MENUMENU

● AMEMOS Y ESCUDRIÑEMOS LA BIBLIA

   

Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre. Isaias 40:8

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley del SEÑOR está su delicia. 

Y en su ley medita de día y de noche.Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.Salmo 1:1-3

TODA LA ESCRITURA es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.2Ti.3:16-17,

Para siempre, oh SEÑOR. Permanece tu Palabra en los cielos.Salmo 119:89, 

Estos son inspiraciones sobre la Biblia,LA PALABRA DE DIOS, de diferentes siervos de Dios, que nos exhortan a apasionarnos por la lectura de las Sagradas Escrituras y a meditar en ellas de día y de noche :

“ESTE LIBRO contiene la mente de Dios, y la condición del hombre, el camino de la Salvación, el destino de los pecadores y la felicidad de los creyentes. Sus doctrinas son sanas, sus preceptos vinculantes, sus historias son verdad y sus decisiones inmutables. Léalo para ser sabio, créalo para estar seguro, y practíquelo para ser santo. Contiene luz para dirigirle, comida para alimentarle, y consuelo para animarle. Es el mapa del viajero, es el báculo del peregrino, la brújula del piloto, la espada del soldado, y el fuero del cristiano. Aquí vemos el paraíso restaurado, el cielo abierto y las puertas del infierno reveladas. CRISTO es su gran tema, nuestro bien es su propósito y la gloria de Dios su final. Debería llenar la memoria, probar el corazón y guiar los pies.  Léalo lentamente, con frecuencia y acompañado de Oración. Es una mina de riqueza, un paraíso de gloria y un río de placer. Se le da a usted en vida, será abierto en el juicio y será recordado para siempre. Incluye la responsabilidad mas alta, premia la labor mas grande, y condena a todos los que juegan con su contenido sagrado.” Robert Chapman

“Conviene pues entregarse mucho a la lectura de las Escrituras Santas, debemos Escudriñarlas no de manera superficial, sino con diligencia, porque si así lo hacemos sacaremos de su lectura provecho para conseguir nuestra Salvación eterna. Si nuestro corazón está muy endurecido, nuestro entendimiento extremadamente ciego y nada hemos logrado en otro tiempo, tal vez en este con la lectura santa alcanzaremos mucho. No temas, hombre, ni digas: “Nada consigo porque nada hago de cuanto leo y  oigo.” Entiende que ya ganaste mucho. Llamaste tu corazón sobre si mismo, le llenaste de un santo temor: Esto no puede serte inútil, sino muy provechoso. Todo cuanto necesitas para conseguir tu salvación eterna, todo está consignado en las Escrituras. ¿Eres ignorante? Allí aprenderás. ¿Eres obstinado en el mal? Alli hallarás las advertencias del juicio divino que te harán temer. ¿Te sientes culpable?  Allí están las promesas de la gloria que te alentarán y consolarán. ¿Eres débil y enfermizo espiritualmente? Alli encontrarás alimento, que si no robustecen del todo tu alma, al menos no la dejarán morir. ¿Eres fiel? Alli te saborearás con otros manjares mas fuertes para tu espíritu; despreciarás enteramente el mundo, adquirirás una naturaleza casi como angélica. ¿Estás, en fin, herido por el diablo, tienes un corazón canceroso a causa de los pecados? Pues allí hay también medicinas fuertes, efectivas y saludables, que te animarán y te harán recobrar la salud de tu alma.” Crisostomo

“LA BIBLIA es el escrito del Dios viviente: cada letra fue plasmada por el dedo Todopoderoso; cada palabra en ella se derramó de los labios eternos; cada oración fue dictada por el Espíritu Santo. No obstante, aunque Moisés fue usado para escribir sus historias con la valiente pluma, Dios guió la pluma. Puede que David tocara su arpa, y que dulces Salmos se desprendieran de sus melodías; pero Dios movió sus manos sobre las cuerdas del arpa dorada. Quizás Salomón entonó Cantares de amor, o pronunció palabras de consumada sabiduría, pero Dios guió sus labios, e hizo elocuente al Predicador. Si sigo el rastro del trueno de Nahum, cuando sus caballos cruzaron las aguas, o a Habacuc, cuando vio las tiendas de Cusán en aflicción; si leo Malaquías, cuando la tierra se vuelve ardiente como un horno; o me vuelvo a las suaves páginas de Juan, que me hablan del amor, o a los toscos y duros capítulos de Pedro, donde habla del fuego que devora a los enemigos de Dios; o si me vuelvo a Judas que lanza anatemas sobre los que se oponen a Dios, en todos, encuentro a Dios hablando; es voz de Dios, no del hombre; son palabras de Dios, las palabras del Eterno, el Invisible, el Todopoderoso, el SEÑOR de esta tierra. Esta Biblia es la Palabra de Dios, y cuando la veo, me parece oír una voz subir de ella, que me dice: “Soy el libro de Dios; hombre, léeme. Soy el escrito de Dios; abre mis páginas, pues fui escrita por Dios; léelas, porque EL es mi autor, y lo verás visible y manifiesto por doquier.” “Le escribí las grandezas de mi ley” (Oseas 8:12). C.Spurgeon

“ESCUDRIÑA TU BIBLIA ES MÁS PRECIOSA QUE EL ORO.  Sabes más de tu libro de lecciones que de tu Biblia; sabes más de tus libros cotidianos que de lo que Dios ha escrito; muchos de ustedes leerán una novela de principio a fin, ¿y qué obtendrán de ello? Una bocanada de espuma cuando hayan terminado. Pero no pueden leer la Biblia; esta sólida comida, duradera, sustancial, y que satisface, permanece sin ser consumida, encerrada en el armario de los negligentes; en tanto que cualquier cosa escrita por los hombres, la pezca de un día, es ávidamente devorada….Es mejor tener dos luces que una. La luz de la creación es una luz brillante. Dios es visto en las estrellas; su nombre está escrito en brillantes letras sobre la frente de la noche; descubres su gloria en las olas del océano, sí, y en los árboles del campo; pero es mejor leerlo en dos libros que en uno. Aquí lo encontrarás revelado más claramente; pues él mismo escribió este libro, y te ha dado la clave para entenderlo, si es que tienes al Espíritu Santo. Ah, amado, agradezcamos a Dios por esta Biblia; amemosla; escudriñémosla como si fuera más preciosa que el mucho oro afinado…” Charles Spurgeon

“Notoria cosa es que Las Sagradas Escrituras, las inspiró Dios a los profetas, las escribieron para que nos fuesen, en los trabajos de esta vida consuelo, en las tinieblas y errores de ella, clara y fiel luz; y para que en las heridas que hacen en nuestras almas las pasiones y el pecado, tuviésemos para cada una  apropiada y saludable medicina.” Luis de León

“Es triste que Dios tenga que esforzarse tanto para que alguien de aquí abajo le preste atención.  Siempre está hablándonos, pero a pesar de que siempre hay algunos que tienen ganas de escucharle, los ruidos de este mundo bloquean nuestros oídos para que no llegue Su voz.  Dios habla a través de Su Palabra.  La mayor parte del conocimiento de Él,  proviene de ella.  La Biblia ya está impresa.  Fue inspirada por Dios y aún sigue inspirada.  Dios Mismo habla en ese Libro.  Esto la pone en una lista separada, muy apartada de los demás libros.  Estudiándola detenidamente, con inteligencia y reverencia, la voluntad de Dios se revela.  Lo que Él dice cambiará por completo lo que tú digas.” S.D. Gordon

“La Biblia es un libro de Respuestas No de preguntas. Nos guia en asuntos donde la mente NO puede penetrar y donde la razón humana nos deja insatisfechos. Muchas bendiciones serán dadas a quienes empiezan  una búsqueda honesta, queriendo seguir el camino de la verdad dondequiera que les lleve… La Biblia es suficientemente fuerte para resistir los golpes de los más severos criticos, es capaz de saciar nuestras dudas e inspirar la confianza de que Dios ha hablado.” Erwin W. Lutzer

“Igual que la humanidad de Cristo es una piedra de tropiezo para muchos que entonces niegan su deidad, la mano humana presente en la Biblia es una piedra de tropiezo para quienes niegan su origen divino. Pero las Escrituras presentan a CRISTO de ambas formas, completamente Dios y completamente hombre.  Si, incluso cuando estaba cansado, perplejo y sufriendo la agonía de Getsemaní, EL era Dios. Y aunque dijo: “Antes que Abraham fuese, Yo soy” Juan 8:58, El era hombre. De este modo, es necesario apreciar plenamente tanto la autoridad divina de las Escrituras como la participación humana. Erwin W.Lutzer

“Dios ha condescendido a convertirse en Escritor, y aún así la gente no leerá sus escritos. Hay muy Pocos que nunca hicieron una lectura completa y honesta del libro de Dios, la carta magna de la Salvación. Tenemos delante esa carta de amor esperando que la leamos. Nos debemos a nosotros mismos dar a este libro, en una lectura completa y cuidadosa.” George Whitefield

ORACIÓN por Tomas de Kempis: “Oh Padre Santo, te ruego que a mi pequeño siervo tuyo, me concedas tiempo y hora de morar en los Fértiles campos de las Sagradas Escrituras, que son y serán para mi amadisímas, en tanto que el dia de la eternidad amanezca, mientras viva, y en tanto que los cuidados inútiles, los amores temporales, las pasiones nocivas, el ocio y  otras causas no me distraigan. Concédeme que con animo libre y tranquilo pueda meditar deseoso y profundizar en las Escrituras, y obtener así la bendición de Tu dulzura Celestial. Que te dignes inculcar e infundir en mí el gusto por ellas, para que Todo cuanto haga y diga, sea para TI gloria y para mi gracia de consolación…  ¡Cuánto amo tu enseñanza! ¡Todo el día medito en ella! Tus mandamientos son míos para siempre; me han hecho más sabio que mis enemigos. Entiendo más que todos mis maestros porque pienso mucho en tus mandatos. AMEN. Salmo 119:97-99 DHH

ESCUDRIÑAR LAS ESCRITURAS

Por:  Adrian Rogers

ESCUDRIÑEN LAS ESCRITURAS, Mateo 5:39

Estos(los judios de Berea) eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la Palabra con toda solicitud, ESCUDRIÑANDO DIARIAMENTE LAS ESCRITURAS, para ver si estas cosas eran así. Hechos 17:11

Significado de Escudriñar: Examinar, estudiar, investigar, indagar, explorar, observar.

Si usted No conoce, ama, entiende, practica y obedece la Palabra de Dios, puedo decirle sin dudar, titubear o disculparme, que usted no es un cristiano victorioso.  La hierba se seca, y la flor se cae; pero la palabra del Señor permanece para siempre” 1pedro 1:25 .Otros libros vienen y van, pero la Biblia permanece. Han pasado miles de años desde que la Biblia fue escrita. Han surgido y caído imperios. Civilizaciones han llegado y se han ido. La ciencia ha expandido las fronteras del conocimiento. Pero la Biblia aún permanece erguida. La Biblia es eterna, definitiva e indestructible.

Emperadores han decretado el exterminio de la Biblia, y los ateos se han opuesto a ella. Los agnósticos se han burlado cínicamente de la Biblia, y los liberales han movido cielo y tierra para quitar los milagros de la Biblia. Los materialistas sencillamente la han ignorado, pero la Biblia permanece. La Biblia está establecida en el cielo. Porque la Biblia es un libro eterno y veraz, debe ser atesorada. El Salmista dice: “Mejor me es la ley que procede de tu boca que miles de piezas de oro y plata” (Salmo 119:72). ¿Es eso verdad para usted? Dios sabe que es completamente verdad para mí. Si usted me pidiera escoger entre una gran pila de oro, plata, rubíes, diamantes, acciones e inversiones por un lado y la Palabra de Dios por otro, yo no dudaría. Escogería la Palabra de Dios. “¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras, más que la miel en mi boca!” (Salmo 119:103). “Por eso amo tus mandamientos más que el oro, más que el oro puro” (Salmo 119:127). La Biblia es un libro que debe ser atesorado. Los santos y héroes de nuestra fe han tenido la Palabra de Dios como ayuda y guía al atravesar las frías aguas del río de la muerte. Mártires que han muerto por ser testigos de Jesucristo sostuvieron la Biblia contra su pecho mientras las llamas los rodeaban. Los miembros de la iglesia primitiva amaban la Palabra de Dios y nunca la cuestionaron; discutieron muy poco acerca de ella. La predicaron, la proclamaron, la pronunciaron y la esparcieron como lava candente. La amaron, la vivieron, la practicaron y la obedecieron; confiaron constantemente en ella y la afirmaron. ¿Sabe usted por qué la Biblia es atesorada? Usted lo ha sabido por mucho tiempo. “Cristo me ama, bien lo sé, su Palabra dice así”. Eso es. Usted nunca tendrá una vida cristiana victoriosa si no ama la Palabra de Dios. La Biblia es como un tesoro. Suponga que en el patio de su casa hay un tesoro enterrado. Si no tiene una pala, sin duda va a la ferretería y compra una para regresar a casa y desenterrar aquel tesoro. La Biblia es el libro del tesoro de Dios. Es un libro eterno. Es un libro verdadero; por consiguiente, usted debe apreciar las virtudes de la Palabra de Dios. Si usted no aprecia las virtudes de la Palabra de Dios, no va a tener ningún deseo de entenderla.

Ore la Palabra de Dios: ¿Cómo asimila usted la Palabra de Dios? Ore fundamentándose en ella. El Salmo 119:12 dice: “¡Bendito seas tú, oh SEÑOR! Enséñame tus leyes”. ¿Alguna vez ha orado usted de esa manera? “Dios, sé mi Maestro”. Ore la Palabra de Dios y pídale a él que le enseñe. Primero, sus ojos serán abiertos. Lea el Salmo 119:18: “Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley”. Dios abrirá sus ojos, Usted puede tener una visión de 20/20, pero Dios tiene que abrir sus ojos para que vea las maravillosas cosas que están en su Palabra. Después de su resurrección, Jesús anduvo con dos discípulos en el camino a Emaús. La Biblia dice que él empezó a hablar con ellos acerca del Antiguo Testamento, la ley y los profetas. Lucas 24:45 dice: “Entonces les abrió el entendimiento para que comprendiesen las Escrituras”. ¿No le gustaría que Dios hiciera eso con usted? Cuando usted ore la Palabra de Dios, no sólo sus ojos serán abiertos, sino también su corazón será sacudido. El Salmo 119:36 dice: “Inclina mi corazón a tus testimonios, y no a las ganancias deshonestas”. Si usted no tiene un deseo por la Palabra de Dios, entonces ore: “Oh Dios, por favor inclina mi corazón, mueve mi corazón, abre mis ojos, sacude mi corazón”. Cuando sus ojos sean abiertos y su corazón sacudido, su mente será iluminada. El Salmo 119:73 dice: “Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender, para que yo aprenda tus mandamientos”. Muchas veces al preparar sermones he soltado el lápiz he inclinador la cabeza para decirle al SEÑOR: “Dios mío, ayúdame a entender esto; Oh mi Dios, dame entendimiento”. Cuando oramos, nuestros ojos se abren, nuestro corazón se mueve y nuestra mente se ilumina para entender la Palabra de Dios. Aprópiese de los valores de la Palabra de Dios Usted debe apreciar las virtudes de la Palabra de Dios, asimilar la vitalidad de la Palabra de Dios y apropiarse de los valores de la Palabra de Dios. Cuando lo haga, este conocimiento transformará su vida.  LA PALABRA DE DIOS ES UNA FUENTE DE VICTORIA El Salmo 119:45 dice: “Andaré en libertad, porque he buscado tus mandamientos”. Así como Jesús se apropió de la Palabra de Dios para vencer a Satanás en el desierto, usted también lo puede vencer. La Palabra de Dios puede convertirse en su fuente de victoria. LA PALABRA DE DIOS ES UNA FUENTE DE CRECIMIENTO: El Salmo 119:32 dice: “Por el camino de tus mandamientos correré, porque das amplitud a mi corazón”… Un sermón el domingo está diseñado solamente para agudizar su apetito. Si usted no aprende a alimentarse con la Palabra de Dios, no va a crecer. La Biblia dice: “desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis…” 1 Pedro 2:2. La Palabra de Dios es su fuente de crecimiento. LA PALABRA DE DIOS ES UNA FUENTE DE GOZO El Salmo 119:54 dice: “Tus leyes han sido cánticos para mí en el ámbito de mis peregrinaciones”. El versículo 111 de este salmo dice: “Tus testimonios son mi heredad para siempre, porque ellos son el gozo de mi corazón”. En Juan 15:11, Jesús dijo: “Estas cosas os he hablado para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea completo”. La Palabra de Dios es una fuente de gozo. LA PALABRA DE DIOS ES UNA FUENTE DE PODER para la vida victoriosa. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz…” (Hebreos 4:12). El Salmo 119:28 dice: “Mi alma llora de ansiedad; sustentame conforme a tu palabra”. La Biblia es nuestra fuente de poder. LA PALABRA DE DIOS ES UNA  FUENTE DE DIRECCIÓN: El Salmo 119:105 dice: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. Podemos encontrar nuestro camino al estudiar y meditar en la Palabra de Dios. Puede estar oscuro, pero su Palabra nos mostrará el camino si confiamos en él. ¿Quiere tener la victoria? ¿Quiere crecimiento? ¿Quiere experimentar el gozo? ¿Quiere poder? ¿Quiere dirección? Amigo, la Palabra de Dios le dará todas estas cosas. Usted puede apropiarse de ellas. Pero sólo puede hacerlo después de asimilarlas, y sólo puede asimilarlas si las aprecia. Le aseguro que si usted hace estas cosas, la Palabra de Dios transformará su vida.

“Conviene pues entregarse mucho a la lectura de las Escrituras Santas, debemos Escudriñarlas no de manera superficial, sino con diligencia, porque si así lo hacemos sacaremos de su lectura provecho para conseguir nuestra Salvación eterna. Si nuestro corazón está muy endurecido, nuestro entendimiento extremadamente ciego y nada hemos logrado en otro tiempo, tal vez en este con la lectura santa alcanzaremos mucho. No temas, hombre, ni digas: “Nada consigo porque nada hago de cuanto leo y  oigo.” Entiende que ya ganaste mucho. Llamaste tu corazón sobre si mismo, le llenaste de un santo temor: Esto no puede serte inútil, sino muy provechoso. Todo cuanto necesitas para conseguir tu salvación eterna, todo está consignado en las Escrituras. ¿Eres ignorante? Allí aprenderás. ¿Eres obstinado en el mal? Alli hallarás las advertencias del juicio divino que te harán temer. ¿Te sientes culpable?  Allí están las promesas de la gloria que te alentarán y consolarán. ¿Eres débil y enfermizo espiritualmente? Alli encontrarás alimento, que si no robustecen del todo tu alma, al menos no la dejarán morir. ¿Eres fiel? Alli te saborearás con otros manjares mas fuertes para tu espíritu; despreciarás enteramente el mundo, adquirirás una naturaleza casi como angélica. ¿Estás, en fin, herido por el diablo, tienes un corazón canceroso a causa de los pecados? Pues allí hay también medicinas fuertes, efectivas y saludables, que te animarán y te harán recobrar la salud de tu alma.” Crisostomo

“En relación a la Palabra de Dios: Vivir en ella. Ejercitemos nuestras mentes encontrando nuestro alimento y nuestro descanso en ella, y haciendo de ella nuestro todo en todo. Nosotros seremos los que más nos beneficiaremos de ella, si la convertimos en nuestro alimento, nuestra medicina, nuestro tesoro, nuestra armadura, nuestro descanso, nuestra delicia. Que el Espíritu Santo nos lleve a hacer esto y que haga que la Palabra sea muy preciosa para nuestras almas.   Por tanto, queridos hermanos, nunca debemos estar satisfechos si sólo poseemos una doctrina sana, sino que debemos anhelar tenerla grabada en las tablas de nuestro corazón. Las doctrinas de la gracia son buenas, pero es mejor aún la gracia de las doctrinas. Busquen obtenerla, y no estén contentos con la idea de que han sido instruidos hasta tanto no hayan entendido la doctrina de tal manera que hayan sentido su poder espiritual. Esto nos hace comprender que, para lograr esto, necesitamos sentir que Jesús está presente con nosotros siempre que leamos la Palabra de Dios. Ah, entonces veremos el Libro de manera diferente. Él SEÑOR está aquí conmigo en mi habitación: no debo tomarlo con ligereza. Él se inclina sobre mí, señala con Su dedo las líneas, y puedo ver Su mano traspasada. Voy a leer el Libro como si estuviera en Su presencia. Voy a leerlo sabiendo que Él es su sustancia, que Él es la prueba de este libro y también su escritor. Él es la suma de esta Escritura y también su autor. ¡Esa es la forma en que los verdaderos estudiantes se vuelven sabios! Podrán encontrar el alma de la Escritura cuando puedan conservar a Cristo con ustedes mientras están leyendo.” Charles Spurgeon

ORACIÓN: “SEÑOR, Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley. Salmo 119:18” “Oh, Cristo viviente, haz que esto sea una palabra viva para mí. Tu palabra es vida, pero no si el Espíritu Santo no está allí. Yo puedo conocer Tu Libro de principio a fin, y repetirlo de memoria de Génesis a Apocalipsis, y sin embargo puede ser un libro muerto, y yo un alma muerta. Pero, SEÑOR, te pido que estés presente aquí; entonces en el Libro voy a mirar al SEÑOR; en el precepto voy a verlo a Él que lo cumplió; en la ley voy a mirarlo a Él que la honró; en la amenaza voy a verlo a Él que la soportó por mí, y en la promesa lo miraré a Él que es en “EL Sí y EL Amén.'” Charles Spurgeon

A PESAR DE TODO VIVE 

Autor Desconocido

Generación tras generación pasan, pero ella vive.

Las naciones se levantan y caen, pero ella vive.

Reyes, dictadores, presidentes vienen y se van, pero ella vive.

Despedazada, condenada, quemada, pero ella vive.

Odiada, despreciada, maldecida, pero ella vive.

Puesta en duda, bajo sospecha y criticada, pero ella vive.

Reprobada por los ateos, pero ella vive.

Exagerada por los fanáticos, pero ella vive.

Malinterpretada e incomprendida, pero ella vive.

Insultada y blasfemada a gritos, pero ella vive.

Su inspiración ha sido negada, pero ella vive.

A pesar de todo vive y es Lámpara a nuestros pies

A pesar de todo vive y es Luz a nuestro camino.

A pesar de todo vive y es  Tutor para la niñez.

A pesar de todo vive y es Guía para la juventud.

A pesar de todo vive y es Inspiración para los adultos.

A pesar de todo vive y es Consuelo para los ancianos

A pesar de todo vive y es Pan para el hambriento.

A pesar de todo vive y es Agua para el sediento.

A pesar de todo vive y es  Reposo para el cansado.

A pesar de todo vive y es  Luz para el pagano.

A pesar de todo vive y es  Salvación para el pecador.

A pesar de todo vive y es  Gracia para los cristianos.

Conocerla es amarla.

Amarla es Aceptarla.

Aceptarla es VIDA ETERNA….

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »