MENUMENU

● LA PAZ DE DIOS

Por: Lucy Martínez Cadavid

TU GUARDARÁS EN COMPLETA PAZ A AQUEL CUYO PENSAMIENTO EN TI PERSEVERA, PORQUE EN TI HA CONFIADO. Isaías 26:3.

La paz es uno de los dones de Dios más buscados y anhelados por el mundo, solo alcanzamos la PAZ verdadera teniendo a Cristo en nuestro corazón. Justificados pues por la fe tenemos PAZ para con Dios en Cristo Jesús. Romanos 5:1 Cuando Jesucristo nos limpia de todo pecado a través de su poderosa sangre obtenemos la paz de Dios. También la paz de Dios es un fruto del Espíritu Santo, Gálatas 5:22 Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, PAZ. Quiere decir que si el Espíritu Santo mora en nosotros estamos llenos de PAZ. El enemigo utilizará todos los medios a su alcance para robarnos la paz, el sabe que si logra quitarnos la paz, viene el temor, la angustia, la ansiedad, la incertidumbre y el desánimo, para orar, para seguir adelante y entonces habrá logrado sus propósitos. La palabra PAZ viene de la palabra griega SHALOM que significa: Totalidad, plenitud, integridad, seguridad, prosperidad, salud, bienestar, solidez, armonía, descanso, tranquilidad.

El nuevo testamento fue escrito en griego y habla de la palabra Eirene que significa: Ausencia de conflicto, bienestar, perfecto estado de reposo, quietud y calma. Sin paz es imposible vivir la vida cristiana, la paz es un atributo de Jesucristo, porque ÉL ES PRÍNCIPE DE PAZ, entonces la vida con él debe ser de permanente PAZ. Un corazón turbado no puede recibir la palabra de Dios, ni comprenderla y muchos menos creerla. En toda situación o decisión que tomemos siempre debemos tener paz. Pido a Dios, en el nombre de su hijo Jesucristo, que a través de esta reflexión y mientras es leída, nuestros corazones sean llenados del don maravilloso de la PAZ de Dios, que nos sea revelado lo maravilloso de vivir en la calma y el sosiego que trae a nuestra vida la confianza plena en Jesucristo, que podamos estar en el silbo apacible y delicado de la presencia del Señor, ser pastoreados en pastos delicados y descansar junto a aguas de reposo y aunque andemos en valle de sombra y de muerte no temeremos mal alguno porque tu estarás con nosotros. Amén.

Resumiré varios aspectos o situaciones en las que necesitamos que LA PAZ DE DIOS este presente:

– LA PAZ ES NECESARIA PARA ACOMPAÑAR LA FE : Ejercitar la Fe requiere de acciones, que muchas veces pueden parecer que no tienen sentido o acciones fuera de lo común desde el punto de vista humano, es el caso del Apóstol Pedro cuando anduvo sobre las aguas, pero al ver el fuerte viento tuvo miedo, es decir perdió la paz al ver las circunstancias que lo rodeaban. Igual nos ocurre a nosotros cuando vemos nuestro problema y todo parece estar perdido desde nuestra perspectiva humana, no hay salida, nos empezamos a hundir como Pedro, sentimos temor, dudamos, la fe se debilita, se rompe la paz que debemos tener en medio de la dificultad, causada por la confianza irrevocable en Dios y en su palabra, porque LA FE Y LA PAZ van de la mano, LA FE con la PAZ no permite la duda, LA FE con LA PAZ no se debilita, LA FE con LA PAZ no se oponen, LA FE con LA PAZ no entra en turbulencia. El pueblo de Israel no entró a la tierra prometida por falta de confianza, ellos se enfocaron en el desierto, la arena, el calor, las serpientes y los escorpiones, no miraron el maná que Dios les enviaba a diario para su sustento, olvidaron como el mar Rojo se abrió para que pasaran en seco, olvidaron las codornices cuando pidieron carne, olvidaron el agua que brotó de la peña, olvidaron que no enfermaron, olvidaron que sus vestidos y sus zapatos no se acabaron por cuarenta años. Nosotros nos parecemos a ellos cuando nos enfocamos en nuestros problemas y olvidamos los detalles y milagros que Dios hace a diario con nosotros, como darnos sustento, salud, tener acceso a su palabra, la cual representa nuestro maná, cuando buscamos ayuda por otros medios distintos a Dios, acudiendo a la brujería, a la santería y a los adivinos para que nos digan el futuro, cuando nos hacemos ídolos o becerros de oro. Hebreos 3:18-19 ¿Y a quienes juro que no entrarían en su reposo, sino aquellos que desobedecieron? Y vemos que no pudieron entrar por causa de la incredulidad. Hebreos 4:2-3 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos, pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de FE en los que la oyeron. Pero los que hemos creído entramos en el Reposo o en la PAZ de Dios.

El ejercicio de LA FE requiere periodos largos de espera, sino tenemos PAZ durante la espera, entonces sentiremos impaciencia, angustia, ansiedad y frustración. El Rey David, fue ungido como rey de Israel a los catorce años sin embargo tuvo que esperar por los menos quince años para poder ejercer el reinado en Israel, durante ese tiempo debió huir al desierto, sufrir persecución y pasar muchas penalidades, fue durante ese periodo de espera y confianza en Dios, que David escribió muchos de los Salmos. 2Samuel 5:4 Era David de treinta años cuando comenzó a reinar, y reino por cuarenta años. Si esperamos y confiamos en Dios, en su palabra, en sus promesas, aunque pasen quince años, reinaremos como David en cualquiera que sea nuestra situación adversa, el destino y propósitos de Dios se cumplirán en nuestras vidas. Señor llena nuestros corazones de tu PAZ para esperar la respuesta que tarda.

– LA PAZ ES NECESARIA PARA ENTENDER LAS ACCIONES DE DIOS: En algunas ocasiones Dios actúa de maneras enérgicas, si tenemos un concepto errado de la PAZ , nuestra tendencia será la de confundirnos, por ejemplo: Cuando Jesucristo purificó el templo, echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo y volcó las mesas de los cambistas, y las de los que vendían palomas y les dijo: Mi casa, casa de oración será llamada Mateo 21:12-13. En esta acción Jesucristo está indignado de ver que la casa de Dios fue convertida en un centro de transacciones comerciales, y actúa con autoridad y fuerza limpiando el templo volcando las sillas y las mesas, con esta acción Jesucristo no perdió la paz. Tampoco cuando tuvo que decir la verdad a los fariseos y escribas, quienes se sabían la ley, pero no la aplicaban, eran los líderes religiosos de su época, al igual que los hay en este tiempo, Jesucristo les dijo la verdad, con firmeza y enérgicamente, sin rodeos, sin utilizar metáforas, no busco maneras sutiles, ni diplomáticas les dijo: ¡Ay de ustedes escribas y fariseos, hipócritas! ¡Necios y ciegos, guías de ciegos! Mateo 23:33 ¡Serpientes, Generación de víboras! ¿Cómo escaparán de la condenación del infierno? Les quiso decir que de sus bocas sólo salía veneno y maldad. Jesús no perdió la paz por hablarles así, el tuvo carácter, lo que nos enseña que cuando tengamos que decir la verdad lo debemos hacer de manera directa y sin temor de perder la paz.

Necesitamos PAZ para asimilar las ejecuciones de los juicios de Dios. Moisés, siendo un hombre manso, no perdió la paz al ver la ejecución de los juicios de Dios sobre Egipto, por la dureza del corazón de Faraón al no dejar libre al pueblo de Dios, tuvo que ver a los niños, a las mujeres embarazadas y a los ancianos sufriendo por falta de agua, por falta de comida, por causa de las plagas, como la langosta, tuvo que oír el lloro de las madres y padres al perder su primogénito. Muchos se resienten contra Dios cuando el envía los juicios sobre la tierra por causa de la dureza del corazón del hombre, no entienden que Dios ha enviado a su Hijo para que todo aquel que en el cree no pierda mas tenga vida eterna, así que los que no se salvan es porque simplemente no creen. Al igual que Faraón y el pueblo de Egipto, sino obedecemos la Palabra de Dios sufrimos las consecuencias de nuestras malas acciones y no debemos culpar a Dios por ello, bien dice Proverbios 19:3 La insensatez del hombre tuerce su camino y luego contra Dios se irrita su corazón.

– NECESITAMOS LA PAZ DE DIOS PARA ENFRENTAR LAS DECEPCIONES: La vida de los hijos/as de Dios no es fácil, en otras ocasione he referido que el camino de Jesucristo es un camino difícil, tener a Cristo en nuestro corazón y ser salvos no implica que estemos libres de aflicciones, algunos predicadores comenten el error de prometer que la vida cristiana es una vida de rosas dando a entender que el cristiano esta libre de todo tipo de problemas, pero eso no es lo que dice la palabra de Dios y eso no fue lo que nos prometió Jesucristo el dijo: Juan 16:33 Estas cosas les he hablado para que en mi tengan PAZ. En el mundo tendrán AFLICCIÓN, pero confíen, yo he vencido al mundo. Salmo 34:19 MUCHAS son las AFLICCIONES del Justo, pero todas ellas le librará el Señor. Hechos 4:22 Es necesario que a través de MUCHAS TRIBULACIONES entremos en el reino de Dios. Parte de las aflicciones en el mundo es recibir decepciones, traiciones, del esposo/sa, de la pareja, del novio, del hijo o hija rebelde, de un líder religioso, pastor o sacerdote, de un amigo/a o de un familiar. La Decepción y Traición producen conmoción, conllevan a la devastación, cuestionamiento, furia, parálisis y finalmente a un dolor profundo e insoportable tanto que las palabras no alcanzan a describirlo. La decepción y la traición producen tanto dolor porque provienen de alguien muy amado y de confianza. El mismo Jesucristo sufrió la decepción y traición de uno de sus discípulos de confianza, Judas Iscariote, de Pedro cuando lo negó tres veces, de todos sus discípulos y amigos cuando lo dejaron solo enfrentado a Pilatos. He aprendido que las decepciones, las críticas, las murmuraciones y el falso testimonio son parte de la vida cristiana, Jesucristo así nos lo hizo saber cuando dijo: Bienaventurados son cuando por mi causa los vituperen y los persigan y digan toda clase de mal contra ustedes mintiendo, gócense y alégrense porque su galardón es grande en los cielos. Mateo 5:11-12. Creo que cuando mayor es el propósito de Dios con nosotros, en la misma proporción son las decepciones y las críticas.

– NECESITAMOS LA PAZ DE DIOS PARA TOMAR DECISIONES: Todas y cada una de nuestras decisiones deben ser guiadas por la dirección de Dios, lo que conllevará a tomarlas en PAZ y con sabiduría divina. Si tu NO TIENES o NO SIENTES PAZ en determinada situación debes detenerte, ésta debe ser una voz de alarma para ti, es una advertencia que Dios no esta presente, pues todo lo que viene de Dios trae PAZ, lo que no viene de Dios trae confusión y angustia. 1Corintios 14:33 Pues Dios no es Dios de confusión sino de PAZ. Cuando hay dudas, inquietudes respecto a las decisiones que se deben tomar o respecto a lo que Dios va a hacer, debes detenerte orar y consultarle a Dios el camino que debes tomar. Algunos cuando Dios les habla (No cuando es el hombre, o un profeta falso o adivino habla, en cuyo caso no existe paz desde el primer momento) comienzan a tener dudas y a preguntar si es de Dios o no, porque están mirando las circunstancias en contra, entonces viene la duda y la confusión que coloca el enemigo para robarte la palabra que Dios te dio. Si fue Dios quien te habló, ÉL lo hará, pase lo que pase, venga lo que venga. Desde el momento en que tu preguntas ¿Será verdad? ¿Será que Dios lo va a ser como lo habló? ya no hay seguridad, no hay Fe, no hay nada, porque la Palabra de Dios dice: Santiago 1:5-6 Pero pida con Fe no dudando NADA, porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

– NECESITAMOS LA PAZ DE DIOS PARA ACEPTAR LAS DECISIONES O DESIGNIOS DE DIOS: Dios puede tomar decisiones con las cuales no estemos de acuerdo y para asimilar esos designios divinos necesitamos LA PAZ DE DIOS. Moisés siervo de Dios, quebrantó la orden de Dios, por causa de la rebeldía del pueblo de Israel, enfurecido contra el pueblo, golpeo la peña en lugar de hablarle, como Dios se lo había ordenado, pues Dios esperaba que lo santificara y el pueblo reconociera una vez mas su poder a través de la vida de Moisés y aunque Dios envió agua en abundancia, no le permitió a Moisés entrar en la tierra prometida Números 20:7-13. No fue fácil para Moisés aceptar esta decisión tan radical de parte de Dios, él había dedicado cuarenta años de su vida por este objetivo, por ese anhelo, había luchado con un pueblo rebelde e incrédulo, había soportado sus criticas y murmuraciones y en algunas ocasiones hasta su rechazo. Moisés no se resintió con Dios, no se lleno de amargura, no protesto, no se quejo por la vida que le toco enfrentar desde niño, ni dejo de amarlo por esta decisión, el oró a Dios para suplicarle que cambiara su decisión y aún así Dios no cambio su posición. Deuteronomio 3-23-26: Y oré a Dios en aquel tiempo diciendo: Señor Dios, Tú has comenzado a mostrar a tu siervo tu grandeza, y tu mano poderosa, porque ¿Qué Dios hay en el cielo ni en la tierra que haga obras y proezas como las tuyas? Pase yo, te ruego y vea aquella tierra buena que está más allá del Jordán, aquel buen monte, y el Líbano. Pero Jehová se había enojado contra mí a causa de ustedes, por lo cual no me escuchó, y me dijo Dios: Basta, no me hables más de este asunto. Moisés acepto los designios del Señor con PAZ. Dios le ordenó subir al monte Pisga para que pudiera ver la tierra de lejos, la decisión de Dios estaba tomada. Deuteronomio 34:4-7 Y Le dijo Dios: Esta es la tierra que juré a Abraham, a Isaac, y a Jacob diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, mas no pasarás allá. Y murió allí Moisés siervo de Dios, en la tierra de Moab. Era Moisés de edad de ciento veinte (120) años cuando murió, sus ojos nunca oscurecieron, ni perdió su vigor. Hasta el último minuto de su vida Moisés fue manso y murió en PAZ.

En el nuevo testamento en la transfiguración aparece Moisés hablando con Jesús a los discípulos Pedro, Jacobo y Juan Mateo 17:2 Y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. Y he aquí Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro le dijo: Señor bueno es para nosotros que estemos aquí, si quieres, hagamos tres enramadas una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. Moisés no fracasó como puede parecernos, o podemos pensar al morir sin haber entrado a la tierra prometida temporal, terrenal, pues heredó una celestial, permanente y mucho mejor. En este pasaje bíblico Dios nos revela lo maravilloso que es el cielo, el contemplar y experimentar la gloria de su presencia, nos revela el lugar donde esta Moisés, un lugar lleno de paz y tan especial que Pedro deseo quedarse allí para siempre, se sentía completo. Valió la pena para Moisés después de todo el sufrimiento, el desierto, decepciones, la frustración y el dolor de no poder entrar a la tierra prometida, pero obtuvo una mejor. Los que esperamos en el Señor no seremos avergonzados, pues aún en el cielo recibiremos lo que anhelamos y con la esperanza de una vida mejor. Esperamos en Dios, aceptemos sus designios con LA PAZ DE DIOS, paciencia y fe.

Para concluir esta reflexión mencionaré otros versos de la Palabra de Dios sobre la PAZ DE DIOS:

Salmo 119:165 MUCHA PAZ, tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezos.

Proverbios 16:17 Cuando los caminos del hombre son agradables a Dios, aun a sus enemigos hace estar en PAZ con él.

Proverbios 17:1 Mejor es un bocado seco, y en PAZ, que casa de contiendas llena de provisiones.

Isaías 26:3 Tu guardarás en completa PAZ a aquel cuyo pensamiento en ti persevera, porque en ti ha confiado.

Jeremías 33:6 He aquí que yo les traeré sanidad y medicina y los curaré, y les revelaré ABUNDANCIA DE PAZ y de verdad.

Juan 14:27 La PAZ LES DEJO, MI PAZ LES DOY. Yo no la doy como el mundo la da. No se turbe su corazón, ni tengan miedo.

Filipenses 4:7 Y LA PAZ DE DIOS que sobrepasa todo entendimiento guardará nuestros corazones y nuestros pensamientos en Cristo Jesús Señor nuestro.

Señor te doy muchas gracias el haberme permitido hacer esta reflexión y el permitirme compartirla con otros, gracias por enseñarme la importancia de tener tu PAZ en cualquier situación, gracias por enseñarme a aceptar tus designios con tu paz. Asimismo recibo hoy el sosiego, la tranquilidad y el reposo de tu presencia en cualquiera sea la situación que estén enfrentando quienes lean este mensaje. Gracias Señor Jesús por tu palabra divina, la cual ha sido la principal fuente de inspiración para este mensaje y también por tus siervos, en especial tu siervo el pastor Edwin Alvarez, a quien has usado como mi maestro, por lo cual te pido una bendición especial para él, para su esposa y para sus hijas. Amén.

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »