MENUMENU

● UNA GRAN LLUVIA VIENE

Por: Alba Lucia Martinez

ENTONCES ELIAS DIJO A ACAB: SUBE, COME Y BEBE, PORQUE UNA LLUVIA GRANDE SE OYE, ACAB SUBIO A COMER Y A BEBER Y ELIAS SUBIO A LA CUMBRE DEL CARMELO Y POSTRANDOSE EN TIERRA, PUSO  ROSTRO ENTRE LAS RODILLAS.  Y DIJO A SU CRIADO SUBE AHORA Y M IRA HACIA EL MAR. Y SUBIO Y MIRO Y DIJO: NO HAY NADA. Y ÉL LE VOLVIO A DECIR VUELVE SIETE VECES. A LA SEPTIMA VEZ DIJO: YO VEO UNA PEQUEÑA NUBE COMO LA PALMA DE LA MANO DE UN HOMBRE, QUE SUBE DEL MAR…..Y ACONTECIO, ESTANDO EN ESTO, QUE LOS CIELOS SE OSCURECIERON CON NUBES Y VIENTO Y HUBO UNA GRAN LLUVIA. 1ª REYES 18:41-45.

En tiempos de Elías hubo una gran sequía por tres años y medio,  causada por el pecado y la desobediencia del pueblo de Israel, claudicaban entre dos pensamientos entre Baal un dios pagano y el  Dios verdadero. Como todos sabemos las sequías atentan contra la economía y la vida, de los habitantes de cualquier país, el  hambre, desolación, los cultivos se secan, y los animales mueren como consecuencia. Espiritualmente hablando las sequías significan, problemas y dificultades.

Dios envío a Elías a desafiar a los profetas de Baal. Dios hizo que cayera fuego del cielo, y viendo esto el pueblo se arrepintió y volvió su mirada a Dios. Y los profetas de Baal murieron degollados en el arroyo de Cisón, así lo narra la Biblia. Fue después de todos estos acontecimientos y que el pueblo se volvió a Dios con corazón sincero, que Elías el profeta de Israel, el mensajero y vocero de Dios HABLO Y PROFETIZO que la sequía llegaría a su fin. En este pasaje podemos destacar algunos aspectos para que la lluvia o el milagro se de:

– ARREPENTIMIENTO: Cuantos de nosotros somos como el pueblo de Israel, claudicando entre dos pensamientos, un día amamos a Dios y le creemos y al otro día buscamos ayuda en Baal, en los ídolos, en otros dioses que nos apartan del camino de Dios o quebrantamos los mandatos de su palabra y hacemos lo que a ÉL no le agrada. Esto lleva a una sequía espiritual, como problemas de salud, financieros, problemas en el hogar, hijos y esposos rebeldes que consumen droga, licor, adictos al sexo y toda clase de ataduras, no se resuelvan, Dios quiere llamarnos a un genuino arrepentimiento, que volvamos nuestra mirada a ÉL y lo amemos y esperemos solo en ÉL. ENTONCES Y SOLO ENTONCES, Dios enviará su palabra UNA GRAN LLUVIA SE OYE. Esto significa una gran Respuesta viene, tu milagro está en camino, el día se acerca.

– NO HAY NADA: Al igual que el asistente de Elías, algunos cuando se refieren a su situación dicen: “NO VEO NADA. NO HAY NADA. Ya hice lo que Dios me ordenó y no logro VER NADA”. Los milagros que vienen del cielo, necesitamos verlos primero en el espíritu, confesarlos, hablarlos, Porque Dios llama las cosas que NO SON como si ya existieran Romanos  4:17 DHH.  Así y solo así vendrán al mundo físico. Traer los milagros que anhelamos a la tierra con nuestras palabras, es básico, las palabras tienen como ya sabemos  un gran poder de vida o de muerte:  La muerte y la vida están en poder de la lengua y el que la ama comera de sus frutos Proverbios 18:21  Cuando mi esposo anduvo en el adulterio, el licor y todos los sitios de perdición, como: Bares, clubes nocturnos, discotecas. A mis ojos “parecía” tan difícil que cambiara, porque además estaba lleno de prepotencia y autosuficiencia, para él, ese era su modo vida, y además decía: “Yo soy así y nunca voy a cambiar.” Entonces oraba, siempre reclamando las promesas de Dios, aun hoy lo hago, aprendí que la palabra de Dios tiene un poder Sobrenatural muy Grande ( LA PALABRA YA ESTÁ DADA PARA NOSOTROS, las promesas que la respuesta viene ya están en la Biblia , al igual que en tiempos de Elías, primero hubo una palabra de parte de Dios, no necesito ir a un adivino, profeta falso, para consultar mi futuro o mi destino, Necesito consultar la Palabra de Dios, la PALABRA PROFETICA MAS SEGURA, a la cual hacemos bien en estar atentos, en ella esta escrito mi futuro y mi destino y el tuyo también). Oraba así: “Dios tu llamas las cosas que no son como si ya fuesen, declaro que mi esposo es tu hijo y te amará, mi esposo  me ama, es un hombre de su hogar, me apreciara y respetará, lo veo dedicado a su  familia, declaro que me restituirás siete veces lo que el enemigo me ha quitado a través del adulterio, porque el ladrón debe devolver siete veces lo que se ha robado dice tu palabra, recibo siete veces, y digo que los días soledad serán restituidos, mi vida sexual, me esposo me amará siete veces más de lo que ha amado y otorgado a sus amantes, recibo desde hoy, todo lo que quedó en manos del adulterio siete veces, mis finanzas, todo en el nombre de Jesucristo”. Primero lo ví en mi espíritu, lo declare por la Palabra de Dios y luego lo VI hecho en la tierra. ES PUES LA FE LA CERTEZA DE LO QUE SE ESPERA LA CONVICCION DE LO QUE NO SE VE. Hebreos 11:1

– TIEMPO DE ESPERA: Una vez Dios ha dado la Palabra , hay un tiempo de espera, cuán difícil es esperar, sobre todo cuando estamos muriendo de hambre y de sed, espiritualmente hablando, nos urge que la respuesta llegue, en mi caso particular tuve que esperar tres años, mientras, estuve en depresión, muchas lágrimas, angustias y aflicciones, pero también viendo la mano Dios, que me sustentaba con su palabra y no me dejaba desfallecer. El asistente de Elías tuvo que insistir siete veces, siete en hebreo “chevah” de la raíz “sabah” que significa estar completo, satisfecho, tener suficiente. Está asociado con cumplimiento o algo que se ha completado, un ciclo terminado, lo que trae descanso, reposo y alivio. Dios creo los cielos y la tierra en siete días, cada día hizo algo, asimismo,  cuando nosotros estamos esperando en oración, Dios está formando y creando  en nosotros un nuevo ser, hasta que completa su obra y nos prepara para recibir la lluvia de bendición, hasta que se cumple el tiempo del termino de la sequía. Ese tiempo puede  ser meses o años, de acuerdo al tiempo que Dios ha predeterminado. El asistente de Elías, mientras este oraba, persevero, insistió, hasta que su fe aumentó, hasta que finalmente la séptima vez pudo ver una señal del milagro, una nube del tamaño de la palma de una mano. Esta nube se convirtió en una gran lluvia.

Comienza a declarar, profetizar y a llamar las cosas que no son o lo que no ves de tu situación, como si ya existieran o fueran, esta labor no es exclusiva de los profetas, muchos creyentes en el pueblo de Dios corren ávidos, buscando profetas para que les den palabra, y en esa búsqueda dan con profetas falsos, que les traen  confusión y angustia. Si Dios te quiere hablar, si es necesario te llevara a tu propia casa el mensaje que él quiere darte, sin necesidad que tu seas quien lo busque. Habla a tu situación y declara que ya esta resuelta si estas en obediencia y andando conforme a la voluntad de Dios, ya sea una enfermedad terminal, problemas financieros, tu hogar en total sequía, tu hijo, tu esposo, o un familiar, cualquier otra situación en la que estas esperando una respuesta, persiste en oración, y declara la Palabra de Dios sobre ese problema, porque UNA GRAN LLUVIA VIENE PARA TI, si le crees a Dios.

LOS QUE ESPERAMOS EN EL SEÑOR NUNCA SEREMOS AVERGONZADOS.

Sean todos muy bendecidos,

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »