MENUMENU

● PROFECÍAS DE DAVID WILKERSON

“En verdad, Nada hace el SEÑOR Omnipotente sin antes revelar Sus designios a Sus siervos los profetas.” Amos 3:7

La crisis de salud y económica que ha provocado el Coronavirus o Covid-19 en el mundo, ha hecho que las profecías compartidas por David Wilkerson, siervo del SEÑOR, cobren relevancia en estos momentos tan difíciles para todo la humanidad, las cuales tienen una exactitud profética impresionante con lo que está viviendo el mundo y de manera específica la ciudad de Nueva York, según informan las noticias es la más golpeada por la pandemia y se ha convertido en el epicentro mundial de la misma. Aquí comparto textos tomados de mensajes publicados en el año  1.986, año 2.007, y del libro “El llamado final” publicado en el  año 1.988. El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Apocalipsis 2:11

“De la higuera aprendan la parábola: cuando su rama ya se pone tierna y echa las hojas, saben que el verano está cerca.Así también ustedes, cuando vean todas estas cosas, sepan que El está cerca, a las puertas.” Mateo 24:32-33

EN UNA HORA TODO CAMBIARÁ

Septiembre 3/2007

El profeta Isaías nos advierte que en los últimos días Dios “trastornará la faz” de la tierra. Él dice: “He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda, y trastorna su faz” (Isaías 24:1). Déjenme aclarar este punto: Yo no pretendo asustar a nadie con este mensaje. Pablo nos dice que, como discípulos de Jesucristo, ya hemos pasado de muerte a vida. Nosotros que llamamos a Jesús “Señor” debemos estar confiados en que, pase lo que pase en este mundo, su sangre derramada nos salva y nos redime. Por lo tanto, no debemos temer ninguna noticia, pero sí estar atentos a lo que el Señor está haciendo en el mundo. Tal como mucha gente, yo también escucho graves reportes que hacen que quiera desconectarme de la realidad. Pero la verdad es que Dios se mueve en medio de días como éstos y habla sus advertencias a todo aquél que escuche su voz. 1. EN UNA HORA, DIOS CAMBIARÁ EL MUNDO ENTERO De acuerdo con esta profecía, un juicio súbito vendrá sobre la tierra, y cambiará todo en una sola hora. En ese pequeño lapso, todo el mundo será testigo de la rápida destrucción que caerá sobre una ciudad y una nación, y el mundo nunca volverá a ser el mismo. El apóstol Juan nos da una advertencia similar en Apocalipsis. Él habla acerca de un juicio de destrucción que caerá sobre una ciudad y una nación: “Humilló a la ciudad exaltada [orgullosa]… hasta la tierra; la derribó hasta el polvo” (Isaías 26:5). “En un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga… Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas” Apocalipsis 18:8, 17. En la profecía de Isaías, la ciudad que estará bajo juicio será quebrantada. Cada casa será cerrada, sin que nadie entre o salga. “Quebrantada está la ciudad por la vanidad; toda casa se ha cerrado, para que no entre nadie” (Isaías 24:10). Toda la ciudad quedará desolada: “La ciudad quedó desolada, y con ruina fue derribada la puerta” (Isaías 24:12). Todas las entradas y las salidas de la ciudad estarán bloqueadas…. Cuando este juicio caiga, devastará la Economía. Mercaderes ricos se levantarán llorando y lamentándose al ver la tormenta y enfrentar la bancarrota. En un instante, toda la riqueza que amasaban será reducida a nada. Juan describe la escena: “Los mercaderes de estas cosas, que se han enriquecido a costa de ella, se pararán lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando, y diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad…! Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas” Apocalipsis 18:15-17. ….Toda compra-venta se acabará. Cada restaurante y bar estará cerrado, la alegría del vino y la música se acabarán. De hecho, todo vestigio de regocijo y placer, alegría y gozo, se desvanecerá: “Gimieron todos los que eran alegres de corazón. Cesó el regocijo de los panderos, se acabó el estruendo de los que se alegran, cesó la alegría del arpa. No beberán vino con cantar… se desterró la alegría de la tierra” (Isaías 24:7-9, 11). El día vendrá en que los deportes será la última cosa que esté en la mente de la gente. No tengo nada en contra del deporte, pero pronto dejarán de haber contratos de deportistas por 250 millones de dólares. Todos los ídolos se vendrán abajo, serán como polvo, y el campo de juego estará parejo. El más rico, al igual que el más pobre, enfrentaran las mismas condiciones. Sí, la escena es oscuridad y ruina. Pero no es mi profecía. Esta palabra fue dada por el Espíritu Santo del Dios Todopoderoso, para ser proclamada por su santo profeta Isaías. 2. EN UNA HORA DIOS CAMBIARÁ LA IGLESIA. Esta hora de devastación cambiará repentinamente las iglesias, ya sea que estén vivas o muertas. Isaías escribe: “Porque así será… como olivo sacudido” (Isaías 24:13). La imagen es de Dios sacudiendo un olivo después de haber recogido el fruto. En breve, sacudirá todo lo que pueda ser sacudido, sin escatimar nada. Será un tiempo de terrible destrucción y oscuridad sobrecogedora.
Así que se puede preguntar: “¿Qué será del pueblo de Dios en medio de todo ésto? ¿Qué sucederá con la iglesia?” Isaías nos da una palabra increíble acerca de lo que le sucederá a los creyentes.
En medio de tan tremenda sacudida, se escuchará un canto, y su sonido crecerá continuamente y con firmeza. De pronto, en aquellas horas más oscuras, un coro mundial de voces cantará alabanzas a la majestad de Dios: “Estos alzarán su voz, cantarán gozosos por la grandeza de Jehová, desde el mar darán voces” (Isaías 24:14). Usted se podrá preguntar: “¿Qué bien traen estos mensajes proféticos? ¿Por qué alguien tendría que vivir bajo tal ansiedad? Le recuerdo que Jesús le advirtió a Jerusalén de una destrucción repentina que vendría sobre la ciudad. Iba a ser quemada hasta volverse cenizas, con cerca de un millón de personas asesinadas. Cristo explicó su advertencia: “Y ahora, os lo he dicho antes de que suceda, para que cuando suceda, creáis” (Juan 14:29). En esencia, lo que estaba diciendo es: “Cuando ésto suceda, ustedes sabrán que hay un Dios que los ama y les advierte por adelantado”. Pablo le llama a estas advertencias “luz”, destellos que dispersan la oscuridad. En pocas palabras, él dice: “Ustedes son hijos de la luz porque conocen lo que sucederá en el futuro. Así que, cuando la destrucción venga y haya pánico en todas partes, ustedes tendrán la calma del Espíritu Santo. Algo dentro de ustedes despertará y les hará recordar: ‘Dios me lo advirtió’. Esta profecía no es un mensaje de ira hacia el pueblo de Dios, sino un llamado a comenzar a prepararse. “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él” (1a Tesalonicenses 5:9-10. Pablo está hablando aquí de un tiempo de posible destrucción. “Por lo cual”, continua diciendo, “animaos unos a otros y edificaos unos a otros, así como lo hacéis” (5:11). En este tiempo de prosperidad, nadie quiere oír un mensaje como el de Isaías. Definitivamente que yo tampoco quiero oírlo. Pero no podemos ignorarlo, porque está aquí, a la puerta. En tales circunstancias, Pablo dice que cuando tengamos conocimiento de que una destrucción repentina está por venir, no debemos temer o lamentarnos tal y como el mundo lo hace. En vez de eso, debemos animarnos unos a otros en la fe, sabiendo que Dios reina sobre cada aspecto de nuestras vidas. “Seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y amor, y con la esperanza de salvación como yelmo” (5:8). Pablo instruye: “Ármense de confianza, construyan hoy su fe, antes de que aquel día venga. Aprendan su canción y serán capaces de entonarla en medio del fuego”. “Glorificad por esto a Jehová en los valles; en las orillas del mar sea nombrado Jehová Dios de Israel” (Isaías 24:15). Esta es la esperanza de nuestra más pura fe: nuestro Señor hace que salga una canción de en medio de lo más oscuro de los tiempos. Comience hoy a construir su santa fe en Él, y aprenda a alabar en silencio y en su corazón a Su majestad. Cuando cante su canción, fortalecerá y animará a sus hermanos. Y además, testificará al mundo que: “¡Nuestro Señor reina por encima de la inundación!”

Tomado de worldchallenge.org

Porque Muchos vendrán en mi nombre, diciendo: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a Muchos. Ustedes van a oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No se alarmen, porque es necesario que Todo esto suceda; PERO TODAVÍA NO ES EL FIN. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. Pero TODO ESTO ES SOLO EL COMIENZO DE DOLORES. Mateo 24:5-8

********************************************

EL Dr. Mike Evan teólogo y amigo cercano de David Wilkerson fue testigo de esta profecía en el año 1986, según dijo a los medios:

 “Veo una plaga viniendo a este mundo, y los bares, las iglesias, y el gobierno estarán cerrados. La plaga azotará a la ciudad de Nueva York y la sacudirá como nunca ha sido sacudida. La plaga va a forzar a los creyentes que no oran a entrar a una oración radical y a leer sus biblias, y el arrepentimiento será el clamor de los hijos de Dios. Cada casa será cerrada, sin que nadie entre o salga. Toda la compra y venta se acabará. Todas las entradas y las salidas de la ciudad estarán bloqueadas. Todas las actividades cívicas se detendrán. Cuando este juicio caiga, devastará la economía. Un remanente Santo se despertará y un cántico nacerá de en medio del fuego. Y de todo esto va a Surgir un tercer gran avivamiento que se derramará a América y al mundo entero.” 

Mike Evans doctor en teología y amigo cercano de David Wilkerson, dice que para que suceda este despertar Dios necesita desarraigar los ídolos del corazón: ” El pueblo de Dios ha permitido que las cosas se conviertan en ídolos: el dinero y el materialismo han sido el único objeto de éxito y reputación. Creo que Dios nos está sacudiendo porque nos ha quitado toda nuestra seguridad. Todas las cosas que nos hicieron cómodos nos han sido quitadas”. Cuando comiencen a suceder estas cosas, cobren ánimo y levanten la cabeza, porque se acerca su redención».Lucas 21:28

******************************************

Palabras de David Wilkerson inspiradas por el Espíritu Santo, publicadas en Mayo 7 de 1986, acerca del juicio que viene sobre la iglesia de Laodicea de estos últimos tiempos,  sobre la iglesia apóstata que se ha enfocado en lo terrenal, que ha buscado primero las riquezas, el éxito y la fama, y no el Reino de Dios y Su Justicia, el juicio que viene sobre la iglesia que ha puesto su mirada y toda su confianza en lo material:

MENSAJE DE DIOS PARA LA IGLESIA:

Texto tomado del mensaje: LA GRAN APOSTASÍA Mayo7/86

Porque así dijo Jehová, el SEÑOR, el Santo de Israel: En la conversión y en el reposo seréis salvos; en la quietud y en confianza estará vuestra fortaleza. Pero no quisisteis, … sino que dijisteis: No,…” (Is. 30:15, 16). ” El mensaje de Dios a la iglesia ahora es este: “Tu ultima esperanza, la única fuerza que te queda, es volver a mi con todo tu corazón; arrepiéntete – ¡confía en mi solamente! ¡Vuélvete de Egipto, del mundo! ¡Dile esto a los ministerios multimillonarios de televisión! ¡Dile esto a los pastores ocupados de prosperidad! ¡Dile esto al gentío loco por dinero! ¡Dile que su única salvación ahora esta en el arrepentimiento y santidad! Ellos ni siquiera tienen el tiempo para considerar el asunto, mucho menos contestar a el. Isaías dice que ellos rechazaran el mensaje de arrepentimiento; rechazaran el pensamiento de quietud, reposo y confianza sencilla – ellos están demasiado ocupados corriendo sobre sus caballos ágiles, huyendo – detrás de sus propios sueños. Isaías predice un derrumbe repentino de aquellos individuos y ministerios quienes rechazan el mensaje de arrepentimiento. “Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra y confiasteis en la violencia y en la iniquidad, y en ellas os habéis apoyado, por eso, este pecado os será como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene de pronto, repentinamente. Y se quebrará como se quiebra un vaso de alfarero, que sin misericordia lo hacen pedazos; …” (Is. 30:12-14). ¡Viene un quebrantamiento repentino, destructor – un derrumbe de ministerios, iglesias, estilos de vida – de aquellos que están cómodos en Sión! ¡He visto lo que Isaías vio! Viene, muy pronto, una calamidad económica, tan repentina, tan inesperada – ¡el flujo de dinero se detendrá! Los ministerios de televisión caerán en bancarrota uno detrás de otro. Muchas iglesias las cuales están cargadas de deudas caerán en bancarrota. Aquellos que predican prosperidad exclusivamente serán los predicadores mas odiados en la tierra. Ya estamos recibiendo cartas de aquellos que estuvieron en ese campamento, pero ahora en profundos problemas financieros – y los heridos se están volviendo contra sus maestros, gritando, “¡Tu me engañaste! ¿Por que no funciona tu palabrería ahora?” ¡Los maestros mismos estarán en terror, contemplando el derrumbe – de la noche a la mañana! ¡Créeme, todo se quebrara! ¿Esta mintiendo Isaías? Escúchalo: “Porque rechazaste esta palabra de santidad, arrepentimiento y avisos proféticas, tus muros altas desarrollaran un bulto; caerá de repente – ¡todo estará hecho y terminado en un momento!” ¿Quién puede creerlo? ¡Hoy, millones de dólares están fluyendo libremente! Ellos construyen; ellos compran; ellos venden; ¡siguen en sus sueños como que nunca terminara! ¡Pero el día esta por delante – en corto tiempo, viene un terrible derrumbe! ¡Tan despiadado! ¡Tan quebrantador! ¡Tan repentino! ¿Quién iba a creer que el temeroso derrumbe del mercado de petróleo? ¿Quién iba a creer que nuestra nave espacial “Shuttle” iba a explotar? ¡Miles de pastores apóstatas y sus ovejas indefensas temblaran en vergüenza y terror! “Un millar huirá ante la amenaza de uno; ante la amenaza de cinco, huiréis vosotros todos, hasta que quedéis como un mástil en la cumbre de un monte y como una bandera sobre una colina.” (Is. 30:17). Esto significa que el temor los abrumara. Ellos correrán de un lado a otro, sin lugar de escondite, sin descanso, sin confianza en quietud, sin fuerza interior – ¡aterrorizados! ¡Ellos se convertirán en una sombra de lo que una vez fueron! ¡El reino del yo, de orgullo, de ambición, se viene abajo! Las advertencias de Isaías no serán escuchadas – mis advertencias serán mofadas. ¡Pero ellos han sido avisados! Cuándo venga, y vendrá, ¿de qué servirá su mensaje entonces? ¿Quién escuchara? ¡Sus sueños e ilusiones serán arrastradas! ¡Sus escenarios de entretenimiento destruidos! Aun los impíos dirán, “¿Cómo puede ser? ¿Por que Dios le ha hecho esto?” Estas advertencias no molestaran a aquellos cristianos quienes están encerrados con Dios. Las advertencias de Jesús fueron más fuertes que las advertencias que acaba de leer – pero para los confiados él dice, “No temas.” Sigan leyendo santos – ¡hay un lado glorioso a todo esto! ” Dijo Jesús: Estén ustedes preparados, Orando en todo tiempo, para que puedan escapar de todas estas cosas que van a suceder y para que puedan presentarse delante del Hijo del hombre.Lucas 21:36 

********************************************

LA SÚPER IGLESIA MUNDIAL Y LA SÚPER SOBRENATURAL INVISIBLE En su libro “La Visión”  narra como en los últimos tiempos aparecerían dos “super-iglesias”. La primera de ellas será una iglesia profundamente apóstata, en la cual se congregarían tanto protestantes como católicos que usarán el nombre de Jesucristo como fachada pero su accionar será anticristiano y político. En la página 88 del libro “La Visión” se lee la descripción hecha por Wilkerson al respecto: “Veo la formación de una super-iglesia mundial que consistirá en una unión entre los protestantes ecuménicos liberales y la iglesia católica romana, que se unirán políticamente de la mano, creando una de las más poderosas fuerzas religiosas en la tierra. Esta super-iglesia mundial será espiritual solo de nombre, y usará desembarazadamente el nombre de Jesucristo, pero de hecho será anticristiana y política en muchas de sus actividades”.
Wilkerson relata que también le fue mostrada la formación de una “superiglesia sobrenatural invisible” que incluirá a miembros de todas las iglesias y denominaciones y que se convertirá en una “especie de iglesia subterránea” en los últimos días. “Veo una grande y sobrenatural unión entre los verdaderos seguidores de Jesucristo, reunidos por el Espíritu Santo y una común confianza en Cristo y Su Palabra. Esta iglesia sobrenatural de creyentes bíblicos llegará a ser una especie de confraternidad clandestina, e incluirá a católicos y protestantes de todas las denominaciones. La misma congregará a jóvenes y viejos, negros y blancos, y a gente de todas las naciones. Al tiempo que la super-iglesia visible adquiere poder político, esta iglesia sobrenatural invisible crecerá tremendamente en poder espiritual. Este poder vendrá de la persecución” (Pag. 48 de La Visión)

******************************************

LA GRAN APOSTASÍA Por: David Wilkerson 7 de mayo de 1986

Antes de que el anticristo sea revelado, habrá un misterio de impiedad funcionando. El que va a venir aparecerá después de una furiosa actividad de apostasía. Satanás y todos los poderes de las tinieblas estarán preparando el escenario – destruyendo la fe de muchos. Debido al desenfreno en el pecado, el amor de mucha gente de Dios se enfriará. Habrá creyentes náufragos por todos lados.

¡La mayor preocupación de Dios no es donde están cayendo los cristianos, sino de donde están cayendo! Hay multitud de cristianos, incluyendo pastores, diáconos y ministros de todas clases, ¡qué están perdiendo la fe y la confianza en el poder del nombre de Jesús! Están cayendo de esa fe como de niño, que cree que la solución a todos los problemas es sólo él. Se están volviendo a métodos psicológicos, experiencias humanas, y a filosofías y doctrinas de hombres.

Todos los profetas previeron esta gran apostasía. A Isaías Dios le dio un mensaje que se refiere especialmente a nuestros días. Habla de los últimos tiempos cuando el pueblo se “volvería a Egipto,” para que les ayudara y rechazarían a Dios como su única fuente de provisión.

Dios se aseguro que no hubiera equivocación hacia quien iba dirigida esta profecía. Él le dijo a Isaías: “Ve, pues, ahora, y escribe esta visión en una tabla delante de ellos… para que quede hasta el día postrero, eternamente y para siempre” (Is. 30:8). La traducción literal es: “Para que sea para las generaciones futuras para los últimos días.” El capítulo treinta de Isaías es el mensaje para la iglesia de los últimos tiempos. ¡Cuán exacto y cierto!

¡El mensaje comienza con una revelación del dolor de Dios a causa de la apostasía!

“¡Ay de los hijos rebeldes que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo y no de mí; para cobijarse con cubierta y no de mi Espíritu, añadiendo pecado a pecado! Que se apartan para descender a Egipto, y no han preguntado de mi boca; para fortalecerse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto” (Is. 30:1-2).

¿Por qué les llama Dios hijos rebeldes? ¡Porque han cometido lo ultimo en pecado más grande, causándole a Dios la mayor pena! Aquí se introdujo un pecado peor que el adulterio, la fornicación, el robo, la mentira u odiar al hermano. ¡Es el ultimo pecado de rebelión y apostasía! Dios le llama pecado compuesto – de añadir pecado a pecado.

Es una bofetada en el rostro de Dios – es la consumación del pecado más declarado que pueda cometer un hijo de Dios. ¡Es avanzar hacia Egipto antes que consultar al Señor! Esto se les decía a los líderes de Israel en el reinado de Ezequías – pero también es para la iglesia de estos últimos días.

El abuso de drogas, el alcoholismo, el adulterio, el juego, la homosexualidad, la fornicación, la pornografía – todos estos malos actos son pecados contra la carne, contra la sociedad y contra las leyes y mandamientos de Dios. Pero este pecado es contra el Señor mismo ¡es una indignidad personal contra de un Dios santo!

Tenga en mente – este es nuestro Señor apenado que esta hablando:

“¡Ahora haces tus planes sin consultarme a mí!”

“¡Ahora estas con aquellos quienes confían en el brazo de la carne, y no en el Espíritu!”

“Estas volviendo a la misma cosa de donde te libre – volviste a buscar ayuda de lo que una vez te causo tanto dolor y esclavitud.”

“¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, y confían en caballos, y su esperanza ponen en carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a Jehová!” (Is. 31:1).

¡Recuerda que todo esto tiene que ver como nos libramos del enemigo! ¡Tiene que ver con liberación! ¿Cómo liberamos al pueblo de Dios de enemigos enfurecidos? Los asirios están a la puerta, amenazando destrucción. Los asirios representan a un enemigo exitoso. ¡Esto representa la impetuosa manera de maldad que parece tener tanto éxito hoy! ¿Cómo van los líderes de Dios – sus pastores – sus ancianos a enfrentar a este formidable enemigo que está a la puerta? El enemigo ha barrido con todo lo que se ha encontrado delante de él y parece imparable.

¡Israel se asustó!

¡En vez de voltear al Señor con confianza, pusieron sus ojos en el enemigo! Se volvieron al brazo de la carne. Ellos enviaron embajadores a Egipto, a los lideres y generales de gobierno en Zoar y Hanes. Ellos tomaron el asunto en sus manos.

Isaías nos hace una vívida descripción del vacío y de la angustia delante de ellos. Al ir a Egipto iban camino a: “…por tierra de tribulación y angustia, de donde salen la leona y el león, la víbora y la serpiente que vuela” (Is. 30:6). Ellos no encontraron nada más que vacío y vanidad. “Por tanto la llamó Rahab quien ha sido exterminada” (Is. 30:7).

Aquí Rahab en hebreo quiere decir: “He llamado a Egipto, bocón, que se sienta tranquilo.” Otros lo interpretan como “Gente fanfarrona que es holgazana” (Keil, Delitzsch).

La escena es terrible: aquí tenemos al pueblo de Dios, ¡regresando por el mismo desierto del que habían sido libertados, volviendo por ayuda a un sistema del mundo, presumido y fanfarrón que no se podía mover! Estaban dispuestos a soportar una vez más el vacío, el dolor y la angustia – en un desierto, buscando que el mundo los ayudara.

Miren a la iglesia de hoy, miren a sus ejércitos de expertos entrenados, mire a sus pastores y trabajadores. ¿Hacia dónde se dirigen la mayoría de ellos? ¡De regreso al desierto, de regreso a Egipto, el bocón! Se están desviando del Hombre de Galilea, del oprobio de la cruz, del poder de la oración, de la fe y de la palabra de Dios. “Porque este es pueblo rebelde… que no quisieron oír la voz de Jehová” (Is. 30:9).

¡Moisés profetizó que esto mismo ocurriría en los últimos días! Él predijo acerca de la gran apostasía del pueblo de Dios. “Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti. “Porque yo conozco tu rebelión y tu dura cerviz; he aquí que aún viviendo yo con vosotros hoy, sois rebeldes a Jehová; ¿cuánto más después que yo haya muerto? “Porque yo sé que después de mi muerte, ciertamente os corromperéis y os apartaréis del camino que os he mandado; y que os ha de venir mal en los postreros días, por haber hecho mal ante los ojos de Jehová, enojándole con la obra de vuestras manos” (Deut. 31:26, 27, 29)

Él advirtió: “Ustedes se apartaran – el mal caerá sobre ustedes en los últimos días. Moisés profetizó: “Porque yo les introduciré en la tierra que juré a sus padres, la cual fluye leche y miel; y comerán y se saciarán y engordarán y se volverán a dioses ajenos y les servirán y me enojarán e invalidarán mi pacto” (Deut. 31:20).

Vamos a unirlo y llegar al punto que están haciendo los profetas. ¿Qué significa desdeñar al Señor – y regresar a Egipto? ¿Qué interpretación tiene esto en estos últimos días? Dios está diciendo: “Cuándo primero te llame – cuando te toqué y te libré de tus enemigos, ¡solo me querías a mí! ¡Orabas por todo! Tenias fe y confianza de niño en mi, que yo te guiara e hiciera provisión milagrosa para todas tus necesidades. Yo era tu gozo – solo yo era tu satisfacción. ¡No te habías consumido, tenías un corazón anhelante por mí!

“Ahora tienes todos tus expertos, tus libros de “como hacer.” Tienes métodos modernos, no me necesitas para que te provea ahora. Tienes expertos que te digan como recaudar dinero, como escribir cartas, como hacer apelaciones. Tienes seminarios, sesiones de entrenamiento, más expertos y más consejo, mucho de los cuales incorporan las enseñanzas de este mundo. Estás aprendiendo como hacer las cosas mejor, ¡pero a mí me conoces menos! Ya no soy el centro de todo, haces las cosas en mi nombre y estás muy ocupado, muy comprometido y trabajas mucho – pero te deja cansado, consumido y vacío, porque estás en el camino a Egipto. Estás encauzado en la dirección equivocada.”

Nuestras iglesias ya no tienen el poder de Dios para atraer a la gente. Ahora bajan a Egipto, toman prestada su música, sus danzas y su entretenimiento, ¡esperando atraer una multitud! ¡No hay pasión por las almas – solo el gentío! ¡Qué la iglesia crezca a cualquier precio! Fíjense en la mayoría de los boletines de las iglesias, parecen más bien un calendario teatral. ¡La iglesia quiere montar los rápidos caballos de Egipto! Es un hedor en la nariz de Dios.

¡Aun los ministerios de ayuda a la iglesia están cayendo en apostasía! Los trabajadores están estacionados enfrente del ídolo de la televisión. Muchos están leyendo libros de sicología. Aunque algunos tienen pasión por las almas, ¡aun esto se convierte en algo mundano y energía humana.

¡Un rechazo seguirá al mensaje de santidad, juicio y arrepentimiento!

“Que dicen a los videntes: No veáis; y a los profetas: No nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras” (Is. 30:10). La iglesia apóstata no quiere saber nada de las visiones y las profecías de hombres justos. Ellos no quieren un mensaje que moleste o perturbe su mundo de éxito. Rechazan cualquier clase de corrección. Bajo la bandera del amor todo se disculpa.

¡Van detrás del entretenimiento! Van por millares a conciertos, obras teatrales y reuniones sociales; ellos ridiculizan a los profetas. Se burlan de los que llaman: “¡predicadores del día del juicio!” Viven ilusiones. Ellos no quieren a un predicador o un evangelista que les hable la verdad cruda – o que saque la espada del Señor. Ellos dicen: “¡Predícanos cosas suaves! ¡Bendícenos! ¡Haznos sentir bien!”

Rechazan especialmente el mensaje de santidad y separación Ellos dicen: “Dejad el camino, apartaos de la senda, quitad de nuestra presencia al Santo de Israel” (Is. 30:11).

Nunca pensé que vería el día en que pastores de la Asamblea de Dios me escribirían cartas, reprochándome y diciéndome que estoy trayendo confusión y tristeza al cuerpo de Cristo. ¿Por qué? ¿Por predicar santidad, juicio y arrepentimiento?

Jeremías fue enviado a profetizar en contra de judíos apóstatas, el mismo pueblo del Señor. Dios le advirtió: “Pelearán contra ti… me dejaron a mi fuente de agua viva, y cavaron para sí, cisternas… el temor de mí no está en (ellos)” (Jer. 1:19; 2:13, 19).

¿Por qué la gente acoge el mensaje de prosperidad y rechaza la corrección y los llamados al arrepentimiento, y a la santidad? Es por sus estilos de vida. Las predicaciones de prosperidad embonan muy bien en sus estilos de vida exitosos. Se amontonan donde aquellos maestros, porque quieren sentirse cómodos en su mundo de materialismo. No están dispuestos a dejar nada o a sacrificarse u oír de cruces y pérdidas. Ellos están por: comprar, adquirir, disfrutar y subir. Se rehúsan a poner atención a las advertencias proféticas de que la fiesta ya se va a acabar. _

Una iglesia apostata simplemente No soporta la voz profética.

Lo menosprecian con una sonrisa condescendiente. Y eso es peor que un rechazo directo. “Y vienen a ti como viene el pueblo, y están delante de ti como pueblo mío. Oyen tus palabras, pero no las ponen por obra, antes hacen halagos con sus bocas y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia. Y tú eres para ellos como un cantor de amores, de hermosa voz y que canta bien. Ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra.” (Eze. 33:31-32).

Para muchos cristianos, aún para aquellos que sinceramente se llamaban a ellos mismos “su pueblo”, el llamarlos a que quiten de sus casas el ídolo de la televisión, que apaguen el “rock and roll” y la música del diablo, que tomen en serio un sometimiento total, es solo un mensaje nuevo. Les afecta por el lado del entretenimiento – les encanta escucharlo – decir “Amen”, pero no les afecta. Siguen las lujurias de sus corazones. Ves, ellos están liberados, no Están bajo la ley o el legalismo y rehúsan permitirle al Espíritu Santo que escudriñe su hombre interior acerca de la corrupción que se esta infiltrando en sus vidas y hogares.

¡Según la profecía de Isaías, la iglesia apostata de los últimos días rechazara completamente el llamado al arrepentimiento!

Porque así dijo Jehová, el Señor, el Santo de Israel: En la conversión y en el reposo seréis salvos; en la quietud y en confianza estará vuestra fortaleza. Pero no quisisteis, … sino que dijisteis: No,…” (Is. 30:15, 16).

El mensaje de Dios a la iglesia ahora es este: “Tu ultima esperanza, la única fuerza que te queda, es volver a mi con todo tu corazón; arrepiéntete – ¡confía en mi solamente! ¡Vuélvete de Egipto, del mundo!

¡Dile esto a los ministerios multimillonarios de televisión! ¡Dile esto a los pastores ocupados de prosperidad! ¡Dile esto al gentío loco por dinero! ¡Dile que su única salvación ahora esta en el arrepentimiento y santidad! Ellos ni siquiera tienen el tiempo para considerar el asunto, mucho menos contestar a el. Isaías dice que ellos rechazaran el mensaje de arrepentimiento; rechazaran el pensamiento de quietud, reposo y confianza sencilla – ellos están demasiado ocupados corriendo sobre sus caballos ágiles, huyendo – detrás de sus propios sueños.

Isaías predice un derrumbe repentino de aquellos individuos y ministerios quienes rechazan el mensaje de arrepentimiento. “Por tanto, el Santo de Israel dice así: Porque desechasteis esta palabra y confiasteis en la violencia y en la iniquidad, y en ellas os habéis apoyado, por eso, este pecado os será como grieta que amenaza ruina, extendiéndose en una pared elevada, cuya caída viene de pronto, repentinamente. Y se quebrará como se quiebra un vaso de alfarero, que sin misericordia lo hacen pedazos; …” (Is. 30:12-14).

¡Viene un quebrantamiento repentino, destructor – un derrumbe de ministerios, iglesias, estilos de vida – de aquellos que están cómodos en Sión! ¡He visto lo que Isaías vio! Viene, muy pronto, una calamidad económica, tan repentina, tan inesperada – ¡el flujo de dinero se detendrá! Los ministerios de televisión caerán en bancarrota uno detrás de otro. Muchas iglesias las cuales están cargadas de deudas caerán en bancarrota.

Aquellos que predican prosperidad exclusivamente serán los predicadores mas odiados en la tierra. Ya estamos recibiendo cartas de aquellos que estuvieron en ese campamento, pero ahora en profundos problemas financieros – y los heridos se están volviendo contra sus maestros, gritando, “¡Tu me engañaste! ¿Por que no funciona tu palabrería ahora?” ¡Los maestros mismos estarán en terror, contemplando el derrumbe – de la noche a la mañana!

¡Créeme, todo se quebrara! ¿Esta mintiendo Isaías? Escúchalo: “Porque rechazaste esta palabra de santidad, arrepentimiento y avisos proféticas, tus muros altas desarrollaran un bulto; caerá de repente – ¡todo estará hecho y terminado en un momento!”

¿Quién puede creerlo? ¡Hoy, millones de dólares están fluyendo libremente! Ellos construyen; ellos compran; ellos venden; ¡siguen en sus sueños como que nunca terminara! ¡Pero el día esta por delante – en corto tiempo, viene un terrible derrumbe! ¡Tan despiadado! ¡Tan quebrantador! ¡Tan repentino! ¿Quién iba a creer que el temeroso derrumbe del mercado de petróleo? ¿Quién iba a creer que nuestra nave espacial “Shuttle” iba a explotar?

¡Miles de pastores apóstatas y sus ovejas indefensas temblaran en vergüenza y terror! “Un millar huirá ante la amenaza de uno; ante la amenaza de cinco, huiréis vosotros todos, hasta que quedéis como un mástil en la cumbre de un monte y como una bandera sobre una colina.” (Is. 30:17).

Esto significa que el temor los abrumara. Ellos correrán de un lado a otro, sin lugar de escondite, sin descanso, sin confianza en quietud, sin fuerza interior – ¡aterrorizados! ¡Ellos se convertirán en una sombra de lo que una vez fueron!

¡El reino del yo, de orgullo, de ambición, se viene abajo! Las advertencias de Isaías no serán escuchadas – mis advertencias serán mofadas. ¡Pero ellos han sido avisados! Cuándo venga, y vendrá, ¿de qué servirá su mensaje entonces? ¿Quién escuchara? ¡Sus sueños e ilusiones serán arrastradas! ¡Sus escenarios de entretenimiento destruidos! Aun los impíos dirán, “¿Cómo puede ser? ¿Por que Dios le ha hecho esto?

Estas advertencias no molestaran a aquellos cristianos quienes están encerrados con Dios. Las advertencias de Jesús fueron más fuertes que las advertencias que acaba de leer – pero para los confiados él dice, “No temas.” Sigan leyendo santos – ¡hay un lado glorioso a todo esto!

 ¡De la iglesia apostata se levantara un pueblo santo y arrepentido quienes tendrán ansias tras el Señor!

¡Cómo nuestro Señor anhela tener un pueblo aquí que sólo lo anhele a él! Él se lamenta por esta apostasía, pero su compasión va a levantar un pueblo que se vuelva a él, que se arrepienta – ¡quienes solo lo desean a él! “Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto será exaltado, teniendo de vosotros misericordia. ¡Porque Jehová es Dios justo! Bienaventurados todos los que confían en él” (Is. 30:18).

¡Aquí Isaías se está dirigiendo a un pueblo del futuro! Está hablando a un pueblo que iba a formar a la Sión espiritual – Jerusalén, que nunca se caerá o derrumbará. ¡Es un pueblo santo, cuya principal característica son sus corazones anhelantes tras Dios!

¿Cuál era la señal de la gente apóstata? Ellos no anhelan al Señor; sino que anhelaban tras Egipto, el mundo, la carne y lo mundano. ¡Esta es la triste carencia de la iglesia de hoy! Hay muy poco de este profundo deseo por Cristo. Muy poco de estar encerrado con él, deseándolo a él como la plenitud de vida. Tenemos una generación que trabaja por él, testificaremos, alimenta a los pobres, ayuda a los desamparados y ministra a las necesidades humanas. ¡Pero muy pocos que pasen sus días anhelándolo a él! Dios dijo: “Mi pueblo se ha olvidado de mí por innumerables días” (Jer. 2:32).

Aunque todo alrededor habrá un derrumbe y lloro – ¡este pueblo no llorara! ¡Dios va a escuchar su clamor y contestara su oración! “Ciertamente el pueblo morará en Sión, en Jerusalén; nunca mas llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá” (Is. 30:19).

¡Habrá privaciones! Habrá opresión de parte de Satanás, del mundo, de las circunstancias, pero Dios se manifestará en medio de su pueblo. La presencia del Señor será preciosa para ellos. “Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo tu Maestro nunca mas te será quitado, sino que tus ojos verán a tu Maestro” (Is. 30:20).

Vendrá una palabra pura, clara y santa.

Dios le va a dar revelación verdadera a este pueblo. ¡Ellos verán lo que otros no han visto! ¡Ellos serán guiados paso a paso por el Señor! Entonces no va a haber hambre de la Palabra de verdad, ni habrá necesidad de sermones en cintas, ni de lejanos seminarios. El Señor ya tiene en su lugar una fuerza de predicadores de santidad y arrepentimiento que están esperando la hora en que los cristianos estén listos para escuchar. Estos predicadores ya no van a ser censurados, ni excluidos, se van a parar en la brecha y van a proclamar la Palabra santa y pura del Señor ante una nación que tiembla. “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino; andad por él, y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda” (Is. 30:21).

¡Este pueblo derribara todos sus ídolos! ¡Ansiaran tanto tras el Señor, todos los ídolos tienen que irse! “Entonces profanarás la cubierta de tus esculturas de plata y la vestidura de tus imágenes fundidas de oro; las apartarás como trapo asqueroso. ¡Sal fuera!, les dirás” (Is. 30:22).

Ellos disfrutarán de su más grande ministerio cuando todo a su alrededor sea temor, fracaso y ruinas. “Y dará el Señor lluvia a tu sementera, cuando siembres la tierra, y dará pan abundante y sustancioso como fruto de la tierra. Tus ganados en aquel tiempo serán apacentados en extensos pastizales.” (Is. 30:23).

¡Alabado sea Dios! ¡Este remanente anhelante tendrá una cosecha gloriosa en el día de ruina y calamidad! ¡Ellos no van a estar huyendo o escondiéndose! Ellos oyeron el sonido de la trompeta y se prepararon. Se escondieron en Cristo y la hendidura de la roca.

En los últimos años, y ahora con más intensidad, ¡Dios ha estado y está preparando un pueblo que él va a llamar el día de la matanza! Ellos no van a ser sacudidos cuando todo sea sacudido por Dios. ¡Ellos tendrán esa quietud y fortaleza, van a tener su confianza en él!

¡Ellos no van a ser consumidos! ¡Ellos no se van a desanimar, ni estarán cabizbajos! ¡No habrá confusión en ellos! ¡Sabrán que Dios los ha preparado para esta hora! ¡Estarán bebiendo de los ríos de agua viva! “Y sobre todo monte alto y sobre todo collado elevado habrá ríos y corrientes de aguas en el día de la gran matanza, cuando caerán las torres” (Is 30:25).

¿Crees eso? En el día que Dios eche abajo todas las fortalezas en que confiaban los hombres y la iglesia apóstata, cuando comience la gran matanza de ministerios centrados en hombres, entonces, ¡su pueblo estará bebiendo de los manantiales de agua sobrenatural!

Pero lo mejor de todo es que estos santos heridos, pero confiados y anhelantes, entraran en la revelación más grande y brillante de Jesucristo que alguna vez fuera dada a la humanidad. “Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la del sol será siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo y curare la llaga que él causó” (Is. 30:26).

Cada día que reste ates del regreso de Cristo – ¡este pueblo arrepentido, confiado y anhelante lo contemplara con siempre creciente luz! Este cuerpo disfrutara una revelación de Jesucristo siete veces más intensa que todas las revelaciones pasadas. Nos encontraremos con él, como su novia, vestida con su brillantez.

Si este mensaje te asusta o te molesta – ¡es mejor que escudriñes tu corazón! Este no es un mensaje de condena o de tristeza para los vencedores. Aquellos que confían completamente en el Señor se regocijarán – ¡porque el día de nuestra redención se acerca!

¡Yo soy uno de los predicadores más animados del mundo! Casi no puedo contener mi gozo – ¡porque Dios está a punto de echar abajo, sacudir y arrancar todo lo que es del mundo y de la carne! ¡Santos – regocíjense conmigo!

******************************************

Este mensaje fue publicado en el año 2008

El Señor ha inquietado mi corazón a compartir este mensaje de Profecía tomada del Libro el LLamado Final escrito desde 1.973, por David  Wilkerson,  reconocido pastor y hombre de Oración, fundador de Teen Challenge, para ayuda al Toxicomano, organización que se extiende a lo largo del mundo.   Su hijo espiritual más notable es Nicky Cruz quien, a su vez, es un predicador internacional entre los marginados. David Wilkerson ha sido  Criticado como todo buen siervo de Dios. Porque este tipo de mensajes no gozan de popularidad entre el pueblo de Dios. Pensé mucho para enviar este mensaje Pero en el nombre de Jesucristo lo envio y  digo como el Apostol Pablo: Pues ¿Busco ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería sierva de Cristo . Galatas 1:10. Vienen tiempos aun más difíciles, la verdad es que el mundo esta viviendo una crisis y este es el comienzo, primero la crisis alimentaria mundial, luego el alza del petroleo. Los mejores economistas del mundo pronosticaron hace tres meses que el petroleo subiría hasta $200 dólares el barril y la verdad es que ha ocurrido todo lo contrario, bajo a $47 dolares el barril. Dios envia este tipo de mensajes para que la gente que no conoce a Dios se arrepienta y a quienes lo conocen, pero están claudicando entre dos pensamientos se decidan por Dios, ademas para que el pueblo de Dios este preparado. Como en tiempos de Noé nadie le creía que venía un diluvio, pero el se preparo y construyó un arca para él y su familia, nosotros los que le creemos a Dios al enviarnos esta clase de mensajes EL desea que estemos preparados en oración y en santidad. Tomemos medidas preventivas en tiempos de crisis económica,  como el usar menos y/o utilizar con prudencia las tarjetas de crédito y evitar las deudas en lo que sea posible.

Hay buenas noticias para los hijos de Dios, Wall Street Celestial, ni la banca Celestial está en crisis, PARA NOSOTROS LOS HIJOS DE DIOS LA PROMESA ESTA VIGENTE: EL SEÑOR ES NUESTRO PASTOR Y NADA NOS FALTARÁ. PORQUE EN DIOS NO HAY SOMBRA DE VARIACIÓN NI CAMBIO, EL LO DIJO, EL LO CUMPLIRÁ. PORQUE DIOS NO ES HOMBRE PARA QUE MIENTA, NI HIJO DE HOMBRE PARA QUE SE ARREPIENTA. Numeros 23:19.

PROFECÍA

DAVID WILKERSON: Profeta contemporáneo, gran parte de sus profecías y visiones se cumplieron ya, y otras están cerca de cumplirse. Sus citas Bíblicas e inspiración están dadas en la lectura y estudio de la versión Bíblica Reina-Valera (1960 ).

DECLARO: Todo el mensaje de estas profecías y visiones se deben interpretar partir de abril del año 1973. Por lo que muchas de las predicciones de esta visión se han cumplido ya, y las demás cabe esperar su cumplimiento en un futuro próximo. Sólo pueden ser comprobadas por el tiempo y los eventos. Dios será el juez y nada de lo que digan mis amigos o enemigos puede detenerme en mi determinación de advertir a los lectores que estas cosas son verdaderas.

Queridos amigos, escuchen lo que el Espíritu Santo me ha dicho: “¡Dios deja que los desastres perturben la tierra para advertir a todos que Jesucristo está regresando, y esta vez es para prepararse! La Biblia dice que Dios creará el cielo nuevo y la tierra nueva. La vieja tierra transcurrirá y se derretirá en el fuego ardiente. A través de la Biblia, Dios se dirige a todos los creyentes fieles: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, levántate y levanta la cabeza, porque tu redención se acerca” (Lucas 21:28). A pesar de los terremotos, la hambruna, la peste, el granizo, las olas de calor fatales, las inundaciones, los huracanes y las epidemias, ¡la naturaleza no está fuera de control! Todo lo que ahora vemos hacerse realidad se predijo claramente en la palabra de Dios. Dios maneja y restringe la naturaleza, y nada puede sobrepasar los límites, a menos que Dios lo permita. Si el dinero pierde su valor, si la depresión económica y el declive vienen junto con el desempleo y el miedo, si hay inflación y contaminación del aire, si las guerras y los rumores de guerras se extienden, incluso si toda la humanidad está al borde del abismo, por cierto ¡Hijos de Dios, todo está en manos del Todopoderoso! Nada puede dañar las almas de aquellos que están cubiertos por sus poderosas alas.

CONFUSIÓN ECONOMICA (Se avecina una quiebra)

Nos hallamos frente a una inminente confusión económica de alcance mundial. En mi visión, éste ha sido el detalle que vi con mayor claridad. No sólo el dólar americano está encaminado a tener grandes dificultades, sino todas las demás monedas corrientes en el mundo entero. Veo una confusión económica total que batirá a Europa primero, y luego afectará al Japón, los Estados Unidos, el Canadá Y. poco después, a todas las demás naciones.

Realmente no es una depresión lo que veo venir, sino una recesión o retracción económica temporal de tal magnitud, que habrá de afectar el estilo de vida de casi todo trabajador asalariado de América, y de todo el mundo.

Países que, al presente controlan enormes cantidades de divisas occidentales se van a ver en dificultades muy grandes también. Los Países árabes quedarán de modo particular perjudicados.

Nos esperan. no cabe la menor duda, años de carestía llenos de confusión monetaria y de desesperación.

Cuando será no está claro, pero no está muy lejos. Los más grandes economistas del mundo entero no acertarán a explicar la confusión, y se desarrollará una crisis internacional del miedo. Una falsa bonanza económica precederá a la recesión pero será de breve duración.

EL ORO

Los precios del oro están aumentando vertiginosamente. pero aquellos que están invirtiendo en este artículo en espera de hallar seguridad, se exponen a una trágica sorpresa. El precio del oro va a subir hasta alcanzar niveles astronómicos, pero no se sostendrá por mucho tiempo.

La plata llegará a ser también un metal muy preciosa y su precio aumentará desenfrenadamente. Pero ni la plata ni el oro ofrecerán verdadera seguridad. El valor fluctuante e incierto del oro y de la plata será parte del cuadro total de la confusión económica que hace presa del mundo.

Créalo o no, ni siquiera el oro mantendrá su valor. Aquellos que amontonan oro van a salir perjudicados, de mala manera.

EL EXODO (La vuelta al campo)

Habrá una súbita precipitación en tropel para comprar granjas. ranchos y casas en el campo. Miles de personas intentarán huir de las ciudades, en la esperanza de que un retorno a la tierras y a la naturaleza habrá de proporcionales seguridad. Habrá un impulso creciente de “Largarse de todo esto”, y la gente que alimenta sueños secretos de producir sus propios alimentos y criar su propio ganado, y de llegar a autoabastecerse, invertirá mucho dinero en terrenos y en tierras de labor en zonas rurales.

El precio de los terrenos en las zonas rurales seguirá subiendo vertiginosamente. El valor de las tierras de labor comprendidas dentro de un radio de 160 km . , alrededor de la mayor parte de las principales ciudades llegara hasta las nubes, volviéndose inaccesible para todos, menos para los sindicatos.

DRASTICOS CAMBIOS DE TIEMPO (Terremotos violentos)

Los cambios de tiempos drásticos están superando marcas en todo el mundo. Algunos especialistas creen que los mismos son causados por la ceniza volcánica procedente de las erupciones que tuvieran lúgar en Islandia, la cual está siendo llevada ahora por la corriente de vientos muy fuertes en la tospósfera. Personalmente yo creo que gran parte de las condiciones atmosféricas extremas que hoy se observan en todo el mundo, pueden ser explicadas hasta este momento por la ciencia.

En el transcurso de los pasados siglos el mundo presenció devastadores terremotos de .gran intensidad. devastadoras olas de calor, horrorosas inundaciones, y todo tipo de caprichosos cambios de tiempo. Y siempre todas las cosas volvieron a la normal.

En mi visión.. he visto muy poco que sea sobrenatural en lo que se refiere a las variaciones atmosféricas drásticas que hemos experimentado hasta la fecha. Pero tan bien muy claramente que está a punto de ocurrir una intervención divina en todo el mundo. Sería mejor que este mundo se preparara para afrontar los cambios de tiempo que no pueden ser explicados por ninguna otra palabra sino por “sobrenatural”. El mundo está a punto de presenciar el comienzo de grandes desgracias causadas por las más drásticas variaciones atmosféricas. terremotos., inundaciones y terribles calamidades de la historia, que sobrepasarán en mucho cualquier cosa jamás experimentada hasta aquí.

TERREMOTOS EN LOS ESTADOS UNIDOS

Los Estados Unidos van a experimentar, en un futuro no muy distante, el terremoto más tragico de su historia.

Este sismo causará pánico y miedo general. Sin duda alguna, llegará a ser una de los terremotos reportados en forma más completa de todos los tiempos. Las cadenas de televisión suspenderán toda programación y llevarán a cabo un reportaje que cubrirá las 24 horas del día.

Otro sismo, posiblemente en el Japón. puede preceder a este que veo venir acá. No existe la más ligera duda en mi mente en cuanto a este inmenso terremoto que tendrá lugar en nuestra continente. Tengo la convicción de que éste será muchas veces más grave que el terremoto de San Francisco.

No estoy del todo convencido de que este terremoto tendrá lugar en California. En realidad, yo creo que va ocurrir donde menos se lo espera. Este terrible sismo puede ocurrir en una zona que no se conoce como una región sísmica.

Será de un grado tan elevado en la escala de Richter, que originará otros dos terremotos mayores. Creo también que vamos a ver, más tarde, un intenso terremoto en las Islas Aleutinas, que causará varios sismos menores y movimientos sísmicos secundarios a todo lo largo de la costa occidental de los Estados Unidos.

Sin duda. los terremotos van a batir a los Estados Unidos y a otras partes del mundo con la intensidad creciente. En los próximos años el interés en torno a los terremotos será predominante. Las noticias sobre escándalos gubernamentales. sobre guerras y aún sobre problemas económicos quedarán completamente eclipsadas por los terremotos. Algunos minutos después de que este terremoto haya ocurrido, todo el país lo sabrá. y millones de personas quedarán pasmadas y conmovidas. Miles de personas serán afectadas, con una gran pérdidas de vidas y daños por valor de millones de dólares. Se registran terremotos menores, movimientos sísmicos secundarios y temblores casi a diario en todo e-1 mundo. Los hombres simplemente habrán de retroceder, espantados y aterrorizados, cuando se ponga de manifiesto “El poder de dios en el terremoto”

DRÁSTICAS VARIACIONES ATMOSFERICAS

El hambre vendrá al mundo en nuestra generación y millones de personas morirán de inanición.

Habrá inviernos sin nieve que traerán consigo cosechas deplorables y condiciones de hambre en la Rusia Central y occidental. La India , Pakistán, todo el sureste de Asia, y Africa, recibirán un golpe especialmente duro.

Tanto la sequía de cuarenta meses en Africa como el prolongado período de seca en el Brasil terminarán temporalmente. Habrá un ligero alivio, pero las condiciones empeorarán. En Africa. millones de seres humanos habrán de afrontar la inanición.

Esta es, no cabe la menor duda, el hambre universal de los últimos tiempos predicha por la Santa Palabra de Dios en el libro de Joel:

Ocurrirán inundaciones, huracanes. tornados y granizadas con mayor frecuencia. Más de una tercera parte de los Estados Unidos será declarada zona de desastre dentro de unos pocos años.

Los hombres se dirán Que la naturaleza “está fuera de control, extraños acontecimientos que tendrán lugar en la naturaleza desconcertarán a los científicos. Erupciones en la Tierra , brumas de sangre y brumas lunares, señales extrañas en el cielo tales como tormentas cósmicas, estos y otros eventos nunca vistos antes causarán la admiración de muchos. La bruma suspendida en el cosmos volverá roja la luna y causará períodos de oscuridad sobre la tierra, casi como si el sol se negara a brillar.

TORSOS DESNUDOS EN LA TELEVISION

Las principales cadenas de televisión quedarán enredadas en este derrumbe moral, voy a predecir que pronto en los programas en las cadenas de televisión se intentará introducir escenas de senos desnudos, los torsos o bustos descubiertos será la nueva moda de los que procuran liberalizar los medios de comunicación.

ULTIMAS VISIONES SOBRE EEUU

¿Qué le va a pasar a Norte América si no capta el mensaje de Dios?

¿Cuál será el destino de nuestra nación si rechazamos el llamado de Dios de convertirnos a él completamente? ¿Qué pasará si continúan los abortos y se usan los fetos para investigaciones… si seguimos quitando el nombre de nuestro Salvador de la historia americana… si reconstruimos todas las cosas mejores y más grandes, solamente para enriquecernos más… si descansamos en nuestra fuerza armada en lugar de confiar en el poder de Dios?

Fuegos devoradores subirán hasta el cielo. La oscuridad cubrirá la tierra. La economía será impactada con un golpe que la hará tambalear. Y habrá desunión en la nación, en las comunidades, en las vecindades, en las familias. Las personas solamente buscarán lo suyo propio, en una lucha desesperada por sobrevivir. Y que Dios te ayude si te llegas a acercar a ellos.

Hace nueve años me fue dado un mensaje profético y lo di a la Iglesia de Times Square el 7 de septiembre de 1992. Quiero compartirlo contigo ahora:

“Caerán 30 días de castigo sobre la ciudad de New York de una manera que el mundo nunca ha visto. Dios va a derribar los muros. Habrá una violencia que no nos podemos imaginar, saqueos. La violencia va a ser tan feroz, que el mundo entero se sacudirá. Nuestras calles se forrarán por el ejército y la Guardia Nacional. “

“Se iniciarán miles de fuegos a la misma vez a través de la ciudad. Los fuegos en la ciudad de Los Angeles se limitaron a sólo ciertas secciones de la ciudad, pero New York y sus alrededores arderán. Times Square arderá y las llamas subirán hasta el cielo y se podrán ver a millas de distancia. Los camiones de bomberos no podrán manejarlas.

“Se detendrán los trenes y los autobuses. Se perderán billones de dólares. Todos los espectáculos en Broadway se cancelarán. Los negocios huirán de la ciudad en una hemorragia incontenible. Tales cosas se esperan en países del Tercer Mundo, pero no en una nación civilizada como los Estados Unidos. Sin embargo, poco después de esto, la ciudad de New York se irá completamente a la bancarrota. La ciudad reina será lanzada al polvo, convirtiéndose en una ciudad pobre.

“Te puedes preguntar: ¿cuándo ocurrirá esto? Todo lo que te puedo decir es que yo creo que estaré aquí cuando ocurra. Sin embargo, cuando ocurra, la gente de Dios no debe tener miedo ni pánico.”

“¿Fue el ataque terrorista del 11 de septiembre lo que profetice en el 1992?” No, no lo creo. Lo que vi avecinándose era mucho más fuerte. De hecho, si América se niega a convertirse a Dios, vamos a enfrentar los juicios que Israel enfrentó. Y no serán solamente para New York, sino también para cada región del país. Ni aún el centro del país se librará. La economía del país se derrumbará, y explotará la violencia. Los incendios consumirán nuestras ciudades, y los tanques retumbarán en las calles.

David Wilkerson lo escribió antes que sucediera

“El sueño estadounidense se ha convertido en la pesadilla estadounidense. Ocurrirá de repente, sin aviso y nadie será capaz de explicar cómo ni por qué pasó. Solo habrá vendedores, no compradores”.

“Dios está a punto de aplastar este abominable modo de pensar estadounidense. Y como el profeta Jeremías, los que creen en los santos y justos juicios de Dios, dirán: “El Señor ha llevado a cabo sus planes; ha cumplido su Palabra, que decretó hace mucho tiempo” (Lamentaciones 2:17).

FUENTE: “El llamado Final” por David Wilkerson

************************************************

Shirley Dobson en su artículo America Vuelve a Dios dice:

David Wilkerson en su libro “El llamado Final” 1988, Pág.77 escribe  : “Cuando miramos a nuestra nación y en particular a la ciudad de Nueva York. vemos rascacielos, edificios magníficos, EL CENTRO DEL COMERCIO MUNDIAL, riqueza y prosperidad interminables. (Un diario de la ciudad de N.Y. dijo que cierto apto. de la Trump Tower se alquila por $100,000.00 al mes y que muchos otros se alquilan por $25,000.00 al mes.

Vemos Wall Street con sus florecientes mercados mundiales y su economía multimillonaria. A nadie le queda la menor duda : Somos la nación más rica de la tierra!!! Al considerar todas estas cosas pensamos que es absolutamente imposible que algo está a la puerta. ¿Quién pudiera creer que un dia muy pronto, estos costosos apartamentos estarán vacíos, que la gente vagará sin rumbo por las calles en bancarrota y confundidos, que los multimillonarios se quedaran sin dinero, sin sus mansiones, subastando sus automóviles de $200,000.00 a una fracción de su valor, que miles de fuegos se desatarán por toda la ciudad al mismo tiempo? Le pregunto :¿Qué persona que actualmente vive en E.U. pudiera creer todo esto? Suena tan absurdo como cuando Jesús le dijo a sus discípulos : ¿Ven todos estos magníficos edificios? Muy pronto ninguno de ellos quedará en pie”.

Sean todos muy bendecidos

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »