MENUMENU

● LA CODICIA

Por:A. Lucia M.Cadavid

Guardaos de toda AVARICIA; la vida del  no consiste en la la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15

1ª. Timoteo 6:10 Porque raíz de TODOS LOS MALES es el AMOR al Dinero, el cual CODICIANDO algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de Muchos dolores. 

LA CODICIA del latín “avarus” que significa ansiar. Es el deseo desordenado y excesivo de obtener fama o gloria, bienes materiales o de acaparar y atesorar riquezas. Son sinónimos de la CODICIA: LA AMBICIÓN, LA AVARICIA, afán, anhelo, ansia, apetito, deseo, rapacidad.  Su especial mal consiste en conseguir y mantener dinero, bienes y propiedades con el solo propósito de vivir para eso. No se entiende que estas cosas sean valoradas como instrumentos o medios que Dios da, para tener una vida normal y que sirven para suplir las necesidades primordiales de todo ser humano. Se le llama Ofensa o Pecado, porque a través del deseo de obtener riquezas, se cometen otros males como: Mentir, robar, sobornar, adulterar, falsificar dinero, retener salarios, promover la violencia, matar, arriesgar vidas, comercializar con negocios ilícitos, y entre los cristianos ha llevado a Muchos a comercializar con el Evangelio de Cristo,  torciendo y acomodando la Palabra de Dios a sus propios intereses y llevando a Muchos al error:   Se levantaron falsos profetas entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre ustedes, los cuales encubiertamente introducirán herejías destructoras….Y Muchos seguirán sus disoluciones, por los cuales el camino de la verdad será blasfemado; Y POR AVARICIA HARÁN MERCADERÍA DE VOSOTROS, con palabras fingidas.2Pedro 2:1-3  En sí el deseo de superación, querer vivir bien y mejorar en todo aspecto por medio de un ingreso, es legítimo y necesario, pero lo que no es legítimo ni bueno, es cuando este deseo se convierte en un dios o en un incentivo injustificable de la conservación y retención de riquezas, se le considera pecado o una mala acción.   LA CODICIA, es tan común que creo que tiene dominado al mundo, existen tantas historias sobre el tema que me faltaría tiempo para narrarlas. El conocido cuento clásico infantil ” EL REY MIDAS” trata esta temática y deja una moraleja a quienes aman en exceso el poseer y poseer riquezas: Este rey griego, anhelaba tanto las riquezas que padecía de insomnio pensando en como obtener mas riquezas, a pesar de tener un palacio, oro y bienes materiales. Finalmente, un día al estar contemplando todas sus posesiones se le apareció un hombre y concedió el deseo al rey, que todo fuera transformado en oro, los alimentos, las bebidas, los objetos, y lo que mas amaba, su hija, fue también convertida en una estatua de oro. Se sintió tan solo en medio de tanto oro,  que no podía ni aun comer, ni beber, que en esa condición prefirió perder todo el oro que había acaparado, con tal de poder alimentarse, y recuperar lo que mas amaba, su hija Caléndula, entonces le fue concedido su deseo. Y el Rey Midas NUNCA MAS se interesó en todo oro que no fuera el oro de la luz del sol, o el oro del cabello de su hija. ¡Cuanta falta hace tener esta experiencia, en estos tiempos de apostasía! Para aprender que el dinero no lo es todo, que el dinero es solo un medio que Dios nos dejo, para obtener bienes y servicios.  Que se diga de ti y de mi así: NUNCA MAS se interesó en todo oro que no fuera CRISTO, su Esposo Celestial, su Tesoro verdadero, su Salvador y Redentor. NUNCA MAS se interesó en nada que brillará y alumbrara que no fuera CRISTO, EL SOL DE JUSTICIA. Escuchemos con suma atención las advertencias de Cristo, Nuestro Salvador, quien nació en un pesebre, anduvo en esta tierra con sencillez y moderación, murió en  una cruz, mas con los ricos fue en su muerte(no en vida). Isaias 53:9. Sigamos Sus pisadas y ejemplo, para evitar ser traspasados de Muchos dolores: »¡Tengan cuidado! Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes». Entonces les contó esta parábola:―El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha. Así que se puso a pensar: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha”.  Por fin dijo: “Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes. Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida”.  Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado?” »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios».Lucas 12.15-21

 – LA TENTACIÓN DE JESÚS: Jesucristo, Nuestro Salvador, después de haber orado y ayunado cuarenta días y cuarenta noches, fue tentado por el diablo, en tres ocasiones y las tres tienen que ver con LA CODICIA, por eso la importancia de este tema, porque el enemigo de las almas sabe que una vez entra la codicia en la vida de alguien ya lo tiene en sus garras, ya está atrapado en su red, y por eso en las tres tentaciones está presente la Codicia,porque a esta le siguen los demás pecados. Pero, ¡ que maravilla, Jesucristo lo venció por nosotros ! Y el Hijo de Dios, vino a salvar lo que se había perdido, vino a darnos vida y vida en abundancia, y esta vida solo se logra, siendo LIBRES DE TODA CODICIA. Mientras lees cuidadosamente este mensaje, el SEÑOR tu Salvador y mi Salvador,  te estará abriendo los ojos a una nueva revelación, a una vida en abundancia que no sabias que existía, porque no te había sido revelada: .- LA PRIMERA TENTACIÓN DE JESÚS: “Convierte estas piedras en Pan” El Pan simboliza el sustento, esta tentación es la inclinación del hombre de codicia, de apetito y avidez por devorar cosas materiales, esta es un hambre que nunca se satisface. “Tenemos una vorágine tal de Codicia que nos tragaríamos la tierra entera; si una persona tiene muchas riquezas, viñedos, prados y posesiones, todo ello no es suficiente; Dios tendría que crear mundos nuevos si quisiera satisfacernos.” Juan Calvino  El demasiado comer, termina por enfermar y deteriorar el cuerpo, incluso algunos han muerto por la gula. Lo mismo ocurre con el apetito voraz de adquirir cosas materiales, lleva a la muerte espiritual. Por esta razón la iglesia de hoy está indiferente, dormida, no siente. El SEÑOR habla a la iglesia de hoy: Despiertate tu que duermes,(por la codicia),  lévantate de los muertos y  te alumbrará Cristo. Efesios 5:14.  EL SEÑOR nos invita a ir en pos de EL, a buscarle, a llenarnos y a sustentarnos de la Palabra, del Verbo, que es el alimento que si sacia:  YO SOY  EL PAN DE VIDA; EL QUE A MI VIENE No tendrá hambre( de cosas materiales, sino de las espirituales) Y el que EN MI CREE no tendrá sed(de pecar)Jamás. Juan 6:35  El que se sacia de Cristo, del Verbo, de la Palabra, cada día esta bien nutrido y puede vencer todas las demás tentaciones, el venció a satanás cuando dijo:” No solo de PAN vivirá el hombre, sino de TODA PALABRA que sale de  la boca de Dios”. ” La gente infeliz que piensa que obteniendo más cosas encontrará satisfacción es como una gente hambrienta que piensa que comiendo aire se llenará. “¿Porqué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia ?Isa.55:2 No vale la pena tener algo, si uno no tiene a Dios.”  Jeremiah Burroughs El camino difícil que lleva a la vida eterna, ES EL CAMINO DEL DESPOJO O DEL DESPRENDIMIENTO, estos son los antónimos de la Codicia. Este es el camino de Pocos. Mientras satanás quiere que anhelemos, codiciemos y nos apeguemos a todo lo material y del mundo,  en contraste, el SEÑOR quiere que transitemos la senda del desprendimiento,  Cristo, Maestro de maestros, nos  dice:  El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna. Juan 12:25 . Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos.” Lc 1:51-53 Estos versos, son la antítesis divina, porque el SEÑOR no obra ni se mueve como el sistema del mundo, y el diablo lo imponen. Acertadamente este siervo dice al respecto: ” El desprendimiento  es la puerta angosta y el camino estrecho, inclinado, y difícil de la vida, que pocos hallan; pero es la única puerta de entrada a la vida eterna …. Si todavía estamos apegados a los deleites innecesarios de esta vida, ¿cómo podremos llegar a experimentar todas estas riquezas como Dios quiere? ¡No vamos a llegar! Si no somos purificados de nuestras pasiones y librados de ellas y de todo deseo por los deleites creados, no experimentamos esta riqueza, porque estamos llenos de otras cosas, y no hay lugar para Dios en nosotros. Así estamos desviados. No estamos en el camino de la vida, que es el bello camino de la cruz, del desierto(la soledad), y apartados a solas en el monte. Por eso, escojamos el camino de la vida: “Mira, yo he puesto delante di ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal…escoge, pues, la vida, para que vivas…” Dt 30, 15:19.” Steven Scherrer .- LA SEGUNDA TENTACIÓN DE JESÚS: “Si eres Hijo de Dios, lánzate abajo.”   En otras palabras: “Si eres hijo de Dios demuéstralo, cae desde lo celestial a lo bajo de este mundo, y nada te pasará, puedes caer bajo sin correr peligro de perder tu investidura, eres inmune, confía en ti mismo, demuestra a los demás lo que eres y puedes hacer, así tendrás prestigio como hijo de Dios.”   Es decir, que todo el que confía en sus propias fuerzas y es AMADOR DE SI MISMO,  esta lleno de Codicia, hambre y anhelo de reconocimiento, tiene SOBERBIA Y  VANAGLORIA. Quiere satisfacer su ego, está  lleno de toda ambición e interés personal busca su propia gloria.  Por eso, la condición de Cristo, para seguirle, es: “NIEGUESE A SI MISMO”: Si alguno quiere venir en pos de mí, NIEGUESE A SI MISMO(a sus pasiones, a sus deseos, sueños, anhelos, intereses, preocupaciones, distracciones mundanas) tome su cruz y sígame. Mateo 16:24 Negarse a si mismo, es el camino seguro al desprendimiento, y garantiza el  seguir a Jesús sin estorbos, allana el camino a Cristo, allana el camino a la oración, al ayuno, y abre los oidos para escuchar la Palabra de Dios.El despojo limpia el camino para buscar a Cristo, Nuestro Salvador,  como es SU voluntad. Y el apóstol Pablo lo expresó así: Pero TODO LO QUE PARA MÍ era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. Filipenses 3:7     “Porque si quieres tener verdadero gozo, y ser consolado por el SEÑOR abundantemente, tu suerte y bendición estará en el desprecio de todas las cosas del mundo, y en cortar de ti todo deleite terreno, y así se te dará copiosa consolación. Y cuanto más te desviares de todo consuelo de las criaturas, tanto hallarás en Mí más suaves y poderosas consolaciones. Mas no las alcanzarás sin alguna pena, ni sin el trabajo de la pelea. La costumbre te será contraria; pero la vencerás con otra costumbre mejor. La carne resistirá; pero la refrenarás con el fervor del espíritu. La serpiente antigua te instigará y exasperará: pero se ahuyentará con la Oración, y con el trabajo provechoso le cerrarás del todo la puerta. Déjate tu YO y hallarás a Cristo. Vive sin voluntad ni amor propio, y ganarás siempre. Encamina todos tus esfuerzos, deseos y oraciones al fin de despojarte de Todo apego, para seguir así desnudo a Jesús, MORIR PARA TI Y VIVIR PARA CRISTO ETERNAMENTE.”  Tomas de Kempis .- LA TERCERA TENTACIÓN DE JESÚS:  “Todo esto Te daré, si Te postras y me adoras.”  La codicia por lo material, la ambición de poder, lleva al pecado grave que al SEÑOR  no agrada y es la IDOLATRÍA. Dice que   Lo llevó a un monte muy alto, y Le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos. Lo llevo a la cúspide a lo mas alto y le tentó esta vez, ofreciéndole Todos los reinos del mundo y su gloria. Este es el máximo nivel de codicia del hombre, que nunca esta satisfecho y siempre quiere mas, y eso lo sabe bien el enemigo de las almas, en cada tentación fue escalando, como diciendo: “Te ofrecí lo anterior y no caíste, ahora te ofrezco Todo y así accederás a mis pretensiones para tomar el lugar de Dios, para ser como dios, lo mismo que dijo a Adan y a Eva, para hacerles caer:  Serán como Dios.” Génesis 3:5  En esta tentación quiso llevar el diablo a Jesús al pecado de la IDOLATRIA. “Así como en el principio satanás quiso ser semejante  Dios, y por esto fue arrojado del cielo; ahora quiere usurparle el culto y adoraciones que se le deben a Dios. ¡Espantosa tentación! que empieza por la CODICIA, y acaba por la IDOLATRÍA; porque el avaro  solo adora el oro y  las riquezas que son el dios de su corazón. Desde la altura se ve bien lo que es el mundo y toda la gloria que con el mundo ha de perecer; apresurándose el diablo a llevar los hombres a los lugares mas altos, porque de allí los precipita con mas facilidad.” Ludolf V. Sachesen   Porque sabe bien el enemigo de las almas, que todo anhelo y codicia por lo material, por las riquezas, por si mismo, y por el poder, lleva a la adoración de satanás, y lo logra con creces por medio de la Codicia. De tal manera, que todo aquel que tiene como único y principal objetivo obtener riquezas y cosas materiales, ambición por satisfacer todo deseo de la carne, es un adorador de satanás, porque, El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo ha pecado desde el principio.1 Juan 3:8  porque es mentiroso y el padre de la mentira. Juan 8:44  Quiere satanás que se le adore a cambio de riquezas, fama y poder, pero, en su lugar pide un precio, que es la opresión, la esclavitud, la muerte espiritual, el temor y la ansiosa inquietud constante de perder lo que se posee, que roba la paz.  Fue satanás el que tentó al pueblo de Israel cuando dijeron: “Haznos un dios que vaya delante de nosotros” Exodo 32:1 E hicieron un becerro de oro para que le rindieran culto y adoración, porque el sabía bien, que por medio de esa imagen le rendían adoración a él y no al Dios Vivo y Todopoderoso.  Lo mismo hizo, cuando incitó a Nabucodonosor a ordenar hacer una estatua de oro en su honor, para que se le adorara como a un dios: Se ordena a todos… que se postren y adoren la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado; pero el que no se postre y adore, será echado inmediatamente en un horno de fuego ardiente. Daniel 3:5-6  Sigamos el ejemplo de Cristo, quien venció por nosotros estas tentaciones incluyendo  la idolatría, con la Palabra. Como Cristo, debemos despreciar y rechazar toda clase de ambición, rechacemos todo lo que nos incita al apetito desenfrenado por las cosas y placeres que nos ofrece el mundo, toda ambición de reconocimiento,  no sea que por el apego excesivo a lo temporal y por el deseo de obtener las cosas perecederas, las adoremos y les rindamos culto, perdiendo así, las cosas celestiales, divinas y eternas, incluyendo la salvación, porque claramente dice:  Los Avaros y los idolatras…. NO herederán el Reino de Dios 1 Cor.6:10. Con toda razón, dijo Jesús:    Cualquiera de ustedes que NO RENUNCIE A TODAS SUS POSESIONES, No puede ser Mi discípulo.Lucas 14:33  Renunciar a todo lo que se posee, incluso renunciar a los que amas, no dejando de amarlos, sino colocando al SEÑOR  en primer lugar, aunque nos parezca tan difícil de cumplir, EL SEÑOR nos ayudará por su Espíritu Santo a lograrlo, a dejarlo todo. Este es el camino seguro a estar libres de toda codicia y ambición personal, es el camino seguro por el que Pocos van, pero que lleva a la vida eterna.  Adoremos solo a Dios nuestro creador, adoremos y rindamos cánticos y alabanzas al que nos amo primero y dio su vida en la Cruz por salvarnos, a Cristo, quien tiene el poder y autoridad sobre todos los principados y potestades, al Rey de reyes y SEÑOR de señores. Al que es y que era y que ha de venir, a Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre, Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; A EL sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. Apoc.1:4-6  Al Santo, al Verdadero, al que tiene la llave de David, al que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre, Apoca. 3:18 Al que nos dio ejemplo de total y absoluto despojo de todo; siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz Filipenses 2:5-8, para darnos vida eterna. A Cristo, Salvador y Redentor Nuestro, sea la gloria, imperio y majestad por todos los siglos. AMEN. ****************************************************************

PRINCIPALES PROMOTORES DE LA CODICIA

1. LA SOCIEDAD DE CONSUMO la civilización de consumo en la que vivimos, fomenta la codicia a través de la publicidad y por todos los medios de comunicación ( La televisión, la radio, la prensa, la Internet, revistas) el deseo desordenado de los ojos y del dinero, que prometen obtener todas las cosas apetecidas. No basta todo el dinero del mundo para comprar todo lo que nos ofrecen los supermercados y los centros comerciales. La manipulación sicológica de los medios de comunicación impulsan a la avaricia, proponiendo símbolos de prestigio y del poder. Haciendo desear esos símbolos: el auto de determinada marca, impulsando a que los usuarios se inclinen a esa marca, porque es ” la mas in” o la que usan los mejores, en restaurantes y sitios vacacionales elegantes, porque “Es donde van los ricos”, los interiores domésticos, los muebles, tapices, lámparas, las modas del vestir, calzar, podría decirse que casi todos los productos están manipulados con el único objetivo de obtener ganancias, DINERO.

2. LAS TARJETAS DE CRÉDITO son un instrumento de la cultura del consumo. También son publicitadas en restaurantes elegantes y sitios turísticos, precipitando a muchos avaros incautos y a sus familias a adquirir deudas enormes que los llevan a la ruina; pocos son los que logran la necesaria auto disciplina para usar prudentemente las tarjetas con compras a plazos. Además estos instrumentos de crédito los paga el cliente de su bolsillo y encarecen los artículos.

3. LOS PRESTAMOS BANCARIOS son otro instrumento que fomenta la codicia. Los Bancos y Entidades Financieras que ofrecen préstamos, son a menudo verdaderas trampas donde los incautos ambiciosos se empeñan en deudas que no pueden pagar y terminan perdiendo sus pocas propiedades. Cuando adquirimos deudas sin equilibrio nos hacemos esclavos de éstas, así lo manifiesta la Palabra de Dios en Proverbios 22:7 EL QUE TOMA PRESTADO ES ESCLAVO DEL QUE LE PRESTA.

4. LOS ÍDOLOS MODERNOS. que fomentan la ambición por el poder, la fama y el protagonismo, el deseo de ser como ellos e imitarlos. Es el caso de los ídolos del cine, ídolos de la canción.  que imponen modas de vestir, ídolos del deporte que imponen la moda deportiva, ídolos de la música, ídolos del baile, Modelos  que promocionan perfumes, cosméticos y convierten la sociedad en insaciables consumidores de lo que estos promocionan. Y tristemente estas modas se han infiltrado en la iglesia del SEÑOR, hoy vemos como los que se auto denominan adoradores, imitan lo que ven en la farándula, quieren ser “estrellas de la canción cristiana”, quieren dinero, fama, exigen y demandan atención especial, esto los ha llevado a la soberbia y han prostituido la adoración y la alabanza al SEÑOR, servicio por canta a cambio de grandes sumas de dinero y lo único que tienen en mente muchos predicadores y ministros de la alabanza es el signo pesos $, y han convertido la iglesia del SEÑOR en sitios de entretenimiento, han copiado ritmos del mundo con versos acomodados, han copiado el espectáculo del mundo, es decir, algunos púlpitos son la copia exacta de una discoteca, para justificar todo esto, dicen que es para ganar al mundo para Cristo, es exactamente lo contrario, el pecado, el mundo y la carne están ganando a muchos. Estos que se dicen ministros,  Se han olvidado totalmente de la Palabra de Dios, y de lo que Cristo dijo cuando en misión a los setenta: Vayan; miren que los envío como corderos en medio de lobos. No lleven bolsa, ni alforja, ni sandalias; y a nadie saluden por el camino. Lucas 10:3-4 ¡Que tristeza! ¡Cuanto dolor siente Cristo! Al ver en lo que se ha convertido la alabanza,la adoración  y el Evangelio, estos ambiciosos de poder y de dinero,  son los lobos rapaces, devoradores de ambición. Han hecho que la atención del pueblo de Dios esté en ellos y no en Cristo, han usurpado el lugar de CRISTO, nuestro Amado Rey y SEÑOR, Profetas de profetas, han llevado al pueblo de Dios a adorar a satanás y no al SEÑOR de Gloria y Majestad.  Estas palabras de Cristo, Nuestro Salvador: No lleven bolsa, ni alforja, ni sandalias;  son símbolo de sencillez, de austeridad, de moderación, lo que se ve y se hace en la iglesia hoy, es todo lo contrario, ostentación, lujos, y ambición por prestigio y aplausos. ¡Que el SEÑOR abra los ojos de Su pueblo! EL Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:28 . La Palabra de Dios como nuestro Manual de Vida nos exhorta a MORIR, morir es dejar de sentir, es dejar atrás todo interés personal, todo sueño y toda visión personal y vivir para servir conforme a la Voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta, mientras estamos en este tierra, porque si vivimos muriendo cada día, estaremos listos para partir con el SEÑOR cuando EL así lo disponga. ESTA ES LA IGLESIA PREPARADA PARA PARTIR CON EL SEÑOR. Esta es la iglesia que espera la venida del SEÑOR, y aunque no venga ahora, igual debe estar preparada para irse con el SEÑOR el día y la hora que el SEÑOR ha dispuesto para dejar esta tierra y partir con EL.  EL SEÑOR JESÚS, nos anima a MORIR a la Avaricia o el amor al dinero, lo que considera como Idolatría. Hagan MORIR TODO  lo que es propio de la naturaleza terrenal: LA AVARICIA QUE ES IDOLATRIA.Colosenses 3:5 

CONSECUENCIAS O FRUTOS MALOS DE LA CODICIA

El deseo insaciable de poseer poder, fama, bienes, riquezas, llevan a las personas a cometer toda clase de males, como bien dice la Palabra de Dios en 1ª. Timoteo 6:10 RAIZ DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO. EL CUAL CODICIANDO ALGUNOS, SE EXTRAVIARON DE LA FE, Y FUERON TRASPASADOS DE MUCHOS DOLORES. Oro al SEÑOR,  porque esta reflexión, produzca cambios en ti, y si tienes problemas de codicia seas liberado por el poder de Jesucristo, que puedas aplicar los principios de la Palabra de Dios, para recibir sus bendiciones sin necesidad de codiciar los bienes materiales y que obtengas equilibrio para trabajar y ver el dinero como algo necesario sin tenerlo como tu dios, que entiendas que el amor al dinero es el generador de todos los males:

– POR LA CODICIA SE PUEDEN DEJAR LOS PRINCIPIOS CRISTIANOS Y BÍBLICOS. Las personas estarán dispuestas a dejar sus principios como mentir, robar, juzgar, en casos extremos hasta mandar asesinar, con tal de permanecer y no perder las posiciones que implican dinero y poder. Desde Presidentes, Políticos, Gerentes y Ejecutivos de Empresas, Lideres Religiosos que cambian a Jesucristo y olvidan sus principios cristianos por ambición al poder, y al dinero, como Judas Iscariote que vendió, traicionó y entregó a Nuestro Amado SEÑOR por unas cuantas monedas. “El AVARO está hambriento de lo terrenal como un mendigo, y el creyente atesora el cielo despreciando lo terrenal. El rico es esclavo de sus riquezas, cuando aumentan se llena de orgullo y cuando se agotan se hunde en la tristeza “Bernardo de Claraval

– LA CODICIA GENERA MUERTE. Por causa de la ambición y el deseo del dinero fácil o para salir de la pobreza muchos se dedican al trafico de Cocaína, incluyendo algunos que se dicen cristianos. La ambición lleva a matar, a robar, estafar, mentir. Por causa de la codicia familias enteras se han divido y peores casos hay asesinatos en familias. Pero, la Codicia no solo produce  muerte física, sino la que es peor, la muerte espiritual, porque está en riesgo la vida eterna:  ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? ni los ladrones, NI LOS AVAROS, ni los borrachos, ni los difamadores, NI LOS ESTAFADORES heredarán el reino de Dios.1Cor.6:9-10 El amor al dinero de algunos que se denominan maestros, apóstoles y profetas, ha traído a la iglesia un adormecimiento espiritual, ceguera, sordera espiritual y blasfemia, el Apóstol Pedro, hablando de los falsos maestros ambiciosos dijo:  Muchos seguirán su sensualidad, y por causa de ellos, el camino de la verdad será blasfemado; Y POR AVARICIA harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. 2Pedro 2:2-3 RAIZ DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la Fe y fueron traspasados de Muchos dolores.  Dice la Palabra de Dios Salmo 62:10 NO CONFÍEN EN LA VIOLENCIA, NI EN LA RAPIÑA, NO SE ENVANEZCAN; Y AUNQUE SE AUMENTEN LAS RIQUEZAS, NO PONGAN EL CORAZON EN ELLAS. Para ampliar este tema ir a FALSO EVANGELIO DE LA PROSPERIDAD:  http://ministeriorestitucion.org/?p=58       Las deudas son consecuencia de la Codicia, algunos adquieren deudas sin control por la ambición de poseer bienes, cuando se dan cuenta están ahogados en deudas inmanejables y lo pierden todo, o los ingresos que reciben son para cubrir deudas y no les alcanza el dinero para cubrir los gastos mensuales, esto hace que no puedan ni dormir, se enferman, se deprimen. Es tal la situación que algunos como solución optan por quitarse la vida, cuando se ven acorralados por la ruina. Otros se dedican a estafar amigos y parientes que de buena fe les han servido de garantía. Otros exigen sin piedad la liquidación de la herencia, aunque puedan perjudicar gravemente a parientes débiles o necesitados como abuelos, familiares con discapacidad o enfermos. Se cumple la Palabra de Dios: RAÍZ DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO(no el dinero).  Si obedeciéramos la Palabra de Dios, nos evitaríamos tantos males y dolores de cabeza. Proverbios 28:22 SE APRESURA A SER RICO EL AVARO, Y NO SABE QUE LE HA DE VENIR POBREZA. “El amor al dinero tiene la tendencia a congelar nuestras manos y pies, y a endurecer nuestros corazones; tiene la tendencia a convertirse, como el anillo de Gollum, en algo sin lo cual no podemos vivir y que viene a ser el centro de nuestra atención. Jesús conocía el peligro del amor al dinero.” -Scot McKnight

LA CODICIA LLEVA AL SEXO Y A LOS VICIOS.  El mucho tener desvía el corazón y lleva a otras tentaciones como: La satisfacción sexual, y todo lo relacionado con vicios como el licor, las drogas, juegos de azar,  juegos de loterías, lotos, dados, ruletas, se gastan sumas exageradas de sus ingresos en esta clase de placeres. El jugador es victima de una obsesión por el juego. Su mente esta permanente ocupada en imaginar números, jugadas, revanchas. Esto ocupa su corazón y su mente por lo que no puede dar lugar al amor de Dios, ni al prójimo. Los enviciados al juego pueden llegar hasta el punto de acabar bienes ajenos, arruinar a su propia familia, a veces a causa de esta ruina pueden ser acorralados y amenazados de muerte por los usureros.  La ambición es una espiral descendente, un pecado lleva a  otro y cada vez se va degenerando. Cuando se tiene se quiere mas, porque la avaricia nunca se satisface, entonces se busca satisfacción en otros pecados. “Tú nos hiciste para Ti, y nuestros corazones no estarán satisfechos, hasta que encuentren descanso en Ti.” Agustin de Hipona El rey Salomón tenía riquezas en oro así: El peso del oro que llegaba a Salomón en un año era de 22.6 toneladas de oro,  sin contar lo de los mercaderes, las mercancíasde los comerciantes, de todos los reyes de Arabia y de los gobernadores de la tierra.  El rey Salomón hizo 200 escudos grandes de oro batido, usando 600 siclos (6.84 kilos) de oro en cada escudo. También hizo 300 escudos de oro batido, usando tres minas (1.7 kilos) de oro en cada escudo; el rey los puso en la casa del bosque del Líbano.1 Reyes 10:14  Sin embargo, todo este oro no le fue suficiente y busco satisfacción en las mujeres: Pero el rey Salomón, además de la hija de Faraón, amó a muchas mujeres extranjeras, Moabitas, Amonitas, Edomitas, Sidonias e Hititas, de las naciones acerca de las cuales el Señor había dicho a los Israelitas: “No se unirán a ellas, ni ellas se unirán a ustedes, porque ciertamente desviarán su corazón tras sus dioses.” Pero Salomón se apegó a ellas con amor. Y tuvo 700 mujeres que eran princesas y 300 concubinas, y sus mujeres desviaron su corazón. 1Reyes 11:1 Y al final de sus días dijo:  El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Ecle.12:13  “Ni el sexo ni el dinero pueden cumplir las promesas que creemos que están haciendo, y cada una de estas dos áreas es más peligrosa de lo que tendemos a pensar. En la cultura que nos rodea hoy día, ambas funcionan como disolventes espirituales que corroen el tejido mismo de la comunidad humana. Ambas cosas tienen el poder perverso de dominar tu corazón y con ello determinar el rumbo de tu vida. Ambas te sugieren que tú estás en control, mientras al mismo tiempo se convierten en el amo que progresivamente te encadena bajo su control. Tanto el sexo como el dinero,  ofrecen una sensación de bienestar interior, a la vez que no tienen capacidad alguna para satisfacer el corazón. Ambas te seducen con la esperanza del contentamiento que producirá ese placer, pero ambas te dejan vacío y deseando más. Ambas se presentan con la posibilidad de ser finalmente satisfechas, pero en lugar de ello te hacen envidiar a todo el que tenga más y mejores cosas que tú. Ambas te venden la mentira de que el placer físico es el camino a la paz espiritual. Ambas son obra de las manos del Creador, pero tienden a prometer lo que sólo el Creador puede dar. Ambas son bellas en sí mismas, pero han sido distorsionadas y se han tornado peligrosas por medio de la caída.” -Paul David Tripp

– LA CODICIA PRODUCE ENVIDIA que es la tristeza que se produce ante el bien que tiene otro y el deseo desordenado de poseerlo. El décimo mandamiento ordena no anhelar el bien ajeno Exodo 20:17 NO CODICIARAS LA CASA DE TU PRÓJIMO, NO CODICIARAS LA MUJER DE TU PRÓJIMO, NI SU SIERVO, NI SU CRIADA, NI SU BUEY, NI SU ASNO, NI COSA ALGUNA DE TU PRÓJIMO.

– LA CODICIA PRODUCE GUERRAS. las guerras que se están librando en el mundo, la principal causa es por poseer, el dios dinero y deseo de poder, aunque quieran disfrazar el verdadero motivo. Al igual que la guerra entre Palestina e Israel la principal causa es la codicia por la posesión de tierras. Todos los días escuchamos en los noticieros de las muertes y el baño de sangre en estas regiones, porque detrás esta LA CODICIA. ¿De dónde vienen las guerras y los conflictos entre vosotros? ¿No vienen de vuestras pasiones que combaten en vuestros miembros? Codiciáis y no tenéis, por eso cometéis homicidio. Sois envidiosos y no podéis obtener, por eso combatís y hacéis guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastarlo en vuestros placeres. ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad hacia Dios? Por tanto, el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:1-4

COMO SER LIBRES DE TODA FORMA DE CODICIA: Mientras lees este mensaje, el SEÑOR quita velos y vendas de tus ojos y te estará siendo revelada La Poderosa Palabra de Dios, como nunca antes. AMEN.

– TRANSITANDO POR EL CAMINO DEL DESPOJO: Gran parte de como lograr ser libres de toda codicia, ya está resuelta en las palabras que mi SEÑOR y Maestro Divino me dio para escribir, en las  tentaciones de Jesús, que están al inicio de este mensaje, se resume en estas palabras: EL CAMINO DEL DESPOJO.  Transitar por este camino es la solución contra toda forma de codicia o avaricia, este camino lo muestra y revela Cristo, a quines en verdad el aman.  El camino del despojo lleva a la Santidad, por este camino no pasará ningún impuro(codicioso, ni avaro), sino que él SEÑOR mismo los acompañará; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará…. Por este camino andarán los redimidos del SEÑOR.Isaias 35:8-9  ” No hay nadie que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos o tierras por causa de mí y por causa del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo: casas, y hermanos, y hermanas, y madres, e hijos, y tierras junto con persecuciones; y en el siglo venidero, la vida eterna. Marcos 10:29-30. Cuando uno recibe estas “cien veces más”, de veras, conocerá la riqueza del desprendimiento voluntario de sí mismo por causa de Cristo. Los desprendidos son los verdaderos ricos en este mundo, ricos en las verdaderas riquezas. Así “muchos primeros serán los últimos; y los últimos, los primeros” Mt 19: 30. Los primeros en el mundo son los últimos en riquezas verdaderas. Y los últimos en este mundo, “los despojados del SEÑOR”, son los primeros. Por eso Jesús dice: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” Lc 14: 26. Hemos de sacrificar Todo por Cristo si queremos hallar y experimentar todo en él, si queremos su luz radiante resplandeciendo en nuestro corazón. Es decir, tenemos que aborrecer y renunciar aun a nuestra propia vida en este mundo por él, por amor a él; y entonces, dejándolo todo por él, recibiremos todo de EL, el gran tesoro, la perla preciosa, su luz brillando en nosotros, iluminándonos y regocijándonos en el SEÑOR, como afirma el apóstol Pablo: “Estad siempre gozosos”, 1 Tes. 5: 16. En resumen, Jesús dice: “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia A TODO LO QUE POSEE, NO puede ser mi discípulo” Lucas 14: 33.” Steven Scherrer

– ACUMULANDO TESOROS EN EL CIELO. No acumulen tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumulen tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban.Mateo 6:19-20Significa que nuestros tesoros son, la vida eterna, la gloria del cielo la cual el SEÑOR revela, la obediencia a Dios y a sus mandamientos, la Palabra de Dios y todos los tesoros escondidos de sabiduría y la ciencia de Dios, contenidos en ella, también los misterios revelados que el SEÑOR quiso ocultar de los sabios y entendidos, pero que da a conocer a los que tienen la sencillez, humildad, inocencia y pureza de los niños.  Oro para que Dios nos ayude a seguir este camino, JESUCRISTO, ES CAMINO, VERDAD Y VIDA, y esta obra del despojo que viene solo de EL.  Los Tesoros que se acumulan en la tierra son causa de muchas preocupaciones; los que se acumulan en el cielo no causan ninguna. Los tesoros terrenales jamás  pueden producir gozo y alegría espiritual; los tesoros celestiales producen paz y gozo en el Espíritu Santo. Los tesoros terrenales no traen comodidad duradera, cuando nuestra vida termina, ellos lo hacen también. Los tesoros  celestiales producen en nosotros acciones  de gracias a Dios, por permitirnos ser tomados por dignos de servir al SEÑOR con los medios que Él le ha placido confiarnos como administradores, y cuando vayamos al cielo, los encontraremos allí. Con frecuencia escuchamos decir cuando muere alguna persona, que tenía muchas riquezas. Sin embargo, puede ocurrir que poseía muchos millones pero ante los ojos de Dios, era pobre por cuanto no era rica en Dios. El caso contrario también es cierto: un hombre que muere en Jesús dejando muy poco dinero en este mundo, pero es poseedor, a  la vista de Dios, de un vasto tesoro en el cielo.  ¿Anhela su alma ser rica en Dios y acumular tesoros en el cielo?  “El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”1 Juan 2:17. Sin embargo, pronto nos será quitada nuestra mayordomía. En el tiempo presente tenemos la oportunidad de servir al Señor con talentos, tiempo, dones y posesiones, no obstante esta oportunidad terminará. Y qué pronto podría  terminar. Quizá antes de que usted lea estas líneas yo habré dormido en Jesús, y mañana tal vez lo haga usted. Por lo tanto sirvamos al Señor mientras tenemos la oportunidad. El consejo del SEÑOR, su ruego cariñoso y su mandamiento es que sus discípulos, que son  extranjeros y peregrinos en la tierra, no deben acumular tesoros mientras vivan en ella. Todo lo que es de la tierra o está relacionado de alguna forma con ella, está sujeto a la corrupción, al cambio, y a la disolución. Sólo las cosas celestiales son reales. Dentro de poco tiempo vendrán  a pedirle su alma, y ¿qué provecho tendrá si sólo se ha dedicado acumular posesiones materiales? Si hubiera siquiera  una pizca de beneficio en obrar así, si alguna ganancia se derivara  de ello, el Señor, que demostró su amor por nosotros, ¿no hubiera deseado que tuviéramos esas posesiones? Si las posesiones terrenales pudieran aumentar, aunque fuera en ínfimo grado, nuestra paz y gozo en el Espíritu Santo, Jesús nos hubiera mandado atesorarlas. Sin embargo, nuestro Señor no se limitó a decirnos que no hagamos tesoros en la tierra, porque si hubiera sido así, su mandamiento hubiera sido motivo de abuso, y algunas personas se sentirían estimuladas por él para justificar sus hábitos extravagantes, su amor por el placer, para gastar todo lo que tienen, en sí mismos. Nuestro Señor añade que debemos hacer tesoros en el cielo. Existe la posibilidad de hacer tesoros en el cielo, así como se hacen en la tierra. Así como una persona  puede depositar una cantidad tras otra en el banco, así mismo podemos dar nuestro dinero  y nuestras vidas para invertirlo en la obra de Dios. Y el Señor toma nota en su libro de memorias; Él los considera  depósitos celestiales. Lo que damos a Dios no es algo que perdemos, es nuestro depósito en el banco celestial en donde permanece seguro por la eternidad.” George Muller

– BUSCANDO PRIMERO EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA. Es legítimo y necesario ganar dinero, querer vivir bien, comer bien. Lo que no agrada a Dios es desear obtener esto por encima de todo y de todos , pasando por encima de los derechos de los demás, engañando, mintiendo o aprovecharse de los mas débiles, haciendo del trabajo o de mi fuente de ingreso un dios, rendir culto  al dios de las riquezas mammon. No debes olvidar que lo que tienes, Dios te lo ha dado y permitido, reconoce a Dios en todos tus caminos, Dios quiere y anhela bendecir a sus hijos como un padre que anhela que su hijo este bien, así es el Padre Celestial con nosotros, quiere lo mejor para nosotros, siempre y cuando lo busquemos a EL primeramente, porque dice su Palabra en Hageo 2:8 Dios es el dueño del Oro y de la Plata. Dios sabe que necesitamos vestido, alimento, comida, pagar servicios, estudios etc. Por eso nos anima a que tengamos fe, el alimenta las aves de cielo también lo hará con nosotros, es una promesa de Dios que todo lo material es su añadidura para sus hijos. Mateo :31-32 Así que no se preocupen diciendo: ¿Qué comeremos, o ¿Qué beberemos? Porque los paganos (pecadores) andan tras todas estas cosas, y el Padre Celestial sabe que ustedes las necesitan. Mas bien busquen el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán AÑADIDAS. ¿Qué es buscar el Reino de Dios y su justicia? Buscar el Reino de Dios y su Justicia, consiste en entregar nuestro corazón, nuestros pensamientos y nuestras vidas  a Cristo, Justicia Nuestra,buscar a Cristo nuestro Salvador, porque el reino de Dios es vida eterna. Buscar el Reino de Dios consiste en cumplir el primer mandamiento: Amarás al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Buscar el Reino de Dios es amar al Creador y ponerlo en primer lugar antes que a todo lo creado, incluyendo el dinero. Porque el reino de Dios, no consiste en cosas materiales, sino espirituales: Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo. Rom.14:17      “Vean cómo inicia la Biblia: “En el principio. . . Dios.”   Su vida ha de iniciar de la misma manera. Busquen con toda su alma, primera y prioritariamente, el reino de Dios como el lugar de su ciudadanía, y Su justicia como la característica de su vida. En cuanto al resto, todo provendrá del propio SEÑOR sin que tengan que estar ansiosos por ello. Todo lo que es necesario para esta vida y para la piedad “estas cosas os serán añadidas.”  ¡Qué promesa es esta! Alimento, vestido, casa, y todo lo demás, Dios asume la tarea de añadirlo mientras ustedes lo busquen a ÉL. Ustedes han de preocuparse por Sus asuntos, y Él se preocupará por los suyos. Cuando necesiten papel y cordel para envolver, les serán suministrados con la compra de bienes más importantes; y de igual manera los bienes terrenales necesarios serán añadidos junto con el reino. Quien sea un heredero de la salvación no morirá de inanición; y quien vista su alma con la justicia de Dios no podrá ser dejado por el Señor con su cuerpo desnudo.  Abandonemos todo afán devorador. Concentren su mente en buscar al SEÑOR. La Codicia es pobreza, y la ansiedad es miseria: La confianza en Dios es un patrimonio, y la semejanza a Dios es una herencia celestial. SEÑOR, yo te estoy buscando, haz que pueda encontrarte….” Charles Spurgeon

– ACEPTANDO LOS TIEMPOS DE ESCASEZ Y DE ABUNDANCIA. Dijo el apóstol Pablo al respecto Filipenses 4:11-13 No digo esto porque este necesitado, pues he APRENDIDO a estar satisfecho en cualquier situación que me encuentre. Se lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He APRENDIDO a vivir en todas y cada una de las circunstancias Tanto a quedar saciado, como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE. Dicen los profesionales de la Economía que esta es cíclica, es decir que siempre habrán depresiones y bonanzas económicas en los países y a su vez la economía familiar se verá afectada. Durante la historia de la Humanidad han existido tiempos de sequías, tiempos de inundaciones, que afectan las cosechas y la economía de un país en general. El apóstol Pablo aprendió a vivir en abundancia y en escasez y a estar contento en cualquiera de las dos situaciones, y aunque no era economista, ni sabía de ciclos económicos, al aplicar los principios de la Palabra de Dios, dice: He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Fili.4:11-13 En la escuela del cielo, se aprende el contentamiento, a estar siempre gozoso, sea en escasez o en abundancia. Que hoy tomemos el ejemplo del apóstol Pablo y vivamos sabiendo este principio que siempre tendremos tiempos de abundancia y de escasez, preparándonos mediante el ahorro para los tiempos de sequía o depresión económica. He escuchado líderes religiosos cristianos, que aseguran que si tu no eres prospero estas en pecado. Firmemente, creo que contradicen la Palabra de Dios y las leyes de la Economía, y que han pasado este pasaje del apóstol Pablo a los Filipenses por alto. El tuvo tiempos de hambre y de abundancia, además, la Biblia narra de tiempos de lluvia y tiempos de sequía, no solo es un principio bíblico sino económico. Así, que si una persona esta en ruina financiera, no solo es por el pecado, puede ser por tres razones: a) Esta en pecado, o en desobediencia a la Palabra de Dios: idolatría (amor al dinero, que es Codicia, o a cualquier persona o cosa, que en su corazón la tenga por encima de Dios). Hechicería, robo, engaño, adulterio. Ver Deuteronomio 28. Bendiciones por Obediencia y Maldiciones por desobediencia. b) Otra razón es porque esta siendo probada por Dios, el caso de Job, que perdió todas sus posesiones, y después de la prueba de Fe, Dios le devolvió el doble de lo que tenía. Job 42. c) La tercera razón es porque esta pasando una prueba de parte del adversario, permitida por Dios. Como vimos en el tema del sufrimiento, el enemigo pide permiso a Dios, para poder usar las fuerzas de la naturaleza, como las tormentas, rayos, huracanes, sequías, etc. De hecho los hijos de Job murieron por un viento muy fuerte o huracán y parte del ganado que era su fuente de ingreso, por un rayo. Entonces, cuando hay sequías o inundaciones, es porque Dios las permite, para hacer reaccionar a naciones enteras que vuelvan su mirada a El. Además se cumple en este caso el ciclo financiero, de tiempos de Abundancia y de Escasez.

” El contentamiento cristiano es un enigma al no creyente porque proviene no del hecho de obtener “más”, sino de desear menos. Los cristianos saben que esto solo les hará felices moméntaneamente. La gente más rica no es necesariamente la gente más feliz. Los creyentes encuentran que lo que les hace realmente felices es cuando desean solamente las cosas que Dios ha escogido para ellos. Una persona que posee pocas cosas pero que ya no desea más, siempre será feliz. El contentamiento cristiano consiste en que la felicidad no se logra por desear más u obtener más, sino por servir más….Debo buscar nuevas maneras de servir a Dios y encontrar felicidad en obedecerle. Los creyentes siempre serán más felices sirviendo a Dios en la situación en que se encuentren, y no afanándose por las cosas que no tienen.” Jeremiah Burroughs

Oración para renunciar al materialismo, a toda codicia y a los apegos temporales:  “SEÑOR mio Jesucristo, repartidor inefable de Todos los bienes. Concédeme que no me afane en atesorar las cosas perecederas del mundo, sino en amontonar  méritos por tu gracia y amor con los cuales me salvaste, para recibir en el cielo los bienes eternos. Tu eres el único invariable bien, con que la fe nos impulsa; ya que en Ti creo y espero, no me niegues la gracia de que solo en TI ponga mi corazón, tesoro y riqueza mia. SEÑOR, No permitas que desterrado de mi ser el tirano cruel de la Avaricia, elija servirle, en competencia de un Padre tan dulce, tan benéfico, y tan amoroso como TU. En los brazos de Tu paternal Providencia me arrojo con la firme esperanza que no me dejarás perecer. Lejos de mi sea toda afanosa diligencia por las cosas temporales; que solo me aflija el ver que no te sirvo y sigo con todo el fervor de mi corazón, que me fatigue solamente la memoria de lo mucho que te he ofendido, sean mis deseos y unica ambición solamente buscarte a Ti, agradarte a Ti y apartarme de todo aquello que  te desagrada. Para que cubierto con el hermoso poder y valor que Tu das, haga lo que es justo y correcto, y  despojado del asqueroso heno de la Codicia y de todos los vicios del alma que has destinado al fuego eterno, reines Tu siempre en mi, para que reine contigo eternamente en el Cielo. Amen.”  Ludolph V. Sachsen

Para ampliar este tema ver también NADIE PUEDE SERVIR A DOS SEÑORES: http://ministeriorestitucion.org/?p=2526

****************************************************************************

Oración pidiendo gracia para buscar al SEÑOR:
Por: Tomas de Kempis
Señor Dios mío, Tú eres todos mis bienes. ¿Quién soy yo para que me atreva a hablarte?…. Pero acuérdate, SEÑOR, que soy nada, nada tengo y nada valgo.  Tú solo eres bueno, justo y santo; Tú lo puedes todo, lo das todo, dejando vacío solamente al pecador.  Acuérdate de tus misericordias, y llena mi corazón de gracia; pues no quieres que sean vacías tus obras.  ¿Cómo podré sufrir en esta vida, si no me conforta tu gracia y misericordia?  No me vuelvas el rostro; no dilates tu visitación; no desvíes tu consuelo, para que no sea mi alma para Ti como la tierra sin agua…. SEÑOR, enséñame a hacer tu voluntad; enséñame a orar delante de Ti digna y humildemente, pues Tú lo sabes todo, tu en verdad me conoces, y conociste antes que el mundo se hiciese, y que naciese en el mundo. Tú eres mi gloria y la alegría de mi corazón.  Si la verdad, Cristo,  te librare, serás verdaderamente libre. SEÑOR, y así te suplico que lo hagas conmigo. Enséñeme tu Verdad, y ella me guarde y me conserve hasta alcanzar mi Salvación. Ella me libre de toda mal habito y amor desordenado, y andaré contigo en gran libertad de corazón. Líbrame de mis malas pasiones, y sana mi corazón de todos los deseos desordenados; para que sano y bien limpio en lo interior, sea apto para amarte,  fuerte para sufrir, y firme para perseverar. ¡Oh Señor Dios, amador santo mío! Cuando Tú vinieres a mi corazón, se alegrarán todo mi ser. Tú eres mi gloria y la alegría de mi corazón. Tú eres mi esperanza y refugio en el día de mi tribulación.
Mas porque soy aún débil en el amor e imperfecto en la devoción, por eso tengo necesidad de ser fortalecido y consolado por Ti. Por eso, te ruego que me visites, Señor, con más frecuencia, enseñame e instrúyeme con tus santas doctrinas. Concédenos como a tus díscipulos qudejándolo Todo, te siguieron, y renunciando al mundo, escoger seguirte y vivir solo para Ti.  Solo quienes lo dejan todo por seguirte hallarán la muy suave consolación del Espíritu Santo, los que por amor a Ti, SEÑOR, despreciaren todo deleite carnal, alcanzarán gran libertad de corazón, los que entran por la  senda estrecha por amor a TI, y desechan todo cuidado del mundo.  ¡Oh agradable y alegre entrega sin reservas a Dios, con la cual se hace el hombre verdaderamente libre y santo!  ¡Oh entrega absoluta a Dios, digna de ser abrazada y siempre deseada, por la cual se merece el Sumo Bien, y se adquiere el gozo que durará sin fin! A los sabios del mundo, y los que lo andan según la carne, no tienen idea de tu sabiduría; en aquéllos se encuentra mucha vanidad, y en éstos la muerte. Pero los que te siguen, despreciando al mundo y mortificando su carne, estos son verdaderos sabios, porque pasan de la vanidad a la verdad, y de la carne al espíritu. A estos es Dios sabroso, y cuanto bien hallan en las criaturas, todo lo refieren a la gloria de Su Creador. ¡Oh, SEÑOR, cuándo vendrá esta dichosa y deseada hora, para que Tú me satisfagas con Tu Presencia y me seas Todo en todas las cosas! Entretanto que esto no se me concediere no tendré gozo cumplido. Mas ¡ay dolor! que vive aún el hombre viejo en mí; no está del todo crucificado, ni perfectamente muerto. Aún Codicia avidamente contra el espíritu; mueve guerras interiores y no consiente que esté quieto el dominio del alma.  Te ruego que muestres tus maravillas, y que sea glorificada tu diestra, porque no tengo otra esperanza ni otro refugio sino a Ti, Señor Dios mío….Te Bendígo, Padre celestial, Padre de mi SEÑOR Jesucristo, que tuviste por bien acordarte de este necesitado. ¡Oh Padre de las misericordias, y Dios de toda consolación!  Bendito seas, Dios mío, que aunque soy indigno de todo bien, todavía tu generosidad e infinita bondad nunca cesa de hacer bien aun a los desagradecidos y apartados lejos de Ti.  Vuélvenos a Ti para que seamos agradecidos, humildes y devotos; pues Tú eres nuestra salvación y fortaleza. Te Bendigo y te glorifico siempre con tu Unigénito Hijo, con el Espíritu Santo consolador por los siglos de los siglos…AMEN

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »