MENUMENU

● PON MIS LÁGRIMAS EN TU REDOMA

Pon mis lágrimas en tu redoma; ¿No están ellas en tu libro? Salmo 56:8

Por: A.Lucia M.Cadavid

Significado de Redoma: Recipiente de vidrio, o botella, donde se conservaba antiguamente el aceite de unción usado por los sacerdotes o para guardar perfumes y ungüentos.

El alma llora porque una profunda tristeza, un fuerte dolor punzante y casi insoportable atraviesa e invade nuestro corazón. Lloramos cuando enfrentamos problemas como: Una enfermedad dolorosa, una gran traición, ofensa, calumnias injustas,abandono, soledad, rechazo, desamor,maltrato, ingratitud, grandes perdidas como la muerte de un familiar,un hijo, un padre, una madre, un amigo, las quiebras económicas, lloramos por un hijo rebelde e ingrato, un esposo rebelde, por los fracasos, también podemos llorar por el anhelo intenso que los perdidos conozcan a Cristo y sean salvos, lloramos cuando nos identificamos con el sufrimiento de otros. Hay lágrimas de dolor por el pecado y un genuino arrepentimiento, lagrimas de desesperación por una angustia indecible, un gemido de lo profundo del corazón. A los que lloran el SEÑOR promete: Bienaventurados los que LLORAN, porque ellos serán consolados. Las Lágrimas tienen propósitos delante de Dios para glorificar su nombre, para ser santificados, purificados y perfeccionados en Dios. Cuando pasemos por grandes pruebas y aflicciones, pidamos al SEÑOR su gracia para seguir el ejemplo de Job, quien cuando lo perdió todo, se postro y adoró a Dios y No pecó en todo esto, ni atribuyó a Dios despropósito alguno. Job 1:20-22

.- LAS LAGRIMAS SON ORACIONES, que expresan un dolor muy profundo, manifiestan sinceridad, una gran necesidad y dependencia de Dios, no son señal de debilidad como muchos piensan, sino de humillación, humildad, sensibilidad y fortaleza. Las lágrimas de arrepentimiento cuando son sinceras purifican, santifican y liberan el alma. “Las Lágrimas son las gotas de rocío que limpian los cristales del alma. La promesa de Dios es que un día ya no tendré que llorar, pero mientras tanto las verteré para limpiar los ventanales del corazón.” Charles Spurgeon David oró: Pon mis lágrimas en tu redoma(en tu vasija Celestial) y añadio: ¿No están ellas en tu libro? Las lágrimas derramadas estando en la presencia de Dios, quedan en la memoria USB del Cielo, son incienso que sube como olor grato, cada una está colocada en copas de oro: Cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero. Todos tenían arpas y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los justos(los justificados por la sangre de Cristo). Apocalipsis 5:8

.– DIOS ESCUCHA las lágrimas que son oraciones, David lo expreso asi: Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad, porque el SEÑOR ha oído la voz de mi llanto.Salmo 6:8. En algunas ocasiones, es tal el dolor, que solo podemos llorar delante del SEÑOR. Agar, madre de Ismael, es uno de los personajes bíblicos que siempre me inspira de manera especial; por ser la esclava, la concubina de Abraham, la rechazada, la que a los ojos de los hombres no merecía nada, la que no tenia derecho. Dios nunca la abandono, tuvo misericordia de ella y de su hijo, escucho su llanto y los bendijo, cuando pensaron que morirían en el desierto. Agar fue expulsada de la casa de Abraham por una segunda y última vez, salió con su hijo, con pan y agua. Faltando el pan y el agua en el desierto, Agar se aleja de su hijo para no verlo morir. Así, se sentó a llorar sin esperanza. Y oyó Dios que el muchacho lloraba y envío un ángel diciendo:” ¡No temas! Dios ha oído llorar al muchacho, allí tendido en el suelo. Anda, ve a buscar al niño, y no lo sueltes de la mano, pues yo haré que de él salga una gran nación.» Entonces Dios hizo que Agar viera un pozo de agua.”Génesis 21:8-21   Cuando Ezequías enfermo de muerte, lloró con gran llanto, y Dios le respondió. Entonces, la palabra de Dios vino a Isaías, diciendo: Vé y di a Ezequías: “Así ha dicho el SEÑOR, Dios de tu padre David: He oído tu Oración y he visto tus lágrimas. He aquí que yo añadiré quince años a tus días…Isaias 38:1-8 “De alguna manera, Dios es atraído al quebrantado, al necesitado, y al débil.” Jim Cymbala

.-Dios convoca a los lideres, ministros del SEÑOR y sacerdotes, que conducen al pueblo de Dios,a que LLOREN suplicando ante su altar con ayuno, lloro y lamento, por el perdon de los pecados y por un verdadero arrepentimiento, y a fin de evitar el juicio de Dios con plagas,desolación, hambrunas y muerte, por causa del pecado: Entre la entrada y el Altar LLOREN los sacerdotes ministros del SEÑOR, y oren diciendo: “Perdona, Oh SEÑOR, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad para que no la dominen las naciones. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: ¿Dónde está su Dios’?”Joel2:1-17  SEÑOR, levanta siervos(as) de oración. de ayuno, que derramen lagrimas en tu altar, para estos tiempos dificiles, tiempos de apostasia, porque en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; 2Timoteo 3:2-5

“La Biblia declara enfáticamente que ni una lágrima de los hijos de Dios cae al suelo. David dijo, “pon mis lágrimas en tu redoma: ¿no están ellas en tu libro?” (Salmo 56:8). Para Dios, las lágrimas de los santos son tan preciadas que las conserva. Si Dios preserva mis lágrimas, entonces ¿no me protegerá a mí?El hecho de que Dios guarde todas nuestras lágrimas suena demasiado maravilloso como para creerlo. Y lo que me impresiona aún más de ello es pensar que si Él cuenta cada una de mis lágrimas, entonces cuán preciosa será mi sangre para Él, mi vida y mis necesidades. Hasta que contemos con la convicción en nuestras mentes de que Dios se percata de manera especial de todas y cada una de las aflicciones que sufrimos, será imposible obtener la confianza necesaria para creer que Él tiene nuestras lágrimas en su redoma. ¿Podemos creer esta verdad: que el Dios que ha contado los cabellos de nuestra cabeza y conserva cada una de nuestras lágrimas se interpondrá a favor nuestro? Escuche esta palabra en su espíritu: Cada lágrima que ha derramado sobre los pecados del pasado, cada lágrima derramada en tiempos de tribulación y estrés; cada lágrima derramada por las almas perdidas está escrita en su libro.Usted puede decir, “Yo no lloro, rara vez derramo una lágrima”. Creo en las lágrimas del alma que sólo Dios ve en nuestro interior, lágrimas silenciosas a menudo encubiertas en momentos de dificultad y necesidad. ¡Ni una sola de sus lágrimas se ha perdido! Ni una sola ha sido en vano. ¡Creer en Dios es creer en esta increíble verdad!” David Wilkerson

“Un alma pobre y quebrantada con frecuencia inclina sus rodillas en oración pero solo puede expresar su desconsuelo a través de lágrimas y suspiros. Sin embargo, ese lamento hizo que todas las arpas del cielo comenzaran a tocar una canción y Dios reunió todas esas lágrimas y las atesoró en la botella celestial para las lágrimas.¨Pon mis lágrimas en tu redoma¨ Salmo 56:8 indica que las lágrimas se recogen apenas caen. El Altísimo comprenderá bien al peticionario cuyos temores hacen que sus palabras no puedan brotar. Quizás solo atine a elevar sus ojos humedecidos al cielo, pero ¨La oración es una lágrima que cae.¨ Joseph Parker.

“Las lágrimas son diamantes del cielo, los suspiros son parte de la música de la corte real de Dios y ambos se cuentan con ¨los tonos más sublimes que alcanzan a su Majestad en lo alto.¨James Montgomery.

“Jamás pienses que tus oraciones, aunque débiles y vacilantes, no se toman en cuenta. La escalinata de Jacob será alta, pero nuestras oraciones descansan en el Angel del pacto, por lo que ascienden a las alturas de las huestes estrelladas Génesis 28:12. Nuestro Dios no solo escucha nuestras oraciones sino que además le encanta escucharlas. ¨No pasa por alto el clamor de los afligidos¨Salmo 9:12….Dondequiera que haya un corazón cargado de tristeza o unos labios temblando en agonía, o profundos gemidos o suspiros de arrepentimiento, ahí mismo está abierto el corazón del SEÑOR. EL registra a cada uno en su memoria, colocando nuestras oraciones como si fueran pétalos de rosa entre las páginas de su libro de los recuerdos. Y cuando finalmente se abra ese libro, brotará de él una preciosa fragancia….” Charles Spurgeon

“Así, cuando el pueblo de Dios está apurado por causa de las aflicciones y persecuciones, las armas que han empleado han sido oraciones y lágrimas, y con ellas vencen a sus perseguidores.” Thomas Brook

“La lágrima que hoy desciende por mi mejilla, mañana, será la joya que adorne la corona, que gozoso,  pondré a Sus pies”.  A.D.

“El perfume con el que la mujer en la casa del fariseo ungió los pies de Cristo era precioso; pero sus Lágrimas, con las que le lavó los pies, tenían más valor que el nardo.” Abraham Wright

ORACIÓN: Amado SEÑOR, Esposo de la iglesia.  Coloca mis lágrimas en tu redoma, dame tu gracia para entender que cada lágrima derramada es con un propósito, es para nuestro bien, es para santíficarnos y para que seamos mas semejantes a ti. SEÑOR, que como Job, no atribuya despropósito alguno a ninguna de las aflicciones que tu me permites para mi bien y para restituirme y restaurarme al doble: Vuelvan a su fortaleza, prisioneros de esperanza, pues hoy mismo les hago saber que los restauraré al doble.Zaca.9:12 Disfrutarán de una doble honra en lugar de vergüenza y deshonra.Poseerán una doble porción de prosperidad en su tierra, y una alegría eterna será suya.Isaias 61:7 (NTV). Gracias SEÑOR, por tus promesas, las recibo y me apropio de ellas en este día…. SEÑOR, para que esta oración no tenga estorbos y llegue a tu presencia. Con lágrimas en el corazón perdono a mis enemigos, a los que me han hecho daño y me han herido, SEÑOR, ¡perdónales porque no saben lo que hacen!  Creo que mis lágrimas están en tu regazo y como un recordatorio están escritas en tu Libro Celestial. Amado SEÑOR, mi Salvador, cuando mi copa de oro rebose con mis gemidos, lágrimas y suplicas, cuando mis lágrimas abonen la tierra de mi aflicción, podré decir con José: “Dios me hizo fértil en la tierra de mi aflicción.” Génesis 41 :52. Entonces,  cosechare respuestas en todas las áreas de mi vida. Creo que Los que sembraron con lágrimas con regocijo segarán. Mientras dura  la noche(la prueba), derramaré lagrimas con mis suplicas ante Ti. Por la noche durará el lloro, pero cuando amanezca vendrá la alegría. Salmo 30:5 SEÑOR, Los que esperamos en TI, Nunca, Jamas, seremos avergonzados. Amen….

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »