MENUMENU

•SANIDAD DEL ALMA, EN CRISTO:PECADO SEXUAL EN MINISTROS Y SU RESTAURACIÓN

INCAPACITADO POR EL PECADO

Por: David Wilkerson

Incapacitado: ¡Que palabra mas espeluznante! Significa: privado de la capacidad o el poder para funcionar; inepto, inútil; descalificado.

 Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa. Isaias 32:2 Para mi es muy claro que Isaías está hablando de Cristo. Isaias sigue diciéndonos que un fiel siervo de Dios predica toda la suficiencia ¡de Cristo! Verdaderamente, este creyente se encierra con Jesús, confiando en que su Señor hará de su alma un jardín bien regado. El vive con una confianza tranquila, su espíritu está descansando y lleno de paz. Y  testifica: Bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto fue dulce a mi paladar. Me llevó a la casa del banquete, y su bandera sobre mi  fue amor (Cantares 2:3-4).

Este verdadero siervo de Dios no tiene tempestad en su alma por el pecado. Al contrario,  confía completamente en el Espíritu Santo, para que lo redarguya de sus pecados, y así su espíritu es tan libre como una paloma. El no tiene temores ni preocupaciones, porque todo está claro entre el y su SEÑOR. Y ahora hay una canción en su corazón, porque Cristo ¡es su deleite! Además, este siervo sabe que nadie le puede hacer daño, porque el se aferra a la seguridad y consuelo de la promesa de Dios para defender a los justos. Sabe que ninguna arma forjada contra el puede prosperar, porque Dios mismo se levanta contra toda lengua que se levante en contra de el. ¡Dios es su defensa en una tierra seca!   Ahora, Isaias señala dos marcas distintivas del siervo justo. Primero,el tiene discernimiento; y segundo, el conoce la voz de Dios: No se ofuscarán entonces los ojos de los que ven, y los oídos de los oyentes oirán atentos.(Isaas 32:3).

Ahora vamos a considerar lo que Isaias dice acerca del siervo de Dios que esta incapacitado, aquel que se hace inútil para el rebaño de Cristo, porque en el habita un pecado asediante. Tal persona está marcada por estas tres características:

1. Una pérdida de discernimiento: El siervo que está incapacitado tiene sus ojos espirituales oscurecidos. Aunque Isaias estaba profetizando en este capitulo sobre el bien que viene sobre los ministros cuando el SEÑOR los reanima, los hombres a quienes  se dirige todavía estaban sordos y ciegos a las cosas de Dios.  Mateo nos dice: Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, cuantas no serán las mismas tinieblas? (Mateo 6:23). La Escritura lo dice bien claro: Los pecados escondidos son obra de las tinieblas. Y sabemos por la Palabra de Dios que la luz no tiene comunión con las tinieblas. Su luz no operara en las cámaras oscuras del pecado que no se abandona. Pedro nos dice que Cristo predicó a los espíritus encarcelados, los que en otro tiempo desobedecieron, (1 Pedro 3:19-20). Fue la desobediencia la que envió a estas almas a una prisión de oscuridad. De igual manera hoy, todo acto voluntario de desobediencia hace que la luz del discernimiento dentro de nosotros se oscurezca. Al pasar el tiempo, nuestra percepción de la verdad se va distorsionando y nuestro cielo abierto se pone cada vez más nublado.  El SEÑOR sufre grandemente cuando el pecado oculto trae gran oscuridad a nuestras almas. Y nada le entristece más que cuando resistimos y rechazamos sus amonestaciones y convicciones. Considera estos casos trágicos, según están descritos en dos cartas que recibimos: Una esposa cristiana escribió: “Mi esposo se ha entregado completamente a la pornografía por Internet. Ahora se ha presentado una demanda por Divorcio y a el ni le importa. Estuvimos felizmente casados durante veinticinco años antes que esto sucediera. No podía entender por que el pasaba tanto tiempo encerrado en su cuarto con su computadora. Entonces, cierto día entre, y me sorprendí al ver la suciedad que vi en la pantalla. El se obsesionó. Su personalidad cambió y una maldad vino sobre el. Entonces, supe que se había hecho un adicto. Cuando lo amenacé con marcharme, acordó sacar la computadora de la casa. Eso es solo duró tres meses. Entonces trajo otra a casa, y me dijo: “No puedo evitarlo. Esta vez, la computadora se queda. Yo voy a hacer lo que me de la gana.”  Esta mujer dice que ella presentó la demanda por el divorcio, porque ya no conoce al hombre con quien esta casada. El camina ahora en oscuridad, alimentando su alma con heces del infierno!

La esposa de un pastor escribió: “Hermano David, mi esposo una vez trabajo con usted. El era un hombre tan bueno, un verdadero pastor. Amaba la enseñanza, y sentía gran compasión por aquellos que estaban atrapados por el pecado. El ministraba a los alcoholicos y adictos, y entrenaba a gente de las calles. Era tan bueno y considerado. Pero entonces comenzó a coquetear con la pornografía. En unos meses, lo vi transformarse en otro hombre. Se envició y traía a casa videos de pornografía. Un día me dijo que me dejaba si yo no los veía con el. Lo hice con renuencia. Después de dos semanas, me di cuenta que estaba siendo seducida por los videos. Inmediatamente me arrepentí delante de Dios. Mi esposo entra cada vez más profundo en esa horrible oscuridad. Dudas sobre la fidelidad de Dios comenzaron a llenar su mente, y se disgustó con el ministerio. Todo su fruto se secó. De ahí en adelante, comenzó a justificar el pecado. Sus gustos por la música cambiaron, así como su elección de ropa. Todo esta en desorden.” Recuerdo a este pastor como un maravilloso siervo del Señor. Pero hoy en día, después de muchos años viviendo en lujuria, se divorció de su esposa y se casó con una mujer malvada, y está bien envuelto en lo oculto. Todavía lo justifica todo. Ahora, cuando pienso en el, recuerdo la advertencia de Isaías. Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! (Isaas 5:20).  El apóstol Pablo hace una declaración horrible dirigida a aquellos que caminan en la vanidad de su mente (Efesios 4:17). Tales personas justifican su pecado, ya no buscan liberarse de el. Pablo dice de ellos: teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazn (versculo 18). ¿Como fue que estos se oscurecieron y fueron cegados? Ellos cayeron bajo una ceguera judicial que viene sobre todos los que se entregan al pecado: Los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. (versculo 19). No hay nada más triste y digno de pena que un ministro que ha sido cegado por Dios, un hombre con temor a nombrar el pecado porque el mismo está sujeto a su propio pecado, que llama lo bueno malo, y lo malo bueno; quien está ciego a los tiempos, quien predica nada más una gracia permisiva. John Owen, el escritor puritano, deletrea el trágico resultado: “Un hombre bajo el poder de una lujuria predominante está bajo una seguridad falsa y no discierne los tiempos peligrosos que vienen y el no ejerce su responsabilidad de atalaya.”

2. Sordera a la voz de Dios. Isaias fielmente profetiza a Israel que los oídos de aquel que oye algún día serán abiertos. Pero tristemente, sus oidores habían cerrado sus oídos a la voz de Dios. Ellos deseaban mantener sus pecados íntimos, yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada.  Por tanto, así dijo Jehová el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados; he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón, y vosotros clamaréis por el dolor del corazón, y por el quebrantamiento de espíritu aullaréis. Y dejaréis vuestro nombre por maldición a mis escogidos, y Jehová el Señor te matará, y a sus siervos llamará por otro nombre. (Isaas 65:12-15).   Que trágico es no querer escuchar las dulces advertencias del Espíritu Santo. Cuando cerramos nuestros oídos a la orden de Dios a quitar nuestros pecados de la carne, estamos condenados a experimentar todo tipo de tristeza y dolor.  Por favor, entiende, no estoy hablando de un siervo de Dios que ha sido sobrecogido por un pecado que el odia. Ni estoy hablando del creyente que no se permitir descanso hasta que el Espíritu Santo lo libere. Estoy muy de acuerdo con John Owen, quien escribió: “Nunca en la historia del hombre, Dios se ha apartado de un hombre, que ha sido sorprendido por pecado, quien llora en contra del pecado día y noche, quien no ha hecho paz con el pecado.” Mas bien, estoy hablando de un creyente que ha aprendido a amar su pecado, quien ha puesto su cabeza sobre la falda de Dalila. Tal persona ha endurecido su conciencia. Y ahora, cada vez que trata de hablar la Palabra de Dios, lo hace  con engaño. Conozco a muchos predicadores que Cubren el altar con lágrimas, llorando y gimiendo, pero constantemente son infieles a sus esposas. Dios les advierte: No voy a aceptar las lágrimas de un hipócrita,  y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud.(Ver Malaquas 2:15).  El siervo que continúa en sus caminos pecaminosos ciertamente oirá voces, pero ninguna de esas voces ser la de Dios. Al contrario, esa persona será dada al engaño: también yo escogeré para ellos escarnios, y traeré sobre ellos lo que temieron; porque llamé, y nadie respondió; hablé, y no oyeron, sino que hicieron lo malo delante de mis ojos, y escogieron lo que me desagrada. (Isaas 66:4).  ¡Que cosa mas horrible es cuando Dios ya no habla! Saúl se encontró en esta triste y terrible condición. Aquí estaba un hombre una vez lleno de dones y del Espíritu, guiado por Dios, y terminó totalmente cortado, y no podía oír la voz de Dios. La Escritura nos dice que en los últimos días de Saúl, tuvo miedo, y se turbó su corazón en gran manera. Y consultó Saúl al SÑEOR; pero el SEÑOR no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas (1 Samuel 28:5-6). A través de los años, he dado la bienvenida a mi oficina a evangelistas que en un tiempo eran poderosamente usados por Dios. Ustedes posiblemente conocerán a muchos de ellos por nombre.Pero cuando los encontramos más tarde, eran hombres caídos, devorados por sus incontrolables lujurias. Estos hombres se sentaron delante de mí sin expresión alguna, vasijas vacías, con la palabra, “Icabod” escrita sobre sus frentes: “La gloria de Dios se ha ido” Qué les sucedió? Pasaron sus últimos años holgazaneando frente a la televisión(Internet), y así no habían recibido una palabra fresca de Dios en años. Ni siquiera podían predicar un mensaje viejo. Y cuando estaban conmigo, no podían ni siquiera ofrecer una oración. Jeremías dice de tales hombres: Pero ellos no oyeron, ni inclinaron su oído, sino endurecieron su cerviz para no oír, ni recibir corrección. (Jeremas 17:23). porque han endurecido su cerviz para no oír mis palabras (19:15). 3. Distorsionan la verdad.  Isaias, habla de Cristo sanando la lengua tartamuda (ver Isaas 33:19). La palabra hebrea para tartamudo en este pasaje significa: una pronunciación defectuosa. Esta es una voz de incertidumbre y vacilación, uno que habla una palabra sin poder o sin verdad. Escucha las palabras solemnes del profeta sobre este tema: Porque el ruin hablará ruindades, y su corazón fabricará iniquidad, para cometer impiedad y para hablar escarnio contra Jehová, dejando vacía el alma hambrienta, y quitando la bebida al sediento. (32:6). La palabra hebrea para ruindad aquí significa necedad, crimen maléfico. Viene de la palabra nabal que significa tonto, necio. Isaias nos dice: Solo el hombre tonto, necio, se atreve a llevar la Palabra de Dios mientras se encuentra en pecado. Sus palabras salen como necedad. Tal hombre habla escarnio contra el Señor, dejando vacía el alma hambrienta, y  quita la bebida al sediento. (el mismo verso). Su error termina en la desviación de otras vidas.  Me entristezco por los cientos de cartas que recibimos de cristianos en toda la nación que dicen: Se me hace un nudo en el estómago cuando pienso que voy para la iglesia. Los sermones de mi pastor son tan vacíos e insatisfactorios. Nada de lo que oigo me provoca o me reta a la santidad. Por qué me ocurre esto? Es porque la palabra que el pastor predica no es la verdad ungida.  Estoy convencido que un pecado en particular, más que cualquier otro, causa tal distorsión de la verdad. Es el pecado de la incredulidad. Y este pecado esta galopante en muchos ministerios hoy.  Dios llama al pecado de incredulidad volver a Egipto. ¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda y no miran al Santo de Israel, ni buscan al SEÑOR! (Isaias 31:1). Ay de los hijos que se apartan, dice el SEÑOR, para tomar consejo, y no de mi que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca. (30:1-2). Isaias estaba boquiabierto al ver muchos de los líderes de Israel montarse en sus caballos y galopar a Egipto para tratar de conseguir consejo sobre la política y seguridad nacional. Estos eran los mismos hombres que le dijeron al profeta que no tenían tiempo para buscar al Señor y consultar con El. Pero Dios no tomó sus acciones con liviandad. ¡La llamó rebelión, y pronuncio desgracia sobre ellos!    Hoy, nada ha cambiado. Multitudes de cristianos viajan a través de la nación asistiendo a seminarios y convenciones con una mentalidad de ir a Egipto. Ellos están haciendo conexiones, estrategias, adoptando métodos mundanos, recibiendo consejo inspirado por la carne. Para resumirlo, están buscando cualquier cosa nueva que pueda excitarlos. Pero el siervo que ora y confía completamente en Dios, sabe que no tiene tiempo para conceptos de Egipto. El único lugar al que el corre es a su cuarto secreto. Y allí es donde recibe el consejo, sobre sus rodillas. Ahora, dejame darte las buenas noticias: El Señor nos ha dado un maravilloso ejemplo de su poder para reanimar y sanar a sus siervos ciegos y mudos. El ejemplo se encuentra en el libro de Hageo. El Seor envío a dos hombres en una misión para reconstruir el templo caído de Jerusalen. Estos dos hombres eran Zorobabel y el sumo sacerdote Josue, dos líderes piadosos que obedecieron al Señor y llevaron a cabo el trabajo con celo y fidelidad. Pero al principio, tuvieron que vencer una fuerte oposición. Grupos de judíos idólatras que se habían desviado, y samaritanos celosos, se opusieron al trabajo tratando por todo medio para prevenir que se hiciera. Finalmente, estos grupos tuvieron éxito al conseguir que Ciro promulgara una ley contra la misión de los dos hombres. Después de eso, Zorobabel y Josue se cansaron de la lucha, de la oposición, de ser juzgados y calumniados. Así que, por los próximos dieciseis años, el trabajo de Dios se estancó. En ningún momento Zorobabel y Josue recibieron un mandato para retirarse. La Biblia no registra ningún edicto que Ciro hiciera revocando el permiso de la edificación. Así que su trabajo no ha debido  haber sido interrumpido. El hecho es, que Dios aun tenia todo el poder necesario para ayudarlos a seguir adelante.  Sin embargo, las advertencias verbales de Ciro dieron a Zorobabel y a Josue una excusa para romper su trabajo. Y pronto, enfocaron sus energías en su propia comodidad personal. Ellos solo pensaban en proveer para ellos: casas, terrenos, familias y carreras. En ese momento rompieron su ministerio sacrificado. Ellos pensaron que ya no tenían que llevar una cruz o la carga del Señor. En esos momentos, Satanás siempre aparece proveyendo una teología pervertida para apoyar un estilo de vida de conformismo. La doctrina en este caso fue: No es el tiempo de Dios todavía. La palabra de Ciro lo ha puesto en claro. El Señor nos dejara saber cundo es el momento correcto para edificar. Mientras tanto, vamos a levantar casa, haciendas y bienes. Necesitamos gozar nuestra religión. Dicho de una manera simple, la gente de Israel, incluyendo estos dos hombres de Dios, era culpable de incredulidad descarada. Perdieron toda su confianza en Dios para dirigirlos y apoyarlos. Veo el mismo espíritu de incredulidad trabajando hoy. Predicadores me han dicho claramente: “Estoy contando los días para retirarme. Ya estoy cansado de la gente. No deseo tolerarlos más. Tan pronto como la fecha de mi retiro venga, me voy de aquí.” ¡No! Que esta jamás sea la actitud de un verdadero siervo de Dios. El Espíritu Santo es un Espíritu que da vida, y si  estas viviendo y ministrando en el Espíritu, entonces mientras mayor sea y más tiempo ministres, más fuerte seras a través de todo. La obra de Dios debe ponerse más y más excitante con el paso de los años. Así que Zorobabel y Josue se pusieron cada vez mas sordos y mudos. Se volvieron incapacitados por el pecado, siervos incapacitados quienes solo buscaban sus propios intereses. Sin duda alguna, Dios se entristeció y no se agradó de ellos. Pero no había terminado con ellos.  Amado, de la misma manera tú podrás estar en la descripción que da Isaias de un siervo incapacitado. Puedes estar molesto por un pecado asediante que no quiere soltar tu vida. Pero Dios ve tu corazón, y si tienes aunque sea un suspiro de tristeza en tu ser, Dios puede reanimar y restaurar todo lo que se comió la oruga. El no ha terminado contigo. De hecho, tus mejores días están por delante. Si deseas ser reanimado, restaurado y liberado, Dios te enviar una advertencia final unida a una promesa Gracias a Dios por el profeta Hageo. Aquí estaba un hombre de Dios viviendo en victoria, alguien que tenia la mente de Dios, que caminó en gracia, y a quien el cielo se le abrió. Vino a escena y dio a Zorobabel y a Josué una amonestación: Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta? Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad bien sobre vuestros caminos (Hageo 1:4-5).  Este era un llamado para dejar de enfocarse en si mismos, no solo en la comodidad personal, sino que también en la propia desesperación. Hageo estaba diciendo: Olvídate del pasado. Es tiempo de levantarte de tu letargo. A pesar de todo tu pecado, Dios desea que tomes su trabajo donde lo dejaste. Ahora, recoge tus instrumentos de trabajo y vuelve a tener confianza en el Señor. Vuelve a tu cuarto secreto de oración, vuelve a confiar en Dios que te librará de tu pecado. Pronto has de oír su voz otra vez. La Escritura dice: Meditad, pues, en vuestro corazón, desde este día en adelante, desde el día veinticuatro del noveno mes, desde el día que se echó el cimiento del templo de Jehová; meditad, pues, en vuestro corazón.  ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo ha florecido todavía; mas desde este día os bendeciré.(Hageo 2:18-19).  Zorobabel y Josue estaban una vez más caminando en fe y rectitud. Y ahora el profeta les trajo la mejor palabra de todas, Dios iba a quitar el obstáculo que casi los destruyo. Quien eres tu, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; al sacar la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella. (Zacarías 4:7). Querido santo, esto es de lo que se trata tu prueba presente. Dios va a inquietar tu corazón una vez más, y verás el cumplimiento de tu llamado. El Espíritu Santo va a destruir cada fortaleza en tu vida, no a través de tu fuerza sino de la suya. Entonces terminarás el curso que Dios ha puesto delante de ti. Y así como Zacarías, lo harás gritando: ¡Gracia, gracia! Dios ha sido misericordioso y fiel a mí! Tendrás su unción diariamente, hasta tu último suspiro. Y saldrás con una corona de Justicia sobre tu cabeza. AMEN

**********************************************************************

“EL PECADO DEL SACERDOTE”

Por: Angel Hernandez, CT.

1 Tesalonicenses 4:4-8; Jeremias 23:14.

1Tesalonicenses 4:3…”Pues, la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación: que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo”…

Jeremías 23:14…”Y en los profetas de Jerusalén he visto torpezas, cometían adulterios, y andaban en mentiras, y fortalecían las manos de los malos, para que ninguno se convirtiese de su maldad, me fueron todos ellos como Sodoma, y sus moradores como Gomorra”…

El desenfreno sexual es tal hoy en día en nuestra sociedad, que en las cartas que escribimos a nuestros compañeros de ministerio, debemos hacer énfasis en la televisión, advertirles que el pecado sexual en la Internet consiste en hacer solamente un click y que resistan la tentación de tener sigilosamente una revista pornográfica; tener un extraordinario dominio propio al quedarnos en hoteles que tengan opción a ver películas por cable. A cuidarse al ir a las playas donde la desnudez es extrema, cuidarnos en nuestros viajes vacacionales de visitar lugares donde haya nudismo aunque sea parcial. Exhortándoles a mantener una vida de ORACIÓN FERVOROSA, una vida sobria y la llama de la unción encendida, pues solamente el fuego de la unción puede vencer la llama de la lujuria.

Leamos el siguiente comentario escrito por el reconocido Evangelista Luis Palau: “A menudo algunos lideres cristianos tratan de permitirse cuanto puedan en el limite de la inmoralidad, tal vez no se vayan con una prostituta, ni tengan una aventura amorosa, pero miran materiales pornográficos, ven películas en las habitaciones de los hoteles, que se avergonzarían de presenciar en sus casas frente a sus esposas. Miran, se tocan y se acarician, hasta el punto de estimularse, pero frenan en seco ante la inmoralidad que están cometiendo. Estas cosas son pecado y no deben estar dentro de la vida de un Siervo de Dios” .

LA EPIDEMIA DE LA PORNOGRAFIA.

La Desgracia moral de muchos ministros y cristianos de Hoy.

Definición de Pornografía: Porne Palabra griega antigua, que significa ramera, término aplicado a hombres también. Graphe , Imagén o pintura y escritura que abarca todo tipo de simbolos físicos que produzcan excitación sexual en aquellos que la utilizan.

Reuniendo estos dos términos: Porne y Graphe, tenemos que quiere decir: “prostituta dibujada en lienzo”.

*Algunos Efectos significativos de la pornografia:

El exhibicionismo pornográfico en la forma que sea, hacer nacer una terrible atadura sexual, la cual se define como voyerismo (observar a otras personas realizar actos de naturaleza sexual), o bien ser buscadores empedernidos de la desnudez femenina.

La Pornografía es como un pozo sin fondo que cada día tiene el poder infernal de inventar nuevas exposiciones sexuales.

¿Hasta donde esta adicción sexual esta afectando a centenares de ministros?

La pornografía es un crimen contra la sociedad, la cual afecta destructivamente a niños, jóvenes, adultos y ancianos. Por donde quiera están sus muertos. La pornografía es el principal motivador mental que lleva al hombre hacia la masturbación. La pornografía se ha apoderado de la mente del hombre.

El Rev. Bill Hybels escribió un libro titulado: “Christians in a Sex-Crazed Society” (Cristianos en una sociedad sexualmente enloquecida). La revista Moody Monthly en Abril del 1989, publico un articulo de este libro bajo el titulo de: “The Sin that so Easily Entangles”. (El pecado que nos asedia). El citado artículo es directo y fuerte en lo que se refiere a la proliferación o irrupción de la pornografía en nuestros hogares cristianos. Cerremos la puerta de nuestro corazón y de nuestro hogar a estos principados de la pornografía comisionados por Satanás que atacan con el fin de intentar destruir nuestros principios morales y espirituales que tenemos como ministros del Señor que somos.

LA PUNTA DEL ICEBERG.

Siempre la punta del iceberg es lo primero que se ve, es decir, un 20% y si esta es la punta, como será este en su totalidad.

La realidad es que hoy en día hay muchas iglesias si se les puede llamar iglesias, yo les llamaría sectas, cuyo pastor y muchos de sus miembros son homosexuales, y supuestamente proclaman a Cristo como su Salvador. Recientemente salió otro articulo en la revista: “Vida cristiana”, la cual nos proporciona de importantes datos. El articulo dice así: “La homosexualidad es un asunto que toca las denominaciones, no solo envuelve a las iglesias homosexuales. El conflicto simplemente esta calentando. En Marzo del año 2000 se presento una propuesta ante la iglesia presbiteriana de los EEUU. para prohibir ceremonias de compromisos entre individuos del mismo sexo. Esta moción fue derrotada, 87 en contra y 63 a favor.

En el estado de Connecticut, donde resido, muchos de los ministros pentecostales que han sido dados de baja, o han caído en disciplina en los últimos 5 años, ha sido por problemas de orden sexual…

Dios tenga misericordia de nosotros y nos ayude a despertar y entender porque la presencia del Señor se ha ido de tantos altares y lo más importante como recuperarla antes de que sea demasiado tarde…

…”Que, pues, diremos? Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, como viviremos aún en el? Romanos 6:1-2.

La Erosión Espiritual del Ministro Cristiano.

Existen 4 aspectos que determinan la decadencia moral de un Ministro cristiano:

1. La caída personal: se describe como el irrespeto a la presencia del Señor, o poner en poco lo que Dios le ha dado, este fue el pecado de David, el pecado en privado, esto no sucede de la noche a la mañana, se trata de una larga batalla, donde al final, tiene que haber un vencedor, tristemente hablando en muchos casos, los demonios han salido victoriosos. Exhorto con amor pero con premura al remanente de ministros que todavía no se han corrompido, que no tenga en poco lo que Dios les ha dado y que luchen por seguir siendo ministros ejemplares ante el ministerio que Dios nos ha dado, nuestros hijos, esposas y familiares en general…

2. El Hogar: este comienza a experimentar las consecuencias del daño personal en el ministro, se pierde el timón, como si el capitán del barco estuviera embriagado en su carnalidad. Los demonios comienzan a invadir el hogar, demonios de inmoralidad, demonios de frialdad, desaparece el tiempo de la Oración familiar, el Ayuno, y todo lo que nos pueda de alguna manera acercar a Dios ; ya no es un hogar donde esta la presencia del Señor, sino mas bien donde se siente y se ven los demonios, esto es vergonzoso, pero hasta estos extremos se esta llegando hoy en día en muchos hogares de siervos de Dios…

3. La Iglesia : Es aquí donde se presenta el mayor problema debido a la gran cantidad de personas carnales que tenemos dentro de la misma la cual muchas veces, supera las espirituales. Notamos que hay personas que comienzan a caer en pecado, los mismos demonios lograron los primeros dos objetivos, están logrando el tercero, si a estas alturas reaccionamos ante el Señor, el nos restauraría, pero es probable que algunos daños sean irreparables…

POR FAVOR MINISTRO DE DIOS…¡¡NO DEJES QUE TU CONDICIÓN TE ARRASTRE HASTA AQUI…!!

A esto se une el irrespeto del altar, esto es ministrar con indignidad ministerial, algo así como ofrecer fuego extraño ante el altar de Jehová…(Los hijos de Aaron,. Lev. 10:1-2; y los de Eli. 1 Samuel 2:12.) Levitico 10:1…” Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó. 10:2 Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová”.

1 Samuel 2:12…” Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová”.

Uno se pregunta: Como puede un ministro, un líder, un obrero laico, un maestro, subir al altar a ministrar estando concientemente en pecado delante del Señor? La palabra es enérgica y consoladora cuando dice en proverbios 28:13…” El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia …”

Los altares están llenos de lágrimas a causa de las confesiones de pecados….(pero esta perfectamente claro que no se trata de confesarlos solamente, sino de apartarse de ellos), no hay un verdadero arrepentimiento y es lo que esta pasando con muchos ministros y muchos cristianos…

4. La ciudad: en la ciudad estamos representando a Dios. Por lo general, muchos de los pecados que se cometen en el pueblo del Señor, de ellos se entera la ciudad, y el pensamiento aparentemente lógico es este: Si los hermanos se corrompen, empezando por el pastor, nosotros estamos perdidos, y una ciudad perdida porque la sal dejo de sazonar y la luz se apago, se convierte en la desgracia de una nación pues el pecado la inunda.

Recientemente el Señor me despertó a las 3:00 de la mañana, para decirme: “VOY A SACUDIR LOS CONCILIOS E IGLESIAS, EL PECADO MORAL, YA NO LO SOPORTO”. No se necesita una revelación especial para saber esto, y si nosotros, vemos lo que vemos, y sabemos lo que sabemos, ¿Cuanto no sabrá el Señor? El puede ver el ICEBERG completo…

Desde el año 1988 al 1993, estuve enfrente del Movimiento de Intecesión por Venezuela, y casi recorri el pais entero exponiendo el mensaje profetico sobre lo que venia para el pais. Este mensaje era expuesto primordialmente ante los cuerpos ministeriales del pais, pues Dios exigia la santidad del ministerio; diciéndonos que solo los ministros podiamos evitar lo que venia para Venezuela. En una de esas reuniones de ministros donde exponia el mensaje profetico fui interrumpido por otro ministro el cual me dijo: “Por que nosotros tenemos que ser los culpables de lo que viene para este pais? Yo no acepto eso! “. Añadio aquel ministro. Despues de la intervencion de este ministro, hubo un parentesis de silencio…Luego vino a mi boca la siguiente palabra del cielo:

“CUANTO OFRECIA EN EL ANTIGUO TESTAMENTO EN EL TABERNACULO, EL REY POR SU PECADO…NO OFRECIA ACASO UN MACHO CABRIO…Y QUE OFRECIA EL SACERDOTE?…NO OFRECIA ACASO UN BECERRO GORDO Y PERFECTO”…MAS DONDE ERA ROCIADA LA SANGRE DEL MACHO CABRIO Y DONDE LA DEL BECERRO.. .? QUE PREFIERO YO, UN REINO SANTO Y UN SACERDOTE INMUNDO…NO! YO PREFIERO UN SACERDOTE SANTO AUNQUE LOS REYES ESTEN CORROMPIDOS”… Me entere luego que este ministro que me interrumpió, estaba en pecado de adulterio.

Lea Levitico 4:1-12 y 22-26.

4:1 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 4:2 Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguna persona pecare por yerro en alguno de los mandamientos de Jehová sobre cosas que no se han de hacer, e hiciere alguna de ellas; 4:3 si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación. 4:4 Traerá el becerro a la puerta del tabernáculo de reunión delante de Jehová, y pondrá su mano sobre la cabeza del becerro, y lo degollará delante de Jehová. 4:5 Y el sacerdote ungido tomará de la sangre del becerro, y la traerá al tabernáculo de reunión; 4:6 y mojará el sacerdote su dedo en la sangre, y rociará de aquella sangre siete veces delante de Jehová, hacia el velo del santuario. 4:7 Y el sacerdote pondrá de esa sangre sobre los cuernos del altar del incienso aromático, que está en el tabernáculo de reunión delante de Jehová; y echará el resto de la sangre del becerro al pie del altar del holocausto, que está a la puerta del tabernáculo de reunión. 4:8 Y tomará del becerro para la expiación toda su grosura, la que cubre los intestinos, y la que está sobre las entrañas, 4:9 los dos riñones, la grosura que está sobre ellos, y la que está sobre los ijares; y con los riñones quitará la grosura de sobre el hígado, 4:10 de la manera que se quita del buey del sacrificio de paz; y el sacerdote la hará arder sobre el altar del holocausto. 4:11 Y la piel del becerro, y toda su carne, con su cabeza, sus piernas, sus intestinos y su estiércol, 4:12 en fin, todo el becerro sacará fuera del campamento a un lugar limpio, donde se echan las cenizas, y lo quemará al fuego sobre la leña; en donde se echan las cenizas será quemado.

Levitico 4:22-26.

4:22 Cuando pecare un jefe, e hiciere por yerro algo contra alguno de todos los mandamientos de Jehová su Dios sobre cosas que no se han de hacer, y pecare; 4:23 luego que conociere su pecado que cometió, presentará por su ofrenda un macho cabrío sin defecto. 4:24 Y pondrá su mano sobre la cabeza del macho cabrío, y lo degollará en el lugar donde se degüella el holocausto, delante de Jehová; es expiación. 4:25 Y con su dedo el sacerdote tomará de la sangre de la expiación, y la pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto, y derramará el resto de la sangre al pie del altar del holocausto, 4:26 y quemará toda su grosura sobre el altar, como la grosura del sacrificio de paz; así el sacerdote hará por él la expiación de su pecado, y tendrá perdón…”

La ofrenda por el pecado de un gobernante debía ser un macho cabrio, no un becerro, como para el sumo sacerdote y para la congregación entera. Ni se había de llevar la sangre de su ofrenda al interior del tabernáculo, como las otras dos, sino que se había de poner sobre los cuernos del altar de bronce, y el resto de ella derramada al pie del mismo altar (vs. 25); ni se había de quemar la carne de la ofrenda fuera del campamento, como la de las otras dos, lo cual sugería que el pecado del gobernante, aunque era peor que el de una persona cualquiera del pueblo, no era tan nefasto ni tenia tan perniciosas consecuencias como el del sumo sacerdote o el de toda la congregación…

*Acción Retroactiva del Ministro:

La acción retroactiva de restaurar desde atrás, es el elemento clave para solucionar lo mas rápidamente este grave problema. Hacer esto no es fácil…Duele mucho reconocer el daño que hemos causado, y tener que pedir perdón, no es nada fácil, vendrán las lágrimas como caudales, y se nos va a comprimir el corazón…pero podemos ser curados y perdonados si nos humillamos verdaderamente delante del Señor…lograremos la restauración personal, nuestra familia se restaurara, la iglesia o el ministerio que dirigimos será restaurado y también la ciudad donde vives sentirá el efecto de tu restauración…

Espero en el Señor que si tu estas caminando hacia la terrible derrota, la lectura de este corto escrito cambie tu rumbo…Todo se va a restaurar, si tu te restauras…Sea tu influencia pura, santa, edificante, espiritual, integra sobre la linda familia que Dios te dio…Ten en mucho, lo que Dios te ha dado y mantendrás en alto tu ministerio, cualquiera que este sea…El Señor espera que sea tu mano la que sea levantada…Atrévete a ser un sacerdote que venció en el cuadrilátero de la historia al dios Eros y que no se cuente de ti…”Este fue el pecado del sacerdote, sino la historia de la Victoria del sacerdote”…

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »