MENUMENU

● SANIDAD DEL ALMA, EN CRISTO: FACTORES QUE CAUSAN EL SUFRIMIENTO

Por: A. Lucia M. Cadavid

El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos nosotros consolar a los que están en cualquier angustia, con la consolación con que nosotros mismos somos consolados de Dios. 1Corintios 1:4

El sufrimiento es una parte esencial e ineludible de la vida. Por supuesto la vida no consiste solamente en pruebas y aflicciones, también existen momentos de tranquilidad. Nosotros tenemos la tendencia a atribuirle a Dios nuestro sufrimiento, de hecho hay quienes cuestionan a Dios con preguntas como: ¿Por qué permite Dios el sufrimiento? Otros más incrédulos dicen: Si Dios existiera ¿ Como podría permitir tanto sufrimiento como vemos en el mundo? Quiero analizar si realmente hemos de atribuirle a Dios toda la responsabilidad de nuestras aflicciones. Creo que existen por lo menos tres factores, que nos causan la aflicción: En primer lugar está el factor humano, en segundo lugar el factor Divino, y en tercer lugar está el factor diabólico. Cada uno de estos factores los estaremos estudiando a la luz de la Biblia, la palabra de Dios. No pretendo saber todo acerca del sufrimiento, pero si te puedo asegurar, que quien  escribe sabe lo que es sufrir, llorar por horas amargamente y sentir que no hay esperanza, se lo que es estar en una profunda depresión, se lo que es despertar cada mañana deseando que esa fuera la última. Creo que el SEÑOR me permitió pasar por tanto dolor,  porque nadie tiene mas propiedad y autoridad para hablar de un tema, que quien lo ha experimentado. Pero Dios, que consuela a los deprimidos, nos consoló con la llegada de Tito; y no sólo con su llegada, sino también con el consuelo con que él fue consolado en vosotros, haciéndonos saber vuestro gran afecto, vuestro llanto y vuestro celo por mí; de manera que me regocijé aún más. 2Corintios 7:6-7

“Jesucristo tiene Muchos que anhelan su reino celestial mas muy Pocos que lleven su Cruz. Tiene muchos que desean el consuelo, muy pocos que quieran la tribulación. Muchos compañeros halla para la mesa pocos para la abstinencia. Todos quieren gozarse con EL; mas pocos quieren sufrir algo por EL. Muchos siguen a Jesús hasta el partir del Pan; mas pocos hasta beber el cáliz de la Pasión. Muchos honran sus milagros; pero pocos siguen el oprobio de la Cruz. Muchos aman a Jesús cuando no hay adversidades. Muchos le alaban bendicen en el tiempo que reciben de él algunas consolaciones; mas si Jesús se escondiese los dejase un poco, luego se quejarían y desesperarían.” Tomas de Kempis

1.- EL FACTOR HUMANO: .- A veces sufrimos las consecuencias, por nuestra propia imprudencia o desobediencia, tanto a las leyes humanas como a las divinas. Galatas 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso mismo también segará. Alguien conduce borracho, a gran velocidad y causa un accidente, como consecuencia queda paraplejico de por vida. Una mujer traiciona a su futuro esposo y queda embarazada, tiene que casarse con el padre del hijo que espera, el hombre equivocado, sufrirá las consecuencias de esa infidelidad. Una adolescente se encuentra a altas horas de la noche en un bar o discoteca, puede sufrir una violación o una sobredosis de drogas o alcohol, por estar en el lugar equivocado a la hora equivocada. En estas situaciones que he mencionado, todos sufren las consecuencias por sus malas decisiones, en ningún momento tuvieron en cuenta a Dios. Si yo siembro desamor, soledad, maltrato, abuso, sufriré las consecuencias de lo que he sembrado, de mis malas actitudes o malas decisiones. .-  Sufrimos por causa de maldiciones generacionales o como lo llaman los sicólogos, patrones hereditarios que se repiten de una generación a otra. Un niño-a es abusado sexualmente por algún familiar o conocido, una mujer violada o maltratada por sus padres o esposo, una familia que sufre por la adicción de un padre, madre o hijo a las drogas o al alcohol. Una esposa que sufre las infidelidades de su esposo. Alguien afligido por una enfermedad terminal cáncer, sida, diabetes etc. Estas situaciones que he mencionado, quiero destacar que generalmente están ligadas a una raíz generacional que se repite, aunque sea causada por un tercero, como el abuso y las violaciones, son fuerzas del mal que se atraen, tanto en el que recibe el daño como en el autor del mismo, ambos arrastran una maldición generacional. Esta razón es reforzada por la palabra de Dios en Deuteronomio 5: 9 Yo soy tú Dios, fuerte, celoso que visito la maldad de los padres sobre hijos, hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos. Tercera y cuarta generación se refiere a padres, hijos, nietos y bisnietos. Ahora que sabes esto, averigua si la situación que estas viviendo hoy es generacional, si tu bisabuelo, tu abuelo, tu padre, pasaron por lo mismo y tu estas sufriendo la misma situación. No hay duda que hay un maldición generacional, pero no te angusties hay solución, hay una salida JESUCRISTO se hizo maldición para que tu fueras bendecido. Solo por medio de Jesús y de su Sangre que fue derramada en la Cruz del Calvario, podemos romper estas maldiciones, porque el venció todas las fuerzas malignas y triunfó sobre ellas. Te puedo decir con toda certeza que Jesús me liberó de dos maldiciones generacionales que me flagelaron por muchos años, una fue la hechicería, y otra el adulterio, ahora soy totalmente libre y tengo la seguridad que mis hijos, nietos y bisnietos serán una nueva generación; si Dios lo hizo conmigo lo puede hacer contigo. Busca ayuda en Cristo, para que empieces a ver tu vida diferente, y conozcas la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento. Para concluir, quiero que reflexiones y que se hagan una realidad en tu vida dos pasajes de la palabra de Dios, que refuerzan las razones que he expuesto acerca del sufrimiento. Versión Dios Habla Hoy: Galatas 3:13-14 Cristo nos libró de la maldición de la ley, pues él fue hecho objeto de maldición por causa nuestra, porque la Escritura dice: ” Maldito todo el que muere colgado de un madero” . Esto sucedió para que la bendición que Dios prometió a Abraham alcance también por medio de Cristo Jesús, a los no judíos; y para que por medio de la fe recibamos todos el Espíritu que Dios ha prometido. Juan 8: 32 Dijo Jesús a sus discípulos: Y conocerás la verdad y la verdad los hará libres.

Continuando con el estudio acerca de las aflicciones y sus causas a la luz de la palabra de Dios, veremos el factor Divino y porque Dios nos permite pasar por tribulaciones. Es mi anhelo que una vez te sea revelado, porque haz pasado o estas pasando por situaciones tan difíciles, tengas una visión diferente y otra perspectiva del dolor, que puedas ver más halla del dolor, que puedas identificar el propósito que Dios tiene con tus sufrimientos.

2.- EL FACTOR DIVINO: Deuteronomio 8: 14-15 Y se enorgullezca tu corazón, y te olvides del Señor tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y El te sacó agua de la Roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, AFLIGIÉNDOTE Y PROBANDOTE, para a la postre hacerte bien. Basándome en el texto anterior, entenderemos para que permite Dios el sufrimiento en nuestras vidas :

.- Dios usa las aflicciones para que nos acordemos de El. Cuando todas las cosas marchan bien, nuestra tendencia humana es la olvidarnos de Dios, llenarnos de orgullo, y autosuficiencia,  Y SE ENORGULLEZCA TU CORAZON Y TE OLVIDES DE TU DIOS, esto rompe nuestra relación con Dios, es cuando Dios decide sacarnos de la comodidad financiera, emocional, física, familiar y nos mete en el desierto o prueba, para salvarnos, porque nos ama, aunque parezca contradictorio o paradójico, cuando estamos pasando dificultades si hemos estado lejos o tratando de alejarnos de Dios, viene una prueba, una aflicción, momentos en que nos hallamos en un callejón sin salida, situaciones apremiantes en las que necesitamos un milagro; entonces volvemos nuestra mirada al cielo y nos humillamos, lo digo por experiencia propia, es cuando mas oramos, queremos estar cerca de Dios, y cuando mas anhelamos ir a la iglesia.

.- Dios usa el sufrimiento para fortalecer y aumentar nuestra Fe: Durante la travesía del pueblo de Israel por el Desierto de Sinaí, vieron la gloria de Dios mas que en cualquier otro momento de sus vidas, puedo enumerar algunas maravillas que Dios obró en medio de ellos, las cuales han sido dramatizadas en la película ” MOISÉS”, y en documentales históricos en televisión. -La apertura del mar Rojo, de manera sobrenatural, cuando eran perseguidos por Faraón y sus ejércitos. – La nube que los guiaba de día y el resplandor de la presencia de DIOS en la noche. – Cuando tuvieron hambre Dios les envió el Maná del cielo y cuando tuvieron sed les sacio con agua que vertió de una Roca. – Durante cuarenta años no necesitaron comprar calzado, ni vestido. Es decir, que cuando estamos atravesando nuestro desierto económico, de salud, emocional, o familiar y decidimos esperar y creerle a Dios que el nos llevará a nuestra tierra prometida, o en otras palabras a la solución o salida de nuestras dificultades, veremos mas que nunca a Dios en ese desierto, su provisión sobrenatural o el maná, su consuelo, las fuerzas para seguir adelante, que son fuentes de agua en el desierto, aunque no veamos sino arena y cielo, cuando la prueba se torne mas dura, en esos momentos difíciles Dios nos muestra su mano bondadosa, por medio de Su Palabra,  un familiar amigo o desconocido, Dios usara cualquier cosa para mostrarnos su poder, entonces nuestra fe crece y se fortalece, vemos a Dios en cada detalle, en cada situación en cada cosa que nos sucede.

.- Dios permite el sufrimiento para producir paciencia en nosotros. Es decir con la aflicción aprendemos a esperar con calma, la paz de Dios nos permite aceptar la situación sin quejas, ni murmuraciones. Romanos 5: 3-4 También nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba y la prueba esperanza.

.– Dios permite el sufrimiento para nuestra corrección: Dios lo hace como un padre en busca de la corrección de su hijo; nunca con términos de juicio legal o como un juez en busca de retribución. Hebreos 12: 5-7 Hijo mío, no desprecies la disciplina del Señor ni desmayes cuando eres reprendido por El; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportamos la disciplina Dios nos trata como a hijos; ¿ porque que hijo es aquel a quien el padre no disciplina?.

.- Dios usa el sufrimiento para hacer morir a nuestro ego y autosuficiencia. Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo YO, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a si mismo por mi. La palabra crucificado es sinónimo de padecimiento, de angustia o de agonía, si estoy crucificado con Cristo, implica que muero a todo lo que soy yo, a mis sueños, anhelos y deseos y estoy dispuesto hacer lo que Cristo quiere que haga, aunque sea en contra de mis deseos,  es decir dejo que Cristo sea el que gobierne mi vida, pero esto implica dolor y padecimiento, identificación con los sufrimientos de Cristo, y que por medio de estos yo estoy siendo perfeccionado; para llevar MUCHO FRUTO, para que una semilla lleve fruto es necesario que muera. Asimismo, ocurre con nosotros, para ayudar y consolar a muchos necesitamos pasar por el dolor, es necesario morir a nosotros mismos, para tener un corazón compasivo. Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a si mismo, tome su cruz cada día y sigame. Lucas 9:23  ” No puedes poseer libertad perfecta, si no te niegas a tí mismo del todo. Todos los que son amadores de sí mismos están en prisiones, son codiciosos, ociosos y vagabundos, buscan  continuo las cosas de la carne y no las que son de nuestro SEÑOR Jesucristo. Componen e inventan lo que no permanece; porque todo lo que no procede de Dios perecerá. Toma esta breve y perfectísima palabra: Dejalo todo y hallarás  todo. Deja la codicia y hallarás el reposo….Bienaventurado el que tiene siempre la hora de la muerte delante de sus ojos y se dispone cada día a morir. El perfecto desprecio del mundo, el ardiente deseo de aprovechar en todo lo referente a la piedad, el amor de la austeridad, la disciplina de la oración, la prontitud de la obediencia, el renunciar a sí mismo, la paciencia en toda adversidad por amor de nuestro SEÑOR Jesucristo, gran confianza te darán de morir felizmente.”  Tomas de Kempis

.– El sufrimiento en Dios es siempre para un bien. Dios nos conoce y sabe que nuestra naturaleza de pecado no cambia, salvo que pasemos por aflicciones. Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, TODAS LAS COSAS les ayudan a bien, esto es a los que conforme a su propósito son llamados. Si haz estado alejado de Dios y estas pasando por aflicción, vuelve tu mirada a Dios, empieza a confiar en EL, para que puedas ver tu situación con otra perspectiva. Si tu amas a Dios y estas pasando por dificultades, debes entender que Dios es soberano, aunque te parezca contradictorio Dios te ama EL hará que tus lagrimas y tu dolor se transformen en bendición en bien para ti y para otros. Dios quiere que entiendas que tienes un propósito, al servir a otros te vas a sentir capaz, útil, y lo mas importante feliz de poder ayudar a otros. Los que esperamos en el SEÑOR, nunca seremos avergonzados. Ciertamente ninguno de los que esperan en ti será avergonzado.  Salmo 25:3

” Dios nunca te hace sufrir innecesariamente. Con tu sufrir Él tiene la intención de sanarte y purificarte. Pero, sencillamente no estás dispuesto a sufrir, y acabas resistiéndote a la obra de Dios. Si pones a un lado todos tus deseos inquietos y tu ansiedad, experimentarás la paz y libertad que Dios da a Sus hijos. El yugo que da Dios es fácil de llevar si lo aceptas sin tratar de escapar. No malgastes tu sufrimiento. Deja que el sufrimiento lleve a cabo lo que Dios quiere que haga en tu vida. Nunca te endurezcas tanto que sufras sin razón y sin ninguna finalidad. Pablo dice, “Dios ama al dador alegre.” Cuánto ha de amar Él a aquellos que con gozo se entregan a sus tratos.” Francois Fenelon

3.- EL FACTOR DIABÓLICO Y EL SUFRIMIENTO

Por: A. Lucia M. Cadavid

Continuando con este estudio a la luz de la palabra de Dios, y los factores que causan la aflicción. Ya hemos observado en las semanas anteriores, el factor humano y el factor divino, en esta ocasión veremos el factor diabólico y su influencia en las tribulaciones, aflicciones, pruebas y porque Dios permite su intervención. Hubo un hombre llamado Job; era un hombre que vivía una vida recta, era un fiel servidor de Dios, cuidadoso de no hacer mal a nadie. Tenia siete hijos y tres hijas, tenia muchas posesiones, y muchos empleados y servidores, era el mas rico de todo el oriente. Un día debían presentarse ante el Señor todos los servidores celestiales, entre los cuales estaba el ángel acusador o Satanás. El cual le dijo a Dios: Job te sirve y te es fiel, porque tu no dejas que nadie lo toque, ni a el ni a su familia ni a sus bienes; tu bendices todo lo que el hace y es el mas rico de todo el país. Pero quítale todo lo que tiene y veras como empieza a maldecirte. Contesto Dios al acusador: Esta bien te permito que toques todo lo que Job tiene, excepto a el no le hagas ningún daño. Aconteció un día que de repente llegaron unos ladrones que robaron el ganado y mataron a cuchillo a los hombres que lo cuidaban. Cayó un rayo y mató a los pastores y a las ovejas. Cuando los hijos y las hijas de Job celebraban un banquete en la casa del hijo mayor, de pronto vino un viento fuerte o huracán que sacudió y derrumbo la casa sobre todos sus hijos. Entonces Job se levantó, y lleno de dolor se postró en tierra, adoró y dijo: Desnudo vine a este mundo y desnudo saldré de el. Dios me lo dio todo Dios me lo quito; bendito sea el nombre del Señor. Así pues, a pesar de todo Job no pecó, no atribuyó a Dios despropósito alguno. Sucedió que pasadas todas estas cosas, se presentó Satanás y le dijo Dios: Te has fijado que mi siervo Job, que aunque tú me incitaste contra el para arruinarlo aún mantiene su integridad. Respondió el acusador: El hombre esta dispuesto a sacrificarlo todo por su vida, toca su cuerpo y verás como blasfema contra ti. Respondió Dios al acusador: Te permito que toques su cuerpo, pero debes respetar su vida. El acusador se alejó de la presencia del Señor, y envió sobre Job una terrible enfermedad en la piel que lo cubrió de pies a cabeza. Así pues, a pesar de todo, Job no pecó ni siquiera de palabra contra Dios. Job 1 En el capitulo 42 del libro de Job, como el  reconoce el poder y la soberanía de Dios y como Dios restaura la prosperidad de Job al doble de lo que tenía antes; además tuvo catorce hijos y tres hijas que eran las mas hermosas del mundo. La historia anterior ilustra la influencia satánica en diferentes áreas que nos pueden afligir, queda claro que satanás debe pedir permiso para tocarnos o poder romper el cerco que Dios tiene alrededor de sus hijos. También queda claro, que la causa de los sufrimientos de Job no fue el pecado. Observemos que áreas puede tocar nuestro adversario, enemigo o satanás, y que medios puede usar, si Dios se lo permite:

.- Nuestro adversario, puede tocar nuestras Finanzas, por medio del robo, asalto, o violencia. Según esta historia unos hombres fueron usados, para robar el ganado y matar.

.- El adversario puede usar las fuerzas de la naturaleza, para hacernos daño en el área emocional y física como: el viento, huracanes, los truenos, rayos, accidentes. Los hijos de Job murieron por causa de un viento muy fuerte y el resto de su ganado lo perdió por medio de un rayo.

.- El adversario puede usar las bacterias, virus que causan enfermedades que afectan el área de la salud. En el caso de Job lo hirió con una sarna maligna que le produjo picazón en todo el cuerpo.

.- El adversario no sabe como vamos a actuar y tampoco sabe el final, el único que sabe como y cuando va a finalizar nuestra prueba es Dios.

.- El adversario es un servidor de Dios, y debe pedir permiso para tocarnos, si lo hace, entenderemos que Dios nos esta probando, esta probando si lo estamos amando por lo que nos da, o si lo amamos como Job en el bien y en la aflicción, amar a Dios a pesar de las circunstancias dolorosas. El enemigo pensó que quitándole todo a Job, el dejaría de creer en Dios, como siempre, se equivocó, el siempre pierde. Dios todopoderoso es el que conoce nuestros corazones, creyó en Job y que este no lo defraudaría. Que Dios nos ayude, y nos de fuerzas para soportar las pruebas y las aflicciones por las que estemos pasando, que como Job nos permita no murmurar ni blasfemar contra Dios. Si Job pudo adorar y postrarse delante de Dios en medio del luto por la pérdida de todos sus hijos en un solo día, en medio de la ruina económica, y de la enfermedad; que hoy nosotros también podamos seguir su ejemplo y adorar a Dios en medio del luto, el dolor, y la enfermedad que estemos viviendo. Que Dios nos de la capacidad de seguir confiando en EL, que en medio del dolor y las pruebas esperemos y confesemos como en Job 13:15 HE AQUÍ, QUE AUNQUE EL ME MATARE EN EL ESPERARE ; NO OBSTANTE, DEFENDERE DELANTE DE EL MIS CAMINOS Y EL MISMO SERA MI SALVACIÓN.  Y que al igual que a Job,  nos sea devuelto el doble de lo que hemos perdido en todas las áreas de nuestra vida, que entendamos, y comprendamos que todas las pruebas, y sufrimientos en Dios tienen un propósito para el bien nuestro y de nuestras familias.

EL SUFRIMIENTO COMO MINISTROS DE DIOS

Isaías 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto(en sufrimientos), y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Verso 7. Angustiado ÉL, y afligido, no abrió su boca, como cordero fue llevado al matadero, y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció y no abrió su boca. Verso 10-11 Con todo esto Dios quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días y la voluntad de Dios será en su mano prosperada. Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfechopor su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos. Desde que conocí a Cristo he escuchado que el sufrimiento viene del diablo, un verdadero siervo o ministro de Dios, debe estar libre de sufrimientos, la sanidad y la felicidad son del Señor. Esto suena muy bonito, pero el problema es que no es cierto, y mucho menos Bíblico. Pero si profundizamos en la vida de personajes bíblicos que tuvieron bienestar y prosperidad y victorias, también tuvieron que enfrentarse al dolor y a las derrotas, personajes como Abraham, Jacob, José, Moisés, David, Daniel por nombrar algunos. Cuando hablamos de Sufrimiento nos implica hablar de la Cruz; La Cruz de Cristo significa heridas, dolor, agonía, abandono y humillación, por estas razones este tema ha sido tan descuidado, no estamos preparados para enfrentar el dolor, la prueba, el desierto de las dificultades o la noche oscura. Cuando alguien considera este tema pensamos que debe estar inclinado al masoquismo, a pesar de todo esto, pienso que nadie se escapa de el, tarde o temprano tenemos que enfrentarnos al sufrimiento, esto se debe a que asociamos a Dios con el bien y el bienestar. Pero estar en Cristo no implica que no tendremos dificultades, al contrario, las tendremos pero que Dios hará que obren para bien y especialmente en los ministros con un llamado específico Romanos 8:28. Nos cuesta entender como alguien que está dedicado a servir a los demás que lleva una vida de piedad, es decir de ayuno y oración pueda tener sufrimientos o lo rodeen personas traicioneras, mentirosas que le hagan daño y lo hieran. Tenemos dos caminos seguir la Cruz y lo que esto nos implica, o evadirla y lo que esto implica.

.-  SEGUIR A JESUS IMPLICA LLEVAR LA CRUZ,  igual que Jesús. Lucas 14: 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mi No puede ser mi discípulo. El sufrimiento por causa de Jesús es Redentor, es decir que restaura, renueva, libera, y hay una peculiar gracia que lo acompaña que es un gozo que llena de Gloria. Si nos perdemos de la cruz nos perdemos del poder de la Resurrección y todo lo que ella implica, la cruz nos separa de un mundo poderosamente seductor y que esta en enemistad con Dios. Lo que Jesucristo hizo en la Cruz del Calvario y lo que ella representa solo lo podemos entender por revelación divina, es algo mas halla del sentimentalismo que el mundo, la carne y el enemigo han querido limitar. Se entiende no por capacidad mental o intelectual, únicamente por revelación divina. El significado de la Cruz es el mismo corazón de la Fe, es una invitación a compartir los sufrimientos de Cristo. 1ª Corintios 2:2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo y a éste crucificado. Si nuestro Jesús es diferente de Aquel que fue , entonces es un Jesús que sirve a nuestros propósitos personales o a nuestros intereses, al deseo de poder, y la ambición. Hay ministros que desean ser ellos grandes, obtener fama, reconocimiento, utilizando a Jesús. ÉL quiere que aspiremos a tener ministerios grandes para su Gloria y su honra, porque ÉL es Grande y  no comparte su gloria con nadie. Los ministros que evitan la Cruz de Cristo y lo que ella implica, el sufrimiento, tienen una religiosidad confortable, que deja sus intereses tranquilos y sin retos, no hay mover del Espíritu Santo en sus iglesias, aunque así lo manifiesten y aún lo enseñen a través de estudios teológicos, sistemáticos y muy bien expuestos, pero sin poder de Dios en ellos. Porque el Reino de los cielos no consiste en palabras sino en poder de Dios 1ª Corintios 4:20. En las iglesias dirigidas por ministros que evaden la Cruz, no pasa nada, no está presente el ministerio de Cristo, que es la salvación, sanidad y liberación, no hay manifestaciones del Espíritu Santo, solo hay conformismo y rutina. O aunque hayan manifestaciones y hagan muchos milagros y echen fuera demonios en el nombre de Cristo, les puede ocurrir, que si no se arrepienten y dejan de evadir la Cruz de Cristo, entonces, harán parte del grupo a los que el SEÑOR nunca conoció, y a los que el SEÑOR dirá: No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Mateo 7:21-23  “Toda actividad o acción que se dice cristiana debe llevar la  marca de la Cruz de Cristo, si no es así, no es bien celestial y no llega a buen término. Sólo se da vía libre a todo lo que tiene la marca de la Cruz de Cristo. Debemos preguntarnos a cada instante si nuestras acciones salen airosas al confrontarlas con la Cruz. Sólo entonces son legítimas y están orientadas hacia la vida eterna.” AD Hebreos 2:10 Porque convenía a Aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase POR AFLICCIONES al autor de la salvación de ellos. Debemos pasar a través del mismo proceso por las cosas que sufrió Jesús y por las que fue perfeccionado, nosotros también seremos perfeccionados si pasamos ese proceso.

.- SER BUEN MINISTRO IMPLICA DOLOR Pablo le dijo a Timoteo 2ª Timoteo 2:3 Tu pues SUFRE PENALIDADES como buen soldado de Jesucristo. Vemos la aflicción como una contrariedad desagradable, como una circunstancia injusta para nosotros, penalidades quiere decir pruebas, lágrimas. Renunciar a todo lo que poseemos, amarlo a ÉL mas que a madre, padre, esposo, hijos Lucas 14:33 Cualquiera que no renuncie a TODO lo que posee no puede ser mi discípulo. El ministro de Cristo debe estar dispuesto a ser criticado, arriesgarse al ridículo, al desprecio, a la pérdida de su bienes, e incluso su vida si quiere ser digno vocero de Cristo.  “Los verdaderos predicadores y siervos de Dios, para llegar a trascender en el tiempo y en las generaciones venideras; para subir a los altares de la historia; para lograr que sus voces sean escuchadas aún después de su muerte, tienen que sudar sangre en el huerto de los Olivos, devorar injurias y criticas, recibir de sus detractores la bofetada de la afrenta pública, beber del cáliz rebosante de hiel y vinagre, ceñirse una corona de espinas y tenderse en el patíbulo de la CRUZ.” Emilio Castelar refiriendose a Gerónimo  martir de Cristo

.- LLEVAR LA MUERTE DE CRISTO, implica vida para otros. Cuando hablamos de un buen ministro debemos mencionar a Pablo 2 Corintios 4:8-10Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados, en apuros, mas no desesperados, perseguidos, mas no desamparados, derribados, pero no destruidos, llevando en el cuerpo SIEMPRE por todas partes LA MUERTE DE JESUS, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos verso 12. De manera que la MUERTE actúa en nosotros, y en vosotros LA VIDA.Es decir,  que el sufrimiento como siervos nos hace morir a nosotros mismos, morir al Yo, y esa muerte nos lleva a dar vida a otros. “Ten por cierto que te conviene morir viviendo; y cuanto más muere cada uno a sí mismo, tanto más comienza a vivir para Dios.” Tomas de Kempis. Cristo murio por nosotros para darnos vida a nosotros. Isaías 53:11 VERÁ EL FRUTO DE LA AFLICCIÓN DE SU ALMA Y QUEDARÁ SATISFECHO. Después que Cristo resucitó comenzó la obra redentora de Cristo y su ministerio se extendió a través de sus discípulos, esa semilla creció y aun hoy está dando fruto. Como ministros del Señor tenemos que morir igual que Cristo, cada vez que sufrimos, morimos y llevamos fruto. Pablo nunca culpó a Dios por sus sufrimientos. El recibió todo como parte de su compromiso con Cristo, se mantuvo enfocado en lo invisible, mantuvo la fe que le permitió decir: Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez mas excelente y eterno peso de gloria.

.- UN MINISTRO EFECTIVO DE CRISTO SUFRE PERSECUCIÓN 2Timoteo 3:12 También todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.Cuando llevamos un vida de oración y ayuno tenemos persecución, pero también tenemos asegurada la victoria. La persecución como siervos produce dolor, porque somos perseguidos por causa de Cristo, por ende de manera injusta, esto trae confusión, angustia, deseos intensos de escapar de los perseguidores. EL MINISTRO EFECTIVO Y LA OPOSICIÓN VAN DE LA MANO. Jesucristo sufrió persecución de los escribas y fariseos. Nosotros también la mayor persecución no viene del mundo, de los que no conocen a Jesús, viene de la propia iglesia de aquellos fariseos evangélicos que dicen conocer a Cristo, de los falsos hermanos que se infiltran en la iglesia para hacer daño, son los que se oponen a las ideas, propósitos de sus líderes o pastores, son los que mas critican. William Henry Ward escribió: Cada Logro tiene un Precio. Cada Meta un oponente, Cada victoria un Problema, Cada Triunfo un sacrificio.  Detrás de una gran bendición siempre hay una gran batalla que tenemos que librar. A continuación algunos apartes de las noticias por persecución Cristiana en China tomado de Noticias Cristianas Biblia de Estudio Dios Habla Hoy: “La extensión del Cristianismo preocupa verdaderamente al gobierno, por lo que se ha convertido en un objetivo. El gobierno está particularmente preocupado por los grupos evangélicos que se han expandido rápidamente”. Me llama la atención que la persecución trae como consecuencia la expansión de la Palabra de Dios. Creo que cuando somos perseguidos por causa de Cristo, el efecto es el crecimiento de la iglesia. Me pregunto si talvez las iglesias estancadas, que no crecen en número, ni espiritualmente ¿Será que les falta una dosis de sufrimiento y persecución? Aunque hoy vemos que el énfasis está en el numero de congregados sin importar la vida espiritual de los que se congregan, sin importar los frutos de verdadero arrepentimiento, hoy se predica un evangelio fácil, cómodo, de éxito, fama y poder y no poder del Espiritu Santo, sino el poder de las riquezas, y de todo lo material, el énfasis de la enseñanza de hoy es en todo lo temporal. Gracias doy a Dios, que en estos tiempos de apostasía hay un remanente que el SEÑOR tiene que enseña la verdad. A la iglesia de hoy le hace mucha falta escuchar y meditar estas máximas de siervos verdaderos de Dios: “¿Qué miras aquí no siendo este lugar de tu descanso? En los cielos debe ser tu morada, y como de paso has de mirar todo lo terrestre. Todas las cosas pasan, y tú también con ellas. Guárdate de pegarte a ellas, porque no seas preso y perezcas….Si desprecias las consolaciones de fuera, podrás contemplar las cosas celestiales, y gozarte muchas veces dentro de ti.” Tomas de Kempis

.– EL MINISTRO DE DIOS DEBE PASAR POR LA TRAICIÓN IGUAL QUE CRISTO. Siempre que nombramos la palabra traición, la relacionamos con Judas Iscariote, el discípulo de Cristo que lo entregó en manos de sus enemigos a cambio de unas monedas. Si estamos siendo moldeados a la imagen de Cristo, debemos pasar por el mismo proceso que el pasó para ser perfeccionado como lo dije antes. La traición es terrible y conlleva devastación acompañada de conmoción, cuestionamiento, furia, parálisis y finalmente un dolor profundo e insoportable que puede llevar a la depresión. La traición causa semejante dolor porque es la acción de alguien amado y de confianza. Normalmente la relación entre el traidor y el traicionado se daña para siempre, porque la confianza se pierde y por ende la amistad, en el caso de la amistad, en el caso de esposos traicionados, solamente el poder de Dios puede sanar esas heridas que causa la traición a través del poder del perdón.

.- UN BUEN MINISTRO DE CRISTO PADECERÁ PELIGROS. Para concluir este estudio no puedo dejar de mencionar los sufrimientos del Apóstol Pablo relatados en 2ª Corintios, los cuales han sido un ejemplo para mi, y me han permitido comprender las tribulaciones de Pablo cuando he estado en momentos de dolor por causa de Cristo, lo mas admirable de este apóstol es que nunca se quejo ni atribuyo despropósito alguno a Dios igual que Job.Tres veces he sido azotado con varas, una vez apedreado, tres veces he padecido naufragios, una noche y un día he estado como naufrago en alta mar. En caminos muchas veces, en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, PELIGROS ENTRE FALSOS HERMANOS.2ª Corintios 11:25-27

Conclusión: Un buen ministro de Jesucristo, debe estar dispuesto a padecer los mismos o similares padecimientos de Cristo, estar dispuestos a servir y a decir lo que Jesucristo dijo con respecto al deber del que sirve en Lucas 17:7- 10 DHH. Si uno de ustedes tiene un criado que regresa del campo después de haber estado arando o cuidando el ganado ¿Acaso le dice: Pasa y siéntate a comer? No, sino que le dice: “Prepárame la cena y disponte a atenderme mientras yo como y bebo. Después podrás tu comer y beber”. Y tampoco le da las gracias al criado por haber hecho lo que les mandó. Así también ustedes, cuando ya hayan cumplido todo lo que Dios les manda, deberán decir: “Somos servidores inútiles, porque no hemos hecho mas que cumplir con nuestra obligación.

” Los verdaderos predicadores y siervos de Dios, para llegar a trascender en el tiempo y en las generaciones venideras; para subir a los altares de la historia; para lograr que sus voces sean escuchadas aún después de su muerte, tienen que sudar sangre en el huerto de los Olivos, devorar injurias y criticas, recibir de sus detractores la bofetada de la afrenta pública, beber del cáliz rebosante de hiel y vinagre, ceñirse una corona de espinas y tenderse en el patíbulo de la CRUZ.” Emilio Castelar refiriendose a Gerónimo  martir de Cristo.

 Tema relacionado: http://ministeriorestitucion.org/?p=2466

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »