MENUMENU

● DIOS CAMBIA LA MALDICIÓN EN BENDICIÓN

Deuteronomio 23:5 (Versión Dios Habla Hoy) Pero el Señor su Dios no escuchó a Balaam. Sino que convirtió su MALDICIÓN en una BENDICIÓN para ustedes, porque los ama. Génesis 50:19 Respondió José: “No tengan miedo. Yo no puedo ponerme en lugar de Dios. Ustedes pensaron hacerme MAL, PERO DIOS CAMBIO ESE MAL para hacer lo que hoy vemos: PARA SALVAR LA VIDA DE MUCHA GENTE

Dios utiliza, con frecuencia, las vidas de personajes de la Biblia para enseñarnos, animarnos y advertirnos, para que entendamos estas palabras opuestas y contradictorias Maldición y Bendición, y como Dios puede transformar el MAL en BIEN, estudiaremos la vida de José, un personaje bíblico que fue maltratado, abandonado desde su adolescencia, vivió situaciones injustas, se sobrepuso a grandes tentaciones, obstáculos, sufrimientos, es un modelo de un corazón perdonador, y como finalmente logra la recompensa a tanto sufrimiento al ser nombrado el gobernador de un país, Egipto. En las ultimas semanas he estado meditando mucho en la vida de este personaje que me ha servido de inspiración, de ejemplo a seguir, por su constancia en creerle a Dios a pesar de las dificultades, por su capacidad para perdonar a quienes le hirieron, por su humildad y aceptación de la prueba sin murmurar, ni quejarse y como todas estas buenas actitudes rindieron fruto, al ser recompensado por Dios en gran manera. Para quienes están pasando por situaciones adversas, pruebas, sufrimientos, maltratos, soledad, abandono, situaciones injustas, tentaciones, pido a Dios que este estudio les inspire tanto como a mi, a seguir los pasos de José, para que nuestro MAL sea transformado en un BIEN. A continuación el resumen de la vida de este personaje:

José hijo de Jacob, a la edad de diecisiete años fue apartado de su hogar, por sus hermanos, que estaban llenos de envidia contra el, pues era el favorito de su padre, fue vendido por estos como esclavo a un egipcio llamado Potifar, un funcionario de Faraón y capitán de su guardia, quien se dio cuenta que Dios estaba con José y que por eso le iba bien en todo. Así se gano la simpatía de su amo, que lo nombro su ayudante personal y administrador de todos sus bienes. José era muy bien parecido y causaba buena impresión, la esposa de Potifar se fijo en el, trato de seducirlo, fue muy insistente, pero José se rehusó a traicionar a su jefe, el salió corriendo y dejo su ropa en manos de ella. Esta mujer al sentirse despreciada, solo quería venganza, y para lograrlo lo acusó falsamente de intento de violación, utilizando como evidencia el manto de José. Potifar se enojo mucho al oir a su esposa y ordenó que José fuera encerrado en la cárcel. En medio de esta situación Dios estaba con José e hizo que se ganara la simpatía del Jefe de la cárcel, el cual dejo todos los presos a su cargo. Sucedió que el panadero y el jefe de los coperos del rey fueron encarcelados, y cada uno tuvo un sueño, los cuales José interpreto y tal como Dios hablo se cumplieron. Pasados dos años el Faraón tuvo dos sueños que lo inquietaron mucho y ordenó que vinieran todos los adivinos y sabios de Egipto, para que le dieran la interpretación pero ninguno de ellos pudo dar el significado. Entonces el jefe de los coperos se acordó de José y lo recomendó con el rey, el cual le mandó llamar. Y el faraón dijo: – He tenido un sueño y no hay quien pueda interpretarlo, pero he sabido que cuando tu oyes un sueño lo puedes interpretar. Respondió José: – Eso no depende de mi, pero Dios le dar a Su Majestad la interpretación. El Faraón de Egipto vio siete vacas gordas y de buen aspecto saliendo del Nilo. Luego vio siete vacas feas, y flacas que devoraron a las vacas gordas y de buen aspecto. Tuvo otro sueño, vio un tallo de grano con siete espigas robustas y vigorosas, luego siete espigas delgadas y quemadas por el viento devoraron las siete espigas vigorosas. Entonces José procedió a interpretar el sueño: Los dos sueños significan lo mismo. Egipto tendrá siete años de mucha abundancia. Después vendrán siete años de gran escasez. José recomendó y aconsejo al Faraón el procedimiento que debía seguir. El plan le pareció bien al Faraón y a sus funcionarios y lo nombro gobernador de Egipto. Para entonces era José de 30 años. Se casó con una egipcia y tuvo dos hijos, a uno lo llamo Manases que significa: “Dios me ha hecho olvidar de todos mis sufrimientos” y al segundo lo llamo Efraín que significa: “Dios me ha hecho fructificar en el país donde he sufrido. Cuando llego el tiempo de hambre, Jacob el padre de José, envió a sus hijos a Egipto a comprar alimentos, nunca imaginaron que sus vidas estaban dependiendo de su hermano, cuando José los identifico y ellos a el, tuvieron gran temor, pues no pudieron hablar. Pero José les dijo: – No se aflijan ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido, pues Dios me mando antes que a ustedes para salvar vidas, de una manera extraordinaria. Así que fue Dios quien me mando a este lugar y no ustedes. Genesis 50:19 “Les respondió José: No tengan miedo. Yo no puedo ponerme en el lugar de Dios. Ustedes pensaron hacerme MAL, PERO DIOS CAMBIO ESE MAL EN BIEN, para hacer lo que hoy vemos: PARA SALVAR LA VIDA DE MUCHA GENTE.

ASPECTOS PRINCIPALES DE LA VIDA DE JOSE Y SU APLICACIÓN A NUESTRAS VIDAS

1-RECHAZO Y ABANDONO: a los 17 años José fue arrancado, separado de su hogar de manera abrupta y no por desconocidos, sino por sus propios hermanos, con quienes había compartido en la mesa momentos familiares, con quienes vivía confiado, con los que pensaba que tenía seguridad y protección. Todo esto causado por la envidia y la competencia generada por el favoritismo que mostraba su padre, para José. Así que el favoritismo y distinción de los padres por un hijo crea envidias, inseguridad y división en las familias. Quienes hemos sufrido rechazo, o cualquier tipo de abandono físico o emocional en nuestra familia, talvez por otras circunstancias diferentes a las de José o iguales, orfandad, muerte del padre o de la madre, entregados en adopción, hijos de madre soltera, rechazo o discriminación por parte de su papá, mamá o hermanos, el divorcio, una traición, la infidelidad, podemos entender lo que sintió el: Soledad, tristeza, depresión, dolor, inseguridad, temor, baja autoestima y hasta deseos de morir en algunos casos. El rechazo es una maldición como lo vimos en Sanidad del Alma, el tema Rechazo (Ver archivo), los padres rechazados no pueden dar el amor adecuado a sus hijos y repiten las mismas conductas con sus hijos, así se perpetua el rechazo. José opto por creerle a Dios y esperar en Él. Pero la gran mayoría de personas rechazadas eligen vías de escape nocivas, y autodestructivas, como la drogadicción, alcoholismo, la pornografía, la lujuria entre otros.

2- PREPARACIÓN COMO ADMINISTRADOR EN LA CASA DE POTIFAR. En cada situación adversa en que la se hallo José, se destacan las palabras : Pero DIOS ESTABA CON JOSE y hacía que todo lo que el tocara fuera prosperado. De esta manera, Potifar su jefe, se dio cuenta que todo le iba bien a José y decidió, nombrarlo como administrador de todos bienes. Cuando la presencia de Dios esta hay prosperidad, durante el tiempo que José trabajo en la casa de Potifar, adquirió experiencia administrando todos los asuntos y bienes de Potifar, fue algo así como un curso intensivo de Administración, propiciado por Dios. Tan buena fue su labor que la Biblia dice: En Génesis 39:5-6 Desde el día en que Potifar dejo a José a cargo de su casa y de todo lo suyo, el Señor bendijo a Potifar, tanto en su casa como en el campo. Con José al cuidado de todo lo que tenía, Potifar ya no se preocupaba mas que de comer. Dios estaba preparando a José para manejar una labor de incidencia y talla mundial. Todas las grandes empresas, misiones y hazañas, empiezan pequeño y terminan en misiones poderosas. A veces menospreciamos las labores humildes y aparentemente insignificantes de algunos o de nosotros mismos, sin saber que están siendo forjados por Dios, para emprender misiones excepcionales. Así lo afirma el Señor en Job 8:7 “Y aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado será muy grande”.

3- RESISTENCIA AL PECADO En el libro “José un Hombre de Integridad y Perdón” escrito por el pastor Charles Swindoll, menciona como Dietrich Bonhoeffer pastor y teólogo alemán en su libro”La Tentación”, explica o describe de manera muy clara lo que es la tentación dice: ” En nuestros miembros hay una inclinación latente hacia el deseo, que es repentina e indómita al mismo tiempo. El deseo se apodera de la carne con PODER IRRESISTIBLE, y de inmediato se enciende un fuego secreto y ardiente. La carne arde y se inflama. No importa si se trata del deseo sexual, de la ambición, de la vanidad, del deseo de venganza, del amor por la fama y el poder, de la ambición del dinero, o, finalmente, de ese extraño deseo por la belleza del mundo y de la naturaleza. El gozo en Dios se encuentra en vías de extinguirse en nosotros y buscamos todo nuestro gozo en la criatura. En ese momento, Dios se nos vuelve totalmente irreal, pierde toda realidad, y solamente el deseo por las criaturas es real, la única realidad es el diablo. Satanás no nos llena aquí de odio hacia a Dios, sino de olvido hacia Dios….El deseo vehemente que ha surgido sumerge a la mente y a la voluntad del hombre en la mas profunda oscuridad. EL PODER DE UNA CLARA DISCRIMINACIÓN Y EL PODER DE DECISIÓN NOS SON QUITADOS…..Es aquí cuando todo lo que hay dentro de mi se subleva en contra de la Palabra de Dios”. La esposa de Potifar, supongo que era una mujer hermosa, aunque la Biblia no lo menciona. Lo que sabemos es que ella le hizo una propuesta muy directa: Acuéstate conmigo. La mayoría de los hombres de entonces y de ahora habrían sucumbido a tan seductoras palabras. Pero no José, por dos razones, le profesaba lealtad a su jefe, y tenia temor a Dios. Entonces José huyo de la tentación, corrió. Me pregunto cuantos estamos dispuestos como José a huir de la tentación sexual, cuantos estamos dispuestos a seguir el ejemplo de José. Creo que el pensó sino corro, puedo caer, que gran enseñanza y ejemplo a seguir. Cuando estemos ante la tentación sexual tenemos una orden: CORRER Y HUIR. Si seguimos esta enseñanza nos evitaremos muchos problemas, conozco varios casos de mujeres y hombres, que por un momento de placer, tienen muchos de dolor, hogares y vidas destruidas, divorcios. Hace unos meses atrás, me entere del caso de un muchacho, profesional, que esta luchando con problemas sexuales muy serios, me a impactado su situación dice: “- A causa de decisiones pecaminosas sexuales, fui perdiendo el control, comencé a caer una y otra vez en fornicación sin control, y sin medir las consecuencias, fue después de esto que entré en un estado depresivo esclavizante……He tomado muchas pastillas, he sufrido demasiado, he pensado que mejor seria morir”. Cuantos hombres y mujeres se encuentran en la misma situación de este joven, tocaron fondo, sufren las consecuencias por no decir NO AL SEXO, fuera del matrimonio, porque desde el punto de vista divino, el sexo, deber ser la máxima expresión de amor y entrega mutua de una pareja. Nuestro adversario, el diablo, quiere hacernos creer que es mejor y que se disfruta mas el sexo ilícito o prohibido. Mujeres y hombres atados a la pornografía, a la fornicación, al adulterio, a la lujuria, arrastrados por un placer momentáneo, precedido de muchas lagrimas y dolor. Cuando Dios me permite aconsejar estos casos, siento gran compasión, me doy cuenta que solo Dios, puede liberar a quienes están atrapados por el deseo sexual, a quienes han perdido el poder decisión por esta causa. Pido a Dios por quienes leen esta Reflexión y se encuentran luchando con esta área, sean liberados y rescatados por mi maravilloso Señor Jesucristo. Si eres tu, arrepiéntete, pídele perdón al Señor, aléjate, huye, corre, ahora mismo de la tentación, entrégale el control de tu cuerpo a Jesucristo.

4- LA CARCEL PREPARACIÓN PARA UNA PROMOCION. José encarcelado por una acusación falsa, de intento de violación, al no ceder a los deseos de la esposa de Potifar, mintió porque se sintió despreciada. Dicen que No hay peor furia que una mujer rechazada por un hombre. ” El cielo no conoce una cólera tan grande como la de amor transformado en odio, ni el infierno, un furor tan grande como el de la mujer que ha sido desdeñada (William Congreve). Cuando hacemos lo correcto siempre habrá a quienes les molesta, y pueden volverse contra nosotros como nuestros enemigos y hacernos daño. Lo primero que pensamos estando en las condiciones de José, es donde esta Dios, mientras pasan todas estas injusticias. Génesis 39:21 dice: “Pero aún en la cárcel DIOS SIGUIÓ ESTANDO CON JOSE y mostrándole su bondad, pues hizo que se ganara la simpatía del jefe de la cárcel, el cual dejo todos los presos a su cargo”. En nuestra mente natural no podemos ver nada bueno en una cárcel, pero Dios que conoce el futuro sabía que José sería colocado en lugares muy altos, necesitaba prepararlo, que su ego muriera, trabajar con su orgullo, para que pudiera asimilar y manejar ese tremendo ascenso, del calabozo al Ministerio de Gobierno, ser el segundo después del Faraón, con todo lo que esto implica, poder, dinero, fama, influencia. Si Dios no nos prepara podemos enloquecernos con las bendiciones. En mi país(Colombia) ocurrió con un hombre que se dedicaba a limpiar zapatos (lustrabotas) en la calle, cerca de la presidencia. Un día decidió que el seria concejal e hizo todos los tramites necesarios para tal efecto. La gente cansada de votar por los mismos de siempre, voto por el, y fue nombrado concejal de Bogota. Le dieron vehículo, diez mil dólares de salario, guardaespaldas, acceso a los mejores sitios de Bogota. Comenzó a consumir licor y droga en exceso, llegaba al barrio o colonia donde vivía a disparar, insultar, hacia escándalos, hasta que finalmente perdió su curul. Este es un buen ejemplo de lo que puede pasar cuando no buscamos a Dios, cuando no hemos sido moldeados, ni pasados por la cárcel espiritual, por el horno de fuego, para ser santificados por Dios, podemos perderlo todo tan rápido como lo obtenemos. En la cárcel José aprendió la humildad, aprendió a depender exclusivamente de Dios y no de sus propios talentos, o capacidades, aprendió lo que es el sufrimiento y a identificarse con quienes sufren y tienen necesidades. La cárcel puede ser el ultimo sitio donde queremos estar, sin embargo hay situaciones espirituales, problemas emocionales tan difíciles que nos hacen sentir que estamos sin salida, personalmente, cuando sufrí de depresión y trastorno de Ansiedad, me sentía en una cárcel. Igual que José llegue, allí por una situación injusta, me sentía abandonada, y traicionada. Como muchos que sufren Maltratos, abusos, abandono, traiciones, son situaciones injustas. Pero allí en mi cárcel emocional aprendí a buscar a Dios, a depender solo de EL, ningún ser humano podía ayudarme, ni los lideres religiosos, ni los sicólogos, ni los siquiatras, ni mi familia, solamente Jesucristo y su Poderosa Palabra me sacaron de allí, del pozo de la desesperación del lodo cenagoso. Así que a la cárcel Dios envía personas que EL usa para sacarnos del calabozo, que nos ayudarán y recomendarán para que recibamos nuestra promoción o bendición. Doy gracias a Dios por las persona que el usó para ayudarme a salir de mi cárcel. Pido a Dios que así como uso al jefe de coperos del Rey para recomendar a José, de la misma manera coloque en nuestro camino ese jefe de coperos que será usado para nuestro beneficio.

5- PROMOCION Y PERDON. Dos largos años estuvo José en la cárcel, es decir en el sufrimiento, en el dolor, en la prueba, en el callejón sin salida. Finalmente un día las circunstancias fueron creadas de manera divina y sobrenatural para que el don que Dios le había dado a José fuera necesitado por el presidente de Egipto(El Faraón). Ningún sabio ni adivino pudo interpretar los sueños de Faraón, porque Dios no se los permitió, para que el programa Divino fuera cumplido. Surge la recomendación del jefe de coperos del rey, un hombre que mostró ingratitud al salir de la cárcel, que “parecía” se había olvidado totalmente de José. Pero en el tiempo que Dios había dispuesto, este Jefe de los coperos, recuerda que José interpreto su sueño y este se cumplió, al igual que el sueño del panadero, así se lo hizo saber al Faraón. Inmediatamente es mandado llamar ante el Rey. Entonces el Faraón dijo a José: He tenido un sueño y no hay quien lo interprete. Pero he oído hablar de ti, que escuchas sueños y los interpretas. José respondió diciendo: – No esta en mi. Dios dará a Faraón una respuesta favorable. Admirable esta respuesta de José, demuestra una gran HUMILDAD, y una total y absoluta dependencia de Dios. Nada de autosuficiencia, con ese: NO ESTA EN MI. Reconoce el poder de Dios para revelar lo oculto, lo escondido, todo lo que los hombres, ni los adivinos pueden saber. Entonces José responde de manera sabia y aconseja al Faraón sobre como administrar los siete años abundancia y los siete años de escasez, y como el mejor de los ejecutivos y administradores financieros le da la solución, le da la salida, así el Faraón sintió un gran alivio y considero que José tenia que ser el Gobernador de Egipto. Esta fue la recompensa para José de soportar el sufrimiento con la mirada puesta en Dios, sin queja, sin protesta, aprendió la PACIENCIA en medio de cada afición, la aflicción produce paciencia, dice el Señor en su Palabra. Romanos 5:3 ……Nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación, produce PACIENCIA, la paciencia, prueba y la prueba esperanza. También quiero destacar de las actitudes de José, su capacidad para PERDONAR, ahora cuando tenia el poder tenia la oportunidad para ejecutar venganza contra sus hermanos, pero no lo hizo. José comprendió el propósito de Dios con el, en la tierra de la aflicción, tanto que a sus hijos le dio nombres muy especiales a uno Manases que significa “Dios me hizo olvidar todo mi sufrimiento”, y al otro Efraín que significa “Dios me fructifico en la tierra de mi aflicción”. Que lindos nombres, que le recordarían a José su bendición, no su Mal, o angustias. Cuando se encuentra con sus hermanos después de muchos años de separación su actitud fue de perdón. Les dice: “Ahora pues no se entristezcan ni les pese haberme vendido, porque para preservación de vida me envió Dios delante de ustedes”. José entendió el plan de Dios para el, se sintió tan bendecido, que no valía la pena empañar su presente con el pasado y la amargura que genera la falta de perdón(Ver archivo del Perdón). Comprendió que fue pasado por el horno de fuego, santificador, para la salvación de muchos, incluyendo su propia familia. Y manifiesta estas palabras en el último capitulo de Génesis 50:19 que nos dejan una gran enseñanza como el MAL DIOS LO TRANFORMA EN BIEN. “Ustedes pensaron MAL contra mi, mas Dios lo encaminó a BIEN, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida mucho pueblo.

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »