temieron porque ignoraban que la nave de Pedro podías ser combatida, pero no sumergida. Embarcados nosotros en la nave de Cristo vemos las encrespadas olas de la impiedad, de la injusticia, de la apostasía, y del error que la agitan y combaten; los justos acometidos por el furor de los impíos; los tímidos amenazados  por el escándalo de los réprobos; la virtud insultada y perseguida por las oleadas infernales de la abominable corrupción de este siglo, empujadas por el viento impetuoso de la soberbia; sin embargo, subsistirá la nave; llegará salva al puerto, y los que naveguen en ella, y de ella no se salgan, se salvarán ; pero para los que de ella se salen no hay salvación en Dios. El sueño misterioso del piloto Salvador es para probar la fidelidad de los remeros, porque quiere que experimentando ellos su propia debilidad, conozcan la necesidad que tienen del socorro de Dios, y que están perdidos si no acuden a EL con el clamor de la Fe y de la esperanza mas sólida y verdadera, mediante la oración fervorosa , uniéndose con el lazo del amor.   Sublime pasaje es este para contener el insano atrevimiento de aquellos que en medio de las adversidades de la vida murmuran de la providencia y bondad de Dios, y sienten las mayores impaciencias; así pues, aunque la Fe nos es sumamente necesaria en todos los eventos de la vida, lo es mucho mas en los eventos adversos, por que como nos dice San Juan, lo que nos hace alcanzar victoria sobre el mundo es nuestra fé , y nadie vence al mundo sino el que cree que Jesús es Hijo de Dios. 1 Juan 5:4 Esta confianza y Fe la tienen los Apóstoles, y aun que imperfecta, pasaron del temor cobarde de la muerte, a los afectos de un temor respetuoso, tan pronto como vieron a Cristo despierto, y admiraron el repentino sosiego delos vientos y los mares.  Dormía el SEÑOR para probar la Fe de sus discípulos, no porque El no supiese lo que pasaba en sus corazones, sino para que ellos se conociesen mejor así mismos ; y queriendo que fuesen mas fervorosos y frecuentes en la Oración ; Ven el peligro, y temen ; y porque temen, oran ; y oran con fervorosa instancia….  Oh verdaderos discípulos, tienen con ustedes al Salvador, y temen el peligro? ¿Temen a la muerte? ¡Qué extrañeza! Alejen el temor; ¡Recobren la confianza que perdieron! Sálvanos SEÑOR, le dijeron, y mostraron que la tenían. SEÑOR, perecemos , confesaron su debilidad y la pequeñez de su corazón, y le despertaron, porque tenían Poca Fe; por eso les reprendió el Salvador diciéndoles: ¡Hombres de poca Fe, porque están temerosos!  En otras palabras: ¿Qué tienen que temer estando en mi compañía? ” Ludolph V. Sachsen

ORACIÓN: “Omnipotente y Soberano SEÑOR y Dios mio Jesucristo, ten la bondad de mandar a los vientos y a las tempestades de los movimientos engañosos de las tentaciones que turban sobremanera mi alma que estén quietas y se calmen. Ven SEÑOR, y anda sobre las olas de mi corazón; para que todas mis cosas sean serenas y pacificas. Descanse y huelgue mi corazón, en Ti Dios mio; ya ves que es un mar grande, impetuoso y soberbio; tranquilizale, y haz que duerma y se calme; para que dormido no cuide de cosa alguna de cuantas hay bajo del cielo; que solo en Ti vele, que solo a Ti, único bien mio, posea y abrace. Solo a Ti, luz de mis ojos, contemple; y todo lleno de gozo espiritual pueda cantar y decir: duermo y mi corazón vela; y con el Salmista pueda repetir: En paz me acostaré y asimismo dormiré, porque solo Tu, SEÑOR, me haces vivir confiado. AMEN” Ludolph V. Sachsen

 ************************************************************* 

” EL DIA EN QUE TEMO, YO EN TI CONFIO.” SALMO 56:3

” David no se jactaba, no era un fanfarrón; no dice que nunca tenía miedo; no es un estoico que no teme nada y al cual falta ternura. La inteligencia de David le impedía adoptar una actitud de indiferencia o ignorancia; se daba cuenta del peligro y tenía miedo. Somos hombres, y por tanto podemos ser derribados;somos débiles, y por tanto incapaces de impedirlo; somos pecadores, y por tanto lo merecemos, y por estas razones tenemos Temor. Pero la condición de la mente del Salmista era compleja, pues el temor no invadía toda su mente, porque añade:Yo en Ti confío.”    Es posible, pues, que el temor y la fe ocuparan la mente en el mismo momento. Somos seres extraños, y nuestra experiencia en la vida divina es todavía más extraña. Con frecuencia nos hallamos en un crepúsculo en que la luz y las tinieblas están presentes las dos y es difícil decir cuál de las dos predomina. Es un temor bendito el que nos lleva a la confianza. El temor no regenerado aleja de Dios; el temor con la gracia lleva a El. Si temo al hombre, me basta con confiar en Dios, y tengo el mejor antídoto.” Charles Spurgeon.

“No hay nada como la fe para ayudar en el momento de la necesidad; la Fe disuelve las dudas como el sol la niebla. Y para que no vaciles, recuerda que el momento para creer es siempre. Hay momentos en que algunas gracias no son usadas, pero no hay un solo momento en que podamos decir esto de la fe. Por lo tanto, la fe debe ser ejercida en toda ocasión.La fe es el ojo, es la boca, es la mano, y uno de ellos por lo menos es usado durante todo el día. La fe es ver, recibir, obrar, comer; y un cristiano debe ver, o recibir, y obrar, o alimentarse todo eldía. Que llueva, que truene o relampaguee, el cristiano debe seguir creyendo«En el momento» –dijo el salmista- «en que tema, confiare en Ti.» John Bunyan

“Una chispa divina puede vivir en el humo de las dudas sin que se levante en forma de llama.Cuando hay gracia en el fondo de la duda, habrá dependencia en Cristo y súplicas vivas a EL. La fe de Pedro vacila cuando empieza a hundirse, pero echa una mirada y llama a su Salvador,reconociendo su suficiencia (Mateo 14:30): «Señor, sálvame.» “Stephen Charnock

” Es una buena máxima con la que entrar en un mundo de peligro; una buena máxima para entrar en el mar; una buena máxima en la tormenta; una buena máxima cuando estamos en peligro en tierra; una buena máxima cuando estamos enfermos; una buena máxima cuando pensamos en la muerte y el juicio. «En el día en que tengo miedo, yo en Ti confío.»” Albert Barnes

 

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »