MENUMENU

Author Archive

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

.CRISTO, LA VID VERDADERA 2a.Parte

Por: Lucía M.Cadavid

.- LA VID VERDADERA, NUESTRO ALIMENTO

Para lograr permanecer unidos a Cristo, la Vid Verdadera, necesitamos entender cómo y porqué nutrirnos de ÉL. Dijo Jesús:   El que  come mi carne y bebe mi sangre,  vive unido a mí y yo vivo unido a él. Juan 6:56  Con estas palabras el SEÑOR,  Nuestro glorioso Salvador, Maestro de maestros, nos enseña que para estar unidos a ÉL, ÉL mismo deberá ser nuestra base de nutrición espiritual, para que nuestra alma esté saludable y progrese, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del pleno conocimiento del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13  Así, como el cuerpo depende de la comida y la bebida para vivir, la iglesia, que es Su cuerpo y Sus miembros, depende de Cristo: El que  come mi carne y bebe mi sangre,  vive unido a mí y yo vivo unido a él. Juan 6:56  Cristo, verdadero alimento y verdadera bebida espiritual, es vida eterna para los que creen en EL. Por eso, dijo Pedro: SEÑOR a quién iremos,si solo Tu tienes palabras de Vida Eterna.Juan 6:68 ÉL es Maná Divino, manjar que descendió del cielo, quien come de él, no muere. Juan 6:50  Cristo, verdadero alimento contiene todos sabores, aromas, gustos y texturas del mundo y del cielo. El alma alimentada de Cristo, dependerá siempre de EL, nutrida con esta Savia Divina de la Vid Verdadera, los sentidos espirituales son renovados: El corazón oprimido es liberado, las manos caídas son levantadas, las rodillas endebles son afirmadas. Eramos ciegos y ahora vemos, sordos y escuchamos, cojos y saltamos como ciervos, mudos y alabamos con voz de júbilo al SEÑOR, nuestra boca se llena de risa, y nuestra lengua de alabanza. Restauradas nuestras fuerzas con esta Savia Divina, entonces, dirán las naciones Grandes cosas ha hecho el SEÑOR con estos. Sal.126:2 El cuerpo humano refleja y es lo que come  y bebe; bienestar si está bien alimentado, o enfermedad y muerte sin No se alimenta.   Sí, en Cristo se hallan todas las vitaminas y nutrientes que necesita el alma para obtener la salvación y vida eterna. ¡Cristo, verdadera comida y verdadera bebida, alimento Divino! ¡Cristo, alimento Supremo que satisface plenamente el corazón de todo aquello que el hombre pueda desear! 

” Cristo. Dulce Jesús bueno, luz eterna y siempre eficiente, Pan de vida que nos renuevas, y no acabas en ti; que eres comido diariamente, y siempre permaneces entero; resplandece para mí, enciéndeme, ilumina y santifica tu recipiente, limpialo  de malicia, llénalo de gracia, y consérvalo lleno, y pueda comerte a Ti para salvación de mi alma, hasta tal punto que comiéndote a Ti, viva de Ti, vaya por medio de Ti, llegue a Ti, y descanse en Ti….”   Agustin de Hipona


Con Cristo como alimento, el alma es sostenida en la Fe, porque ÉL mismo es la Fe, es reconfortada en el amor, porque EL es amor, conservada en santidad, porque EL es Santo y tres veces Santo, y reanimada en Su Gracia, pues, por medio de ella obtenemos el don de la fe para salvación. Por Su gracia también somos transformados, nuestros deseos destructivos se inclinan a la obediencia a Dios y nuestra propia voluntad es dominada.Esta obra de unidad con Cristo, no es por poder y esfuerzo humano, para que nadie se atribuya ninguna obra, sino que toda obra realizada en nuestro interior es por los méritos de Cristo.Efesios 2:8-9  Por estos motivos, Cristo,  la Vid Verdadera dijo: “Permanezcan en Mí, y Yo en ustedes. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no permanece en la vid, así tampoco ustedes si no permanecen en Mí. Juan 15:4  Degusta este manjar, Cristo, que descendió del Cielo, y  experimenta cuán bueno es  EL, para tu vida. Entonces, con tu corazón restaurado podrás unirte a esta Oración: ” ¡Oh dulzura llena de amor, y amor lleno de dulzura; sé tú el único sustento de mi alma, y embriaga mi corazón con tu delicioso néctar, a fin de que mi mente pronuncie una buena palabra! ¡Dios mío, amor mío, dulce como la miel y blanco como la leche; Pan de las almas grandes, hazme crecer en Ti, para que pueda comerte con un paladar sano!….” Agustin de Hipona  


El que  come mi carne y bebe mi sangre,  vive unido a mí y yo vivo unido a él. Juan 6:56  ” ¡Maravilloso alimento! ¿Que diré de ti? ¿Con que palabras te alabaré? Tu eres vida de nuestras almas, medicina de nuestras heridas,consuelo de nuestras aflicciones, testimonio de Su amor, mandato precioso de su testamento,compañía de nuestra peregrinación, gozo en el exilio de este mundo, brasas para encender el fuego del amor divino, medio para recibir la gracia, prenda de la bienaventuranza y tesoro de la vida cristiana. Con este verdadero alimento, el alma es unida con su Esposo, se alumbra el entendimiento, se deleita el alma, se derrite el corazón, se abren las fuentes de lágrimas, se adormecen las pasiones, se despiertan los buenos deseos, se fortalece nuestra debilidad, toma aliento el alma para caminar hasta el monte de Dios. 1Reyes 19:8 ¿Quien no se derrite en lágrimas al entender que esta unido al SEÑOR? Faltan las palabras y desfallece el entendimiento al considerar la potencia y ventajas de este Soberano Alimento.  ¡Oh Buen Jesús! Tales son tus dones y tu gran amor, que sueles comunicar a tus amigos, para que con estos tan grandes y poderosos deleites se desprecien todos los demás vanos y engañosos deleites. ¡Oh amor Divino! Abre ¡Oh Luz! los ojos interiores de tus fieles, para que con rayos de Fe Viva te conozcan; dilata sus corazones para te reciban dentro de sí, y enseñados por Ti te busquen a Ti por Ti, descansen en Ti, y sean finalmente unidos contigo como miembros con su Cabeza y como pámpanos a la Vid Verdadera…. Amen” Luis de Granada  

Los que no han desarrollado su paladar espiritual, para gustar y ver cuán bueno es el SEÑOR. Salmo 34:8, es porque aún No les ha sido revelado, Cristo, la Vid Verdadera, como Pan de Vida. Y no les ha sido revelado, porque lo han reemplazado por el sabor dañino, nocivo y engañoso de las pasiones y placeres del mundo, no pueden gustar ni ver ni experimentar cuán delicioso y abundante en bendiciones es el SEÑOR, para el corazón porque su deseo es probar y atiborrarse de todo aquello que esta en las tinieblas. En esta ceguera solo viven para satisfacer sus pasiones, creyendo ser libres en realidad son esclavos: Porque los tales son esclavos, no de Cristo nuestro SEÑOR, sino de sus propios apetitos. Rom. 16:18 El apetito desenfrenado por lo malo lleva a la depravación espiritual, cuanto más pecado se comete, más se pierde el temor a Dios, y más bajo va cayendo el alma:  Y como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para hacer cosas que No convienen. Rom.1:28  El SEÑOR considera que los entregados a la maldad desenfrenada son obesos, hablando al pueblo por medio del profeta dijo: Están gordos y bien alimentados. Su maldad no tiene límites. Jeremías. 5:28   Sabemos, que el comer sin parar  lleva a la destrucción. Y el creyente en el frenesí alimenticio por lo malo, no puede ver que se acerca su fin y muerte. El pecado como la comida en exceso al principio entra suave y satisface temporalmente, pero, con el pasar del tiempo enferma el alma, la envenena, la  agrava hasta la perdición: ¿Pero qué provecho sacaron de eso? Ahora ustedes se avergüenzan de aquellas cosas, pues conducen a la muerte; Rom. 6:21  Otros No pueden gustar cuán bueno es el SEÑOR, porque están en la condición del hijo pródigo, se han alejado del SEÑOR, para vivir en el país lejano del pecado donde malgastan su vida y sus bienes, llevando una vida desenfrenada, hasta quedar en  ruina física y espiritual, llegan a estar tan hambrientos, que aún desean comer las algarrobas de los cerdos que les ofrece el mundo y sus placeres engañosos, pero, incluso estas le son negadas. Lucas 15:11-15 Y volviendo en sí dicen: En la casa de mi padre hay abundancia de Pan y yo aquí muero de hambre. Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Lucas 15:17-18 Esto es, que Todo aquel que ha pecado y se arrepiente de corazón y vuelve su mirada a Cristo, como el hijo pródigo, encontrará en EL plena satisfacción. Hallará en las llagas de Cristo, un banquete abundante de perdón, justificación y salvación. ¡En Sus llagas el corazón podrá gustar y ver cuán bueno y amoroso es el SEÑOR! En Sus llagas el alma restaura el sabor y gusto por lo puro, lo divino y lo santo: “¿Qué medicina más eficaz para curar las heridas de la conciencia y purificar el alma, que la continua meditación en las llagas de Jesucristo?  ¿Dónde hallaremos seguridad y sanidad para los enfermos sino en las llagas del Salvador? ¿Dónde, hallarán los pecadores su Salvación? En las llagas del Salvador. ¿Qué crimen, por más grave que sea, no ha de quedar borrado con la muerte de Jesucristo?   El que se ejercita en meditar en las llagas de Cristo con disciplina halla en abundancia Todo lo que le es útil y necesario. No hay necesidad de buscar todo esto en otra parte. Las llagas de nuestro Salvador, Jesucristo, son una abundancia infinita de dulzuras, la plenitud de la gracia y la perfección de las virtudes.  Cuando me veo acosado de un mal pensamiento, corro á las llagas de Jesucristo. Cuando mi carne quiere oprimirme, salgo victorioso de la lucha con el recuerdo de las llagas del SEÑOR. Cuando Satanás me prepara emboscadas, acudo a las llagas de mi SEÑOR; y el enemigo se aleja. Si el ardor de la pasión agita mis miembros, tal ardor se apaga con el recuerdo de las heridas del SEÑOR. Jamás he hallado en todas las adversidades remedio tan eficaz como las llagas de Jesucristo. En estas llagas duermo tranquilo y descanso intrépido. Jesucristo murió por nosotros, y no hay nada ni siquiera la muerte, que no halle remedio en la muerte de Jesucristo; en ella cifro toda mi esperanza… Dijo el SEÑOR a Tomas: «Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.» Juan 20:27-28   Nos dice el SEÑOR por medio del profeta: Te he grabado en las palmas de mis manos, Isaías 49:16. Estamos impresos en sus llagas, no con tinta, sino con sangre; no con una pluma sino con clavos y llagas en la carne. Estamos tan profundamente impresos, que ni el tiempo ni la eternidad podrán  destruir aquellas señales.” Cornelio

Para nuestro deleite y con el fin de facilitar a nuestra alma el proceso de digestión y asimilación de este alimento divino, Cristo, la Vid Verdadera, nos ha sido proporcionado dos manjares sazonados y preparados por Su Santo Espíritu, los cuales veremos en detalle así:  -. EL MANJAR DE LA PALABRA.   -. EL MANJAR DE LA ORACIÓN.


1.-  EL MANJAR DE LA PALABRA: Este plato tan exquisito, aderezado y servido por el mismo SEÑOR, es el medio básico que ÉL usa para que nuestra alma le pueda absorber y digerir con mayor facilidad. Es la Palabra escrita, alimento esencial para mantener el corazón unido a Cristo, el camino a la salvación.  La Biblia es inspirada por Dios, útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 2Tim.3:16-17  David describe los efectos de este alimento en el alma: La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del SEÑOR son rectos: traen alegría al corazón. El mandamiento del SEÑOR es claro: da luz a los ojos. Las sentencias del SEÑOR son verdaderas: todas ellas son justas. Salmo 19:8-9 El manjar de la Palabra escrita revela la obra de Cristo en la Cruz para nuestra Salvación, por eso, dijo Pablo a Timoteo; Conoces las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden dar la sabiduría que lleva a la Salvación mediante la fe en Cristo Jesús. 2Tim.3:15  La luz de la Palabra ilumina el sendero por donde debemos caminar en esta vida para alcanzar la vida eterna y el cielo:  Dijo Jesús: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue(el que sigue y guarda mi Palabra) no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12. La luz de la Palabra lleva al Conocimiento del Padre y del hijo: La vida eterna consiste en que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste. Juan 17:3 Y este conocimiento no es de nosotros, viene del Espíritu Santo de Dios: Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad. Juan 16:13   No podemos amar lo que no conocemos, pero, en la medida que descubrimos a Cristo en la Sagrada Escritura, podemos admirar la inmensidad y grandeza de Todos Sus beneficios y dones, Su amor infinito por el cual ofreció Su vida en la Cruz por nosotros, entonces, somos inspirados por Su Espíritu que mora en nosotros, a amarle con toda nuestra mente, con todo nuestro corazón y con todas nuestra fuerzas. Si, La Palabra es luz que alumbra el lugar oscuro de nuestro corazón, hasta que  El Sol de Justicia, Cristo, resplandezca y el día del alma sea perfecto en el conocimiento pleno de EL, de tal manera, que inclina nuestro corazón a todo lo que es bueno, puro y santo, endereza lo torcido, corrige y saca del error. Pues su mandato es una lámpara y su instrucción es una luz; su disciplina correctiva es el camino que lleva a la vida. Prov.6:23   Estar en la ignorancia de la Palabra y de Cristo, es estar preso en tinieblas, es perecer de hambre y sed. Por eso mi pueblo fue llevado cautivo: por su falta de conocimiento. Sus mejores hombres murieron de hambre; sus multitudes murieron de sed. Isaias 5:13  Por lo cual, el enemigo se valdrá de todos los medios para evitar que la Palabra nos alumbre y mantenernos así en ceguera espiritual.  SEÑOR, Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu Ley. Salmo 119:18   La palabra de Dios nos da a conocer los acontecimientos futuros, porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana, sino que los profetas hablaron de parte de Dios, impulsados por el Espíritu Santo. 2Pedro 2:21 ” Así hace el que reverencia al SEÑOR, la Palabra de Dios le alimentará con el pan de vida y de inteligencia; le dará a beber el agua de la sabiduría y de la Salvación; se arraiga en ella para no caer. Le   sostendrá, y no será confundido; le pondrá en honor entre sus parientes, y abrirá los labios en medio de la asamblea; le llenará del espíritu de sabiduría y de inteligencia, y lo cubrirá con un vestido de gloria. Le llenará de tesoros de regocijo y alegría, y le hará dueño de un nombre eterno. Los hombres insensatos no comprenderán esta palabra vivificante; pero los hombres prudentes irán a su encuentro. Los mentirosos no se acordarán de la Palabra; pero los hombres sinceros la tomarán por defensa, y andarán felizmente hasta la presencia de Dios.” Anónimo

La palabra de Dios nos revela la voluntad de Dios, unidos a la Vid Verdadera, Sus Palabras serán nuestras, Sus deseos serán los nuestros, y Su Voluntad será la nuestra, recordemos que este es el alimento de Cristo: ” Mi comida es que haga la Voluntad del que me envió” Juan 4:34 Si estamos unidos a Cristo, la Vid Verdadera, también este debe ser nuestro sustento. ” Aquí estoy, oh Dios; he venido a hacer Tu Voluntad como está escrito acerca de mí en las Escrituras. Hebreos 10:7 Ésta es una prueba contundente de que no solamente podemos conocer perfectamente la voluntad de Dios, sino de que podemos conocer toda su voluntad para nosotros. Más aún, podemos hacer toda la voluntad de Dios, no en forma ocasional, o por mero impulso, sino con un hábito de conducta fijo. Esta voluntad del Señor no es para manifestarse solamente en formas externas, sino que debe nacer del corazón, con gozo, sin perplejidades ni dudas, fluyendo como un manantial natural en el creyente que ha experimentado la maravilla del nuevo nacimiento y que hace de la Palabra de Dios su matutina y su vespertino.” E.M.Bounds

Un indicio de enfermedad en el cuerpo es la falta de apetito, y la falta de apetito por la Palabra de Dios es un síntoma de debilidad y declive espiritual. Un cristiano sin la Palabra que es la espada del Espíritu, es un cristiano desarmado, vencido por la tentación y el pecado, por lo cual dice:  ” En su corazón habita la ley de su Dios; por eso sus pies nunca resbalan. Salmo 37:31   ” Aquí es donde el hombre encuentra su escudo y protección contra el pecado: teniendo la Palabra de Dios atesorada en su corazón, y estando todo su ser impregnado de ella. También Santiago, en la siguiente exhortación, reconoce la profunda espiritualidad de la Palabra y su poder inherente para salvamos del enemigo y del pecado; es decir, de la muerte espiritual y eterna: “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Santiago 1:21 ” Edward Bounds   
¿Cómo obtener estos tan saludables y abundantes frutos de la Palabra de Dios? El SEÑOR Maestro de maestros, responde a esta pregunta así: ” ESCUDRIÑEN  las Escrituras….porque ellas son las que dan testimonio de mí. Juan 5:39″  Escudriñar es meditar con diligencia la Palabra escrita día y noche. Escudriñar es tener la Palabra escrita y leerla para encontrar al SEÑOR y la vida eterna en ella, y no para necias controversias, discusiones y peleas sobre la Ley, que carecen de provecho y de sentido. Tito 3:9  Leer así la Palabra de Dios, es como tener una medicina eficaz que alivia una enfermedad terminal, pero, mal usada no producirá ningún efecto transformador ni sanador en el alma. Pero el SEÑOR, Médico de médicos y Maestro Divino Nos da las instrucciones a seguir cuando dijo: ” ESCUDRIÑEN las Escrituras, porque ellas dan testimonio de mi”. En otras palabras, en ellas me hallarán a mi que soy Su medicina, Su sanidad, Su salvación. Escudriñar, es estudiar, examinar, observar, meditar con la ayuda del Espíritu Santo, en la Palabra escrita día y noche, esto es, mastiquen y digieran bien con la ayuda del Espíritu Santo, el alimento que sostiene el alma en la fe y en  la gracia de Dios que guía y enseña el camino de la salvación.  Así, le fue ordenado a Josué:  Repite (Recuerda, Memoriza,Estudia, Examina) constantemente este libro de instrucción. Medita en él de día y de noche… Josue 1:8  Y para que no olvidemos  nunca Sus  Palabras nos encarga el SEÑOR imprimirlas en la mente y en el corazón:  Guarda mis mandamientos y vivirás. Escríbelos en la tablas de tu corazón. Prov.7:2-3   Así mismo, recomendó el SEÑOR por medio de Moisés, llevarlas escritas en el corazón, hablar de ellas y repetirlas a nuestra descendencia:  Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Las enseñarás diligentemente a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Deut.6:6-7   Y Pablo aconsejó a Timoteo: Dedicate a la Lectura de las Escrituras. 1Tim.4:13  Ocúpate, consagrate a leer, meditar y  estudiar este libro sagrado, para que seas un buen líder. Y no solo lo leerás, sino que primero dejarás que penetre en tu corazón, lo aplicarás a tu vida, y después lo enseñarás y  exhortarás con el a otros. En el mismo sentido, instruyó el SEÑOR por medio de Moisés a los líderes escogidos por ÉL para dirigir a Su pueblo; instrucción que aún hoy está vigente para todo aquel que ha sido escogido por el SEÑOR, para servir en el ministerio: ” Todo rey nombrado por Dios una vez que haya ocupado el trono de su reino, escribirá en un libro una copia de esta Ley(La Palabra escrita) para sí mismo,y la tendrá a la mano, y la leerá Todos los días de su vida, para que aprenda a temer al SEÑOR su Dios, y para que cumpla Todas las palabras de esta Ley y de estos estatutos, y los ponga por obra.Deut.17:15-18-19 ”   “¡Dichoso el que se ocupa incesantemente en tan útiles enseñanzas!  El que las conserve en su corazón, será siempre sabio, y si las pone en práctica, estará dispuesto para Todo, porque la luz de Dios guiará sus pasos. Qué inapreciables ventajas proporciona la palabra de Dios! ¡Qué dichosos efectos, que abundantes frutos produce, si nos hallamos dispuestos a recibirla y a aprovecharnos de ella! ” D.A.     

.- LA OBEDIENCIA A LA PALABRA: Y No solo debemos leer, examinar y meditar día y noche la Palabra Escrita para saber lo que ella contiene,  sino que además, es absolutamente necesario  guardarla, porque conozco algunos que alardean de haber leído la Biblia completa varias veces, incluso la recitan de memoria, hablan de ella siempre, pero no la aplican a su vida, son  piedras de tropiezo, son motivo de desánimo para los de su casa y todos sus conocidos. Cuando no se aplica la Palabra al corazón se convierte en conocimiento vano. Es una condición de Dios guardar la Palabra para el bien  y las bendiciones prometidas, ya que existe entre Dios y el hombre un pacto con el cual se compromete el hombre a Obedecer a Dios, y Dios se compromete a recompensar al hombre concediéndole su protección,paz, felicidad, vida en abundancia y la gracia para obtener la vida eterna, así está registrado:  ” Si tú escuchas con atención la voz del Señor tu Dios, y cumples y pones en práctica todos los mandamientos que hoy te mando cumplir, el Señor tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Si escuchas la voz del Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti, y te alcanzarán…Deut. 28:1″  Prometió el SEÑOR a Josué: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley. Medita en él de día y de noche para asegurarte de OBEDECER Todo lo que allí está escrito. Sólo entonces prosperarás y te irá bien en todo lo que hagas. Josue 1:8 Y el libro de los Proverbios refuerza los bienes que proporciona para el alma la obediencia: Hijo mío, No te olvides de mi ley, Y tu corazón Guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. Prov. 3:1  Los que guardan la Palabra dan pasos firmes cada día de su vida, porque en su corazón habita la ley de su Dios; por eso sus pies nunca resbalan. Salmo 37:31  David, no solo meditaba en la Palabra día y noche sino que llegó a amarla por todos los bienes que recibió al aplicarla a su vida, por lo cual dijo: ¡Oh, cuánto amo yo tu Ley! Todo el día es ella mi meditación. Salmo 119:97   Y nos enseña el SEÑOR quien en verdad lo ama:  El que hace suyos mis mandamientos y los Obedece, ese es el que me ama. Juan 14:21 Y Juan lo confirma diciendo: Los que OBEDECEN la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman. Así es como sabemos que vivimos en ÉL.1Juan 2:5   Para OBEDECER la Palabra de Dios, No es necesario hacer ningún esfuerzo sobrehumano o físico, porque;  No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos? Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos? Pues LA PALABRA está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la guardes….  Duet.30:11-14-18  El mensaje de la palabra es posible guardarlo, porque está escrito en nuestro corazón por el Espíritu del Dios vivo, no con tinta humana, sino con tinta del cielo, no en tablas de piedra sino en el corazón. Esta es una obra del SEÑOR y no de nosotros: «Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el SEÑOR: Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente, y nunca más me acordaré de sus pecados». Heb. 10:16-17 Quien No obedece la Palabra es considerado mentiroso.  El que dice: Yo le conozco, y No Guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él. 1Juan 2:4 La desobediencia a Palabra de Dios acarrea tristeza, dolor y ruina: Ríos de lágrimas fluyen de mis ojos porque No observé Tu Ley. Salmo 119:136  La desobediencia a la Palabra trae maldición según advirtió el SEÑOR: Si No oyes la voz del SEÑOR tu Dios ni procuras cumplir todos los mandamientos y estatutos que hoy te mando cumplir, vendrán sobre ti, y te alcanzarán, todas estas maldiciones…Deut.28:14  Y la peor de todas las desdichas de los que  no obedecen es que están lejos de la Salvación: Los malvados están lejos de tu salvación, porque no buscan tus estatutos.Salmo 119:155.  ” Todos los crímenes, todos los vicios, todos los desórdenes, todos los escándalos provienen de la violación y del desprecio de la Palabra de Dios. Los que quebrantan la Palabra de Dios, no andan iluminados por ÉL y llegan a ser enemigos de Dios y pierden la salvación, lo que es el colmo de la desdicha. La violación de la Ley de Dios ha sido causa de todos los grandes desastres…, del diluvio…, de la destrucción de Sodoma, etc….Tú reprendes a los soberbios, los malditos, que se desvían de tus mandamientos. Salmo 119:21.” Cornelio
 La Palabra es vida eterna, dijo el SEÑOR: El que guarda mi Palabra, jamás probará muerte Juan 8:52.  Escojamos la Vida, permanezcamos en ÉL y en Sus Palabras, así no tendrá que usar La  Espada del Espíritu, Su Palabra, para cortar con ella toda rama que No da fruto y  echarla en el fuego. El que en mí No permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. Juan 15:6 Las Palabras de Cristo, lavan el alma de las vestiduras sucias del pecado, dijo Jesús: Ustedes ya están limpios por la Palabra que les he hablado. Juan 15:3 Los redimidos por Cristo, la Vid, permanecen unidos a EL, se alimentan de Sus palabras, aman sus preceptos y los obedecen. No siguen el camino de los pecadores, Sino que en la ley(La Palabra) del SEÑOR está su delicia, Y en Su ley(Su Palabra) meditan de día y de noche. Serán como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y Todo lo que hacen, prosperará.Salmo 1:3 Los pámpanos alimentados de la Vid Verdadera no caen ni se secan, porque en su corazón guardan la Palabra de Dios para No pecar contra EL. Salmo 119:11 Salomón concluyó en que consiste la vida del hombre: Teme a Dios y guarda sus mandamientos. Ecl.12:13 El simple acto de escuchar la ley no nos hace justos ante Dios. Es obedecer la ley lo que nos hace justos ante sus ojos.Rom.2:13 David, hablando de la felicidad que produce obedecer la Palabra dijo; Dichosos los que van por caminos perfectos,  los que andan conforme a la ley del Señor.Dichosos los que guardan sus estatutos y de todo corazón lo buscan. Salmo 119:1-2   Y nuestro Amado SEÑOR Maestro de maestros, nos enseña que aquellos hacedores y no solo oídores de Su Palabra, son bienaventurados y felices: Mientras ÉL hablaba una mujer grito: —¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió!  Jesús contestó: —¡Dichosos(felices, bienaventurados) más bien quienes escuchan lo que Dios dice, y lo Obedecen! Lucas 11:27-28  ” El título de Madre, de nada hubiera servido a María si no hubiese tenido la dicha de llevar a Jesucristo en su corazón antes que en su matriz. María es pues más bienaventurada por haber recibido la fe de Cristo que por haberle dado un cuerpo.” Bernardo de Claraval  


Dijo David: Tus estatutos son mi Deleite; Salmo 119:24 ¡Bienaventurado, dichoso, aquel cuyo Manjar es la Palabra de Dios!  Cuanto más comemos de ella, nuestro paladar espiritual  será  más refinado, más exigente: Como ovejas de Su prado nos apacentará con los mejores pastos, y en los montes más altos estará su pastizal. Ezeq. 34:14 Es decir, en la medida en que  profundicemos y recibamos más revelación  de Su verdad eterna, por Su Santo Espíritu, nuestro paladar espiritual necesitará un alimento más exquisito, esto es, más celestial y divino, este deberá ser menos terrenal, pero más celestial, menos temporal pero más eterno.  El alma del creyente solo quedará satisfecha con un Banquete, y este Banquete, es Cristo, la Vid Verdadera.  Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed. Juan 6:35 El profeta Isaías al respecto dijo: Escúchenme atentamente, y coman lo que es bueno, Y se deleitará su alma en la abundancia. Isaias 55:2 Nuestra alma solo se deleitará  con el más suculento de todos los  Banquetes, Cristo, el logos, el verbo hecho carne. Cristo dulce, Jesús bueno, luz eterna y siempre eficiente, Pan de vida que nos renuevas, y no acabas en ti; que eres comido diariamente, y siempre permaneces entero; resplandece para mí, enciéndeme, ilumina y santifica tu recipiente, límpialo de malicia, llénalo de gracia, y consérvalo lleno, para que coma la comida de tu carne para salvación de mi alma, hasta tal punto que comiéndote a Ti, viva de Ti, vaya por medio de Ti, llegue a Ti, y descanse en Ti….”   Agustin de Hipona  Y este Banquete tan especial, está reservado para  los humildes, los sencillos, No es para los que estudian la Palabra por curiosidad, o para satisfacer su ego y vanidad personal, pues el SEÑOR dice : “Yo habito en lo alto y santo, Y también con el contrito y Humilde de espíritu, Para vivificar el espíritu de los Humildes…Isaias  57:15  Y este Banquete tan único y poderoso aún en la tribulación será nuestra delicia: Angustia y aflicción han venido sobre mí, mas tus mandamientos son mi deleite. Salmo 119:143

 Me Preparas un Banquete en presencia de mis  enemigos. Salmo 23:5 Cristo, La Vid Verdadera, es el Banquete preparado en presencia del adversario, en presencia de satanás y sus demonios, en presencia de los que se oponen a la verdad del Evangelio de Cristo, en presencia de toda doctrina del error, porque muchos son los que se levantan para torcer,añadir y acomodar Su Palabra.  El SEÑOR, Predicador de predicadores es nuestro escudo y fortaleza, nuestro banquete, nuestra victoria y estandarte contra todo aquello que se opone a la verdad que lleva a la vida eterna, porque muchos son los que enseñan la Palabra de Dios  y no guardan lo que predican, destruyendo así el efecto de ella en sus propias vidas y en la de otros. Al profeta Ezequiel le fue recomendado aplicar primero la Palabra a su corazón y después compartirla con los demás: ” Hijo de hombre, que todas mis palabras penetren primero en lo profundo de tu corazón. Escúchalas atentamente para tu propio bien. Después ve a tus compatriotas desterrados y diles: “¡Esto dice el Señor Soberano!”. Hazlo, te escuchen o no”. Ezequiel 3:10-11 Todo predicador y ministro  de la Palabra de Dios debe asegurarse de aplicar a su vida lo que enseña, esa es la mejor predicación. ” Enseñar y no aplicar, es no sólo no ganar nada, sino dañar a muchos. Una condenación terrible está reservada al que predica la Palabra y no vive su vida conforme a ella.   Nadie, daña más a los hombres, ni es más digno de castigo, que el que vive diferente de lo que recomienda y enseña. Los que cuidan poco de conformar sus actos con sus palabras, destruyen la verdad. Los que así obran, destruyen el efecto que han podido producir sus enseñanzas: Predicadores de la humildad, se dejan guiar por el orgullo, y no aplican  la obediencia, la resignación, la pureza, el amor, etc., inculcan aún con más fuerza lo contrario por medio de su mal ejemplo, y los reprueban sus obras y sus palabras, y en el día del juicio serán condenados tantas veces por su propia boca, cuantas hayan exhortado a su prójimo a la práctica de la Palabra  de Dios que ellos han desconocido.” Cornelio   

Ordenó el SEÑOR al profeta Ezequiel que llenara el estomago con Su Palabra escrita, y esta le fue dulce como la miel a su corazón. Además recibió del SEÑOR fortaleza para dar la Palabra de advertencia a los rebeldes aunque no lo escuchen: Y me dijo: «Hijo de hombre, cómete este rollo escrito, y luego ve a hablarles…. Yo abrí la boca y él hizo que me comiera el rollo.Luego me dijo: «Hijo de hombre, cómete el rollo que te estoy dando hasta que te sacies». Y yo me lo comí, y era tan dulce como la miel. Otra vez me dijo: «Hijo de hombre, ve a la nación de Israel y proclámale mis palabras…. Pero el pueblo de Israel no va a escucharte porque no quiere Obedecerme. Todo el pueblo de Israel es terco y obstinado….  ¡Te haré inquebrantable como el diamante, inconmovible como la roca! No les tengas miedo ni te asustes, por más que sean un pueblo rebelde». Ezequiel 3:1-9  Actualmente, también el SEÑOR tiene un remanente con palabras de advertencia, como Ezequiel en las naciones, las cuales no escucharán porque andan en desobediencia, pero aún así, el SEÑOR en Su infinita misericordia  envía Su Palabra  por si tal vez se vuelven y se arrepienten de sus malos caminos, a estos les dice:  Oyen tus Palabras, pero no las ponen en práctica. Pero cuando Todo esto se cumpla (y ya está por cumplirse), sabrán que entre ellos hubo un profeta.» Ezequiel 33:32-33 “

 2 .-   LA VID VERDADERA Y EL MANJAR DE LA ORACIÓN:    Así como un plato bien balanceado y nutritivo contiene diferentes alimentos que el cuerpo necesita consumir diariamente para estar bien nutrido, tales como: Proteína, fibra, frutas, verduras. La oración es el otro manjar divino preparado por el mismo SEÑOR con distintos ingredientes o aspectos, que el SEÑOR usa para que  el creyente le digiera bien, con el fin de que permanezca unido a la Vid Verdadera,  y pueda obtener todos los frutos y beneficios que la ORACIÓN proporciona en el alma: Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.Juan 15:4 Estos son algunos de esos ingredientes de este manjar de la ORACIÓN que el SEÑOR en Su gran misericordia me ha dado para compartir de la Oración sazonado en Su gran misericordia me ha dado para compartir:  .- UNIDOS A LA VID VERDADERA POR LA ORACIÓN    .- ORANDO SIN CESAR UNIDOS A LA VID  .- LA ORACIÓN Y LA PALABRA  Para ver este tema completo ir a: LA VID VERDADERA Y LA ORACIÓN https://ministeriorestitucion.org/?p=7108

TEMA RELACIONADO:CRISTO LA VID VERDADERA 1a.Parte     https://ministeriorestitucion.org/?p=7055

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »