• El Leño: ANHELO POR LA ORACIÓN estará encendido

  Por: A.Lucia M.Cadavid
             
El Fuego se mantendrá encendido sobre el altar; no se apagará, sino que el sacerdote quemará leña(de Anhelo por la Oración) en él todas las mañanas…. Levitico 6:12 
             
En el Antigüo Testamento el Fuego fue un elemento importante usado para edificar y levantar un altar a Dios, y la Leña ha sido la principal materia combustible para encender el fuego. La orden del SEÑOR a los sacerdotes fue  mantener la hoguera encendida en el altar quemando Leña cada día. Todo creyente que ha recibido a Cristo y ha creído en ÉL por Fe para ser salvo por gracia, ha sido lavado y purificado de los pecados por Fe con la preciosa Sangre de Cristo, es posesión de Cristo y se convierte en un sacerdote, según lo dicho por el Apóstol Pedro: Pero ustedes son linaje escogido, real Sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anuncien las virtudes de Aquél que los llamó de las tinieblas a Su Luz admirable.1Pedro 2:9  Nos hizo reyes y Sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. Apocalipsis 1:5   Nosotros somos el templo y morada del Espíritu Santo, uno de los símbolos del Espíritu es el Fuego, por lo tanto, ese fuego habita en nosotros. Y como sacerdotes y levitas para Dios, es nuestro deber vigilar y cuidar el estado de el altar interior cada día, servir en el al SEÑOR que lo habita, manteniendo este fuego encendido. Nos advierte el SEÑOR en Su Palabra: El que crea que esta firme, tenga cuidado, no sea que caiga.1Cor.10:12  Por tanto, debemos estar muy atentos cada día, a fin de evitar alejar, contristar, entristecer, y apagar el fuego del Espíritu Santo que habita en nosotros, para que en nuestro altar y santuario interior permanezcan encendidos los siguientes Leños :  .-  EL LEÑO DEL ANHELO POR LA ORACIÓN  .- EL LEÑO DE LA PALABRA DE DIOS  .-  EL LEÑO DEL AMOR A DIOS.  Cada uno de estos leños será detallado en este mensaje, siempre con la ayuda y guía del Teólogo de teólogos, Maestro de maestros, y Sumo Sacerdote, Nuestro Amado Salvador y SEÑOR Jesucristo, sin Su ayuda sería totalmente imposible escribir ni siquiera una letra de este mensaje, porque El es quien inspira cada palabra, cada frase, cada línea, sin EL Nada podemos hacer. Pido al SEÑOR que use cada palabra de este mensaje para edificar y sobretodo avivar el corazón en amor por EL, de aquellos que el SEÑOR por Su gracia permita que accedan a este mensaje.
             
.- EL LEÑO DEL ANHELO  POR LA ORACIÓN:  Anhela  mi alma y aún ardientemente desea los atrios del SEÑOR.Salmo 84:2 El anhelo es la primera condición y el leño indispensable para lograr encender el fuego en el altar interior, el deseo ardiente por la Oración. Esta sed de buscar a Dios, como el ciervo sediento por las aguas, este deseo verdadero y profundo por estar en el altar hablando y teniendo un encuentro familiar con el SEÑOR,  esta sed por la Oración No proviene de nosotros mismos, es un don Divino, es un regalo de gracia dado por Su Santo Espíritu, Su aliento refrescante y rocío del cielo produce en el corazón una inclinación sobrenatural que endereza, transforma, y da un nuevo esfuerzo y deseo por las cosas espirituales y un rechazo por todo lo pecaminoso y temporal. Esta sed de Dios es para todos los corazones sinceros y dispuestos que lo pidan.
             
PIDAN Y SE LES DARÁ.Mateo7:7  Si no recibimos es porque pedimos mal: Piden y No reciben, porque piden con malos propósitos, para gastarlo en sus placeres.Santiago 4:3 Pidamos al SEÑOR este buen propósito, este placer celestial, que sacia de la abundancia de Su casa, que da de beber del río de Sus delicias. Salmo 36:8 Pidamos y recibiremos este deseo ardiente, que calma nuestra sed con esas aguas que saltan para vida eterna.  Jesús aconsejo pedir de esta agua viva a la samaritana: Si supieras lo que Dios da y quién es EL que te la está pidiendo, tú le pedirías, y él te daría agua viva. Juan 4:10.  Que este sea nuestro clamor: SEÑOR, dame de esa agua, para que no tenga yo sed. Juan 4.15
             
BUSQUEN Y HALLARÁN Mateo 7:7  El anhelo por la oración, es similar a quien se empeña en encontrar piedras preciosas, o a quien se enamora y busca los medios para poder conquistar y estar cerca de ese ser amado, o a quien busca ser reconocido y famoso, o al que busca y ama el dinero. Un siervo de Dios respecto del amor al dinero y de como debemos buscar al SEÑOR, clamo así: “Oh SEÑOR, que te bendigan Todos tus ángeles, que siendo Tu el mayor Bien de Todos los bienes, no pides ser Buscado con mayor cuidado, que con el que se Busca el mas bajo de ellos, que es el amor al dinero.”  Buscarás al SEÑOR tu Dios, y lo hallarás si lo buscas con todo tu corazón y con toda tu alma. Deut.4:29  Si nuestro deseo por hallar al SEÑOR es grande, con esa misma intensidad nos esforzaremos, porque cuanto mas grande sea el anhelo mas diligencia pondremos en lograrlo. Como el anhelo de David en el desierto: Oh Dios, tú eres mi Dios;  yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de Ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta. Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria. Salmo 63:1-2  Busquemos esta gran bendición celestial de la Presencia de Dios en Oración y superados todos los impedimentos  se encenderá el leño del anhelo por la oración, mediante el cual hallaremos a CRISTO, nuestro Salvador.  Y una vez recibida esta gracia, este don celestial y encendido este leño no debemos dejarle apagar, al contrario hay que atizarlo con nuevos alientos dados por el Espíritu Santo, y se logra  ORANDO SIN CESAR 1Tes.5:18 Y no es casualidad, que justo el verso siguiente diga:  NO APAGUEN EL ESPÍRITU.1Tes.5:19 Es como si dijera: Si no mantienes encendido el altar interior por la Oración constante, el Espíritu Santo se apagará, entonces, dejarás de depender de Dios y comenzarás a depender de tus propias fuerzas,  volverás al pecado, volverás tu mirada atrás después de haber sido salvo. Tal como ocurrió a la esposa de Lot, quien después de haber escapado de las llamas de la destrucción y estar a salvo en la pequeña ciudad de Zoar, volvió su mirada a Sodoma, miró atrás y murió. Genesis 19:23-26 Miran atrás los que vuelven su mirada al pecado, los que desean regresar a la ciudad de Sodoma, porque la ven grande, ancha, cómoda y espaciosa, lo mismo que el camino que lleva a la perdición, a la muerte.Mateo 7:13 Pero el Camino que lleva a la salvación es estrecho, angosto, incomodo, pequeño como la ciudad de Zoar, pero seguro y lleva a la salvación. Por estrecho que parezca este Camino(Cristo es el Camino), en EL debemos permanecer porque en EL tenemos vida eterna. Por eso dijo Jesús: Ninguno que poniendo su mano al arado mira atrás, es apto para el reino de Dios. Lucas 9:62  Y el Apóstol Pedro dijo: Los que han conocido a nuestro SEÑOR y Salvador Jesucristo, y han escapado así de las impurezas del mundo, si se dejan enredar otra vez en esas cosas y son dominados por ellas, quedan peor que antes.2Pedro 2:20 Para ser librados de volver atrás, de quedar en peor estado espiritual, para ser restaurados de ese peor estado, es necesario: ORAR SIN CESAR. 1Tes.5:18 y para lograrlo ordena el SEÑOR: El Fuego(del Espíritu Santo) se mantendrá encendido sobre el altar, no se apagará sino que el sacerdote(tu y yo) quemará leña sobre altar.
             
OREN SIN CESAR: “¿No sabéis que habéis nacido para tener una conversación perpetua con Dios?” Francisco Guillaré
             
” La perfección de la vida cristiana es una perpetua Oración y comunicación con Dios.” Luis de Granada “Cimienta en tu corazón con grande determinación el principal fundamento de tu vida cristiana: LA ORACIÓN, esta comunicación y trato familiar con Dios. Piensa que esta es la porción de tu heredad Salmo 16:5 Es tu ganancia, tu herencia, tu beneficio; cerrados los ojos a todas las cosas y puesto debajo de los pies todo lo demás, esfuérzate por trabajar siempre en esto. Sin duda este el fin por el cual fuiste creado. Esta es la mejor obra de cuantas pueda hacer el creyente; esta es la mejor parte que escogió María. Lucas 10:42. Es la quietud en ORACIÓN la obra mas perfecta que la activa. Dentro de todas las cosas, es de la ORACIÓN que el SEÑOR mas se sirve, con ella se ejercita el corazón en el amor a Dios que es la mayor de todas las obras. ¿En que mas alta empresa puedes emplear tu corazón? Luis de Granada
             
.- LA RUTINA EN EL ALTAR:   Cada mañana el sacerdote( tu y yo) quemara leña sobre el altar.  Otra versión dice: Cada mañana el sacerdote le echará LEÑA NUEVA al fuego. Cada mañana hace referencia a continuidad, perseverancia en la Oración. Repito:Esto, siempre con la ayuda del SEÑOR y el aliento de Su Santo Espíritu. Esta tarea será habitual sí, cada día sí, pero no será pesada, ni aburrida, ni rutinaria, ni será convertida en una vana repetición, ni en una obra hecha y programada como un robot. En la Presencia de Dios nunca hay rutina, porque EL siempre tiene un nuevo leño encendido por Su Santo Espíritu para echar en el altar, bien sea para renovar el que ya se quemó o para encender uno nuevo con el aliento de Su Espíritu. La rutina es como el agua que apaga al Espíritu, estanca, enfría la vida espiritual, hace que la oración sea una carga pesada, que produce sueño, pereza, desgano. La rutina seca y arruina el maná fresco recibido del cielo, la rutina hace que el maná pierda el sabor y se añeje. Cada mañana se recogerá el maná fresco del cielo. Exodo 16:20-21 Cada mañana el SEÑOR tiene leños nuevos para ser encendidos con palabra nueva, con una experiencia y ministración nueva, porque en oración reverdece y florece el corazón, son renovados los ánimos para obedecer y amar al SEÑOR como debe ser amado, se refresca el alma y se renuevan las fuerzas para soportar las adversidades, se recibe la Gracia para tomar la cruz cada día y seguir a CRISTO. Cada mañana el SEÑOR tiene un vino nuevo en odre nuevo que está siendo renovado en el altar. Cada mañana habrá una nueva fidelidad y una nueva misericordia divina, porque Son nuevas cada mañana las misericordias del SEÑOR y sus bondades. ¡Grande es Su fidelidad! Lam.3:22-23.
             
¿Está afligido alguno entre ustedes? ¡Que ORE! ¿Está alguno alegre? ¡Que cante salmos! Santiago 5:13  ” Con la Oración pedimos y alcanzamos de Dios Su gracia para hacer desaparecer los pecados del alma, alejar los vicios y las tentaciones. Con la ORACIÓN, la desolación se transforma en consuelos, la debilidad en fuerza, la tibieza en fervor, la duda en Fe, el temor en valor, la tristeza en alegría, la muerte en vida. Entonces, sí que podemos exclamar con Pedro: “SEÑOR, ¡es maravilloso que estemos aquí! ¡Hagamos tiendas para quedarnos.” Mateo 17:4″ Anónimo 
             
” En la ORACIÓN se limpia el alma de los pecados, se apacienta el amor, se confirma la Fe y se fortalece la esperanza, se alegra el espíritu, se purifica el corazón, se descubre la verdad, se vence la tentación, huye la tristeza, se renuevan los sentidos, se repara la piedad debilitada, se anula la tibieza, se consume la herrumbre de los vicios, y en ella no faltan centellas vivas de deseos del cielo, entre los cuales arde la llama del Divino amor. ¡Grandes son las excelencias de la ORACIÓN! ¡Grandes son sus privilegios! A ella están abiertos los Cielos. A ella se descubren los secretos, y a ella están siempre atentos los oídos de Dios.” Juan de Fidenza
             
.-  LA IGLESIA QUE NO ANHELA ORAR, DUERME: Dice el SEÑOR a la iglesia muerta: Despiertate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.Efesios 5:14 Así como el fuego se apaga con agua, un corazón falso, impuro, pecaminoso, es como una inundación que contrista y apaga el fuego del Espiritu Santo de Dios, con el cual hemos sido sellados para la redención. Efesios 4:30 Los creyentes muertos que duermen se caracterizan porque: No anhela los atrios del SEÑOR, su vida espiritual está como los huesos secos de los que hablo el profeta Ezequiel, ha perdido la sensibilidad y capacidad en sus sentidos y miembros, es una iglesia apagada, indiferente, negligente,rutinaria. Asisten a la iglesia cumplen con los requerimientos externos, algunos incluso diezman, ofrendan,oran y hasta ayunan, en otra palabras Tienen apariencia de piedad pero niegan la eficacia de ella.2Tim.3:5 Son creyentes tibios con el espíritu de la iglesia de Laodicea. Son llevados por cualquier viento de doctrina, siempre están buscando palabras nuevas de hombres y no de Dios. Son inestables, van de aquí para allá, y no logran la quietud para estar a solas con el SEÑOR. Se deslumbran fácilmente por lo material y lo vano. Son aquellos que mientras oran, están distraídos con preocupaciones personales, sus pensamientos están en los negocios de la vida diaria. 2Tim.2:4 Tienen demasiadas ocupaciones como prioridad, son adictos al trabajo, esto se convierte en un factor de estrés que les agota y les afecta la salud. El enemigo tratará por todos los medios de ocupar al cristiano en muchas actividades aunque sean lícitas, para que no tenga tiempo para el SEÑOR y descuide el altar, la oración. La mucha ocupación fue lo que uso Faraón(figura del enemigo de las almas) con el pueblo de Israel para evitar que buscaran al SEÑOR, el dijo: Por eso es que se están quejando y pidiendo que los dejemos ir a ofrecerle sacrificios a su Dios. Hagan mas duro su trabajo para que estén siempre ocupados. Exodo5:7 y 17 Alguien dirá: Pero, tenemos que trabajar, atender los hijos, el esposo, y no queda tiempo. Ninguna de estas actividades debe ser un pretexto para dejar de escoger la mejor parte, estar a los pies del Maestro, si decimos que somos cristianos, esta debe ser nuestra prioridad. Los creyentes que duermen son los que convierten la reunión de oración en club social, en un lugar de entretenimiento, asisten para enterarse de chismes, criticar y hablar de los demás, menos para orar, honrar y adorar al SEÑOR. Por estas razones, no logran conectarse con el SEÑOR por completo, y no pueden hacerlo porque sus acciones “a su parecer” son de poca importancia, pero en realidad son zorras pequeñas que arruinan la viña, el altar del SEÑOR: Por el Monte de Sion que está asolado(desierto, arruinado), las zorras merodean en él. Lam.5:18  Estas zorras han hecho que el Espíritu Santo se aparte, porque EL es puro, y EL no habitará en un corazón convertido en guarida de chacales, en un corazón lleno de otras cosas y donde habitan espíritus impuros. El altar interior deberá mantenerse encendido con la llenura del Espíritu Santo, para que los espíritus malos que quieren regresar No encuentran la casa vacía, barrida y adornada y vengan con muchos mas para morar en el. Mateo 12:43-45 Resistamos al diablo y huirá de nosotros. No apaguemos el fuego del Espíritu Santo con el agua de un corazón falso, hipócrita, mundano: Despiertate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.Efesios 5:14  Y esto no lo lograrás con tus fuerzas, sino con la ayuda y la gracia del Espíritu Santo,  y solo con EL, será como el Fuego en el altar interior de nuestro corazón, se mantendrá encendido; no se apagará, sino que el sacerdote(tu y yo) quemará leña(del anhelo por la Oración) en él Todas las mañanas…. Levitico 6:12  
             
” Se valiente y anímate Dios satisfará tu ANHELO. Puedes arder hoy para Dios como nunca. Oh, desde lo alto tu viniste a impartir el puro fuego célico. Enciende una llama de santo amor en el mísero altar de mi corazón.  Que éste por tu llama arda con inextinguible furor, y temblando regrese a su fuente en humilde Oración y ferviente loor. Jesús confirma el deseo de mi corazón, Para hablar, obrar y pensar por medio de Ti; Pero déjame abrigar el Fuego Sagrado, y seguir inflamando Tu don en mí.” Charles Wesley
             
.- LA IGLESIA QUE DUERME CLAUDICA ENTRE DOS PENSAMIENTOS: Lo mismo que en tiempos de Elias, la iglesia está claudicando entre Dios y baal(el mundo, la carne, el pecado), pero el SEÑOR hará que se vea obligada a tomar una decisión. Así describe este siervo a la iglesia que claudica entre el mundo y Dios: “Su marcha era como la cojera de un hombre que tiene una pierna más corta que la otra; o como el artificio de un siervo que ha sido contratado para servir a dos señores: Hace lo mejor que puede por cada uno de ellos, y no complace a ninguno de los dos. El alma sincera y sencilla del profeta no tiene paciencia con tan notoria necedad. Había llegado el momento en que la nación tenía que detenerse en su intento de combinar la adoración al SEÑOR con la de Baal, y en que sería obligada a escoger entre los dos cultos que se les presentaban.” F.B. Meyer. 
             
Es tiempo de decidir a quien seguimos: Servimos al mundo o servimos a Dios. Somos de Cristo y le servimos o servimos a los baales, los dioses del corazón. Dijo Jesús: El que no está conmigo, está contra mí. Juan 12:30 El profeta Elías antes de realizar cualquier otra actividad que parecía prioritaria, como vencer a los 450 profetas de Baal, pedir fuego del cielo, pedir lluvia para poner fin a la sequía de 3(tres) años,  arregló, ordeno, limpio, y reparó el altar del SEÑOR que estaba arruinado.1Reyes 18:30  Nos enseña el SEÑOR y Dios, Profeta de profetas, que por encima de todo lo demás y del deseo de hacer cosas grandes para EL, debemos antes que todo revisar y examinar el estado del altar, del santuario interior del corazón, el cual deberá ser ordenado, limpiado con la Sangre de Cristo y restaurado con el fin que sea un lugar digno donde pueda morar Su Espíritu Santo. Santifiquemos nuestros corazones por medio de la Sangre de Cristo, porque ¡La Santidad es el adorno eterno de Tu templo! Salmo 93:5 Cerciórate que ya no andas en las obras de la carne, porque “ Si alguno NO tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de EL. Ustedes son de Cristo, si es que el Espíritu de Dios mora en ustedes.” Romanos 8:9 Entonces el creyente viviendo en el Espíritu estará vigilante, alerta, Orando en Todo tiempo con toda Oración y súplica en el Espiritu Efesios 6.18  Así vendrá el anhelo ferviente por buscar al SEÑOR, será enviado el fuego celestial al templo del SEÑOR, como en tiempos de Elías consumirá El toro,la madera, las piedras e incluso la tierra alrededor del altar.1Reyes 18:38  Es decir, este fuego Divino del Espíritu Santo, hará cenizas lo terrenal, carnal, caduco y pasajero del altar. Cuando vieron esto, todos se postraron y exclamaron: «¡El SEÑOR es Dios! ¡El SEÑOR es Dios!» 1Reyes 18:39  Así, la iglesia despertará del letargo espiritual y El SEÑOR será alabado, honrado y reconocido en el altar interior como el único Dios y Salvador, allí solo habrá lugar para que more Cristo y el fuego de Su Espíritu, allí solo habrá lugar para todo lo espiritual, divino, celestial y eterno. Con el altar interior limpio, restaurado por el SEÑOR, será como el leño del anhelo por la Oración, se mantendrá encendido sobre el altar; no se apagará, sino que el sacerdote(tu yo) quemará leña(del anhelo por la Oración) en él todas las mañanas…. Levitico 6:12
             
.- EL PACTO DE DIOS CON LOS SACERDOTES Y LEVITAS: En cada generación ha existido una iglesia adormecida y muerta, pero también tiene el SEÑOR un remanente reservado que usa para enviar el soplo y aliento de Su Santo Espíritu, del cual habló el SEÑOR al profeta Ezequiel diciendo: “Profetiza sobre estos huesos, y diles: ‘Voy a hacer que en ustedes entre espíritu, y vivirán.Profetiza al espíritu. Profetiza, y di al espíritu que así ha dicho el SEÑOR Dios: “Oh espíritu, ven desde los cuatro vientos y sopla sobre estos muertos, para que vivan”. Ezequiel 37:5 y 9. SEÑOR, me uno a ese remanente como una sola voz que clama a ti diciendo: Ven Espíritu de Dios, sopla tu aliento  sobre tu iglesia muerta para que viva y sea encendido en cada uno el anhelo por tus atrios. Despierta y levanta de los muertos a los creyentes fríos para que desprecien las cosas del mundo y deseen con todas sus fuerzas las cosas celestiales, que por sobretodo que te amen a Ti, único Salvador. Sopla tu aliento fresco y renovador envía el rocío de Tu Espíritu sobre tu iglesia, para que reverdezca. Envía en este tiempo y a esta generación la lluvia tardía sobre la sequía espiritual, derrama sobre nosotros el Espíritu desde lo alto, que el desierto se convierta en campo fértil y el campo fértil sea considerado como bosque. Isaías 32:15 Derrama el Espíritu de gracia y súplica sobre Tu iglesia, así en Todo lugar los hombres orarán levantando manos santas, sin ira ni discusiones. 1Tim.2:8  SEÑOR, prende fuego en el altar, incendia los corazones con las brasas de tu Santo Espíritu, que se produzca un gran incendio, levanta en estos tiempos peligrosos un pueblo verdadero adorador en Espíritu, linaje escogido, real sacerdocio en todas las naciones. Así, tiene cumplimiento la promesa que diste a través del profeta Jeremías, que no faltará levita ni sacerdote en esta generación ni en las próximas, que sirva en tus atrios, serán incontables como la arena del mar, porque en cada generación tienes un remanente que te ama, te busca de todo corazón y te sirve en el altar:  Tampoco a los sacerdotes, los levitas, les faltará en mi Presencia un hombre que ofrezca holocausto, encienda ofrenda y presente sacrificios perpetuamente. Si pueden invalidar mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de modo que no haya día ni noche a su tiempo, entonces también podrá ser invalidado mi pacto con mi siervo David para que deje de tener un hijo que reine sobre su trono, y mi pacto con los levitas, los sacerdotes que me sirven. Como no puede ser contado el ejército del cielo ni se puede medir la arena del mar, así multiplicaré la descendencia de mi siervo David y de los levitas que me sirven’ ”. Jeremias 33:18-22 AMEN  El fuego se mantendrá encendido sobre el altar; no se apagará, sino que el sacerdote(tu y yo) quemará leña(del anhelo por la Oración) en él todas las mañanas…. Levitico 6:12
             
.- UN PEQUEÑO FUEGO PUEDE HACER ARDER UN GRAN INCENDIO: El Espíritu es la tercera persona de la trinidad del griego pneúma, que significa aliento, viento. Para convertir una pequeña chispa en fuego se requiere buena oxigenación, ventilación, o viento. De igual manera, el santuario interior del corazón necesita del soplo y aliento del Espíritu Santo que avive el fuego para mantener encendido el leño de la devoción en el altar, por eso es necesario pedir, anhelar y buscar Su poder. Entonces, ese Fuego Santo será en nuestro interior como la zarza ardiendo que nunca se extingue. Como el fuego pentecostés en forma de lenguas de fuego posado en nuestro santuario interior. Tan solo una pequeñita e insignificante chispa de este fuego Celestial bastará para incendiar otros corazones que ardan en anhelo y amor por el SEÑOR, por sus atrios, a lo que podemos aplicar las palabras del Apóstol Santiago: ¡Miren cuán grande bosque enciende UN PEQUEÑO FUEGO! El grande bosque, representa la iglesia del SEÑOR, porque dice: Serán llamados “Árboles de justicia”, “Plantío del SEÑOR”, para gloria suya. Isaías 61:3 Este plantío del SEÑOR, es la iglesia encendida por un pequeño siervo-a de Dios con el fuego del Espíritu. Para que este incendio alcance a la iglesia adormecida y muerta, se necesitan pequeños siervos-as ardiendo como lámparas con suficiente aceite del Espíritu Santo, pequeños siervos-as que amen estar en la presencia del SEÑOR, pequeños siervos-as que han cerrado la puerta a todo lo temporal y terrenal orando al Padre en secreto, ocultos, donde mueren al mundo, a todo deseo del yo y están escondidos con Cristo en Dios, a la sombra del Omnipotente. Siervos-as pequeños, anónimos, libres de toda pretensión, porque he escuchado a algunos presumidos decir: “¡Dios me llamo a esta ciudad o a este país, para un gran avivamiento!” y en lugar de cambio las cosas empeoran, porque en el fondo lo que buscan es reconocimiento y su propia gloria, procuran convencer que el avivamiento sin ellos no se dará, estos arden sí,  pero en las llamas del orgullo y de la soberbia.   El apóstol Pablo lleno del Espíritu Santo, a quien el SEÑOR usó para extender el Evangelio de Cristo en Asia y Europa, se refirió así mismo como: A mí, que soy MENOS QUE EL MAS PEQUEÑO de Todos los santos, es dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el Evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo. Efesios 3:8  Pablo se considero “menos que el mas pequeño de todos”, no se creyó ni indispensable, ni necesario, recibió ese privilegio como una gracia dada por Dios, porque tenía bien claro que el único indispensable y necesario es EL SEÑOR y Su Santo Espíritu. Repito: Sin el Espíritu Santo del SEÑOR no hay, ni habrá ningún avivamiento, no  habrán altares encendidos por Cristo en su interior. El SEÑOR usa siervos-as humildes, que al parecer de los hombres son insignificantes, pero no para el SEÑOR, porque EL dijo: EL QUE ES MAS PEQUEÑO entre todos ustedes, ése será el mas grande. Lucas 9:48  ¡Miren cuán grande bosque enciende UN PEQUEÑO FUEGO! ¡Que paradojas divinas, que contrastes celestiales mas maravillosos! ¡Me fascinan porque son todo lo contrario al pensamiento del mundo!  El apóstol Pedro en su primer discurso el día del pentecostés  exalto a Cristo de principio a fin, en ningún momento opaco Su obra y la de SU Espíritu, el no dijo: “Esto que esta pasando es porque Yo ore, Yo ayune, Yo  reuní , Yo hice, y soy el artífice de este acontecimiento.” NO, El dijo: ” Esto que está pasando es para que se cumplieran las palabras dichas por el profeta Joel.”  Debido a que la tendencia es adjudicar a un solo hombre y no a Cristo, nuestro Salvador, algunos avivamientos, éstos han sido como la espuma suben y después de algún tiempo desaparecen como si nunca hubieran existido. Pero, el avivamiento pentecostés ha permanecido hasta hoy. Es un grave error asignar a un solo hombre un avivamiento, porque ha incitado a hombres y mujeres a caer en la tentación de anhelar estar en la cima del protagonismo como estrellas de Hollywood del mundo cristiano, y a sentirse los “ungidos exclusivos”. En Ninguno de esos avivamientos he leído que se  hable como el Apóstol Pablo, quien fue usado grandemente para avivar a otros, diciendo: “A mi que soy menos que EL MAS PEQUEÑO de Todos los santos, es dada esta gracia. “   Siempre están exaltando al hombre, hizo, fue, oro, predico, por lo cual, queda la impresión en el lector que fue su obra y no la del SEÑOR por medio de Su Santo Espíritu. Si ese siervo-a, hizo, oro y predico sin cesar, fue usado para avivar a otros fue por la Gracia dada por Dios, no por sus propias fuerzas, fue por los méritos de Cristo quien hizo la obra como la hizo a través de Pedro y de Pablo para cumplir sus propósitos, y este privilegio concedido por gracia no los hace mejores o con mas méritos delante de Dios, al contrario el SEÑOR dice: A quien mas se le da mas se le demandará. Se nos olvida que sin Cristo Nada podemos hacer. NO estoy diciendo que no se debe reconocer al siervo-a de Dios, porque dice: Paga a todos lo que debes…Al que honra honra. Rom.13:7 Estoy haciendo énfasis que cuando se reconozca a un siervo-a siempre se debe exaltar,honrar y reconocer la obra de Cristo por encima de todo y es lo que debe quedar impreso en el creyente. Creo que este teólogo y siervo de Dios, tenía muy claro que toda obra es de Dios, que todo don recibido viene de Dios y que solo a EL le pertenece la gloria el dijo respecto a los dones recibidos: ” Efectivamente, Todo ha sido obra de su gracia infinita: Y para que no parezca que me atribuyo a mí algo de la gloria, que es Toda suya. Porque, según la valoración de los hombres, la bondad del que da y la felicidad del que recibe van de tal modo unidas que no sólo se alaba al dador, sino también al que recibe el don. En efecto, ¿qué tiene uno que no haya recibido? Y, quien ha recibido gratis ¿por qué va a ser alabado como si lo hubiera merecido? Luego a Ti solamente, Dios mío, y gloria mía, toda la alabanza, a Ti solamente toda acción de gracias; en cuanto a mí, que he cometido tantos pecados, y he recibido gratuitamente tantos bienes, la confusión y vergüenza.” Agustin de Hipona Y Abraham, padre de la Fe, padre de multitudes, tenía mucho mas claro aún lo que el era delante de Dios, cuando dijo: ” He aquí, ahora me he atrevido a hablar al SEÑOR, YO QUE SOY POLVO Y CENIZA.” Génesis 18:27 En otras palabras dijo: “Soy muy osado por hablarte SEÑOR, yo que no soy nada delante de Ti, pues sin tu aliento solo soy un puñado de polvo y ceniza.” Por hablar así Abraham ¿Tenía muy baja autoestima? o estaba muy consciente de su realidad, que sin el SEÑOR no somos Nada y Nada podemos hacer. Porque ciertamente todas las cosas visibles e invisibles son de El, por El y para EL. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén. Romanos 11:36
             
Cuán poco o nada se habla de los 119 anónimos seguidores de Cristo.porque el mundo quiere y busca escuchar de grandezas que superen sus capacidades. ¡Como me gustaría leer una predicación sobre los 119 anónimos del pentecostés! No se nos ocurre pensar que ellos también estuvieron con Pedro en el aposento alto, ayunando, orando y esperando la promesa, ellos hicieron parte de ese avivamiento, fueron parte de la conversión de los casi tres mil(3.000) que se añadieron aquel día, y de muchos mas, aunque hasta hoy permanezcan en el anonimato según los hombres, pero no ante Dios, y no por eso tienen menos mérito que Pedro delante de EL, porque EL SEÑOR conoce a cada uno por su respectivo nombre. Estos 119 discípulos de Cristo, nos representan a ti y a mi, fueron también usados por el SEÑOR para encender a otros, aunque no este registrado en la Biblia, aunque no se sepa nada de ellos, ni aparezcan sus nombres en el salón de los famosos. Según esto, si de 120 se destaco solo uno, podemos concluir que la mayoría no está llamada a destacarse como Pedro, la mayoría de creyentes hemos sido llamados a ser desconocidos en la tierra, pero No en el cielo. Y si el SEÑOR por Su gracia nos llama como a Pedro, debemos siempre tener presentes las palabras del Apóstol Pablo y con toda humildad repetir: “A mi que SOY MENOS QUE EL MAS PEQUEÑO de Todos los santos, es dada esta gracia. ” Siervos-as humildes, pequeñas chispas que tienen puesta su mirada en Cristo, ocultos en lo reservado de Su morada, que arden en el altar interior como pequeñas brasas sin ninguna otra pretensión mas que la de dar toda la Gloria y honor al SEÑOR, son a los que Dios usará para provocar un gran incendio en medio de la iglesia que duerme, en cada familia, pueblo, provincia y nación, conforme a Sus propósitos Divinos y a Su voluntad, para despertar la iglesia que duerme y que será alumbrada por Cristo,dando la honra debida a Su Nombre siempre en todo y por todo. ¡Miren cuán grande bosque enciende UN PEQUEÑO FUEGO! 
             
.- LA ORACIÓN Y LA UNIDAD: Son condiciones indispensables para que el SEÑOR lleve a cabo esta obra de avivar el altar interior de cada creyente en estos tiempos peligrosos y de apostasía, para atraer al Espíritu Santo y encender el Leño del anhelo por la Oración en la iglesia muerta, una antorcha encendida prende otra y a así sucesivamente terminarán encendidos muchos siempre por la Gracia del SEÑOR, para darle honor, gloria y alabanzas solo a EL, porque Todas las cosas por EL fueron hechas, y sin EL Nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Juan 1:3 Y cuando dice Todas las cosas incluye el avivamiento en el altar interior de cada corazón.   Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban Todos unánimes juntos. Hechos 2:1 Los discípulos estaban reunidos en el aposento alto esperando la promesa en Jerusalén, Orando:Todos éstos perseveraban unánimes en Oración y ruego,con las mujeres y los hermanos… 1:14 Estaban unidos y expectantes en Oración, para ser investidos del Poder del Espíritu Santo, estaban en la Presencia del SEÑOR, no estaban en cosas vanas, ni utilizando las redes sociales para ofender y perder el tiempo, ni en chismes, ni en criticas, ni en polémicas de doctrinas sin sentido que dividen y no aprovechan, ni en razonamientos necios e ignorantes, sabiendo que producen contiendas y que llevan a los oyentes a la ruina 2Timoteo 2:14 y 23 No estaban tratando de convencer a nadie de ninguna doctrina, sino que dejaron eso al SEÑOR, pues quien tiene a Cristo tiene la Verdad y está apartado del error. Por estas  razones el SEÑOR oro por la unidad de la iglesia: “Te pido que sean uno como tú y yo somos uno.” Si hay esta clase de unidad y de oración, el Espíritu Santo vendrá a encender cada corazón.   Pidamos al SEÑOR, Esposo de la iglesia, que levante una iglesia unida en la única posición en la que estamos de acuerdo y en la que no hay diferencias doctrinales, ni ideológicas, ni religiosas: DE RODILLAS EN ORACIÓN, postrados anhelando estar encendidos en el altar interior. Esto es el verdadero avivamiento. Muchos en la iglesia de hoy piensan que avivamiento es tener manifestaciones como tirarse al piso, saltar,gritar, incluso hablar en lenguas, recordemos que los seguidores de satanás también hablan en lenguas, pero luego de pararse siguen en el pecado, y en las obras de la carne, salen de la reunión y en sus casas se transforman en demonios, tienen contiendas con los hijos, el esposo-a, los vecinos, andan en inmoralidad sexual, sus casas arden pero como un pequeño infierno, eso no es un avivamiento, es rebelión, es desorden. Otros piensan que avivamiento es ministrar los dones dados por Dios como el de sanidad, cantar, tocar un instrumento por medio del cual logran tener muchos seguidores, aunque estén fuera de la voluntad de Dios o en pecado. Esto no es avivamiento. El avivamiento verdadero viene cuando cada corazón es encendido por el Espíritu Santo, que convence de pecado, justicia y de juicio, que trae verdadero arrepentimiento, quema el pecado, quema las impurezas del corazón, se santifica para seguir, servir  y amar al SEÑOR, sobre todas las cosas del mundo. El verdadero avivamiento somete a la voluntad de Dios, aviva el altar interior del corazón para buscar al SEÑOR cada día en oración, en alabanza, en lectura y meditación de la Palabra de Dios, hace arder los dones  y los frutos del Espíritu y lleva a cada creyente a mantener el Fuego encendido sobre el altar; no se apagará, sino que el sacerdote(tu y yo) quemará leña(de la oración) todas las mañanas….Levitico 6:12 
             
.- SUPLICA PIDIENDO ESPÍRITU DE ORACIÓN : “Amado SEÑOR, y Salvador nuestro, Jesucristo, te suplicamos que en estos tiempos peligrosos, de apostasía, rebelión y error, un manto de Oración nos cubra, una unción fresca de fervor y pasión sobrenatural por Ti y por la Oración sea vertida. Envía Espíritu de gracia y de suplica para que sean derramados en nuestras vidas, para poder buscar tu rostro, para habitar en Tus atrios, escondidos en lo reservado de tu morada buscarte y adorarte en Espíritu y en Verdad. Y así estar preparados cada día cuando se levanten las tormentas de las tentaciones, las luchas y los sufrimientos, para recibir en Tu Presencia la fortaleza, la autoridad, y el poder que vienen de lo alto, y ser saciados del bien de Tu casa y de Tu Santo Templo. Salmo 65:4 Porque Tu SEÑOR, me satisfaces como el que disfruta de un suculento banquete, mis labios te alabarán.Salmo 63:5 En tu Presencia por medio de la Oración,recibir también las bendiciones que tienes preparadas y que han sido retenidas por nuestra negligencia, y falta de Oración. Precioso SEÑOR, Salvador y Redentor Nuestro, Esposo de tu iglesia, Tu que produces así el querer como el hacer en nosotros por tu buena voluntad, produce pues, en cada uno de nosotros el anhelo ferviente de ser habitantes y moradores en esta generación de tu monte Santo, de Sión espiritual, lugar donde tu habitas, para cumplir así la promesa que hablaste por el profeta Isaías: Nos llevarás a tu Monte Santo. Nos recrearás en tu Casa de Oración. Nuestros holocaustos(oraciones) serán aceptadas sobre Tu altar.  Porque Tu casa(mi corazón, que es tu morada) será llamada Casa de Oración para todos los pueblos. Isaías 56:7 Amado Rey y SEÑOR, Todopoderoso, si nos concedes esta petición, si nos concedes el don de la Oración y aumentas en nosotros el amor, el anhelo y fervor por Ti, por estar en Tu Presencia, entonces, el fuego en el altar interior de nuestro corazón se encenderá por el poder de Tu Santo Espíritu, no se apagará nunca, se diseminará como un gran incendio y prenderá los corazones de otros para que te amen, te adoren, y te sirvan como es Tu Voluntad. Y así cada corazón ardiendo de amor por Ti, con el Salmista dirá: Oh Dios, Tú eres mi Dios; te busco con ansia(con todo mi corazón, con toda mi mente, con todas mis fuerzas). Mi alma tiene sed de Ti, mi carne Te anhela cual tierra seca y árida donde no hay agua. Te he visto en el santuario, y he contemplado Tu poder y Tu gloria….Como el siervo anhela las corrientes de aguas, así suspira por Ti, Oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo….” Salmo 63:1-2 y Salmo 42:1 Gracias SEÑOR, bendito y alabado sea tu Santo Nombre, y a ti toda la gloria por todos los siglos. AMEN.”
             
Ir a este enlace para ver: • El Leño de la Palabra de Dios estará encendido en el altar Ir a este enlace para ver:  • El Leño del Amor a Dios estará Encendido en el altar

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »