MENUMENU

● ORACIONES POR SALUD

 

ESTAS SON GUIAS DE ORACIÓN QUE EL SEÑOR  ME DA PARA COMPARTIR CON SU IGLESIA, ESTÁN BASADAS EN LA PALABRA DE DIOS. ES IMPORTANTE ACLARAR, QUE SON PARA QUE CADA UNO LAS APLIQUE A SU PROPIA SITUACIÓN, SON PARA INSPIRAR AL CREYENTE QUE LAS LEE A ORAR, CITANDO LA PODEROSA PALABRA DE DIOS, EL SEÑOR LES ESTARÁ DANDO OTRAS PROMESAS. ESTAS GUÍAS NO SON PARA CAER EN RELIGIOSIDAD Y VANAS REPETICIONES, EN RUTINA, O PARA SER HECHAS COMO ROBOTS PROGRAMADOS, YA QUE ORACIONES ASÍ SON A LAS QUE EL SEÑOR SE REIFIRIÓ CUANDO DIJO: “ESTE PUEBLO DE LABIOS ME HONRA, PERO SU CORAZÓN ESTÁ LEJOS DE MI.” MATEO 15:8 ISAIAS 29:13  MAS BIEN, EL PROPÓSITO DE ESTAS GUIAS ES PARA LLEVAR AL CREYENTE A REALIZAR ORACIONES CON FERVOR Y FE, ORACIONES NACIDAS DE LO PROFUNDO DEL CORAZÓN Y DEL ALMA, ORACIONES EN UNIDAD Y COMUNIÓN CON EL SEÑOR, ORACIONES INSPIRADAS Y HECHAS CON EL PODER DEL ESPIRITU SANTO, ORACIONES QUE AFECTEN EL MUNDO ESPIRITUAL Y QUE TRAIGAN VERDADEROS CAMBIOS, ORACIONES QUE SEAN RESPONDIDAS, ESTAS ORACIONES SON LAS QUE LLEVAN EL SELLO DE GARANTÍA DEL CIELO, CON LAS PALABRAS DE JESUS: “ASÍ COMO HAS CREÍDO, TE SEA HECHO”. MATEO 8:13 AMEN.

PRIMERO LA SALUD ESPIRITUAL Y LA SALVACIÓN  QUE LA SALUD FÍSICA

Por: Jose E. Nieremberg

Nacimos para morir, y no hay en la vida acción que tanto nos deba importar, como el saber morir. De tal manera que todo el tiempo que vivimos, debería ser preparación para la muerte, pues en cualquier momento puede llegar; por lo cual, debemos estar siempre velando:  “Estén alerta, velen; porque no saben cuándo es el tiempo señalado.” Marcos 13:33 Así cuando  llegan las enfermedades peligrosas, y agudas,  sería gran necedad no redoblar la vigilancia. Y es una gran labor luchar con la ayuda de Dios para morir bien. Porque si un caminante se previene de dar un mal paso para pasar sin peligro, cuanto más debemos tener cuidado y estar preparados para pasar sin riesgo este tramo tan peligroso de la muerte, y dar un buen paso de este Mundo a la eternidad, pues, si nos descuidamos y tropezamos en el pecado y no nos arrepentimos, iremos a la condenación eterna. El que cree en ÉL No es condenado; pero el que No cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el Nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18 Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que vuestros pecados sean borrados, a fin de que tiempos de refrigerio vengan de la presencia del SEÑOR. Hechos 3:19  Debe pues todo creyente, antes de caer enfermo cuidar de la salud  de su alma, que es la principal parte de la naturaleza humana y en esto consiste la Salvación. Pues ¿qué provecho obtendrá un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma? O ¿qué dará un hombre a cambio de su alma? Mateo 16:26  Así, procurando la salud física, descuida la  de su espíritu, por lo cual, debe el cristiano dar el primer lugar al Médico Divino, acudiendo a EL por medio de la Oración, con súplicas y lágrimas de arrepentimiento, apartándose del pecado y purificando su corazón. Solo entonces, podrá acudir a la medicina terrenal, habiendo acudido primero a la del cielo:  Hijo mío, cuando estés enfermo no seas impaciente; pídele a Dios, y ÉL te dará la Salud. Huye del mal y de la injusticia, y purifica tu corazón de todo pecado. Ofrece a Dios sacrificios agradables… Pero llama también al médico; no lo rechaces… pues también a él lo instituyó Dios y recibe de Dios su ciencia,   Ecl.38:9-12-2-3 David dando prioridad a la salud de su alma,  dice: SEÑOR, ten misericordia de mí; Sana mi alma, porque contra ti he pecado. Salmo 41:5 En otro salmo sintiéndose enfermo, pide al SEÑOR misericordia por sus pecados con abundantes lágrimas diciendo: Ten piedad de mi SEÑOR, pues desfallezco, Sáname SEÑOR, que un frío de muerte recorre mis huesos. Angustiada está mi alma….Todas las noches inundo de llanto mi lecho, con mis lágrimas riego mi cama. Salmo 6:2-6 Por su oración y  sincero arrepentimiento, el SEÑOR le concedió tanto  la salud física como la espiritual. Y el rey Asa, por no acudir primero al SEÑOR para la salud de su alma, dice la Escritura como reprochando su actitud:  En el año treinta y nueve de su reinado, Asa enfermó gravemente de los pies, y en su enfermedad no buscó al SEÑOR, sino a los médicos.2Cronicas 16:12  Por lo que duro dos años padeciendo de esta enfermedad hasta que murió: Y durmió Asa con sus padres, y murió en el año cuarenta y uno de su reinado. 2Cronicas 16:13 Muy acongojado estaba Naaman con la enfermedad de su lepra; pero fue para un bien, pues con ella ganó la salud del alma, y del cuerpo, recibiendo la Fe, y juntamente con ella sanidad total. 1Reyes 5:14 Y Job que padeció tantos males sin haber pecado pues dice la Biblia que era varón perfecto, recto y temeroso de Dios. Job 1:1 Pero, estuvo bien su desdicha porque fue restaurado al doble en todo incluyendo su perfecta salud.Job 42:20 Debe saber el cristiano enfermo que hay muchos males que son para su bien, y muchos bienes que le pueden servir para mal. Por tanto, no desprecie el creyente su alma redimida eternamente con la Muerte del Hijo de Dios, Jesucristo, y No anteponga lo precioso a lo vil, el oro de su espíritu, al lodo de su carne. Necio es aquel que teniendo una joya muy preciosa en un vaso de barro, ¡deja perder la joya para que no se quiebre el vaso! Esto hace quien cuida y se preocupa más por su salud física que por la salvación de su alma. Debe tener el enfermo gran cuidado de lo eterno, gran estima de la Sangre de Jesucristo, gran agradecimiento de lo que ÉL sufrió tanto en su cuerpo como en su Espíritu por su salvación, no sea que haga vana esta obra, y deseando mas la vida temporal, pierda la vida eterna junto con la temporal. Pues, de ÉL(Jesús) dan testimonio Todos los profetas, que por Su Nombre, Todo el que cree en ÉL recibe el perdón de los pecados.Hechos 10:43

Por tanto, Hagan Morir en ustedes todo lo que sea terrenal: inmoralidad sexual, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia. Eso es idolatría. Col.3:5 Debe el enfermo limpiar su afecto de TODAS las cosas de la tierra, procurando y deseando las del cielo. Dejando toda carga y cuidado de las cosas temporales, porque el apego desmesurado a las cosas de la tierra es dañino, causa de caídas y pecados. Entendiendo que  las comodidades de la vida y afectos a personas en el mundo es prestado, y han sido concedidas como un medio para servir a Su Creador. De tal manera, que cuando sea el tiempo dispuesto por Dios para dejar esta tierra, esté preparado para este viaje al cielo sin mucha carga, sabiendo que lo temporal es caduco, falso, peligroso, y teniendo siempre presente que los bienes del cielo son grandes, verdaderos y eternos. Considerando por gran ganancia este intercambio de lo poco por lo mucho, lo caduco por lo perpetuo, el lodo por el oro, lo malo por lo bueno, lo inestable por lo seguro.

ORACIÓN: Mira, respóndeme, oh SEÑOR y Dios mío; Alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte; Para que no diga mi enemigo: Lo vencí. Mis enemigos se alegrarían, si yo resbalara.  Mas yo en tu misericordia he confiado; Mi corazón se alegrará en tu Salvación  Salmo 13:3-5 SEÑOR Dios,  yo soy aquel débil y necesitado hombre a quien por tu paternal bondad y poder creaste por amor de ti mismo  y para ti. SEÑOR, Jesucristo, yo soy aquel débil y necesitado, a quien por Tu oprobio e inocente muerte redimiste de todo el poder del enemigo. Tu solo pues, tienes el imperio y potestad sobre mi. SEÑOR yo soy ese pecador a quien Tu puedes salvar según Tu infinita misericordia. No por las obras que hicimos sino por tu gracia con la que nos hiciste salvos. Porque después de haber hecho todo lo que debimos, somos siervos inútiles. Pues, no somos nosotros suficientes para pensar que alguna buena obra salga de nosotros, sino que Toda nuestra suficiencia es de Dios. Porque todas nuestras justicias son como un trapo manchado. Isaías 64:6 Jesús de mi alma, confío en Tu preciosa Sangre, una sola gota de ella basta para todos los pecados de los hijos de Adán. Limpia mis pecados con la fuente de Tu Sangre que brotó de tus llagas. Tu eres, SEÑOR mío, el Sumo bien, infinito, inmenso, y eterno, la satisfacción de mis deseos, mi bienaventuranza, centro, y quietud de mi alma, a quien amo, por quien suspiro, en quien espero, y a quien deseo. Tu eres omnipotente, y misericordioso Salvador, Fiel en las promesas, y Justo remunerador, Poderoso Ayudador y Suave Consolador. Tú eres mi herencia, y mi premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Filipenses 3:14 Por todo esto, te pido Dios, que me salves por los méritos de Tu hijo Jesucristo, en cuyo nombre pido me concedas esta petición por tu amor y para gloria Tuya. Amén

**************************************

Aunque Él me mate, en Él esperaré. Job 13:15 Bondadoso y misericordioso SEÑOR y Dios mío, tomado de Tu mano recibo esta enfermedad, conozco que para mi bien la envías, ya que Todas las cosas ayudan a bien para que los que te aman. Rom. 8:28  Con el mismo amor con que quisiste padecer y morir en la cruz por mi. Concédeme SEÑOR tu gracia, te suplico, para llevarla con paciencia y conforme a Tu voluntad para que te agrade en Todo. Te ofrezco todos los dolores, congojas, molestias y fatigas de ella, para mayor gloria tuya. Uno ésta enfermedad a tus dolores en la Cruz, para llevarla con la fe, esperanza y amor que tuvieron todos tus verdaderos siervos. Enfermo estoy, sáname, débil estoy fortaléceme, perdido y solo estoy, recogeme, agónico estoy, vivifícame y consuélame, por los méritos de tu Hijo Jesucristo, Nuestro Salvador.  Amén

 

 Dijo Jesús: “Y al ORAR, no usen ustedes repeticiones sin sentido, como los Gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no se hagan semejantes a ellos; porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes que ustedes lo pidan.Mateo 6:7-8 “La Oración sin palabras pero con el fervor y afecto de un corazón sincero, es mucho más sonora para el SEÑOR y tiene más eco y efecto en el cielo, que las muchas palabras y vanas repeticiones.” Anónimo.

L'image

Oración Pidiendo Salud

Al músico principal. Salmo de David.

Salmo 41 

1 ¡Dichoso aquél que piensa en los pobres!
En los días malos el Señor lo ayudará.
El Señor lo cuidará y le dará vida,
lo hará vivir feliz en la tierra,
y no lo dejará caer en manos de sus enemigos.
Cuando esté enfermo, el Señor lo sustentará;
suavizará sus males mientras recobra la salud.

4 Yo le pido al Señor que me tenga compasión,
que me Sane, pues he pecado contra él.
Mis enemigos hablan mal de mí, y dicen:
«¿Cuándo morirá? ¿Cuándo será olvidado?»
Si vienen a verme, sólo dicen sandeces;
guardan en su mente las malas noticias,
y en cuanto salen a la calle las divulgan.

Todos los que me odian se unen contra mí
y sólo piensan malas cosas. Hasta dicen:
«Lo que tiene es cosa del demonio;
cayó en cama, y no volverá a levantarse.»
Aun mi mejor amigo, en quien yo confiaba,
el que comía conmigo, me ha traicionado.

10 Pero tú, Señor, ¡ten compasión de mí!
¡devuélveme la salud, y les daré su merecido!
11 Con esto sabré que soy de tu agrado:
si mi enemigo no llega a burlarse de mí.
12 Y a mí, ¡sosténme por causa de mi integridad!
¡permíteme estar en tu presencia para siempre!

13 ¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel,
Por los siglos de los siglos! ¡Amén y Amén!

L'image

Los Sufrimientos de Cristo en la Cruz y el enfermo

Por: J.E.Nieremberg (Fragmentos de Sus Oraciones)

CRISTO, Nuestro Poderoso Salvador y Redentor, padeció por todos los hombres, para librarlos de la muerte y del pecado, dejándonos ejemplo para que sigamos sus pisadas.  Toda la Sabiduría del cielo y Toda nuestra vida y Todo nuestro bien está en Cristo Crucificado. Ten pues, el mismo sentir que hubo en Cristo, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz. Filipenses 2:6-8 El cristiano enfermo y el que está en óptimas condiciones con mayor razón, debe meditar  con todo el corazón en los sufrimientos de Cristo en la Cruz y en ellos hallar consuelo. Y no  conformarse solo con mirar los dolores exteriores de Su Cuerpo, sino penetrar en lo que llevaba en su corazón y en su pensamiento de cuánto nos amó el SEÑOR, acordándose continuamente de nosotros, ofreciendo con gran voluntad sus tormentos para nuestro bien y para librarnos de todo pecado. Miremos su Humanidad y Su Divinidad, la infinidad de Sus atributos Divinos con el abatimiento en la Cruz, que nos hará encender más en Su amor.

MIRA LA CABEZA DE JESÚS atormentada con dolores de muerte, por las espinas penetrantes de setenta y dos espinas, que atravesaron su Frente y sienes. Creo que no hay ambicioso en el mundo que quisiera ser Rey para ser coronado ¡Con semejante corona! Pero Tú Rey de Gloria, la aceptaste, no por deseo de honra, sino por ser afrentado por mi…. ¡Mira que te enseñó Jesús! Que no solo desprecies el mundo y  quieras se despreciado por él, y estimes lo que ÉL desprecia. Los trabajos y dolores los tiene Jesús por guirnalda y una corona más preciosa que el oro. ¿Y yo de que me puedo quejar cuando estuviere afligido viendo a mi SEÑOR coronado de penas? Mira el daño que te hace tu soberbia y vanidad, tus pensamientos altivos y ociosos, tu cerviz levantada, tu desobediencia, juicio propio y opiniones torcidas del mundo, estas fueron las espinas que sufrió Jesús por ti, que fueron más punzantes que la misma corona de espinas. Otras espinas sufrió Jesús en Su Cabeza; las injurias con que hirieron sus oídos, las afrentas, los insultos, las blasfemias…. Te doy gracias SEÑOR, por la afrenta y tormento que sufriste, cuando rodeada y atravesada tu Cabeza de espinas y tu rostro ensangrentado e injustamente condenado a muerte.  Te doy gracias por aquella benigna piedad y misericordia, con que Tu SEÑOR, que das vida a Todas las cosas, inclinando Tu Venerable Cabeza, tuviste por bien morir por mi. A ti sea dada Gloria por todos los siglos….Amén

MIRA EL ROSTRO DE JESÚS, ennegrecido por los golpes y bofetadas que le dieron, lleno de salivazos de los incrédulos mezclados con la Sangre que cayó de las espinas, mira Sus Ojos hinchados de llorar por tus pecados. Aborrezca yo el pecado que así desfiguró tu Rostro. Por mi impureza me dejé llevar de todo lo visible y de lo que ven los hombres y no miré lo que mira mi Creador. Oh, Jesús, abre mis ojos espirituales para que vea y  aprecie lo que hiciste por mi en la Cruz, en Tu luz veré la Luz.  Alabo y honro tu Boca que fue humedecida con hiel y vinagre en tu agonía. Doy gracias por aquella sed vehemente,  cuya amargura probaste por amor a mí. Doy gracias por aquel santo silencio con que a tantas acusaciones falsas y afrentas, que contra tí se decían, humildemente callaste delante de Pilatos y Herodes, y como manso Cordero no abriste tu Boca.  Oh Jesús mío, con tu dulce Boca nos enseñaste las verdades de la Doctrina del Cielo, y sin embargo, de mi boca salieron palabras ociosas, de murmuración, de odio, de amargura, de ira y enojo, pero Tú padeciste un tormento inmenso de sed. Dame Tu gracia, para que  Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh SEÑOR, roca mía y redentor mío. Y así,  corregido, refresque y calme Tu sed.  Que ya no tenga sed de las cosas del mundo y de todo aquello que NO necesito y me aparta de Ti. Concédeme que tenga sed solo de Ti, que eres mi Bien y mi Salvación, y busque Tu Sangre como el ciervo sediento por las fuentes de las aguas. Amén   

MIRA LAS ESPALDAS DE JESÚS, flageladas y heridas por tantos azotes, cargando la Cruz sobre ellas donde sería crucificado, soportando un increíble dolor con paciencia. Fueron Su tormento y peso por nuestras culpas y pecados ¡tan grandes! muchísimo más que por las mismas heridas y peso de la Cruz,  tanto así, que cayó a tierra y tuvo que ser ayudado por Simón de Cirene.  Por eso, anímate a padecer algo por Jesús que bien merece que sufras algo por ÉL. Mira el Cielo que te espera, mira la condenación eterna de la cual te libra. Confieso SEÑOR, que las aflicciones de esta vida temporal NO son comparables con la Gloria venidera, que se nos mostrará, porque a esta leve tribulación momentánea corresponde un eterno peso de Gloria, tal que ni ojo vio ni oído oyó ni han entrado a corazón de hombre, esta es la Bienaventuranza eterna que has preparado para los que te temen y te aman. Y la esperanza de este maravilloso Bien, tengo guardada en mi corazón, confiando que por mí Redentor Jesús, la alcanzaré. ÉL es mi mediador, mí esperanza, mí santificación y mi Salvación. SEÑOR mío Jesucristo, Te doy infinitas gracias por la Sangre Preciosa que salió de tu espalda, a ti sea dada alabanza, y gloria eternamente por  cada una de aquellas gotas de Tu  Sangre Preciosa con las que me redimiste y limpiaste mis pecados y culpas. Salvador mío, deseo adorar Tus dulcísimas Llagas, deseo oír la suavidad de tu voz, y agradecerte cuanto hiciste y por mi Salvación…. Amen

MIRA EL CORAZÓN Y COSTADO DE JESÚS ATRAVESADO. El más desordenado miembro del hombre es el corazón, y así convenía para corregirlo,  que una aguda Lanza atravesara y atormentara el Corazón de Jesús, que tanto amó a Dios, y a los hombres; ya le tenías atravesado, Bien mío, con saetas de mi amor; no era necesario herirle mas; pero lo necesitaba, porque no me fueron suficientes Tus beneficios, ni los tormentos que en vida padeciste para acabar de amarte de verdad, y así era necesario que con nuevas heridas me despertaras. Oh amor  infinito de Jesús, que no se acabó con Su vida, sino que aún después de muerto me lo quieres mostrar, descubriéndome en tu Pecho abierto, Tu fiel Corazón, ardiente amor y entrañable misericordia. Entra diligente, alma mía, la puerta está abierta, en esta asamblea de amor, y lee de cerca la lección, y doctrina de amor, que te da Jesús. Verdad dijo Juan, que nos amó hasta el fin, pues aún después de su Fin y muerte, nos da su corazón. Escoge por nido el corazón de Jesús y habita en ÉL, para que a vista de su gran Amor no te olvides amarle, y perseveres en Su amor. Mira qué desorden pasa en tu corazón lleno de afectos torcidos, pasiones vivas de aborrecimiento del bien, de voluntad propia. Está el Corazón de Jesús partido y tu quieres tener tu voluntad entera, hazla mil pedazos, antes de hacer cosas para tu agrado, y desagradables a Tu Redentor, que sino es para amarle a ÉL y a los que ÉL amó, no has de tener voluntad ni amor.  Fue también un inmenso tormento del Corazón de Jesús cuando estaba vivo, la pena que le causaron nuestros males y sin duda fue mayor ese dolor que todos los demás que padeció y el cual comunicó  cuando oro en el Huerto y sudó gotas de Sangre. ¡Oh Dulce Corazón de Jesús! ¡Oh Trono del Espíritu Santo y recinto de nuestro Bien! No merecías que nuestros males tanto te afligieran. Pero, por tu bondad y amor infinitos  quisiste comprar nuestro bien a costa de tantas penas tuyas. Quisiste enamorarme de Ti con este beneficio, fortalecer mi esperanza con Tus méritos, y hacerme aborrecer el pecado, mostrándome lo que hiciste contra él. Echaste brasas de fuego sobre los carbones muertos de mi corazón por el pecado, para que con tanta multitud de beneficios como se encierran en este Sacrificio Tuyo, te amase a Ti por tanto que hiciste por mi y por tanto amor que me demostraste. Amen…   

MIRA LAS MANOS Y LOS PIES DE JESÚS CLAVADOS. Tales son nuestras acciones y obras que merecíamos tener las manos clavadas; Pero Jesús que se ofreció por nosotros quiso pagar este dolor.  ¡Oh santos Brazos del Omnipotente. Los quieres tener extendidos para abrazar como Padre amoroso a este hijo pródigo.  Dame licencia y yo te abrazaré. Abrazate alma mía con Tu Redentor y no lo sueltes, que te da la vida estar en la Cruz con ÉL….  ¡Oh generosas MANOS DE JESÚS! no merecen este castigo y afrenta, sino mi ingratitud! ¡Oh Manos más blancas que la nieve!  Sus manos, como anillos de oro engastados de jacintos. Cantares 5:14 Pero no veo fino crueles Clavos, y rubíes de Sangre. Oh SEÑOR, me diste Tus  Manos para que saliese de mis pecados y no reparaste en que fueran clavadas. Manos Santas de Jesús rasgadas con el virginal cuerpo que sustentan…. El hombre no quiere estar sujeto a las Manos de Su Dios, antes quiere tenerlas libres para hacer lo que quiere, para alejarse de tu Ley con su desobediencia y obras que hace contra todo derecho y razón. SEÑOR, que de aquí en adelante, tenga yo la obediencia que me enseñas y no haga lo que yo quiero para mi agrado. Este clavado mi corazón y mis manos con las tuyas resignado a tu Voluntad que no quiere sino mi bien. Considera alma mía los beneficios que has recibido de estas Manos, y todo lo que viniera de ellas será bien tuyo.  Postrado a Tus Divinos PIES, amoroso Jesús, te pido permiso de lavarlos con mis lágrimas, por eso, lavaste los pies de tus Discípulos, incluyendo los de Judas y  no quisiste que lavaran los tuyos para que yo los riegue con las fuentes de mis ojos como otra Magdalena. ¡Oh qué errados pasos daba yo! Corría directo a la condenación eterna, si con tan eficaz medicina no me hubieras detenido, sufriendo por mi tan grande tormento, cargados los PIES con el peso de todo Tú cuerpo ¡fue increíble tu dolor!  Esto padecieron por mi aquellos SANTOS PIES que se cansaron por buscar mi bien, que salieron a recibir a tus enemigos, que no huyeron como los Discípulos, sino que subieron al Monte Calvario para ser clavados por mi…. Aprende esta lección que te da Cristo, de tener firmeza en la Cruz, de perseverar en huir de la tierra, pues aún LOS PIES tuvo desterrados de ella, puesto que  no le fue permitido morir en el suelo y la tierra donde fue enterrada fue donada. Esta enseñanza de desprendimiento por lo terrenal te da el SEÑOR. Mírale totalmente desnudo, que aún le falta la vestidura blanca con que Herodes le trató como loco, y la capa púrpura con la que los soldados se burlaron de Su Reino. SEÑOR mío Jesucristo, Te doy gracias por las heridas de TUS MANOS Y TUS PIES,  enciérrame en estas  bienaventuradas Llagas, y concédeme que saque de ellas un amor verdadero con te ame, y la Salvación eterna en que te goce. Escríbelas en mi corazón con tu Sangre para que lea en ellas Tú dolor y amor, que las lleve en mi memoria siempre y no se borren jamás  en lo más íntimo  de mi corazón, para que en ellas tenga Refugio eterno y verdadero, cuando me saques de este mundo…. Amen

” ¿Es que te dueles íntimamente en tu ánimo tanto que no puedes hablar? Pero, como dije, es propio de quien de verdad se duele, orar y así suplicar. Dolíase Moisés, y así oraba y era escuchado. Por lo cual le dijo Dios: ¿Por qué clamas a mí? También Ana alcanzó lo que pedía sin que se oyera su voz, porque su corazón era el que clamaba.  Y en cuanto a Abel, no sólo sin hablar, sino muerto aún rogaba, y su sangre clamaba más alto que una trompeta. Gime, pues, tú al modo de los santos: Desgarra tu corazón, y no tus vestidos. Invoca a tu Dios de lo íntimo de tu alma, pues dice: De lo profundo clamo a ti SEÑOR. Saca tu voz de lo íntimo de tu corazón y haz que tu Oración sea misteriosa y oculta.” Marco Orígenes.  

L'image

Oración Pidiendo Sanidad Autor Anónimo

Padre Santo y eterno Dios, en el Nombre de Jesucristo tu hijo amado, intercesor de intercesores. Mi intercesor es mi amigo, y ante él me deshago en lágrimas para que interceda ante Dios en favor mío, como quien apela por su amigo. Por medio de este clamor te presentamos a los enfermos en el alma, en la mente, en el cuerpo y en el espíritu y te pedimos para todos ellos que les sea aliviado el dolor. Médico divino sana toda enfermedad conforme a tu voluntad. Jesucristo, tu eres el bálsamo de Galaad, esa medicina que cura las heridas y calma el dolor del cuerpo y del alma. ¡Oh, Bendito ungüento celestial! Con el poder del costoso bálsamo de tu Expiación con el que fue sanado el paralítico del estanque de Betesda, con que sanaste al ciego Bartimeo, con que sanaste a los diez leprosos, al sordo, a la mujer encorvada,a la mujer con el flujo de sangre, sea derramado hoy en cada enfermo porque tu eres el mismo de ayer, hoy y por los siglos, en ti no hay sombra de variación ni cambio, eres inmutable, maravilloso y Todopoderoso, Monarca, y SEÑOR de Señores.

He aquí que yo les traeré Sanidad y Medicina; y los Curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad…Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con que contra mí se rebelaron.Jeremias 33:6 y 8

En el Nombre de Jesús, te pedimos Padre Santo que sanes de toda herida profunda en nuestros corazones, sana todo resentimiento, odio, rencor, falta de perdón, deseos de venganza, porque tu has dicho “Mia es la venganza”. Sana de toda amargura, sana toda herida causada por el rechazo,sana toda carencia de amor, toda carencia afectiva, sana la depresión, sana toda soledad.TU lo llenas Todo en Todo. Señor, sana de toda frustración, fracaso,errores del pasado, complejos y traumas, de divisiones, de envidia, de hipocresía, de ira. Llena Señor en nosotros cualquier vacío que pudiera existir con tu presencia Santa y dános tu llenura. Dános tu libertad y tu amor. Dános tu paz que sobrepasa todo entendimiento y guarda nuestros corazones en Jesucristo.

Padre Celestial, el Nombre de Jesús, intercesor de intercesores, quien ruega por nosotros hoy y siempre ante Ti, Divino Rey, Medico Celestial, te pedimos que sanes y liberes de cualquier vicio o adiccion al alcohol, a las drogas, al sexo, sana de culpabilidad, por los méritos de tu Sagrada Pasión, por la sangre divina que derramaste en la Cruz del Calvario, liberta a los cautivos, ya que No existe pecado tan grande e impuro que Tu no puedas perdonar, limpiar y purificar. Si nuestros pecados fueren como el carmesi tu sangre los hará blancos como la nieve. Señor, sana de todo miedo, temor, nerviosismo, panico, angustia, ansiedad, e inseguridad, del orgullo y de toda soberbia. Tu tienes poder para sanar del poder del pecado. Como perdonaste los pecados al paralitico que bajaron desde el techo y al instante fue sanado. Asi, Señor sana de toda enfermedad mental, psicosis, esquizofrenia, obsesiones, de toda inestabilidad emocional y mental, decepción, desengaño, amargura, de rebeldía, idolatrías y hechicerias, de todo pecado que me haya causado enfermedad fisica y espiritual.Yo dije:Señor, ten misericordia de mi; Sana mi alma, porque contra ti he pecado.Salmo 40:4

En el Nombre de Jesús y con su intercesión por nosotros por medio de esta oración, ante Ti Padre Santo, te pedimos que nos liberes de toda atadura genética de aquello proveniente de nuestros antepasados. En el nombre de Jesucristo te pedimos que cortes Padre Santo en este momento cualquier atadura de pecado transmitida por nuestros antepasados, así como cualquier maldición heredada. “Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad y dio dones a los hombres.” Efesios 4.8

El Espíritu del Señor está sobre mí,Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;Me ha enviado a Sanar a los quebrantados de corazón;A pregonar libertad a los cautivos,Y vista a los ciegos;A poner en libertad a los oprimidos.Lucas 4:16-19
En el Nombre de Jesús y por los méritos de sus llagas, Padre Santo, te pedimos Medico de Medicos que sanes físicamente de toda enfermedad, porque tu eres quien sana todas nuestras dolencias. Sana de cáncer, de toda enfermedad glandular, hormonal, de obesidad, anorexia, bulimia, de todo desorden alimenticio, asma, artritis, artrosis, hígado, páncreas, vesícula, vaso, enfermedades circulatorias, cardiovasculares, de la sangre, de la presión arterial, diabetes, enfermedades en la piel, de alergias, de enfermedades respiratorias, de enfermedades estomacales,ulceras, problemas en el colon, de nervios, de ansiedad, de stress, de anemia, de sida.

Gracias Padre Santo por escuchar nuestras oraciones, sabemos que tu estas actuando con tu poder y que todo lo puedes segun tu voluntad buena y perfecta. Señor en ti confiamos y en ti esperamos. Te damos gracias por todo lo que has hecho, por lo que estas haciendo y por lo que seguirás haciendo en nuestras vidas. Todo lo pedimos de acuerdo a tu Santa Voluntad Padre Santo, en el Nombre de Jesús, por los meritos de su Sangre Preciosa, por sus llagas, por su Resurrección, que todo sea para tu gloria y honra. Creemos en tu poder y te pedimos, oh buen Jesús que la fuerza del Espíritu Santo sea liberada ahora y que sanes toda dolencia en tu pueblo y tu Salvación sea manifestada.Amén.

“La Oración es un deseo sincero; la Oración es inaudible en muchas ocasiones; la oración es un fuego escondido; la Oración es un suspiro, una lágrima; la Oración es la mirada hacia Dios; la Oración es tan simple como el tartamudeo de un niño; La Oración es tan sublime como la majestuosidad de Dios; es el lloro del pródigo, el suspiro del alma, el aire de la montaña que nos fortalece, la ultima palabra al morir, la llave al cielo y el sendero de nuestro Salvador.” James Montgomery

L'image

DECIMOTERCERA CARTA

Por:Hermano Lorenzo

(Practicando la presencia de Dios)

Si estamos acostumbrados al ejercicio de la presencia de Dios, encontraremos gran alivio a todas las enfermedades físicas.
Frecuentemente Dios permite que suframos un poco para purificar nuestras almas y obligarnos a continuar con Él. Ten coraje, ofrécele a Él tus dolores incesantemente, ora pidiéndole fortaleza para soportarlos. Sobre todo, adquiere el hábito de pasar tiempo frecuentemente con Dios, y olvídale lomenos que puedas. Adórale en tus enfermedades. Ofrécete a Él de vez en cuando. Y cuando tus sufrimientos estén en su punto más alto, ruégale humilde y afectuosamente (como un hijo a su Padre) para que puedas conformarte a su santa voluntad. Yo voy a esforzarme para ayudarte con mis pobres oraciones. Dios tiene muchas maneras de atraernos a Sí Mismo. A veces se oculta de nosotros. Pero sólo la fe debe ser nuestro sostén. La fe es el cimiento de nuestra confianza, y debe estar puesta toda en Dios, quien no nos fallará en el tiempo de necesidad. Yo no sé lo que Dios dispondrá de mí. Siempre estoy feliz. Todo el mundo sufre; y yo,que merezco la disciplina más severa, experimento gozos tan continuos y tan grandes que a duras penas puedo contenerlos.
Quisiera pedirle voluntariamente a Dios una parte de tus sufrimientos. Conozco mi debilidad, que es tan grande que si Él me dejara librado a mi mismo por un momento, sería el ser viviente más miserable.Y sin embargo sé que no va a dejarme solo, porque la fe me da una convicción tan grande como mis sentidos podrían hacerlo. Él nunca nos abandona si es que nosotros no le abandonamos a Él primero.
Tengamos temor de dejarle. Estemos siempre con Él. Vivamos y muramos en su presencia. Ora por mí, como yo oro por ti.

L'image  

ORACIÓN PIDIENDO SANIDAD

Por: A. Lucia M. Cadavid

Dedico esta Oración a todos los que están pasando por la prueba de la enfermedad y necesitan sanidad.

Si estas padeciendo alguna dolencia o cualquier enfermedad has la siguiente Oración con toda tu mente, tu alma y tu corazón y con Fe creyendo que Jesucristo está vivo y quiere sanarte (Excepto si como al Apóstol Pablo Dios tiene un trato especial contigo a través de esta prueba de enfermedad para moldear tu carácter, para que no te exaltes, ni te llenes de orgullo, y    como a Pablo quien tres veces pidió que le fuera quitado el aguijón de la carne y Jesús le respondió:   “Bástate mi gracia porque mi poder se perfecciona en la deblilidad”. Cerciórate si este es tu caso, porque tendrás por respuesta la misma que fue dada al Apóstol Pablo.) Oremos unidos:

Padre en el nombre poderoso de tu hijo Jesucristo, hacemos esta oración.   Y TODO   lo que pidan al Padre en mi nombre lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Juan 14:13

TODO   lo que pidan ORANDO CREAN que ya lo han conseguido y lo recibirán.. Marcos 11:24  

Señor tu estás vivo y resucitaste, venciste la enfermedad y la muerte en la Cruz del Calvario. Te alabo y te adoro. Te doy infinitas gracias, Señor, por vivir entre nosotros y alimentarnos con tu Palabra cada día, que es nuestro pan bajado del cielo.

Jesucristo Tú eres la resurrección y la vida.

Jesucristo Tú has venido a darnos vida y vida en abundancia

Tú eres, Señor, quien Sana TODAS mis dolencias.

Hoy desaparecen todo dolor y toda enfermedad, porque tú eres el mismo ayer, hoy y siempre y das salud y bienestar, tal como sanaste al paralítico de Betesda que por treinta y ocho(38) años no podía caminar, a los leprosos, a la mujer encorvada que por dieciocho (18) años fue atormentada por espíritu de enfermedad, al ciego Bartimeo, al siervo del centurión que sin importar la distancia, Solo una Palabra tuya basto y fue curado. Así hoy, tan solo una sola palabra tuya bastará    y tu iglesia, tu pueblo, tus hijos que padecen alguna enfermedad recibirán Salud. También resucitaste a Lázaro aún después de cuatro días de muerto. Yo creo, que hoy, tú puedes sanar todo dolor, toda atadura de enfermedad, y así lograr testificar y contar de tu poder sanador a las naciones de la tierra.

Tú me conoces y no hay nada que pueda esconder de tu mirada. Ahora, Señor, te pido que tengas compasión de mí y me sanes aunque he pecado contra ti, perdóname y limpia de todas mis maldades. Visítame con tu poder Sanador para que todos reconozcan que Tú estás vivo en tu Iglesia hoy; y así se renueve mi fe, mi amor y mi confianza en Ti.

Sáname Señor y alivia mis sufrimientos físicos, mis heridas emocionales y cualquier enfermedad de mi alma, que el rencor y los deseos de venganza no se apoderen de mi, dame la capacidad de perdonar a mis enemigos, libra mi alma de todo resentimiento aún contra ti, por palabras que no se cumplieron y oraciones que no fueron contestadas como yo esperaba. Sana Señor, mi corazón, sana mi alma de toda herida y errores del pasado, sana toda enfermedad producida por causa de la falta de perdón. Entonces, seré libre y tendré mucha paz, y tu Maravillosa Palabra se cumplirá en mi: Amado(a) yo deseo que seas prosperado en todas las cosas y que tengas    SALUD así como prospera tu Alma 3 Juan1:2.

Ten compasión de mí, Señor, bendíceme, levántame, porque Tú darás fuerzas en el lecho del dolor y convertirás la enfermedad en Salud. Salmo 40:3. Para que mi fe crezca y pueda ver las maravillas de tu amor, para que también sea testigo de tu poder y de tu compasión.

Te lo pido Padre en el nombre de Jesús, tu hijo Amado, por el poder de sus llagas y    su preciosa sangre derramada en la Cruz del Calvario.. Jesucristo, tu Intercesor de Intercesores, Intercede por mi Salud ante el Padre Celestial. Tú nos has revelado que ya has tomado sobre Ti, todas nuestras dolencias y por tus    llagas    ya hemos sido curados. Dame vida y Vida en Abundancia.

Señor, te presento en fe toda enfermedad y te pido la sanidad completa, pues Tu eres quien Sana Todas nuestras dolencias.
Amado Padre Celestial, Te pido en el nombre de Jesucristo y para la Gloria de tu nombre, que también sanes a los enfermos de mi familia y a mis hermanos en Cristo que padecen alguna enfermedad. Permitiendo así que crezcan en la fe, en la esperanza, en el amor y en Salud para gloria de tu Nombre. Para que tu Reino siga extendiéndose más y más en los corazones, a través de las señales y prodigios que por la mano de tu santo Hijo Jesucristo estarás realizando.

Jesucristo Tú eres el Buen Pastor, y has dado tu vida por la Salud de tus ovejas.. Pueblo tuyo somos y ovejas de tu rebaño y tu tienes cuidado de nosotros. Como buen pastor nos pastorearás siempre y en las sequías saciarás nuestra alma, y darás vigor a nuestros huesos, a nuestro cuerpo, a nuestra alma y seremos como huerto de riego como Manantial de aguas cuyas aguas nunca faltan.

Declaro en el Nombre de Jesucristo y por la Fe que por tus llagas hemos sido Sanados, que veremos los resultados de nuestra Oración, que recibiremos testimonios de tu poder Sanador. Porque tú oyes la Oración de los que te buscan y con tremendas nos responderás tú en tu Justicia.

Gracias Jesucristo, por lo que has hecho y lo que harás para la Gloria de tu nombre. Gracias por las enfermedades que has comenzado a sanar, gracias por los que tú estás visitando y dando el toque poderoso a través de tú santa y gloriosa    mano sanadora.

Al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amen.

 

ORACIÓN POR ESTERILIDAD

Por: A.Lucia M.Cadavid

PADRE AMADO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO TU HIJO AMADO, TE PIDO POR EL VIENTRE DE ( COLOCA TU NOMBRE), PIDO SEÑOR QUE OPERES DE MANERA SOBRENATURAL CADA PARTE DE SU ÚTERO, QUE QUITES TODA OBSTRUCCIÓN EN LAS TROMPAS DE FALOPIO, TODO LO QUE IMPIDE QUE OVULE NORMALMENTE. JESUCRISTO CON EL PODER DE TU SANGRE TOCA CADA PARTE DE SU SISTEMA REPRODUCTOR, SU MATRÍZ, SUS OVARIOS, LIBERA TU PODER SOBRENATURAL EN ELLA SOPLA TU ALIENTO EN ESTA MISMA HORA. ACUERDATE DE TU HIJA HOY COMO LO HICISTE CON ANA LA ESPOSA DE ELCANA QUIEN ERA ÉSTERIL E HIZO PACTO CONTIGO Y TU TE ACORDASTE DE ELLA Y CONCIBIO Y DIO A LUZ AL PROFETA SAMUEL Y CINCO HIJOS E HIJAS MAS, ASÍ VISITA A (COLOCA TU NOMBRE) Y QUE PUEDA CONCEBIR Y DAR A LUZ HIJOS Y ELLA PUEDA TESTIFICAR A LAS NACIONES QUE TU JESUCRISTO ESTAS VIVO Y QUE EN TI NO HAY SOMBRA NI VARIACIÓN, NI CAMBIO, EL MISMO DIOS DE ANA  EL MISMO DE DIOS DE REBECA LA ESPOSA DE ISAAC, EL DIOS DE RAQUEL QUIEN CLAMO: ¡DAME HIJOS O MORIRE! ERES EL MISMO DIOS DE SARA QUIEN SIENDO DE 90 AÑOS CONCIBIO A ISAAC, ERES EL DIOS DE ELISABET LA ESPOSA DE ZACARIAS QUE SIENDO DE EDAD AVANZADA CONCIBIO A JUAN EL BAUTISTA, ESE MISMO DIOS ES EL DIOS DE (COLOCA TU NOMBRE). DECLARO ESE ÚTERO LIBRE DE TODA ESTERILIDAD DE TODA MALDICIÓN EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO. PARA TU GLORIA Y HONRA SEÑOR AMEN. LEE 1Samuel capitulo 1 y 2:1-11-20 APROPIÁTE DE ESTA PALABRA Y RECLAMALA PARA TI.

DIOS TU LLAMAS LAS COSAS QUE NO SON COMO SI FUESEN (ROMANOS 4:17) BASADA EN ESTA PALABRA DECLARO Y PROFETIZO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO QUE TU HIJA (TU NOMBRE) YA TIENE UN BEBE ARRUYANDÓLO EN SUS BRAZOS UN DANIEL, UN SAMUEL O UN DAVID, O SI ES NIÑA UNA ANA, ESTHER, MARTHA O UNA RUTH. PONLE NOMBRE A TU BEBE EN UN ACTO DE FE PORQUE DIOS LLAMA LAS COSAS QUE NO SON COMO QUE YA EXISTIERAN. AMEN. SEÑOR JESUCRISTO RECIBO ESTE BEBE Y ESTE TESTIMONIO EL CUAL SERÁ PUBLICADO EN LA INTERNET A LAS NACIONES PORQUE TU ERES EL MISMO DE AYER, DE HOY Y POR LOS SIGLOS. AMEN.

DIOS TE BENDIGA Y TE CONEDA ESTA PETICIÓN,

Trackback from your site.

admin

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

Si tienes algún comentario o necesitas consejería, escríbenos a través de nuestro correo electrónico

INFO@MINISTERIORESTITUCION.ORG

Translate »